Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4952 Artículos. - 79539 Comentarios.

Mensaje del 39 Congreso de Teología

Del 6 al 8 de septiembre de 2019 hemos celebrado el 39 Congreso de Teología en torno al tema “Justicia y compasión en un mundo desigual” con la colaboración de sociólogos, sociólogas, teólogas, teólogos y activistas sociales, que han orientado nuestras reflexiones, la participación de 400 personas de todos los continentes, el Concierto Intercultural del grupo musical Voces de Ida y Vuelta, la Eucaristía del compartir el pan y la palabra, dirigida por el colectivo Fe y Espiritualidad del FEFGTB, y una colecta solidaria destinada a los colectivos más desfavorecidos.

  1. Hemos llevado a cabo un análisis crítico de la realidad, en el que hemos descubierto los siguientes fenómenos: la guerra contra la vida, contra los recursos naturales, los derechos sociales laborales y los vínculos sociales; la crisis económica por mor del neoliberalismo; la crisis de cuidados, que solo recaen sobre las mujeres; la corrupción como forma estructural de gobierno; la lógica sacrificial del capitalismo; el fascismo territorial y social; la crisis ecológica, que es el principal desafío de la humanidad, cuya máxima expresión es la destrucción de la Amazonía.
  2. Hemos constatado igualmente el racismo y la xenofobia hacia las personas que vienen a los países más favorecidos, huyendo de la guerra, de la miseria y de regímenes dictatoriales; las crecientes desigualdades por razones de género, etnia, cultura, religión, identidad sexual y clase social; las agresiones contra la dignidad de la personas más vulnerables de la sociedad, como la pederastia dentro de las instituciones eclesiásticas con el silencio, el encubrimiento y la complicidad de las altas jerarquías; la la legtbiqfobia, fomentada con frecuencia por discursos religiosos homófobos; el sexismo, alentado por las condenas eclesiásticas contra la llamada “ideología de género”; el deterioro del sentido de lo colectivo.
  3. Hemos escuchado experiencias esperanzadoras que intentan responder al mundo desigual y estructuralmente injusto con propuestas alternativas como la inclusión social de otras capacidades, el movimiento de los jóvenes europeos contra el cambio climático y la comunidad solidaria de San Carlos Borromeo con personas migrantes, refugiadas, buscadoras de asilo, personas sin hogar, mujeres marginadas.
  4. Hemos ofrecido la respuesta ético-política de los movimientos sociales que ponen la ética en el centro, se mueven en el horizonte de la lucha por la justicia y la práctica de la compasión y defienden el eco-socialismo feminista como alternativa a la catástrofe ecológica global capitalista y patriarcal.
  5.  Valoramos muy positivamente la crítica del papa Francisco al modelo económico actual injusto en su raíz y generador de población sobrante, la defensa del cuidado de la Casa Común en la encíclica Laudato Sí’ y la convocatoria del Sínodo sobre la Amazonía.
  1. La compasión es principio de humanidad. Sin ella no hay vida humana, sino guerra de todos contra todos. Es necesario tener compasión con la naturaleza y con nuestros congéneres para combatir el sufrimiento eco-humano.
  2. La compasión es la opción fundamental de Dios ante el sufrimiento humano y la explotación de la naturaleza, la opción fundamental de Jesús de Nazaret que se solidariza con las víctimas y el principio de toda teología solidaria con el dolor de las personas inocentes. Constituye uno de los principios fundamentales de todas las religiones y espiritualidades: proféticas, místicas, sapienciales, indígenas, afrodescendientes.
  1. La compasión no puede quedarse en un sentimiento de pena o de lástima, sino que ha de traducirse en medidas políticas y sociales generadoras de justicia en sus diferentes dimensiones: justicia social, cordial, de género, ecofeminista, cognitiva, descolonizadora y estructural.
  2. Creemos necesario leer la Biblia desde la perspectiva feminista, descubrir su carácter intercultural, buscar sus raíces afro-asiáticas, deconstruir la violencia sexista presente en ella, recuperar la genealogía de las mujeres, reconocer su papel como protagonistas de luchas y resistencias, aprender de las mujeres compasivas, que son portadoras de luz y utopía y ejemplo de ternura y de justicia.
  3. Hemos de aprender a vivir bien con poco; mirar más allá de las apariencias con ojos inclusivos; compartir el dolor del mundo desde el silencio y la justicia; globalizar la solidaridad; acoger vidas perdidas; recuperar la ternura como categoría política; llevar a cabo una auténtica revolución espiritual; vivir una interespiritualidad a favor de la justica, la paz y el cuidado de la vida humana y de la naturaleza; “democratizar la democracia”; revisar el concepto de libertad liberal, que debe ser modelado por los conceptos de igualdad y justicia; el de seguridad, que consiste en asegurar condiciones saludables eco-humanas; el de heroicidad, que consiste en defender la vida; el del cuidado para ser compartido por hombres y mujeres; superar la lógica patriarcal de la guerra;; crear hábitos cooperativos; fundar “parlamentos ciudadanos”; crear espacios sociales donde estemos a gusto; defender las causas indígena, campesina y afrodescendiente como propias.
  4. Nos solidarizamos con el campamento de personas sin hogar que viven en tiendas de campaña en el Paseo del Prado y el de la Castellana.
  5. Nos consideramos continuadores del cristianismo de liberación como un acontecimiento de especial relevancia histórica, que ha creado una nueva eco-fraternidad-sororidad entre la Madre Tierra, las personas revolucionarias cristianas y las ateas o agnósticas. Fieles a dicho cristianismo nos comprometemos a llevar a cabo una rebelión ético-evangélica global, política, económica y cultural contra los diferentes sistemas de dominación: capitalismo, colonialismo, patriarcado, fundamentalismo, xenofobia y antropocentrismo depredador de la naturaleza con la mirada puesta en la Utopía de Otro Mundo Posible, donde la justicia y la compasión sean los principios morales que guíen nuestra vida.

Madrid, 8 de septiembre de 2019

8 comentarios

  • ELOY

    Muchas gracias Ana por tus aclaraciones.

    Cuídate (hay que cuidar y cuidarse uno mismo) y espero y deseo que te mejores cuanto antes.

     

     

  • pepe blanco

    Muchas gracias por tu respuesta, Ana. Cuídate mucho, que, como se suele decir, la salud es lo primero y el cuidado debe empezar por uno mismo. Un abrazo.

  • ana rodrigo

     

    A mi regreso a Granada me he traído una especie de gripe que me ha dejado bastante incapacitada para poder hacer un comentario a este Mensaje del 39 Congreso. Voy a intentar decir algo.

     

    Contestando a Eloy respecto a cuestiones concretas o anecdóticas.  Respecto a esto último, sí llama la atención que la mayor parte de los y las asistentes lo somos desde hace más de 30 años, por lo que sumamos esos años a nuestra edad y vemos que, como alguien dijo, hay muchas juventudes acumuladas, pero muy poca gente joven.

     

    Respecto a lo que dice Pepe Blanco y que también puede contestar a Eloy, es la densidad del Mensaje final del Congreso que da la impresión de que cada aspecto que aparece en este Mensaje sea una conferencia en sí misma. Y no fue así, lo que ocurre es que como las cinco ponencias se enfocaron en torno a conceptos muy amplios como es la justicia y la compasión, ahí se desmenuzaron la cantidad de actitudes y predisposiciones para colaborar como dice el apartado 12 en “llevar a cabo una rebelión ético-evangélica global, política, económica y cultural contra los diferentes sistemas de dominación: capitalismo, colonialismo, patriarcado, fundamentalismo, xenofobia y antropocentrismo depredador de la naturaleza con la mirada puesta en la Utopía de Otro Mundo Posible, donde la justicia y la compasión sean los principios morales que guíen nuestra vida”.

     

    Pepe, te doy la razón en que quizá hubiese sido mejor ser más concreto y más monográfico en el sentido estricto de la palabra. Teniendo a la contra de la posible repetición quizá excesiva en las distintas ponencias. Es una opinión muy personal mía, que no tiene porqué ser acertada. Lo que sí os puedo decir es que cada ponente reforzaba el mismo concepto desde diferente punto de partida y no se hacía cansado ni repetitivo.

     

    Como os dije al principio, no estoy muy lúcida en mi situación de salud flojilla, pero creo que digo la impresión que he traído.

     

  • pepe blanco

    …¿no seríais más eficaces si intentarais concentraros en uno o dos aspectos, plantearos la consecución de uno o dos objetivos y, al año siguiente, comprobar su cumplimiento?

    Un abrazo

  • pepe blanco

    Hola Ana,

    Y todo eso, ¿en solo 3 días, del 6 al 8 de septiembre? Caray, os ha costado la mitad de tiempo repensar toda la sociedad que a Dios crear todo el Universo. Vale, vale, no te cabrees conmigo. Sabes que a veces soy un poco provocador…

    Admiro vuestro voluntarismo, pero me parece poco práctico. Ya sé que la sociedad es un sistema muy complejo con un montón de aspectos afectando a una situación cualquiera por concreta y simple que pueda parecer a primera vista. Pero, se me ocurre plantearte, ¿no seríais más

  • ELOY

    Gracias Ana Rodrigo por tus palabras.

    Me alegro mucho de que el Congreso haya sido fructífero.

    Quizá tú, que has estado presente, puedas compartir  en ATRIO algunos de los aspectos que consideres interesantes, destacables o simplemente anecdóticos.

    Un abrazo.

  • ana rodrigo

    Hola, Eloy, me alegro leerte. He estado en el Congreso y te puedo asegurar que con el título de Justicia y Compasión, se le ha dado nombre exacto a todo y se ha aterrizado en la acción en todos los aspectos derivados, entre ellos el cuidado. Como ves en el mensaje, han salido todos los temas derivados de estos títulos desde diferentes puntos de vista, de forma que, cual lluvia, fina ha calado en nuestras almas lo mejor del ser humano.

    Un abrazo, querido Eloy

  • ELOY

    ¿Hemos de tener “compasión” o “cuidado”.

    ¿No hemos de tener más “cuidado” de los demás que “compasión?

    La “compasión” es sentimiento y el “cuidado” acción.

    Dice el apartado 8:

    << La compasión no puede quedarse en un sentimiento de pena o de lástima, sino que ha de traducirse en medidas políticas y sociales generadoras de justicia en sus diferentes dimensiones: justicia social, cordial, de género, ecofeminista, cognitiva, descolonizadora y estructural >>

    Pero ¿es la compasión esencialmente un sentimiento de pena o de lastima?

    Son muchas las “dimensiones” que se dicen de la justicia … ¿ no enredan un poco la esencia de lo que se quiere decir ?.

    No pretendo – no soy quien – criticar nada, solo expresar algunos de los interrogantes que a esta hora de la noche me sugiere el texto.

    Espero y deseo que el 39 Congreso sea fructífero y nos ayude a todos a ser un poquito mejores en cuidado,  solidaridad y compasión.

     

     

Deja un comentario