• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6057 Artículos. - 96219 Comentarios.

En el Kintokognistan

RevueltaEl Kintokognistan es el nombre de un país inventado por Forges en su viñeta de hoy ocho de agosto, festividad litúrgica de Santo Domingo de Guzmán. Y en él estamos.

El servicio público de empleo británico, el del denostado Brexit, recoloca en el plazo de un año al 86 por ciento de los parados demandantes de empleo. El servicio público español un 2 por ciento.

Pero Goirigolzarri, presidente de Bankia solicitó 19.000 millones de ayudas públicas desde mayo de 2012. Ahora se ha sabido que el Banco de España estimaba que 13.000 millones eran más que suficientes. En total BFA-BANKIA recibió 22.424 millones de euros del dinero que todos los españoles, también los parados, entregan al Estado para que garantice su bienestar colectivo que deja de serlo cuando no lo hay individual .

Entre tanto sendas publicaciones oficiales nos informan que de esos ciudadanos que entregan su dinero al Estado para, entre otros fines, dárselo a Bankia un 7 % ha consumido en 2013 opiáceos sin prescripción médica; otro 9% ha preferido los sedantes y otro 22% de los que aceptaron contestar a la macro encuesta del Ministerio de Sanidad tomaban habitualmente hipnosedantes (para dormir – orfidal- , para pasarlo bien mezclados con alcohol, para no pasarlo mal -lexatin-).

Los ciudadanos de Kintokognistan – los kintokognistanies – acaban de responder a un encuesta periódica del CIS publicada hoy en la cual dicen que sus preocupaciones y agobios son el paro (75,6%), la corrupción y el fraude (43,4%), los problemas económicos (22,8%), y los políticos en general (19,4%). Claro eso demuestra que los kintokognistanies tienen salud mental, los pies en el suelo, practican el primum vivere, no oyen las tertulias políticas y han respondido que la falta de gobierno inquieta personalmente a un 0,6% de ellos y la independencia de Cataluña a un 0,8%.

El 99,4% de los que no les inquieta que el gobierno esté en funciones seguramente está encantado de que no haya más leyes nuevas (pues en Kintokognistan hay unas cien mil normas en vigor publicadas antes del 20D 2015), de que ministro que se va, cargo que acumula otro, ahorrando sueldos y que mientras discuten en el Congreso si apoyan o no a Rajoy no les da tiempo a inventar nuevas leyes que no se van a cumplir salvo que favorezcan a los que tienen dinero para manejar hilos y corromper que, eso sí, les preocupa. Basta recordar que el Tribunal Constitucional ha anulado las tasas judiciales impuestas por Gallardon, ministro funcionando y no en funciones, pero el alto tribunal que persigue a Forcadell se ha cuidado muy bien de aclarar que los kintokognistanies no verán un euro de lo que pagaron injustamente porque se lo quedará Montoro. En funciones, pero se lo quedara.

La lectura evangélica de la misa de hoy contiene una lección de derecho tributario que deberían meditar los diputados nacionales. “¿Qué te parece, Simón? ¿De quiénes perciben los impuestos y las tasas los reyes de la tierra, de sus hijos o de los extraños?”.

Y como Pedro respondió: “De los extraños”, Jesús le dijo: “Eso quiere decir que los hijos están exentos”. De donde se deduce después de Bankia, el paro, la corrupción y la preocupación económica de los kintokognistanies que solo los hijos de Montoro y compañía están exentos y los paganos de las tasas no devueltas somos los extraños.

Mi abuela materna me enseñó de chico que “lo primero y principal, oír misa y desayunar”. Se aprende mucho.

 

Un comentario

Deja un comentario