Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5703 Artículos. - 91347 Comentarios.

Chile, ahora comienza la transición

 ¡Qué gran alegría, después de la tímida y tramposa democracia tras Pinochet! ¡Cuántos paralelismos y enseñanzas para España! Hasta Francisco nos anima a no contaminar la transición democrática y el amor a la patria con restos de ideología fascista! AD.

Por Atilio A. Boron

Chile se enfrentó este domingo ante un desafío histórico por lo inédito: su pueblo fue consultado por primera vez en sus anales si quería o no una nueva Constitución y, en caso de que la respuesta afirmativa fuese mayoritaria, qué clase de órgano debería ser el encargado de redactar la nueva Carta Magna. Había dos alternativas: o bien una “Convención Constitucional” compuesta por 155 personas exclusivamente electas con este fin y que una vez finalizado el proceso deberá disolverse o, en caso contrario, una “Convención Mixta” conformada por 172 integrantes, un 50 por ciento de los cuales parlamentarios y el 50 por ciento restante por ciudadanos también electos con este único fin.

Esta consulta no fue una concesión graciosa de la casta política post-pinochetista sino el corolario de un largo proceso de luchas populares que alcanzaron su apogeo en las jornadas que tuvieron lugar a partir del 18 de octubre del 2019. Éstas dieron por tierra con la fantasiosa imagen del “modelo chileno”, ese supuestamente virtuoso paradigma de la transición democrática y del éxito económico publicitado sin escrúpulos y sin pausa por los intereses dominantes y el imperio. Las protestas desbarataron en un furioso abrir y cerrar de ojos la espesa telaraña de mentiras oficiales dejando al descubierto un país con uno de los mayores índices de desigualdad económica del mundo, con los hogares más endeudados de Latinoamérica y el Caribe, con un sistema previsional que durante más de cuarenta años estafó a jubilados y pensionados, y un país en el cual según lo demuestra una investigación, las mujeres que nacen en las comunas populares del Gran Santiago tienen una esperanza de vida 18 años menor que las que tienen la suerte de nacer en Providencia, Vitacura o Las Condes. “Chile limita al centro de la injusticia”, cantaba Violeta Parra a mediados de los sesentas, en una época en donde aquélla no había llegado a los extremos inimaginables que alcanzara gracias al pinochetismo y sus sucesores.

Las resistencias y luchas nunca cejaron, y alcanzaron una inercia acumulativa que produjo el estallido social de octubre. Del subsuelo profundo de Chile irrumpió la verdad que el dictador y los protagonistas de la fallida “transición democrática” trataron de ocultar. Nadie fue más elocuente que la esposa del presidente Sebastián Piñera para describir lo que ocurría en el país cuando, angustiada, le confesó a una amiga que “estamos absolutamente sobrepasados, es como una invasión extranjera, alienígena.” Su reacción es comprensible: esos rostros crispados y hartos de tanta opresión e injusticia, esos cuerpos que se oponían heroicamente a los criminales disparos de las fuerzas de seguridad habían sido invisibilizados durante casi medio siglo y para la cultura dominante eran “alienígenas”, un amenazante populacho que venía a perturbar la confortable existencia de los dueños del país y sus riquezas. Y, después de los resultados del plebiscito parece que los “invasores” no quieren regresar al pasado. Quieren construir un nuevo orden constitucional que les devuelva los derechos que les fueran conculcados apelando a mañosas trapisondas y a las malas artes de la propaganda política perversamente administradas por el sicariato mediático, con El Mercurio a la cabeza.

 

16 comentarios

  • Honorio Cadarso

    Señora Isabel Allende: Vaya usted a contarle a su papá junto a su tumba, todas sus teorías de paños calientes y buenismo. Esa no es manera de honrar su apellido. Lo siento…Y le dedico un artículo que acabo de escribir sobre cómo China y su régimen político han superado la pandemia que hace destrozos en todo el Occidente capitalista o socialdemócretacpitalista…

  • Olga Larrazabal

    Hola amigos:  Ayer hubo un momento de alegría muy grande por la contundente victoria de la opción de cambiar la Constitución.  Y la verdad es que nos hacían falta momentos de alegría en medio de esta pandemia interminable.

    Más que la Constitución misma que con voluntad se podrían haber modificado algunos artículos, el plebiscito mandó otros mensajes contundentes.

    Uno, que buena o mala la constitución antigua, queremos Nosotros decidir si es buena o mala y queremos Nosotros elegir al grupo que va a hacerla,  y queremos Nosotros decidir artículo por artículo si nos gusta o no.

    Dos, Nosotros vetamos al Parlamento existente como miembro válido para meter sus manos en la nueva Constitución.

    Las personas no quieren saber nada de los partidos políticos ni de derecha ni de izquierda, porque son una casta que se autoreproduce, y le venden servicios a la elite.

    • carmen

      Es que eso que ahora está viviendo Chile, yo lo viví tal cual.
      Otros quizá no.
      Pero mi persona lo vivió tal cual.

    • carmen

      Y no veo la necesidad de la señora Allende de remarcar diferencias con su padre.
      Para mí es un señor de una talla impresionante. Solamente por el hecho de defender su presidencia de la forma en que lo hizo. Porque estaba defendiendo a Chile enterito.

      Pero tengo un mal día, por lo visto.
      Sorry.
      Pero si no lo digo, me muero.
      Un abrazo

      • Rodrigo Olvera

        Isabel Allende tiene necesidad de desmarcarse del socialismo de su padre; de hecho, se desmarca de todo socialismo.
        Su necesidad está en la lógica de la socialdemocracia electoral.
        Su necesidad no está en la lógica de los colectivos movilizados, especialmente la jueventud feminista anticapitalista, que consiguió el triunfo del referendo.
        Afirmar que la nueva constitución debe partir de que no hay alternativa al capitalismo sino que hay que marchar con este modelo, éso si que es gatopardismo (para usar la expresión que tanto le gusta usar a Oscar Varela).

    • Juan García Caselles

      ¡Enhorabuena! Y suerte

  • oscar varela

    Isabel Allende Bussi (1945–), política chilena, hija del expresidente Salvador Allende
    (prima de Isabel Allende Llona (1942–), escritora chilena).
    ………………..
    * Isabel Allende, la senadora chilena e hija del ex presidente consideró que
    todo el arco de la oposición debe “unirse”
    – para “avanzar en las transformaciones”
    – “Lo que tenemos que hacer es democratizar esa democraciaprofundizarla,
    – ensancharla y hacerla inclusiva”.
     – “Es fundamental ir unidos.
     Hasta ahora no hemos logrado esa unidad de la oposición,
    – que es responsabilidad nuestra” y
     si eso no ocurre “vamos a tener un rotundo rechazo
     
    Allende explicó cómo será el paso a paso de “lo que vendrá”
    “Hay que hacer ver a la gente que este proceso va a tomar un par de años”.
    en abril de 2021 se convocará a elecciones de delegados convencionales
     que tendrán un año para redactar el nuevo texto.
    “Cada capítulo tendrá que ser aprobado por dos tercios” de los constituyentes;
    (es decir que la mayoría y el consenso deberán ser abrumadores porque “si no, no vamos a lograr ponerle ese sello que nosotros consideramos que debe tener”),
     
    * Una vez que se termine el nuevo texto,
    – el gobierno deberá llamar a un referéndum de salida de la nueva Constitución,
    – para luego ponerla en vigencia.
    – Mientras todo esto ocurra, “tenemos que avanzar en transformaciones que no dan para más”.
     
    “la gente podrá mirarnos con más comprensión si hacemos un esfuerzo genuino en hacer cambios”, estimó.
     
    * calificó de “ilegítima” a la Constitución vigente;
     Una de las trabas más grandes que estableció el pinochetismo es que cualquier reforma de magnitud necesita los dos tercios del parlamento.
    – “Se requiere el concurso permanente de la derecha” y esto
    – “ha sido un permanente cerrojo.
    – Se han impedido hacer reformas y avanzar en ciertas materias”, dijo.
     
    * “Cuando hablo de una nueva Constitución hablo también de la posibilidad de generar un nuevo modelo de desarrollo y de sociedad” porque “el tipo de sociedad que tenemos ha generado profundas desigualdades”.
     
    * “basta de abusos, basta de financiamientos irregulares, de una clase política que parece demasiado autocomplaciente” y los dirigentes “estuvimos bastante ciegos al respecto”.
     
    * trazó diferencias del socialismo hacia el que avanzó su padre, derrocado en 1973.
    – “Una alternativa radical al capitalismo aún no se ha visto” que funcione, dijo.
    – “todos hemos aprendido que la democracia es nuestro límite del accionar político.”
    – “Lo que tenemos que hacer es
    – democratizar esa democracia, profundizarla, ensancharla,
    – hacerla inclusiva y hacernos cargo de los temas de hoy
    – que no existían hace 50 años atrás”.
    – se esperanzó con que esa debería ser uno de los ejes de la nueva Carta magna.
    “Esperamos ponerle un sello distinto a esta nueva Constitución.
    – Pero mientras vamos a tener que marchar con este actual modelo,
    – y ese será el desafío”, concluyó.

    • mª pilar

      Es el único camino a seguir; no solo en Chile.

      Es necesario, que la derecha deje ya de sentirse los salvadores de cada país en conflicto, y vuelvan a unirse para conseguir avanzar.

      Para que las personas siempre perseguidas, puedan también formar parte de su país.

      Se lo deseo de todo corazón, que al menos Chile lo consiga.

Deja un comentario