Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4992 Artículos. - 80162 Comentarios.

El Vaticano en venta

Según Il Tempo, periódico italiano de tirada nacional, el Papa se estaría pensando vender el Vaticano como posible medida para resolver los problemas que asolan a algunos de los muchos países pobres. Es algo, apunta el diario a finales del pasado mes de julio, de lo que se vendría hablando, desde hace tiempo y “a media voz”, en diferentes dependencias del Estado más pequeño del mundo. Por su parte, el diario Libero ofrecía una interpretación “política” de lo que tenía toda la pinta de ser un “culebrón” veraniego: semejante posibilidad estaría agrandando el desencuentro entre Francisco y el “frente tradicionalista” que, además de crecientemente nutrido, se viene manifestando, cada día que pasa, más beligerante.

Han sido legión los lectores que se han preguntado por la razón de conceder tanta relevancia informativa a lo que, en el mejor de los casos, no deja de ser un comentario “off the record”. Y, puestos a facilitar explicaciones, no han faltado quienes, entrando al trapo, han vuelto a cargar las tintas sobre el “buenismo”, el “populismo” e, incluso, “comunismo” de este alocado Papa que no se entera (o no quiere enterarse) de cómo funcionan las cosas en los países desarrollados, incluido, por supuesto, el Estado Vaticano. Ni tampoco quienes, en Italia, han entendido que tal habladuría presentaba la misma consistencia que la que tuvo, hace años, el monstruo del lago Ness. No está mal, han ironizado, dedicarse a lanzar estas cortinas de humo (sin cuestionar su indudable radicalidad evangélica) y descuidar, aunque sea un rato, la contundente y xenófoba política migratoria de Salvini y la firmeza que, contra la misma, mantiene el Papa Bergoglio.

Y aquí, en este país, ha habido quienes también se han indignado por realzar estos chismes y ocultar -a diferencia de lo que se constata en Italia o Francia- la inexistencia de corredores humanitarios. A ellos se han sumado otros que, escandalizados, han vuelto a recordar la rapidez con que hemos olvidado los cerca de 70 cadáveres recuperados y las varias docenas de personas reportadas como desaparecidas estos últimos días en el Mediterráneo. Son tragedias que coexisten -han insistido- con las de cientos de jóvenes extranjeros que, menores cuando llegaron, se encuentran (al alcanzar la mayoría de edad) desamparados, sin protección y expuestos a la violencia de grupos xenófobos, por ejemplo, en Cataluña, en Madrid y también en el País Vasco y en Navarra. Se lo pueden preguntar a los capuchinos de Pamplona o a los voluntarios y profesionales de la parroquia de San Antonio de Etxebarri (Bizkaia).

Más allá de los comentarios de todo tipo a los que se presta este culebrón estival, puede que no esté de más reconocer que la habladuría y la resonancia mediática que ha tenido hubieran sido impensables en el tiempo de sus dos inmediatos predecesores. Basten, como muestra, dos botones que también pueden ayudar a explicarla.

El primero, referido a lo que Francisco ha manifestado recientemente: “La ira de Dios se desatará contra los responsables de los países que hablan de paz y venden armas para hacer la guerra” en Africa y en Oriente Medio. Son países “hipócritas” que tienen la desvergüenza de cerrar sus puertos a quienes huyen de los conflictos alimentados por las armas que fabrican y venden. Por desgracia, de esto sabemos bastante aquí, en España, cuando construimos corbetas de guerra para Arabia Saudí o hacemos de la industria armera un negocio floreciente. Quizá, por ello, sea mejor seguir hablando de la venta del Vaticano y de sus riquezas o del lenguaje desagradablemente apocalíptico y despiadado que emplea el Papa Bergoglio cuando habla de estas dramáticas situaciones. Es más “progre”, además de económica y políticamente menos costoso…

El otro botón de muestra, en el seno de la Iglesia, es el que se recrea en denunciar la inconsistencia del magisterio de Francisco: se asemejaría más al salto de una rana que al vuelo de águila imperial que, al parecer, sería perceptible en el de Benedicto XVI o en el de Juan Pablo II. El Papa Bergoglio comparte con sus predecesores que el mundo está gobernado por una “dictadura”, pero, a diferencia de ellos, entiende que dicha dictadura no consiste solo en el relativismo moral, sino también en la absolutización del beneficio, en la autonomía desbocada de los mercados, en la especulación financiera y en la autorreferencia como el único horizonte de la existencia. La “medicina” no pasa por aquilatar discursos o recuperar una religiosidad tradicional, sino por dejarse “contagiar” a manos de los pobres y crucificados de nuestro mundo, los preferidos de Dios. Y, desde ellos, conocerLe por connaturalidad y hacerse con un discurso propio.

No me extraña que haya quienes, escuchando este magisterio, le acusen de ser un Papa teológicamente flojo y proclive a dilapidar el patrimonio bimilenario de la Iglesia, esperando que funcione la cortina de humo… Pero sí me sorprende que haya quienes, en las antípodas de estos círculos, se lo crean. Sancho ¡qué cosas hay que oír!

 

32 comentarios

  • Honorio Cadarso

    Pues yo este debate que os traéis y nos traemos lo veo bien…Y añado algunos matices. Andamos todavía con aquello de los libros sagrados de que somos EL PUEBLO ELEGIDO DE dIOS. Que primero eran los judíos, luego fuimos los bautizados (Pueblo de reyes, asambleaa santa…”), luego los americanos del norte, siempre los judíos…siempre la iglesia verdadera…Y no, no y no: el pueblo de Dios somos todos los humanos, todos, también los chinos, y las prostitutas, y los africanos, y los herejes…al menos eso dice San Pablo…Y muchos ateos son más pueblo de Dios que muchos bautizados y muchos del Opus…Y los fieles son no los que dicen mucho Pésame Señor, sino los que hacen la voluntadd de nuestro Padre que está en los cielos.

    Y a mí me da mucha vergüenza rezar y oir misa en una iglesia llena de oro en sus retables, que es el edificio más noble de mi pueblo, en el que muchos duermen debajo de los puentes, y creo que desde eel Papaa hasta el último sacristán deberíamos estaar al lado de los oprimidos y de los náufragos del Mediterráneo y de los sometidos a guerras y matanzas y hambres que al lado de los orondos y tripudos diputados de este o de aquel partido…

    Sí, yo voy a la iglesia de oros y góticos y románicos a combatir ese afán de riqueza y de ponpa “desde dentro” y siento que dentro de ella muchos piensan quizá como Jesús pero no se atreven a gritarlo a los cuatro vientos, y me siento hermano de ellos, y vengo del territorio en el que ellos viven todavía. Y yo al Papa le pediría más de lo que hace…

    Y en la calle, en la acción política, no estoy ni com los PPs y demás, nisiquiera con los psoes, estoy más a la izqauierda, me meto en todos los rollos de protesta, en los cuales nos encontramos a veceds unos pocos, contados, muy contados, de los que encuentro los domingos en misa.

    Pueblo de Dios, pueblo de Dios…Parole, parole, parole.

    • Jorge

      Gracias Honorio, ¡qué bueno y gratificante es leerte! Los católicos avergonzados deberíamos ser multitud, pero en realidad solo somos un puñado. Así nos van las cosas. Francisco quiere una Iglesia pobre y de los pobres ¡qué solo y descolocado debe encontrase dentro de los muros vaticanos!

    • juan antonio vinagre oviedo

      Comparto tu comentario, casi sin matices, Honorio. El compromiso que manifiestas es para alabar e imitar…
      Por otra parte, no me parece una bravuconada esa idea, que comenta Martínez Gordo, de “vender” -deshacerse del Vaticano-, que tanto disuena con el Mensaje de Jesús de Nazaret. Si Pedro no se convierte al Evangelio -él y su entorno, y muchos entornos más- y no da testimonio de vida evangélica, difícilmente podrá mantener viva -o fortalecer- la fe de sus hermanos.
      Pero al mismo tiempo que fuerte, debe ser prudente -no precipitarse ingenuamente-, porque como dijo el mismo Jesús, hay lobos…, incluso dentro de la Viña… Este detalle importante no lo podemos olvidar los que queremos ir más de prisa… Un abrazo

    • Carmen

      Pues si. Las prisas no son buenas,por más que lo digo nadie entiende por qué llego siempre tarde.
      Tengamos paciencia. Alguna vez, dentro de otro dieciséis siglos, la iglesia católica, la auténtica , la heredera de San Pedro , que por cierto, vaya una basílica superpreciosa que tiene dedicada a su nombre, estoy segura que se liberará de ese yugo que tiene de riqueza. Pobre.
      Honorio. Es que me encanta.

  • Jorge

    La tremenda indignación que se siente contra la riqueza de la Iglesia Católica, su financiación, sus negocios, …, tiene un matiz diferente entre los que estamos posicionados “dentro” de la IC y que podemos suscribir lo que Carmen expresa, de aquellos que se posicionan fuera de ella y algunos manifestando no solo la justa (por justicia) indignación, sino también un fuerte “odio” hacia ella dolidos por el “daño” que la IC les ha infligido en su vida, que no pueden perdonar. La diferencia de matiz para los de dentro es que además de la indignación se añade la culpa, culpa de no reaccionar, de no hacer nada por cambiar las cosas, por disimular y consentir a los muchos, muchísimos hermanos en la fe, que defienden el poder y riqueza como un bien para la Iglesia. Me pregunto cómo interpretan los Evangelios estos fieles y jerarcas de la Iglesia, en particular la escena en la que Jesús reparte latigazos en el Templo transformado en cueva de ladrones… Incoherencia total, cinismo absoluto.

    Francisco y mi obispo Bernardo, al menos, ¡“leen” el Evangelio sin interpretaciones cínicas! Manifiestan vergüenza de tener que “vivir” en un palacio lujoso, y se han cambiado a un apartamento sencillo. Algo es algo, a esto añaden declaraciones sobre una Iglesia pobre y de los pobres. Al menos es una denuncia y por aquí puede iniciarse un cambio. Pero es tan necesario y urgente, de tanta envergadura que en definitiva resulta insignificante. El problema es tan grave que realmente le supera. Sería necesario un clamor ensordecedor de denuncia de la gran mayoría de los fieles, para que las cosas cambiasen. Y esto está muy lejos de suceder. Por esto los católicos de a pie, consientes del problema, somos culpables de no hacer nada para extender ese clamor del desprendimiento real de la riqueza y del poder de la Iglesia.

    (Javier, no te pases, no veo razonable comparar a Francisco con Trump, el poder de Francisco y el de Trump nada tiene que ver entre sí, ni tampoco en el modo de ejercerlo).

    • Javier Peláez

      Yo no he comparado a Francisco con Trump…He hablado de gente con poder..Y el Papa lo es y es blando con los poderes de este mundo..Esto es una opinión…Pero yo compararlo,no lo comparo…Nunca he dicho que el Papa sea un hijo de puta y de Trump lo he dicho como puedes leer…

    • Javier Peláez

      Yo me posiciono fuera de la iglesia y no la odio sinceramente dado que no queda claro en la disyuntiva que planteas quien odia a la iglesia…A mí la iglesia no me resulta indiferente sólo como poder de este mundo,pero básicamente no me ha infligido daño porque dentro de ella y de mi familia,mis padres que eran católicos,como yo durante bastante tiempo,he conocido a Jesús…Pero la iglesia actualmente,salvo como poder,no me interesa…

    • Jorge

      Disculpas, te pido disculpas Javier, por haberte leído entre líneas en tu comentario del 13, 21:39, y puesto en él cosas que no has dicho. Al leer que el vengativo Trump intenta tapar sus vergüenzas con noticias que tapen las críticas, supuse que la noticia a que te referías era con respecto al Papa la venta del Vaticano, y deduje que lo que dices sobre Trump se le podía aplicar al Papa. Reitero mis disculpas.

      Y sobre el odio a la IC, me refiero justo a aquellos que de un modo u otro se sienten damnificados por la Iglesia, y no han querido o sabido perdonar y han reaccionado con rencor y odio hacia ella que no todos lo hacen. Conozco gente que nada más mencionarla montan en cólera, descargando toda suerte de improperios y de insultos, sin permitir decir nada acerca de ella pues nada quieren escuchar. En este escenario que he vivido reconozco cuanto dolor ha causado la Iglesia a muchos y en parte me siento acusado y también culpable por ello. Porque yo creo que la Iglesia debe ser para todos una madre acogedora y cuando no lo es algo grave está fallando y hay que ponerle remedio en lo que podamos.

  • Javier Peláez

    En general tal como lo veo yo este asunto es bastante simple.El Papa debería ser tan molesto que lo echaran del Vaticano o se lo cargarán…Ya se encargarían,no os quepa la menor duda…Eso de vender el Vaticano,aparte de inviable en algunos de sus bienes,sería peliculero…Irse a vivir fuera,lo sustituirían automáticamente…En cuanto a la solución que propongo ser un mártir,es una cosa que no hay que buscar en la vida…El Papa tiene que apretar más porque yo lo veo poco perseguido por los poderes de este mundo,pero quién soy yo para juzgarlo?.Por lo menos debería meterse más con Salvini ,eso para empezar….Si quiere el Papa,le mando unas instrucciones de lo que hacer para que dé la vida “por” nosotros…Ese “por” me gusta porque yo la verdad como mártir todavía no me veo…

    • Carmen

      Pues anda que yo, de mártir nada. Y de postureo menos.

      Deberíamos de entender que un Papa no llega al pontífice si no lo votan los , no sé exactamente, pero sé que álguienes lo votan , por aquello de la fumata, y esos álguienes son iglesia pura y de lo más alto de arriba, arriba.
      Y en este caso es jesuita, estructura de poder dentro de la iglesia , alucinante, pero alucinante.
      Que va a vender el Vaticano? Por favor , pero vamos.
      Pero si no paran de hacerse con propiedades y a treinta euros la escritura…
      Por favor…
      Pero si el Vaticano es un país, un país,
      Por favor

    • Carmen

      Si te digo lo que en Murcia he tenido que pagar en impuestos por dos tercios de una casa de menos de cien metros que me dejó mi hermana, hermana, cuando murió, ni te lo crees. Plusvalía, impuestos de sucesión y claro, no era ni mi padre ni mi madre. No te lo puedes creer.
      Y van y se quedan con la mezquita de Córdoba por treinta euros? O trescientos, me da igual.
      Porque que yo sepa, las mezquitas no las construyen los cristianos. Pero…la bendijeron como catedral o no sé qué.
      Es totalmente indignante.
      Vender el Vaticano? Es que vuelo.

    • Carmen

      Pues te lo voy a decir.
      13.500 por derecho de sucesiones. y 5.500 de plusvalía. Un crédito tuve que pedir, claro.
      Entiendes por qué la gente se indigna con las inmatriculaciones?
      Y no me fastidies con las herencias. Tooooooooodo es de toooooooodos, hermaaaaaaanooossss.
      Y no pagan un solo euro , pues por nada. Y nada es nada. Porque el IBI tampoco lo pagan.
      Mira.
      Mira
      Y mira.
      Cinismo
      Eso es lo que hay. Un cinismo y un desprecio a la inteligencia de los contribuyentes que no veas.
      Porque sus trabajadores tampoco están acogidos a la seguridad social, van de por libre. A no ser que saques una oposición, claro.
      Entonces una persona que ha trabajado treinta o veinte años para un centro religioso, siendo religioso, si decide abandonar , cero cotización. Y cero ahorro, claro, porque su sueldo , que si cobra, es de la congregación.
      Conozco casos.
      Y me hablan del Vaticano?
      Es indignante.

    • Carmen

      No hace falta que digas ni mu. Estaba deseando decirlo y…
      Un abrazo y gracias por tu paciencia

      • Javier Peláez

        Lógico que te enfades…Lo de las inmatriculaciones una vergüenza y lo del IBI también…De todas maneras yo todo esto del Vaticano me lo tomo en plan humorístico,pero no descartes que la gente con poder,y el Papa lo es,puede hacer cosas distintas…Mira Trump qué tío más vengativo: le montan un pollo en El Paso los hispanos y organiza dos redadas y retira la green card de los inmigrantes;para acojonarles…En términos vulgares un hijoputa vengativo…El poder desnudo funciona así:venganza e intento de taparse las vergüenzas provocando otras noticias que tapen las críticas…En definitiva,un hijo de la gran puta…

  • Alguien sabe cuanto gasta el mundo en armas por segundo? Así que no nos hagamos de la vista gorda. La “riqueza” del vaticano en comparación con este grandisimo derroche de gastos en armas, es como echarle una gota al mar.

    Acabo de escuchar que el deporte el año pasado ha movido 440 mil millones de euros. Esto no se compara con toda la “riqueza” que tiene el Vaticano.

     

    • Carmen

      Y esa pequeña riqueza, qué origen tiene?
      Querido. Tienes un problema. Confundes a dios, al padre, al hijo y al espíritu Santo con la iglesia. Y tienes suerte. Porque muchísimas personas tienen esa misma confusión de ideas y han decidido que no creen en Dios, con mayúsculas. No en el dios del cristianismo, en ninguno. Y eso es , a mí juicio, crea un vacío enorme, porque hay una dimensión religiosa en todas las personas.
      Así que tienes suerte.
      No te calientes la cabeza, como se te encienda una lucecita lo vas a pasar fatal, y ya , a nuestra edad, no merece la pena.
      La paz, amigo.

    • Asun Poudereux

      Me cuesta comprender, Alberto, a dónde intentas ir con tu comentario. ¿Acaso es justificar lo injustificable?… ¿Y punto?

      Defender lo indefendible, si uno no desea ver el otro lado del tapiz, seguiremos contribuyendo a construir el mundo que tenemos. Y además a defenderlo a modo de “salvación”.

      Benditos los que pueden vivir en el meollo de las contradicciones de uno y otro lado. Andan despiertos y alertas, no se dejan arrastrar con facilidad de apologías, vengan de donde vengan. Y sobre todo y a pesar de todo, actúan haciendo el bien y no mirando a quien.

      Se nos puede lavar aquí y allá el cerebro, en cuanto uno se descuida.

    • ana rodrigo

      Luis Alberto, el estado Vaticano, es uno sujeto más, colaborador del capitalismo salvaje, con ausencia de ética y alejado de la coherencia entre lo que predica y lo que hace.
      La diferencia con el resto de poderes económicos “del mundo”, es que la misión de la Iglesia es seguir, mostrar y dar ejemplo de seguir a un Jesús histórico que vivió pobre, para los pobres y marginados, que condenó la posesión de la riqueza y alejado de los poderes que ambicionan la dominación y explotación de los demás para enriquecerse ellos.

      Te doy la razón en que los gastos en armas o del futbol, y la acumulación de riqueza por unos pocos, es condenable, y es inhumano tanta desigualdad. Pero no se puede comparar la misión y el porqué de la existencia de la Iglesia con los corruptos y explotadores sin conciencia alguna. La Iglesia debe estar fuera de estos elementos comparativos que tú haces. Las comparaciones no justifican a ninguno de elementos comparados, y menos a la Iglesia.

      Sigue leyendo atrio a ver si se te enciende alguna lucecita para no defender lo indefendible.

  • Javier Peláez

    El Papa le dijo a Évole que vivía en un museo…que aquello no era para tanto…Lo de Las sandalias del pescador es un poco peliculero…Os lo digo sinceramente vivimos en una sociedad más bien estúpida…Si vendiera el Vaticano,si es que eso es vendible,le acusarían de “postureo”…Comentando cosas más reales: a Richard Gere le acusan de “postureo” por ir al Open Arms.Richard Gere es un pésimo actor que ya demostró hace tiempo que es una buena persona.El escogió hacer el anuncio de Rais.Lo que pasa que aquí hay alguna gente que quiere que los actores hagan sólo anuncios de casas de apuestas y destruir las familias obreras(leed en EL PAÍS de hoy,páginas de Madrid,la reacción de las asociaciones de jóvenes de barrios como Moratalaz contra las casas de apuestas,casi lo único aprovechable del periódico,claro es verano)Luego tiene gracia que le acusen de postureo cuando uno de los vídeos más vistos en las redes son dos millonetis italianos bailando estúpidamente.Muy atléticos,la tía muy buena,pero lobotomizdaos…Es la juventud italiana de Berlusconi,la que inunda Formentera,como dice Salvini,juventud egoísta,maleducada(comparada con los alemanes,por ejemplo) y patética(ver a una joven italiana hacerse una foto en la playa es cómico). Parte de la juventud italiana,claro…Las juventudes berlusconianas y ahora Salvinistas…

  • Carmen

    Lo siento.

    Pero oído el escándalo de las inmatriculaciones de la iglesia que publica la prensa hoy, no me puedo callar.

    Por favor, que no insulten nuestra inteligencia. Esto no es una fake news. Esto es una tomadura de pelo.

    El Vaticano es un país. Un país. Pequeñito ahora, pero grande, grande, grande como la canción de la italiana Mina hasta cuando lo perdió y lo conservó gracias a… En fin, no les voy a dar lecciones de historia a ustedes.

    Y si. Las sandalias del pescador, buena película,mejor que el libro. Porque claro, de papa Antoni Quin.

    Y hablando de películas de este señor, no se pierdan el baile de la película Zorba el griego. Dedicado a todos aquellos y aquellas que dicen que un hombre-hombre no sabe bailar.

    Es increíble. Me fastidia enormemente que nos quieran tomar el pelo.

    Qué van a vender exactamente del El Vaticano? El país entero? Quizás para irse a Panamá, a Suiza o a dónde?

    Por favor. Un poco de seriedad.

    Qué es eso de él papa Francisco dice?

    Por favor.

     

     

  • ana rodrigo

     

    La Iglesia está metida en un grandísimo problema antievangélico, como es ser la mayor acumuladora de riqueza en valor histórico-artístico, hasta límites impensables en términos monetarios, mayor incluso a los mejores museos del mundo. Porque no sólo hablamos de todo lo que hay en el Vaticano (hablo de los museos y de la basílica de San Pedro, además de todo lo que posee en Roma), que es brutal, sino a toda la riqueza material y artística que tiene cada catedral, templo o cada virgen de cada pueblo o ermita.

     

    Como ya habéis dicho, si la Iglesia pusiese en venta lo que posee, ¿habría quién pudiese comprarlo? Y, en el caso de que lo hubiese, como dice Jorge, todo seguiría siendo, en el caso del Vaticano, un estado independiente riquísimo y con pingües beneficios para sus dueños, con un patrimonio único e irrepetible en la historia de la Humanidad por muchos siglos que pasen, pero, añado, la pobreza seguiría existiendo en el mundo. Como yo pienso que esto son meras especulaciones que quedarán en esto, en especulaciones, pues no vale la pena darle más vueltas.

     

    Otra cuestión es si la Iglesia va a tener que arrastrar esta costra (costra que tapa cualquier aproximación al evangélico de Jesús) para el resto de los siglos. Lo cual me recuerda al rico del que habla el evangelio cuando Jesús le plantea el que venda lo que tiene y lo reparta entre los pobres. Uf, si Jesús levantase la cabeza….

     

    Yo pienso que, con que de vez en cuando vendiese alguna de las miles y miles y miles de las maravillosas obras de arte, y resolviese algún problema concreto de los muchos que tienen los pobres, primero daría un magnífico ejemplo, podría dar de comer a muchísimas personas, pero este gesto sería pan para hoy y hambre para mañana. Porque la desigualdad en el mundo es estructural, y siempre habrá uno o varios peces gordos que se comerán al chico.

     

    Porque el problema en este mundo, no está en los millones de hambrientos que hay, que no es poco, sino en el sistema económico mundial, llámese como se llame, que hace imposible el reparto de la producción y el consumo de forma cruel y disparatada, así como el robo de las materias primas a los países explotados por los países ricos. Y esto no es cuestión de limosna o caridad, sino de justicia. ¿Debe ser la Iglesia la que imparta lecciones de ética en esta cuestión cuando está lastrada por su propia riqueza?

     

    Lo que no alcanzo a comprender es porqué la Iglesia ha llegado a estar metida en este tinglado hasta llegar a ser, no sólo el estado Vaticano, el mayor acumulador de riqueza del mundo, dado que lo que posee en arte, no tiene precio…, sino, además, que es la institución más rica en el mundo (si quitamos los pozos de petróleo donde los tengan).

     

    No le veo solución, porque el bulo de la venta del Vaticano, no es viable ni en la imaginación.

     

    No sé si he sabido explicar la complejidad del tema, o si he caído en contradicciones. Pido perdón por atreverme con esta cuestión.

     

  • pepe blanco

    Bla, bla, bla.

    Ya sabéis que a mí me gustan mucho los números. Según la Wiki, en 2013 (que deben de ser últimos datos de que dispone) visitaron los museos vaticanos 6.000.000 de personas. Actualmente, el precio de la entrada normal por persona para los Museos y la capilla Sixtina es de 17 euros.

    17*6.000.000=102.000.000 de euros = (aprox.) 17.000.000.000 de las antiguas pesetas (sí: diecisiete mil millones de pesetas).

    Obviamente esta es una cifra aproximada (y muy a la baja, probablemente) de los ingresos vaticanos por el turismo. Es cierto que hay tarifas reducidas, pero también es cierto que en cuanto contratas una audioguía, ya se dispara el precio. Además, no se tiene en cuenta el número de visitantes de la Basílica, jardines vaticanos, tesoros de las diversas basílicas romanas, etc., etc., etc. Y todo suma.

    ¿Para qué tienen que vender el Vaticano si, con lo que les produce, bien gestionado, podrían ayudar a paliar muchos problemas económicos de mucha gente?

    Y, por cierto, respecto a ese discurso sobre los refugiados, ¿por qué será que tantos quieren venir a Europa, con lo malos que somos? ¿Serán refugiados masoquistas?

    • ana rodrigo

      Mientras yo escribía mi comentario, tú, Pepe, has enviado el tuyo. Y has dado un dato más de la riqueza que posee la Iglesia solamente con el turismo. Y es cierto. ¿A qué dedica tanto dinero, aparte del mantenimiento, vigilancia, etc.? Pues a la cantidad de clérigos vagos que pululan por el Vaticano y sus palacios, haciendo no sé qué. La Curia es un lastre de mucho cuidado en todos los sentidos, que, además tienen unos salarios y un servicio y viven en palacios, y cobran por beatificaciones, canonizaciones, anulaciones matrimoniales, o por adjudicarle un nombramiento en alguna de las basílicas romanas, etc. etc. Es un escándalo

    • pepe blanco

      Sí, Ana, es un escándalo. Y lo de las 30.000 inmatriculaciones de bienes inmuebles en el Registro de la Propiedad que ha salido hoy en la prensa y que recuerda Carmen, es otro gran escándalo. La ventaja es que ahora que tienen todo inmatriculado, se le puede empezar a cobrar IBI muy fácimente. Se van a arruinar pagando IBI.

      Y, otro día que tenga ganas y tiempo, os cuento las políticas neoliberales del Vaticano en asuntos como la Filatelia y Numismática. Antes y después de Francisco, que no ha cambiado para nada esas políticas neoliberales de contratacióm a empresas privadas (extranjeras, la mayor parte de ellas) de las emisiones filatélicas, como hicieron los papas que le precedieron (y muchos países también). A mí, qué queréis que os diga, lo del papa Francisco me sigue pareciendo bla, bla, bla…: un suave ronroneo con acordes jesuánicos para anestesiar a la cristianía de base que estaba hasta las narices del elitismo de los papas precedentes.

  • Jorge

    La venta del Vaticano no sería nada más ni nada menos que un acto de coherencia con respecto al Evangelio, que daría a la Iglesia muchos muchos puntos de credibilidad que tanto necesita.

    El Vaticano pasaría a manos privadas como un centro de primer orden de cultura y arte. Me recuerda la película de “las sandalias del pescador” en la que el Papa vende las riquezas vaticanas en función de la paz mundial. Pero esto supondría su desvalijamiento. Seguro que las grandes fortunas familiares o los grandes centros financieros podrían comprarlo como un negociazo altamente productivo. Incluso ciertos Estados interesados podrían participar en su compra y en los beneficios posteriores, y que continuara siendo un Estado independiente con su marcado carácter cultural.

    Si el dinero de la venta fluyese hacia los pobres y necesitados, el mundo tendría mejor cara, pues dada la riqueza del Vaticano sería suficiente para erradicar el hambre y la pobreza del mundo.

    El Vaticano es una pesada carga histórica que contradice la misión de la Iglesia.

    • Mª Pilar García Martímez de Aguirre

      Gracias Jorge por tu exposición de este hecho.
      Comparto tu pensamiento, y sería de verdad, una gran alegría para muchas personas.

      Gracias, un abrazo entrañable.
      mª pilar

  • Alberto Revuelta

    En sus clases en la Pontificia salmantina el padre Llorca catedrático de Historia De la Iglesia, ya explicaba las tensiones internas entre los jerarcas eclesiásticos. Se deleitaba con la gobernación simultánea de tres pontífices en la Iglesia. No entiendo por qué ahora que deseamos democratizarla y que opine todo bautizado que lo desee no van a poder opinar y hacer presión unos obispos, unos cardenales o unas asociaciones de fieles que no están conformes con este señor Papa.

  • Juan García Caselles

    ¿Hay quien lo compre?

  • Jordi Morrós

    La noticica tiene todo el aire de culebrón veraniego para distracción del personal. Como si vender los tesoros de El Vaticano fuera algo así como vender la herencia del difunto tío de América. Incluso jurídicamente sería del todo imposible, y seguro que alguno de los abogados que por aquí pasean nos lo podrá comentar.

  • Pedro Bosch Orrego

    Bendito Francisco, si se deshiciera del Vaticano para paliar un poco de las necesidades que sufren los Hijos de Dios, que son hermanos nuestros y que no han buscado  la podredumbre en la que viven.

    La iglesia (no los jerarcas) le estaría agradecida infinitamente.

Deja un comentario