• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6068 Artículos. - 96336 Comentarios.

Cristianismo neoconservador y teorías de la conspiración

Otro interesante editorial de nuestra web amiga que vale la pena leer en el original valenciano. AD.

      Las teorías de la conspiración siempre ha estado ahí. Los templarios, los jesuitas, el “contubernio judeo-masónico”, el lobby gay, etc., son ejemplos de la existencia en diferentes épocas de estas creencias infundadas que siempre resultan útiles al poder establecido para consolidarse como tal. En el momento actual, el fenómeno ha vuelto a alimentarse de los medios de difusión masiva, especialmente las redes sociales.

      Y es que son los populismos y los movimientos neoconservadores que han surgido en los finales del siglo pasado quienes han encontrado en las redes y en sus tecnologías el medio perfecto para difundir mentiras y relatos conspirativos que den credibilidad a sus propuestas políticas. Es lo que se llama ciberpopulismo. El hecho positivo de la accesibilidad a las diversas plataformas (twitter, facebook, instagram, etc. ) en las que cualquier persona puede entrar, difundir una idea o noticia y crear grupos de seguidores, ha puesto de manifiesto la ambigüedad de estos medios y demuestra que la tecnología no siempre contribuye al triunfo de la verdad y a la emancipación del ser humano. Así se explica que Donald Trump cuente con el apoyo de una parte considerable de la sociedad estadounidense, que ha dado crédito a las fake-news, engaños y manipulaciones informativas difundidas continuamente por este personaje a través de su cuenta de Twitter, ahora eliminada. El ejemplo más claro de esto es el movimiento QAnon, grupo conspiracionista cuyos miembros participaron en el asalto al edificio del Capitolio en Washington el pasado día 6 de enero. Sus seguidores, muchos de los cuales poseen armas, creen, entre otras cosas, que existe una trama secreta organizada por un supuesto Deep State (Estado profundo) contra Donald Trump y sus partidarios, trama en la que hay actores de Hollywood, altos funcionarios y políticos del partido demócrata, que participan en una red internacional de tráfico sexual de niños y practican la pedofilia, mientras que consideran a Trump como un enviado de Dios que salvará a América de todos sus males.

      El apoyo al líder republicano se ha dado también entre los sectores católicos y evangélicos americanos más conservadores. Personajes destacados del catolicismo norteamericano y diversos medios católicos como Church Militant, LifeSiteNews, o EWTN (Eternal Word Television Network) fundado por la Madre Angelica y actualmente un consorcio que agrupa televisiones, periódicos y editoriales, han dado apoyo más o menos explícito a Donald Trump en las elecciones presidenciales. Su posición claramente contraria a la práctica del aborto justifica a los grupos de este apoyo mientras que pasan por alto todas sus decisiones políticas, tan cuestionables desde la ética cristiana, y sus maneras antidemocráticas.

      Esta derecha religiosa norteamericana, que es la que critica abiertamente al Papa Francisco y a sus documentos, no tiene ningún problema en apuntarse al conspiracionismo y a la manipulación que significa la figura de Trump. La Jericho March, un evento masivo periódico y de exaltación del mandato republicano en el que se manifestaron miembros de diversas confesiones cristianas en una especie de ecumenismo fundamentalista. Entre los oradores se encontraba Carlo Maria Viganò, exnuncio del Vaticano en EE.UU., que hizo una intervención vía vídeo en la que no faltaron afirmaciones sobre máquinas ocultas, al igual que en otros discursos y oraciones realizadas por ministros evangélicos o sacerdotes católicos. Editoriales católicas de este sector eclesial publican sin embargo libros de todo rigor, con contenidos conspiracionistas y apocalípticos en referencia a la historia reciente de la Iglesia, a los pontífices de Roma, incluido el Papa actual.

      Se trata, por tanto, de un sector con un potente altavoz mediático de influencia mundial que recorre la manipulación y la mentira para mantener su modelo de Iglesia y de sociedad e impedir los cambios que ha iniciado el Papa Francisco. El crecimiento de esta clase de grupos en buena parte de Iberoamérica es particularmente peligroso, y no tanto por la religión misma, sino por los países en los que actúan. Reducir el Evangelio a unas poquísimas cuestiones morales amaga con la radicalidad del seguimiento de Jesús, por lo que el cristianismo es, de hecho, un factor de cambio en unas sociedades manifiestamente injustas.

      En España ya está la EWTN, desde el pasado mes de diciembre. También hay grupos y medios ultracatólicos autónomos en esta línea: Infocatòlica, CitizenGo -la nueva marca de la que era la plataforma Hazteoir, denunciada por varios obispos por infiltraciones de la secta internacional ultracatólica El Yunque– y otros muy próximos al partido político de ultraderecha Vox, blanqueado por varios obispos españoles. Ahora bien,  la oposición que manifiestan estos grupos al Papa Francisco no es tan explícita como la de los americanos, y comparativamente tienen un conspiracionismo “light” en el que no faltan los que consideran que las limitaciones de aforo a los templos, con la escusa de la pandemia, es un ataque a la libertad religiosa y de culto o interpretan la Agenda Internacional 2030 para el Desarrollo Sostenible es un síntoma de la voluntad de implantar un nuevo orden mundial.

      Será necesario estar alerta.

 

Un comentario

  • Juan A. Vinagre Oviedo

    La lectura de este artículo produce pena, y también sana preocupación. Esos movimientos no son cosa nueva, aunque se anteponga el “neo-“.  Pero sí hay que estar alerta para saber discernir bien, porque a veces se visten con piel de oveja…  En suma, el cristianismo neoconservador es una grave deformación del movimiento de Jesús. Más, es una reformulación del cristianismo, que trata de hacer compatible Dios, poder y dinero.  Estos movimientos sustituyen la verdad -que interiormente hace libres- por su verdad, que fanatizan, y si es preciso deforman y difunden, a fin de imponerla. No es la verdad del Mensaje de Jesús -que tal vez no son capaces de entender-, sino la versión interesada de su verdad lo que anuncian… “Verdad” que, entre otras cosas, discrimina y crea guetos…    Por eso atacan tanto al papa Francisco… Y descalifican todo intento de innovación en la Iglesia y en la sociedad. Aparte de otros intereses, se percibe claramente en estos movimientos un espíritu viejotestamentario rancio, no evangélico. El Evangelio del Reino es renovador…, no conservador… Por algo Jesús dijo: la ley y los profetas hasta Juan. A apartir de ahora se anuncia el Reino, que es otra cosa nueva…

    En el fondo, estos movimientos  -quizá ya inconscientemente-, están manipulando a Dios (si así puede decirse)  ¿Cómo explicar que esto ocurra en la casa del Señor, en la Fraternidad del Jesús del Evangelio?  Cada día estoy más convencido de que Jesús previó que estos movimientos se infiltrarían en la Iglesia. La parábola de la cizaña no solo lo sugiere, sino que, a mi juicio,  lo confirma… El problema se hace más grave si dentro de esos movimientos o “pastoreándolos” se encuentran pastores asalariados…  Por eso, la importancia de seleccionar y formar bien en el espíritu evangélico  -no digo en teología teórica- a los pastores… Oremos para que la mies no esté mal atendida.

Deja un comentario