• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6061 Artículos. - 96263 Comentarios.

Somos poca cosa, con perdón.

                Parece que no basta la gran herida que ha hecho a nuestro orgullo la recién demostrada debilidad que tenemos ante un ser minúsculo, invisible a nuestros ojos, como el coronavirus. Los astrónomos acaban de descubrir un supercúmulo de galaxias con más de 1.700 billones de soles. Así como suena, lo más grande que hemos conocido nunca.

Hace menos de dos siglos, la Inquisición española todavía mataba a quien creía que la tierra no era el centro del universo; y por menos aún mataban hace menos de un siglo los franquistas. Todas las ideologías, entonces fundadas en ideas religiosas, opinaban que el universo entero había sido creado para nosotros. Hoy ya no podemos decir ni que somos como hormigas, sino algo casi infinitamente más pequeño, poca cosa, en suma, en esos –prácticamente al menos– infinitos gigantescos universos.

Hay que estar, pues, muy voluntariamente ciego para seguir empecinado en apoyar las antiguas creencias, cuyas lógicas consecuencias sólo siguen practicando sectores cada día más reducidos; grupos que, por eso mismo, son cada vez más social y mentalmente cerrados, lo que con frecuencia les hace ser muy agresivos, faltos de argumentos razonables para apoyar sus ideas y creyendo ser el “pueblo escogido” sobre los demás, como su versión más moderna, los sangrientos nacionalismos.

65 comentarios

  • oscar varela

    Couve:
    https://www.pagina12.com.ar/320286-el-ahorcado
     – “Somos lo que somos nomás, y como somos casi nada y es lo único que somos, si perdemos el casi nada perdemos todo”.
    – “Si pudiera escribir con el dedo, lo haría. Necesito lo más de mi cuerpo que pueda usar”.
    – “Lo que hago está bien hecho y lo que persigo es una síntesis. A lo único que aspiro es a llegar a ese rigor en la forma más suelta posible”.
    – “Son muchas muchas las horas en que no hago nada, en las que estoy escribiendo sin la mano”.
     
    – “El fracaso es casi siempre ansiedad, apurarse”.
    – “Puede ser que el miedo que le tengo a la muerte haga que esté controlando todo, el encerado, el jardín, el riego, el loro, la casa.
    – El miedo me ha hecho vivir en circuitos muy precarios.
    – Porque el problema es que buscamos una seguridad que no existe”.

  • oscar varela

    Hola!

    SOMOS POCA COSA

    ¿¿¿somos poca cosa???

    Ahora en Davos!!!

     

  • carmen

    Hola don José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete.

    Sé muy poquito de usted. Creo que es sacerdote, catedrático de ética de alguna universidad de por ahí arriba.

    Sabe qué le digo? Tiene usted un tirón muy importante aquí, en Atrio. Soy observadora.

    Pues ya sabe, las personas que tienen tirón son mucho más responsables de lo que dicen que las que no tenemos ninguno y no paramos de meternos en jaleos. Se siente

    Pues eso le quería decir. Bueno, eso y que me parece usted una persona buena y honesta.

    Un abrazo fuerte.

    • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

      Me sonrojas, Carmen. Llevo peor los halagos que las críticas, que ya es decir. Te respondo con más atención luego. Debo salir, tengo gente en la puerta esperando. Gracias.

    • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

      Vuelvo según lo prometido y con dos palabras más. Quizá sea verdad lo que dices, tu eres muy perspicaz como psicóloga de cabecera. Bien, sea así, te lo agradezco. No sé si viene a cuento aquí lo que voy a escribir. Sí, soy cura y doy clases de filosofía social y algo de teología. Y cura de unos pueblos. Soy un cura, “laico” (dicen) que nadie lo lea. Lo hago conscientemente, para que vean el sacerdocio como un servicio de igualdad y servicio real, sin ficciones, abajado. Tú adoras dar clases, yo no. Yo me vacío en ellas, pero no las disfruto. Creía que sí, pero no. Durante años sí, pero luego no tanto, por aquello de que todo el mundo quiere uno, dos, tres, cuatro, cinco, a, b, c, d, fin. Sufro porque soy de mil distingos y del “probablemente, parece que”. Imagina.

      Aquí entro porque me gusta mucho cómo reflexiona la gente y con qué riqueza de matices; más prácticos unos, más teóricos, otros; de teologías y pensamiento por aquí, de ciencias por allí. Cuando tengo tiempo, me paso un buen rato. Veo que estoy muy pez en muchos temas. Es lógico. Los de ciencias me enseñan/enseñáis mucho, pero los demás también. Y como soy un poco “picón”, al final, caigo y entro con algo en público. No tengo tu espontaneidad. (A veces me siento casi personalmente interpelado por tus devaneos teológicos y de fe, pero me resisto. Con Arregui vamos bien servidos. Y con Salvador. Y con Santiago, ni te digo. Y con otros, que me disculpen. Pero nunca hablo, procuro, ni aquí ni en ningún sitio, de lo que no tengo asumido de algún modo e interpretado al menos para mí y a mi modo, ni en lo social, ni en ética, ni en la fe. Pero tampoco lo anuncio, no saco la trompeta cuando es heterodoxo, “va, allá va”.

      Alguna vez he dicho que el conflicto me perturba demasiado. Una pena porque me ha impedido asumir algunos retos (más). Animo mucho a la gente a que asumamos algunos valores de mucha calidad humana y les digo que, si son humanos, son nuestros, de toda la gente de bien. Les cuento cómo la fe los fortalece a su modo, empujando en la misma dirección, y que si la perdemos, la dirección es la misma, la vida digna no cambia; si acaso se debilitan algo los motivos en nosotros, no hablemos de otros; puede ocurrir; depende de las personas y su conciencia; en clase suelo preguntar qué piensan que sería de su vida si perdieran la fe: igual, distinta, mejor, peor; al principio, se sublevan un poco cuando muestro que sería igual si quieren que sea digna, pero luego lo entienden, y apelo a si en su experiencia la fe los anima a lo mismo con más ganas y exigencia si cabe; es interesante la cuestión; últimamente llegan estudiantes a los que les cuesta más la respuesta, la fe para ellos es todo; paciencia, al final lo comprenden, y ven que fuera de la fe hay vida buena y nada nos quitan por ello, ni quedamos libres nosotros de perderla: al contrario, lo primero es la libertad de conciencia ne el marco de la vida buena, la de la dignidad propia con otros igual de dignos, libres y exigidos. (Y ven también que dentro de la fe no siempre hay vida buena; pero cuesta). En fin, otro día más. Esto parece una confesión. Un abrazo.

      • carmen

        Me encanta.
        Ve? Al final somos todos iguales. Toooodos llenos de dudas. Sus alumnos también. Ellos son los que tienen que encontrar sus respuestas. Tiene una materia muy complicada que enseñar. La mía era muy fácil, bonita, empezaban a descubrir el mundo en el que viven. El universo en donde estamos. Muy fácil.

        No le tenga miedo al conflicto. Vivimos inmersos en él.
        Me ha gustado su confesión. Ego te absolvo. Me encanta esa expresión. Se imagina que fuese verdad que una persona pudiese quitar esa sensación de culpa a otra?
        Un abrazo fuerte .

      • Rodrigo Olvera

        Estimado José Ignacio.

        Me ha parecido maravillosa, e inspiradora, esta presentación de tí mismo y de tu modo de andar.

        Gracias!! Me has dado un bocado de esperanza, justo en un día en que he andado particularmente hambriento de ella.

        Recibe un abrazo lleno de afecto, desde México.

        • m* pilar

          Querido amigo Rodrigo:. Siento tú mal día y te acompaño en ese momento de pesadumbre; de vez en cuando tenemos momentos así…ayer al levantarme lloré…y no es habitual en mí.

          Por eso quiero acompañarte en tus momentos ¿malos? y es muy sencillo porque siempre estás presente y mi cariño es fiel aunque guarde silencio.
          Nos apoyamos todas las personas que sentimos cercanas y eso nos da calor de acogida, no lo dudes nunca.

          Mi abrazo entrañable y siempre fiel.

        • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

          Un abrazo a ti, Rodrigo; he notado “algo” en tu último tiempo de “memoria y sueños”; cuesta curar; a algunos más. Y el mismo abrazo a Mª Pilar, y a todos. Carmen me provocó. (De verdad que me siento cómodo en la comunicación de este grupo; en general, soy reservado, pero puesto a ello, voy por la línea recta. Claro que, a veces caigo en cuenta de que me ha podido la precipitación y que no he callado en lo que ignoro, y el rojo de la cara no sale por la pantalla. Pero bien, una disculpa breve y en breve lo cura todo). Seguimos.

      • m* pilar

        Uauuuu…¡Genial José Ignacio! Al natural, sin aderezos; eso sí que alimenta el espíritu, eso es ¡Vida! en la vida cotidiana.

        Hermoso, gratificante, humano y elevado al unísono.

        ¡Gracias de corazón, un abrazo entrañable y muy sentido!

      • Román Díaz Ayala

        Estos aldabonazos a la conciencia producen en este medio que brille con luz propia en las redes con su valor testimonial. No hay mayor consenso que un clima de respeto, de ceder unos pasos para que todo el mundo tenga cabida. Este foro se vuelve “aforo”, cada vez de mayores dimensiones. Es un lujo tenerte a ti asomándote, y, por extensión, a otras muchas más personas.
        Un saludo agradecido.

  • carmen

    Perdón.

    Pero me apetece hablar. Sencillamente no lean.

    Estoy del tema de la ecología y la iglesia hasta el gorro y más allá

    Siempre me ha gustado esto de las ciencias naturales. No sé porqué. Me gusta todo lo relacionado con la vida, con la tierra, con el universo. Quizás por eso me tira mucho Spinoza. O no.

    Aprendí muchas biología y geología en primero de químicas. Y luego en primero de matemáticas. Y en mi especialidad como maestra, diplomada en ciencias Físico matemáticas y de la naturaleza decía el diploma. Y en pedagogía, en educación especial seguí estudiando biología. Me gusta. No sé por qué. Me gusta. De hecho me dejé la carrera de matemáticas porque no le veía sentido a tanta abstracción. Soy una persona a la que le gusta la vida. Enamorada de mi planeta.

    Cuando empezó secundaria teníamos que elegir optativas para impartir en el colegio. Una de ella se llamaba energías renovables. Me la pido, dije. Mi directora, una monja de mi edad y bióloga, encantada. Pero solamente estaba el nombre. Tuve que diseñarla de arriba hasta abajo.

    Menuda cosa preciosa y totalmente a mí aire. Una gozada. Nos dejaban a mis críos y a mí hacer de todo en el colegio.

    Superbonito. Aprendimos mis críos y yo cosas preciosas. Ahí empezó todo. La gente se fue enganchando . Y en primaria se apuntó mi compañero Marcos. Totalmente opuestos. Metódico, ordenado y el tema del cuidado del planeta floreció de una manera que no se pueden ni imaginar. Es de lo más orgullosa que estoy.

    Pero

    De repente, este grupo de profesores raritos y divertidos porque todo lo que sea salir de clase a los críos les encanta, que cada cual funcionaba a su manera y todos a una. Desde infantil a cuarto de secundaria, de repente pasamos a depender de Pastoral, porque el planeta es obra de Dios y lo tenemos que cuidar porque El lo quiere.

    Y se acabó poco a poco la historia.

    No. No me gusta Boff. Aterrizó muy tarde en este tema. Y lo mezcló con los problemas de la amazonía. Que es cierto, los tiene. Pero explicale tú a un niño de doce o de seis años esas historias. Ellos entienden de recoger papeles después de los recreos, porque salen de clase. Entienden de recoger una vez a la semana los contenedores de papel de las clases y llevarlos al contenedor azul, porque salen del colegio. Entienden de hacer una bola gigante con todo el papel Albal que durante la semana han envuelto los bocadillos de los nenes. Y pesarla, y calcular la energía que ha hecho falta, el agua que se ha gastado, lo que tarda en reciclarse en la naturaleza. Les gusta ir a la planta de reciclaje de basura porque es una mañana fuera del colegio, protestan por el olor, y se quedan alucinados con el tratamiento de las basuras. Estudian lo que sucedió en chernobil , aprender lo que son combustibles fósiles, las energías renovables…

    Todo eso en nombre de Dios? Porque Dios lo quiere? Eso es asunto nuestro. De los varones, de las mujeres, de los niños. De todos.

    Así que no soporto a Boff. Muy tarde. Y todo lo mezcla.

    Creo que es un gran teølogo, pero no entiendo de teología.

    Pero ahora todo esto vende mucho.

    Y ahora sí, ahora me voy a reír de los peces de colores.

    Y al infierno que me voy. No vean la de amigos que tengo por allí. Estoy deseando conocer a Arriano. Y a otros muchos herejes. A Giordano Bruno…en fin.

    Buenas noches

    Ya me callo.

  • Ludovico

    Muchas gracias por las buenas palabras de ustedes. Pero lejos de mi interés convertirme en objeto de atención hasta el punto de distraerse del tema del día y del autor que trabajosamente, sin duda, lo ha preparado. Me despido, al menos por un tiempo. La meditación es ejercicio muy enriquecedor, y así, a mis soledades voy, de mis soledades vengo, porque para andar conmigo me bastan mis pensamientos. A todos (por favor, no me hagan decir a todos y a todas, mi mujer que es profe de lengua me podría a pan y agua) los atrieros mi afecto y disculpa.  Volveré, seguro, porque tengo especial cariño al blog y contraída, sin duda, una deuda, con la generosidad de don Antonio Duato que me ha permitido expresarme sin cortapisas. Tendré mono. Que Dios les bendiga.

    • carmen

      Un abrazo muy fuerte.
      Usted sabe que yo le aprecio.

    • Nacho Dueñas

      “…No sé que tiene la aldea
      donde vivo y donde muero
      que con venir de mí mismo
      no puedo venir más lejos” (Lope de Vega -y de Vego, ya puestos, y con permiso de tu mujer).

    • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

      (No necesita lo que digo, pero allá va). Su actitud personal-intelectual, hace días, y a mi juicio, ha cambiado mucho. Me siento amistoso leyéndole. Ya hasta sonrío con complicidad. Me sé distante en varias fundamentaciones, pero, por mi parte, cada vez más amistoso y aprendiendo mucho sobre autores y aportaciones de referencia. Saludos.

    • Isabel

      Para “ustedes vosotros” (y vosotras, con perdón)

      • Isabel

        Es una Soleá de José Menese y Enrique de Melchor a la guitarra, que aquí hay gente no española…

        • carmen

          Bueno, bueno y bueno…
          A este señor lo vi cantar en Granada cuando yo tenía 19 años. Lo llevó al salón de actos el colegio mayor que estaba frente al mío. Me dejó impresionada. Pero la vibración de los que estaban sentados en las butacas, me impresionó aún más. Por qué decís olé todos a la vez? No te lo sé explicar, me dijo el que estaba a mi lado.

          Uf.
          Qué bonito y qué bonito.
          Y qué español.
          Gracias.

          • Isabel

            Sí, Carmen, impresionantemente bonito y muy español. Te diré que mi única intención al ponerlo era compartir esa maravilla, no competir en cuanto a músicas autóctonas. Pero después de leer algún comentario me he alegrado de que también quede como una muestra de las flores que surgen en España.

        • M.Luisa

          No sé si esto que dices Isabel va por mí, si es así sólo decirte que estas muy equivocada, confundes como así hace mucha gente independentismo con separatismo, no puedo entretenerme porque tengo dificultades con la conexión desde hace unos días, sólo decirte que el independentismo ha de verse como una herramienta que incluso pueda ser útil para quienes, por ejemplo, habrás oído tantas veces decir aquello “ me siento ciudadano del mundo” pues bien para decir esto primero uno/a ha de sentirse plenamente “sí mismo” y Cataluña lucha para esto para lograr ser ella misma y lo viene haciendo arraigando desde las cenizas de la historia, se trata de sumar, de sumar en la unidad, nunca de dividir y en consecuencia subordinarse…lo dejo aquí por si de repente se desconecta…

          • Isabel

            ¿Que aquí hay gente no española? No, M. Luisa, no va por ti, creo que tú eres española. Me refería en primer lugar a Oscar Varela y a otros de América del Sur que aparecen por aquí. Aunque la aclaración es para todas y todos, que ser español no significa conocer a Menese y reconocer una Soleá.
            No me convence nada de lo que dices del independentismo.
            Tienes la justa medida de cómo “ha de verse”. De qué es eso de sentirse uno plenamente “sí mismo”. ¿Qué pasa con quienes no sienten como tú? Que se equivocan. Pero no porque no entiendan sino porque no “sienten”. Y eso es llevar el diálogo a una discusión teológica o bizantina.
            Cataluña no lucha, luchan una parte de los catalanes que rebuscando, rebuscando en las cenizas de la Historia han encontrado que Cristóbal Colón, Leonardo da Vinci, Cervantes y Santa Teresa de Ávila ¡eran catalanes de pura cepa!
            Estáis poniendo e imponiendo normas de qué es ser catalán y lo hace por razones políticas nada especiales ni superiores, no por estar en posesión de alguna verdad suprema de orden metafísico imposible de compartir.

        • M.Luisa

          Parece que vuelvo a disponer de wifi, pero no sé cuanto me durará, así que iré al grano. Primero, Isabel, disculparme pues te interpreté equivocadamente, tal vez dejándome llevar por haberte leído en alguna que otra controversia cosa de la cual soy poco amiga. Decirte en segundo lugar que no hace falta que evoques a ninguna metafísica basta con tomar conciencia de la unidad que eres y eso que valga para todas las facetas y circunstancias de la vida.
          Saludos

    • mª pilar

      Sr. Ludovico, siento su despedida.

      Mi personilla, disfruta con su saber, y sobre todo…con el tono…de sus puestas en común.
      Mi preparación es nimia, mi capacidad de aprender, ¡máxima!, por ello, siento su despedida.

      Estaré atenta, para cuando guste de nuevo aparecer por este Atrio que muchas personas queremos.

      Su saber y su manera de compartirlo, es para mí, muy gratificante.

      Gracias por todo cuanto nos regala, y para mí, es como una fuente donde apagar parte de la sed de comprender.

      Gracias de corazón.

  • oscar varela

    Hola NACHO!

    ¿Estás en España?

    ¿Dejaste Ecuador o vuelves?

    Si sigues interesado en América del SUR

    te recomiendo los Discursos que dieron hoy en Chile

    al visitar el Presidente Argentino la CEPAL.
    TIEMPOS:
    de 0 a 36′ = vacío
    de 36′ a 56′ = Alicia Bárcena (Secret. Ejecut. de la CEPAL)
    de 56′ a 1h.:08′ = Rector de la Univ. de Chile
    de 1h.:08′ a 1h.43′ = Alberto Fernaández (Pte. de Aregent.)
    en el Video: https://piensachile.com/2021/01/27/santiago-conferencia-magistral-del-presidente-de-argentina-alberto-fernandez/

    • Nacho Dueñas

      Amigo Óscar, un abrazo a los tiempos.
      Estoy en España, y no descarto regresar a Ecuador a medio plazo.
      ¿Interesado en América del Sur?
      Como siempre y nunca. Creo que es la esperanza de la humanidad, donde florece:
      1. Referentes emancipatorios no totalitarios ni hegemonistas (Chávez, Evo, Correa, Fidel, MST, sandinismo, zapatismo…).
      2. Religiosidades liberadoras (teología de la liberación…)
      3. Saberes ancestrales (indigenismo, sumak kawsay, sumak qamaña…
      4. Pensamiento autóctono (decolonialidad, filosofía de la liberación
      5. Buena música (Silvio y Pablo, la negra Sosa, Víctor Heredia, Leon Gieco, Illapu…)
      6. Todavía los niños se ven con vida (en España son zombies)
      7. Agua, alimento, minerales, petróleo…
      Después, cierto que tiene sus cagadas (reguetón, ruido, machismo…), pero la balanza es obvia

      Antes de haber estado allí 6 años, era mi referente, Ahora con mas razón.
      Como yo decía a mis alumnos: “Europa es una vieja antipática que le apesta el aliento y América del Sur una chavalita guapa de 25, enamorada de la vida, y que lucha por su identidad”

      • carmen

        Si conocieras a mis nietos cambiarías la opinión de los niños de España.
        Un pelín machista la alusión a Europa y a América Latina.

        Soy vieja, pero no antipática ni me apesta el aliento, te diría la diosa Europa. Fijo. A Los de América Latina no sé lo que les parecerá la comparación.
        En fin
        Opiniones.

        • Nacho Dueñas

          No tengo inconveniente en cambiar las expresiones dle anterior comentario, pero el fondo es el fondo.
          No conozco a tus nietos, ni niego lo que me dices de ellos. Pero tus nietos son el 0’000000000000000000000000000000000000001 o menos aún de los niños de España.
          Eso me diría la vieja Europa. Pero tú misma lo dices: es una diosa.
          ¿Un pelín machista?
          Pues no lo creo. Si yo fuese mujer y cambiase el ejemplo de modo simétrico (viejo /guapo de 25…) nadie objetaría nada. Y tal vez a ciertas derechas con estas cosas le damos metralla con la que nos disparan.
          Por eso yo digo negro y no afrodescendiente.
          Maricón y no gay
          Rojo y no comunista.
          Aborto, y no interrupción voluntaria del embarazo
          Guerra y no conflicto armado
          Y cuento chistes de curas, borrachos, maricones.
          Y respecto a los curas, los borrachos y los maricones.
          Y pongo ejemplo de mujeres no como machista (????) sinoo como tío que le gustan las tias (¿es eso machista?), y que sabe que el concepto va a ser entendido.
          Carmen, perdón por este discurso, sé que no es tu caso, pero vivo 12 meses al año y 24 horas al día en un absurdo fuego cruzado en mi familia entre conservadores que se quedaron en el siglo XIX y “paleoprogres” (prefiero a la gente de derechas) que no saben que hubo un siglo XX, o que estamos en el XXI.
          No quise polemizar, pero me pudo la vehemencia.
          un saludo.

          • carmen

            Soy muy puñeterica.
            Y me aburro, pues un poco, que decía el zorro del Principito , con esto de la Pandemia.
            Sorry.
            No quiero molestarte.
            Mucha suerte.
            Un abrazo

        • Isabel

          Muy bueno, Carmen.

  • carmen

    Nacho.

    Con Leudovico no vas a poder. Es otro nivel. Es otra historia.

    Incluso en el tema de ética, moral, relacionados con la eutanasia, aborto y lo que quieras, es una máquina citando a autores de pedigrí. Se podrá estar de acuerdo o no con su postura personal acerca de determinadas cuestiones. Personal. Exclusivamente personal. En lo demás, se pierde el tiempo. Además está aprendiendo a no salirse del tiesto. Ya no insulta , lo que le hace aún más difícil de contestar lo que dice.

    Si a eso le unes la seguridad personal que tiene , es demoledor. Su línea de pensamiento es de esas rigurosas y argumentadas. Es difícil encontrar un hueco o un fallo. A no ser que tengas su nivel dialéctico, su preparación y su rapidez. Este señor es otra historia.

    Además, cuando se cansa, lo deja. Punto.

    Merece la pena leerle. Pero no es un oponente fácil.

    Y, qué quieres que te diga. No me gusta Boff. No me gusta como biológo. Es absolutamente sesgado. Llamativamente sesgado. Y su sesgo en este momento es a favor de un sector de la iglesia contrario al que defiende Leudovico. Por eso te digo que pierdes el tiempo. El sesgo en ciencia se paga. En teølogia, filosofía, política es sesgo se presupone.

    Me ha encantado leeros. Ha sido muy entretenido.

    Un abrazo a los dos.

     

    • Nacho Dueñas

      Gracias, Carmen por el aviso.
      Bueno, de todos modos no se trata de poder con él o con nadie. Sencillamente, me salió a responder y yo acepté el envite.
      Lo que me choca es que digas que insulta, o ha insultado. Mira que es muy otra mi impresión, pero como insinué con anterioridad, me faltan datos sin duda.
      Y que sea el tío un erudito en principio me parece muy bien. Y con qué elegancia verbal me ha despachado, jaja.
      Ahora, me choca lo que me dices de Boff. Por supuesto que respeto tu postura, e igual al respecto me faltan datos o me pierdo matices. Gracias a él llegué a los nuevos paradigmas que ahora son una de mis líneas de investigación.
      Un abrazo.
      Nacho.

      • carmen

        No hablo como teólogo. Pero algo sé de ecología. Y, no sé. Me parece que se está utilizando. No sé. Es un tema muy trabajado en los colegios desde hace muchísimos años, en el área de ciencias naturales. Muchísimos. Somos pioneros en mi colegio, te hablo incluso en la EGB. Es una historia muy larga. Teníamos un grupo fantástico de profesores. Fantástico. Estábamos implicados primaria y secundaria.
        Hasta que un día ese grupo pasó a depender de Pastoral. Y claro, cada uno volvió a su clase y a sus historias. Una pena.
        Fue una época esplendorosa para las ciencias naturales en mi centro. Pero…
        Por eso no me gusta Boff. Habrá ayudado a la iglesia escribiendo párrafos a la encíclica del Papa, pero a nosotros nos hizo polvo. Porque no te puedes imaginar eso sí que fue un cambio de paradigma en el colegio. Porque no se puede tratar de educar a los niños en el cuidado del planeta, en la reutilización, en que no puede desperdiciarse un gramo de papel, el tema del plástico, del consumo de electricidad, del papel Albal, de lo que supone el agua …en fin. En mil cosas. Todo en nombre de Dios. No se puede. Imposible.
        En fin.
        Cosas

        Un abrazo.

    • Román Díaz Ayala

      Yo no incluiría el insulto para explicar algunas intervenciones pasadas; caústico y mordiente, sí, suelto de lengua, como todas las personas geniales y acostumbrado quizás a otros foros más a su nivel y ambiente. .Aquí tiene que usar un tono profesoral y paciente por necesidad .
      Carmen, repasa los hilos y comentarios de Atrio de hace varios años y te darás cuenta de cuánto hemos cambiado. Y creo que para bien.

  • Ludovico

    Carísimo Nacho, un saludo de despedida. No hace falta tener títulos académicos, “credentials” lo llaman los norteamericanos para hacer ciencia. Martín Gardner era considerado matemático eximio y sólo tenía un grado en filosofía. Tuve por compañero de trabajo a Brian Hayes, que tampoco tenía formación en matemáticas, y llevó toda una sección sobre ellas nada menos que en American Scientist, pero cuando hubo que ahormarle no tuvo mas remedio que pasar una temporada en Harvard. No basta con la capacidad, hace falta sistema. No comparto su idea sobre la base científica de Boff. De hecho, quizás injustamente, asocio sus escritos a los denostados y puestos al descubierto por Sokal.

    Cita a usted a Escohotado como seguidor de Prigogine. Orden y caos es un tema que gozó de cierto predicamento tiempo atrás. Hay toda una rama de la física sobre el asunto, con colecciones de textos publicados por Springer Verlag. La exposición de Prigogine tuvo especial repercusión en biología, como se ocupó de resaltarlo el llorado Jorge Wagensberg. No es de matemática fácil, por supuesto muy por encima de la capacidad demostrada por el filósofo que usted cita. Tiene muchas vertientes. Por ejemplo, en los fractales. Relacionada con la teoría de las catástrofes, como demostró su creador René Thom. Una de las experiencias intelectuales más emocionantes de mi vida sucedió en el Museo Dalí de Figueras. Wagensberg, que era un genio organizador y contaba con el dinero de la Caixa, reunió allí un plantel de científicos, entre ellos Prigogine, Thom, Margalef… para debatir sobre orden y caos.

    Hubiera disfrutado usted viendo discutir acaloradamente a René Thom con Prigogine. (Tan acalorado, que el premio Nobel le espetó al premio Abel, para consternación de todos, que el francés no sabía matemáticas. Nada menos que a Thom.) Costaba mucho seguir en profundidad el debate matemático. Porque el tema no es nada sencillo, pese al significado intuitivo de los términos y los cuatro enunciados reduccionistas y simplistas.

    Ha sido un placer.

    • Nacho Dueñas

      Ludovico, me parece magistral el modo elegante de decirme, “ya no tengo más ganas de seguir esta discusión”, jajajaja.
      La cortesía y flema británica no es nada a tu lado, jjaja
      Por supuesto, lo respeto y así será.
      Pero no podrás evitar que de saludos de tu parte a Leonardo Boff y, si me lo topo por la calle, y caen unos vinos con él, la 1ª ronda sera a tu salud y tu persona.
      El placer ha sido mutuo.

  • Javier Peláez

    Menos el obispo de Mallorca… Qué es un crack!!!

  • Nacho Dueñas

    Ante la pequeñez del ser humano, este artículo clava sus puyas contra la religión. Y no le falta razón.

    Pero que el ser humano sea el centro del universo (antropocentrismo) no es un prejuicio unicamente religioso, sino filosófico (“el hombre es la medida de todas las cosas”, Protágoras, S. VI a/C), o científico (el universo de Newton) de facto.

    De hecho, tal vez el principal elemento del paradigma de la modernidad haya sido el rescate de antropocentrismo, en su versión laica. Y la física de Newton y la filosofía de Descartes de facto han ido por ahí.

    Ahora, con la física moderna (cuántica, estructura atómica y principio de indeterminación), junto con la reflexión filosófica de ella (Capra, Wilber, Bateson, Goff, Boff…), surge la visión holística, integral y “auto poiética” del universo, donde al ser humano se le elimina del “trono” que él mismo construyó al pretenderse el centro del universo.

    Todo esto marca el paso de la modernidad (y su callejón sin salida, la postmodernidad) a la transmodernidad, aplicada a disciplinas como el eco-feminismo y el eco-socialismo.

    Y en el campo de la ecología, el paso de la ecología antropocéntrica (“el centro de la vida es el ser humano”) a la ecología biocéntrica e integral (“el centro de la vida es la vida”), sostenida por el papa Francisco en la Laudato Si, a partir de la influencia de textos de Leonardo Boff. Qué bueno que a veces el Vaticano sostiene posturas lúcidas. El dejarse llevar por la teología de la liberación (al menos en este caso) creo que algo tendrá que ver. Aunque la persiguiese hace 30 años, de un modo tan sistemático como poco lúcido.

    • carmen

      Lo que ha sucedido, me parece, opino, es que hemos tomado conciencia de nuestra pequeñez en el universo. Y eso nos ha traído un replanteamiento de muchas cosas. De las religiónes, también.

      Así he entendido el artículo. Pero luego se ha liado todo.
      Y esto acaba de empezar. El mundo está cambiando. Estoy segura de que para mejor. Al menos eso quiero creer. Con todos mis respetos, los planteamientos políticos también se están empezando a replantear.

      Mucha suerte en el otro hilo. Menuda fuerza tienes. Qué envidia me das. No seré quién te discuta.

      Un abrazo

    • Ludovico

      No quería haber entrado en el comentario del señor Dueñas porque he intervenido varias veces en este post. Pero creo que hay cosas que sorprenden. Y ahí va mi sorpresa. No veo al hombre, porque no debe estar, ni en los Principia ni en la Optiks de Newton. Menudo sofocón se llevaría Chandrasekhar, el analista, y astrónomo premio Nobel él mismo, quizá más profundo del primero con ese calificativo. No me entretendré en el cogito cartesiano para hablar del giro subjetivista que usted llama antropocentrismo. No somos fieles a la mecánica cuántica si la mezclamos con otros añadidos “holistas”. Recuerdo que en una publicación que yo dirigía se empeñó Salvador Pannikar en que reseñáramos un libro de su editorial (Kayrós) sobre mecánica cuántica hindú o budista. Esas tendencias, quiero decir, no han estado lejos de nosotros desde hace años.

      Su concepción de la ecología no es la que enseñaba en la facultad de biológicas Ramón Margalef, introductor de la disciplina en España y premiado con lo que se considera el nobel de la materia. Muy crítico con el ecologismo, que es lo que ahora muchos confunden con la ecología, incluido el Papa Francisco, decía burló que ecologismo es a ecología lo que socialismo a sociedad. Le divertían las contradicciones, como la denominación del PRI mejicano: partido revolucionario institucional. Si es revolucionario no es institucional, obviamente.
      Hablar de eco-socialismo trae a la memoria la genética marxista de Lysenko. Con una diferencia importante, no matará de hambre a miles de campesinos como sí produjo el ideólogo de la biología “soviética” en la URSS.
      Por fin, la autopoyesis. En el universo carece de sentido. Ni acaba de cuajar en biología para explicar lo que puede explicarse mejor a través de la termodinámica de los procesos irreversibles. Porque la ecología es eso, una suerte de fisiología al aire libre donde imperan los sistemas abiertos.

      • Nacho Dueñas

        Amigo Ludovico:
        Ante todo, disculpa mi informalidad, que no es irrespeto sino mentalidad. En todo caso, como podrás apreciar, el tono de este comentario será totalmente respetuoso:
        -No soy yo quien tacha de antropocentrismo a Descartes. Viene de antes. Conocerás el texto en el que habla de “torturar” a la naturaleza para “doblegarlo” a nuestros deseos. Eso es antrpocentrismo de libro.
        -El racionalismo cartesiano, a partir de la res cogitans y la res extensa hace del ser humano el centro de universo, de modo necesario.
        -Yo sí avalo, en la línea de Panikkar, la integración cuántica-mística. Hay mucha literatura seria, que de uno u otro modo lo apunta o lo integra (Capra, Bohr, Wliber, Groff, Escohotado, Boff, Progogina, Bateson, Sheldrake…)
        -¿Margalef y Bergoglio? Coño, es que hay muchas tendencias ecologistas contrapuestas, que yo dividiría en conservacionistas (capitalismo), antropocentrista (“progre” y socialista) y biocéntrica e integral (contracultural, anarquista y, felizmente, la línea de Bergoglio.
        -Cierto que la ecología no es ecologismo. Pero en la medida que el primero tiene un mínimo de sensibilidad, tenderá a convetirse en lo segundo. Por aquello del paso del logos al pathos que desarrolla Leonardo Boff.
        -¿Dónde está escrito que lo revolucionario no puede ser institucional? Lo niego categóricamente.
        -Mezclar ecosocialismo con lo soviético es meter en el mismo saco a Casaldáliga con el antipapa Juan XXII, por más que ambos fuesen católicos. No hace falta pasar del prólogo de cualquier libro de ecosocialismo (seguro que conoces los de Lowy) sabe a qué me refiero.

        Ahora, amigo, que te tengo a tiro, deja que te haga una mención pública de reconocimiento, si es que soy quien para ello:
        Tal vez me falten datos o revisar muchos más comentarios que los pocos que puedo leer. Pero creo percibir una cierta intolerancia ad hominem contra tu persona. Y esto no va por nadie, que nadie se pique.
        Pero yo, todo lo que he leido de tí me parece respetuoso y fundamentado. Y de un nivel teórico que ya quisiero yo para mí.
        Creo, eso sí, que estás en la antipoda de mi pensamiento. Pero eso me permite confrontar, aprender, rebatir y, llegado el caso, rectificar.
        No quisiera (permítaseme la sospecha) que esa tensión hacia tu persona fuese consecuencia de no poder confrotar a quien piensa distinto, pero no podemos refutarlo.
        Eso pienso. Si me faltan datos en sentido contrario, me disculparé. Pero mientras tanto, mi saludo y reconocimiento, amigo Ludovico.
        Nacho.

        • Ludovico

          Distinguiria yo entre el ensayo y la ciencia. No tengo en mi altar los iconos que usted reconoce. Y de los que venero, alguno lo tengo en altar distinto. De los nombres que usted cita, hay quienes carecen de formación científica (Boff, por ejemplo), que usted mezcla con premios Nobel (Prigogine). De los científicos, algunos no han destacado por su trabajo en biología (Bohr o Prigogine, por ejemplo).

          El ecosocialismo no se distingue en nada de la genética marxista, ninguno de los dos es ciencia, salvo, lo indiqué antes, en la mortandad que supuso la genética lamarckista del ruso.

          En la historia del ensayo español, no es Escohotado y sus drogas el primero en flirtear con la ciencia. Ortega puso en su raciovitalismo muchas ideas de Von Uexkull. El propio Zubiri presentó a Schrödinger en la Magdalena santanderina y habló de “partículas virtuales”. García Morente tradujo a Schlick y Besteiro introdujo la psicología experimental en España. Pero no dejaban de ser diletantes. O como decía Bergson de Ortega “mondain”.
          La ciencia es otra cosa, es método, es rigor, está supeditada a la refutación experimental. Incluida la mecánica cuántica y la relatividad.

          • Nacho Dueñas

            Amigo Ludovico:
            -Una visión a cierta bibliografía de Boff nos lleva a la necesaria conclusión de que Boff sí tiene formación científica. Lo que no tiene es titulación cientifica, que es otra cosa. Valga el ejemplo de “El tao de la liberación”. Un ensayo profundo sobre paradigma cientificos interdisciplinares (como es el caso) implica una formación científica de entidad, titulada o no. Una cosa es distinguir ensayo de ciencia, y otra convertirla en compartimentos estanco.
            -Nunca dije (Bohr y Prigogine) que destacasen en biología. ¿Deberían?
            -¿Quien ha dicho que Escohotado haya sido el 1º enn filtrear con la ciencia? Lo que he dicho es que él ha sido uno de los que han profundizado en la visión de los nuevos paradigmas. En concreto su libro “Caos y orden”, en el que sigue a Prigogine en su afirmación de que en la supuesta aleatoriedad de la “materia” hay un criterio de autoorganización no perceptible para el ser humano.
            -El ecosocialismo ni es ciencia ni lo pretende. Además, como referente de los nuevos paradigmas, y en oposición crítica a la modernidad, el productivismo y el totalitarismo es antisoviético. Una somera lectura del prólogo de “Ecosocialismo. La alternativa radical a la catástrofe ecológica capitalista” de Michal Lowy valga como muestra inequívoca.
            Saludos.
            Nacho.

  • Román Díaz Ayala

    Atrio no es un foro. ni un blog de religión, sino humanista  y abierto a todo el pensamiento humano. Son las personas que participan en el medio quienes se manifiestan según sus propios intereses e individualidades, cada cual cargando con sus propios bagajes personales  y sus trayectorias de vida.

    Atrio no es confesional ni laica. La laicidad que practica no es aquella que prescinde de la religión, por oposición o por quererse permanecer ajeno a ella. Es más bien aquella que procura que nada humano nos sea ajeno.

    De hecho se puede ser una persona  laica y al mismo tiempo profundamente religiosa.

     

  • carmen

    Por supuesto que tenemos capacidad para hacer el bien o el mal. Y en todo el planeta. En todo. En nuestra especie y en otras porque no están a nuestro servicio.

     

    Desde luego yo, mi, me , conmigo no hablaba de eso.

    Justo es eso lo que digo, ya que el tema ha cambiado. Justo. El futuro depende de nosotros. Creamos o no creamos en Dios.

    De verdad. Es increíble esto.

     

     

  • carmen

    No sé ya como decir que si no creo que Jesús fuese dios mismo, no quiere decir que no crea en eso que llamamos Dios

    Y que yo no sé lo que es.

    Si ustedes lo saben, me alegro por ustedes. Yo no lo sé.

    Creo que posiblemente haya algo que todo lo coordine o ni sé cómo describirlo?  Si.

    Creo que Jesús es Dios hecho hombre? No.

    Por eso soy mejor o peor que alguien? No lo creo.

    O sea. Es que no sé cómo decirlo ya.

    Me rindo.

     

    Y terrorismo religioso. Si no fuese tan trágico lo de terrorismo religioso, me reiría de los peces de colores. Pero esta vez no me puedo reír.

  • mª pilar

    Es cierto…Somos muy poca “cosa” oero con una gran capacidad:

    ¡Humana!

    De hacer…mucho bien, o hacer un inmenso mal… las personas entre si.

    Es para pensarlo y poner manos a la obra.

  • Ludovico

    El supercúmulo constituido por ocho cúmulos galácticos en un desplazamiento del rojo de 0.36, del que arXiv informaba el 21 de diciembre, y difundido de inmediato por la prensa, constituye un hito, cierto, en la historia reciente de la astronomía, fruto de la colaboración de varios equipos de investigadores de Europa y América. Porque hoy la ciencia avanza, normalmente, en equipos. ¿Supone eso que el hombre, instalado en un pequeño planeta de un sistema de una galaxia marginal, es una insignificancia, menos que cualquier microbio que observaba Anton von Leeuwenhoek cuando construyó el primer microscopio a principios del XVII, menos incluso que cualquier fragmento de ADN, o de ARN, que de lo último está hecho el genoma del coronavirus?
    Según se mire.
    Según se mire al hombre, evidentemente. En años recientes hubo una controversia al más alto nivel científico sobre las constantes del universo, los famosos “six numbers” del presidente de la Royal Society, el cosmólogo Martin Rees. De acuerdo con el llamado ajuste fino, esas seis constantes del universo mostraban el guarismo necesario, ni una décima mayor, ni una décima menor, para la aparición de la vida en el mundo. Algunos interpretaron la existencia de esas constantes como una prueba del diseño inteligente del universo por un Ser Divino. Otros se opusieron a esa interpretación.
    Evidentemente, los partidarios de una visión providencialista no interpretaban el mundo de acuerdo con sus principios religiosos. Sino que, a los datos de la ciencia (determinista), de la que no se salen, agregan una interpretación finalista (metafísica).
    La Inquisición española, como la de otros países, no ha constituido ninguna página honrosa. Pero cuando la nuestra desapareció en 1813, hacía ya tiempo que Galileo y su heliocentrismo estaban aceptados.
    Las relaciones entre ciencia y fe Han adquirido tal grado de madurez académica, que los viejos reduccionismos carecen de legitimidad y sentido.

    • carmen

      Pero las disculpas oficiales fueron en el pontificado de Juan Pablo II, creo recordar.

      La iglesia oficial tiene gente muy muy muy preparada en muchos campos distintos. En el de la ciencia también, por supuesto.

      La teoría de la creación sigue en plena vigencia, ahora se llama creacionismo. Y en EEUU pega muy muy fuerte.

      Me parece genial que las personas estén convencidas de que existe un Dios creador, hecho hombre. Me parece genial. De verdad. Pero hay personas que eso no lo sabemos. No tenemos respuesta, cuando llegas a la última pregunta, vale, y todo esto es por puro azar o por una intencionalidad de Dios? Eso jamás tendrá una respuesta científica. Es una respuesta personal. Y nadie es mejor o peor que nadie por pensar que el origen de todo está en un dios creador o en no tener respuesta.

      Sabe qué me molesta de todo esto? Que da la sensación de que si no se acepta la creación de seis días o de seis Big Bang, somos como personas a las que nos falta una dimensión.

      No nos falta nada. Sencillamente pensamos de otra forma. Y eso no se nos perdona. En el fondo existe la misma intransigencia que en el siglo XV, la diferencia es que la iglesia ha perdido poder. Digo intransigencia. No digo que se queme ni torture a nadie. Intransigencia intelectual.

      Y lo veo totalmente injusto.

      También es posible que no sea el lugar para expresar ideas de este tipo.

      Un abrazo.

      • Ludovico

        Carmen una cosa es la doctrina de la Creación y otra la doctrina del creacionismo. La doctrina de la Creación, puntal de la fe cristiana y de otras religiones monoteístas, enseña que el Universo es obra de Dios. Esa doctrina no especifica el modo. Y, por supuesto, nada que ver con el Creacionismo, que defiende que el mundo fue creado por Dios tal cual existe, con las especies animales formadas, en siete días, etcétera.
        El creacionismo opone a los 14.000 millones de años del origen del Universo, unos miles como máximo, de acuerdo con el cómputo de la edad de los Patriarcas y otros datos bíblicos.

        El creacionismo se opone directamente al evolucionismo. La Creación no sólo no se opone al evolucionismo, sino que lo incluye.

        El hombre de fe que, por razones profesionales, se ha dedicado al cultivo de la ciencia es persona, por definición de científico, abierta al progreso del saber, de la investigación. No es ninguna postura novedosa en la historia de la Iglesia. Los Padres, es decir, los teólogos por antonomasia de la tradición, escribieron unos comentarios muy buenos al libro del Génesis, conocidos por Hexameron, en alusión a los seis días del Génesis. Encontramos allí una apertura a lo que se sabía en su tiempo. Otro tanto encontramos en los medievales, en los humanistas, renacentistas, modernos y contemporáneos.

        • carmen

          A lo mejor estoy confundida. Me parece que el creacionismo es la postura científica que defiende actualmente la iglesia. A lo mejor estoy equivocada, jugaría que no. Es lo que se enseña ahora en las clases de religión en los colegios. Ya no hablan de los seis días, hablan de que en el origen del Big Bang, teoría muy extendida , tendiendo a infinito, del origen del universo, casi sinónimos para muchas personas, esa gran explosión fue porque Dios así lo deseo. Para mí es exactamente igual que los seis días de la creación.
          Como usted supondrá no seré yo quien afirme ni niegue esa afirmación. Pero quizás se podría entender que hay personas que no lo tenemos nada claro. Pero nada.
          No sabemos, en fin, no me voy a poner a hablar de las sigularidades ni del bosón de gibbs, si es que así se escribe. Fue titular de periódicos hace unos años. Porque es igual. Al final siempre estará la pregunta. Y eso, por qué?

          Me molesta también tirando a infinito que las personas que no tenemos respuesta , parezca que somos seres que nos falta la dimensión espiritual. Es totalmente Falso. Solamente no sabemos. Y lo decimos.
          Y eso no es cuestión de ciencia. La ciencia jamás demostrará la existencia o inexistencia de Dios. Porque no es una cuestión científica. Es de respuesta personal. Ni tan siquiera filosófica, eso está muy bien para escribir libros, pero la realidad es que es una respuesta personal.

          Pero ya digo. A lo mejor no es el lugar para plantear está cuestión. Porque , sabe? Es un foro o un blog de religión. Y además católico.

          Entonces se verá más o menos normal hablar de cosas de iglesia. Apoyar una postura u otra. Por cierto, me parece usted un hombre valiente y cabezón. Pero si cuestionar la divinidad de Jesús ya es fuerte, el cuestionar la existencia de un Dios creador ya se pasa de la raya. Y decir que un ateo es un ser humano tan completo como otro, eso ya es intolerable.

          No sé si usted me está entendiendo. Me dirijo a usted. Haga un esfuerzo. No puedo dejar de cuestionar determinadas cosas y no encuentro respuestas. Usted, como hombre de ciencia entenderá lo que digo. Lo que digo. Lo que estoy expresando, aunque no lo comparta. Es que no lo tiene que compartir. Solamente entender lo que digo.

          Y ya está.

          • Ludovico

            Carmen, la postura de la Iglesia no es el Creacionismo. De hecho es contraria a ello. Juan Pablo II llegó incluso a afirmar que la evolución –tesis opuesta al creacionismo– es más que una mera hipótesis. Era un factum.
            Sobre el big bang. Sabrá usted que la introducción de esa singularidad en cosmología fue idea de Georges Lemaître un sacerdote e ingeniero belga del que Einstein, en las famosas conversaciones Solvay, afirmó: el único que me ha comprendido bien es ese curilla. La idea del Big Bang, o la gran explosión, fue, pues, una idea de un sacerdote católico. Pero se esforzó muy mucho en no confundir el acto creador con el big bang. Cuando Pio XII quiso asociar ambos conceptos, Lemaïtre acudió a Roma y le convención de que no lo hiciera: “Santidad, el concepto de big bang es una hipótesis científica y, como tal, puede cambiar; la creación es dogma, es asunto de la teología. No mezclemos las cosas por el bien de ambas.

            El bosón de Higgs permite explicar el origen de la masa de las partículas, de la materia en el Universo. La Iglesia, como en el caso anterior, no tiene nada que decir. Ni me consta que tenga interés en decir nada.

            No sé qué experiencias ha tenido usted para atribuir a los que profesan la fe se muestren intransigentes y nieguen que las personas no creyentes o simplemente ateas tengan ética, valores o vida espiritual. Mire, a lo largo de mi vida, he convivido y trabajado más con personas sin fe que con católicos practicantes. La persona que me enseñó con su ejemplo un modelo de ética fue… María Rosa Borrás, secretaria del PSUC (partido comunista catalán). Llegué a quererla como a una hermana. Trabajamos juntos codo con codo. Había sufrido ella en la cárcel lo indecible (de hecho se exilió a Europa del Este, a Berlín oriental). (Fue un tiempo compañera de Joaquim Boix, el comunista cuya tortura en la comisaría de Vía Layetana provocó la famosa manifestación de las sotanas de los años sesenta.) Otra persona de ética intachable fue Manolo Sacristán. Nunca agradeceré bastante su ejemplo y entereza. Ni que decir tiene que en el bando creyente abundan maestros no menos íntegros. La vida es como es.

          • carmen

            Ok.
            Entiendo perfectamente que a lo largo de su vida haya tratado con personas no creyentes. Perfectamente. Se que la posición de la iglesia respecto de la ciencia ha cambiado. Por supuesto.
            También sé que a la iglesia no le interese en absoluto el origen de la masa, a mí sí, es como el Avecrem, pastillitas de energía que se arruga cuando un bosón choca contra una especie de piscina de energía. Así se lo explicaba a mis niños. Lo encuentro fascinante. Claro que la iglesia no se mete ahí. Le da lo mismo. Solamente le interesa el origen último. Porque como dijo ese señor , por el bien de los dos, no hay que mezclar

            También soy cabezona, sorry. Hable con Santiago. Es creacionista a tope. Porque el creacionismo es también darwinista. El creacionismo solamente se diferencia de cualquier modelo científico en la causa última. Dios. Si es necesario que empuje a los bosobes , los empujará. Y eso va que vuela en los libros de ciertas editoriales y en los colegios de ciertos países. Cómo se va a defender hoy día la creación en seis días? Pero si la iglesia es una organización superpreparada. Por eso es eterna. Y saben perfectamente como tienen que introducir la idea de la creación, ahora. Por supuesto. Ahora, si eres guapo y profesor, di que eso es una opinión y no una teoría científica. Verás lo que duras si te ha contratado un centro religioso.

            Creo que me ha entendido. Le prometo que también le he entendido. Quizás más de lo que cree, por una razón muy sencilla. Es usted extremadamente riguroso en su discurso. Seguramente no lo soy, doy muy arbolaria, me voy por las ramas.

            Ha sido una conversación estupenda y me alegra que piense que los que no creen en el Dios en el que muchos de lo que aquí escriben creen, seamos personas tan completas como cualquiera. Con los mismos defectos, los mismos intereses en construir un mundo mejor e incluso creer en que algo hay que nos transciende aunque no sepamos qué es.

            Un abrazo fuerte.

  • oscar varela

    Hola!

    Estas “prédicas” son:

    PURO TERRORISMO RELIGIOSO

     

    Una “bonita” forma de MANI-PULACIÓN

     

    ¿La AUTO-ESTIMA (no tergiversar con “auto-complacencia“)?

    Esa, te la debo!

  • ana rodrigo

    Cierto, somos poca cosa en comparación de…., pero tenemos una cosa, por ahora que conozcamos no existe en otros seres que es nuestro cerebro capaz de pensar, sentir, decidir, con conciencia de que vivimos y de que vamos a morir. Mientras tanto, nuestra propia vida es todo un universo.

  • carmen

    Nuestra historia es la historia de una especie que alcanzó por lo que fuese la capacidad de reflexión. Y eso le ha llevado a sentirse superior a todo lo creado. Hasta el extremo de pensar que Dios mismo ha querido ser como nosotros, los elegidos por Eso que llamamos Dios.

    No he visto un acto de soberbia colectiva mayor. Pasaremos a la historia. Si es que nuestra soberbia que nos hace considerarnos a nosotros mismos como dueños y señores del planeta, no nos autodestruye. Eso sí. Porque Dios así lo quiere.

     

    Mire, no entiendo nada. Y cada vez me importa menos. Es imposible cambiar este tinglado. Procuraré ser fiel a mí misma. No veo otra salida a este laberinto de sinrazones.

    Cuídese. Usted es mucho de pancartas y tal. No se olvide de la mascarilla, el gel de manos y la distancia de seguridad.

     

    • Olga Larrazabal

      Hola Carmen: Encuentro genial tu comentario y comparto plenamente el resumen que hiciste del tema.
      Mientras más se investiga, más humildes debiéramos ser. Las últimas noticias de la biología humana que he leído hablan de 2 o 3 Kg de bacterias que nos habitan o que estamos en simbiosis, que aportan mucho más ADN a nuestro cuerpo que nuestras propias células, y que manejan todo el tinglado. Comunicaciones directas con el cerebro por varias vías, y responsables de nuestros humores y de muchas funciones misteriosas que tiene nuestra maquinaria..
      Complicada la cosa, y ante tanta complejidad interna nuestra, y externa de este mundo loco y que no podemos cambiar casi nada ,hay que ponerse la mascarilla, lavarse las manos, y en mi caso, escuchar una buena música, que aunque sea inspirada por bacterias, me produce mucha felicidad.
      ¿Y Dios? Debe ser el organizador de todo el tinglado, me imagino. Los detalles no los voy a conocer nunca.
      ¿Y Jesús? Un alma noble y tierna que me provoca mucha simpatía.
      ¿Y la vida? Hay que vivirla lo mejor posible, sin perder el cachet y el estilo, como decía mi abuelita.
      Buenas noches a todos

  • Juan García Caselles

    A ver si nos vamos enterando

Deja un comentario