Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5695 Artículos. - 91239 Comentarios.

DADA CUENTA del domingo 24/01/2021

 UNO. Un youtuber joven, muy joven, ha decidido residenciarse a efectos fiscales en Andorra, donde ya estuvo residenciada la herencia de los Pujol Ferrusola según propia y libre confesión del patriarca familiar, para pagar un 10% de impuestos, en lugar del 47% que estaría pagando en España, patria común de todos los españoles. Rasgamiento de vestimentas varias a cuenta de tal decisión. Aunque estudié moral de séptimo –mandamiento de las tablas de la Ley se entiende– no voy a discurrir por ese camino. HIPGNOSIS SONGS FUND LIMITED es el fondo de inversión que acaba de comprarle a Sakhira su catálogo de canciones. El fondo adquirente es una creación empresarial, capitalista pues, del canadiense de familia originaria griega Merk Mercuriadis que posee los derechos económicos de unos 8.000 títulos musicales y de canciones comprados a sus creadores. De esos 8.000, unos 1000 han sido en su día, en algún momento desde que nacieron, números uno en las listas correspondientes.

El fondo tiene un fondo de 1.000 millones de dólares USA. La empresa cotiza en la bolsa de Londres y es una entidad mercantil mixta entre fondo de inversiones y gestora de gestión de talentos musico-cantantes. Adquiere, pues, propiedad intelectual, música y canciones como valor de referencia, seguro en tiempos de crisis, de confinamiento defensivo antivirus y bastante ajeno a fluctuaciones varias. Entre sus inversores se encuentra la Iglesia de Inglaterra –conocida también por la Alta Iglesia y por la Iglesia Anglicana– lo cual ya indica bien la confianza religiosa que ofrece la empresa que en 2018 cuando salió a bolsa tuvo 15 millones de $ de beneficios. Según Georges Bataille, francés, filosofo, el capitalismo no tiene nada que ver con el deseo de mejorar la condición humana, pese a que el supercitado últimamente Oscar Wilde considera que todo arte es completamente inutil. Será inútil para los que siguen a los youtubes y a Sakhira, pero no para ellos y para el señor Mercuriadis. A mí me ha venido muy bien leer La utilidad de lo inútil, de Nuccio Ordine, un pequeño tesoro que recomiendo. Está editado en Acantilado.

 

DOS. Rosario Livantino, magistrado italiano, hombre de fe, asesinado por la Mafia en 1990, escribió: “Al final no nos preguntaran si hemos sido creyentes, sino si hemos sido creíbles”. La mafia que lo mató fue la Sttida, que es la mafia de Agrigento y lo asesinó el 21 de septiembre de 1990. Ahora va a ser beatificado. La causa última y decisiva de la beatificación es que el juez Rosario Livantino sufrió martirio in odium fidei. El decreto de beatificación se ha publicado el pasado 22 de diciembre de 2020 y la ceremonia pública de honores religiosos está prevista para esta próxima primavera en Agrigento, si la pandemia atempera sus efectos. Uno de los testigos del proceso eclesial en la Congregación de las causas de los santos, que precisamente es uno de los que ordenaron su asesinato, explicó que al ser un hombre justo y de fe profunda no podría nunca ser un interlocutor de la organización criminal pues no se avendría de pactar y ceder y por eso había que eliminarlo (de ahí el martirio in odium fidei). En el breve pontificio y en alguna intervención oral del señor Papa se pone al magistrado Livantino como ejemplo para todos los operadores jurídicos en el campo del Derecho. Ha tenido buen cuidado en omitir la habitual distinción que venían haciendo los eclesiásticos funcionarios de niveles elevados, y no tanto, entre justicias divina y humana, que ha beneficiado no poco a los mafiosos que, despreciando la segunda, confiaban en la primera. Como viejo y avezado operador jurídico de pasillos de juzgados y de juicios reiterados, recuerdo lo que cuenta Martin Buber en El camino del hombre sobre el rabbí de Kotzk quien preguntó a un grupo de eruditos que habían ido a visitarlo “¿Dónde vive Dios?”. Se echaron a reir. El propio rabbí les dio la respuesta “Dios vive allí donde el hombre lo deja entrar”. Comenta que solo se le puede dejar entrar allí donde realmente estamos, donde vivimos una vida auténtica. Pienso que Rosario Livantino era de esa especie. Eso es lo que significa el testimonio de uno de los que ordenaron su asesinato.

 

TRES. Hoy estamos de jueces. La sección 3ª del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en el caso González Etayo (detenido y acusado de pertenecer a EKIN) contra España, en sentencia de 19/01/2021 ha condenado al Estado español por causa de que los jueces nacionales españoles no investigaron las denuncias por torturas formuladas por González Etayo. La sentencia, el arret del tribunal, es la nº 20690/17. Y el juez central de instrucción que no investigó como era su obligación, era el titular del juzgado nº 3 de los de la Audiencia Nacional. Ese magistrado es hoy ministro del Interior del gobierno de España, gracias a las puertas giratorias que empalidecen la pretendida y debida independencia del Poder Judicial. Nacido en 1962, ingresó en la carrera judicial en 1988 y no es otro que don Fernando Grande-Marlaska. La condena al Estado supone 20.000 euros de indemnización por daños morales al no investigado entonces, más intereses. Claro a estos señores jueces les dejan fríos estas sentencias, pues el Estado español no repercute contra ellos el monto de las condenas más los gastos cuantiosos originados por sus negligencias, torpezas, descuidos o mala fe directa y simple. Y así rodamos. Ha muerto en Chile, su patria, el juez don Juan Guzmán, a los 81 años. Procesó por dos veces al general Pinochet, dictador desalmado de una negra etapa política y humana de la nación. Mientras el santo súbito departía y daba la comunión al dictador. Ahora podrán explicarse los tres ante el Eterno. Con la venia.

 

CUATRO. Ando estos días de hospitales por la revisión anual del cáncer del que salí absuelto hace un par de años. Va todo bien. Estar tiempo esperando, aunque a causa del cariño de mi esposa siempre en los patios al aire libre de esos establecimientos, permite observar y cavilar. La presencia de la pandemia es algo más que noticias en la tele y mucho más que disquisiciones de sabios, entendidos y gentes del común en los programas de debate. La lucha por la existencia que manifiesta la interpenetración de energías incluye la dependencia de otros, la cooperación entre sufridores y la continuidad de la especie pese a agoreros de categoría, que los hay. Por mucho Spinoza que le eche uno a la razón raciocinante, la supervivencia en la naturaleza en la que vivimos –y que uno entiende creada– no está asegurada como es evidente. Tengo, tenemos, alrededor mucha muerte y destrucción, y tengo leído no se dónde –siento no tener el marchamo de George– que nos podemos consolar con la completa seguridad de que la guerra en esa naturaleza no es incesante, que no se siente ningún miedo en lo diario, que la muerte en general es rápida y que el vigoroso, el sano, el feliz, sobrevive y se multiplica. Darwin pensaba que la belleza del mundo natural se debe a las interacciones mutuas de especies en la lucha por la vida. Tranquilo pues en el patio de este hospital que fuera de la Cruz Roja para cuando la guerra de África y que ahora, claro, pertenece a una firma capitalista de salud general pagada por los presuntos enfermos, por los ya enfermos, por los intervenidos, por los moribundos y por los fallecidos, vía seguro de pompas fúnebres. Toda especie, según explica Alfred Russell Wallace, ha surgido coincidiendo en el tiempo y en el espacio con una especie ya existente, estrechamente asociada con ella. Todo lo que vive en la actualidad procede de esa mezcolanza y síntesis de nacimiento, cambio y muerte, pues todos los seres orgánicos, vivos y muertos estamos relacionados entre sí, tanto histórica como biológicamente. Vamos que tiene razón el credo al hacernos conscientes –a los católicos– de la Comunión de los Santos (incluyendo las panteras, los rosales y los perros pastores alemanes). Por cierto, un tal Herbert Spencer en su libro “Survival of the fittest”, defiende el progreso inevitable y la división de los seres humanos en ganadores y perdedores sociales. Politólogo inglés.

 

CODA. Me entero por un comentario de Oscar Varela, de quien me honro en ser tocayo segundo, de la cantidad de gobernantes en USA, pertenecientes a diversas denominaciones religiosas en el equipo que ha desplazado a Trump. Y ayer mañana me llamó a la antena que tenemos en las 3000, BM.

  • Soy BM, ¿se acuerda usted de mí?
  • Cómo no me voy a acordar con las pesaumbres que causabas….
  • Pues me he hecho pastor de la iglesia de ………..
  • ¿Y la gente y los pastores saben con quien se juegan los cuartos?
  • Menos que usted……claro
  • Es que yo te tuve cinco o seis años en el correccional y eso da mucho de sí….
  • Le quiero sacar un favor…(y cuenta lo que quiere.….), ¿lo puede hacer?
  • Sí, pero sobre todo por recuerdo de tu madre que esté en la gloria, que bien te sufrió la pobre….
  • Cuando termine la pandemia le invito a hablar una tarde en el culto….
  • ¿De tí, quiyo?.
  • Del Señor y de mí, pero solo si me va dejar bien…., si no, solo de Él.

15 comentarios

  • oscar varela

    Hola!

    Corresponde al N°3:

    • mª pilar

      Impresionante ¡¡¡Gracias Oscar!!!

    • Ludovico

      Ha sido un gran acierto Oscar haber traído el testimonio del juez Guzmán. En particular he podido conocer una visión de conjunto maravillosa de un juez justo. Cuán importante es la justicia desde Solón, desde Salomón, para la dignidad de las personas y de los pueblos. Le agradezco vivamente el documento. Aquí, en España, cada uno tiene su propia versión del golpe y de la dictadura. Algunos periódicos nos informaban con sumo detalle de la huelga de los transportistas, de la mano larga de Kissinger, de la preparación del golpe. En Barcelona, en particular, había un grupo nutrido de chilenos, de todos los colores. Los de clase alta, como recuerda el juez, eran partidarios de la asonada de Pinochet y, sin rubor, alabaron la destreza de la fuerza aérea en el ataque a la Moneda. Eran poquísimos. La mayoría se oponía, al menos en público. Luego vinieron algunos exiliados que habían desempeñado cargos en el gobierno de Allende. Coincidiendo con el boom sudamericano, había en determinados círculos (por ejemplo, en torno al editor Barral) figuras sobresalientes del mundo literario, como el que había sido embajador en París y el escritor Mauricio Wacquez. Las canciones: “Amanda”, etcétera.

      Si querías conocer la realidad cruda de la dictadura debías acudir a otras fuentes, como becados de la Universidad Católica de Santiago, o a los medios eclesiásticos de los sacerdotes que habían estado en Chile misionando. En particular, a Gerona llegaron noticias directas de las dificultades primero y del asesinato después del cura Joan Alsina.
      Faltaba una visión sistemática de los avatares sufridos: encarcelamientos, torturas, desaparecidos, tirados al mar, una práctica esta última que se sabía de Argentina, pero que se ignoraba de Chile.
      La exposición serena del juez Guzmán vale por un tratado. No la conocía. Muchas gracias. !Que viva Chile, mierda!

        • Ludovico

          Querido Oscar, muchas gracias por el enlace. Lo he leído en diagonal, para hacerme una idea de los puntos abordados, y prometo leerlo despacio. No sólo era juez justo, sino que se propuso poner los raíles por donde tenía que discurrir toda democracia que se precie, una Constitución socialmente avanzada. El tema de las constituciones es una vieja cuestión en España. Sobre las propuestas en el siglo XIX hay un libro magnífico de Luis Sánchez Agesta, que leí en mi juventud. Inoculado de ese virus seguí las colaboraciones de su discípulo Manuel Jiménez de Parga, uno de los teóricos más potentes de la actual constitución española. Estoy convencido que el mejor camino para la convivencia son las reglas de juego aceptadas. Sin trampas ni cartón.

          Es una suerte para Chile contar con prohombres como el juez Guzmán. Me enorgullezco de la amistad de algún investigador chileno, especialista en el origen de la vida, que trabaja sobre microorganismos en condiciones extremas (desierto de Atacama) y es un miembro activo de la Academia Pontificia de Ciencias. He sufrido la muerte de una amiga chilena que recaló aquí en Cataluña, se casó y adoptó niños de su país. Nos animaba a hacer lo propio. Era un ser extraordinario. Con ese gracejo de su tierra “harto” divertido decía que no sabía que en España hubiera todavía tribus (se refería a los movimientos secesionistas). !Que viva Chile, mierda!, Eli del alma.

          • oscar varela

            OK!
            Las “Constituciones AVANZADAS”han ido apareciendo en Latinoamérica.
            Pienso en la de Ecuador y Bolivia; también la de Venezuela.

            Al mismo tiempo pienso que
            hay que tender a la Constitución de la Convivencia Global.
            La ONU se ha quedado en el intento; pero se puede avanzar.
            Sobre todo en lo referente a “REGULACIONES” y “ámbitos jurisdiccionales”.

            Por ahora rige la “ley de la selva”.

            Alberto sabá de estas cositas.

            Abrazo!

        • carmen

          Muy muy interesante.
          Creo que España lo hizo muy bien en la transición, llegamos a una constitución, la del 78 , que supongo que habrá que modificar pronto.

          Pero tenemos una deuda pendiente con muchas personas. Muchísimas.
          En fin

    • carmen

      Nunca, nunca, jamás entenderé el abuso de poder, la tortura, los golpes de estado.
      Uno de mis cuñados, marido de una hermana de mi marido, es forense. Ya jubilado. Profesor de la universidad de Murcia de medicina legal, creo que se llama. Fue para Chile, lo llamaron en un par de ocasiones. Creo que le cambió su visión de la vida. Creo. Es una opinión muy personal.
      Jamás entenderé la utilización de la violencia.
      Pánico me dan los salvadores de la Patria. Pánico.
      Aquí en España sabemos de eso, pero no fue un golpe de estado únicamentefue una guerra civil. Y los golpistas estuvieron en el poder casi cuarenta años. Dicen que hubo más muertos en la posguerra que durante la guerra. Todo porque ellos tenían la verdad, el poder y la gloria.
      Y ahí está el valle de los caídos por dios y por la patria. Testimonio que espero que se conserve siempre y cuando alguien mire esa puedas tan horrible que parece sacada de un capricho de Goya, piense durante unos segundos si mereció la pena salvar a la patria de, de lo que fuese.

      Es que me pongo enferma.

      Por favor, por favor, líbranos señor de los salvadores.
      Amén.

      • carmen

        Y me ha encantado que no haya querido entrar en el tema de los cristianos. Ha pasado de largo.
        Porque no es cuestión de cristianismo, ni de ningún ismo, es cuestión de justicia. Punto. Sencillamente justicia. Y luego que tu religión, tu agnosticismo o tu ateísmo , eso es cosa tuya.

      • carmen

        A no ser que haya entrado en un trocito que he pasado cuando el señor que le entrevista le ha pedido que describirse en qué consistían las torturas. Eso no lo he visto. Lo siento. Eso soy incapaz de oírlo. Lo siento.

    • oscar varela

      LOS SALVADORES

      Pienso que el MAYOR PROBLEMA de “LOS SALVADORES”
      reside en los que,
      -luego de morirse el supradicho-,
      se matan por “SALVAR al SALVADOR”

      Lo de Jesús es un caso típico.

  • mª pilar

    Me alegra muchísimo, que todo esté bien; y es muy cierto, cuando se visitan los hospitales…nuestras miradas se amplían y nos enseñan a mirar de otra manera más amplia y limpia.

    Lo demás…mejor lo dejo pasar.

    Siento agradecimiento por todo lo que nos muestra en cada entrada…y me sigue asombrando…

    Gracias de corazón.

    Un abrazo entrañable y alegre…porque todo sigue muy bien.

  • carmen

    Es que es superentretenido de leer. La verdad , lo tengo que leer dos veces porque a la primera no lo entiendo muy bien. Y a la segunda, me parto.

    Y creo que en lo único que creo del credo,es es la comunión de los santos.

    Creo en Dios padre todopoderoso, pues eso de padre y de todopoderoso pues no creo se salte sus propias reglas, en fin, no creo en los milagros, camino corto.

    Creador del cielo y de la tierra,  pues supongo que habría que matizar mucho. Suena a que de repente, zas. Y, pues no.

    Lo de Jesucristo me lo salto porque no creo que vuelva a hablar del tema, me repito muchisimo.

    Creo en el espíritu Santo. Entendido como espíritu de Dios, si creo. Bueno, entendido es mucho decir.

    El perdón de los pecados. Si esa afirmación va los sacerdotes, no.

    La resurrección de la carne o de los muertos o algo así. Pues no

    La vida eterna. Pues me gustaría, pero no lo sé.

    La comunión de los santos. Esa es una idea preciosa. Y creo, estoy convencida de que por algo mágico que no sé explicar, todos estamos conectados. De manera que si necesitas fuerza interior para salir del fondo de la piscina a la que has caído, esa fuerza que te hace decidir, yo salgo de aquí, a veces te llega. De donde viene? Pues es bonito pensar que de todos, de todas, incluyendo las ballenas, los jazmineros y todo el mundo que te quiere. Y a ese dios enigmático que no logro entender. Y a las personas que en un momento te quisieron aunque ya no vivan.

    En eso sí creo.

    Algo es algo.

    Siga cuidándose.

  • Manuel Lucena

    Cuánto sabes,Alberto! Sigue impartiendome tus enseñanzas.Un abrazo.

Deja un comentario