• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6062 Artículos. - 96272 Comentarios.

Espinete

RevueltaÉrase que se era en una corte lejana del lugar en el que escribo un preboste que podía disponer del dinero que guardaban sus vecinos en un banco genovés.

El preboste decidió prestar a unos alarifes que construían casas para ciudadanos del común en un lugar aledaño a la corte de su rey, unos millones de euros o doblones de a diez, pero nunca de vellón, del tesoro en que mandaba.

El alcalde del lugar do las viviendas serían, sentábase a su vera en la mesa de reunión do los acuerdos surgían por unánime opinión.

Alarifes y el alcalde exigían al común de ciudadanos levantar pechos, ordenanzas y documentados juros para llegar a contar con la llave posesoria de su nuda propiedad.

Alarifes y el alcalde decidieron de consuno, con la venia superior, que quince de cada cien de las viviendas aquellas no tendrían pechos, gabelas, escrituras ni juro alguno pues serían destinadas a ciudadanos de tan alta catadura y enorme necesidad que les hacían acreedores a favor tan principal.

El preboste hizo notar en almuerzo laboral al alcalde del lugar do las viviendas irían y al alarife mayor que el préstamo recibiera que tenía un heredero, listo como las ardillas, estudioso y muy gentil, que casa holgada querría.

Benévolos ambos fueron y en el cupo de los quince incluyen al heredero que religiosamente abonó la cantidad preceptiva con ayuda de mamá, de papá y de la abuelita, pues claro, ¡faltaría más no prestar a su nieto preferido!

Licencióse el mozo en hora y beca escasa alcanzó, dándose cuenta inmediata, pues meninges sí tenía, de que pagar no podía el compromiso adquirido, por lo que, cuál ciudadano español de parecido jaez, decidió el piso vender con beneficio incluido.

De camino tornó la precaria beca en consolidado sueldo en órgano constitucional de escasa eficacia habida y predicando en él cual fray Gerundio de Campazas, alias Zotes, de lo que otros han de hacer, una cuenta cuentos inocente como él, relató este romance que acaba de fenecer.

Memoria hemos, sin remedio hacer de los ciudadanos del común que obligados han sido de costear a sus pechos y exacciones el pozo sin fondo habido en el banco genovés en el que el papá del nene usaba salvoconducto para gastar.

[Nota de Atrio: Muchos que siguen desde lejanas tierras nuestro portal tal vez no conozcan lo sucedido poco ha en Alcobendas (Madrid): un destacado miembro de Podemos, especialmente agresivo contra quienes hacen negocios con las vivienda subvencionadas, hizo un pelotazo comprando y vendiendo una vivienda tal sin haberla ocupado, con ayuda de su padre consejero de Caja Madrid, consiguiendo en la operación al menos 20.000 € netos].


 

6 comentarios

  • Eduardo Manzanas

    A Marce Díaz. No suelo entrar en polémica en estos comentarios porque quiero solamente exponer mi opinión sin pretender que los demás cambien la suya. El enlace que ponía en mi comentario exponía una manera de  entender lo sucedido con la que coincido plenamente. Nada más.

  • Alberto Revuelta

    Diversas tendencias, no sentencias, claro

  • Alberto Revuelta

    Este cristiano no cree que todo el mundo sea corrupto. Lo que cuento en romance está basado en los datos publicados en seis medios de diversa sentencias. Nada este inventado. No soy juez y no juzgo. Pero pienso y digo lo que pienso.

  • Marce Díaz Roldán

    Ruego a D. Eduardo Manzanas me informe objetivamente y por qué lo de Espinar, aparte de su cara dura impresionante, no puede ser una corruptela, ¿Es cuestión de cantidades?

  • olga larrazabal

    Estoy viendo en Netflix la serie turca, Soliman el Magnífico, contemporáneo de Carlos V.  Según las leyes del Imperio Turco, las corruptelas de los funcionarios eran consideradas una traición al Imperio, y eran castigadas con la decapitación.  Y esto era válido hasta para los familiares del Sultán.

    Ahora los ladrones decoran las filas de los ricos y famosos que aparecen en las revistas, para producir una envidia loca en las masas que se quedaron sin pan ni pedazo.

  • Eduardo Manzanas

    Tanto el artículo como la nota de Atrio no informan objetivamente del suceso. Los cristianos solemos meter en el mismo saco las grandes y las pequeñas corruptelas sacando la conclusión de que todos somos corruptos. Para una información más objetiva del caso leer: http://diario16.com/el-piso-de-espinar/

Deja un comentario