Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4950 Artículos. - 79495 Comentarios.

Sermón sobre la narración de la pasión

          Intentaré no repetirme, pues tengo miedo que vuestra buena memoria me diga: “Que esto ya nos lo dijiste hace cuatro años”. Pero dejadme repetir algunas cosas: recordad que los “ejercicios de repetición” son un elemento importante en la pedagogía ignaciana:

Tercero exercicio es repetición del 1º y 2º exercicio haciendo tres coloquios.
Después de la oración preparatòria y dos preámbulos, serà repetir el primero y 2º exercicio, notando y haciendo pausa en los punctos que he sentido mayor consolación o desolación o mayor sentimiento espiritual, después de lo qual haré tres coloquios de la manera que se sigue. [62]
…notando siempre algunas partes más principales, donde haya sentido la persona algún conoscimiento, consolación o desolación, haciendo asimismo un coloquio al fin y un Pater noster. [118].  (Los números entre paréntesis corresponden al Texto autógrafo de los Exercicios de San Ignacio)

          Alguna vez ya os he hablado del libro (Después de Cristo) de un señor (que se llama Alfredo Fierro) que cuando lo leí me iba diciendo: “Este señor me está copiando”. Por ejemplo cuando leí: “Pese a la certeza de que Jesús fue ejecutado, es imposible cerciorarse del modo concreto en que eso sucedió: no necesariamente según lo cuentan los evangelios”.

          También os he dicho (y quizás más de una vez) que, más que hablar de “los cuatro evangelios”, prefiero hablar de los diversos documentos evangélicos que encontramos en los cuatro evangelios. Uno de estos documentos evangélicos sería la narración de la pasión-resurrección, narración que no debemos dividirla en dos partes: una para ser leída el viernes santo y una segunda para ser leída, después del silencio del sábado santo, el domingo de pascua. El domingo de pascua no aporta nuevos acontecimientos “históricos”, sino que nos da el sentido profundo del viernes santo.

          Si lo recordáis, la pregunta que os hice hace cuatro años (siguiendo a John Dominic Crossan, autor entre otros libros de Jesús: vida de un campesino judío y de El nacimiento del cristianismo) era esta: La narración de la pasión era el conjunto de los recuerdos de amigos y amigas (era historia recordada) o era una reinterpretación a partir de los antiguos textos de las Escrituras (era profecía historizada)?

Si lo quieres recordar…

¿Historia recordada? ¿Profecía historizada?<
Ver los posibles textos escriturísticos
con los que se “construyó” la narración de la pasión

          ¿Cómo es que los recuerdos de amigos y amigas no coincidían al precisar el día de la muerte de Jesús? ¿Fue después de comer el cordero pascual (sinópticos) o antes de comer el cordero pascual (Juan)?

          No estamos ante un dato cronológico. ¿Quién recordaba el día que Jesús murió? Pero para el evangelio de Juan que, desde el principio, por boca de Juan Bautista, ha considerado a Jesús como el “cordero de Dios”,  (1, 29. 36), no le cabía duda alguna que Jesús, el cordero de Dios, había muerto a la misma hora en que en el Templo los corderos -comiendo los cuales el pueblo celebraría la Pascua- eran sacrificados.

          Y, en el trasfondo tendríamos el poema del profeta Isaías sobre el Siervo de Yahvé:

Is 53, 7         Él fue oprimido y afligido, pero no abrió su boca. Como un cordero, fue llevado al matadero; y como una oveja que enmudece delante de sus esquiladores, tampoco él abrió su boca.

          Y si el dato cronológico que nos da el evangelio de Juan es claramente “teológico”, esto no quiere decir que el que nos dan los sinópticos sea “histórico”, también será teológico.

          ¿Cómo es que no siguieron lo que habían decidido: “No durante las fiestas, no vaya a haber un tumulto en el pueblo”. (Mc 14, 2)

          ¿Y murió en Jerusalén? ¿No había una lectura de las Escrituras que decía que un profeta debía morir en Jerusalén?

Lc 13, 33     Es necesario que yo siga mi camino hoy, mañana y pasado mañana; porque no es posible que un profeta muera fuera de Jerusalén.

          Este hipotético documento de la pasión-resurrección, que sería seguido por Juan y por Marcos y, a través de éste llegaría a Mateo y Lucas, tenía como escena inicial la cena en Betania, durante la cual una mujer unge la cabeza de Jesús: esta escena inicial insinua ya la escena final (la muerte de Jesús) y da el sentido a toda la narración.

Mc 14, 8       Ella ha hecho lo que podía, porque se ha anticipado a ungir mi cuerpo para la sepultura.

          Quien ha “montado” esta escena inicial conoce a fondo las Escrituras. Cuando escribe…

Mc 14, 3       …vino una mujer que tenía un frasco de alabastro con perfume de nardo puro de gran precio. Y quebrando el frasco de alabastro, lo derramó sobre la cabeza de Jesús.

          …nos quiere recordar la unción de Saúl (el primer rey de Israel) por Samuel, un auténtico profeta del Señor (1Sa 3, 20)

1Sa 10, 1     Entonces Samuel tomó un frasco de aceite, lo derramó sobre la cabeza de Saúl y le besó diciéndole: El Señor te unge como el soberano de su heredad.

          …o la de Jehú por uno de los hermanos profetas de Eliseo:

2Re 9, 3       Coge el frasco de aceite y derramáselo sobre la cabeza diciéndole: Así dice el Señor:Te unjo rey de Israel.

No todos los evangelistas se atreven con esta “unción real”: Juan “unge los pies” (Jn 12, 3); Lucas reinventa la escena en otro lugar y convierte la “mujer profetisa” en una “mujer pecadora”.

Las unciones
Ver cuadro sinóptico
   pdf            doc

         Si hiciéramos una lectura más amplia sobre Samuel y Saúl, encontraríamos:

1Sa 9, 16     …para que lo unjas como jefe de mi pueblo, Israel, y libre a mi pueblo de la dominación filistea; porque he visto la aflicción de mi pueblo, sus gritos han llegado hasta mí.

         Una unción con un programa, con una “hoja de ruta”: “para que libre a mi pueblo”.

         Y si hiciéramos una lectura más amplia sobre Jehú encontraríamos:

2Re 9, 13    Inmediatamente cogió cada uno su manto y lo echó a los pies de Jehú sobre los escalones. Tocaron la trompa y aclamaron: ¡Jehú es rey!

         ¿No os recuerda esta frase algo del Domingo de Ramos?

Mc 11, 8       Muchos alfombraron el camino con sus mantos, otros con con ramas cortadas en el campo.

         La entrada mesiánica de Jesús en Jerusalén sería la segunda escena de este documento de la pasión-resurrección. El evangelio de Juan sigue este orden: “Seis días antes de la Pascua”, la cena de Betania con la unción real; “al día siguiente”, entrada mesiánica, como rey, en Jerusalén. El evangelio de Marcos (los sinópticos) cambia el orden: primero la entrada en Jerusalén y unos días después (“Cuando faltaban dos días para la fiesta de la Pascua y los Ázimos”) la cena de Betania.

         Pero este “domingo de ramos” no es más que una recreación, hecha por el autor o autores de este documento,

  • del profeta Zacarías:

Za 9, 9         ¡Alégrate mucho, oh hija de Sión! ¡Da voces de júbilo, oh hija de Jerusalén! He aquí, tu rey viene a ti, justo y victorioso, humilde y montado sobre un asno, cría de borrica.

  • del salmo 118:

Ps 118, 25   Señor, ¡danos la salvación! Señor, ¡danos la prosperidad!
Bendito el que viene en nombre del Señor. Os bendecimos desde la casa del Señor.
El Señor es Dios: él nos ilumina. Ordenad una procesión con ramos hasta los ángulos del altar.

  • y del segundo libro de Samuel:

2Sa 7, 16     Tu casa y tu reino durarán por siempre en mi presencia; tu trono permanecerá por siempre.

         La Bíblia Catalana Interconfessional en una nota dice: “La palabra hosanna era originariamente una petición de ayuda (¡sálvanos!). Más tarde se convirtió en una aclamación mesiánica”. Y no deja de recordarnos en otra nota que “Toda la escena recuerda la entronización de un rey de Israel (1Re 1, 38-40)”. Y algunos opinan que la expresión “Hosanna en las alturas”, que no tiene mucho sentido, de Mc/Mt podría ser traducida por “Sálvanos de los romanos”, y así los gritos de la multitud recuperarían un cierto sentido:

Mc 11, 9       ¡Sálvanos!
         ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!
         ¡Bendito el reino que llega, el de nuestro padre David!
         ¡Sálvanos de los romanos!

         Esta expresión (¡Sálvanos de los romanos!) no está recogida en el evangelio de Lucas. Este, el autor de la doble obra (el evangelio y los Hechos de los Apóstoles), es un señor que sabía lo que quería decir y lo que no quería decir. Cuando nos transmite el “Padre nuestro”, la oración presuntamente enseñada por Jesús como signo distintivo de sus discípulos, una oración que en buena parte ya se rezaba en la sinagoga, omite también la última petición: “Mas líbranos del mal”, una petición que quizás vosotras hacéis cada día sin saber muy bien qué es lo que pedís. La expresión del texto griego (avlla. r`u/sai h`ma/j avpo. tou/ ponhrou/) es traducida hoy día por la Bíblia Catalana Interconfessional por “líbranos del mal” y en nota admite que también podría ser traducida por “líbranos del Maligno”, añadiendo que este “Maligno” sería Satanás. Pero algunos, a los que yo he seguido en mis catequesis, opinan que este “Maligno” se refiere a los romanos, los cuales, con su presencia militar como fuerza de ocupación, en “la tierra que yo os daré”, ponían a prueba (peirasmo,j) que Yahvé fuera el auténtico Dios de su pueblo.

Si lo quieres recordar...

El “Padre nuestro” de Jesús y los suyos

IV. La tentación en las aguas de Meribá

         Y así podemos comprender que este señor, el inteligente autor del evangelio de Lucas y de los Hechos de los Apóstoles, haya querido borrar esta doble referencia a los romanos (la del domingo de ramos, la del Padre Nuestro), él, que había intuido que el futuro del “movimiento de Jesús y los suyos” ya no dependía de un Jesús de Galilea (pobre Pagola, ¡qué lejos estás de la sabiduría de un Lucas!)

Ac 1, 11       …y les dijeron: Hombres de Galilea, ¿qué hacéis ahí plantados mirando el cielo? Este Jesús que os ha sido arrebatado al cielo…

Si lo quieres recordar…

El movimiento de Jesús y los suyos

La imposible “autocorrección” de Pagola

ni de una hipotética “primitiva comunidad de Jerusalén”, de la que sólo nos pudo dar una descripción copiando lo que el historiador judío Flavio Josefo había escrito de las comunidades esenias

Ac 2, 42–47 / 4, 32-35 / 5, 12-16

Cuadro comparativo

de Flavio Josefo y Lucas

sino de un piso de alquiler de un barrio de Roma (Ac 28, 16), desde el cual Pablo, bajo custodia militar (Ac 28, 16), después del fracaso de unas conversaciones “con los principales de los judíos” (Ac 28, 17) sobre la nueva secta/herejía/grupo/camino de los Nazarenos (Ac 24, 5), proclama ya abiertamente que “esta salvación de Dios” ha sido enviada a los paganos

Ac 28, 28     Sabed que esta salvación de Dios se envía a los paganos; ellos sí escucharán

         Curioso, muy curioso. Quien se había mostrado muy reticente a la hora de hablar del “Reino de Dios”, anunciado por Jesús por caminos y pueblos de Galilea y Judea, no tiene ahora, desde “el alojamiento que había alquilado” (Ac 28, 30), ningún inconveniente en ”anunciar el Reino de Dios” (Ac 28, 31/), “con toda valentía y sin ningún impedimento” ( Ac 28, 31).

         No era lo mismo anunciar el Reino de Dios en Palestina (el país sobre el cual Yahvé pretendía ser el único soberano) ocupada por los romanos que en Roma, donde Yahvé y sus partidarios no tenían ninguna pretensión política.. Quizás cuando nosotros hablamos hoy del Reino de Dios decimos cosas muy diferentes de las que decían Juan Bautista y Jesús cuando hablaban del Reino de Dios o, mejor, de la proximidad del Reino de Dios (Mt 3, 2; 4, 17; Mc 1, 14)

Si quieres recordar…

¿Se puede hablar del Reino de Dios
sin hablar de los romanos?

La Selva del Camp

22 marzo 2018

6 comentarios

  • Mª Pilar

    Admiro y agradezco la labor exhaustiva y laboriosa de Miquel Sunyol.

    Me es muy familiar su estilo, por haber recibido una formación extraordinaria en el Centro Pignatelli, que seguro el conocerá.

    Solo encuentro una dificultad… ¿hay que dar tantos datos, leer escritos, para confirmar que:

    “Jesús no es como nos lo presentan las entidades que rigen la iglesia?

    He sido parte de ese querido centro durante años… ahora, tristemente, estoy alejada de el, porque a mi edad… necesito que el lenguaje al menos, sea cercano, veraz, como lo era Jesús; y no les veo que  intenten cambiarlo… y no se hace:

    ¿Por temor a perder… qué?

    He vivido la lucha frente a la pasividad, la entrega, el conocimiento por encima de persecuciones-ataques, de grupos de poder; y todo se vivía con ilusión, porque se  sabía estaban al lado de los siempre oprimidos.

    ¿Qué ha pasado?

    Es necesario tener un lenguaje, que sin romper en mil pedazos aquello que está asentado desde … ya ni sé…  que haga que las personas puedan levantarse, crecer, desarrollar su propio ser; eso es lo que hacía Jesús.

    Hecho de menos, un estilo que te envuelva en el mismo momento de leer el mensaje, de sentir que inflama nuestro yo más interno y profundo.

    Es muy descorazonador, comprobar, como las personas siguen ancladas sin remisión… al temor, al castigo, al infierno… y se sigue “comprando” un futuro… que nadie sabe ni conoce… a fuerza de rezos, peticiones incansables de ayuda a Dios…

    Para cuando nuestro decir será… ¡sí al sí, no al no! aunque eso nos costase…¿la vida?

    Sé, que el montaje es muy grande, pero las personas están deseosas de Palabras que les den:

    ¡La Vida!

    Esto hecho de menos en estos art. La sencillez del lenguaje, la esperanza, la acogida, la cercanía.

    Ya pasó mi tiempo de estudio, ahora… necesito… el calor del hermoso Proyecto de Vida de Jesús…

    mª pilar

    • Pues no sé si hace falta todo esto. Pero es muy interesante. A lo mejor hace falta para empezar a reconstruir todo esto del cristianismo.
      La verdad es que hace unos días leí el evangelio de Marcos de tirón. Y que quieres que te diga. Creo, creo, me pareció entender el mensaje. A lo mejor entendí el mensaje que quería entender. El de siempre. Encuentro a Jesús un personaje fascinante.

      Pero todo esto de la exégesis es superinteresante. Entiendo que haya personas que dediquen su actividad profesional a ella.
      También creo que beneficia a los cristianos.
      Pero tienes razón. En el fondo se trata de que entres en sintonía o no con la figura de Jesús .
      Un abrazo.
      carmen.

  • Isidoro García

    A mí la labor del Sr. Sunyol, me parece muy meritoria y acertada. Es muy distinta de la postura de muchos de sus colegas, que cierran los ojos a la realidad de la implacable investigación histórica y textual, y siguen tejiendo y destejiendo unos tejidos de Penélope, con unos hilos que ya se sabe están contaminados y no son en absoluto de fiar, y por ello su significado es más que dudoso: es lo que se llama “seguir liando la troca”.

    Son como unos buenos cocineros de restaurante, que horrorizados descubren que sus reservas de provisiones están contaminadas y caducadas, pero se niegan a reconocerlo y tirarlas, y siguen haciendo trabajosamente unos sabrosísimos guisos, que van a ser inútiles por contaminados, so pena de acabar con toda la reserva de papel higiénico de la ciudad.

    Pero es tan arduo, el desmontaje de ese sistema ptolemaico de la “única religión verdadera”, dictada palabra a palabra, y letra a letra, por Dios mismo, (el “Espíritu”), al oído a los escritores de los textos primero, y al oído de los dirigentes de la Iglesia después, que es lógico que sea labor de una vida entera. Más aún de varias generaciones enteras. Llevamos más de 150 años en esa labor.

    Hoy sabemos que solo aproximadamente una sexta parte de las palabras neotestamentarias son palabras e ideas, directas de Jesús. Pero yo creo, que ya es hora de pasar página. El que quiera ver que vea, y el que no quiera, que siga. Pero hay que seguir adelante.

    Pero, ¿esta situación de una falta de fiabilidad de los textos fundantes es señal inequívoca de que todo es mentira, y que no podemos entender la “buena nueva” de Jesús?.

    Yo creo, que no necesariamente. Los que a pesar de todo, seguimos teniendo la fuerte  intuición de Jesús, solo deberíamos cambiar de perspectiva. Tradicionalmente, hemos seguido en nuestra búsqueda del sentido y significado del mundo y la humanidad, a través de las enseñanzas de Jesús, el método tradicional: leer y estudiar sus palabras.

    Pero como hoy sabemos que sus palabras transmitidas son dudosas, hay que depurarlas siguiendo un proceso inverso. Para ello hay que apoyarse en lo que hoy día la Ciencia nos ha proporcionado sobre la naturaleza del hombre y del Cosmos. Y utilizando esos saberes como criba, hay que dilucidar, que palabras que nos han llegado de Jesús son auténticas. Y sobre todo hay que reinterpretar el sentido de unas palabras que a lo largo de dos mil años, normalmente habrán modificado su significado original.

    No solo hay que leer sin que hay que limpiar, y reinterpretar el mensaje de Jesús, (“Limpia, fija y da esplendor”). Antes esa labor se hacía con los textos que nos han llegado en una mano, y los diccionarios de hebreo, arameo y griego en otra. Era una labor de lingüistas y teólogos.

    Hoy esa labor hay que hacerla con los supuestos textos en una mano, y toda la Wikipedia en la otra. Y por eso es labor de equipos con antropólogos, científicos, psicólogos y filósofos, y sobre todo con una mirada interdisciplinaria. Por eso la figura del teólogo-sacerdote, se ve aislada del mundo cultural general, y recluída en sus guetos confesionales, muy lejos de los esplendores de antaño.

    Porque más importante que deducir lo que Jesús pudo decir, es saber LO QUE JESÚS, (como hombre sabio), NO PUDO DECIR. Y si a pesar de todo, parece que lo dijo, (las profecías sobre el inminente fin del mundo, y otras), hay que atribuirlo simplemente a la falibilidad del Jesús humano, al fin y al cabo hombre de su época y de su cultura concreta, que no se puede ni se debe extender a la universalidad del humano actual.

  • Y lo mejor de todo fue enterarme de que mi querido Jesús, sencillamente fue ajusticiado como uno más. Cómo tantos otros líderes molestos porque cuestionan el poder establecido. Todo tipo de poder tiene sus mártires. Y si no, piensen un momento.

     

  • Pues sí. Es fascinante.

    Llevo años entrando a su web. Cita a un montonazo de señores que no conocía. Todo me sonaba como si estuviese leyendo una historia extraña. Consegui que me sonarán algunos nombres. Y leí algún libro .

    Recuerdo que alguna vez le dije: usted la ha tomado con Jesús de Nazaret, parece que tiene algo personal contra él. Y me contestó que lo que sucedía es que yo tenía una visión idealizada , romántica de él.

    De esto hace ya varios años. Mi imagen de Jesús no ha conseguido cambiarla ningún libro que he leído. Soy muy cabezona. Lo sigo encontrando , bueno, es el primero en mi lista de referentes.

    Pero con el tiempo he ido entendiendo su postura. No es nada personal. Sencillamente investiga y dice lo que piensa. No sé si es exégeta, teólogo o como se considera él mismo. Tampoco me importa.  Antes veía todo como a través del cristal de una ventana  Pero el señor Sunyol  me enseñø la forma de  abrirla, y al hacerlo ,pude salir volando, como una mariposa.

    Un abrazo señor Sunyol.

     

     

  • Antonio Toston De la Calle

    A mi lo que escribe Miquel Sunyol me fascina. Con lo que va “soltando”, llevo batallando con ello desde hace ya cincuenta años. Se dice pronto, pero es, mucha vida, muchas lecturas, muchos pensamientos que han ido casi siempre, a contracorriente.Y siempre, o casi siempre alrededor de Jesús de Nazaret. Claro, traspasar lo que de él se nos ha contado, en casi dos mil años….de muchas formas, es apasionante.Esa frase de Garaudy yo la llevo encima también desde hace mucho tiempo. y cada día más convencido de que es verdad.Así que hoy, cuando escribe que el cristianismo es un sistema ptolemáico, es decir que todo gira en torno a esta religión, cuando estamos viendo que  es una más, y que las otras religiones giran en torno al sol, es decir, del Padre-Madre, y que cuando Jesús señalaba con su dedo a Dios, la iglesia nunca ha querido mirar más lejos del dedo de Jesús, y así lo ha divinizado, por pura conveniencia que la Historia ha demostrado, el profundo fracaso de la religión que ha fabricado para su buen vivir. Trono y Altar han visto Imperios y Reinos, muy entrelazados capeando las revoluciones amenazantes, y haciendo de ello un signo de perdurabilidad de su falso proyecto. Hoy está tocando a su fin.

Deja un comentario