Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5695 Artículos. - 91239 Comentarios.

Sartre, prisionero de guerra: texto conmovedor sobre la Navidad

Me lo envía alguien de CyJ, no el mismo Leonardo. Pero lo tiene en portugués en su blog. Sería interesante tener la imageendel nacimiento a la ue se refiere Juan Pablo. AD.

Recibí de este amigo y colega de teología de la PUC-SP Fernando Altemeyer Junior este texto, bien conocido, pero poco divulgado de J.P.Sartre. Prisionero en la Segunda Guerra Mundial, a petición de algunos sacerdotes, también prisioneros, se le pidió que escribiera una meditación, lo más amplia posible para que todos pudieran entenderla. Ateo profeso y generoso, aceptó la invitación. Se metió en el espíritu navideño y les regaló este conmovedor texto que nos ilumina hasta hoy. En duda, lo reconoció como suyo en 1962, explicando el contexto en el que fue elaborado. Agradecemos al incansable investigador y profesor Fernando Altemeyer Junior por el acceso a este texto en portugués y en origen francés. Libra

Estamos en 1940, en Alemania, en un campo de prisioneros francés. Algunos sacerdotes le piden a Jean-Paul Sartre, un recluso durante unos meses con ellos, que escriba una pequeña meditación para la Nochebuena. Sartre, ateo, acepta la solicitud. Ofrece a sus compañeros “Barjoná o hijos del trueno”, buscando unir a creyentes y no creyentes.

“Como hoy es Navidad, tienes derecho a exigir que te muestren el pesebre. Aquí está. Aquí está la Virgen, aquí está José y aquí está el Niño Jesús. El artista ha puesto todo su amor en este dibujo, pero quizás lo consideres ingenuo. Mira, los personajes tienen hermosos adornos, pero son rígidos, se podría decir que son marionetas. Ciertamente no fue así. Si eres como yo, mis ojos están cerrados …

Pero escucha: solo tienes que cerrar los ojos para escucharme y te diré cómo los veo dentro de mí. La Virgen está pálida y observa al niño. Lo que queda por pintar en su rostro es un asombro ansioso, que aparece solo una vez en una figura humana. Porque Cristo es su Hijo, la carne de su carne y el fruto de sus entrañas. Ella lo ha dado a luz nueve meses y le dará el pecho y su leche se convertirá en la sangre de Dios. Y en ciertos momentos la tentación es tan fuerte que olvida que es Dios. Ella lo sostiene en sus brazos y dice: “¡Mi pequeño!” Pero otras veces permanece perturbada y piensa: “Dios está ahí”, y se siente abrumada por un horror religioso por este Dios mudo, por este niño aterrador. Porque todas las madres se detienen un momento ante ese fragmento rebelde de su carne que es su hijo y se sienten exiliadas ante esta nueva vida que se hizo con su vida y que habitan pensamientos extraños. Pero ningún hijo fue arrebatado más cruel y más rápidamente a su madre, porque Él es Dios y está más allá de todo lo que ella pueda imaginar. Y es una dura prueba para una madre avergonzarse de sí misma y de su condición humana frente a su hijo. Pero creo que debe haber habido otros momentos, rápidos y escurridizos, en los que sientes al mismo tiempo que Cristo es tu hijo, tu pequeño y que es Dios. Ella lo mira y piensa: “¡Este Dios es mi hijo! Esta carne divina es mi carne. Está hecho de mí, tiene mis ojos y esta forma de tu boca es la forma de la mía. Se parece a mí. Es Dios y se parece a mí ”. Y ninguna mujer tuvo la suerte de tener a su Dios para ella. Un Dios pequeño que puedes sostener en tus brazos y cubrir de besos, un Dios cálido que sonríe y respira, un Dios que se puede tocar y que vive. Y es en esos momentos que pintaría a María, si fuera pintora, y trataría de representar la expresión de tierna audacia y timidez con la que ella alarga la mano para tocar la dulce piel de este niño-Dios, cuyo peso está sobre sus rodillas cálida y que te sonríe.

Y aquí está todo para Jesús y la Virgen María. ¿Y José? José, no lo pintaría. Mostraría solo una sombra en el fondo de la granja y dos ojos brillantes. No sé qué decir de José y José no sabe qué decir de sí mismo. Ama y está feliz de amar y se siente un poco exiliado. Creo que sufres sin admitirlo. Sufre porque ve cuánto se parece a Dios la mujer que ama, lo cerca que está de Dios. Porque Dios explotó como una bomba en la intimidad de esta familia. José y María están separados para siempre por este fuego de luz. Y toda la vida de José, imagino, será aprender a aceptar

Jean-Paul Sartre

10 comentarios

  • María

    Buenos días

    Interesantísimas reflexiones con diferentes matices y creo que en cada una hay lago de esa verdad que todas y todos buscamos cuando tratamos de encontrar la serenidad en nuestras vidas…o quizá debo llamarle la esperanza en nuestras vidas?

    Lo que si creo es que la filosofía de ese gran maestro Jesús, divino o no, es sencillamente una invitación a vivir en el amor que genera unidad, libertad y esperanza para ser, a pesar de las circunstancias, mejor personas en concordancia con el entorno, físico, psíquico y espiritual de todo ser.

    FELIZ AÑO PARA TODAS Y TODOS

     

  • oscar varela

    Hola!

     

    EL AÑO QUE VIENE

    ¿VIENE?

    – ¿Cómo que “viene”?

    – ¿De dónde?

    ………………..

     

    Hay:

    1- los que lo “esperan”, y también

    2- los que lo “hacen”.

     

    Pero hay unos cuantos “pícaros” que

    3- “hacen” que “esperemos” y no “hagamos”.

     

    ¡Ojito! son los verdaderamente peligrosos.

  • Juan A. Vinagre Oviedo

    “Yo, personalmente, creo que el exceso de divinización de Jesús le ha restado humanidad e incluso lo han sacado de nuestro alcance humano”, escribe Ana.  Estoy de acuerdo con esa visión. Por eso tanto monofisismo -del que todavía no se han desprendido muchos o bastantes, y se advierte en muchas oraciones litúrgicas. En ellas se percibe un monofisismo encubierto. Así como también en la formulación-redacción humana del Credo. Por querer explicar la realidad de Jesús, esa redacción lo oscurece más. ¿Algunos pasajes del Credo se entienden? Lo que sí entiendo es que Jesús es el “Hijo preferido” del Padre y el Enviado para anunciarnos el Reino de Dios. Y con quien el Padre se identifica. (Mt.3, 17) A mí esto me basta, mientras camino por la tierra. No deseo sutilizar-especular mucho más, pues sé -como se dijo en el IV concilio de Letrán- que nunca seremos capaces de hacernos una idea correcta de Dios, que vaya más allá de lo que Jesús nos enseñó: Padre que nos ama y nos espera…,  y que sustancialmente solo nos pide unidad en el amor, no en las ideas.  Para todos el deseo de un año mejor…

    • carmen

      Es que si es Dios, cómo puede haber exceso? Si es Dios, pues es Dios y todo Santísima Palabra. Pero si no es Dios, pues es hombre.
      Digo yo. No sé.
      Hombre y Dios? Pues no lo puedo entender. Entiendo mejor que sea Dios que sea hombre y Dios.

      De lo que se deduce que no entiendo nada.
      Pero creo que no soy la única que no entiende. Y, la verdad, me gusta no sentirme un perrico verde, sino un perrico normal.
      A veces me hacen ustedes mucha compañía.
      Y ahora sí.
      Hasta el año que viene.

      • Juan A. Vinagre Oviedo

        Hoy, primer día del año -y sin que sirva de precedente- voy a meterme en un gran berengenal teológico. Tampoco yo entiendo, Carmen, pero sé que no puedo entender mucho más, a no ser que sobrevalore la capacidad humana de entender lo que trasciende. Y Dios, si existe, tiene que ser necesariamente trascendente, o no sería Dios. (Aunque por serlo también sea inmanente.)
        Claro que es más fácil entender a Jesús solo como hombre, pero cuando pienso en algunas de sus palabras como: -“La Ley y los profetas hasta Juan” o -la corrección de pasajes del V. T. como dar muerte por lapidación a una mujer adúltera (no a un hombre adúltero) o -la institución de la Eucaristía (tú puedes añadir más citas), me hace pensar que Jesús era alguien muy especial, algo más que un genial autodidacta, que le dio por enseñar una doctrina, en su esencia, sublime. Me hace pensar que se sentía con un poder especial. (Aún admitiendo algunos mitos-leyendas en los evangelios, como también los hubo posteriormente en la narración de la vida de Francisco de Asís.) Al reflexionar sobre palabras y acciones como ésas, al pensar en lo que considero la esencia de su doctrina, me parece que se comporta como se declaró: Enviado del Padre para anunciar el Reino de Dios, y así dar sentido profundo a la vida, que es amor y esperanza.
        Pues bien, yo me inclino, apuesto por esta segunda opción. Y apuesto porque sé que en el tema de Dios, pese a que a veces no me aclaro -y lo entiendo-, se encuentra sentido profundo e inteligente. Apuesto porque entiendo que no pueda entender el misterio trascendente de Dios, ni en algunos aspectos a su Enviado Jesús, y si trato de entenderlos o explicarlos, probablemente los deforme. Me he repetido muchas veces: Si Dios existe, tiene que ser trascendente, y en este caso entiendo que no pueda entenderlo -lo que no quiere decir aceptar absurdos-. “Si intelligo, non est Deus…” Y en este caso, me pregunto más: ¿Entiendo bien lo que significa TRASCENDENTE? Al hablar de trascendente, con el Misterio hemos topado, sí; pero yo creo que ese Misterio tiene y da sentido. Por eso, ante Dios no hay más opción que creer o apostar por Él y por su Enviado. De un modo razonable, sí; pero conscientes de que la fe no es la conclusión de un brillante silogismo…, pues si lo fuese, Dios no sería trascendente… (No hablo de la capacidad de la inteligencia humana, que tanto yerra, aunque cuando se trata de la nuestra -la de cada uno-, a veces nos cueste aceptarlo. Eso de que nos equivocamos o no podemos ir más allá… A veces nuestra inteligencia puede superficializar demasiado…) Con esto no pretendo descalificar la inteligencia humana, sino ser realista y mirar la realidad con una visión más completa, porque dentro de una visión más completa nos hallaremos más cerca de la verdad de Dios.
        No sé si me explico bien. La vida tiene un sentido más profundo, por el que apuesto. Si no, lo más razonable es afincarnos en el “carpe diem”… y procurar no ser muy salvajes… Ojalá que esta pandemia nos ayude a entrar un poco en razón, y a ver mejor…, más humildicos. (Ya no releo más para no seguir corrigiendo…) Buen año.

        • carmen

          Te entiendo perfectamente

          Y posiblemente el mismo Jesús se creyese el enviado de Dios. E incluso a lo mejor lo fue. Y yo qué sé…
          Ni idea.
          Pero mi cabeza no puede entender todo eso de que sí la encarnación, que si dos personas la humana y la divina …en fin.
          Para mí es un hombre estupendo. Me gusta como piensa y como actúa, dando por ciertos los evangelios. Y quién sea su padre me da exactamente igual. Eso es cosa de familia.

          Creo que nuestra especie es tan contradictoria que puede dar individuos tan dispares como Jesús y como quien quieras poner, el que más rechaces. Siempre digo que como Jesús y como Hitler.
          Esa es para mí la grandeza de nuestra especie. Por eso creo en ella.
          Cada uno cree en lo que puede.
          No debería de decirlo más veces. Es que leo cosas y este dedo derecho se mueve solo y cuando me doy cuenta, zas, comentario publicado. Uuuuuufffffff.

          Debería de no meterme en teølogia, ni en política, ni en fútbol. Pero es que la teología de línea dura ha hecho muchísimo daño. No lo puedo remediar.

          Creo que hay mucho miedo a pensar. Y lo entiendo. No es para menos. Hay muchísimo en juego, tanto a nivel social como personal. No trato de convencer a nadie. En realidad hablo por hablar, porque me gusta este tema de las religiones.

          Dices que si no existiera dios…pues te aseguro que ni una sola acción en mi vida la he realizado por agradar o por tener a dios. Vamos. Te lo aseguro. Como te aseguro que eso no me convierte en mejor ni en peor persona. A mí no me hace falta un dios que me premie o me castigue. Comparto, repito, comparto la idea de Jesús de Nazaret. La comparto. Sea o no sea Dios. Eso no es asunto mío.

          Feliz año.
          Seguro que será mejor que el que hemos roto en el calendario.
          Digo yo.

  • carmen

    Es que claro.

    Familia… Monoparental? de dos padres? De dos madres? De varón y mujer?

    Es que los tiempos son otros.

    En la nochebuena acabamos mi hijo mayor y su madre discutiendo. Un ratito. No sé por qué dijo: es que claro, antes para educar lo tenías más fácil, ahora…

    Mira y mira.

    Pues ese comentario tendría más sentido si lo hiciese tu madre que tiene 67 años. Ni siquiera tienes cuarenta. Haz el favor de jugar las cartas que te han tocado. O es que crees que las cosas tienen que seguir siempre igual? Querido, la vida está en continuo cambio. He ayudado a educar a 40 generaciones. Empecé en el 76, hacía menos de un año que había muerto Franco. Así un ratito. No creo que me entendiese. Ahora es todo más difícil. Pues bueno. Que se lo digan a la generación de la posguerra.

    Y claro, lees esto de la familia y…  pues me viene esa pregunta a la cabeza. Qué tipo de familia?

    Porque atención al modelo de familia de la biblia. La madre  es virgen, el que pasa por padre en todos los belenes, José, no es el padre, el padre real es el mismo dios , pero es que el niño al ser hijo de Dios, pues también es dios. Y hombre porque es hijo de María.

    Pues menuda referencia. Como para tratar de imitarla.

    A mí me encanta la historia. Pero sé que es una historia. En mi casa tengo dos belenes. Uno de mi madre y el mío. Superbonitos. Pero es una historia.

    Por cierto. Creo que con José la historia ha sido superinjusta. He oído decir a una persona de esas que saben teølogia que José era un pobre hombre. Y ya está.

    Menuda indignación me entró. Luego lo pensé y me di cuenta de que no salía más en ningún evangelio. Me parece superinjusto. Porque sacó a su prometida o novia o lo que fuese de un buen jaleo. De pobre hombre, nada de nada. Un valiente es lo que fue. Dando la historia como cierta, claro.

    No. Esos modelos ya no valen.

    La historia sí. A mí me encanta. Pero los tiempos cambian. Juguemos con las cartas que nos repartan. Además, es que no hay otra. Bueno si, el eterno lamento.

    Buenas noches a todos.

     

  • h.cadarso

    Vale, Ana, Gracias por tu lectura, tan lejana de todos los sermones que estos días alaban la Navidad como si fuese un cuento más de los de la Cenicienta y el Flautista de Hamelín.

    Este domigno hemos tenido que aguantar el tercer alegato clerical-episcopal.y de más arriba contra la  Ley de Eutanasia. !Toma Vaticano I, toma Pío IX! Por favor, Duato, echa tu cuarto a espadas tú también! Que las mujeres nos están robando la prepotencia eclesiástica a los…machotes!

    Con todos mis perdones. Se admite la polémica y todas las discrepancias.

  • Rodrigo Olvera

    Juan Pablo no se refiere a ninguna imagen del nacimiento.

     

    Quién habla en este texto no es Juan Pablo Sartre en una meditación religiosa solicitada por sacerdotes católicos. Quién habla en este texto es el sabio de Oriente Baltazar, personaje de una obra de teatro escrita por Juan Pablo Sartre: los sacerdotes habían conseguido permiso para celebrar la Navidad, y al proponer Juan Pablo celebrar con una obra de teatro, posibilitó que el permiso se extendiera a no creyentes sin necesidad de asistir a ritos creyentes.

    Hay una enorme diferencia entre decir que esté texto es la meditación personal de Juan Pablo sobre la Navidad y decir que es la reflexión de un personaje mitológico dentro de una obra teatral escrita por Juan Pablo.

    La obra de teatro es mucho más que está escena del nacimiento. Es la pregunta sobre la esperanza, el sentido de vivir y de dar vida a hijos, en un mundo lleno de angustia. Es en ese contexto narrativo y existencial que tiene su altura la escena en la que Baltazar describe el nacimiento de una manera tan humanizada.

     

    Abrazos y esperanzas

     

     

     

  • ana rodrigo

    Están circulando por las redes (las redes son más libres que un artículo periodístico), están circulando versiones, en imágenes, en las que se desmitifica, desde la relación de pareja virgen de María y José, hasta el nacimiento virginal, sin dolores de parto, de Jesús. De lo que se deduce que cada época ve el relato de la encarnación y nacimiento de Jesús a su manera, desde el mito o bien desde la humanización y naturalización de un hecho propio de cualquier ser humano que viene a este mundo.

    Las reacciones pueden polarizarse en torno a una u otra versión, quienes quieren seguir viendo lo sobrenatural del hecho y se escandalizan de que haya quienes lo vean como un hecho natural y común al resto de seres humanos hasta quienes piensan que es un hecho natural. Con respeto mutuo hacia quienes creen una cosa y la contraria porque las creencias son sagradas para quien así lo crea y para quien no lo crea.

    Yo, personalmente, creo que el exceso de divinización de Jesús le ha restado humanidad e incluso, lo han sacado de nuestro alcance humano.

    Ayer se celebró la fiesta de la Sagrada Familia, y yo me pregunto, en qué podemos imitar a una familia tan extraña, inasequible y ajena al resto de los mortales?

    Con mi reflexión, no quiero molestar a nadie, y si así fuere, pido disculpas.

Deja un comentario