Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 25-11-19, 16:56

Jon Joseba Leonardo (2019-11-25 16:56:58) : Se adjunta un link relativo al Avance de la Encuesta Europea de Valores 2018. Da una idea precisa de la situación del Sistema de Creencias [...]

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5171 Artículos. - 82606 Comentarios.

Cuando en la Iglesia se rechaza hasta la elemental cortesía…

Esto va de una curiosa historia sobre la consideración y cortesía que la Iglesia y la Liturgia tienen con la mujer.

El domingo  1 de febrero, en la oración de los fieles del Ofertorio de la misa, hubo que leer una petición redactada en euskera y castellano sobre las mujeres: en euskera decía “Erligiosa eta erligiosoen” que traducida al castellano sería “las religiosas y los religiosos” Pero la traducción que se leyó fue “los religiosos y las religiosas”.

Alguien debió pensar que el texto del euskera no era el correcto, que el varón debe figurar delante y la mujer detrás.

De hecho, el celebrante de la misa del sábado empieza todas las llamadas a los fieles con la expresión: “Amados hermanos y hermanas” o “Digamos todos y todas a una” y se niega a cambiar el orden de la llamada en favor de las mujeres.

Se le ha recordado insistentemente que en el calvario acompañaron a Jesús moribundo las mujeres, y ellas fueron las primeras en acudir al sepulcro, y todos los detalles y atenciones que el Mesías tuvo con ellas.

Se le ha recordado que en Inglaterra el saludo suele ser Ladys and gentelmans, en francés Mesdames et Messieurs, y aquí incluso Señoras y señores.

Y que ya va siendo hora de que las mujeres aparezcan en la liturgia no solo para sustituir a los monaguillos de otros tiempos, y que en altas esferas de la Jerarquía se debate sobre elevar a las mujeres al sacerdocio.

¡Pamplinas! colegas de Atrio, lo correcto y litúrgico es el varón en primer lugar de las llamadas, y la mujer en segundo.

Y algunos, mejor dicho, algunas, dicen que no se atreven a hablar de esto con los responsables de las parroquias, o sea con los sacerdotes.

Y sobre el papel de la mujer en la iglesia debaten y deciden ELLOS y ellas lo más que pueden hacer es opinar…

Y uno piensa que ya va siendo hora de rebelarse contra ese alarde de poder y autoridad del varón y que estas batallitas también abren camino a la verdad y a la justicia y al evangelio.

43 comentarios

  • carmen

    Pues si. Que salga primero quien pueda. Pero como soy mayor echo de menos determinadas costumbres, si es que no hay más que eso . Pero es que eso no es ni bueno ni malo, ni machista ni feminista. Eso es lo que digo, que no es machista.

    Anda Pepe, que si un día se te olvidase el jersey, no sería yo quien te lo dejase.

  • Asun Poudereux

    Gracias a todos.   
                               
    A mi modo de ver la educación es ante todo reconocimiento y respeto hacia cualquier persona.  
     Más si es muy mayor o cualquier persona con problemas.
     
    Hay quien es más rápido en ofrecerse a ayudar a los demás, así unas veces es a mí a quien abren la puerta e invitan a entrar al portal y pasar primero, pues me ven muy cargada de vuelta de la compra. Cosa que agradezco, sin embargo, les insisto a estas personas que suelen ser jóvenes de ambos sexos que salgan  antes, pues sé que van  a almorzar o a comer y tienen el tiempo justo para ello.
     
     En nuestra finca hay tres oficinas. El saludo, sin conocernos, se da y entrecruza normalmente.  Si me esperan en la puerta a ser yo la primera en salir. Suelo decirles que sigan su ruta que yo cerraré la puerta. 
     
     Cambio de tercio. Otra cosa,  que llama la atención y he notado en la acera, es que se ha perdido la costumbre de ir cada viandante por su derecha. Y si te descuidas un poco te tumban más que chocan las personas ( especialmente jóvenes y corpulentos) que vienen de frente.  Se va demasiado despistado por la calle,  ya solo cuenta la pantallita para algunas personas.  El resto tiene que poner doble atención.
     
    Me pongo en su lugar y no sé, no sé, si los demás somos invisibles o de qué están como huyendo incapaces de  ver y mirar  a los otros.  He determinado ir sonriendo por la calle siempre que me acuerdo,  y qué alegría cuando los que vienen de frente me sonríen.  Y algo en mí da gracias a la vida. 

  • pepe blanco

    La cortesía es, como sugería Ortega, un muelle que suaviza el contacto social. O, como suelen decir los expertos en Protocolo, éste está para facilitar la relación entre las personas.

    En el protocolo oficial, la precedencia en un acto oficial está perfectamente reglamentada y, aunque varía según qué administración y dónde organice el acto, siempre depende estrictamente de la categoría del cargo público de quienes participan. Es decir, es independiente de su sexo y de su edad. En actos con muchos participantes con la misma categoría, el criterio de precedencia suele ser el de antigüedad en el cargo. Como criterios “universalmente válidos” parecen bastante razonables.

    ¿Y en la vida cotidiana, en situaciones como las aludidas en los comentarios precedentes? Mi opinión personal, en la línea de lo que dice Ana, es que la precedencia debe estar regida por el sentido común y la naturalidad en el trato con los demás.

    Cuando voy con mi marido, ¿quién de los dos pasa por delante en una puerta? Pues depende. Si la puerta se abre tirando de ella, el que al llegar está en posición de abrirla más cómodamente, la abre y deja pasar al otro. Si la puerta se abre empujándola, el que al llegar lo tiene más fácil, la abre y pasa él primero, sujetándola para que pase acontinuación el otro.

    Arrimar la silla tenía sentido antiguamente, cuando, en las casas importantes había sillas grandes y pesadas colocadas, además, sobre mullidas alfombras, que convertían el acto de desplazarlas o moverlas en bastante difícil. Hoy en día, la inmensa mayoría de las sillas son lo bastante ligeras como para que cualquiera pueda arrimársela por sí solito/a. Por supuesto que, si no fuera así, estaría bien ayudar a quien lo necesite, sea hombre o mujer, joven o mayor (por ejemplo, un chaval con una pierna escayolada o un brazo en cabestrillo puede necesitar más ayuda para sentarse a una mesa que una señora de sesenta años que goce de buena salud. Pues se le ayuda y ya está, faltaría más).

    Y, si queremos de verdad ser amables con los demás, tenemos que ser previsores, y no dejarnos el jersey o el abrigo en casa cuando salimos a cenaro a tomar algo fuera. Y así no tendremos que despojar a ninguno de los caballeros que hayan sido más previsores que nosotros, de su abrigo, permitiendo que se pueda enfriar él, con tal de estar calentitos nosotros.

    Etc., etc.

  • carmen

    Pues ya que estamos en este tema, me la cargo otra vez pero es que tengo una indignación que me muero.

    Este fin de semana he leído un libro. No se ni como catalogarlo. Quiere ser una especie de biografía novelada. Se llama A la sombra de Einstein. Vaya por delante adoro a este señor, bueno, a su cabeza.

    Pues según dice este libro, su primera mujer que era coja, y debió de ser muy coja porque lo repite como doscientas veces y me quedo corta porque esa palabra sale como cinco veces en cada página y tiene doscientas… pues tuvo la mala suerte de conocer a Einstein, enamorarse de él. Fue su desgracia porque se aprovechó totalmente de ella, de su mente brilllante, de su idea acerca de la luz y por supuesto acerca de que el tiempo y el espacio son relativos según la velocidad que lleven los cuerpos. Por supuesto que sus ideas jamás salieron recogidas en los artículos que escribieron mano a mano su marido y ella. Por supuesto. Varias veces se lo hizo, el muy…digamos aprovechado. Pero es que además, a su primera hija ni tan siquiera la quiso conocer porque nació fuera del matrimonio.  Claro ,su madre le dijo:nena, tú con tu novio, a esta nieta la criamos tu padre y yo y cuando te cases, la reconocéis y en paz.La niña, pobrecica  se pone muy malica con la escarlatina y su madre la llama , ven, la nena está muy mal. Y muere. Y ahí entra el problema de la culpa. La maternidad y la paternidad no son sentimientos iguales. Solamente a un hombre se le ocurre inventar que un padre manda a su hijo a la cruz. Una madre jamás hubiese ideado eso, Jamás.   Y justo después del entierro de la nena tuvo lo que ella llama una epifanía científica, Y piensa, dios me ha iluminado para que este trabajo se lo ofrezca a mi hija muerta. Dios me ha ayudado a descubrir sus leyes que rigen el universo, lo haré en nombre de mi hija. Excuso decir lo que sucedió, su nombre no apareció para nada en la teoría de la relatividad de su marido. Ella se quedó superdefraudada porque ella lo había hecho por su hija y dios se lo había descubierto a ella.

    Por lo visto hasta en una ocasión le pegó Albert un buen golpe . Si, maltrato físico. Y por supuesto psicológico. O sea, por supuesto.

    Entonces va y conoce a madame Curie, tienen una conversación y le dice : que suerte has tenido en que tu marido te apoye, el mío no.

    Claro, se separaron.

    Esta tarde le he dicho a mi nuera. Si yo fuese nieta o bisnieta de Einstein, denunciaba a esta señora.

    No me refiero a la primera mujer, que va, pobrecica, si hace docientos mil años que murió y seguro que, en fin,pues fíjate, a finales del 1800 una cabeza científica pues bien , bien no lo pasaría, fijo. Ella sabrá. Lo que me indigna es esta autora norteamericana, abogada de profesión y superguay, lo digo por la foto,  se atreva a escribir esa biografía novelada. Por lo visto piensa hacerlo con más mujeres de científicos.

    Este tipo de feminismo no me va en absoluto. Nada. Porque claro, esta chica escribe porque hay público para leer porque si no de qué se lo iba a publicar la editorial planeta. Porque además la describe como una auténtica alma en pena, lleeeeeeeeeeena de sufrimiento . Una pobre mujer. Una mujer desde el punto de vista absolutamente machista.

    Vamos anda, Vamos anda y vamos anda.

    Así que estense atentos un día leeré una biografía de María de Magdala donde diga que Jesús de Nazaret le robó a ella sus apuntes sobre el sermón de la montaña. Se lo contaré a ustedes.

    Y a puntito estará de escribirse las bondades de Dulcinea que sobrepasan con creces a las  ese caballero de la Mancha que todo el mundo conoce por su devoción a Ella.

     

    Por favor, un poco de seriedad.

     

    Y yo vuelo.

    • pepe blanco

      La participación de la primera mujer de Einstein en los artículos que este publicó en 1905, se empezó a proponer a partir de la publicación de la correspondencia entre ambos, que me parece que fue allá por los años 80 del siglo pasado, más o menos. Hay quien afirma que la participación de ella fue importante y hay quien afirma lo contrario. Parece ser que, de momento y con la documentación que se conoce, la participación de ella es indemostrable. Pero lo que es cierto es que, desde que se divorciaron, Einstein no volvió a publicar nada especialmente revolucionario.

      • carmen

        No lo pongo en duda, No pongo en duda que trabajasen juntos. Eso se sabe desde hace muchos años.Estoy segura de que fue una señora con una cabeza de esas geniales, Es que eso no lo pongo en duda. Además de todo el mundo es conocido que las matemáticas se le escapaban porque no era un gran matemático y la física se escribe en idioma algebraico y se piden cálculos supercomplejos. Por lo visto esta señora era una gran matemática. Eso si está reconocido, por testimonios y tal. Y nadie duda de que una pareja joven que asistía a una clase de seis alumnos, cinco varones y ella, a la fuerza tuvieron que trabajar juntos, Es que eso es así. La contribución de cada uno nunca se sabrá. LO dejamos en el cincuenta por ciento? Pues lo que no entiendo es como lo consintió. O si. La sociedad es tremenda. Lo era , lo es.Y lo será.

        Ahora bien. Cuando te divorcias de tu marido está claro que es por algo, porque si no, pues no te divorcias. Mi pregunta es ¿ Esto es necesario? Que se pida el reconocimiento de su aportación a la ciencia me parece de justicia. Y me parece necesario. Pero hay que atacar al marido personalmente? por favor… Y te aseguro que, en fin, ves? aquí es lo que echo de menos lo que se viene llamando elegancia. Caballerosidad?

        No es la única. Por lo visto respecto al descubrimiento de Watson y Crike del modelo de doble hélice del ADN. hace meses,quizás un año, salió un artículo donde una señora decía que a ella la ningunearon. No se si ella era misma o era alguna hija. Pero se hablaba de ciencia. De la cara dura que pudieron tener, si es que la tuvieron, pero hay que denostar al personaje? creo, pienso , opino que eso es una postura supermachista, el hacer aparecer a una mujer como víctima sufridora. Ya está bien de esa imagen.
        No se si te apetecerá leer el libro, quizás entonces me entiendas. Porque sabes qué pasa? A veces nos equivocamos en nuestras decisiones personales, tanto mujeres como hombres y los errores se pagan muy caros. Porque ser valiente y enfrentarte a determinadas cosas en solitario pues no es sencillo. La vida es tremendamente difícil para todos. Y para todas.
        A mí me gusta la imagen de persona luchadora, de mujer luchadora, no de mártir de la eucaristía, Sorry.
        Y en cuanto a lo de no volver a publicar nada revolucinario, discrepo. Estuvo propuesto varias veces más para el nobel, creo recordar, pero eso si que es una conversación que no viene a cuento.
        De todas maneras, en el libro y para curarse en salud, la autora dice al final que muchas cosas son imaginarias y que quien quiera saber lo que de verdad está demostrado, consulte una página web, que por supuesto voy a consultar.
        Pero la novela ya está escrita.
        Y publicada
        Y leída
        Quizás no tenía que haber escrito esto aquí. Sorry.
        Besos.

      • pepe blanco

        Bueno, Einstein era un poquito machista. Se conserva una carta que le escribió a su mujer en una de sus crisis matrimoniales que no tiene desperdicio: (no sé si el enlace saldrá bien; si no sale bien, busca la carta con google, que sale enseguida)

        la-carta-ultramachista-de-einstein-a-su-esposa

        Aparte de sus famosos artículos de 1905, conozco otras dos importantes aportaciones de Einstein, el descubrimiento de la emisión estimulada de fotones, que está en el origen del desarrollo del láser y que data de 1915, cuando aún no se habia divorciado de su primera mujer, y la formulación de la teoría del condensado de Bose-Einstein, que es posterior a su divorcio de ella, pero que originalmente, fue idea del indio Bose. Que yo sepa, nunca más volvió a ser candidato al Nobel.

      • carmen

        Pues a lo mejor no lo fue, Ves? para una cosa que me fío del libro…
        A lo mejor es que su nombre sonaba como candidato, No lo se. La verdad. No lo se. Posiblemente tengas razón. He leído muchas cosas sobre él, pero a veces me confundo.
        Mira, no se trata de cuestionar la valía como físico de este señor. Al menos no lo voy a cuestionar. Tampoco cuestionaré a Newton. Y personalmente se las traía. Soberbio, como sus leyes que son absolutamente soberbias, aunque sin duda la ciencia siguió avanzando.
        Hablo de machismo.
        Que Einstein era machista? Eso , vamos a ver, seguramente. A veces me pregunto quién no lo es incluso en la actualidad. Lo que quería decir y digo y pienso, es que si la mujer quiere ocupar el lugar que le corresponde en la sociedad no puede presentar la imagen de eterna sacrificada, piadosa, sufridora , entregada y tal. O sea. No puede. No Debe.
        Porque es tan sencillo decirle a esta señora, vamos a ver, con esa cabeza, el privilegio de lograr entrar en ese instituto o facultad o como se le llame , teniendo a profesores que tuviste. De los compañeros de la talla que tuviste. Que eras seis en clase, seis. Que se te valoraba …Por qué no te plantaste y le dijiste al señor Einstein: oye guapo…
        Porque si la respuesta es porque estaba enamorada, no me vale. Y si la respuesta es que la sociedad… pues tampoco. Porque ella era intelectualmente una privilegiada, lo suficiente como para decir: oye, guapo…
        Quiero decir, como científica, como investigadora, como cabeza… genial. Pero dudo muchiiiiiiiiiisimo que si viviese, hubiese aprobado esa biografía novelada. Lo dudo muchísimo. Mi indignación es contra la novelista. La novelista,si es que eso se puede considerar una novela porque no se dentro de qué genero encuadrar ese libro. Bueno, quizás en el de la ñoñería.
        Te digo yo que eso no lo hace con alguien que tenga desdecendientes de estos que puedan demandar. Pero vamos a ver, pero si hay biografías de escritoras que te conmueven, por ejemplo la de la saga de Celia, creo que firmaba como condesa de Segur. Y la de, Virginia Woolf, si es que hay mil.Es que no he leído una sola línea de la mujer de Oscar Wilde hablando mal de él. Por favor. Los matrimonios son sagrados. Una cosa es que en un determinado momento hables con una persona o con diez y le cuentes mil historias y otra cosa es que esta señora hubiese dado su consentimiento para ese libro. Te digo yo que no.

        Lo que quiero decir es que todo no vale en la lucha, ni en la del feminismo ni en ninguna. Todo no vale.

        Si quieres que te diga la verdad, no conozco a ningún hombre que no tenga tintes machistas, pero es que mujeres convencidas de la igualdad entre hombres y mujeres en cuanto al papel que puedan desarrollar en la sociedad, que puedes elegir porque las leyes te amparan al menos sobre el papel y si tienes que luchar, lucha a muerte, la verdad de esas creo que tampoco conozco a ninguna. Me refiero a personas de mi entorno. Porque en el fondo las personas de nuestra generación así nos hemos educado. Una más y otras menos. Igual que vosotros, los hombres. La generación siguiente a la nuestra ya es otra cosa. Hablo de la mía. Tuve mucha suerte porque jamás se me pasó por la cabeza que ninguno de mis hermanos por el hecho de ser chicos eran ni mejores ni peores que yo, O sea, No se como decir, Las cosas había que demostrarla. Y ese sentimiento que me trasmitieron o que yo sentí, te aseguro que me ha salvado la vida.Por eso creo profundamente en la igualdad entre hombres y mujeres respecto a su papel en la sociedad. Y ahora a creérnoslo, a luchar por leyes o normas o lo que sea necesario para alcanzarla en la realidad, A por la conciliación familiar. Eso es básico porque entonces lograremos la igualdad en el trabajo. Y a denunciar malos tratos y a separarte cuando creas que ha llegado el final de la relación. Porque no somos mártires,somos personas, como vosotros los hombres, tal cual. Y no permitir un solo chantaje emocional.Hay mucho por hacer, pero haciéndonos mártires no es el camino. Te asesinarán, esa es otra historia, pero no porque tú te ofrezcas en sacrificio, sino porque has tropezado con un asesino.
        No lo se explicar mejor.

        Claro,habrá quien pensará que este comentario es profundamente machista. y sin embargo mi opinión es que el libro de esta señora es indignantemente machista.

        Opiniones.

        Quizás no tuve que escribir esto del libro aquí. Fue un ataque de esos que me dan. Lo siento.

        besos.

  • oscar varela

    EL PELIGRO QUE ES EL OTRO
    Y LA SORPRESA QUE ES EL YO
     
    1- El yo concreto y único que cada uno de nosotros se siente ser
    – no es algo que desde luego poseemos y conocemos,
    – sino que nos va apareciendo ni más ni menos que cualquiera otra cosa,
    – esto es, paso a paso,
    – merced a una serie de experiencias que tienen su orden establecido,
    – por ejemplo:
    – averiguamos que somos yo después y gracias
    – a que hemos conocido antes los tús, nuestros tús,
    – en el choque con ellos, en la lucha que llamábamos relación social.
     
    2- Imaginemos en un encerado dibujada la palabra Yo
    – ¿qué significación tiene para cada cual ese signo?
    – ¿qué cosa denomina?
    – se verá que no puede significar realidad ninguna
    – sino sólo algo abstracto y general.
     
    3- Pero si, de pronto, alguno en un teatro gritase: «¡Yo!» ¿Qué pasaría?
    – todos, por un movimiento reflejo, volverían la cabeza hacia un punto de la sala, aquél de donde el grito salió.
     
    4-  Al volver la cabeza al lugar de donde salía ese grito: ¡Yo!,
    – lo que nos es, por decirlo así, introducido en el oído y, por tanto, en nuestra persona es esa otra persona misma que lo ha gritado.
    – Y si la conocemos y reconocemos su voz,
    – al oírle decir yo nos ha disparado su autobiografía entera, nos la ostenta y exhibe.
     
    5- Lo mismo que nosotros al decir a alguien
    – le disparamos entera a quemarropa la biografía que de él nos hemos formado.
    – Es lo terrible que tienen estos dos pronombres personales,
    – son velis nolis dos disparos de «humanidad».
     
    6- El significado del yo y del son superconcretos,
    – resumen dos vidas en forma archicondensada y,
    – por lo mismo, fácilmente explosiva.
    – De aquí que su abuso sea tan enojoso y se comprende muy bien
    – que LA CORTESÍA procure escatimar su empleo para impedir que nuestra personalidad gravite excesivamente sobre el prójimo, le oprima y erosione.
     
    7- La CORTESÍA es una técnica social
    – que hace más suave ese choque y lucha y roce que la socialidad es.
    – Crea una serie de mínimos muelles en torno a cada individuo
    – que amenguan el topetazo
    – de los demás contra nosotros y
    – de nosotros sobre ellos.
     
    8- Sin esos múltiples muellecillos, la convivencia sería imposible.
    – Sabido es que el europeo produce en China la impresión de un ser rudo, grosero y profundamente mal educado.
    – No es, pues, sorprendente que en la lengua japonesa se haya llegado a suprimir esos dos pistoletazos que son
    – el yo en que inyecto, quiera o no, al prójimo mi personalidad y
    – en el mi idea de la suya.
    – Ambos pronombres personales han sido allí sustituidos por floridas fórmulas ceremoniosas, de suerte que,
    – en vez de decir , se dice algo así como «la maravilla que hay ahí», y
    – en vez de decir yo, algo así como «la miseria aquí presente».

  • oscar varela

    Hola!

    Leo:

    – “Y uno piensa que ya va siendo hora de rebelarse contra …”-

    Pregunto:

    ¿Estará de más algún “carajito”?

  • pepe blanco

    Hola Román,

    Ya en 1791, Olympe de Gouges redactó una Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana, a imagen de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, aunque no todos esos derechos fueron aceptados por la Asamblea Francesa.

    Te preguntas por los derechos de la mujer en otras culturas. En el artículo de Wikipedia sobre los derechos de la mujer, aunque es muy incompleto desde ese punto de vista, pues obvia regiones enteras del planeta, ofrece información sobre los derechos de la mujer en algunas culturas (china, etc.).

    Llama la atención que entre los filósofos griegos clásicos, los cínicos y los estoicos defendían la igualdad radical entre hombres y mujeres, que deberían recibir la misma educación y vestir las mismas ropas.

    Y un apunte más. Para los que tenemos alguna Lourdes en la familia (en la mía hay media docena, empezando por mi madre) el día 11 de febrero siempre ha sido el día de la Virgen de Lourdes. Pues bien, desde hace unos años es, además, el Dia Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Os recomiendo echar un vistazo a su sitio web:

    11 de Febrero 2020

    Saludos

    • Román Diáz Ayala

      Olympes de Gouges como otras muchas mujeres del feminismo pretendieron abrirse camino en una lucha sin resultados . El mundo no estaba preparado para remover los cimientos del patriarcado
      Eso es lo que hace más loable los rszultados esperanzadores del movimiento actual

  • pepe blanco

    Hola Carmen:

    No me molestaste, no te preocupes. Yo no pongo en duda, ni lo he puesto en ningún momento, tu trabajo por la igualdad de las mujeres en el transcurso de tu vida profesional. Solamente puse en duda una afirmación que hiciste sobre la caballerosidad y el machismo. Eso y solo eso que, además, remarqué con negrita.

    Por mi parte hice un pequeño esfuerzo por indagar en la verdad o falsedad de esa afirmación. Creo que la cuestión es encontrar razones universalmente válidas que justifiquen la preeminencia de las mujeres en ciertos aspectos del protocolo social. Yo no encuentro esas razones. Si te apetece perder un poco de tiempo en buscar esas razones y compartirlas, estupendo. Si no, no pasa nada.

    Saludos

    • carmen

      Sencillamente no creo que las haya. Supongo que serán reminiscencias de protección machista a la mujer.

      Pero me gustan. Supongo que por la educación que hemos recibido todos. Pero no me siento ofendida si me dejan el paso y esas cosas. De alguna manera me siento como cuidada. No te lo se explicar mejor. Me gusta que me cuiden. También me gusta cuidar, pero me canso de cuidar y agradezco mucho que me cuiden. Será una tontería, pero me gusta.
      Si te refieres a protocolos actuales no creo que haya normas de diferencia entre hombres y mujeres. Todo irá según las normas donde antes solamente había hombres. Por importancia en el cargo por decirlo de una manera rápida. Las mujeres que son las que nos hemos incorporado, a un consejo de ministros y ministras o a consejos de administraciones y de ahí hacia abajo, pues las mismas normas para todos. Supongo, no se.

      Pero eso no quita que entienda perfectamente lo que ha dicho Honorio.

      Un abrazo y hasta el próximo enganche.

  • carmen

    A todo esto, el tema ha salido porque Pepe ha puesto un artículo que salió en el país, el cual leí y me horroricé.

    Y al final he dado la imagen de, no se exactamente de qué, pero en el fondo tiene gracia.

    Hace poco dije que me siento orgullosa de pertenecer a la generación demujeres que ha logrado realmente que se nos mire de otra ms propios. Se me contestó que por supuesto. Me da risa esto. Antes me cogía unos rebotes que me duraban semanas, ya no. Se la importancia que se da a decir siempre lo correcto dentro de un determinado grupo y que si te sales de esa corrección, pues aguanta las consecuencias. En el fondo tiene gracia. Nos importan las formas más que las ideas.

    Mi hijo le dijo a su novio, mi yerno. Si te quieres meter a mi madre en el bolsillo, llévale flores. Desde entonces en mi cumpleaños y en mi santo me trae flores. No se puede ser más bonico. A eso le llamamos muchas personas, detalles. Seré antigua para los detalles, pero tengo un amigo pequeño que dice que lo esencial es invisible a los ojos, que solamente se ve bien con los ojos del corazón. Creo que tiene razón. Los niños la suelen tener. No siempre claro.

    Pero esto es lo que hay. Así son las cosas, así han sido siempre. Como se te ocurra decir algo contrario a lo que en un determinado grupo se espera que digas, ya la tienes liada. Nada nuevo bajo el sol.

    Pepe, si anoche te dije algo que te molestase, sorry. Perdón. Lo siento. Fue un ataque de esos de indignación que me entran. Así que repito: sorry, lo siento, perdón.

     

    Está visto que siempre acabamos enzarzados.

    Ana,  tengo 66 , casi 67 , pero ya mismo me ponen una prótesis en la cadera. También me dejan el sitio en los autobuses, pero lo tengo que pedir porque por mi edad nadie puede pensar que lo necesito. Me ven los chicos y las chicas jóvenes capaz de aguantar de pie, hasta que les digo, por favor ¿ me dejas? entonces se levantan como un rayo.  Qué cosas.

     

    En fin

     

    Buen día a todos y a todas las personas que lean esto, si es que alguien lo lee. O quizás hubiese sido suficiente decir a todas las personas? O habría que decir personas y personos?

    Besos

  • Santiago

    Sin querer tomar partido por nadie en particular creo que la cortesía en general, dentro y fuera  d e  la Iglesia siempre es apreciada y bienvenida.. Se me esculpió en el cerebro cuando yo era estudiante de medicina en Barcelona aquella frase de la Ciudad Condal que aparecía en estandartes por todas partes en aquella época como lema:

    “La cortesía es la flor de la caridad” 

    Por eso, aparte de que existen cosas de principios en la Liturgia que son esenciales y no pueden cambiar, el orden puede y debe cambiarse de acuerdo “al signo de los tiempos”..Nada impide empezar la Epístola con “Hermanas y hermanos” porque no se altera el producto, por supuesto..Ni tampoco usar el genérico “ser humano” en vez de “hombre”..Son detalles donde se demuestra que el pastor está atento al cuidado de sus ovejas y eso lo va a acercar más a sus feligreses.

    La parroquia será santa, si el párroco lo es. Así lo aseguraba Juan Bautista Vianney, cura en el remoto pueblo  francés de Ars que se hizo célebre en el siglo XIX por lo heroico de su vida sencilla y en el confesionario. Los otros curas le preguntaban cuál era “el secreto” para lograr “convertir” a tanta gente y confesar 16 horas diarias, y en una ocasión le dijo uno de ellos que no se explicaba cómo un hombre tan rústico y que apenas dominaba el latín pudiera pudiera haber adquirido tanta popularidad entre sus fieles y el le dijo:

    “¿Hace Ud sacrificios por sus feligreses? ¿Ayuna, hace penitencia etc y se interesa por ellos? ” “Entonces, si no lo hace, querido hermano, no vale quejarse”

    El sacerdote actúa “en la persona” de Cristo. Y es la cortesía la que tiene que prevalecer primariamente en sus relaciones humanas para atraer a los fieles a la órbita de la caridad   d e  Dios para poder curarlos de la enfermedad espiritual que padecen, que son mucho peores que las dolencias corporales y por la que el Hijo  de  Dios se de decidió venir a la tierra haciéndose visible en Jesús de Nazaret.

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

     

    • Román Diáz Ayala

      Los principios de igualdad intrínseca entre hombre y mujer, ¿ existen en alguna otra civilización distnta a la occidental?
      Dentro de nuestra civilizacion, ¿ a qué podemos atribuir su herencia? ¿ a la griega? ¿ a la romana? ¿ tiene algo que ver el cristianismo?
      La lucha constante del mensaje cristiano contra la cultura dominante, ¿ no se da en cada persona y en cada,epoca que le ha tocado vivir?

      • Santiago

        Ciertamente Román la Iglesia siempre ha luchado por el derecho de todos ante la Ley. El código de Derecho Canónico es el modelo para todas las leyes que de el provinieron.

        Las leyes inter e intranacionales modernas emanan del principio formulado por Tomás de Aquino y proclamado más tarde por Francisco de Vitoria de la igualdad de TODOS los seres humanos -no en razón de la bondad de sus actos- sino ante la misma ley natural. Al fin y al cabo, ES el Evangelio mismo el que proclama que todos somos hijos de un mismo Padre sin ninguna discriminacion pues el derecho es igual para hombres y mujeres, para justos y pecadores, para negros y blancos etc. El llamado de Cristo a la Misericordia y a la salvación nos incluye a todos. Es nuestra disposición y nuestra cooperación lo que cuenta pero el llamamiento es UNIVERSAL.

        Un saludo cordial
        Santiago Hernández

    • carmen

      Santiago, de verdad, ¿todos? Por favor santiago.
      Le aprecio mucho y no quiero entrar ahí. Es algo obvio y no hay necesidad.Hable de Jesús y estaremos de acuerdo, pero no hable de la iglesia poniéndola de ejemplo en este tema. Por favor.

  • pepe blanco

    Sigo aquí la cuestión con Carmen, pues me parece significativa, directamente relacionada con el tema del post, sobre “las más elementales normas de cortesía” y porque no me gustaría que el comentario se quedara perdido en el maremagnum de comentarios.

    La pregunta es: la caballerosidad, ¿tiene que ver o no tiene nada que ver con el machismo? Esa es la cuestión.

    Si buscamos en el DRAE, encontramos que la caballerosidad es la cualidad de caballero. Bien, buscamos “caballero”. Y empiezan las sorpresas. Resulta que de las 17 acepciones directas de la palabra “caballero” y las 26 indirectas, no hay ninguna en donde aparezca la mujer ni lo femenino de ninguna manera.

    Me parece que la única definición de caballero que podría venir al caso es la tercera del DRAE: “Hombre que se comporta con distinción, nobleza y generosidad“. ¿Y qué tiene que ver eso con dejar pasar a una mujer delante o acercarle la silla cuando se sienta a una mesa?

    ¿Acaso las mujeres no se pueden comportar con distinción, nobleza y generosidad? Pues, oh sorpresa, según el DRAE, parece ser que no exactamente. Solamente si, por nacimiento o distinción real, eres una dama, que es una mujer noble o distinguida (la generosidad, según el drae, no tiene que ver con ellas). En el drae, no existe, para las mujeres, un concepto similar al de la caballerosidad para los hombres. No existe la “damasidad”.

    Resumiendo, según el Drae, cualquier hombre puede ser un caballero, siempre que se comporte con distinción, nobleza y generosidad. Pero una mujer solo es una dama si es noble o distinguida.

    No sé, yo veo un poquito de machismo en todo este galimatías lingüístico…

    ………………………………………………

    Racionalmente, ¿existe algún motivo objetivo para que una mujer, por el hecho de serlo, tenga que pasar siempre por delante de un hombre al cruzar una puerta? ¿Y un motivo objetivo y universalmente válido para que haya que acercarle la silla a una mujer cuando se sienta a una mesa? ¿Son todas las mujeres unas inútiles incapaces de arrimarse su propia silla cuando se sientan a una mesa?

    Personalmente, pienso que la respuesta a todas esas preguntas es la misma: no. Y pienso también que lo que se suele entender cotidianamente por “caballerosidad” (que creo que no coincide exactamente con la definición del drae, como hemos visto) parece, simplemente, una forma educada de machismo, una expresión socialmente aceptada y bien vista de una actitud de superioridad condescendiente de hombres civilizados frente a las mujeres.

    Pero estoy abierto a cambiar de parecer, si alguien ofrece buenas razones.

    • carmen

      Vale, querido. Si alguna vez por esas cosas de la vida coincidimos en algún sitio, déjame pasar primero por la puerta , acércame la silla al sentarme y si tengo frío, ofréceme tu abrigo.
      Y yo te diré: oye, me has tomado por una machista? No necesito queme dejes pasar delante, ni que me acerques la silla te crees que no puedo yo solica? y por último añadiré ¿por qué me dejas tu abrigo? crees que mi sistema inmunológico es menos eficaz que el tuyo por el hecho de ser mujer?

      La gente que esté con nosotros se va a tronchar. Yo la primera. LO vamos a pasar en grande.

      Besos.

    • pepe blanco

      El cachondeíto estaría muy bien, pero no nos ayudaría a responder la pregunta, salvo, quizás, que hubiera algún/a psicoanalista presente que interpretara la causa de las risillas.

      Lo peor sería que, si voy a tu ciudad, nos vemos y no te dejo pasar por delante al cruzar una puerta, ni te arrimo la silla, ni te dejo mi abrigo, me temo que tus amigas y conocidos no pensarían de mí que soy un gay de pro en su lucha cotidiana por la igualdad de las mujeres, sino un burdo gañán de provincias al que no le enseñaron ni las mínimas normas de educación…

      • carmen

        Porfavor, pepe, estás hablando con una muerciana ¿ te crees que soy de madrisssssss?

        Mira que te digo, no me asusta eso que dices de gay en pro de su lucha, no me asusta la lucha, ni los gay, ni las lesbianas, francamente no te entiendo.
        Y si te crees que tú has luchado más que yo por los derechos de l amujer, no tienes ni idea. Pero ni idea. No se qu ehas hecho tú, se l qu ehe hecho yo.

        Me he pasado mcuhiiiiiiiiiiiiiiisimos años diciendo que las cosas van de dentro hacia afuera, no te voy a contar mi vida. Me río de los gestos y me río de los peces de colores.
        Y lo mismo que digo que la reforma de la iglesia no va de gestos sino de teología, digo que la igualdad de la mujer no va de gramática ni de no regalar flores. Va de otras cosas, A ellas he dedicado, con mi vida, repito, con mi vida porque no estaba dispuesta a aguantar según que cosas.Y cuando lo vi oportuno tom´ñe la decisión que estimé oportuna. Y sin escribir en ningún sitio, solamente demostrando que mi validez personal no está por debajo de la de ningún hombre, ni por encima. Y si te crees que ha sido fácil no tienes ni idea.
        Lecciones, ni una. Diálogo, el que quieras.

        Y cuando quieras venir a mi gran ciudad, la del mar menor, esa de la que todo el mundo se ríe porque somos unos analfabestias, te recibiré encantada, con todo el saber hacer que me enseñaron y logré aprender.

        Punto.

    • ana rodrigo

      Hola, Pepe, estoy de acuerdo contigo y, por eso, del escrito de mi queridísimo Honorio, destaqué la frase que destaqué, que no tenía nada que ver con la caballerosidad sino con la misoginia, despreciar a la mujer a la hora de decidir.

      YO tengo la costumbre de no pelearme por quién entra primero, sino, de forma natural, el primero o la primera, que entre.

      Lo único que agradezco es que los asientos de autobuses reservados a personas mayores, yo que soy mayor (el mes que viene 78 años) y con no mucha estabilidad, le agradezco el que alguien joven me ceda el asiento y se lo ceda a cualquier persona mayor o a alguien que lleve un bebé en brazos.

      Lo que discutís son costumbres muy arraigadas, y quien quiera que lo haga, yo no necesito entrar antes que un hombre y no me parece descortesía ni entra él primero. Costumbres… Que todos los problemas de desigualdad sean como éste.

      • Roman Díaz Ayala

        Bien, por lo que dices Ana, pero me gustaría decir lo que hay encerrado en lo que parece una abierta falta a las normas de la cortesía, o como en este caso, como denuncia Honorio una muestra de ausencia de sensibilidad.
        En estos momentos que vivimos se busca con insistencia entre los elementos más conscienciados un normal comportamiento de la vida social (cifrado en un otro distinto al que tomamos por tradición, por ejemplo el lenguaje inclusivo) Para ello deben quedar establecidos otros cauces normativos de conducta.
        Por una parte y por otra se acusan mutuamente de que se conculcan las reglas del decoro que son las de la buena educación, pues nos estamos acercando a una sociedad dual en muchísimos aspectos. Grave problema, porque nuestro comportamiento dentro de la vida social está sometido siempre y al mismo tiempo a unos conceptos morales (éticos, de valoración de los propios actos) y a unas normas establecidas por el uso y la costumbre que encierran unas valoraciones ya caducas, o defendidas a ultranza por quienes no aceptan el cambio.

    • Roman Díaz Ayala

      Con el advenimiento de la Revolución Francesa la burguesía lo tenía muy difícil en cuanto al trato y el reconocimiento social por cuanto el trato de “ciudadano” los igualaba a todos( con la ausencia palpable de la mujer) Había que echar mano de los arquetipos del pasado próximo reciente de la sociedad estamental que se venía abajo. Y así el trato fue revestido con la imagen del caballero apropiándose de sus acepciones (distinción, nobleza y generosidad) al mismo tiempo que de la galantería, la gracia y elegancia que se ponía de manifiesto especialmente con las damas. Era un valor social multiplicados en muchas actitudes y gestos.
      La actual tercera ola del movimiento feminista reclama para sí la condición plena de ciudadanía por lo que todos nuestros comportamientos sociales están siendo sometidos a una necesaria revisión.
      Algunos caerán, otros tendrán una diferente valoración.

    • Román Diáz Ayala

      Al arquetipo del caballero medieval correspondia la dama, mujer de la nobleza y de calidad distinguida, por razon de clase para la nueva clase dominante burguesa
      Ya hemos dicho que la Revolucion Francesa no le daba a las mujeres el titulo de ciuadadans, simplemente ignorandolas.
      La burguesia triunfante tambien hacia distincion con los pobres pero no porque no los considerase ciudadanos ( servian para el ejercito) pero le negaban el ejercicio del voto y de cargos por razones de carencia de un patrimonio minimo o ser analfabeto.
      La mujer permanecia así ligada al hombre.
      Decia Cecilia en su cancion
      Dama,dama, de alta cuna…señora de su señor

  • carmen

    Hola Honorio. A mí me encanta que me dejen paso, que me dejen el sitio en el autobús y que me cojan las bolsas de compra cuando llego al portal de mi casa. No veas el trabajo que me costó enseñarle a mis dos hijos que tenían que ceder el paso y que tenían que coger las bolsas. No lo entendían. Creo que lo conseguí.

    Me he acordado de ti. He leído ese artículo que dice Pepe Blanco. Te voy a contar una cosa. Cuando mi nuera se quedó embarazada volvió a mi cabeza otra vez el mundo de los bebés y esas cosas. Leí lo de dar de mamar ‘ a demanda’ es decir, cuando el bebé tenga hambre . yYhasta los dos años o por ahí. Le dije a mi nuera:mira, eso es una trampa, no entiendo como eso se permite decir. Si tú quieres compaginar el trabajo con los bebés, no puedes estar dando de mamar a la hora que quiera el bebé. Mientras estés de baja, lo que quieras, pero cuando se acaba la baja, el bebé tiene que estar acostumbrado al biberón. Nos ha costado muchísimo a nuestra generación el demostrar que podemos trabajar fuera de casa y ser unas madres estupendas.

    Vale

     

    Comentario: hija carmen, tooooodo lo complicas siempre

    Pero ya estoy acostumbrada a ese tipo de comentarios. Pues bueno, le dije.

    A los meses me dijo: uf, qué razón tenías, mis amigas han enloquecido, llevan unos jaleos con la la leche y dicen que se sienten culpables si no dan de mamar. Pues bueno. Ahí están tooooooooodos los hijos de nuestra generación, que sois vosotros. Pecho hasta los cuatro meses y después biberón hermoso. Porque entre otras cosas el biberón lo puede dar quien sea, por ejemplo, el padre.

    Y hoy leo ese artículo.

    Esto viene de lejos. Hay muchísimos  poderes escondidos. La mujer está empezando a molestar en el mundo del trabajo, porque claro,  se a duplicado el numero de personas que buscan trabajo. Eso es un problemas  los que tienen que cuadrar los números y todas esas cosas. Es decir, un tipo de políticos.Si la mujer vuelve a casa no habrá problemas de conciliación , ni de igualdad de bajas paternal y maternal, ni…

    Y luego están los hombres que piensan, poero bueno ¿ iguales? pero vamos, con lo bien que vivía mi padre… por ejemplo.

    Es no  lo van decir de frente, pero empieza a moverse internet. Vuelve la madre auténtica y el príncipe azul que te hará madre de princesitos y princesitas. Es alucinante.Pero no te lo van a decir a las claras,Jamás. Ahora hay otros métodos. ¿Cómo, que no vas a dar de mamar? Cömo? A la guardería ten pequeño?.  A la mujer es muy fácil chantagearla con su papel de madre porque nos tira un montonazo. Pero claro, la cabeza está para usarla.

    En fin. No lo tenemos fácil. Nunca lo hemos tenido, pero ahora, tampoco. Solamente espero que esta generación de madres tan, tan sabias no se dejen engañar.

    Ayer me acerqué a ver a mis nietos al parque donde suelen estar. No estaban, estaba el parque si el grupo de niños de mis nietos. Solamente había uno niño más bonico que nada y que la semana pasada lo vestí de príncipe con una cosa de esas de los chinos que llevaban mil cosas de colores. Pendientes, varita mágica, corona pusera , un medallón… después de pelearnos todas las niñas  el niño y yo, pudimos repartirlo.  A él le dimos el medallón de príncipe. Pasatron todo el tiempo como si estuvieran de fiesta, por dos cincuenta Euros.

    Pues ayer pregunto, Dónde están? y me dice una madre, se han ido a jugar a casa de una niña. ¿Y este qué hace solico? y me dice: solo niñas. Qué? Cómo que solo niñas? y se encoje de hombros, él está muy bien aquí, verdad? le dice a su hijo. Si es que no es por él, es que si a los cuatro años decimos solo niñas o solo niños qué educación es esa? Pues no queríamos igualdad? ¿pero qué igualdades esa? Sabes qué? volveremos a salir perdiendo. Y me fui.

     

    Pues sí, sí. Tarde de niñas… dios santo y bendito. Y desde los cuatro años. Y todos compañeros de clase.

    Alucinante.

    • pepe blanco

      Hola otra vez, Carmen.

      ¿No crees que esa “tarde de niñas” podría, junto con otras circunstancias, estar en el origen de que, cuando sean mayores, les encante que les dejen paso, que les dejen el sitio en el autobús y que les cojan las bolsas de compra cuando lleguen al portal de sus casas?

      Imagina que llegas al portal de tu casa, y coincides con un tío de, pongamos, 40 años, que lleva un niño en brazos, a una niña cogida de la otra mano y varias bolsas del súper colgadas del brazo. ¿También él debe abrirte la puerta, colgarse tus bolsas de una oreja (ya no le quedan más brazos disponibles) y dejarte paso?

      • carmen

        Hola.
        Fíjate, a lo mejor soy machista. Es que me parrrto.

        Por supuesto eso que dices. Anda que no he cogido bolsas y carritos y bebés a chicos jóvenes. Eso tiene algo que ver?
        Mira, me encanta eso que llaman caballerosidad. Nada tiene que ver con el machismo. Nada, pero nada. Pero claro, a lo mejor te lo dice una machista. Me tronnnncho.

        A mis hijos les he dado la mejor educación que he creído que tenía que dar. La igualdad va por otro lado. Es que me encanta que me regalen flores y que me acerquen la silla cuando me voy a sentar y que si tengo frío me pongan su abrigo por los hombros y…Machista? Pues bueno. Creo que la igualdad va de otras cosas. Pero oye, pues si no quieres que no te dejen el paso. Me parece genial. Con las personas mayores se vale o tampoco? porque ya tengo en abril 67 ños y… entonces se vale o no se vale? la verdad, lo del lenguaje inclusivo no se qué decir, tengo tan clara la gramática española que se que el masculino además de masculino es genérico, pero si se tiene que cambiar la palabra miembros por miembras, adelante…

        Mira, nosotras, mis compañeras cuando éramos jóvenes y teníamos hijos pequeños, como además éramos maestras, estábamos de niños que no veas, entonces ideamos, vámonos a cenar una noche,a ver qué pasa. No eran ni siquiera los años 90. Y no pasó nada. Dejamos a los niños cenados y les dijimos a nuestras parejas, que nos vamos a cenar. Y tan contentos todos, eso sí al día siguiente en pie, y si no dormíamos era asunto nuestro. Todavía lo seguimos haciendo, el último día el jueves pasado, pero ya tiro para mi casa, me gusta que vengan aquí, Y a ellas les gusta venir.Nos da pereza ir a cenar fuera. Lo pasamos en grande.Tengo fotos de todas las edades de nosotras juntas, de ahí vinieron los viajes. Primero a Madrid poniendo la excusa del trabajo, Luego a Roma, poniendo la excusa de no se que de la canonización de la fundadora, luego a Grecia sin excusa y a París. No se cómo decirte. La igualdad va por otro lado. Al menos así pienso

        Pero a los cuatro años… dios santo. Anda que no luchamos en los colegios desde el minuto uno para no separar por sexos. Pero desde el minuto uno. Muchas veces los niños varones me han acusado de defender demasiado a las niñas en los jaleos que se montaban. Sí,les decía, tengo que enseñarles a defenderse. Y eso de decir, eres tonnta, dale un bofetón, flojito, pero dáselo y luego ya te defenderé ante la dirección porque nunca nunca hay que pegar a nadie.

        Una vez una alumna entró a clase llorando, era, ya me acordaré, un revuelo tremendo, su novio le ha empujado y la ha cogido por el suelo. Fui a la dirección y me dijo que claro, había sido fuera del horario escolar. Vale. Me fui a la salida del colegio y allí estaba, sentado en un banco y me senté a su lado, Llegamos al acuerdo de como la volviese a tocar un solo pelo, lo denunciaba personalmente. Eso sí, le di un cigarrillo. A las mujeres no se las toca, sabes? En el recreo salí con ella y como una carabina me senté en el banco de al lado, No me fiaba un pelo del reencuentro.

        Pues sí, cada uno va a su aire. Si vieras a los críos varones como me llevaban los libros porque siempre iba a tope de papeles… y cuando bajaba del escenario cuando ensayábamos me daban la mano para que no me matara… porque claro, ya era mayor y…Porque era una señora? por favor, soy una machista. Sorry.
        Pues sí, cada uno tiene su estilo.
        Ecuatoriana, Era ecuatoriana. Me dijo que solamente le quería dar un correctivo. No se que ha sido de ella. Supongo que en clase estarían diciendo algo sobre la igualdad.

        Besos.

      • carmen

        Estoy mayor, me has hecho recordar. Una vez tuve un alumno de estos que alardean que son bestias por la gracia de dios. Y gracias a dios no era de mi tutoría, pero daba lo mismo, los tenía en primero de la eso en matemáticas, ciencias y plástica y en segundo en ciencias naturales, ciudadanía los años que di y apoyo de matemáticas. Me pasaba dos años con los primeros que luego pasaban a segundo. En la primera semana le dije: escucha muchacho, te juro que saldrás de aquí hecho un caballero. No se si aprobarás o no, pero saldrás de aquí hecho un caballero, aunque sea lo único que logre contigo. Y ahí empezó la guerra.
        Cuando se graduó en cuarto, con su chaqueta y corbata vino a despedirse y me dijo: pues si carmen, me voy de aquí hecho un caballero y aprobado.
        Tampoco se lo que ha sido de él.

  • pepe blanco

    Hola!

    Ojo con las normas de cortesía que, en mi opinión, pueden esconder micromachismos. ¿Por qué tiene que pasar siempre una mujer por delante al atravesar una puerta, por ejemplo? ¿Por qué siempre hay que decir ladies and gentelmen en vez de cambiar el orden el 50% de las veces, que sería lo más igualitario?

    Por cierto, ayer leía en la sección de moda y estilo de El País un preocupante artículo sobre el resurgir del modelo de madre americana de los años 50:

    «Tu marido debería ser siempre lo primero»: el resurgir del ama de casa sumisa y abnegada que se gesta en Internet

    • carmen

      No te lo vas a creer, pero acabo de leerlo y lo iba a decir.

    • pepe blanco

      Hola Carmen, me alegra saludarte.

      Me gustaría puntualizar que, cuando alguien se dirige a un público que incluye a ambos sexos, una buena opción es la que con frecuencia -si no me falla la memoria- ha propuesto Ana Rodrigo: emplear palabras que incluyan a hombres y mujeres.
      Por ejemplo:
      Saludos a toda la buena gente aquí reunida!
      Buenas noches a todo el ilustre público congregado!
      Etc., etc. Hay más palabras, que según las circunstancias, pueden encajar perfectamente: audiencia, bancada, ciudadanía, etc.

    • ana rodrigo

      Querido Pepe, si el machismo es un gravísimo problema en los hombres, no es menos grave que haya cantidad de mujeres que les encanta se sumisas, o que para ellas el lenguaje inclusivo es una tontería o que “ya lo hago yo, que lo hago mejor y me gusta”. Me recuerda a la Sección Femenina… Qué pena y que triste.

    • pepe blanco

      Hola Ana, me alegra saludarte.

      Los mecanismos de la sumisión femenina son para mí un completo misterio. Me parece que ya he contado el caso de mis hermanas. En mi familia los dos hermanos y las tres hermanas recibimos la misma educación: los mismos hábitos caseros, las mismas normas, los mismos colegios, los mismos objetivos vitales, etc. Pasaron los años y, mis hermanas, además de ser trabajadoras con el mismo nivel de formación académica, el mismo trabajo y los mismos ingresos que sus maridos (o bastante más, en el caso de una de ellas) además de todo eso, digo, eran amas de casa, eran quienes llevaban la casa (aunque tuvieran asistenta), quienes organizaban el cotarro casero, que da mucho curro, traían y llevaban a los hijos pequeños al colegio, quienes hacían la cena, etc. Y no porque vieran ese ejemplo en casa, pues mi madre también trabajaba fuera de casa y nunca fue una ama de casa típica: nunca hizo una comida, ni una colada, ni una plancha, ni nada de eso. Pues mis hermanas, sí. El que hayan asumido ese rol en su tiempo de ocio, al salir de sus respectivos trabajos, es para mí un misterio.

      (Hace menos de un mes, le oí decir a uno de mis cuñados, en una “conversación” sobre el feminismo, que “las mujeres tienen una sensibilidad especial para fregar” (sic). ¡Hostia, puta, no puedo evitar soltar un par de palabrotas, cómo mi hermana, una destacada profesional de la medicina, puede llevar casi cuarenta años conviviendo con un cenutrio así?!)

      • ana rodrigo

        Querido Pepe, al igual que la masculinidad, la sumisión y el servicio en la casa, no se enseña, se aprende como si lo respirásemos del “aire”. Tengo unos amigos (trabajan fuera los dos) que se están divorciando, y él, para quedarse con la casa y los niños, acusa a ella de que la casa no está ordenada y los platos sin fregar (claro son los días que le toca a él), y los niños “abandonados”. En el caso de que fuese así, él se olvida de que es su padre y dueño de parte de la casa, y que, por tanto, los niños y la casa son cosa de los dos, no de ella como si fuese una delincuente. Así funciona el imaginario colectivo, pero hay que ir desmontándolo poco a poco, sin desánimo y siendo activ@s sin desfallecer. Las próximas generaciones lo verán.

        Laura Freixas, activista y escritora feminista desde antes de casarse, ha escrito una novela titulada “A mí no me iba a pasar….” Y le pasó, y nos ha pasado a cualquiera. El problema es compartido porque lo hemos heredado, nos han hecho mujeres de nuestra casa, lo sabemos hacer todo, mientras muchos hombres se ponen a sudar cuando aprietan un botón de la lavadora. Y el día que tienen invitados se ponen el delantal y hacen una paella como si descubrieran el Mediterráneo. En fin c´est la vie. Retroceso, estancamiento, pues más lucha y más esperanza activa.
        Un abrazo

  • ana rodrigo

    Querido Honorio, destaco esta frase tuya: Y sobre el papel de la mujer en la iglesia debaten y deciden ELLOS y ellas lo más que pueden hacer es opinar…” Aquí está la clave de tantísimas cosas y tan importantes como son las religiones, las leyes, la política, a ética, y la misma Historia más un sin fin de etcéteras. Como tú dices, se debate, pero las decisiones las toman ellos.

    Quienes han fundado las religiones, hombres; ¿quiénes han decidido quién, cómo. dónde qué quieren los dioses? Hombres

    El otro día veía una foto del G20 del año pasado, y había 3 mujeres y 35 hombres. ¿Quién decide el presente y el futuro de la humanidad? Menos mal que las cosas ya empiezan a cambiar aunque sea en pequeños retazos de la realidad.

    Asís es, Honorio, así es: debaten pero las grandes cosas las deciden los hombres.

    • juan antonio vinagre oviedo

      Leyendo el artículo de Honorio y los demás comentarios, que siempre hacen pensar, al llegar al de Ana me vino a la memoria una observación de Teresa de Ávila, quejosa del excesivo machismo en la Iglesia: “y como todos son varones, no hay virtud de mujer que no tengan por sospechosa…”
      Quizá estas palabras no necesiten comentario alguno… En la Iglesia sobra androcentrismo, sobra machismo, que deforma la visión igualitaria y fraterna en la Comunidad de creyentes…
      En este tema también necesitamos una nueva visión, es decir, nacer de nuevo… “los varones”. Cosa nada fácil, pues equivaldría a renunciar a posiciones de privilegio en muchos casos… Saludos cordiales.

Deja un comentario