Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4953 Artículos. - 79556 Comentarios.

Carta de Antonio Bentué al obispo de Osorno

Sería un gesto de gran sabiduría y de gran amor a la Iglesia que renunciaras…

Bentue

Publicamos esta importante Carta con la debida autorización del profesor de la PUC, don Antonio Bentué, respetando un tiempo prudente de conocimiento y posible respuesta del Obispo don Juan Barros Madrid (N de la R).-                                                                                                               

Santiago, 12 de octubre, 2017
Mons. Juan Barros Madrid . Obispo de Osorno. 
Estimado Obispo Juan:

Es la segunda vez que me atrevo a dirigirte una carta. La primera fue en marzo de 2015, cuando estabas recién nombrado como obispo de Osorno y no habías aún asumido ese cargo.

Hacía ya un tiempo que la situación vinculada a Karadima se había destapado y ello había salpicado sus consecuencias a diversos eclesiásticos vinculados al padre Karadima. Sobre todo a los tres últimos obispos salidos del Bosque (Mons. Valenzuela, Koljatic y Barros), dejando de lado a Mons.Andrés Arteaga que ya había tenido que renunciar como Pro-Gran Canciller de la UC y después desgraciadamente enfermó en forma grave. Diversas conversas y experiencias compartidas en comunidades católicas,  incluyendo a muchos sacerdotes y religiosos amigos, respecto a esa situación, me hicieron sentir que no podía “correrme” de mi responsabilidad en hacerles saber a Ustedes tres lo que me parecía muy claro, y es lo que les transmití en una carta del 17 de marzo del 2015, aconsejándoles, por el bien de la Iglesia, su renuncia al carácter de obispo titular en las respectivas diócesis. Y a ti especialmente para que renunciaras a asumir como obispo de Osorno antes que fuera demasiado tarde. No fui el único que te lo aconsejó. Y al mismo tiempo le mandé copia de esa carta tanto al Sr. Nuncio, como al Cardenal Ezzati quien me respondió  con una carta muy amable diciéndome que lo que yo había hecho era una actitud evangélica.

Pero la situación no cambió para nada y ha ido empeorando particularmente en Osorno, con  una diócesis dividida y en tensión. Ahora te escribo, pues, de nuevo, dado que hay una situación también nueva que hace esa petición necesaria mucho más urgente. En enero viene a Chile el Papa. Es un Papa especialmente querido por la gente, a pesar de que en muchísimos, no sólo osorninos sino de todo Chile, hay una pena debido a que ese mismo Papa te haya nombrado obispo titular de Osorno y tenga una idea de la situación tan distorsionada. Sin duda que en Osorno se han producido gestos desafortunados, por desesperación, de un grupo de fieles en la catedral. Pero uno no puede quedarse con ello para deslegitimar su demanda, como para de esta manera “tapar la olla”. El problema es que ahora, con la venida del Papa, temo que se va a reavivar más la herida tapada y no resuelta. Sé que amas al Papa, como lo has expresado tantas veces, y que amas a la Iglesia de Jesús. Y veo claro que sería un acto de evidente amor al Papa y a la Iglesia el que renunciaras a la titularidad episcopal antes que él venga. Le harías así  un enorme favor de comunión tanto a él como a nuestra Iglesia de Chile tan golpeada. De lo contrario les harás un daño muy doloroso por ensombrecer esa venida apostólica, especialmente de este Papa tan querido por toda nuestra gente, muchísimos de los cuales no entienden cómo puedes seguir porfiadamente sin renunciar, amparándote en la obediencia al Papa a quien pones en una situación imposible, que está en tus manos solucionar.

Sería un gesto de gran sabiduría y de gran amor a la Iglesia que renunciaras, no por reconocerte culpable de haber amparado a Karadima. Eso queda únicamente en tu conciencia ante Dios. Y no veo que ahora sea lo decisivo. Lo decisivo es tu  vinculación muy cercana a Karadima y las sospechas fundadas que ello objetivamente ha provocado y sigue provocando en muchísima gente de iglesia. Es eso lo que, quieras o no lo quieras, constituye la herida en el corazón de nuestra Iglesia que no sanará ni cuando Karadima muriera, si no ha habido los gestos que ahora resultan más necesarios que nunca: Renunciar tú y, junto con ello, instar tu mismo al    P. Karadima para que pida públicamente perdón al Papa y a la Iglesia de Chile por el tremendo mal que le ha hecho, incluyendo en ello el tener que renunciar tú para colaborar en la cura de esa herida.

Esos gestos serían sin duda el mejor servicio pastoral que pudieras ofrecer a la Iglesia y al Papa, convirtiendo así el escándalo en el que, quieras o no quieras, estás involucrado, en un “testimonio evangélico creíble”.

Con toda humildad y animado de Esperanza, te lo aconseja encarecidamente tu antiguo profesor,

  Antonio Bentué

13 comentarios

  • olga larrazabal

    Hola Carmen: Me parece muy buena tu metáfora del huevo de chocolate.  Quizás el material, el chocolate, puede ser bueno, pero el huevo está vacio.

  • olga larrazabal

    Francamente es incomprensible lo que pasa por la cabeza de Barros. Tozudo y empecinado hasta el ridículo, además de poco inteligente. Por más que pase el tiempo, el pasado no se va a borrar aunque el crea que tiene la razón.  Si lo que teme es por su carrera y su futuro, la vida  lo llevó a estar metido en un avispero escandaloso, que le quitó la oportunidad de ostentar el poder limpiamente. Y si rechaza las salidas que le dan por la buena, como se lo visualiza como  el escudero de Karadima, la rabia va reconcentrada contra el y lo van a ser saltar en forma escandalosa.

    Y no parece que le importe mucho la Iglesia ni la vocación.

  • oscar varela

    Eduardo Silva, S.J., rector de la universidad Alberto Hurtado:
    “Espero que la visita sea un aire fresco para una Iglesia ensimismada”
    http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=430997
    ……………………
    El sacerdote jesuita destaca que Francisco rompió muchos estereotipos.
    * “Ya no es la figura del Papa infalible”.
    * Y explica por qué la Iglesia es distinta a la que recibió a Juan Pablo II, en 1987.
     
    * “Hoy está desacreditada, alicaída, a la defensiva”.

    • Carmen

      Por qué cuando leo este tipo de artículo, tan largo, por qué cuando leo la entrevista al señor Tamayo, por qué cuando me encuentro en la televisión la misa del Papa en la catedral de San Pedro…
      Por qué me viene a la cabeza la imagen de un enooooooorrrrme huevo de pascua, cubierto de papeles de colores brillantes y preciosos, pero hueco en su interior?

      A veces me da hasta un poco de angustia. No sé, quizás ya el chocolate no me siente demasiado bien.
      Un saludo cordial.

      • George R Porta

        Pido tolerancia a Oscar y a Carmen para mecter mi cuhareta. Carmen, la imagen de las cosas, sobre todo la imagen mediada por el lenguaje, descrita, carga con todo el equívoco que es natural al lenguaje. Hay una insatisfacción que sale no de alguna forma de desconfianza desordenada. Cuestionar es el modo dialéctico de pensar y por lo tanto la sospecha de que lo escuchado o leído no sea la totalidad de la realidad a la que se refiere y que en lo que no haya sido escrito o dicho puede haber de todo, Bueno o malo, es solo la naturaleza cuestionadora humana.

        La experiencia dice que Francisco navega en aguas revueltas y turbulentas y fuera de aguas tranquilas, las barcas no pueden evitar subir, bajar, casi hundirse ahora de in lado y después de otro. Que los curas o los «fans» de Francisco sean acríticos o defensores incondicionales, o excesivamente optimistas es solo in derecho que cada cual tiene. No menos derecho es el de escuchar la propia intuición que le recuerdo a uno que nada humano es ni puede ser prefecto, ni complete, ni final…

        No justifico a Francisco pero si he de comparer con Benedicto xvi, o con JP II y la lista pudiera seguir, solo veo a alguien que morirá cuando le toque sin haber satisfecho todas las expectativas. Más aún, ni siquiera al nivel de los que somos solo personas de a pie, sin mayores responsabilidades corporativas de una magnitud comparable, hay alguien que pueda realmente decir yo he cumplido al ciento por ciento todo lo que me propuse y todo lo que se esperaba de mí. Sobre todo lo Segundo.

  • Carmen

    A ver si puedo expresar lo que siento.

    Creo que por la única causa por  que llegaría a matar, es por un abuso sexual cometido hacia uno de mis hijos cuando eran niños. No se dió la situación, pero si hubiese dado, hubiese matado.

    Y habría entrado al infierno por la puerta grande y orgullosa de entrar.

    No sé si me explico.

    Y ahora , que grandes jerifaltes de la iglesia, discutan acerca de qué interesa más a la organización, si hacer oídos sordos para tratar de evitar un escándalo, o denunciar ante la justicia a monstruos.

    Un saludo cordial

  • Rodrigo Olvera

    Lo de Osorno no es un caso aislado.

     

    Bergoglio tampoco escucha a los fieles católicos que exigen la destitución del Arzobispo de Antequera por encubrimiento de curas pederastas, y castigo arbitrario a curas comprometidos con los movimientos populares (arzobispo al que ya apodan “mata-viejitos” por el número de párrocos castigados que han fallecido deprimidos durante su arzobispado)

    http://www.proceso.com.mx/517151/catolicos-de-oaxaca-exigen-destitucion-de-arzobispo-de-antequera-por-encubrir-pederastas

     

    Y por supuesto, Bergoglio permitió al encubridor de pederastas Norberto Rivera seguir siendo Arzobispo Primado de México hasta su apacible retiro.

     

    Y a Pell sólo lo ha distanciado cuando el nivel de escándalo en Australia empezó a costarle seriamente política y económicamente.

     

    Y no sigo, porque luego me califican de “obseso” con la protección de Bergoglio a sus amigos protectores de pederastas.

  • George R Porta

    Mi dificultad con este tipo de exhortación es que minimiza la gravedad de precisamente el crimen tratando de dar una salida decorosa al criminal que se obstina en no hacer uso de la oportunidad que le ofrecen. Si el que muere lo hace por su gusto, pues nada, que la muerte le sepa a gloria.

    La razón fundamental de exigir la renuncia es no el crimen per sé o por lo que representa para el prestigio de la institución eclesiástica o la imagen del Papa. La razón fundamental es la ofensa infligida a las víctimas y el escándalo que ya causó tanto el crimen de Karadima como la persistente complicidad de la jerarquía de arriba a abajo en la Iglesia.

    No servirá de nada confesar arrepentimiento o pesar. Ya ese momento pasó. Ahora solo cabe remediar o corregir el problema.

    Es imposible comprender las razones de Francisco para nombrar a este señor Barros como Obispo de Osorno, pero la realidad es que no las explica y que persiste en ello con lo que demuestra su propia complicidad. En otra ocasion quizás hubiese sido oportuno y hasta  bastado que explicara cuáles son sus razones para no retirarlo de la diócesis. Pero ya esa ocasion pasó.

    La propia percepción pastoral del Papa está siendo cuestionada. El pastor no tiene que tener el edor de las ovejas si las propias ovejas huelen mejor que él. Si un ojo es causa de pecado y éste pecado muy bien puede ser causar escándalo, las narraciones evangélicas atribuyen a Jesús haber recomendado que el pecador se arrancara su propio ojo y lo echara al tiesto (en otras palabras).

    Si la jerarquía Católica de Osorno peca de escándalo con esta division interna, la solución evangélica es echar al trasto la causa del escándalo. Después otro Obispo pudiera llamar a la razón a los osorninos en caso de que eso fuera aconsejable o procedente si se cometiera una injusticia al expulsar a Barros. Después de todo, Barros no se morirá por tener que experienciar lo que a la jerarquía Católica no le imporó que por tantos años las víctimas de los pedófilos experienciaran, es decir, el descrédito, el abandono, el maltrato, la vergüenza.

    Bentué parece que sea un hombre de prestigio y experiencia y no debiera repetir lo que ya Barros rechazó. Lo que cabe ahora es una denuncia pública de la soberbia, tosudez, insano orgullo que demuestra Barros imponiéndose a cualquier precio, de una parte, y de la complicidad de Francisco que ha estado errando malamente en no resolver esta situación ofensiva y bochornosa, dañina y maligna.

    • oscar varela

      Te leo:
      – “Lo que cabe ahora es una denuncia pública”
      ¿Algo así, y ampliado al Episcopado?:
      Instituciones católicas lanzan el
      “Pacto de Conversión Pastoral de la Iglesia chilena”
      Unidos en un mismo Espíritu, los exhortamos a:
      1.- Vivir con sencillez y austeridad, liberados del apego al poder y de signos de ostentación que los alejan del pueblo de Dios, y que impiden testimoniar a los pobres y a la sociedad una Iglesia de iguales.
      2.- Rechazar los títulos nobiliarios y lisonjas que la tradición de una Iglesia imperial les heredó, porque ello provoca desconfianza y contradice la sencillez del espíritu cristiano. Les pedimos que no se hagan llamar monseñores, excelencias, eminencias ni reverendos y que renuncien a las adulaciones, a la pleitesía y al clericalismo.
      3.- Priorizar la atención de los más débiles y necesitados del pueblo de Dios que se les ha confiado, estableciendo como criterio de acción pastoral una opción preferencial por los empobrecidos y marginalizados; apoyando a los movimientos populares; acompañando a los pueblos originarios en la defensa y promoción de sus derechos; así como reparando y protegiendo de todas las formas posibles a las víctimas de abusos del clero.
      4.- Renunciar a ser administradores, controladores y fiscalizadores de la vida en la Iglesia, porque la tarea esencial de los obispos es acompañar al pueblo de Dios y no dejarse tentar por quehaceres que degradan su noble misión. Les pedimos que sean pastores con olor a oveja, a ejemplo de Óscar Romero y Enrique Alvear.
      5.- Transparentar las cuentas de la Iglesia, incluyendo la publicación anual de los libros de contabilidad de todas las diócesis, vicariatos y parroquias, incluyendo el detalle de los ingresos percibidos, gastos realizados y situación patrimonial.
      6.- Renunciar a recibir dádivas, donaciones o dinero de personas o instituciones cuestionadas socialmente, sea porque no cumplen sus deberes sociales, tributarios, laborales o ambientales; son corruptos o corruptores, lavan activos, usan paraísos fiscales o porque su actuación social está reñida con el Evangelio. Les pedimos construir una “Iglesia pobre para los pobres” porque “hoy tenemos que decir «no a una economía de la exclusión y la inequidad». Esa economía mata.” (EG 53).
      7.- Revisar el destino de los dineros de la Iglesia, de manera de priorizar deberes de justicia, obras sociales y de solidaridad, practicando la comunión de bienes entre las diócesis y vicariatos, así como entre las parroquias del país, para testimoniar justicia social y equidad.
      8.- Abstenerse de ofrecer reconocimientos públicos a personas o instituciones. El criterio para brindar reconocimiento cristiano debe ser el martirio de sus propias vidas por la causa del Reino.
      9.- Escuchar la voz de los laicos y laicas de la Iglesia, dando cabida y atención no sólo a quienes se subordinan incondicionalmente a los dictados del clericalismo y de la jerarcología, sino también a quienes, con juicio crítico tienen mucho que aportar a la Iglesia.
      10.- Aplicar la corrección fraterna entre todos los miembros de la Iglesia Pueblo de Dios y promover la práctica de la evaluación pastoral en las iglesias locales, sean diócesis, vicariatos o parroquias.
      11.- Establecer la práctica de la consulta al Pueblo de Dios para el nombramiento de obispos y de párrocos.
      12.- Renunciar a la participación de la Iglesia en empresas y negocios.
      13.- Potenciar la participación de la mujer en la vida de la Iglesia en todos sus estamentos, reconociendo el derecho de igualdad que le cabe por ser hijas de Dios.
      14.- Reintegrar al clero casado al ejercicio de ciertas labores pastorales y litúrgicas.

  • Rodrigo Olvera

    A Barrios no le dejan renunciar Bergoglio, Parolin ni la Conferencia Episcopal Chilena.  No es Barrios quien pone a Bergoglio en una posición imposible, sino justo lo contrario.

     

    Me pregunto cuándo tanta gente de buena voluntad se podrá liberar del típico esquema de que el Rey siempre es bueno, son sus funcionarios quienes le hacen ver mal.

     

     

    • Mª Pilar

      No lo puedo comprender…
      ¿Por qué les cuesta tanto echar afuera a cuantas personas estén implicadas en semejante despropósito y aberración?

      No hay buenas palabras, ni alejamientos, hay que denunciar, echarlos afuera de una vez, no hay otra manera de limpiar mancha tan hedionda y sucia; no hay razón ninguna para “comprender” es una bajeza extrema, y como tal hay que tratarla.

      Esta situación, deja en muy mal lugar al papa… me da igual las buenas maneras en otros temas.

      Es repugnante… comprendo perfectamente a Carmen en su comentario.

      Abrazos y… esperanzas, aunque el horizonte esté tan oscuro.
      pili

    • Mª Pilar

      Se lo tendrá bien merecido… si no escucha a quienes están sufriendo; no hay paños calientes ante una postura tan fuera de lugar.

      Abrazos.
      pili

Deja un comentario