• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5894 Artículos. - 94188 Comentarios.

Lenin, Ellacuria, Xi Ping

Honorio envía esta reflexión de esperanza de año nuevo con esta nota: “Amigo Duato: Esto querría ser una propuesta para el discurso del Papa Francisco. No, los cristianos no tenemos por qué llamarnos comunistas. Eso sí: TENEMOS QUE SER COMUNISTAS sin alardear de ello”. AD.

El discurso del Papa Francisco en vísperas de Navidad, nos invita a intentar una reflexión sobre las formas de revolución o los caminos que se vienen ensayando para llegar a una sociedad socialista o comunista, llamadla como queráis. Y sobe lo que las religiones, la cristiana en concreto, pueden aportar o no deben añadir a esas formas.

Fidel Castro y el Che intentaron una vía americana o hispanoamericana a la que de alguna manera se sumó un sector de la iglesia que se me ocurre personalizar en Ellacuría, por dar un nombre, que podría dar muchos más.

Ho Chi Min, Mao Tse Toung y sus sucesores han ensayado otra versión que ha desembocado en una síntesis o algo parecido a una fórmula que reúne en un paquete economía de mercado y socialismo a la escandinava o Confucianismo…

Vistas desde hoy estas tres propuestas e intentos, la americana o hispanoamericana se define con una larga cadena de martirios y fracasos aparentes: Ellacuría, Oscar Romero, el arzobispo de El Salvador, asesinado en el altar de su catedral. Camilo Torres, la guerrilla de no sé cuántos países de la América de hablas hispanas o ibéricas, ya la bota de Washington cada vez más clavada en los corazones de todos los habitantes de ese subcontinente.

La experiencia soviética se abrió con buen paso y ritmo a partir de Lenin, triunfó sobre el nacionalsocialismo hitleriano, se prolongó en el continente asiático, pero hizo aguas en Tiannanmen por culpa de una rebelión de la experiencia histórica milenaria y confuciana de China, que de momento ha derrotado todo intento de aniquilamiento del capitalismo de Occidente y de Estados Unidos, y está a punto de consagrar a China como primera potencia mundial.

Vistas estas tres aventuras revolucionarias desde una perspectiva religiosa, la primera, la hispanoamericana, se proclama en buena parte como versión evangélica cristiana con el nombre de Teología de la Liberación, la soviética del Este europeo proclama como un dogma más o menos esencial en su credo que “la religión es el opio del pueblo”, la asiática surge de una cultura en la que no existe el nombre de Dios, la palabra democracia cede su primacía a la “meritocracia”, y pasa olimpicamente del tema religioso, pero sin agresividad o desprecio al fenómeno de la trascendencia.

De hecho, el régimen de Xi Ping protagoniza roces más o menos grades con los chinos de creencias islámicas, y mantiene tensas relaciones con un sector de católicos chinos y con el Vaticano del Papa de Roma, al que reclama, con cierta corrección diplomática, que se desmarque del régimen proamericano de Taiwan y traslade su representación a la capital de China, Pekín.

Entre estos tres bloques podemos situar a una Sudáfrica y un Nelson Mandela que han preconizado una relación amable con los regímenes de índole comunista como Cuba, pero asume su tradición inglesa. de signo capitalista. Y al lado de China a la India, que con ciertos contactos con los estados de signo comunista mantiene la estructura capitalista más rabiosa, la del tiempo del Mahatma Gandhi ,con la segregación de los pobres junto a un capitalismo supermoderno y super principesco y majaraní, y una religiosidad tibetana o supertibetana a las orillas del Sagrado Ganges.

En definitiva, para los que creen en algo más que las realidades contantes y sonantes de este mundo, de “esta mundial Barcelona cósmica que solo es buena cuando la bolsa sona”, cabe pensar que el mundo no tiene arreglo, que es preferible aquello de Helder Camara y Casaldáliga de que lo que hay que hacer es ayudar a los pobres y respetar el orden establecido, y que todo se estropea cuando intentamos cambiar ese orden por otro más razonable e igualitario, porque al que se mete en esos caminos lo tachan de comunista y lo dejan fuera de juego o simplemente lo eliminan y lo suben a los altares como mártir, y muerto el perro se acabó la rabia.

O quizá aplicar aquí lo de la Multiplicación de los panes y los peces: “recoged todo lo que hay disponible y traedlo para repartirlo”. Y cuando los hombres racionalizan sus procesos de búsqueda de soluciones y ponen en marcha todos sus recursos, una fuerza superior se pone del lado del esfuerzo de los hombres y los panes y peces de la gente se convierten en la revolución que otros daban por imposible y utopía.

Todavía nadie ha borrado de nuestros diccionarios la palabra ESPERANZA. Todavía funciona LA PARABOLA DEL SEMBRADOR cuando el labrador ha puesto el terreno en condiciones y El DE ARRIBA hace llover a tiempo y salir el sol en el momento oportuno.

 

16 comentarios

  • Juan A. Vinagre Oviedo

    Hoy me he decido a hacer una reflexión, quizá un poco atípica. (Excusas si disuena mucho.)

    Esa reflexión se centra en el tema de la necesidad de cambios, personales, sociales y religiosos. Los cambios que vemos van muy lentos, demasiado lentos. El poder no permite ir más de prisa, y si puede nos obliga a involucionar, a fin de que las cosas -y sus intereses- no cambien. De ahí lo que vemos y sufrimos cada día. Esa escala de tiempo tan corta, como es la nuestra, no permite ver a más largo plazo…  Pero -y por eso- yo creo que el Espíritu de Dios, aunque parece ausente, actúa muy discretamente en la Historia y en la religiones, siguiendo otra escala de tiempo, más amplia que la nuestra personal, como digo tan cortita que no permite ver lejos…   Piénsese en la evolución de la tierra…: En una escala, reducida a un año, la aparición del ser humano se produjo en el último minuto del 31 de diciembre… Somos, no de ayer, sino de hace un poco.  Pues bien, esta escala a mí me ha ayudado a comprender algo mejor el proceso madurativo del ser humano y de las sociedades que se van creando…, y que van madurando muy lentamente -a nuestra escala personal-. En otras palabras, a mí me parece que para entender bien y con más perspectiva el proceso de maduración humano, social y religioso, hay que verlos desde una perspectiva evolutiva cósmica y desde un plan evolvente. Cuando hayamos madurado más como seres humanos, veremos las cosas de otra manera, más positiva, más humanizada, sin tantas barbaries e inmadureces como las que hemos sufrido a lo largo de la historia…

    Esta reflexión-visión me lleva a ver la realidad con esperanza… Algún día hemos de entrar en razón, de mente y de corazón… Y entonces será posible un mundo nuevo, menos fiero y ególatra. Más auténtico. Pero entraremos en razón a medida que vayamos madurando y también a medida que nos esforcemos -y denunciemos,  si es preciso- en conseguir metas más humanas, dignas de un HOMO VERDADERAMENTE SAPIENS. Mientras no nos humanicemos más, estaremos aún en fase de pre-sapiens. (Hablo en general: en la tierra de hoy también hay sapiens muy sapiens, es decir, muy humanizados. Éstos son los que tal vez más aspiran a un mundo nuevo.)

    No sé si me explico bien -el tema requiere más amplitud-,  pero yo tengo esta esperanza, que no me parece un disparate irracional.  Si se mira la realidad a plazo más corto, cabe el pesimismo,  y  las utopías no parezcan razonables y para muchos carezcan de sentido.

    En suma, yo creo en la utopía de la esperanza, que para mí tiene sentido pleno.

     

     

    • mª pilar

      ¡Gracias por este gran deseo lleno de esperanza!

      A veces…una se entristece… ante la lentitud de maduración del Sapiens; leyéndole, creo que lleva razón, somos muy tardeos en comprender para poder cambiar.

      Gracias de todo corazón, porque lo ansío con todo mi ser; mirando el dolor de esta humanidad, y que mejorarlo es solo labor nuestra, quizá ahora, que ya soy… viejita…la prisa se acelera algo más; pero leyéndole, comprendo que ese es el camino.

      No cansarse nunca y dejarnos la vida en ello, cada cual desde su status personal, porque según dice el refranero:

      “Grano a grano se hace granero”

      Gracias por alimentar mi esperanza que nunca se cansa, aunque a ratitos lo parezca.

      Un abrazo entrañable.

      • Juan A. Vinagre Oviedo

        Gracias a ti, Pilar. Nosotros tendemos a ver e interpretar las cosas a corto plazo, porque vivimos en una dimensión cortoplacista, caduca. Pero el Plan auténtico de Dios, me parece que debemos verlo desde una dimensión más larga, más cósmica. Desde esta visión se puede entender mejor la aparición del Homo y su compañera, la Mujer, así como la evolución humana, la Historia y sus contradicciones, incluidas las religiosas… Conscientes de que, pese a todo, prevalecerá la esperanza, esperanza que es AMOR, aunque nos cueste entenderlo, por vivir en esta dimensión tan cortita, tan inmadura… Somos hijos de una elección del Amor, que se inclina por lo más frágil para compartir ese amor.. Esto lo explica muy bien Torres Queiruga. Visión que comparto.
        Un cordial abrazo, Pilar.

    • Gonzalo Haya

      Gracias por esta visión a largo plazo, más aproximada a una visión desde Dios. Nos hemos creído “la medida de todas las cosas”, y tenemos que aceptar con Job la perspectiva evolutiva de un universo que vuelve hacia el infinito del que procede. Hagamos todo lo posible por desarrollar esta evolución, y sobre todo por aliviar el sufrimiento, pero no nos desanimemos por las crisis de crecimiento que tenemos que pasar. Conozco muy poco de Arcadi Olivares pero puede marcharsde satisfecho

  • Iñaki SS

    Hola Honorio

    Me alegra saber que sigues en plena forma, en este 2021 que acaba de asomar.

    Me he quedado con lo de Cámara y Casaldadiga… “ayudar a los pobres y respetar el orden establecido” y esto me suena a primar la beneficencia sobre la justicia. Vistas las dificultades a la hora de alterar la ética de los ricos,  quizá  se pueda considerar lo más eficaz,  a corto plazo al menos. Si embargo, para los impacientes es un procedimiento demasiado lento, para acabar con las injusticias que maltratan  a demasiada gente. Habría que rascarse el coco para avanzar un poquito más deprisa.

    Demasiados cristianos en general y católicos en particular, empezando por las diversas jerarquías aferradas al poder, no podemos lanzar la primera piedra contra nadie, al haber abandonado la profunda teología del…”tuve hambre y me diste de comer…”.

    No acabamos de enterarnos de que el Dios ese al que no mencionan los chinos, no está en nuestros grandes templos sino en cualquier esquina de nuestras calles.

    En fin, esperemos que, poquito a poco, la evolución de la Humanidad vaya arreglando el entuerto. ¿Lo veremos desde el otro “barrio”?.

    Un abrazo y Feliz Año Nuevo

    • carmen

      Hola Iñaki.
      Me gusta leerte.
      Me gusta saber de ti.
      Hace tiempo que no decías nada.
      De vez en cuando di aunque sea hola, estoy bien.
      Un abrazo fuerte

  • Gonzalo Haya

    Honorio nos plantea una bifurcación de caminos, y teóricamente difícil de resolver; pero esa bifurcación se les presenta a los dirigentes y  a los estrategas. Individualmente lo tenemos más fácil.  Y quizás sea la suma de individuales la que va empujando la historia en uno u otro sentido. Empujones más o menos a la izquierda, o más o menos a la derecha; pasos atrás y pasos adelante; pero en definitiva la sociedad global avanza hacia una mayor justicia. Hay situaciones de esclavitud, pero no hay derecho a la esclavitud, ni predominio de la esclavitud. El avance resulta más lento y desesperante porque quiere y debe respetar la libertad, y necesita convencer y persuadir a una mayoría; pero creo que la justicia, “el cuidado” y la libertad siguen avanzando, incluso en nuestros pocos años de vida.

  • mª pilar

    Es esperanzador lo que nos expones.

    No me gusta  (personalmente) poner nombre de partidos a los movimientos nuevos; y es, pensando en los partidos de izquierdas, que salvo honradas excepciones, han pasado sembrando duras discordias.

    Personalmente estoy a su lado, pero cuando tengo que votar…es muy difícil…encontrar personas comedidas en su lenguaje y comprometidas hasta decir vasta, en apoyar a las personas más castigadas de este mundo; y eso es lo que tienen que hacer.

    Pero…el “puesto”- cargo, tira más que cien carretas, y se venden al mejor postor por una monedas…la historia nos lo muestra con claridad meridiana.

    ¿Quién se acuerda del Sr. Múgica, ejemplo en todas sus dimensiones, como los que nos has mencionado en tu art.?

    Sé que algo está cambiando ¿será lo que muchas personas soñamos y deseamos?

    El poder del dinero nos seguirá demostrando, cuanto puede hacer en su favor.

    ¿Seremos el resto (que somos muchas más personas) de demostrar al mundo, que necesitamos totalmente lo contrario?

    Lo deseo de todo corazón…y mente.

    Un abrazo entrañable.

     

  • oscar varela

    “El neoliberalismo se agotó y nuevos liderazgos sorprenderán al mundo”
     
    El presidente venezolano habla con el reconocido intelectual sobre la dolarización, las nuevas medidas económicas, la pandemia, la caída de Trump, la nueva ola progresista en América latina, las relaciones con la oposición. “Aspiro a la reconciliación de los venezolanos”, asegura.
    Por Ignacio Ramonet
    https://www.pagina12.com.ar/315195-la-entrevista-completa-de-ignacio-ramonet-a-nicolas-maduro
     

  • oscar varela

    El fundador de WikiLeaks es acusado de espionaje por Estados Unidos
    La justicia británica rechazó el pedido de extradición a Julián Assange
    https://www.pagina12.com.ar/315201-la-justicia-britanica-rechazo-el-pedido-de-extradicion-a-jul
     

  • Juan García Caselles

    Yo creo en el Espíritu Santo. Naturalmente, no tengo ni zorra idea de qué es y de como actúa. Pero dicen que sopla. Y ocurre que los vientos de la historia se están volviendo tan huracanados como los del clima.

    Con una visión global, que comprende las inevitables variedades y excepciones, el capitalismo está todavía ahí. Pero ya no es.

    El imperialismo USA ya no garantiza la permanencia de lo que ellos llaman democracia, que, al parecer, solo admite como tal cuando se da la libertad de empresa, lo que les permite condenar a Venezuela y a Cuba y respetar a Arabia Saudí o Marruecos.

    USA, China, UE, Japón, Rusia, India, quizá Brasil, con poderes políticos fuertes y con capacidad cada vez mayor para controlar los poderes económicos y racionalizar sus estropicios, por ahí parece que va la cosa.

    En este lío las religiones siguen teniendo su parte cada vez menor de poder, pero, salvo en el caso de lo más integrista del Islam, van de capa caída porque han perdido su función esencial de justificar el poder, todo poder.

  • carmen

    Hola Honorio.

    Me gusta lo que dices, pero ya sabes lo puñeterica que soy. Estoy segura de que alguna vez alguien o alguienes darán con la idea que permita construir un mundo con un reparto de la riqueza que se genere mucho más justo y que a la vez se pueda cuidar nuestro planeta. Estoy segura. No puede ser de otra forma porque si no es así la cosa pinta muy mal.

    Cuándo? Ni idea, pero pronto.

    Pero eso sí, tenemos que dejar atrás las palabras comunismo y capitalismo. Digo las palabras. Habrá que sacar lo bueno que tenga cada uno de esos conceptos. Pero las palabras a veces son fuente de malentendidos. Y esas dos palabras tienen mucha historia detrás.

    Eso creo.

    Un abrazo muy fuerte.

    Cuídate mucho.

  • Me permito dejar un breve comentario relacionado, ante todo, al mensaje del Papa Francisco por la Navidad. Yo hize un breve analisis de las distintas intervenciones del papa relacionada a paises de M.O. , de Africa y del Continente americano.

    https://www.religiondigital.org/humanismo_de_jesus/papa-Francisco-versus-paises-America_7_2299340074.html

    Su intervencion sobre los paises de america es totalmente distinta de sus intervenciones en otros paises. Pienso que el papa no tiene la libertad necesaria para decir las cosas como debieran ser. Ante el imperio, se calla. De lo que queda de la teologia de liberación no se encuentra ni el Vaticano, ni en los episcopados latinos.

    Con todo mi respeto

    Feliz año nuevo 2021con paz y salud

     

Deja un comentario