• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6068 Artículos. - 96336 Comentarios.

A la espera del Comité Federal del PSOE

Este incidente sobre un agresivo editorial de un diario que pretende ser un medio independiente global, es significativo para comprender la violencia con que el establishment ha cargado con violencia contra Sánchez, que había ya convocado un Comité Federal para mañana y que tiene razones estatutarias (no conocían bien los estatutos los 17 firmantes reclutados por Susana) y políticas (no es el responsable del descenso de votos) para mantenerse sin dimitir y abrir consulta a los militantes. AD

EldiarioEl Comité de Redacción de El País pide explicaciones a su director sobre el editorial contra Pedro Sánchez

  • Varios redactores del periódico se han quejado del tono empleado en el editorial, en el que se llega a calificar a Pedro Sánchez de “insensato sin escrúpulos”
  • El director de El País, Antonio Caño, ha desechado las quejas bajo el pretexto de que no puede haber ningún debate sobre la línea editorial y que es el único responsable de la misma, según denuncia el comité

El encuentro, que según han transmitido desde el propio Comité “apenas ha durado un minuto”, tenía como objetivo pedir explicaciones al director sobre los calificativos utilizados en el texto, donde se llega a tachar a Pedro Sánchez, de “insensato sin escrúpulos” y se le acusa de mentir y de “no ser un dirigente cabal”.

A pesar del carácter urgente con el que fue convocada la reunión para transmitir la queja colectiva, esta no se produjo hasta última hora de la tarde. Durante el breve encuentro, Caño desechó las quejas de la redacción del periódico que dirige bajo el argumento de que no acepta ningún debate sobre la línea editorial y que es el único responsable de la misma, según denuncia el Comité.

Desde el organismo han defendido que su intención no es “entrar a valorar la línea ideológica del periódico, pero sí los calificativos utilizados en este texto, que exceden el equilibrio y mesura propios del estilo editorialista de El PAÍS”.

Texto íntegro del comunicado del Comité de Redacción de El País

El Comité de Redacción ha recibido numerosas quejas de redactores por el tono empleado en el editorial Salvar al PSOE, publicado hoy día 29 de septiembre,  donde se califica al líder socialista Pedro Sánchez de “insensato sin escrúpulos”, se le tacha de cobarde, mentiroso, sectario, populista y se concluye que no es un dirigente cabal.

El Comité no entra a valorar la línea ideológica del periódico, pero sí los calificativos utilizados en este texto, que exceden el equilibrio y mesura propios del estilo editorialista de El PAÍS.

Este Comité solicitó una reunión de urgencia con el director durante la mañana de hoy para transmitir esta queja colectiva. El encuentro, mantenido a última hora de la tarde, apenas duró un minuto. El director argumentó que no acepta ningún debate ni con el Comité ni con la Redacción sobre la línea editorial y que es el único responsable de la misma.

4 comentarios

  • ELOY

     
    La dimisión de 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE me ha recordado lo sucedido en la Xunta de Galicia en 1986, cuando la presidía Gerardo Fernández Albor: una maniobra , según se dijo pilotada por su vicepresidente, intentó su dimisión ; pero el Presidente Fernández Albor se negó en redondo a dimitir y la pretensión de sustituirlo fracasó.
     
    Elisardo Vázquez en EL PAÍS del viernes 31 de Octubre de 1986 (hace 30 años)  lo contaba así:
     
    << Dimiten los consejeros de la Xunta de Galicia ante la negativa de Fernández Albor a dejar la presidencia // Elisardo Vázquez // Santiago de Compostela 31 OCT 1986
     
    Los consejeros de la Xunta de Galicia presentaron ayer su dimisión de manera irrevocable al presidente, Gerardo Fernández Albor (AP), al no conseguir que éste abandonase el cargo. La crisis estalló ayer en una reunión ordinaria de¡ Consejo de la Xunta. A lo largo de 10 horas se desarrolló un pulso político entre Fernández Albor y los conselleiros, que finalmente ganó el presidente, al contar con el apoyo total de Manuel Fraga. ” solución de la crisis quedó aplazada hasta que el Grupo Popular de la Asamblea gallega se reúna a las seis de la tarde de hoy para decidir si mantiene o no su apoyo a Fernández Albor.
     
    MÁS INFORMACIÓN // El ‘hombre fuerte en la sombra  
     
    José Luis Barreiro, vicepresidente de la Xunta y secretario general de AP en Galicia, es quien aparece inicialmente como el principal impulsor de la operación que ha. abierto una crisis política cuyo desenlace anoche resultaba imprevisible. El propio Barreiro fue quien comunicó minutos antes de la, ocho de la tarde a los medios informativos la dimisión de los conselleiros. Dejaron sus cargos todos los pertenecientes a Alianza Popular: Fernando Garrido Valenzuela, Agricultura; José Antonio Orza, Economía y Hacienda; Francisco Javier Suárez-Vence, de Ordenación del Territorio y Obras Públicas; José María Hernández Cochón, de Sanidad y Seguridad Social; y Víctor Manuel Vázquez Portomeñe, de Educación. Por su parte, pusieron sus cargos a disposición del presidente los conselleiros Luciano José Ascarey (.PDP), de Trabajo, Industria y Turismo; Alejandrino Fernández Barreiro (PDP), Cultura y Bienestar Social; y Juan. Manuel Páramo Neira (PL), de Pesca. Estos últimos declararon que su iniciativa estaba pendiente de la decisión que adoptaran sus respectivos partidos. A este respecto, el PDP notificó anoche por medio de un portavoz que el. partido “es por completo ajeno” a una crisis motivada “por razones que sólo tienen que ver con los problemas internos de otro partido político”.
     
    Fernández Albor declaró anoche que lamentaba la dimisión de los consejeros, en alguno de los cuales -en clara referencia a Barreiro- había depositado toda su, confianza. En una entrevista telefónica concedida anoche al programa Hora 25 de la cadena SER, aseguró que cuando se reunió con el Consejo por la mañana no sabía nada de que fueran a pedirle su dimisión. Se negó a anticipar cuál será su decisión en el caso de que no cuente con el respaldo del grupo parlamentario popular.
     
    En el palacio de Rajoy, sede de la Presidencia, se daba como seguro sustituto del ya ex vicepresidente José Luis Barreiro al diputado en el Congreso José Manuel Romay Beccaria, íntimo colaborador de Fraga y que en 1982 ya había ocupado este cargo.
     
    Con la dimisión de Fernández Albor y las diferencias con su vicepresidente, José Luis. Barreiro, se vino especulando desde las pasadas elecciones legislativas. Las escasas iniciativas, políticas del Gobierno gallego y el retraso en la aprobación de los presupuestos de la comunidad autónoma para 1986 -aprobados hace 15 días en el Parlamento autónomo- habían creado malestar y descontento en prácticamente la totalidad de los sectores sociales y económicos de Galicia.
     
    Fernández Albor ha rechazado las acusaciones que se han hecho de no ocuparse de los problemas del gobierno autónomo. “Eso no es cierto”, dijo, “yo me preocupo de todos los problemas, pero los que no están de acuerdo conmigo algo tienen que decir”.
     
    José Luis Barreiro Rivas declaró el pasado mes de septiembre que le gustaría ocupar la presidencia de la Xunta; declaraciones éstas que en medios políticos y periodísticos gallegos se interpretaron como el primer signo externo de la crisis por la que atraviesa el Gobierno gallego.
     
    Por otro lado, en el congreso de empresarios de Galicia, que se celebró recientemente en Santiago, sus principales dirigentes lanzaron críticas, más o menos veladas, contra la gestión del Ejecutivo presidido por Fernández Albor.
     
    Al mismo tiempo, el Gobierno gallego sufrió una fuerte derrota en el Parlamento al ser rechazado el proyecto de ley del plan de carreteras de la comunidad autónoma. Esta situación dio pie, asimismo, a los partidos de la oposición a lanzar duras críticas contra la Xunta.
     
    Todo ello creó una gran inquietud en el seno del grupo parlamentario de la Coalición Popular. Estos diputados, en una reunión celebrada el pasado fin de semana, -mientras Gerardo Fernández Albor realizaba una visita a Barcelona- se mostraron muy críticos con su actitud al frente del Gobierno, según manifestaron fuentes próximas al vicepresidente dimitido, José Luis Barreiro.
     
    Es en esta situación en la que se produce la reunión del Consejo de la Xunta y todos los conselleiros, con Barreiro al frente, le plantean a Albor la necesidad de que dimita a fin de dar paso a un nuevo Gobierno que afronte con mayores bríos la gobernabilidad, de Galicia.
     
    Mientras tanto, en la sede de la presidencia, estuvieron los principales hombres de confianza de Barreiro Rivas. Ellos facilitaron todas las informaciones¡ que fueron difundiendo ayer las; emisoras, mientras que los hombres de confianza de Gerardo Fernández Albor permanecían callados. Los miembros del Gobierno gallego conversaron telefónicamente varias veces, por separado, con el presidente de AP, Manuel Fraga. >>
     
     Ver enlace:
     
    http://elpais.com/diario/1986/10/31/espana/531097207_850215.html
     
     
     
     
     

  • Isidoro García

    Yo quiero dar mi análisis de lo que quizás pueda estar pasando en el PSOE. Y lo hago, (no como otros), desde mi simpatía por el partido y con la lealtad correspondiente, que no se puede pedir, a los que aunque ahora defiendan a capa y espada a Sánchez, en el fondo están deseando laminarlo y darle el abrazo del oso, (“Yo venero tu sentir en esto de no seguir del enemigo el consejo”). 

    Yo creo que Podemos es un partido de ilusiones. Recoge los votos del descontento con la situación, (especialmente la personal de cada uno), y aunque saben que el margen de acción es mínimo, (estando en Europa), les jalea a los descontentos su frustración y les da ilusiones: ¡Sí, se puede!.

    El Psoe, por el contrario, es un partido de gobierno, o de alternancia, que ha estado en el poder más tiempo que la derecha. Y saben lo que hay, y lo que pueden ofrecer. Aunque en la oposición se puede prometer el oro y el moro, son conscientes de que no hay más cera que la que arde. Y hay escasez de cera.

    (Solo para los desmemoriados, decir, que un gobierno de la derecha, con todos sus recortes, este año, va a acabar el presupuesto con un déficit = gastos-ingresos de más  de 40.000 millones de euros. En 2015 fue de 55.000 millones. Y ya Europa amenaza con sanciones económicas, que este año “nos han perdonado”).

    Muy posiblemente, Sánchez, ha pensado, que la mejor manera de desactivar a Podemos, es ponerlo en el poder, para que sufra en sus carnes la impotencia de la situación, y que una parte de sus votantes, vean la triste realidad y de desencanten. O sea Tsipralizarlo. (Ya veremos los votos que saca Tsipras en las próximas elecciones griegas).

    Así Sánchez intentaría evitar la absorción de su electorado por Podemos. Lo que pasa es que eso es imposible en España, cuando se necesitaría la colaboración de los nacionalismos independentistas, e incluso cuando un tercio de los diputados de Podemos, son prestados por las confluencias también filoindependentistas, Compromís, etc.

    Dar la imagen de complicidad con los separatismos, condena al Psoe, a que la mitad de sus votantes, (el ala centrista y españolista), se escandalizaría, y muy posiblemente se fugaría al centro español, y más ahora cuando existe Ciudadanos. Y más aún cuando ya está anunciado para dentro de un año, el órdago independentista catalán.

    Es una situación endemoniada, en la que no existe solución buena: todas son malas para el partido.

    Y encima cuando parece que cuarenta años de estancia en el poder o en la oposición alternante, ha esclerotizado, profesionalizado y petrificado a su dirigencia.

    La idea de que un partido es de sus militantes, y de los que “se lo curran” en las agrupaciones del partido, tiene una cierta lógica, pero trae consigo, un secuestro del partido por parte de gente que aspira y acaba viviendo del partido, directa o indirectamente, y eso es fatal, pues “por el pan de mis hijos, mato”.

  • Javier Pelaez

    Decir EL PAÍS que “no se conoce la ideología ni valores” de Pedro Sánchez.¿Cuál es la ideología de EL PAÍS o sus valores?.Lo de “insensato sin escrúpulos”es un ataque al honor de Pedrito.

  • ELOY

     
    Me parece que Borrell lo ha dejado muy claro esta mañana en la SER. Así lo resume el titular del diario digital “Público”:  
     
    << Borrell, en la SER: “Que yo sepa, el grupo Prisa no puede cesar a Sánchez”.
     
    El que fuera candidato socialista a la Presidencia en 1999 se posiciona del lado de Pedro Sánchez y pide a los críticos que se pronuncien sobre lo que realmente quieren >>
     
    Ver Enlace:
     
    http://www.publico.es/politica/borrell-sepa-grupo-prisa-no.html
     

Deja un comentario