Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4874 Artículos. - 78280 Comentarios.

El drama crítico que vive Brasil

Boff

Leonardo nos acaba de enviar hoy tres columnas sobre Brasil, cuya lectura recomendamos especialmente para aclararnos sobre lo trascendental que allí está pasando estos día.

1. Dentro del Viernes Santo político, un vislumbre de resurrección

Vivimos políticamente en el país una situación de viernes de pasión: hay odio, desgarro de las relaciones sociales, peligro de ruptura del orden democrático y de pasar de una democracia de derecho y de leyes a una democracia de derechas y sin leyes. Hay señales inequívocas de que este escenario no sería imposible.

Y en este contexto celebramos la fiesta mayor del cristianismo, la Pascua. En hebreo significa el “paso” de la cautividad egipcia a la libertad de la tierra prometida; metafóricamente, el paso de las turbulencias de una crisis a la paz serena de un Estado democrático de derecho.

Reflexionando sobre el significado profundo del Viernes Santo, el joven estudiante de teología y después uno de los mayores filósofos de la historia, F. Hegel, sacó su famosa clave de lectura de la historia y de la vida humana: la dialéctica. En la saga de Jesús, él veía realizados estos tres pasos: vida-muerte-resurrección.

La vida es la tesis de la positividad. La muerte es la antítesis de la negatividad. La resurrección es la síntesis que incorpora la tesis y la antítesis en una síntesis superior. La resurrección es más que la reanimación de un cadáver, como el de Lázaro, lo que significaría volver a la vida anterior. La resurrección es la aparición de algo nuevo, nacido de las afirmaciones y contradicciones del pasado. Ese “insight”, siempre recordado por él, fue llamado “viernes santo teórico”.

Mirándolo bien, la semana santa, más allá de su carácter religioso, representa un paradigma del proceso histórico y de la propia evolución. Todo en el universo, en los procesos biológicos, humanos y biográficos, se estructura en forma dialéctica. El primer momento es la serenidad tranquila y la paz infinita de aquel puntito casi infinito de donde venimos (tesis). De repente, sin que sepamos por qué, explotó. Produjo un caos inconmensurable (antítesis). La evolución del universo significa un proceso de crear órdenes cada vez más altos y complejos que culminan con la emergencia del espíritu y la conciencia (síntesis).

Esta síntesis, transformada ahora en nueva tesis, lleva dentro su antítesis que desemboca en una nueva síntesis más fecunda. Y así se da el devenir de la historia del universo, de las sociedades y de cada persona.

Concretando para nuestra situación actual. Brasil ha entrado en un proceso de crisis cuyas causas no cabe aquí referir. De una situación tranquila (tesis) se entró en un proceso de caos (antítesis). De este caos debe irrumpir un nuevo orden que pueda dar horizonte y esperanza al país (síntesis). Hay que definir nuevas estrellas-guía que nos orienten en la crisis actual. La crisis tiene la función de acrisolar, purificar y hacernos a todos más maduros.

La cuestión se resume en esta pregunta: ¿quién tiene la propuesta político-social que supere la crisis y cree una convivencia mínimamente pacífica? No será a través de fórmulas ya probadas y gastadas como vendrá la superación de la crisis dando centralidad a políticas y a grupos de poder a costa del sacrificio de la mayoría de la población.

Será prometedora la que realice para el mayor número posible de personas un bienestar mínimo, le asegure trabajo, una vivienda modesta pero digna y le cree posibilidades de desarrollo y crecimiento a través de una salud y educación sostenibles. En todo este proceso dialéctico hay una experiencia de vida, de muerte y de transfiguración; de orden, desorden y nuevo orden; de tesis, antítesis y síntesis. La complejidad según E. Morin se estructura en esta dialéctica, que es la de la semilla: “si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, quedará solo, pero si muere, producirá mucho fruto”, como dijo el Maestro.

Hoy la naturaleza, la humanidad y nuestra sociedad viven un viernes santo duro y amenazador.

Nuestra esperanza es que este padecimiento se ordene hacia una radiante transformación. Que el corrupto sea castigado y lo que políticamente se hizo mal sea corregido. Es importante definir un rumbo, que en cierta forma ya fue indicado. Si este rumbo fuese correcto, el camino puede conocer subidas y bajadas pero nos llevará a buen destino: a un nuevo orden de convivencia donde no sea tan difícil tratar a la naturaleza con compasión y a nuestros prójimos con humanidad y con cuidado.

*Leonardo Boff es autor de Pasión de Cristo-pasión del mundo, 2002.

* * *

2. Cuatro sombras afligen la realidad brasilera

En momentos de crisis asoman cuatro sombras que estigmatizan nuestra historia cuyos efectos perduran hasta el día de hoy.

La primera sombra es nuestro pasado colonial. Todo proceso colonialista es violento. Implica invadir tierras, someter a los pueblos, los obliga a hablar la lengua del invasor, asumir las formas políticas del otro, someterse totalmente a él. La consecuencia en el inconsciente colectivo del pueblo dominado: bajar siempre la cabeza y pensar que solamente lo que es extranjero es bueno.

La segunda sombra fue el genocidio indígena. Eran más de 4 millones. Las masacres de Mem de Sá el 31 de mayo de 1580 que liquidó a los Tupiniquim de la Capitanía de Ilhéus y peor aún, la guerra declarada oficialmente por D. João VI el 13 de mayo de 1808 que diezmó a los Botocudos (Krenak) en el valle del Rio Doce, mancharán para siempre la memoria nacional. Consecuencia: tenemos dificultad para convivir con el diferente, entendiéndolo como desigual. El indio todavía no es considerado plenamente “persona humana”, por eso se apoderan de sus tierras, muchos son asesinados y para no morir, se suicidan. Hay una tradición de intolerancia y de negación del otro.

La tercera sombra, la más nefasta de todas, fue la esclavitud. Entre 4 y 5 millones fueron traídos de África como “piezas” a ser negociadas en el mercado para servir en los ingenios o en las ciudades como esclavos. Les negamos humanidad y sus lamentos bajo el látigo llegan todavía hoy al cielo. Se creó la institución de la Casa Grande y la Senzala. Gilberto Freyre dejó claro que no se trata solo de una formación social patriarcal, sino de una estructura mental que penetró en los comportamientos de las clases señoriales y después dominantes. Consecuencia: no necesitamos respetar al otro; él está ahí para servirnos. Si le pagamos un salario es caridad y no derecho. Predominó el autoritarismo; el privilegio sustituyó al derecho y se creó un estado para servir a los intereses de los poderosos y no al bien de todos, y una complicada burocracia que aleja al pueblo.

Raymundo Faoro (Los dueños del poder) y el historiador y académico José Honório Rodrigues (Conciliación y reforma en Brasil) nos han narrado la violencia con la que el pueblo fue tratado para establecer el estado nacional, fruto de la conciliación entre las clases opulentas, excluyendo siempre al pueblo intencionalmente. Así surgió una nación profundamente dividida entre pocos ricos y grandes mayorías pobres, uno de los países más desiguales del mundo, lo que significa un país violento y lleno de injusticias sociales.

Una sociedad montada sobre la injusticia social nunca creará una cohesión interna que le permita un salto hacia formas más civilizadas de convivencia. Aquí imperó siempre un capitalismo salvaje que nunca consiguió ser civilizado. Pero tras muchas dificultades y derrotas, se logró un avance: la irrupción de todo tipo de movimientos sociales que se articularon entre sí. Nació una fuerza social poderosa que desembocó en una fuerza político-partidista. El Partido de los Trabajadores y otros similares nacieron de este esfuerzo titánico, siempre vigilados, satanizados, perseguidos y algunos presos y muertos.

La coalición de partidos hegemonizados por el PT consiguió llegar al poder central. Se hizo lo que nunca se había pensado ni hecho antes: dar centralidad al pobre y al marginado. En función de ellos se organizaron, como cuñas en el sistema dominante, políticas sociales que permitieron a millones de personas salir de la miseria y tener los beneficios mínimos de ciudadanía y dignidad.

Pero una cuarta sombra obnubila una realidad que parecía tan promisoria: la corrupción. Corrupción ha habido siempre entre nosotros en todas las esferas. Negarlo seria hipocresía. Basta recordar los discursos contundentes y memorables de Ruy Barbosa en el Parlamento. Sectores importantes del PT se dejaron morder por la mosca azul del poder y se corrompieron. Eso nunca debería haber sucedido, dados los propósitos iniciales del partido. Deben ser juzgados y castigados.

La justicia se enfocó casi solo en ellos y se mostró muchas veces parcial y con clara voluntad persecutoria. Las escuchas ilegales, permitidas por el juez Sérgio Moro, proporcionaron munición a la prensa opositora y a los grupos que dominaron siempre la escena política y que ahora quieren volver al poder con un proyecto viejista, neoliberal e insensible a la injusticia social. Estos han conseguido movilizar multitudes pidiendo la destitución de la Presidenta Dilma, aunque sin suficiente fundamento legal, como afirman notables juristas. Pero el PT respondió a la altura.

Estas cuatro sombras recubren nuestra realidad social y dificultan una síntesis integradora. Pesan enormemente y salen a la superficie en tiempos de crisis como ahora, manifestándose como odio, rabia, intolerancia y violencia simbólica y real contra los opositores. Tenemos que integrar esa sombra, como diría C.G.Jung, para que la dimensión de luz pueda predominar y liberar nuestro camino de obstáculos.

Nunca estuve afiliado al PT. Pero a pesar de sus errores, la causa que defiende será siempre válida: hacer una política integradora de los excluidos y humanizar nuestras relaciones sociales para que nuestra sociedad sea menos malvada.

Leonardo Boff es articulista del JB online y escribió: Qué Brasil queremos, 2000.

* * *

3. La crisis política brasilera: ni llorar ni reír, tratar de entender

Hay un desgarro en la sociedad brasileña que no puede continuar, pues  comprometerá nuestra frágil democracia y la convivencia mínimamente pacífica. Se deriva de la ola de odio, de intolerancia y de abusos por parte del poder judicial que ha perdido su centro, que es la imparcialidad, y que, en algunos, revela rasgos innegables de persecución y de deseo de destruir al otro y a su partido.

La campaña electoral en 2014 desencadenó un proceso de rechazo e inconformismo. Hubo errores en ambos lados: por parte del poder dominante y por parte de la oposición. Todos de alguna manera víctimas de los expertos en marketing, especialistas en inventar metáforas, ocultar errores, exagerar verdades y distorsionar la visión del otro. No debería haber marketistas. Ellos hacen lo que Henry Kissinger, el discutido secretario de Estados Unidos en tiempo de guerra fría, dijo: «Nuestros embajadores son personas que enviamos a varios países para mentir a nuestro favor». El marketista hace más o menos lo siguiente: inventa cuando no distorsiona a favor de su candidato que le paga millones de dólares para hacer un trabajo ambiguo y a veces sucio.

Las elecciones fueron democráticas, pero dentro de ese marco deteriorado. Sin embargo, en un régimen democrático, gana quien tiene mayoría de votos. Normalmente, el perdedor muestra elegancia de manera pública, incluso por respeto a los votantes, felicita al ganador y le manifiesta buenos deseos. Pero no ocurrió esto. El candidato de la oposición no reconoció la derrota. No le manifestó buenos deseos. Por el contrario, trató de recontar los votos y fue derrotado; trató de impedir la toma de posesión y no lo consiguió; continuó con un proceso de destitución que todavía está en marcha y no está claro que prospere.

Con esto dio inició una estrategia de oposición que hace que sea imposible gobernar el país. Coincidentemente saltó la corrupción de Petrobras, donde la mayoría de los partidos se ha visto comprometida, pues era tradición que la empresa y los grandes contratistas que trabajan para ella, alimentasen la caja dos de los partidos, del PT y también de los de la oposición Todo el peso de las acusaciones cayó prácticamente en el PT, con acusaciones premiadas, fugas de datos sensibles a la gran prensa, empeñada desde hace tiempo en hacer una oposición férrea al gobierno del PT por adoptar un proyecto político elitista y neoliberal.

Los millones de la corrupción por parte del PT son tan escandalosos que suscitan con razón la indignación de cualquier persona sensata. Este hecho ha creado consternación entre los miembros del PT e ira y deseo de proponer un juicio político contra la presidenta por ciertos sectores de la población. De repente todo el PT era y es corrupto, lo cual no es cierto. Desafiando a la ley, las sospechas eran suficientes para que el juez encarcelase a los sospechosos, incluso antes de oírlos o de confirmar la objetividad de las denuncias. Así vimos, asombrados, el exceso judicial de llevar bajo coacción al expresidente Lula a interrogatorio cuando la sensatez aconsejaba hacer como se hizo con otro expresidente, Fernando Henrique Cardoso, que fue oído en casa. Y culminó, llegando al borde de la insensatez y de falta de percepción de las consecuencias sociales violentas, cuando un juez y tres procuradores jóvenes, de escasa experiencia y menos cultura, decretaron su prisión preventiva. La reacción de líderes mundiales, de renombrados juristas nacionales e incluso del Supremo Tribunal Federal denunció el carácter persecutorio de la medida.

En esta atmósfera encarnizada cabe pedir moderación para salvaguardar la democracia y no favorecer el comportamiento fascista por parte de los políticos y de los funcionarios judiciales.

Pero hay que tomar en cuenta un hecho esclarecedor. La oposición, cuya base social está formada por las élites económicas e intelectuales, nunca aceptó que un metalúrgico sin cultura académica (aunque extremadamente inteligente y políticamente hábil) asumiese el cargo más alto de la nación. He oído personalmente a líderes de la oposición decir «nosotros somos los que estamos preparados para administrar el país; la presidencia es nuestro sitio». Y yo respondía: «¿administrar qué país?, ¿el que todavía tiene como sustrato la Casa Grande y la Senzala?». Ese proyecto nunca dio centralidad al pueblo, aceite quemado de la historia. Pero con el PT triunfó otro proyecto que consiguió lo que nunca antes había ocurrido: incluir a millones de personas en la ciudadanía, que muchos miles puedan llegar a la universidad, que tengan dignidad y casa con luz eléctrica.

La raíz del conflicto es la siguiente: los estratos tradicionales y poderosos no aceptan esta inflexión en la historia de Brasil en favor de los humillados y ofendidos. Nos quieren como sus servidores baratos, ejército de reserva.

Nunca pertenecí al PT, pero siempre he apoyado su causa. Lo esencial de la teología de la liberación es la opción por los pobres contra su pobreza y a favor de la justicia social. Por esta razón, he apoyado y sigo apoyando al PT, porque lo veo como un instrumento para lograr este gran sueño. Los que cometieron delitos deben ser procesados y castigados. Sin embargo, su mayor líder, Lula, nunca ha olvidado las razones por las que le eligieron: crear condiciones mínimas de dignidad y de vida para los oprimidos del país. Hasta el juicio final vale esta causa sagrada.

*Leonardo Boff es columnista del JB online y escribió: Sostenibilidad: qué es y qué no es, 2002.

Traducción de MJ Gavito Milano

6 comentarios

  • mª pilar

    Uffff…

    El ser humano normal, sencillo… ¿tiene alguna oportunidad de que las cosas cambien?

    Como siempre… los poderosos ganaran la batalla.

    ¿A qué precio? Terrible.

    mª pilar

  • oscar varela

    Hola!

    Participo algunos “enlaces” (links) sobre teoría y técnica de GOLPES BLANDOS:

     
    1.- Latinoamérica sigue siendo el objetivo de los golpes blandos
    http://www.telesurtv.net/news/Latinoamerica-sigue-siendo-el-blanco-de-los-golpes-blandos-20150822-0012.html

     
    2.- Sharp y la Fundación Einstein sobre el Golpe Blando y el Golpe Suave… cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia!
    https://www.facebook.com/notes/ariel-basteiro/sharp-y-la-fundaci%C3%B3n-einstein-sobre-el-golpe-blando-y-el-golpe-suave-cualquier-p/529190150460216/

     
    3.- ¿Qué nos enseña la crisis brasileña?
    https://www.rebelion.org/noticia.php?id=210491 

     

    4.- Romper el silencio: ha empezado una guerra mundial

    https://www.rebelion.org/noticia.php?id=210514

     

  • oscar varela

    EL PMDB DEL VICEPRESIDENTE MICHEL TEMER CONFIRMO QUE ABANDONA LA COALICION DE GOBIERNO CON EL PT Y APUESTA AL IMPEACHMENT

     
    Una salida anunciada rumbo al golpe blando contra Dilma
    inal del formulario
    El Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera el vicepresidente Michel Temer,

    * rompió con la presidenta Dilma Rousseff y se declaró “independiente”,

    * incluso respecto a un posible juicio político contra la mandataria.

    La decisión fue tomada por unanimidad por la dirección nacional del PMDB, que ordenó además la entrega de todos los cargos que los afiliados a esa formación tienen en el Gobierno.

  • oscar varela

    Respuesta de un Cumpa brasilero a mi envío de la Entrevista anterior solicitando Info acerca de si el grave asunto estará incluido prioritariamente en el XXI Encuentro de Curas casados a realizarse en Brasilia, del 18 al 22 de enero de 2017:
    Oscar e amigos todos,
    (resposta a nível pessoal, não em nome do MFPC)
    Com certeza vamos, a nível de Diretoria Nacional do MFPC, discutir esse assunto.
    Se bem que as coisas nestes dias andam em altíssima velocidade e ainda faltam 9 meses para nosso XXI Encontro Nacional.
    Nós, aqui, agora, estamos contando não os dias, mas as horas.
    Gostei muito da Entrevista abaixo. Vão ao centro da questão.
    – Internamente, no Brasil, trata-se de uma luta de classes. Dos menos de 2% ricos que mandam de fato no Brasil, contra os 98% dos que, de fato, não têm voz nem poder de influência.
    Temos o Congresso mais conservador dos últimos 50 anos. Boa parte deles eleitos com o dinheiro da corrupção das grandes empreiteiras e cerca de 80 acusados de corrupção, muitos já com processos em andamento na Justiça.
    – Externamente, sobretudo por parte dos USA que cercou o Brasil de bases militares americanas, os donos do Petróleo, sobretudo as sete irmãs, não se conformam com o sucesso técnico da Petrobrás para exploração em água profundas em com a imensa quantidade de petróleo da área do Pré-Sal.
    E, com certeza, se o PMDB com o PSDB usurparem o poder, vão facilitar muito a entrada das sete irmãs e de outras na exploração do Pré-Sal. Já existe um Plano para isso elaborado pelo PSDB e pela direita brasileira para isso. E projetos de lei, nesse sentido, tramitando no Congresso.
    E mesmo que Dilma resista no Governo, não vai resistir à enorme pressão da Direita para abrir a Petrobras à exploração estrangeira.
    Temos políticos de alto gabarito lacaios do Mercado e dos USA: José Serra, Fernando Henrique Cardoso, Aécio, etc.
    Abraço
    Setor de Comunicação do MFPC
    PS. Não acredito na inocência de Lula em todos esses escândalos da Petrobrás, das Empreiteiras e de outro, mas também, não aceito que seja condenado violentando as leis, a Constituição e o devido e correto Processo civil e/ou criminal.
    Nem que se investigue só o PT, deixando de investigar muitos crimes dos governos anteriores.
    Infelizmente o PT se corrompeu e atraiçoou tantos milhões de Brasileiros que o levaram ao governo

  • oscar varela

    ENTREVISTA A FLORISVALDO FIER, ALTO REPRESENTANTE DEL MERCOSUR

    “Estados Unidos nunca perdonará al PT”

    Para el alto representante del Mercosur Florisvaldo Fier ya es hora de convocar al bloque como forma de frenar el avance golpista contra la presidenta Dilma Rousseff, un proceso comparable al que derrocó a Fernando Lugo hace cuatro años en Paraguay.

    * “La actual coyuntura brasileña debería ser analizada por los miembros del Mercosur a la luz de las cláusulas democráticas previstas en los protocolos Ushuaia I y Ushuaia II para garantizar la continuidad del orden democrático en el país.”

    * Dichas cláusulas fueron aplicadas al gobierno Federico Franco, el vicepresidente que saltó a jefe de Estado luego de derrocar a Lugo.

    * En Brasil se repiten los papeles de la saga paraguaya: aquí el rol de vicepresidente conspirador lo ejerce Michel Temer.

    –¿Qué grupos de interés de EE.UU. forman parte de la desestabilización?

    –Uno es del de las petroleras, ellos no aceptaron nunca que Petrobras sea el eje de la explotación de los pozos inmensos en la zona de “pre-sal” (aguas ultraprofundas).

    –¿Washington presiona para enterrar la actual política externa?

    –La actual y la que aplicaron los gobiernos del PT desde 2003. Por eso los grupos conservadores que están impulsando el quiebre institucional ya avisaron que retornarán al proyecto de apertura indiscriminada neoliberal, a buscar acuerdos como el Alca, aunque ya no sea posible recrear totalmente el Alca que fue derrotado por los presidente Lula, Kirchner, Chávez y otros aliados.

    –¿Vislumbra cambios geopolíticos si se impone la derecha golpista?

    –Una cosa va de la mano con la otra, nuevo sistema de gobierno, nueva diplomacia y nueva configuración geopolítica.

    Para ellos también es favorable este escándalo del “Petrolao”, porque así se debilita más a Petrobras. A ellos no les importa que se sancione a los corruptos, quieren manchar la imagen de Petrobras, perjudicando su valor de mercado, obligándola a achicar su plan de inversiones.

    –¿El golpe es irreversible?

    –No lo veo inevitable, los movimientos populares, el PT, muchos grupos están movilizándose porque no van a aceptar que se altere la normalidad institucional, que se quite del gobierno a una presidenta legítima.

    –¿Qué significa la presencia de Lula en el gobierno?

    –Una gran conquista. Cuando hablamos de Lula estamos hablando de un líder popular extraordinario que se comunica mejor que nadie con las bases y con los dirigentes de todos los partidos.

    Si al final de este proceso venciera el golpe, esto perjudicará a toda América Latina, Brasil tiene un tamaño y una importancia económica que contagiará a los países hermanos.

    ………………..

  • Gracias mil, Leonardo. Un abrazo desde Puerto Rico!

    Miguel

Deja un comentario