Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5438 Artículos. - 86459 Comentarios.

Lo que está en juego tras lo nuevos hallazgos arqueológicos

VIGILLos martes solíamos dedicarlos en ATRIO a seguir un curso o hacer una reflexión más profunda. Y este es un martes santo, con días por delante para la lectura teológica reposada. Por eso presentamos hoy un extenso artículo de José María Vigil, teólogo representativo de una nueva y valiente teología pluralista de liberación desde nuevos paradigmas, que enfrenta a todas las religiones abrahámicas ante retos insospechados. (A José María se le puede seguir en su sitio en Academia.edu; allí están éste y otros artículos y libros suyos). Fue el artículo de Vigil el que llevó a Eduardo Hoornaert a escribir su  Inminente tsunami a la Biblia. Publicamos antes que nada, en un enlace a PDF, el texto completo de Vigil, que fue publicado el año pasado en portugués (HORIZONTE, 41-42, 2016). En esa versión está el texto completo y con notas. Ojalá muchas personas se atrevan a leer la descripción misma que el autor presenta de los desafiantes descubrimientos de la «nueva arqueología bíblica». Aquí publicamos solo, sin aparato crítico ni bibliografía, las dos últimas partes en las que Vigil saca conclusiones e invita a enfrentar retos. ¿Nos atreveremos? AD.

Esta nueva visión que deriva de la nueva visión arqueológico-bíblica desplaza a otra, la tradicional, sobre la que había muchos valores en juego. Aludamos a ellos aunque sea brevemente.

  • Para Israel (Estado, pueblo de Israel y religión judía)
  • Está en juego en primer lugar la identidad del pueblo de La tradición bíblica, ha consistido en la creencia, tenida por histórica, de que Israel es un pueblo diferente, venido de fuera de Palestina, diferente de los cananeos –el pueblo autóctono–, creado por Dios a partir de la elección de Abraham y la Alianza que selló con él y su descendencia. Israel sería la descendencia biológica de aquellos patriarcas ancestrales, del pueblo judío oprimido en Egipto, que luego del éxodo y de la peregrinación por el desierto, conquistó la tierra de Canaán que Dios había prometido a Abraham. Si los patriarcas son sólo una figuración religiosa, si el pueblo judío no estuvo en Egipto, ni tuvo lugar el éxodo, ni la peregrinación por el desierto… ni por tanto Moisés, ni la Pascua, ni la Alianza del Sinaí… ¿qué queda de la identidad de Israel? ¿Qué es el pueblo de Israel?
  • Está en juego el derecho del pueblo y del Estado de Israel a la tierra que está En el Parlamento de Israel se sigue invocando todavía hoy la Biblia para fundamentar el derecho de Israel a la tierra, apelando además concretamente a la circunscripción de los límites de Israel que en la Biblia aparecen, como límites de la tierra que Dios mismo dio a su pueblo. Si no hubo pueblo israelita venido de fuera de Palestina, si no hubo conquista por la que Dios les entregara esa tierra, si los cananeos no fueron exterminados ni eran un pueblo diferente, ¿qué derechos tiene Israel a la tierra de Palestina, que no tengan otros pueblos que también han morado multisecularmente en ella?
  • Si los relatos bíblicos que contienen esa saga supuestamente histórica del pueblo de Israel, son una creación literaria religiosa, ¿en qué consiste la identidad étnico-cultural del pueblo de Israel? Existe todo un debate al respecto sobre el carácter «inventado» (construido) de la identidad de Israel; la posición emblemática es la de Shlomo SAND, profesor de historia de la Universidad de Tel Aviv.
  • Fuera de Israel, en Occidente, son muchas las entidades para las que Israel juega un papel simbólico. Pensemos por ejemplo, en Estados Unidos, cuya identidad nacional está ligada al Destino Manifiesto de ser un Nuevo Israel, puesto por Dios al servicio de la humanidad, para difundir los valores de la libertad y la democracia, «como ciudad que se alza sobre la colina», luz para los La nueva perspectiva arqueológica sobre la historicidad de sus orígenes, sin duda, aconsejará una reconsideración de esta conciencia identitaria.
  • Para las religiones abrahámicas

Son tres las religiones que se remiten a Abraham y a toda la historia que la Biblia relata sobre él y su descendencia. Todo ese patrimonio religioso escriturístico es puesto en cuestión por la nueva arqueología. Autores muy serios hablan de «invención». Los descubrimientos histórico-arqueológicos obligan a replantearse la historicidad de la Biblia, y como consecuencia, es necesario igualmente un replanteamiento de su significado.

  • Para el cristianismo

Como religión abrahámica, el cristianismo se siente desafiado, en cuanto que debe reconsiderar toda la historiografía bíblica veterotestamentaria sobre la que se apoya, pues se considera heredero sustituto de la promesa hecha en primer lugar a Israel.

Lo que actualmente hemos venido a saber sobre Jesús y sobre los textos y tradiciones fundamentales y fundantes del cristianismo, presenta también una visión radicalmente diferente de la que ha sido su relato oficial durante casi dos mil años. Esta nueva visión histórica de Jesús y de la gestación de los textos cristianos fundacionales, presenta, estructuralmente, el mismo desafío que el nuevo paradigma arqueológico-bíblico presenta al mundo del Antiguo Testamento.

Si es cierta la nueva visión arqueológico-histórica sobre Jesús y sobre la redacción del Nuevo Testamento, entonces todo necesita ser reelaborado, porque el relato tradicional se ha basado en creencias míticas hoy demostradamente inciertas. Si Jesús no quiso fundar una Iglesia, si nunca pensó abandonar el judaísmo, si nunca pensó de sí mismo lo que hasta ahora habíamos pensado que pensó, si mucho de lo que pensábamos que dijo y que hizo no es así como fue… se hace imperativo afrontar esta disonancia cognitiva con la que nos confronta el nuevo paradigma arqueológico-bíblico, y recrear el conjunto; la visión anterior ya no sirve para los hombres y mujeres informados de hoy.

  • Para la antropología y la teología de la religión

Para la visión occidental al menos, a partir de la experiencia de los tres monoteísmos, la religión ha sido clásicamente considerada como dotada de una entidad espiritual que derivaba directamente de unos eventos históricos que constituían una intervención fundadora de Dios en la historia. Desde «siempre» ha pensado así la humanidad, tal vez en la mayor parte de las religiones. Toda religión provenía originalmente de una mano tendida por Dios a la humanidad; y nuestra religiosidad era respuesta a Dios que había intervenido en la historia. Esta intervención era la base sobre la que todo lo demás se apoyaba. Y aun cuando esa intervención quedaba muy lejos en el tiempo, esta misma lejanía la protegía, al hacerla inatacable: nadie podía probar lo contrario, mientras que bastaba la fe para creer en ella.

El nuevo paradigma arqueológico-bíblico cambia esta situación, que había permanecido estable desde tiempos inmemoriales, ancestrales. Hoy, la arqueología sí tiene medios para remontarse hacia atrás y darnos cuenta crítica de aquella supuesta intervención «histórica» de Dios sobre la que se funda cada religión. Sí puede decirnos si aquel relato religioso es o puede ser realmente histórico, o si es construcción humana. Y este cambio de status, obviamente, lo cambia todo, y exige elaborar una nueva autocomprensión de nosotros mismos como adherentes a una religión.

La pregunta es: si hasta ahora, desde siempre, la religión era una respuesta humana al Dios que había salido a nuestro encuentro en la historia real, ¿cómo reentender la religión cuando sabemos por la ciencia (la nueva arqueología entre otras) que la mayor parte de aquella salida de Dios a nuestro encuentro fue una elaboración religiosa, una creencia expresada en unos mitos geniales, una construcción nuestra? ¿Cómo ser religioso asumiendo estos nuevos datos?

 

  • 3. Pistas para reflexionar

Este nuevo paradigma arqueológico-bíblico es  muy reciente, está apenas en su etapa de divulgación. Todavía no ha sido acogido en la reflexión teológica. Su desafío es enorme. Como hemos dicho, obliga a replantearse radicalmente la entidad y el significado de la religión: a esta nueva luz, ser religiosos parece que es otra cosa que lo que estuvimos siempre pensando. Aquí nosotros sólo queremos sugerir/plantear varios caminos de reflexión cuya necesidad y urgencia parecen claras.

  • Estamos ante un nuevo episodio del viejo conflicto fe/ciencia

En su discurso en el acto de erección de la estatua a Galileo en los jardines vaticanos en 1992, dijo Juan Pablo II que el conflicto entre fe y ciencia había terminado. Pero no era cierto: el conflicto había acabado con la astrofísica, pero continúa con otras ciencias: la antropología, la epistemología, la cosmo-biología… están hoy en conflicto con la fe, en cuanto ciencias. Con el abandono del paradigma de la vieja «arqueología bíblica» es la nueva arqueología la que ha entrado también en conflicto con la fe. Es decir, como en el caso de la astrofísica con Galileo, es ahora la nueva arqueología la que aporta una «nueva información», que choca con informaciones hasta ahora incluidas oficialmente en el paquete de nuestra fe. Tomábamos a Abraham, la alianza, los patriarcas, el éxodo, la conquista de la tierra prometida, las promesas a David… como ciertos históricamente, como intervenciones históricas de Dios mismo en las que se apoyaba directa e indubitablemente nuestra fe. Y ahora la nueva arqueología nos dice que las cosas no fueron como pensábamos, que la información sobre la que apoyábamos «nuestra respuesta a la intervención de Dios» no es cierta. Pero no sólo eso: también nos informa de muchos pormenores que nos ayudan a entender qué es lo que realmente pasó, de qué se trataba realmente, si no era sin más una intervención histórica de Dios.

En realidad, no estamos ante nada radicalmente nuevo: se trata de un nuevo episodio, uno más, del casi permanente conflicto fe-ciencia. Conforme ha surgido la ciencia moderna, hace unos pocos siglos, la ampliación que ésta ha ido haciendo del conocimiento ha entrado en zonas que la conciencia humana religiosa había rellenado simplemente como pudo, normalmente con creencias elaboradas por nosotros mismos mediante una epistemología mítica. Casi todos los grandes avances científicos han provocado reajustes que la conciencia religiosa ha tenido que hacer, al estar ésta construida sobre supuestos (míticos, creenciales, acríticos) que las «nuevas informaciones» aportadas por las ciencias, han contradicho. Ahora ha tomado la vez la arqueología, cuando con sus muchos nuevos procedimientos y tecnologías ha adquirido una potencia capaz de «desenterrar la Biblia»… Y tal como en el caso del heliocentrismo la religión tuvo que aceptar el desafío y abandonar su geocentrismo, por más que se sintiera en él como en su propia casa, ahora la religión va a tener que abandonar la visión clásica de «la intervención histórica de Dios que nos pide una respuesta de fe», lo que ha sido hasta ahora la «fórmula dimensional», el ADN de la vivencia religiosa.

La religión necesita una nueva autocomprensión, para un futuro diferente, porque necesita reinventarse. Reinvención que no tendría que generar desconfianza, pues estamos descubriendo con gozo que tanto las religiones agrarias como el acceso mismo a la dimensión espiritual fueron geniales invenciones creativas «emergentes» en el proceso biocultural de nuestra hominización y humanización.

 

  • ¿Una nueva teología de la religión?

Aun a sabiendas de la inexistencia de una definición de religión que sea comúnmente admitida, podríamos asumir provisionalmente que las religiones del libro se han considerado a sí mismas, de alguna manera, como la relación de los seres humanos con Dios, establecida en respuesta a su intervención en la historia, en una serie de acciones y manifestaciones cuyo relato revelado se conserva en la Escritura. Este tipo de religiosidad ha sido vivida con gran conciencia de objetividad y de historicidad, como la realidad más real, sagrada y decisiva. Así ha sido durante milenios. Esta forma de religiosidad encajaba bien en las posibilidades cognitivas y funcionales de nuestra especie: ha funcionado sin dificultades, haciéndonos viables y siendo, con su poderosa fuerza evocadora de sentido, un gran medio de sobrevivencia.

Pero hoy estamos en un momento de transformación evolutiva, causado principalmente –aunque no únicamente– por una ampliación incesante del conocimiento en todas sus campos y dimensiones: científica, crítica, reflexiva, retrospectiva, cósmica… Y uno de sus efectos sorprendentes es el de poner incluso a nuestro alcance el conocimiento del pasado del que provenimos. A partir de un cierto momento de inflexión, ahora, cuanto más avanzamos, más retrocedemos en el tiempo, más recuperamos el pasado de la sociedad, de la religión, de la Tierra y del cosmos incluso. No sólo el pasado de la cultura material, sino también de la cultura también ideológica y espiritual. Hoy tenemos tecnologías capaces de «leer» la documentación histórica que está escrita de mil formas en las rocas, en el suelo, en el subsuelo, en las huellas arqueológicas… pero también en los textos y sus contextos, en las ideas y en su evolución…

Es aquí donde se enmarca el desafío de la nueva «arqueología», que nos golpea con su constatación de que el relato religioso básico de las religiones del libro, que considerábamos básicamente histórico-objetivo, no lo es. Lo realmente histórico es «otro relato», oculto hasta ahora, que nos habla de una gesta de creatividad espiritual de pueblos que, mediante su experiencia religiosa, encontraron fuerzas para sobreponerse a situaciones desesperadas, prácticamente asediados por la muerte, y fueron capaces de dotarse de un nuevo sentido, y de sobrevivir, con el recurso de su propia religiosidad. Apoyada en la seguridad de la intervención histórica de Dios en el pasado y en el futuro por venir, aquellos pueblos o comunidades hicieron de necesidad virtud, y encontraron fuerzas para reinventarse.

Hoy sabemos que esto último es lo realmente histórico, la verdad profunda del relato bíblico. Los relatos religiosos mismos hoy los sabemos no históricos. A estas alturas del desarrollo de la ciencia hemos perdido la capacidad de ingenuidad mítico/histórica. Por efecto del contexto cognitivo-cultural en el que nos movemos, nuestra especie está cambiando, en cuanto que las actuales generaciones se están volviendo incapaces de funcionar con epistemología mítica, ya no pueden «creer» (porque «saben») en intervenciones objetivas de Dios en la historia, ni son capaces de volver a creer en «grandes relatos» totalizantes que unan cielo y tierra, la creación con la escatología… Seguimos necesitando un sentido para la vida, pero ya no somos capaces de echar mano de «grandes relatos» para construirlo. Hoy somos de otra manera. Una religión basada en aquel tipo de instrumentos cognoscitivo-epistemológicos empieza a no sernos ya posible.

La humanidad está atravesando una crisis múltiple, y a ella se añade esta crisis del despojamiento de aquellas seguridades supuestamente objetivas, históricas. Como nuestros antecesores, estamos llamados a sobreponernos y a sobrevivir, a reconstruir nuestras esperanzas y nuestro sentido para vivir, pero ha de ser sobre nuevas bases, mediante otros mecanismos cognoscitivo-epistemológicos.

Hemos de hacer lo mismo que hicieron ellos: vivir, recrear la posibilidad y la potencia de la vida, pero ahora habrá de ser en el nuevo nicho epistemológico al que estamos accediendo. Lo nuestro será también una vivencia espiritual, como la de ellos, pero se jugará en otro campo, con otros interlocutores y contextos. Tal vez es el momento en que nuestra espiritualidad se está viendo forzada a madurar (haciendo también de necesidad virtud) hasta llegar a saber vivir sin «grandes relatos», sin cosmogonías ni mitos fundacionales, sin doctrinas reveladas, sin verdades dogmáticas, o simplemente «sin verdades»… simplemente en conexión con el espíritu y la fuerza de la Vida misma, telúrica y cósmicamente percibida y hecha nuestra.

Cada vez distinguimos más y mejor la vivencia espiritual, frente a las representaciones, mitos, relatos, categorías, gestos, doctrinas y rituales con los que la expresamos. La vivencia espiritual es profundidad humana, vivencia humana profunda. Las representaciones, categorías, relatos, ritos… son simplemente los medios de los que nuestra especie se ha valido en un determinado estadio de su desarrollo para expresar, percibir, sentir, comunicar esa vivencia. La vivencia espiritual es una realidad humana permanente; sus representaciones son aleatorias, contingentes, variables según las coordenadas espacio-temporales y culturales.

No obstante, estamos apenas en el tránsito, en el transcurso de esta transformación. Muchas personas no van a poder entrar por este nuevo camino, pues preferirán continuar instaladas en la religiosidad objetivista. No es fácil cambiar de paradigma religioso; es como volver a nacer, entrar en un mundo diferente. Pero otras muchas personas hace tiempo que se están desligando del viejo paradigma; sienten que aquella forma de ser religiosos ya no les resulta viable; se sienten incómodos en ella y hasta dudan de su legitimidad… Por eso acogen con alivio la noticia del nuevo paradigma no objetivista: se puede ser plenamente humano, espiritual por tanto, con los pies firmemente en el suelo del mundo cognitivo que la ciencia actual nos posibilita. En este sentido, el nuevo paradigma arqueológico bíblico nos ayuda a crecer evolutivamente.

Con ello, este paradigma religioso al que la nueva arqueología nos impulsa converge con el paradigma pos-religional. Ambos reclaman un nuevo modo de habérnoslas con el  tradicional concepto de religión. Es urgente una reconceptuación de la misma, así como una nueva teología de lo religioso y de lo espiritual. Manos a la obra.

 

  • ¿Una nueva teología de la Revelación?

Hoy que la nueva arqueología desafía la historicidad de la Biblia, el pensamiento se nos va, inevitablemente, hacia la necesidad de deconstruir y reconstruir buena parte de la tradicional teología de la revelación…

A pesar de todas las sombras que persisten, hoy sabemos no poco acerca de quiénes han sido los redactores anónimos de muchos de los textos de las Escrituras de las diferentes religiones. Con frecuencia no son las personas a quienes han sido atribuidas. Sin embargo, en la teología tradicional sobre la revelación ha sido común reconocer a Dios no sólo como el inspirador directo de las palabras del texto de los libros santos, sino como quien ha dictado materialmente su contenido. En buena parte de la teología de la revelación Dios mismo ha sido considerado como el «autor» de la Escritura, lo cual ha dado a ésta, a sus textos, a sus palabras, el carácter absoluto propio de lo divino. Atribuir a Dios la autoría de tradiciones, relatos, textos que nosotros mismos hemos creado, ha sido un mecanismo común en la historia de las religiones, que ha servido para absolutizar y preservar fuera de discusión normas, creencias, tradiciones… que la sociedad quería «blindar» frente a cualquier duda. Lo que hoy sabemos por la nueva arqueología nos obliga a lamentar los errores y sufrimientos padecidos por la humanidad a causa del espejismo de la atribución mítica de la Escritura a la autoría de Dios. Y nos pone en la necesidad de un cambio radical de paradigma en este cambio: las Escrituras no son palabra  de  Dios,  sino  palabra  humana  sobre  Dios,  como  ya  sostenía  lúcidamente  Edward Schillebeeckx.

Junto a esto, es inevitable recordar conceptos tradicionales dentro de la teología de la revelación que han estado al uso durante muchos siglos en la Iglesia cristiana: sobre la «inerrancia» de la Escritura, sobre la «unicidad» de la Revelación, sobre la «inspiración divina» de que han gozado los escritores humanos, que han sido «instrumentos en las manos de Dios» para transcribir lo que Dios les dictaba… Resultando finalmente que la misma Escritura venía a ser una «carta de Dios» directamente venida del cielo para los seres humanos…

El nuevo paradigma arqueológico nos invita a deconstruir tanta seguridad y  dogmatismo edificado sobre bases de barro, míticas, hoy puestas al descubierto, para re-evaluar la validez de nuestro patrimonio simbólico, y proceder en adelante con mucha más humildad, pidiendo además perdón a todos los que hemos humillado en el camino por haber pensado de diferente manera.

 

  • Significado para una situación axial y evolutiva: una nueva época…

Siendo un episodio más de la conflictiva relación de la fe con la ciencia, ya hemos dicho que este paradigma de la nueva arqueología y su desafío no representan en realidad algo radicalmente nuevo; hemos vivido esta situación en otras ocasiones. Sin embargo, no se puede negar que tiene un valor emblemático, porque incide en pleno corazón de la fe religiosa, en el relato mismo que creíamos, denunciando su carencia de fundamento histórico objetivo. Hemos estado toda la vida creyendo… a nosotros mismos. Nunca como ahora estamos viendo que las formas religiosas (no la sustancia de la religiosidad misma) son creación nuestra, una genial «invención». El nuevo paradigma arqueológico nos quita la última venda de nuestros ojos y nos invita a reconciliarnos con la verdad desnuda.

Somos la primera generación que se ve en una situación semejante. Durante milenios, las generaciones que nos han precedido han creído estar respondiendo –de tú a tú– a la acción de Dios, que nos habría salido al encuentro en unos concretos acontecimientos históricos. Hasta hace menos de un siglo –y todavía hoy– muchos cristianos han entendido su fe como el asentimiento de confianza a palabras concretas del Jesús histórico, que nos habría informado de que él y el Padre son uno, y de que él había venido a decírnoslo. Todavía hoy, en los sectores conservadores y fundamentalistas, y hasta ayer en el conjunto del cristianismo e incluso de la civilización occidental, hemos estado convencidos de que La Biblia tenía razón y era un relato históricamente indubitable. Somos la primera generación que se ve desafiada a ser religiosa o espiritual sin hacer pie sobre apoyos históricos ilusorios. Este nuevo paradigma nos obliga a inaugurar una época nueva para la fe, o a inaugurar una religiosidad nueva, para esta época en que la nueva arqueología nos despoja de ilusiones históricas.

En su libro A Secular Age, Charles Taylor sugiere que los cambios culturales de los últimos pocos siglos han creado una era de autenticidad. Todos nos vemos empujados a mirar dentro de nosotros mismos y a descubrir quiénes somos y cómo deberíamos vivir en este mundo. Taylor cree que esta situación colectiva ha creado «una nueva era de búsqueda religiosa». Tal vez podemos decir algo semejante respecto al desafío del que estamos tratando: si este paradigma nos desafía a superar la ingenuidad con que estábamos creyendo, sobre la base del relato bíblico, desplazado ahora por «el relato que está detrás del relato bíblico», ello nos obliga a basar nuestra religiosidad en este nuevo relato… Se va a tratar de una nueva religiosidad, porque se basa en un relato nuevo, hasta ahora desconocido.

La demolición de muchas de nuestras certezas históricas relativas a la fe, que la ciencia –la nueva arqueología en este caso– ha llevado a cabo, no es una catástrofe, ni nos aboca a un nihilismo destructor… sino que nos invita a la aceptación de lo real, y nos da una oportunidad de crecimiento, hacia una «calidad humana» (espiritualidad) purificada y más profunda, más allá de los relatos míticos en los que con toda ingenuidad nos hemos apoyado tradicionalmente y que tan bien cumplieron su papel, que parece estar quedando superado. La religión necesita revisarlo casi todo y reinventarse: necesita optar por un futuro diferente, un futuro que no sea mera proyección del presente. Tal vez todo ello sea parte de la nueva «gran transformación» que está en curso, de un segundo «tiempo axial» en el que nos estaríamos adentrando, de una más profunda «humanización de la humanidad», o quién sabe si de una «segunda hominización».

120 comentarios

  • George R Porta

    Angel, una última aclaración: El convento de la Imagen está en Alcalá de Henares.

    Perdona También los errors tipográficos y ortográficos. Un abrazo.

  • George R Porta

    Hola Angel: Primero reconocer que me equivoquée en cuanto a la fecha y las circunstancias de la breve estancia de Teresa de Jesús en Madrid.

    Teresa venía de Medina para fundar en Malagón pero debía llegar a Toledo a firmar las escrituras. Pasó por Avila camino de Toledo. En el trayecto se tuvo que detener 15 días en Madrid, alojándose en las Descalzas Reales, y otros 15 días en el convento de las Carmelitas Descalzas de la calle «de la Imagen» por lo que a ese convento se le conoce como «convento de La Imagen». Esto debió ocurrir en 1568 según el P. Tomás Alvarez, OCD.

    La tormenta y represalia de los calzados no estalló hasta 1575 y es en esta fecha que el P. Salazar, Provincial de los mismos, la mandó a que suspendiera las fundaciones y esperara reclusa en un convento hasta nuevas órdenes, el P. Gracián que ya era visitador autorizada se opuso y logró que ella terminara las fundaciones que ya había comenzado. El perchance con el nuncio Sega culminó en 1578, pero Teresa salió airosa.

    Lamento mi confución pero espero que esto te lo aclare. Un abrazo cordial y mis solicitudes de perdón.

     

     

  • Hola Oscar, amigo.

    Tomar la información que nos llega a nosotros por el Sol, como criaturas kosmicas que somos. Es la “religión” mas barata, es gratis. No pueden poner “quitasoles”. Las sombras nos las instalan en nuestra mente, creando miedo, y haciéndonos sentir criaturas insignificantes. Cuando somos dioses en potencia. Pero tomando el Sol (hace poco lo he hecho) de un modo determinado, las sombras las disipa la luz solar.

    Lo oscuro siempre es disipado por la luz. Objetiva y subjetivamente. como lo subjetivo tiene su correlato objetivo. Y lo objetivo su correlato subjetivo. Pues tomando luz solar objetivamente, iluminamos nuestra mente subjetiva. Y nos hacemos “soletes….”

  • ” O no eres tu mi cantar. No puedo cantar ni quiero, a ese Jesús del madero, sino el que anduvo en la mar.”

    Un peso que se nos quita de la conciencia, a los que creemos que no hubo tal Jesús martirizado hasta la muerte. Ademas Dios no puede fracasar de un modo tan burdo. Diga lo que diga la Biblia. ¿Tenia Jesús mal Karma…?. Las explicaciones que da el cristianismo, son sencillamente ridículas.

    (Como soy jubilado y ni me marcho a Benidorm…. Estoy ante esta ventana al mundo que es el Internet, y escribiendo en Viernes Santo.)

  • George R Porta

    No me he olvidado Angel, pero deseo localizarcon calma el episodio de Teresa en Madrid. Ya t responderé mañana. Ahora no quiero darle mucho tiempo a öscar a pensarporque eso me pusiera en desventaja para responderle.

    Acerca de los cambios de paradigma: Siempre son más problemáticos (y se defienden más de ellos) quienes están en su profesión o en sus cátedras, o en sus creencias más arraigados en el paradigma que esté siendo reemplazado: Tienen más trabajo que hacer, más resistencias que vencer, y más que perder.

    Por otra parte, la Física Cuántica subió al ring, noqueó un montón de cosas y la mayoría de la gente sige viviendo como si la única verdad fuera la de la manzana de Newton o la de Guillermo Tell, dependiendo del interés que tengan en complicarse la vida.

    Los Testigos de Jehová creen que celebrar un cumpleaños a un hijo es pecado o ir al circo a ver a un mago porque en todo eso hay algo de péverso o diabólico, aunque los que trabajaron conmigo en la grnja en Cuba, se llevaban los fertilizantes y los piensos de animales para su casa, a escondidas, porque los $0.40 x hora que ganaban no daban para vivir y razonaban que solo se robaban la diferencia entre su jornal y el costo de la vida. Ese es un paradigma antiguo pero no dejará de tener validez. Lo mismo ocurre con otras ramas de la vida o del saber.

  • oscar varela

    Hola Luis!

    ¿No te parece posible que estamos más cerca de:

    * un Sol PRIVATIZADO

    que de

    * para TODOS?

    ¿Quién hubiera pensado que eso pasaría con el AGUA?

    ¡Y pasa!

    Veremos lo del Sol ¿no?

    ¡Seguro que ya hay Proyectos inversionistas en ese sentido!

    ¿Pa’dónde vamos todavía? – Óscar.

  • He leído el articulo con atención. Echo en falta mas concreción. Se pierde Vigil en generalidades y vaguedades. Doctas, eso si.

    ¿Que pasa con Jesús?. Obvio es que así no puede seguir el cristianismo. ¿Que pasa con Jesús?. El autor no es tonto. ¿Como no se moja lo suficiente para ofrecer orientación al atribulado pueblo de Dios?. El tema Jesús es el nudo gordiano que tiene al cristianismo anclado en lo emanado del concilio de Nicea.

    El cristianismo solo “romperá amarras”. Cuando vea a Jesús, como otro dios solar, el ultimo.

    Por otra parte. Romper amarras, para que?. Que necesidad hay de cristianismo. Si logra ser transformativo, no solo traslativo. Es decir. Si logra servir para transformar a las personas, a escalas evolutivas mas sutiles y refinadas. Perfecto. Una vía mas de autentica espiritualidad. Pero cada vez mas se desvincula espiritualidad, de religiosidad. luego. ¿que falta hace religión alguna?.

    Los Lakota o Sioux. Se retiraban en soledad y suplicaban a Wakan-Tanka, su visión.

    El buscador de hoy, se crea su espiritualidad en libertad y es la suya, Sin ni tan solo maestros validos. Tomará de una tradición u otra, y no seguirá fielmente a ningún maestro. Porque el maestro tendrá maestría, pero es la suya. la de su “visión”.

    Lo importante es “el principio activo” de las tradiciones espirituales. De estas tradiciones podemos aprender, si. Pero como digo “el principio activo”. Con vistas a reforzar lo que la física cuántica ha descubierto. Que como somos fractales de Dios. Somos creadores de realidades como Shakti, la esposa de Shiva.

    Lo crees, lo creas. Eso vuelve al revés como un calcetín el paradigma de realidad en el que nos desenvolvemos aun, el mundo de René Descartes, de Isaac Newton, y de la Iglesia Católica….

    Ha llegado la hora de la libertad, en lo que es mas libre y sagrado para el individuo, su interior. La religión se metía hasta en la cama, con el individuo.

    Como ya he escrito pretéritamente, el cristianismo es el mas indicado para institucionalizar, el basarnos en los beneficios psicofisicos del Sol, para crecer espiritualmente, y esto de la mano de la ciencia. Auspiciar una civilización solar. Entonces si tendría sentido como institución y seria realmente Universal. Sabemos lo que el Sol ha significado en la historia humana global, y si se indaga, se puede saber en que nos beneficia.

  • oscar varela

    Hola George!

    Espero tu regreso – ¡Chau!

  • George R Porta

    Me alegra estar de acuerdo, Angel.  He de marchar a Miami a currar y no puedo responderte ahora. Teresa estuvo en las Descalzas como alternativa cuando el nuncio Sega le ordenó reclusion. Te escribe de memoria, pero en cuanto pueda, quizás mañana, te aclaro la historia de la estancia breve de Teresa en las Descalzas de Madrid.  Y si estoy errado con gusto lo admitiré y daré razón a tus dudas. Un saludo cordial.

  • oscar varela

    “¡Diputada, usted miente!”

    Capocetti, el Cura de San Javier (Pcia. de Santa Fe – Arentina)

    POLEMIZÓ con la Legisladora “Macrista” Scaglia.

    ………………………………………..

    Scaglia estuvo en San Javier en campaña porque en octubre se le vence su mandato en el Congreso. Así que pasó por una FM, donde la entrevistó el periodista René Quintana.

    Cuando Scaglia justificó:

    – la represión a los docentes del domingo a la noche y

    – que no había recortes en las políticas sociales,

    Capocetti se fue hasta la radio.

    El Periodista volvió, entonces, a preguntarle a la Diputada sobre los Planes Remediar y el Materno Infantil vigentes, la legisladora contestó que no tuvo “ajustes”.

    Y allí, el cura ya pudo con su bronca, abrió la puerta del estudio y le gritó:

    “¡Señora diputada, usted miente”.

    * Miente cuando dice que el ‘orden’ (palos policiales) que se aplicó en la plaza del Congreso fue contra gremialistas, como si ellos no fueran docentes.

    * Miente cuando dice que no se tocaron los planes sociales y muchos abuelos enfermos crónicos hoy deben pagar sus remedios cuando antes el PAMI les cubría el 100 por ciento.

    * Miente y dice que no miente. Eso me puso muy mal.

    * Yo sé lo que pasa en los dispensarios, donde no hay antibióticos y

    * en lugar de entregar dos cajas de leche, entregan una.

    * Dije que “No se puede jugar con la gente necesitada”.

    * El aporte de la Nación al Materno Infantil no llega desde que gobierna Macri y

    * el Remediar desde hace tres meses”.

    * San Javier es una ciudad con 22 mil habitantes y un desempleo del 60 por ciento, entre desocupados y subocupados.

    * ‑ ¿Lo denunció porque usted le dijo que mentía?

    * -Sí. La fiscal ya desestimó la denuncia porque no hay delito.

    * Pero veo mi página de Facebook atacada por los trolls.

    * Estar al lado de la gente es simplemente ser pastor.

    …………………………

    Todo Ok!

    Hasta que le salió la “razón-religioso-espiritual”

    Que no la veo mal;

    Pero no hace justicia a los que no tienen esa etiqueta de “religioso-espiritual” y se des-loman y son perseguidos por HACER LO QUE HAY QUE HACER sobre “lo que le pasa a la Gente común”.

    ………………………..

    También veo bien las definiciones-compromisos del “Grupo de curas en Opción por los Pobres”:

    PASCUA 2017 – Argentina

    Somos testigos de las cruces que impone

                    – la desocupación,

                    – el maltrato,

                    – el hambre,

                    – la baja de salarios,

                    – la represión policial,

                    – los femicidios,

                    – la discriminación, y también

                    – el silencio cómplice de quienes debieran denunciar, gritar o votar en favor de los crucificados.

    ………………………..

    Pascua es saber

                    – que los pobres tienen derecho a tener trabajo y salario justos;

                    – que los docentes tienen derecho a una paritaria nacional que los satisfaga,

                    – que las mujeres tienen derecho a no temer que alguien quiera apropiarse de sus cuerpos o sus vidas,

                    – que los niños tienen derecho a ser “los únicos privilegiados”,

                    – que los “trabajadores medios” tienen derecho a tener calefacción en invierno y aire acondicionado en verano,

                    – que los trabajadores o los disconformes tienen derecho a expresar su disconformidad sin que sean reprimidos,

                    – que los dirigentes sociales tienen derecho a organizarse sin quedar presos políticos de gobernadores con aires monárquicos,

                    – que en los comedores o las murgas tienen derecho a “solo estar” sin que balas de goma interrumpan sus presentes y sus sueños.

    ………………

  • Angel ordas

    Un dato historico que ofrece George G. Porta el 13 de abril sobre S. Juan de la Cruz  y Teresa de Jesus “fueron encarcelados (Teresa en las Descalzas Reales, Juan en Toledo)”. La encarcelacion de Juan de la Cruz es un hecho constatable y probado  pero para mi es una novedad  Que Teresa haya sido encarcelada y menos en las Descalzas Reales.. Si fue perseguida y retenida en sus fundados coventos pero me gustaria saber si tambien fue encarcelada. Puedes ofrecer alguna prueba y ademas afirmarte que estoy de acuerdo en casi todocon tu argumentario ideologico y gracias por tus aportaciones.

  • George R Porta

    Sobre la «aparición de la racionalidad» me gustaría comentar algo, pero no puedo ahora por las causas que expliqué antes: He de marchar a ganarme la ración del día. Solo apuntaré que me asombra tu afirmación de que en la aparición racionalidad haya un antes y un después.

    Más bien Debió emerger desde el mismo momento en el cual el cerebro reconoció la posibilidad de repetir una experienciar para obtener el mismo o similares resultados, muy a la chita calando, sutílment sin ruptura de continuidad, como comparativamente pero figurativamente hablando, se crece de estatura.

  • George R Porta

    Hola Oscar: Tomo en cuenta lo que me dices, pero la magia debió aparecer en la historia humana simultáneamente con la religion y parece difícil de diferenciar el orden. Cito a Caro Baroja (le tengo aún encerrado en mis cajas de libros) pero pudiera citar a Margaret Mead y a otros, pero no tengo el tiempo de traducirlos. El autor del artículo originando este hilo se sirve de Wikipedia como referencia y estos párrafos los he tomado de la misma porque deseo hacer esta entrada antes de marchar a mi «trabajo» de viernes y sábados.

    Julio Caro Baroja escribió lo siguiente, refiriéndose a los trabajos de Frazer (La Rama Dorada) y otros, acerca de la «confusión» de lo religioso y lo mágico en el Mundo Clásico:

    «Creo que solo un abuso de método es el que ha convertido a la Magia en conjunto (y a la Magia clásica en particular) en materia que puede quedar totalmente al margen o solo circunstancialmente adherida a la Religión, susceptible por tanto de estudio aislado.

    «La realidad es que una y otra han estado unidas de modo mucho más estrecho de que se da entender aun en la generalidad de los tratados y así resulta que los campos de acción de una y otra se interferían. Podemos admitir, sí, en bloque, que el campo en el que opera más el pensamiento mágico es el campo del deseo y de la voluntad que ha roto otros vínculos, y que en tanto en cuanto la mente humana se somete de modo fundamental a ideas de acatamiento, agradecimiento y sumisión, sigue dentro del campo de los sentimientos religiosos.

    «Ahora bien, en un caso u otro, dentro de la vida práctica, entre el sujeto que desea una cosa, buena o mala, incitado por odio o amor y el objeto de su deseo, suele interferirse con frecuencia un tercer elemento que, en unos casos, es esencialmente mago o hechicero y, en otros, sacerdote. Uno conjura, el otro normalmente ora y sacrifica. Pero a veces también, el sacerdote recurre a prácticas mágicas, a conjuros y el mago a oraciones y sacrificios. […] A veces, también se combinan un conjuro y una oración, o se suceden. La fluidez de los pensamientos y de las emociones impide dar, pues, valor decisivo a toda separación rígida y formalista de los hechos mágicos y religiosos… Impide también establecer un orden sucesorio cronológico que permita decir que, siempre, un procedimiento (el mágico, por ejemplo) es anterior a otro (el religioso) o viceversa». (Julio Caro Baroja, Las brujas y su mundo, Madrid, Alianza Editorial, 2003, 39-52, originalmente publicado en 1961).

    Un saludo cordial.

     

  • oscar varela

    Hola George!

    La Religión NO es Magia.

    La Religión es un estadio muy posterior a la Magia, pues supone un trato de un Inferior con un Superior (y viceversa) donde hay “Causa-Efecto” (me da-le doy).

    La Magia desconoce este nexo; y no solo es muy anterior sino que además se sustenta en otro anterior y primordial a ella. el AZAR.

    ……………..

    Magia y Religión son, como tú bien dices: I-rracionales, porque la Razón es un estadio aparecido muy posteriormente y en lucha a muerte con aquellos otros estadíos anteriores que le hicieron frente (Magia-Religión-Mito o Poesía y Experiencia de la vida o Sabiduría).

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • oscar varela

    Hola Antonio!

    Es posible que tengas razón de que no haya logrado ser claro y preciso.

    …………………

    Decía yo “CAER en la Cuenta (o Cuento)”

    – CAER. También podría haber insistido en “DAR-SE uno Cuenta”; pero preferí el “CAERSE  del Catre” más que “DAR-SE un porrazo”.

    El DARSE (cuenta) no señalar límites y puede posibilitar infinitos modos. (Se cae P’ARRIBA)

    En cambio, el CAERSE, solo tiene uno muy concreto: el PISO que pisan mis pies. (se cae P’ABAJO)

    …………………

    Por ejemplo, Pancho SE CAE de las dos maneras:

    UNA: Los Santos van al Cielo (P’ARRIBA) ¡Dale a las beatificaciones y Santuarios!

    OTRA: La Gente, todos los días, todas las horas, se camina el suelo (P’ABAJO) ¡Dale a los Movimientos Sociales (3 T); Dale al Des-Arme, a los Inmigrantes, a los Jóvenes; a las Caricias, etc.!

    …………………

    Acá Vigil y la axialidad apuntan:

    – hacia una “nueva” RELIGIOSIDAD marcada con el sello de una “nueva-bonita” Teología.

    – hacia una CIENCIA marcada con el sello de una “nueva-más profunda” Espiritualidad.

    Pero en la Gente NO HAY ni TEOLOGÍA ni CIENCIA.

    Lo primero y permanente que hay que preguntarse es: ¿QUÉ HAY EN LA GENTE?

    Lo que hay en la Gente es GANAS DE VIVIR SUS SUEÑOS; sus propios e intransferibles PROTAGONISMOS (que quiere decir “las Ganas que están Dentro, sacarlas Afuera según y cómo las Circunstancias lo exija”).

    Por ahí veo yo el “nuevo y siempre renovado” SENTIR (Sensibilidad y Sentido)

    Lo “espiritual”, lo “religioso” ya fueron.

    José María parece darse cuenta de esto cuando duda que sea mejor un Relato que los relatitos de c/u de la Gente.

    Por ahí andamos yendo! – Óscar.

  • George R Porta

    Confieso que la noción de una «teología» de la religion me sorprende. Me parece que sea algo así como una «geometría de la geometría}. La religion es la vulgarización de la imaginación teológica, sobre todo en la forma de religiosidad popular.

    Comprendo que haya una antropología de la religion, una mitología religiosa y hasta una psicología religiosa y una filosofía religiosa, porque los asuntos humanos son multifacéticos. ¿pero qué puede ser el objeto de estudio de una teología de la religion? ¿Hay alguien más alérgico a la religion de lo que lo fue  Jesús? ¿No es la teología precisamente un distanciamiento del pensamiento mágico si es seria?

    La religion es irracional y la teología pretende ser una «ciencia» y ser racional.

  • George R Porta

    Del mismo modo, la idea de una “revelación” ha dejado de ser importante except para quienes viven de ella. La mayoría de las personas tienen una vida espiritual que no necesariamente pasa por los espacios religiosos. El aumento del acceso a la información sofisticada sobre la naturaleza y la tecnología que la acompaña; la urgencia de los problemas en la medida que se descubren las causas naturales de muchos de ellos, compiten con la tendencia ya antigua de buscar causas esotéricas para lo que parezca incomprensible.

    Muy fácilmente se puede llegar a la sospecha y posteriormente la conclusion de que, por ejemplo, las alimentos modificados genéticamente representan una amenaza mayor que el fin del mundo en el sentido escatológico. Tras de una espera de 2000 años para la segunda venida de Jesús en Gloria, es solo natural que tantos hayamos llegado a la conclusion que no podemos suspender la respiración para seguir esperando.

    Todo el embrollo formado por la predicación y la formulación de los credos cuando los «brujos de la tribu» leían las estrellas para que el rey tomara decisions, ha sido sido substituido por el igualmente compejo embrollo del stock market.

    Parece que lo que quiero sugerir es que la religion es importante para la gente que solo puede recurrir al pensamiento mágico para sobrevivir. Solo para ellos, que son una población inmensa. Para esa población posiblemente nada cambiará, como nada cambió cuando lo hizo el paradigma cientifico para incorporar la Física cuántica.

    Benedicto no quiere posiblemente considerar un cambio. Algunos atrieron no quieren imaginar un paradigma distinto del que les produce la sensación de certeza que necesitan.

    La gente abierta a la esperanza pero capaz de renunciar a las certidumbres, asimilarán los nuevos paradigmas. No en balde los juegos de suerte, aleatorios, se han venido convirtiendo en una mega-adicción.

  • George R Porta

    ¿Quién puede sentirse sorprendido por el cambio de paradigma del cual escribe Vigil?

    Ciertamente no el creyente de a pie. Los video clips de You Tube y de Empire Files que propuse en otra entrada, sugieren que Isarel es un Estado activamente buscando la creación de un Estado Laico y de evitar el modelo teocrático inscrito por Ben Gurion en los documentos fundantes en la línea de la mayoría de los países de la region. El hecho de que el rabinato de Israel esté enfrentado a algunos partidos politicos ya sugiere el requebrajamiento de la auto-percepción del Estado israelí.

    Después la inmensa población que se denomina judía, pero no practica la religion y las múltiples facciones que han venido surgiendo, incluyendo los “Judíos por Yoshua” que en los EE UU crecen a diario.

    De manera que no es muy difícil comprender que el cambio de paradigma no es precedente para una nueva auto-percepción o consciencia de nacionalidad, sino el resultado, al menos en su dimension política.

    Que la Biblia pase a un Segundo plano y la Constitución Laica al primero, es un cambio de paradigma politico y eso solo puede disminuir la importancia de definir el territorio según la Biblia, para definirlo según los intereses económicos politicos, nacionales e internacionales dominantes.

     

  • George R Porta

    No sé el propósito ni quien financia estos materiales audiovisuales de TELESur, pero la información que contiene es relevante y como todo discutible: Unos la mirarán favorablemente otros, lo contrario. Abby Martin es una periodista que se presenta como independiente vinculada a MIT y a Noam Chomsky y su línea de pensamiento.

    La relevancia del tema es obvia. Este documental presenta una breve historia del actual territorio del Estado de Israel y su relación con Palestina.

    Tiene subtítulos automáticos en español.

    Este otro es sobre la relación entre la ciudadanía israelí y la identidad judía.

  • George R Porta

    Gracias, Antonio. Es cierto soy palabrero y quisiera no serlo. Tengo una medida que es como m’aximo 600 palabras, pero eso ni yo mismo me lo creo. No sé que pudiera hacer para reducer la máxima 200 (y que al final fueran 600). te confieso que no quiero parecerme a Trump aunque eso no me apena. Cuando alguien me elogia siempre me coloca una almohadilla para proteger mi trasero, pero te comprendo.

    Aprovecho para preguntarte y a quien sepa en la comunidad de Atrio.

    No puedo utilizar en Atrio lo que me parece que en castellano se llama «portapapeles» y que debe ser el equivalente del «clipboard», desde mi OS de Windows 10 y Word 2016. ¿Sabes si eso tiene solución? Un abrazo agradecido y el deseo de que pases una Pascua Florida alegre y fructífera.

    Lo de los maltratos que sufrieron los maestros Carmelitas era una respuesta indirecta a alguien que, en el mismo hilo, sin tener mucho que decir al respecto puso de ejemplo a Teresa de Jesús como ortodoxa y no utilizó bien el dato de “Al fin muero Hija de la Iglesia”. Me molesta cuando alguien manipula la historia pero no quiero entrar en controversia abierta con esa persona y preferí hacerlo indirectamente por aquello de que «a quien le quepa el sayo, que se lo ponga» (version cubana).

  • Antonio Duato

    He dedicado un buen rato de este jueves a leer con atención todos los comentarios de este hilo que parte del artículo de José Mª Vigil. Puse yo mucho cuidado en la edición de este texto y la intención era que se acercaran a discutirlo gente que no sigue día a día ATRIO y que podría verse atraído por esta discusión de hondura sobre los profundo cambios que exigen de la teología más progresista y renovada.

    Pocos han hecho referencia a la primera parte del artículo: los hallazgos de la nueva arqueología que cambian la ciencia que Isaac Isamov divulgaba para decir que la biblia tenía razón. Y creo que ese fondo histórico de la salida de Abraham y de la epopeya del Éxodo, que se trasparentaba en las diferentes versiones de los relatos bíblicos, mantenían la fuerza de la teología (nuevos relatos) de la historia de la salvación y de la liberación del pueblo de Dios.

    Ha habido algunos comentarios que han aportado aspectos diferentes válidos, pero ajenos a lo que presentaba Vigil y, sobre todo, excesivamente prolijos. A revisar el hilo he suprimido parte de algunos comentarios, dejando por ejemplo un enlace a un texto sobre el credo, que ponía George, sin copiarlo todo en el comentario. Esta debería ser la práctica normal.

    ¿Me permitís, queridos amigos que habéis intervenido en estos días en este hilo que haga yo un comentario resumen sobre lo relevante que han sido para el tema propuesto vuestros numerosos comentarios? Seguro que me equivoco y desfiguro mucho, pero ahí va. Es algo muy personal, de alguien que quisiera ser más puro atriero que moderador:

    * Juan Enrique habla de que es el último paso al que nos está llevando el modernismo. Por cierto, he puesto la imagen en tu primer comentario. Por Dios!, me recuerda algunas imágenes tétricas de aquel “Mi Jesús”: pilares que se derrumban para arrojar el tren de las almas al infierno. Sobre modernismo puedes ver estos dos textos míos de 2007: El modernismo y yoLa crisis modernista cien años después.
    * Santiago, como siempre, se dedica a hacer apologética. Bien, Santiago, ya sabes que se te estima. Pero debes solo señalar tu punto de vista sin insistir, con el argumentos de la historicidad de los evangelios que no es lo principal de este artículo.
    * Luis aprovecha cualquier ocasión para defender a los nuevos gnósticos. Está bien y es aceptado, como él mismo reconoce. Pero tampoco ese es el tema. Y si os ponéis discutir Santiago y tú no vais a acabar nunca.
    * Isidoro sigue preguntándose sobre consciencia humana y trascendencia, y dice cosas interesantes sobre la creación de relatos y la dificultad de crear ahora otros relatos que sean arquetipos culturales profundos como han sido los bíblicos. Pero él sigue con sus sueños y yo le leo siempre con mucho interés, aunque también podría resumir.
    * Olga muy centrada en el tema. En cambio a Oscar no le he entendido esta vez con su “caer en la cuenta (o cuento) hacia arriba” (podrías haber puesto solo un resumen del cuento de Voltaire) o “hacia abajo”: bien que recuerdes a Nacho. Y que sigas añorando como yo a Salvador Santos que tan bien presentó el proyecto de Jesús. Pero no tengas tanto recelo a la teo-logía, que ese centrarse en las cosas y en la vida concreta es lo que caracteriza el nuevo paradigma que buscan teólogos como Vigil.
    * Y queda el inefable George o Jorge. Creo que él sí que ha leído con atención el PDF completo. Sus comentarios son estupendos y documentadísimos siempre. No sé cómo lo consigue. Pero a veces le preocupa más contestar cosas laterales (como hoy sobre las persecuciones a los maestros carmelitas). Todos agradeceríamos, si se puede (ya decías una vez que te habían creado así), que consigas ser más breve y claro. Atrio también es para muchos un crisol de estilo. ¿Os acordáis cuando a Mª Luisa no había quien la entendiera? Me imagino que está pensando sobre este tema que dijo que iba a estudiar. Y cuando escriba…
     

    Y, antes de acabar, me permito dirigirme a José María. ¿Qué te parece este contacto con la extraña comunidad atriera? ¿Podrías formularnos algunas preguntas concretas de lo que esperas que demos aquí nuestra opinión sobre tu artículo?

  • Saludos Santiago.

    “Mi primera objección es que hay que demostrar convincentemente que lo que dice el Nuevo Testamento es una falsedad total, que toda la historia es falsa, que los personajes son irreales, que la predicación pues no es creíble.”

    Mira. Te explicaré algo al respecto. Resulta que leí un libro bien documentado y convincente el lo que muchos jalean, yo uno de ellos. Que el Nuevo Testamento es un plagio de la espiritualidad egipcia. Esto lo sabe tanta gente ya, que pronto será de box populi.

    Pues bien el convincente libro se lo pasé a un ex sacerdote. Me contestaba que lo dicho en el libro, era una mera hipótesis, y que el seguía creyendo en Jesucristo.

    O sea lo que es convincentemente valido para mi, para esta persona que digo, culta e inteligente. Pues resulta que no…

    No hay peor ciego que el que no quiere ver. Si quieres ver algo, lo verás. Y si no quieres no lo veras. Ah… el subconsciente.

    Me “cantas” la cantinela de que la Iglesia ha persistido por los siglos amen. ¿Persiste ahora?. ¿Por cuanto tiempo?. Pocos jóvenes veo salir de los templos…

    El porque ha persistido en el tiempo la Iglesia. Como dicen en alguna parte de América. Es “controversial”. Das la cara blanca de los mártires. ¿Y la historia, negra,negra, negra?.

    En la Europa mas civilizada. ya no es que salgan nada mas que viejos de los templos. es que estos tienen la puerta cerrada. “Por defunción…”

    Un escritor que para nada es de mi devoción. En uno de sus libros, viene a decir que el cadáver de la Iglesia Católica, es enorme. Y nadie sabe que hacer con el…

    Es muy fuerte. Pero ahora si que el cristianismo fenece. Aunque siempre les quedará gente inocente del tercer mundo, a quien “convertir”…

  • George R Porta

    De acuerdo a la historia, Teresa de Jesús fue cuestionada, perseguida por su propia Orden y por la Inquisición, fue tenida por heterodoxa y hasta fue rechazada como priora después de ser elegida y ratificada. En ocasiones tuvo que acusarse de ser mujer aunque lo hacía para reducer la agresividad de sus opositores dentro y fuera de la Orden. En sus cartas, portadas a mano por mensajeros, nada de eso se lee porque ella se sentía segura. ¿Una forma de mentir? Parece que sí, pero la culpa es mayor de parte de quien la perseguía.

    Nada de eso le quitó su sentimiento de mantenerse, en sus palabras, «hija de la Iglesia» y aun así reformadora. Con el tiempo, sus reformas cayeron en desuso a manos de los frailes y la M. Maravillas de Jesús refund con la regla y las constituciones teresianas y Juan Pablo II le concedió el derecho a independizarse de los frailes (no que ella quisiera separarse o romper su vínculo con la Orden) sino ser reconocida cada priora en su convento, por ejemplo en cuanto a la confesión y la dirección espiritual, como Teresa de Jesús.

    Y Cristina Kaufmann desde Mataró (Barcelona) origin un Movimiento intermedio que fue y es extraordinario dentro de la espiritualidad teresiano-sanjuanista.

    San Juan sufrió igual que Teresa y ahora ambos, Teresa y él son Doctores de la Iglesia aunque en su momento fueron encarcelados (Teresa en las Descalzas Reales, Juan en Toledo) por ser rebeldes y heterodoxos según los Carmelitas Calzados y el Nuncio Sega.

    Por eso es importante la distinción en heresiología de que quien discrepe y sea rechazado o no, no por ella deja de pertenecer porque la ortodoxia es meramente un consensus como todo otro pero el Espíritu puede, según los Evangelios, soplar de donde quiere y hacia donde quiere. Lo repudiable no es diferir, sino imponer rígidamente una tradición solo porque sea vieja.

    Jesús mismo fue repudiado y asesinado por ser considerado hereje pero murió judío, en su tradición aunque los Sumos Sacerdotes, los Escribas, los Fariseos, lo consideraban no-judío y después maldijeron a sus seguidores por ser judaizantes, o falsos judíos. Total, para que con el tiempo aparecieran escuelas de pensamiento rabínico que buscan coincidir con el cristianismo y, recientemente, el propio Papa, en varios pontificados, a sido recibido en las Sinagogas para orar junto.

    La soberbia de quien se cree poseedor de la verdad por mucho que trate de camelar con palabras dulces y suaves, etc., padece de autoritarismo y éste no es compatible con el Evangelio jesuánico. Claro esta es solo una opinion, la que ofrezco en esta entrada y para nada la considero única o absoluta.

  • oscar varela

    Hola Isidoro!

    Pregutas (no sé a quién):

    “¿qué cosa, aparte de que 2 +2 = 4, no es discutible?”-

    Respondo:

    el 2 +2 = 4

    ¿Ok?

  • oscar varela

    Hola Santiago!

    Te leo:

    – “Tenemos que vivir, pues, holísticamente contemplando todo lo que es, y puede relacionarse con nosotros ya que nuestra realidad es mucho mayor que lo simplemente “visible”, que no es más que un término reduccionista, estrecho y pequeño, porque la posibilidad de la trascendencia no se puede excluir a priori, sino que entra ciertamente en el campo de lo explorable y lo que es, y “podría” ser realmente posible….”-

    Gracias por decirme cómo tenemos que vivir.

    Coincido contigo.

    De esta manera:

    Viví holísticamente incluyendo una “trascendencia” espiritual.

    Ahora y desde hace basante tiempito vivo holísticamente

    * incluyendo una “trascendencia” carnal;

    * des-incluyendo la anterior “trascendencia”

    ¿Ok?

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • Isidoro García

    Hoy en el día simbólico de la Unión Común, creo que debería hacer un canto a la unión a pesar de la diversidad y la pluralidad de opiniones.

    Decía ayer el amigo Duato: “porque la falta de rigor y lógica no puede ser justificada ni siquiera en cuestiones de fe”. Y es una frase discutible, (¿qué cosa, aparte de que 2 +2 = 4, no es discutible?).

    Yo parto de la base de que el 95 % de nuestras proposiciones, tiene un origen intuitivo, subconsciente, emocional, y muchas veces arquetípico. Y quizás me quedo corto.

    Unas décimas de segundo después de que surjan esas intuiciones, la mente consciente = el ego o yo, las racionaliza y justifica con el rigor y la lógica de los que puede disponer.

    Los sofistas eran y son conocidos por una perfecta y rigurosa explicación lógica de tesis claramente erróneas. (Hoy día han cambiado de nombre y se les llama “abogados”).

    El rigor y la lógica, son armas, medios, para justificar o apuntalar una idea previa. Son como la grúa de la construcción, que hay que realizar según los planos del arquitecto. ¡Pero si el arquitecto tenía el lápiz torcido…!

    Dice el amigo Luis: “Mi opinión nace de la pretensión de desmontar falsedades”. Pero es que todos estamos nadando en un mar de falsedades, o mejor dicho de errores. (La falsedad presupone malicia, engaño, el error es connatural a la mente humana).

    Estamos metidos en una lucha en el barro, y nos escandalizamos por una manchita más o menos. Yo que soy bastante crítico con la Iglesia, (lo sabéis), tuve un día, una intuición súbita, que me dijo/e: “¿Por qué esa obsesión y esa decepción porque la Iglesia no sea perfecta y sea un saco de errores humanos, si todo a tu alrededor está igual o peor, y no son más que cosas de humanos?”.

    Yo creo que el gran error de la Iglesia, es haber malentendido la asistencia del Espíritu Santo, que tiene, y haberse arrogado con ello una columna vertebral férrea que no tiene. La historia demuestra que no funciona así la acción de “Dios” en la historia.

    Excepto las verdades matemáticas, (e incluso en estas, hay diferentes postulados iniciales, que dan lugar a diferentes geometrías, como la no euclidiana), el resto de ideas sobre el conocimiento de la realidad, es subjetivo, y discutible.

    ¿Entonces todo es lo mismo, vale todo, todo da igual?. No.

    Es verdad que como decía Marina: “Estamos hartos de ocurrencias. Hay que tener paciencia y disciplina, porque si no caemos en un ‘todo vale mientras sea nuevo’”.

    Pero discernimos con un ordenador averiado, y no sabemos cuando acierta y cuando no. La mente humana no es una máquina de conocer la verdad, sino de sobrevivir, y por ello, sobrevalora sesgadamente, aquellas cosas aprendidas en la infancia, que son “el saber de la tribu”, que la ha hecho sobrevivir.

    Cuanto más profundo esté en nuestra mente, (primero lo innato, luego lo aprendido más tempranamente), más fuerza le damos en nuestra balanza discernidora.

    En el siglo XIII, un psicólogo adelantado, Tomás de Aquino ya decía que “las cosas que se aprenden desde niños, se confunden con la experiencia”. Y así damos como experimentado y contrastados esos conocimientos que tenemos más profundamente grabados.

    Total, que el pensar es toda una gran carrera de obstáculos. El pensar es un penar.

    Todos los libros o artículos de pensadores profesionales o aficionados, deberían llevar en la solapa un certificado del Ilustre Colegio de Psiquiatras y Detectives privados, que certifique el estado de salud mental, (trastornos de la personalidad se llaman ahora), del autor, así como del número de botellas de whisky, y similares consumidas en el transcurso de su escritura, así como análisis de control antidoping, de alucinógenos y pastillitas.

    Porque todos hemos leído las aterradoras estadísticas globales la OMS, sobre trastornos mentales, y todos sabemos que el Alzheimer, y la demencia senil abundan a ciertas edades, pero aquí, pasa como con los Papas: ninguno tuvo nunca nada de eso: estamos todos apuntados a Sanitas.

    Y ante tanto caos y descontrol, lo único que nos queda es el consenso. Verdad sería lo consensuado por mucha gente. Pero como señala Marina: “Se está extendiendo un populismo de la verdad, que dice que algo que piensa mucha gente no puede ser falso.

        Los sofistas eran los maestros de la opinión, los grandes retóricos, los embaucadores. Si quiere desenmascararlos, cuando alguien le dé una opinión, pregúntele: ¿y usted cómo lo sabe? Después juzgue su respuesta”.

    En resumen. Cada uno estamos “de lo nuestro”, pero mejor no saberlo, porque ahora que ya solo nos queda una mínima oportunidad de llegar a ser un viejo sabio, a ver si en realidad de lo que vamos a acabar es de viejos locos.

    De lo de viejos no nos salva nadie.

     

  • Santiago

    Lo importante es lo esencial….no lo accidental….Es accidental en la Iglesia lo que no está ordenado a lo que nos conduce “al fin para lo que fuimos creados”…Por tanto, todo lo que la Iglesia propone ha de tener su base en la Revelación “a la que todos deben sujetarse” como dice el Vaticano II…Por tanto, el camino mas seguro es seguir esta orientación y morir como quiso Teresa de Jesús dentro de la Iglesia, y usando sus mismas palabras como “hija de la Iglesia”, a pesar de las grandes tribulaciones que sufrió la Santa de Ávila por medio de muchos de los miembros del clero que se oponían a su forma de pensar…Por tanto, es la fidelidad a la verdad del Evangelio, y por tanto del mismo Cristo, a donde debemos dirigirnos..

    Un saludo cordial   de Santiago Hernández

  • George R Porta

     
    La diferencia entre ver las cosas sin idealizarlas y, lo contrario, verlas a través de una lupa como Alicia en el País de las Maravillas es ciertamente una opción que cada persona puede hacer. Esto es cierto en el terreno de lo religioso quizás más que en ninguno otro, porque se trata de un área de la realidad como no hay otra, en la que adherirse a una doctrina o un punto de vista o una visión del mundo es inevitable y de ello se deriva defenderla como «la verdad».
     
    Pero hay una alternativa que es la de tratar, con toda intención o propósito, de minimizar dicha magnificación o idealización y esta como el proceso de elevar las cosas sobre la realidad sensible por medio de la inteligencia o la fantasía.
     
    Un ejemplo es el de la percepción de la vida, la obra, las enseñanzas de los maestros de la humanidad. Uno de estos maestros —para mí preferencialmente porque nací en esa visión del mundo ética y socialmente y más tarde, una vez aprendí a tratar de percibirme a mí mismo «como si fuera otro» robándole la expresión a Ricoeur — ha sido el caso de  Jesús de Nazareth, el Galileo.
     
    No me opongo ni condeno a que otros crean que Jesús es «la deidad» pero me parece que tengo derecho, por respeto a su memoria, a esperar que él mismo se revele como tal si en efecto lo es y esa es mi esperanza confiada mientras llega a término mi vida (afortunadamente ya no me queda tan distante). Ello no me exige o demanda que desprecio mi existencia. Más bien me demanda que la aproveche para tratar de «en todo servir y amar» —robando la expresión a Ignacio de Loyola— aun manteniéndome consciente en la mayor medida que pueda, de mis muchas limitaciones y carencias, a fin de precisamente celebrar la memoria de Jesús que me ha llegado a través de los siglos en la Iglesia Católica sin adulterarla añadiendo u omitiendo ornamentos que me complacen o no a mí, respectivamente,  pero que en todo caso no le sean originales y quizás le sean espurios.
     
    Cosas que rechazo, por ejemplo, porque sinceramente me parecen excesos precisamente opuestos a la misma tradición jesuánica, incluyen lo del vicariato papal, la infalibilidad Ex Cathedra, la imprescindible y exclusiva  masculinidad de la mediación entre la humanidad y la divinidad (y hasta la necesidad de la mediación misma, algo que al mismo tiempo se le atribuye al mismo Jesús (explícitamente en la Carta de los Hebreos).
     
    En resumen, pienso y siento que sea propio y adecuado y «verdaderamente digno, justo, nuestro deber y salvación» para copiar el Canon de la Misa, reducir nuestra imaginación a fin de que Jesús pueda ser conocido y apreciado por cada persona que se sienta atraída a él, en su propia «circunstancia», es decir en sus propias coordenadas que pueden ser sustancialmente diferentes de las mías y aun así legítimas y válidas. Y que la mejor representación de Jesús es el servicio libre y la construcción de la paz y como casi que comienza a molestarme el abuso de la palabra «amor» utilizar la del cariño para nombrar mi relación con él sobre todo cuando abraza a otras personas.
     
    De ahí la importancia de reconocer que en la herejía se puede señalar error, pero no alienación de la identidad. Un hereje puede atraer la mayor ira de parte de los auto-proclamados ortodoxos y, con el pasar de los siglos, ser reconocido como objeto de injusticia en aquella época y ser restaurado en el presente. Se sobran los ejemplos, Si Copérnico no hubiese sido polaco quizás hubiese tardado más en ser reconocido, pero esas son las condiciones culturales a las que me refiero.
     
    Ahora es Lutero, ya lo fue Galileo en gran medida, Karl Rahner fue no solo rechazado y abiertamente censurado cuando Ratzinger simpatizaba con H. Urs Von Balthasar, pero ahora está siendo mencionado más frecuentemente con respeto. Posiblemente la causa de beatificación de Pedro Fabre hubiese continuado estancada si Francisco no la hubiese promovido y lo mismo ocurrió a Óscar Romero y a Rutilio Grande si primero Romero no hubiese sido canonizado como «mártir del Amor o la Caridad», una categoría de causal de martirio primero creada por Juan Pablo II para canonizar a su paisano Maximiliano Kolbe, aunque Pablo VI la había rechazado como opción válida en nombre de la tradición multisecular.
     
    Pretender que la historia pueda no ser dinámica cambiante parece más bien arrogancia, porque la evidencia es otra. Y en nombre del respeto a la Verdad esa es una proposición que parece sostenible como constante precisamente porque su opuesto condujo a ello. Lo mismo puede proponerse de la fijeza de los paradigmas de conocimiento. La historia demuestra que cambian y afortunadamente a pesar de los obstáculos y los problemas.   
     

  • Santiago

    Estimado Oscar,    los antiguos decían “haz lo que haces” y hazlo bien…Indudablemente que este adagio que sigue puede aplicarse aquí, que puede apoyar tu tesis sobre la PRAXIS: “A Dios rogando, y con el mazo dando”….PORQUE NO ES solamente meditar sino realizar, no es simplemente la teoría sino la práctica….SI SOMOS inteligentes “caeremos en la cuenta” de nuestra realidad humana como aquella chica que cantaba aquel cuplé que dice: “y vi que la vida fugaz se escapaba”….puesto que nadie nació para semilla y, sin duda, “pronto” seremos memoria en esta tierra que nos tocó vivir….

    Es, pues, el sentido de la esperanza, presente en muchos seres humanos como virtud infusa, la que puede darnos sentido a nuestra venida y partida de este mundo…”Pajaritos en la cabeza” tenemos nosotros mismos cuando “nos creemos” que estamos “aquí” para siempre, y que sólo cuenta la vida de esta tierra…Eso si que no se puede llamar una apertura hacia la total realidad…No todo es relativo, ni todo se encuentra dividido en parcelas, ni nuestra vida son retazos…es que no somos unidades, sino UNO.
    Tenemos que vivir, pues, holísticamente contemplando todo lo que es, y puede relacionarse con nosotros ya  que nuestra realidad es mucho mayor que lo simplemente “visible”, que no es más que un término reduccionista, estrecho y  pequeño, porque la posibilidad de la trascendencia no se puede excluir a priori, sino que entra ciertamente en el campo de lo explorable y lo que es, y “podría” ser realmente posible….

    Un saludo cordial   Santiago Hernández

  • Santiago

    Gracias a ti Luis por tu comentario y por tu respetuoso diálogo..Mi primera objección es que hay que demostrar convincentemente que lo que dice el Nuevo Testamento es una falsedad total, que toda la historia es falsa, que los personajes son irreales, que la predicación pues no es creíble. Sin embargo, a pesar de los persistentes esfuerzos de “desmantelamiento” progresivos la mentira cristiana ha persistido de una manera admirablemente constante a través de 21 siglos de historia cristiana. No solamente eso, sino que este mito ha sobrevivido todas las intrigas humanas, todas las miserias y pecados de sus indignos miembros, todas las persecuciones, todos los martirios, toda la maldad y los maleficios internos, todos los esfuerzos por destruir la Iglesia de Cristo desde dentro y desde fuera.

    NO solamente eso sino que ha existido una inter-relación perfecta entre los autores del mito y una coordinación total entre los inventores de manera ininterrumpida a través del tiempo por lo que se pueden establecer perfectas relaciones entre las partes de manera articulada en un plan maestro que supera con mucho la intervención inteligente de cualquier ordenador de manera que la esencia y la base de esta gran mentira ha podido ser preservada milagrosa y articuladamente hasta el momento presente. Por eso, es aún más admirable que sus autores, que se supone era astutos miembros de una secta judía, hayan podido ponerse de acuerdo en el siglo I para lograr crear semejante monumental y perdurable obra. Pero la realidad es que el cristianismo existe hoy, como ayer, y no se encuentra en vía de extinción, sino que se predica aún más hoy en día, particularmente con la ayuda de la informática más moderna.

    Por otro lado, la premisa que la religión es el opio del pueblo es FALSA. Como tu dices, si NOSOTROS hacemos del cristianismo una religión de “adormecidos” e “indolentes”, algo cómodo y adaptado a nuestro parecer, entonces se convierte en una droga nociva. Pero los verdaderos cristianos han dado pruebas de una FE viva que llega hasta el grado heroico del martirio. K Marx y Lenin olvidaron la historia y trataron de escribir otra. No podemos hacer de la mentira  la base de nuestra FE

    Un saludo cordial.  Santiago Hernández

  • Gracias Juan Enrique y Santiago. Os dirigís a mi, no para insultarme. Os dirigís argumentando, a pesar de que supongo sois católicos practicantes.

    Dios escribe recto con renglones torcidos. No seré yo quien condene la fe de nadie. De la falsedad cristiana se puede sacar algo valido. Abandonarse a la voluntad de Dios, y la oración devocional. lo que ocurre es que si nos centramos en la oración hay maneras mas nítidas y efectivas de acercarse a Dios. Pero cada uno tiene la suya. Al que le valga la oración, perfecto.

    Mi opinión nace de la pretensión de desmontar falsedades. SI. la religión ha sido y es. “El opio del pueblo”. Pero es opio cuando no descansa esta religión, en la Verdad. Como que el cristianismo que conocemos es un tinglado exotérico huero. Sobre todo en nuestros tiempos, el clero salta de alegría cuando consiguen un prosélito. Repito, es opio adormecedor el cristianismo, porque su base no es de piedra. No. su base es una falsedad mítica. Ademas orientada a gobernar al pueblo, al antojo del poderoso.

    El budismo despierta a la persona, tiene la posición del loto, y esto solo le basta . El cristianismo que conocemos hoy. A esta persona la envuelve en una nebulosa opiacea y lo atonta. Pero en fin, cada cual sigue su camino. Y cada cual tiene su verdad. Relativa…

  • oscar varela

    (Entrada segunda)

    Había dicho que Vigil nos invita a “CAER en el Cuento” del Libro como un RELATO.

    Dije también que es interesante y valedero;

    Y agregué: solo que Vigil se “CAE p’arriba”; y yo prefiero “CAER p’abajo”, que es lo más natural y, tal vez, mejor. Seré breve (intelligenti pauca). El que no entiende, pero quiere entender,  que pregunte las razones.

    ………………

    Antes, aprovecho a recordar que Nacho Dueñas en el Libro-Taller-Atrio “ESPIRITUALIDAD  Y POLÍTICA para una NUEVA ERA” nos recomendaba lo mismo.

    ………………

    La percepción de que la cosa está jodida, me parece bien.

    Darle una vuelta de tuerca para salirse a “OTRA” (“Espiritualidad”, “Religiosidad” o “Religional”) ¿no es un poco generar una “esperanza” que va directo a tropezar con la misma piedra; es decir, a una frustración anticipada?

    La Historia, el QueHacer humano, NO SE REPITE:

    ¿No habrá que pensar que esas cosas ¡Ya fueron!?

    El que le antepongamos la adjetivación de “NUEVA” a la Espiritualidad, o llamemos “RELIGIONAL” a lo antes llamado “Religión” agrega algo de Esperanza, es cierto, pero si nos fijamos bien, al mismo tiempo y más todavía, lo que agrega es zozobra, incertidumbre y un grito que se insinúa en la garganta: ¡Pa’cuándo! Que el tiempo pasa y acá no pasa nada. Peor todavía: pasa todo pa’la mierda!

    ………………..

    Mi propuesta es sencilla. Está al alcance de la mano de cualquiera:

    Es “CAER en la Cuenta” de que

    Todo lo que HABRÁ es lo que HACEMOS con lo que HAY.

    Un Asunto PRAGMÁTICO, de PRAXIS: PROTAGONISMO.

    ¡No se aburra, amigo! ¡No tenga tiempo pa’bostezar y verá que le va a ir mejor!

    ¡Deje la Tele y los Retiros “espirituales”: le agrandan el traste y le llenan de pajaritos la cabeza!

    ¡Vayamos A LAS COSAS, A LAS COSAS!

    ……………..

    Tal vez ¿no?

    ¡Voy todavía! – Óscar.

  • Santiago

    Estimado amigo Isidoro,      mi opinión ES….. yo creo que los diálogos, que son constructivos sobre la FE, no son simplemente inútiles…Tratándose de verdades que, per se,son trascendentes y reveladas por Jesús de Nazaret necesitan ser explicadas dentro de los parámetros humanos de la razón y la conciemcia, pues el acto de FE, no se puede separar de lo que es vital y pertenece a nuestra naturaleza. La Iglesia ES y ha sido apologista desde el siglo I…Todos estas cuestiones sobre la FE que han surgido en los últimos siglos NO son nuevas para la Iglesia milenaria de Jesús..Ya han sido tratadas y discutidas una y otra vez a través de los siglos según el lenguaje y criterio accidental de la época pero la esencia de la FE se basa, no en un mito absurdo e irreal como desean algunos, sino en el personaje histórico más importante del devenir de los siglos,capaz de cambiar las eras y transformar al mundo y dirigirlo correctamente al amor d e  Dios, último y verdadero FIN de todas las criaturas..

    Por eso es importante porque la FE es vida y ha sido vida nueva para millones de personas desde el comienzo de la historia, forma de vida que transforma esa misma vida y la conduce a su verdadero sentido que es esperanza del final, donde el amor salva del naufragio de la muerte eterna ya que las promesas de Cristo son también para la eternidad.

    Pero la FE no es visión…no es una fórmula mágica para resolver TODOS nuestros problemas de la existencia humana..nuestro querer es nuestro, se basa en algo real…la gracia ayuda para poder creer….en “el querer y en el obrar”…He de ayudarme y recibiré ayuda…Debo estar dispuesto a recibir esta gracia para poder acceder a la FE…Esta es imposible si nos resistimos a su fuerza…requiere, al menos, un mīnimo de cooperación, por eso la fe es meritoria porque, en parte, al menos, depende de nosotros en un acto libre…

    Hablo de esto porque creo que la crisis actual del mundo y De la Iglesia es una crisis de FE y creo que al establecer un diálogo con el mundo el Pueblo De Dios se siente suficientemente maduro para una mejor explicación actual de lo que vino a decirnos Jesús de Nazaret con su encarnación en nuestra humanidad y en la entrega  incondicional de su cuerpo y de su sangre a este mundo sangrante y doliente por los estragos del mal

    Un saludo cordial y Felices Pascuas de Resurreción

    de Santiago Hernández

     

  • oscar varela

    Hola!

    AVISO: este Comentario tendrá, creo, dos Entradas. Esta es la Primera.

    Esto del Cumpa Vigil está dentro de su Paradigma: “Nuestro tiempo es un TIEMPO AXIAL = bisagra”.

    No solo la “nueva” Arqueología nos muestra que los “tiempos-humanos” son Relatos.

    Desde principios del siglo 20 y desde otras Ciencias (p.e. la “Entmithologisierung de R. Bultman) ya se veía venir esta “nueva” percepción del “tiempo-humano”. El despertar de un “nuevo” SENTIDO: el “Sentido histórico”.

    La “des-mitologisación” no cambia nada. Solo pone lo que había bajo una “nueva” perspectiva;

    la de que todo eso era un RELATO, dentro del cual la gente de “ese tiempo” se sentía vivir.

    ………………….

    El “darse cuenta” o “caer en la cuentano cambia nada, solo su modo de percibir-lo-ahora.

    Solo que, en Asuntos serios,(como el ser un personaje protagónico de ese Relato) “me” lo cambia todo.

    …………………

    Esto es lo que nos viene a decir el Cumpa José María.

    Él nos invita a “CAER en el Cuento”.

    Pienso que es interesante y valedero; solo que Vigil se “CAE p’arriba”; y yo prefiero “CAER p’abajo”, que es lo más natural y, tal vez mejor (esto será asunto del otro Comentario).

    …………………

    Porque CAER P’ARRIBA, que yo sepa, solo lo hay en el Cuento fantástico de Anderson Imbert, Enrique – (Narraciones completas, Vol.I,127/9)

    EL LEVE PEDRO

    Durante dos meses se asomó a la muerte. El médico refunfuñaba que la enfermedad de Pedro era nueva, que no había modo de tratarla y que él no sabía qué hacer… Por suerte el enfermo, sólito, se fue curando. No había perdido su buen humor, su oronda calma provinciana. Demasiado flaco y eso era todo. Pero al levantarse después de varias semanas de convalecencia se sintió sin peso.

    —Oye —dijo a su mujer— me siento bien pero ¡no sé!, el cuerpo me parece… ausente. Estoy como si mis envolturas fueran a desprenderse dejándome el alma desnuda.

    —Languideces —le respondió su mujer.

    —Tal vez.

    Siguió recobrándose. Ya paseaba por el caserón, atendía el hambre de las gallinas y de los cerdos, dio una mano de pintura verde a la pajarera bulliciosa y aun se animó a hachar la leña y llevarla en carretilla hasta el galpón. Según pasaban los días las carnes de Pedro perdían densidad. Algo muy raro le iba minando, socavando, vaciando el cuerpo. Se sentía con una ingravidez portentosa. Era la ingravidez de la chispa, de la burbuja y del globo. Le costaba muy poco saltar limpiamente la verja, trepar las escaleras de cinco en cinco, tomar de un brinco la manzana alta.

    —Te has mejorado tanto —observaba su mujer— que pareces un chiquillo acróbata.

    Una mañana Pedro se asustó. Hasta entonces su agilidad le había preocupado, pero todo ocurría como Dios manda. Era extraordinario que, sin proponérselo, convirtiera la marcha de los humanos en una triunfal carrera en volandas sobre la quinta. Era extraordinario pero no milagroso. Lo milagroso apareció esa mañana.

    Muy temprano fue al potrero. Caminaba con pasos contenidos porque ya sabía que en cuanto taconeara iría dando botes por el corral, Arremangó la camisa, acomodó un tronco, tomó el hacha y asestó el primer golpe. Entonces, rechazado por el impulso de su propio hachazo, Pedro levantó vuelo. Prendido todavía del hacha, quedó un instante en suspensión, levitando allá, a la altura de los techos; y luego; bajó lentamente, bajó como un tenue vilano de cardo.

    Acudió su mujer cuando Pedro ya había descendido y, con una palidez de muerte, temblaba agarrado a un rollizo tronco.

    —¡Hebe! ¡Casi me caigo al cielo!

    —Tonterías. No puedes caerte al cielo— Nadie se cae al cielo. ¿Qué te ha pasado?

    Pedro explicó la cosa a su mujer y ésta, sin asombro, le convino:

    —Te sucede por hacerte el acróbata. Ya te lo he prevenido. El día menos pensado te desnucarás en una de tus piruetas.

    —¡No, no! —insistió Pedro—. Ahora es diferente. Me resbalé. El cielo es un precipicio, Hebe.

    Pedro soltó el tronco que lo anclaba pero se asió fuertemente a su mujer. Así abrazados volvieron a la casa.

    —¡Hombre! —le dijo Hebe, que sentía el cuerpo de su marido pegado al suyo como el de un animal extrañamente joven y salvaje, con ansias de huir—. ¡Hombre, déjate de hacer fuerza, que me arrastras! Das unas zancadas como si quisieras echarte a volar.

    —¿Has visto, has visto? Algo horrible me está amenazando, Hebe. Un esguince, y ya comienza la ascensión.

    ………………………..

    Esa tarde, Pedro, que estaba apoltronado en el patio leyendo las historietas del periódico, se rió convulsivamente, y con la propulsión de ese motor alegre fue elevándose como un ludión. como un buzo que se quitara las suelas. La risa se trocó en terror y Hebe acudió otra vez a las voces de su marido. Alcanzó a agarrarle los pantalones y lo atrajo a la tierra. Ya no había duda. Hebe le llenó los bolsillos con grandes tuercas, caños de plomo y piedras; y estos pesos por el momento dieron a su cuerpo la solidez necesaria para tranquear por la galería y empinarse por la escalera de su cuarto. Lo difícil fue desvestirlo. Cuando Hebe le quitó los hierros y el plomo, Pedro, fluctuante sobre las sábanas, se entrelazó con los barrotes de la cama y le advirtió:

    —¡Cuidado, Hebe! Vamos a hacerlo despacio porque no quiero dormir en el techo.

    —Mañana mismo llamaremos al médico.

    —Si consigo estarme quieto no me ocurrirá nada. Solamente cuando me agito me hago aeronauta.

    Con mil precauciones pudo acostarse y se sintió seguro.

    —¿Tienes ganas de subir?

    —No. Estoy bien.

    Se dieron las buenas noches y Hebe apagó la luz.

    ……………………….

    Al otro día cuando Hebe despegó los ojos vio a Pedro durmiendo como un bendito, con la cara pegada al techo. Parecía un globo escapado de las manos de un niño.

    —¡Pedro, Pedro! —gritó aterrorizada.

    Al fin Pedro despertó, dolorido por el estrujón de varias horas contra el cielo raso. ¡Qué espanto! Trató de saltar al revés, de caer para arriba, subir para abajo. Pero el techo lo succionaba como succionaba el suelo a Hebe.

    —Tendrás que atarme de una pierna y amarrarme al ropero hasta que llames al doctor y vea qué pasa.

    Hebe buscó una cuerda y una escalera, ató un pie a su marido y se puso a tirar con todo el ánimo. El cuerpo adosado al techo se removió como un lento dirigible. Aterrizaba.

    En eso se coló por la puerta un correntón de aire que ladeó la leve corporeidad de Pedro y, como a una pluma, la sopló por la ventana. Ocurrió en un segundo. Hebe lanzó un grito y la cuerda se le escapó de las manos. Cuando corrió a la ventana ya su marido, desvanecido, subía por el aire inocente de la mañana, subía en suave contoneo como un globo de color fugitivo en un día de fiesta, perdido para siempre, en viaje al infinito. Se hizo un punto y luego nada.

    (Fin del Cuento – Sigue: CAER P’ABAJO)

  • Isidoro García

    Como era de prever hay reacciones de todo tipo. Normal. Las discusiones sobre fe son inútiles.

    Si a una persona le va muy bien con su planteamiento personal, pues perfecto. De eso es de lo que se trata.

    Solo apuntar que a los que tienen dudas y no lo ven claro, o incluso a los primeros si en algún momento entran en alguna crisis, que sepan que hay otros planteamientos religiosos que pueden ser razonables y útiles. ¿La verdad?. Ya la sabremos en su momento.

    Yo quiero incidir en que este tsunami-terremoto científico, pone en solfa las “pruebas” de la acción de “Dios” en la Historia.

    Pero sigo insistiendo en que esto no es un todo o nada, aunque lo será para los que estén muy “petrificados” en sus cosmovisiones personales.

    Bonhoeffer, (si yo lo entiendo bien), nos señaló el camino de salida de esta gran contradicción de términos, ya hace setenta años. Y hablaba, de que quizás, (de ahí la necesidad de fe), estemos ante Dios, pero como si Dios no existiese.

    Yo entiendo esta frase como que “Dios”, no actuaría en la Historia, a excepción de una esporádica “influencia espiritual”, en las mentes de los humanos, que recibirían ciertos consuelos y en ocasiones ciertas “intuiciones”, que luego los humanos interpretaríamos según nuestra cosmovisión y saberes particulares muy limitados y sesgados.

    La “acción diaria y cotidiana” de “Dios” en el humano, es una acción “sin manos” = estructural. Ha dotado a los miembros de nuestra especie, a través del desarrollo evolutivo del Universo desde hace 13.500 millones de años, de unos programas neuronales, que se desarrollan desde nuestra herencia genética, en los que están codificadas todas las conductas que el humano debe realizar, para ser “humano”.

    En estos programas neuronales innatos, insertos en lo profundo de nuestra mente subconsciente, (nuestro Inconsciente Colectivo), se incluye un proceso de evolución de la conciencia al paso del tiempo, hacia un desarrollo, una maduración y una autorrealización personal, que mediante el esfuerzo de aprendizaje y de saneamiento mental adecuados, nos convertiría en seres “deiformes” = buenos y sabios por naturaleza.

    Estos programas internos, (arquetipos = huellas antiguas), constituirían el Maestro interior, el Cristo interno, el alma búdica, el “daimon” socrático, la fuente de “agua viva” a la que arrimar el caldero para saciar nuestra sed de ser lo que somos.

    De ello dijo Jesús en el Evangelio de Tomás, 70: “Yeshúa dice: Cuando saquéis lo que hay dentro de vosotros, esto que tenéis os salvará. Si no tenéis eso dentro de sí mismos, esto que no tenéis dentro de sí os matará”. 

    Y ese nuevo planteamiento, obliga necesariamente a plantearse la teología de la revelación, de otra manera, “(…) necesidad de deconstruir y reconstruir buena parte de la tradicional teología de la revelación…”. (Vigil)

    Y con ello la religión misma.

  • George R Porta

    El propósito de publicar la entrada sobre el Credo es ofrecer evidencia de que aún la fórmula que se considera definitiva fue consideraba definitiva antes y modificada después y no tiene nada que ver con las declaraciones que directamente se le atribuyen a Jesús en los evangelios. Estos credos no aparfecidos y transformados hasta el siglo V responden a las necesidades de los obispos confrontando las «herejías».

    Después de eso, ha habido dogmas declarados de fe obligatoria: Infalibilidad, ASsunción de María, Inmaculada Concepción de María, todos completamente inoperantes.

    La investigación filosófica y científica en diversos campos pudiera producer no «herejías» sino descartes de algunas de las afirmaciones de fe fundamentals por pérdida de significación. Nada puede impedir que conforme los templos se han venido vaciando, la experienciar creyente vaya cambiando de estar centrada en la profesión de una lista de proposiciones como ciertas a llevar una existencia fundada en la solidaridad y la benignidad con respecto al próxjimo y a sí mismo a la que Jesús mismo le dio prioridad (Mt. 25, 31-46).

    Las postulaciones y deducciones teológicas complejas no le parecieron necesarias a Jesús a juzgar por los evangelios ¿por qué lo son ahora? Parece que se trate de una cuestión de identidad, pero esa es una cuestión estrictamente humana y sobre todo política, por eso divide, que poco tendrá que ver con el Jesús que presentan los evangelios que tolera y comprende que haya gente Buena, de una fe realm ente meritoria en Israel y aún así no les llama a seguirle y tampoco les condena. Y tolera a pecadores/as y solo les pide que no pequen más, nada de pedirles que reciten listas de afirmaciones que quizás no se puedan comprender por irracionales, ambiguas, equívocas o incompletas como las diferentes formulas del Credo a ytavés de su evalución..

     

  • m. pilar

    Hay una cuestion muy clara aquí:

    Quienes defienden machaconamente, que todo es lo que es, que Dios está en el centro de todas las cosas, tal como lo “cuenta” la Biblia ¿leen alguna vez lo que escriben?

    Son los únicos que amenazan, catalogando de “todo” juzgando sin saber… a quienes piensan diferente, en lugar de buscar el verdadero sentido de sus propuestas.

    Y así, sumamos y seguimos, en lo mismo que Jesús, decía a toda persona que quisiera ¡Escucharlo!

    Para pensar…

    m* pilar

     

     

  • Santiago

    No hay duda que debemos rescatar el mensaje de amor savífico del centro de la Historia que es Jesus de Nazaret que no incluye ni el odio, ni la venganza, ni mucho menos la violencoa.

    Ya en el Antiguo Testamento, en la Ley, estaba impresa el amor De Dios. Jesús vino a mostrarlo El mismo, a nosotros, de parte de su Padre.

    saludos cordiales  Santiago Hernández

  • George R Porta

    Algo que me cuesta comprender es que la incredulidad se tome por ofensiva cuando en realidad Jesús mismo la confrontó proveniente de sus propios discípulos y amigos/as: Mt 8, 26; 14, 31;Lc 10, 38-42; Jn 20, 29 y consideró algo extraordinario o meritorio que otros creyeran «sin ver».

    Por otra parte, la fe, realmente, es confiar, no es saber y menos aún es comprender porque de lo contrario la fe no consistiera en «confiar».

    La articulación en la fórmula del «Credo» actual en la Iglesia Católica es un desarrollo posterior a Jesús, aproximadamente un par de centurias después de su muerte y resurrección. Tras de la primera fórmula del credo, otras aparecieron.

    Los párrafos que siguen están tomados de la Enciclopedia Católica en línea. las formulas del Credo actual, evolucionaron con el tiempo según este enlace al sitio de Aciprensa que debe ser confiable para casi todo el mundo aún los más exigentes: http://ec.aciprensa.com/wiki/Credo_de_Nicea

  • olga larrazabal

    ¿Quién conoce los caminos de manifestación del Espíritu?  Lo importante es que hacemos con esos magníficos escritos, con esa poesía que hay en los Salmos, con esa figura amable y benigna de Jesús que rescata la veta amorosa y compasiva del Antiguo Testamento.

    Porque también hay quién solo rescata la violencia, el permiso de Dios para matar a los enemigos o apedrear a las mujeres o para poseer esclavos, que también corresponden a la cultura de la Edad de Hierro cuando se escribieron esos textos.  Cultura que tenemos que dejar detrás y avanzar en humanización.  Sobre todo ahora, que el mundo persiste en la violencia, y en la noción que existen pueblos escogidos que pueden hacer lo que se les viene en ganas.

  • Santiago

    Luis, el intento de “deconstrucción” de las Escrituras, particularmente del Nuevo Testamento, comenzó por  el siglo que citas, pero ni Strauss, ni Baur, ni Renán, ni los recientes ataques pseudo-científicos han podido abolir la FE cristiana….Es un mito que se mantiene, a pesar de todo….Es que claro, negar la historia del cristianismo, como una invención, supone la negación de la historia misma, es decir, habría que desconstruir paso por paso la historia del mundo, y claro, habría que poner en duda TODAS los relatos que llamamos históricos, y eso claro, no ha sucedido con tanta sagacidad, tanto hincapié y tanta persistencia como esta prolongada y continuada guerra contra la FE cristiana, especialmente nuestra FE católica…desde todos los ángulos, desde dentro y fuera de la Iglesia y formulando toda clase de argumentos, ya sean teológicos, filosóficos, científicos, morales etc. etc….Sin embargo, el mundo NO es solamente Europa, y el cristianismo. por otro lado, está avanzando y consolidándose y dando mucho fruto en muchas otras áreas del mundo, aun a pesar de las enormes dificultades, especialmente en aquellos países en que la libertad de expresión está abolida o en vías de desaparecer…Pero la historia del cristianismo, que salió de las catacumbas, es una historia de lucha por la FE…ahí se encuentran, como testigos, las tumbas de los mártires…que por supuesto, también se quieren borrar del mapa, como si no existieran y como si fueran falsas…Pero estos testigos mudos, hablan en su momento…y la VERDAD permanece…la mentira se desvanece…Al final, junto con el amor, quedará en pie la VERDAD…aunque quieran negarlo los que no “creen”.

    No existe comparación alguna del valor histórico del Nuevo Testamento con ningún libro de la antiguedad. Ningun documento antiguo posee tantas referencias..Solo con las citas podrían reconstruirse todos ellos por entero…Para la cultura antigua es un hecho extraordinario la fecha de redacción en relación a los hechos, y aunque los judíos poseían un alto grado de cultura caligráfica, el metodo rabínico se basaba y se basa en memorizar.La primera catequesis apostólica fue oral y se memorizaban muchos de los pasajes de la vida y muerte de Cristo. La catequesis primera tuvo el consenso de los testigos presenciales y oculares..Ningún libro histórico posee tantas referencias, tantas copias y tantos datos a su favor, a través de la historia, como los libros del Nuevo Testamento…Quizás, porque no eran simplemente mitos…Sino que afirmaron hechos reales, vividos con toda intensidad por los que estuvieron presentes…y que avalaron el testimonio primario de la Iglesia primitiva, que en su esencia, ha llegado hasta nosotros..

    Un saludo cordial   Santiago Hernández.

  • Juan Enrique

    “Igual que en la vidriera irrespetuosa
    de los cambalaches (*)
    se ha mezclao la vida,
    y herida por un sable sin remache
    ves llorar la Biblia
    junto a un calefón.”

    (*) Compraventa o casa de empeños.

  • Juan Enrique

    Luís,

    En la actualidad no existe documento alguno que pueda testificar la supuesta frase de León X. Esas palabras las citó -junto a una falsificación- Robert Ambelain, un conocido masón (“San Pablo: el hombre que creó a Jesucristo” es la fuente), que las pone en boca de Pico della Mirandola, un personaje controversial de la época acusado de herejia y seguidor de Savonarola. La fuente más confiable en mi opinión es la sátira “El paje de los papas”, de John Bale. De esta manera, la frase tiene como única fuente y autoridad a un embustero del siglo pasado que dice que San Pablo creó a Jesucristo, y a un carmelita apóstata inglés de los tiempos de Isabel I, que no es contemporáneo de Leon X, en un momento en que dicho pais está en guerra abierta contra el Papa. Obviamente y aunque la moralidad del renacentista Leon X deja mucho que desear y ha sido objeto de muchos ataques típicos, tópicos del protestantismo en su día, esta cita no puede sino entenderse dentro de la campaña antipapa de uno u otro tiempo. El papa era inmoral en algunos de sus comportamientos como otros muchos papas lo fueron antes y después, pero era cristiano (para quienes Jesús es el Verbo Encarnado), y no enseñó jamás la herejía o la inmoralidad en su magisterio.

    En fin,

    El subjetivismo religioso que proponen como “moderno” es una contradicción tremenda, porque necesariamente se termina objetivizando. Es hereje (ver modernismo), y termina en el ateísmo.

    Ilustración de 1922: El descenso de los modernistas hacia el ateísmo, de E. J. Pace. Este dibujo aparece en su libro Christian cartoons. Los escalones son: * Cristianismo. * La Biblia no es infalible. * El hombre no está hecho a imagen de Dios. * No hay milagros. * No al nacimiento virginal [de Jesucristo]. * No Deidad. * No expiación. * No resurrección. * Agnosticismo. * Ateísmo

  • George R Porta

    La bibliografía que conozco sobre ese tema y el origen del monoteismo en la Cuenca Mediterránea es en inglés y por eso no menciono nada, pero sobre el poema etiológico Enuma Elish que tiene tanto paralelismo con los relatos genesíacos hay abundante bibliografía reciente, muy bien documentada por lo que he podido ver. Antes de abandonar mi programa doctoral en 2010, ese era el tema que me interesaba y por eso me he mantenido al tanto.

  • George R Porta

     
    Manuel Moreno Fraginals escribió hace muchos años un ensayo breve, apenas unas 180 páginas en formato de bolsillo, al que puso por título “La Historia como Arma” (Barcelona, Grijalbo Mondadori, 2003). En el mismo vuelve sobre una tesis que aplicó y defendió en su tan bien documentado y conocido ensayo «El Ingenio, Complejo socioeconómico cubano», La Habana, Comisión Nacional Cubana de la Unesco, 1964.
     
    Su tesis sostiene era que no hubiera necesidad de enjuiciar los hechos desde su situación y su época, porque el progreso posterior los justificaría de alguna manera arguyendo el retraso o la falta de mejores conocimientos, sensibilidad ética, etc., en suma, que la historia puede y debe ser enjuiciada desde el presente y con los elementos de juicio actuales, como se debe enjuiciar la vida sin particiones acomodaticias.
     
    Incluso en el plano personal, quien soy hoy es la resultante de todo mi pasado, con pros y cons. No es para enorgullecerse de los errores, pero tampoco es para suicidarse. Se trata de asumir la responsabilidad del aprendizaje de la vida. O quizás que cada uno tiene que asumir su circunstancia, en singular, como propone Ortega al menos en sus «Meditaciones».
     
    Por eso mismo me parece extraordinariamente importante la línea de investigación de Olguita, y me parece este artículo de José M. Vigil también muy importante, en ambos casos para mí al menos y mi percepción del Galileo sin los ropajes y mixtificaciones religiosas, respetando a quien las prefiera.
     
    Aún si Jesús fue asesinado por proponer un proyecto y un modelo de vida escandaloso a los poderes de su tiempo. Aún si no tiene nada que ver con lo divino. Compartir el pan y el vino para recordarle me parece fenomenal, sobre todo si no se pasa el «cepillo». Y seguir investigando los posibles orígenes mesopotámicos de la Biblia hebrea que tanta influencia hermenéutica tiene sobre los evangelios, me parece una aventura excelente y prometedora.
     
    Mi intuición es que todos los pueblos de la Tierra, a través de los siglos, han tenido las mismas intuiciones y las han formulado cada uno a su manera originando laos diversas corrientes temáticas mitológicas.
     
    Un ejemplo de investigaciones próximas a la tesis de Moreno, para quienes somos de este lado del Océano, es el de carlos Fuentes y su investigación en «Los Espejos Enterrados».

  • No se trata de basarse tan solo en la arqueologia. Desde el siglo XVIII estudiosos muy respetables vienen diciendo que lo de Jesús es un mito. Algo que era palmariamente claro para los primeros cristianos los gnosticos cristianos. que adoraban a un Jesús, exactamente igual que los paganos adoraban por ejemplo a Dionisos y un largo etc. de “dioses” solares.

    Y estos paganos cristianos y no cristianos. podían conocer a Dios. No solo creer en El.

    Ya no aguanta mas la fabula de Jesús. Leon X “Desde tiempos inmemoriales es sabido cuán provechosa nos ha resultado esta fábula de Jesucristo”.

     

    .

  • olga larrazabal

    Este es un tema que hace rato venía investigando. Los Persas cuando invaden Babilonia, se encuentran con que su antecesor, me parece Nabucodonosor, se había llevado a Babilonia a la clase alta del pequeño reino de Judá. Babilonia debe haber sido como Nueva York, donde se encuentran todas las corrientes culturales de su tiempo. Allí la religión judía tomó de los Persas las nociones de un Dios único, Universal, creador del cielo y de la tierra.  Con una jerarquia de ángeles.  La noción de un Mesías, la noción de Cielo e Infierno, de pureza ritual y de clase sacerdotal pura y de endogamia. La noción de Juicio final y de Resurrección de los muertos.

    Ciro, que era seguidor de Zoroastro los liberó y curiosamente financia la reconstrucción del Templo y crea un reino aliado.  Los sacerdotes y escribas ponen por escrito las leyendas que circulaban por el Medio Oriente, y la Torah, la nueva Constitución para el nuevo reino.  Si Yahve es el nombre del Dios de estos escritos y su nombre corresponde a las iniciales de Yo Soy El Que Soy, esto habla de un grupo altamente alfabetizado, el de los Sacerdotes y Escribas , que impuso una noción distinta de Dios que la que se oculta bajo el genérico El, que se compartía con el resto de los semitas. Muchos judíos se quedaron en Babilonia, dando origen a una gran colonia judía creadora del Talmud.  Y los sacerdotes del nuevo reino pertenecían al grupo de los Fariseos , ortodoxos de las Escrituras.  Para mi Fariseo es lo mismo que Farsin en la India, es  decir Persa.

    No creo que  los que ahora se definen como judíos y viven en el estado de Israel como israelíes necesiten mayoritariamente contarse cuentos para sentirse judíos y diseñar una política de ocupación de la tierra.

    Así tampoco los que basan su moral en la mirada de Jesús, necesitan que este sea textualmente Hijo de Dios, y que la madre de Jesús sea virgen.

    Siempre hay un grupo que necesita milagros, ritos y fantasías respecto al origen divino y milagroso de los líderes, al igual que los niños necesitan a Santa  Claus, pero me da la impresión que ese grupo es cada vez menor.

     

  • George R Porta

    Gracias a la redacción de Atrio por el artículo y los enlaces. me alegra mucho que esto sea divulgado. La bibliografía es breve pero selecta y no excesivamente técnica. ¡Es buena, gracias!

  • Celso Alcaina

    Gracias, José María, por ilustrarnos. Y a Duato por traerte a Atrio. Planteamiento nuevo, clarificador, respetuoso con lo existente, esperanzador. Los estudiosos de la Bíblia estaremos atentos. Tu exposición y argumentación se ciñen a las religiones del Libro. Queda fuera más de media humanidad. Pienso que su espiritualidad aporta valor religioso a los abrahámicos. El futuro ya está aquí.

  • Isidoro García

    “(…) la nueva «gran transformación» que está en curso, de un segundo «tiempo axial» en el que nos estaríamos adentrando, de una más profunda «humanización de la humanidad», o quién sabe si de una «segunda hominización». (José Mª Vigil)

     

    La idea que hay en este artículo de Jose Mª Vigil, es la misma idea-base en la que he construido mi religiosidad personal, que he venido expresando todo este tiempo aquí.

    Por ponerle alguna pega al artículo, diría, que es el análisis de una situación, que se ha producido con la crítica científica, que desde hace varios siglos se ha venido produciendo, y que culmina ahora. Pero queda una segunda parte, (que yo no sé si Vigil ha abordado en alguno de sus trabajos, que desconozco).

    Y esa segunda parte es proponer alguna salida a la situación actual, proponiendo algún “nuevo relato” coherente con nuestros saberes científicos, y que pueda albergar en él, una nueva resituación del hombre en el Cosmos, o sea una nueva religiosidad.

    Necesitamos una nueva “gnosis”, un nueva hipótesis en la que centrar y sostener un nuevo “relato” religioso.

    Ahora solo sabemos que la cosa no es como se decía que era, pero no sabemos en realidad como es. El “Misterio” sigue ahí. Aunque cabe la posibilidad de que en realidad el Misterio” sea, que no hay tal Misterio, y estemos absolutamente solos en el Universo.

    Y yo me atrevo a proponer una alternativa. Quizás lo que una parte de la arqueología, (la Bíblica), ha destruido, lo pueda construir otra parte de dicha arqueología: la arqueología “fantástica”.

    Todos vemos todos los días, (o por lo menos yo), cientos de documentales en la TV, en canales de divulgación cultural y científica, “serios”, sobre los hallazgos en todo el mundo de restos arqueológicos, dibujos, petroglifos, construcciones cuasi imposibles para la supuesta época en que se han datado.

    Y por otra parte en los mismos canales, proliferan documentales astronómicos y astrofísicos, sobre la búsqueda científica de vida fuera de la Tierra, (que se espera hallar antes de diez años), y de búsqueda de vida con inteligencia exterior a la Tierra.

    Aunque en ambos campos, la arqueología “fantástica”, y la astrofísica, hay mucha especulación fantasiosa, (lo fantasioso es la exageración de lo imaginativo), existe una base seria, que hay que explorar y que los científicos “serios” están explorando.

    Es verdad que como dice Vigil, “muchas personas no van a poder entrar por este nuevo camino, pues preferirán continuar instaladas en la religiosidad objetivista, (para seguirla o para negarla). No es fácil cambiar de paradigma religioso; es como volver a nacer, entrar en un mundo diferente”. 

    Muchos ya somos muy viejos de edad o de mente, para estos terremotos o tsunamis mentales, y seguiremos erre que erre, en lo clásico, en el catecismo de Astete, (del siglo XVI), que aprendimos en la catequesis, o en la negación a todo, creyéndonos por ello, muy modernos.

    Este no es país para viejos. Este no es tema para gente cuyo imaginario cinematográfico, sea el Ben-Hur, o los Diez Mandamientos, en vez de la Guerra de las Galaxias.

     

Deja un comentario