Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4955 Artículos. - 79576 Comentarios.

Carta abierta a toda la ciudadanía

Senyal Reial de Aragón. Desde el siglo XII.

Los miembros del Grup de Seglars i Rectors del Dissabte, desde una perspectiva cristiana, que apuesta por la justicia y la paz, el respeto y la hermandad, la reconciliación y el perdón, consideramos preocupante el surgimiento, en la sociedad española, de resentimientos, odios, acosos, violencia y fanatismo a raíz de “la cuestión catalana”. El fanatismo sustituye la argumentación por argumentarios, prejuicios y estereotipos.

A las personas que creemos en el Dios de la vida, Padre y Madre de todos los seres humanos que nos llama a vivir la solidaridad universal, nos duele profundamente que se potencie estas actitudes y estos comportamientos negativos (incluso desde algunos medios de comunicación), ya que impiden crecer en humanidad y construir una sociedad nueva en justicia, libertad, solidaridad y paz para todo el mundo.

Con esta convicción y abriéndonos a los signos de los tiempos, consideramos importante dar a conocer nuestra reflexión sobre esta cuestión.

Valoramos los dinamismos de una gran parte del Pueblo Catalán, que se moviliza pacíficamente para reivindicarse como nación y, por tanto, con derecho a decidir su futuro.

Defendemos la libertad, nos oponemos a la violación de los derechos humanos, culturales y políticos y hacemos una llamada a la reconciliación mediante la liberación de las personas encarceladas a causa de sus posiciones políticas, el fin de la excepcionalidad y el cese de cualquier tipo de humillación.

Pensamos que la opción política a favor de la independencia es éticamente aceptable (y compatible con el hecho de ser “buena católica” o “buen católico”), aunque no es la única legítima. No sacralizarla frente a otras exige un esfuerzo de diálogo y encuentro en un contexto pacífico, democrático y sereno.

La Iglesia Católica no ha de proponer opciones políticas. Deseamos su presencia pública en las iniciativas de promoción activa de la paz, la reconciliación, el diálogo y la negociación, siempre proponiendo caminos de conversión y perdón.

Apoyamos el derecho de autodeterminación y la celebración de un referén dum pactado y vinculante. Por eso, pedimos al Gobierno de España que busque la forma legal de hacerlo y que plantee las oportunas reformas constitucionales.

Para que la democracia sea auténtica tiene que basarse en la justicia y en la defensa de las personas empobrecidas. Será válida si afronta los problemas sociales, laborales y económicos desde la centralidad de las excluidas y precarizadas.

Como valencianas y valencianos pedimos la despolitización de los debates sobre la lengua y un compromiso activo de la Iglesia valenciana en la construcción de las diferentes realidades nacionales.

Es necesario poner el poder y el derecho al servicio del ser humano con la confianza de que las personas que renuncian a la violencia poseerán la tierra y las misericordiosas conseguirán la misericordia.

València, noviembre de 2017

28 comentarios

  • M.Luisa

    El ridículo judicial, y político  que ha representado  la decisión del juez Llerena de retirar la orden de busca y captura contra  el presidente Puigdemont  y los miembros del gobierno al exilio,  significa   el acierto de la estrategia del presidente  de  mantener el gobierno al exilio en Bruselas.

    Aquellos que hicieron burla o  consideraron como “huida” (no había en aquel momento ninguna orden de detención) su decisión   a acogerse  según el derecho de libre circulación   dentro de la Unión Europea,   hoy tendrán que reconocer que había sido por el presidente  algo muy preparado y  con  un gran sentido político.

  • Román Díaz Ayala

    Las cuatro provincias catalanas volvieron a ser reagrupadas en su Comunidad Autónoma una vez recuperadas las libertades democráticas en virtud de la Constitución, ya de forma definitiva, y no provisional como en 1977, cuando frente la Generalitat el Gobierno  de Adolfo Suaréz hizo reconocimiento oficial de la presidencia de Josep Tarradellas, y que le reinstauró en su puesto. Luego el President en virtud de  sus funciones instauró a su vez para Cataluña el sistema electoral general de España.

    Los datos ciertos son los siguientes:

    Referendum para la ratificación de la Constitución celebrado el miércoles 6 de diciembre de 1978  yque fué aprobado por el conjunto de la nación por el 87,78 de los votos por uos votantes que representaban oficialmente (el censo tuvo que ser purificado, por los diversos errores de las primeras convocatorias sin un censo definitivo), pues representaban, digo el 58,97 de este censo.

    En las provincias catalanas fue el siguiente:

    Provincia             % votantes                %del Sí

    Lleida                        66,5                        89,1

    Tarragona                  67,                          91,07

    Barcelona                   67,6                        91,00

    Girona                        72,3                        90,4

    En las cuatro provincias votaron el 68,35% del censo (España 58,97) y el Sí el 90% (en el conjunto de España el 87,78)

    En cuanto a las elecciones autonómicas del jueves 20 de marzo de 1980 votó el 61,44% del censo catalán.

    Podemos hacer una comparación con las elecciones autonómicas del 27 de septiembre de 2015, como nos pide Rodrigo Olvera para que comparemos.

    (Se puede hacer por provincias, pero no es necesario, dado que cada una tiene un  cupo predeterminado)

    Quienes se presentaron dando valor de constituyentes:

    Junts pel Sí (JxSí)                                 1.628.714 votos  39,59%      62 escaños

    CUP                                                        337.794             8,49%      10   ”

    Otros:

    ciudadanos (C´s)                                     736.364           17,90%      25  ”

    PSC                                                          523.283           12,72        16  ”

    Partido Popular (PP)                                  349.193             8,49        11  ”

    Catalunya Sí que es Pot                             367.613             8,94        11  ”

    Los datos demuestran que las seis fuerzas con representación en el Parlament le dan un escenario muy plural, reflejo de la sociedad catalana, ya sea por escaños, ya sea por números de votantes(censo) y de votos efectivos (elecciones).

     

  • No te enfades Ramón D.A., que la  Constitución de 78, aprobada con el ruido de sable en la oreja, nunca ha sido la Biblia y menos casi cuarenta años después. Tu que manejas muchos datos tienes que saber cuantos de los que la votaron siguen vivos, y cuantos jóvenes nacidos después de aquella fecha no la han votado.

    Seamos realistas. La democracia española y su separación de poderes son lo que son. Ni más , ni menos. Han pasado unos ochenta años de una guerra civil terriblemente cruenta, cincuenta años insoportables de ETA, cuarenta años de una transición inacabada. Del 2001 al 2008 no se le hizo ni caso a Ibarretxe, en Euskadi y el problemapolítico sigue coleando. Del 2010 al 2017 estamos viviendo, en vivo y en directo, los acontecimientos en Cataluña. Pretender seguir aferrándonos a una ley obsoleta y  apoyar el involucionismo de un Partido Popular muy poco ejemplarizante, no parece la mejor forma de servir al pueblo, ni en Cataluña, ni en el resto del Estado español.

  • Román Díaz Ayala

    Se está oyendo y leyendo que con bastante ligereza posicionamientos independentistas catalanes sometidos al Procés, que mencionan “soberanía” o “poder”, que para que radique “en el pueblo” (“pueblo”, otra palabra mágica), dos instituciones del Estado de Derecho,El Tribunal Constitucional y el Parlamento (éste el autonómico en su caso), el primero tiene que estar sometido al segundo.

    Tal cosa le da vía libre ( le dió en su día al President Puigdemont) para pretender convertir el poder constituido en poder constituyente, y proclamar la República Catalana, con un Parlament sometido al Ejecutivo.

    A esto se le ha calificado, aqui en este hilo, “un acto de humildad política” por algún/os interviniente/s, valorando la Constitución actual, la de 1978, como una institución impuesta por el Estado Español, y por lo tanto antidemocrática. Sobra que ya se haya mencionado la alta participación catalana y el protagonismo de los nacionalismos, especialmente el catalán, en la redacción constitucional, que ésta haya sido aprobada en Cataluña con el 90 por ciento, la aprobación más alta en toda la nación española.Los partidarios del Procés no se paran en minucias a la hora de descalificar la Constitución.

    No se percatan de que se vuelve al poder absoluto quebrando  la posible fuente de legalidad parlamentaria, primando la propia del soberano, aunque haga formalmente de “poder ejecutivo”, y arrogándose el derecho de despreciar a las minorías, por muy mayoritarias que fuesen en escaños (miembros representantes) o votos. Así no se puede hablar ni de auténtica democracia, ni se está cumpliendo la máxima de que el poder radica en el pueblo. Es una burla.

    Las “instituciones políticas” nacieron con la democracia para resolver los problemas del poder y de la convivencia. Así la Constitución de los Estados Unidos de Norteamérica, que sirvió de modelo en el siglo XVIII. Había que resolver el problema de que los representantes del pueblo (las trece colonias federadas) fuesen el mismo pueblo y no sólo uno de sus poderes constituidos. “Nosotros, el pueblo” tiene una alta significación, pues sólo el pueblo soberano tiene ese poder constituyente. De ahí también el paripé de Referendum el 1º de octubre. Como bien dijo Josep Tarradellas, el pueblo catalán es muy dado al folclore.(En eso no se diferencian los catalanes del resto de españoles)

    El poder del Parlament reside en su sometimiento a la ley, que en Cataluña son tanto la Constitución como el Estatut, y sus leyes que con arreglo a los mismos fueran dadas.

    Existe también el poder de los jueces, que debe intervenir contra aquellos actos legislativos contrarios a la Leyes Fundamentales en defensa de los derechos de los ciudadanos.Ni el despotismo de una formación política, ni el depotismo de la multitud que arrastren.

    La institución del Tribunal Constitucional nació a causa de la sobernía limitada de los parlamentos respectivos y las necesidades de la estabilidad institucional. En democracia el pueblo es tan soberano en su período constituyente elaborando su Constitución como cuando la respeta.

    Existen mecanismos propios que no sólo la reforman, sino otros que mediante la convocatoria de elecciones constituyentes, la sustituyen. Jamás la Constitución es un muro infranqueable porque estamos en un regimen de libertades llamado democracia, salvo para quienes quieran tomar el cielo del poder por asalto.

    • Rodrigo Olvera

      En el referéndum para la ratificación de la Constitución española la organización de la votación y de los resultados no fue por autonomías (pues la existencia jurídica de éstas estaba subordinada a la aprobación y entrada en vigor de la dicha Constitución) sino por Juntas Provinciales.

      Las Juntas Provinciales correspondientes a lo que hoy es la Comunidad Autónoma de Cataluña fueron las siguientes: Barcelona, Gerona, Lérida, Tarragona.

      El total de electores en esas cuatro Juntas Provinciales fue de 4’276,576 personas. El total de votos favorables en esas cuatro Juntas Provinciales a la aprobación del texto constitucional fue de 2’701870 votos por el SI. La Constitución, en consecuencia, fue aprobada por el 63.18% del total de electores en las cuatro Juntas Provinciales catalanas.

      Si se afirma que la constitución fue aprobada por el 90% de SI frente a votos emitidos; tendría que aceptarse el mismo criterio para el porcentaje del referéndum independentista de este año (90% de votos por el SI respecto del total de votos emitidos).
      Si se afirma que en el referéndum independentistas de este año el SI no representa la mayoría porque el número de votos favorables no alcanzó la mayoría del número total de electores (de hecho, yo sostengo esta postura), entonces no se podría afirmar que la constitución fue aprobada por el 90%.
      Lo que me parecería una terrible deshonestidad intelectual sería utilizar un criterio en un caso y otro criterio en el otro: votos favorables frente a número de electores para el referéndum de independencia y votos favorables frente a votos emitidos para el referéndum constitucional.

      Lo anterior no significa menoscabo alguno a reconocer el carácter democrático de la aprobación de la constitución de 1978; ni significa ignorar el carácter ilegal y con severas faltas de garantías democráticas mínimas del referéndum independentista de este año.

      Saludos

    • M.Luisa

      Si te refieres a mí Román, (tampoco cuesta tanto escribir mi nombre) yo no lanzo ninguna calificación y mucho menos le aplico a ningún político ese principio que rige en Democracia, “No el poder sino la humildad” le di, como tal principio, un valor genérico, pero por lo que veo siempre se está apunto para que a la mínima ocasión salte la espira. Y en este sentido no sé a quien mejor le va eso de la ligereza.

      • Román Díaz Ayala

        Hola, M. Luisa:
        Si yo te hubiera mencionado habría sido una gran injusticia por mi parte hacia tí y posiblemente habría faltado a la verdad. Cierto que mencionas la humildad de los políticos, aunque en tu contexto.
        Sin embargo hago una referencia a hechos sucedidos entre los días 6 de septiembre y las dos primeras semanas de octubre pasado. El grupo catalán en Madrid,los actores del Procés, vendían a la opinión pública (otra cosas eran sus intervenciones en el Congreso y el Senado) su disposición a la negociación con el gobierno de Madrid y frustrada por la actitud del Gabinete de Rajoy. Era una manera de ganar también la adhesión de los partidos desafectos con el Partido Popular, mostrando la supuesta legalidad del Procés y cargando las culpas contra el Presidente Rajoy, y lo improcedente de la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Querían mostrar el rostro amable del independentismo, sometido en su voluntad última a lo que decidiese libremente el pueblo de Cataluña (Después de 1º de octubre, que yá se había pronunciado inequívocamente) Asomaban en las televisiones, tanto una nuebe de periodistas, politólogos y políticos, como Joan Tardá a quien pude escuchar en la Cuatro y en la Sexta con el mismo argumentario: Lo pacífico del movimiento ciudadano, la humildad y la voluntad de diálogo del Gobierno de Cataluña, frente a la soberbia de Madrid, su alto sentido democrático obediente a la voluntad de su pueblo etc. Ocultaban cuidadosamente que no puede existir diálogo ni negociación posible ante una política de fuerza de hechos consumados.

  • javier m.arana

    Gracias Mª Luisa. De hecho todo depende de mi. Que bien que no soy uma isla…..

  • M.Luisa

    Me había parecido que mi comentario iba a continuación del de Juan García Caselles  que entendí que hacía referencia al mío  por lo que no necesitaba de reseña alguna,  luego al mediar entre ambos  el de javier m.arana  no quisiera que diera lugar a confusión

    Con respecto  al de Javier m.arana, decirle que el hecho de sentirse incomodo depende solamente de de usted.

  • M.Luisa

    El acto de humildad  el político lo ejecuta cuando asume que en Democracia  el poder radica  en el  pueblo.  Ahora bien, competir  esa idea con la idea según la cual el poder  queda  enmarcado en la Constitución, es   entonces  cuando la posibilidad que ofrece el poder  democrático  queda parapetada.  Es   el muro  contra el cual topa toda posibilidad  de cambios.

  • javier m.arana

    Permitanme  mirar a mi Cataluña desde mi ventana. Encuentro barreras que me incomodan. Desprecio por lo español, mentiras repetitivas para convertirse em “verdades”… Todo sin necesidad. Sin duda, gloria para unos, humillación para el resto.

  • Juan García Caselles

    “No el poder sino la humildad”

    De acuerdo. Pero, precisamente, en el asunto de la cuestión de Cataluña, de lo que se ha tratado últimamente es del poder. No creo que haya nadie que no reconozca hoy día la especificidad de Cataluña, de su cultura, su historia, su lengua, sus tradiciones, etc.

    Y, en esta materia, la del poder, todavía está por hacer una toma de conciencia de los cristianos. En el caso concreto del poder político parece que lo evangélico es el relato de una de las tentaciones de Jesús, la de esta forma de poder, que es la de Mateo, 4, 8-10. Tibi dabo… todo esto te daré…..

    Por lo demás, cualquiera de nosotros es tan pecador como el que más y no seré yo el que condene a ningún político. Aquí viene a cuento aquello de “homo sum, humani nihil a me alienum puto”. Y también “el que esté libre de pecado…”

  • pepe blanco

    Ex-conseller Antoni Comín.

  • M.Luisa

    Si, en efecto,  Iñaki,  eso es también lo que a mi me extraña… con la cantidad de veces que aquí ha salido la   referencia a esa cita evangélica que nombras, me extraña la ceguera con la que se la recibe  cuando llega la ocasión de darle actualidad con hechos.
    Pero en fin, no entraré hoy en contrarréplicas, a lo mejor lo haga  en otro momento pero ahora, desenfadadamente, y  a propósito de que ayer, el conseller Antoni Comín, desde  Bruselas,  interpretara  al piano una pieza de LLuis LLach cuyo enlace inserto aquí   https://www.youtube.com/watch?v=TQXbkNiQkS8   quisiera solamente manifestar algo que tal vez se ignore y es que la  Fundación  Alfonso Comín creada por el padre del conseller  de Sanidad   distinguió a   Ignacio Ellacuría  con el galardón que concede anualmente la Fundación , siendo él uno de los primeros en recibirlo justo unos meses antes de su asesinato.

    Dejo ahí, también,  una muestra del humanismo que la rige.

    Preferencia:
    No el poder sino la humildad
    No la diversión sino la conversión
    No el camino fácil sino la vía estrecha
    No la tristeza sino la alegría
    No la burla sino el humor
    No el moralismo sino la moral
    No la violencia sino la mansedumbre
    No el cuerpo o el espíritu sino el cuerpo y el espíritu

  • Ánimo amigo George R. Porta, a mi tu comentaro me pareció muy sensato y equilibrado. Probablemente desde la distancia se ven las cosas con más objetividad. Por aquí la pasión nos ciega demasiadas veces.

    Leyendo las réplicas  a quienes habeis mencionado lo de presos políticos en la Cataluña de hoy, se diría que para algunos son las personas las que están al servicio de las leyes  y no al revés. ¿No estábamos de acuerdo en que se puede curar en sábado, aunque la ley diga lo contrario?.

    A lo largo de los últimos diez años se está viendo crecer un abismo que va separando a una multitud de catalanes, con determinadas leyes españolas vigentes, entre ellas la cuasi-sagrada Constitución. Esto está creando un problema político que requiere una atención prioritaria. Algo habrá que hacer para evitar que se envenene del todo y se  monte un drama que no se merecen ni los catalanes, ni los españoles. No basta con blandir una ley manifiestamente mejorable para muchos y hacerlo con altanería y prepotencia, olvidándose del servicio que debe de prestar a la ciudadanía. Y, atención, quien más poder tiene, tiene simpre más responsabilidad.

  • pepe blanco

    A mí no me molesta que los extranjeros que participan en Atrio opinen sobre cuestiones necionales españolas. Siempre que estén bien informados, claro.

     

    Dice George Porta: “He leído y releído el artículo y aún no puedo reconocer una falsa afirmación.”

     

    Pues sí hay, al menos, una falsa afirmación. Dice el texto: “hacemos una llamada a la reconciliación mediante la liberación de las personas encarceladas a causa de sus posiciones políticas”.

    Eso es una falsedad. Los ex-consellers no están encausados por sus ideas políticas, sino por haber cometido graves delitos: presentar y aprobar leyes contrarias a la Constitución y al Estatut, mediante un procedimiento inaudito contrario al Reglamento del Parlamente, saltándose los derechos de la oposición, y por haber desobedecido decisiones firmes del Tribunal Constitucional.

    El que estén en una situación de justificadísima prisión preventiva se debe al riesgo cierto de reincidencia (por lo menos hasta hace unos días; ya veremos qué pasa mañana), así como al evidente riesgo de fuga.

     

    En general, el texto del artículo -si me apetece y tengo tiempo lo comentaré con más detenimiento- me parece un ejemplo paradigmático de sectarismo, manipulación y pobreza argumental.

    • George R Porta

      ¡Hola, Pepe Blanco! Me refiero a que no se «mienta» en el artículo, aunque quizás como opina se aluda, porque en el mismo no se menciona explícitamente a los «consellers». Pensándolo bien, este tipo de interpretación libre pero corta a la cual me arriesgué, justifique que, al menos a partir de ahora, me abstenga de opinar, siendo extranjero, sobre las cosas de España. Agradezco el comentario que hace.

    • pepe blanco

      Antes de nada, me gustaría concretar que, en términos jurídicos, los ex-consellers están acusados de los gravísimos delitos de rebelión, sedición, malversación de fondos públicos y otros delitos conexos, como prevaricación, desobediencia, etc.

      Cualquiera que viva hoy en España, sabe que cuando algunos hoy hablan de “presos políticos” en España, se están refiriendo -me atrevo a decir que exclusivamente- a los ex-consellers y a los “jordis”. Estos útimos, están acusados del delito de sedición (que, sin ser jurista, parece bastante evidente) y su estado de prisión preventiva lo decretó la jueza por entender que existe un evidente riesgo de reincidencia y también riesgo de fuga.

      • George R Porta

        Eso es, Sr. Blanco.: Yo vivo en los EE.UU. y acá cuesta mucho enterarse del día a días y muchos detalles de lo que ocurre en Cataluña. Más bien, hay que vivir atormentados por las estupideces presidenciales y los maltratos a mujeres por parte de politicos y gentes de la industria de los medios de comunicación y entretenimiento. Le ruego perdone mi comentario. Gracias

      • pepe blanco

        No se preocupe, Sr. Porta. No hay nada que perdonar. Pero sí hay cosas que deben ser aclaradas, aunque solamente sea para intentar que las mentiras nunca se conviertan en verdades en la mente de algunos, por mucho que las repitan.

        Siento mucho todas esas lamentables circunstancias que usted comenta que están sucediendo en los EEUU. Ánimo!

  • Román Díaz Ayala

    la identificación de los llamados  valores cristianos o “evangélicos” con la política, se puede dar, y de hecho se está dando, desde varias perspectivas, y aquí, en esta declaración, al parece no de una persona ( el redactor/res) sino en nombre de un colectivo, necesariamente tiene que ser entendido como si la “apuesta por la justicia y la paz, el respeto y la hermandad, la reconciliación y el perdón”, tengan una sola y única dimensión horizontal, sin ninguna referencia visible a un Ser trascendente. No comporta una ética de salvación, sino de redención  propia, la que se alcanza por el esfuerzo y el perfeccionamiento humano. Una utopía necesariamente intramundana.

    El pecado (algo que ofende principalmente a Dios) queda resuelto como un problema de injusticia (ofensa al hermano, a la hermana), es por tanto, de justicia “distributiva”, sometida un Derecho.

    El Cristianismo, visto así, tiene necesariamente que adscribirse a una ideología determinada, de las muchas que comportan el humanismo social, con exclusión de las demás.

    Y así el autor/autores hacen militancia política, reclamando para sí el marchamo religioso.

    En cuanto a sus posicionamientos “políticos”:

    -Habla de “surgimiento” en España de resentimiento, odios, acosos, violencias y fanatismos atribuyéndolos todos a “la cuestión catalana”

    Creo recordar que la democracia fue parida como mucho dolor. Una sola organización terrorista acapara la suma de 860 asesinatos y el último ocurría en el año 2009. En España se han producido “crímenes racistas”, fue particulamente trágica la muerte de una humilde inmigrante dominicana en Madrid a manos de un grupo fascista. Los mossos  de esquadra en Barcelona hasta hace poco se empleaban contundentemente contra activistas antisistema, aplaudidos por las mismas autoridades, quienes durante su rebelión utilizaban el recurso al “victimismo” con las mismas palabras transcritas en el texto leido referente al “maltrato” que estaban recibiendo del “resto de España”. (¿Verdad o Posicionamiento político?)

    -Si deseamos ser objetivos con el “trato” de los medios de comunicación y sus comportamientos. ¿Por qué no hablamos en esta ocasión de los mismos al servicio del poder, empezando por los oficiales y autonomistas?

    -Utiliza el mantra de que los independentistas catalanes a través de las Instituciones de la Generalitad y de instituciones ciudadanas bien sostenidas, hace movilizaciones populares “muy pacíficas” ¿Porque no hay signos de violencia física? ¿Qué hay de la agresión moral e institucional?¿Hasta cuándo se va a mantener el engaño de que es “todo” un pueblo, cuando la agresión va dirigida de forma directa  e inmediata contra los otros catalanes?

    -Si en España hoy hubiese presos políticos, algo que no defienden ya ni siquiera los propios encausados penales (hasta Oriol Junquera se retracta), no sólo la sociedad española estaría en plena ola de indignación ciudadana, sino que los sociedades y las instituciones de la Unión Europea estarían protestando y buscando medidas contra nuestra nación.¿A quién beneficia mantener este engaño tan calumnioso?

    No se puede pedir un referendum apoyado en un pretendido derecho de autodeterminacion, porque si lo primero es una opción política legítima, lo segundo es una falacia, que por muy publicitada no se convierte en verdad.

    Puede parecer una debilidad de este medio, hablo por ATRIO, que se de ocasión a todo tipo de informaciones y de opiniones. Cuadernos para el Diálogo tenía un firme compromiso con la democracia y su modelo era las democracias europeas de hace medio siglo.Hoy tenemos una sociedad muy atomizada y singularmente plural. Hoy parece dogmático lo que antes era simplemente ortodoxia. Los partidos políticos internamente tenían una férrea disciplina ideológica, o la tienen de votos en sus parlamentos. Al catolicismo español le pasa lo mismo, no es cuestión de someter la cuestión política a la doctrina religiosa, sea cual fuere, como la tampoco que sea la doctrina política la que de cuerpo y alma a la religión.

    El secularismo va por otros  senderos…

  • Carlos

    Si se pide la liberación de “las personas encarceladas a causa de sus opiniones políticas” es que las hay. Si no ¿para qué pedirlas? Y todos sabemos quiénes son esas personas, que ciertamente no están en la cárcel por sus opiniones.

  • George R Porta

    He leído y releído el artículo y aún no puedo reconocer una falsa afirmación.

    No se dan nombres de los detenidos que hayan sido encarcelados por razones políticas, por lo tanto se afirma solo la libertad de opinion en material politica que es constitucional.

    No se hace ninguna afirmación politica cristiana, sino que se reclama la separación entre la religion y el Estado. Que yo sepa, eso es constitucional.

    No comprendo como pueden ser falsas estas opiniones o afirmaciones generales.

    Hasta donde recuerdo, aunque yo no soy el más veteran de los atrieros ni mucho menos, la virtud de Atrio es que se trata de un foro en el cual quien quiera decir algo puede decirlo y quienes lo leen pueden refutarlo. No importa si se repite lo que es cuestionable. Precisamente esa fuera una razón válida para no soltar un tema: Su cuestionabilidad.

    Atrio, más bien, brinda la ocasion de refutar lo que se considere refutable si bien no niega la de defenderlo si, por el contrario, se considera que no merezca ser refutado.

     

  • Carlos

    Esta confusión de lo cristiano y lo político me molesta profundamente. Creo que un grupo cristiano debe denunciar la mentira, la opresión, la manipulación… y abogar por la paz, la reconciliación, el perdón.

    Después sus opiniones políticas son únicamente eso, opiniones que nada tiene que ver con ser o no cristianos pero que aquí parecen acogerse a ese paraguas protector.

    Y desde luego, pedir la liberación de “las personas encarceladas a causa de sus opiniones políticas” es faltar a la verdad: se trata de personas en prisión preventiva no por sus opiniones son por dar un golpe de estado.

  • Ya que vamos a estar mucho tiempo hablando de Cataluña, a mi me parece muy oportuno que ATRIO haya dado paso a la reflexión constructiva de estos valencianos. No estaría mal que alguen les hiciera caso.

  • Manu

    Este es el talón de Aquiles de Atrio: el dar amparo a cualquiera que quiera decir algo aunque no sea cierto. Es que llueve sobre mojado.

  • Juan García Caselles

    “Valoramos los dinamismos de una gran parte del Pueblo Catalán, que se moviliza pacíficamente para reivindicarse como nación y, por tanto, con derecho a decidir su futuro.”

    Preguntas: ¿Porqué las naciones tienen derecho a decidir y los municipios o las asociaciones de regantes no? Ese derecho ¿quién se lo ha concedido? ¿O es de derecho divino? ¿De verdad alguien sabe lo que es una nación?

    En el caso concreto de Cataluña ¿Es solo una cuestión de derechos humanos y la economía (y su egoísmo subyacente, individual o colectivo) no tiene nada que ver?

    Otrosí: ¿Quienes son más nacionalistas, los de Madrid, con sus extremistas-fascistas o los de Barcelona, con los suyos?

    Todo esto dicho desde el profundo respeto y el cariño que profeso por algunos de los supuestos firmantes y sus sentimientos personales.

Deja un comentario