Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5753 Artículos. - 92188 Comentarios.

El sueño de una noche de pandemia

Javier Irigoien es economista, amigo mío desde los sesenta, cuya inteligencia crítica se ha venido expresando últimamente en su blog Caballería roja. Hoy nos dice a ATRIO que ha tenido un sueño. Y los sueños… profecías son. No solo visiones sino programas de futuro. AD.

  He soñado que….

…el Gobierno Vasco renunciaba a abrir las escuelas el próximo 18…

…y, en su lugar, decidía:

  1. Formar durante todo el verano a todo el profesorado en las tecnologías de la enseñanza telemática
  2. Para poder dar clases de 10 o 15 alumnos:
    • a) Reclutar a todos los licenciados universitarios en paro para formarles como profesores
    •  b) Traer al país a todos los licenciados universitarios que están trabajando de camareros en Alemania
  3. Invertir para suministrar ordenadores, para conectar con fibra óptica a todos los hogares con niños en edad escolar.
  4. Habilitar, puesto que para dar clases a 10/15 niños, no hay aulas suficientes, las Iglesias, los cines, los teatros, los centros de Congresos…..como ciberescuelas
  5. De tal modo que, además, los niños cuyos hogares no reunan condiciones suficientes para estudiar puedan trabajar en estos centros.
  6. Y, para financiar este esfuerzo:
    • a) paralizar todas las obras de infraestructuras, Y vasca, Metro de Donostia, etc.etc.
    • b) suprimir subvenciones de todos los entes públicos, salvo las destinadas a la educación
    • c) transferir todos los fondos de subvención de la enseñanza concertada a la enseñanza pública. (el que quiera más “calidad” para sus niños, o más religión, que se lo pague )
    • d) crear una gran Fundación para la Educación, que se nutrirá con aportaciones voluntarias de las grandes empresas (Iberdrola, Petronor…..), de los deportistas de élite, de las grandes fortunas….(lo apropiado sería un impuesto finalista…pero todos ellos se irían a tributar fuera…)
  7. Y, finalmente, para poder conciliar extender los permisos del trabajo a uno u otro de los padres, indiferentemente.

…claro que, me he despertado del sueño y, llovía, el cielo gris, la mar alborotada….estaba en Euskadi…

Deja un comentario