Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4873 Artículos. - 78276 Comentarios.

Derechos humanos

faus1.-   Los países más avanzados de la tierra, llevaron a Cuba ante el anciano de días, diciendo: “Señor Todopoderoso, hemos encontrado a este país en flagrante delito de violación de los derechos humanos. Tus profetas en la tierra enseñan que la mejor manera de cumplir la voluntad de Dios es respetar los derechos humanos; y que el que ofende a Dios merece un infierno. ¿Qué debemos hacer?”.

El Anciano de días seguía mirando hacia el infinito sin decir nada. Los acusadores se impacientaron: “parece que ni se ha enterado, es que ya chochea; mejor sería prescindir de Él”… Pero insistieron educadamente: “¿qué hacemos Señor?”. Entonces el Anciano de días se volvió hacia ellos y, con una sonrisa desarmada y desarmante, les dijo: “el que de vosotros respete los derechos humanos, que le tire la primera piedra”.

Entonces los más viejos comenzaron a pensar. EEUU se decía: “la ofensiva  terrorista que emprendimos contra Irak, o esa base de Guantánamo, y el bloqueo de la isla son una clara violación de derechos humanos; también es cierto que Arabia Saudí quebranta esos derechos mucho más que Cuba, y nunca la hemos denunciado, sino que comerciamos con ellos y hasta les ayudamos en la guerra contra Yemen”… Y optó por irse retirando lentamente.

La anciana Europa pensaba: “no sé si habrá querido aludir a la barbarie que hemos hecho con los refugiados de Siria y demás; quizá será mejor hacer discretamente mutis por el foro”. Y hasta España, cuyo gobierno se había mostrado tan hostil a Cuba, sabía allá en el fondo de su conciencia que tanto la llamada “ley mordaza”, como la reforma laboral de que tanto presumía, pisoteaban derechos humanos de la primera y de la segunda generación. Y optó también por retirarse explicando que, con haber llevado a Cuba ante el juicio divino, ya habían obtenido lo que querían y que no hacía falta más…

Poco a poco fueron desapareciendo los acusadores, hasta que el Señor de la historia se quedó solo con Cuba ante Él. “¿Dónde están tus acusadores?”, le preguntó. “¿Ninguno te ha condenado?”. “Ninguno Señor” respondió Cuba. “Pues yo tampoco te condeno”, le dijo el Anciano de días. “Vete en paz; y procura respetar todos los derechos humanos que pisoteas”.

Es fácil descubrir que ese relato es una parodia casi literal de otra escena del evangelio de san Juan (cap. 8). He elegido esa parodia porque resulta que en algunos manuscritos de dicho evangelio, no figura esa escena de la mujer adúltera, o ha sido arrancada. Los investigadores sospechan que esa desaparición obedece al hecho de que la escena provocó muchos escándalos en la iglesia antigua. Y los inquisidores interesados de siempre optaron, como suelen hacer, por negarle la existencia.

Dicho esto, volvamos al problema de los derechos humanos.

2.- Habitualmente se clasifican esos derechos por “generaciones” según la fecha en que aparecieron. La primera generación incluye los derechos de la revolución francesa: de reunión, libertad de expresión, libertad religiosa etc. Son derechos políticos y con ellos se abre la Declaración Universal de los derechos humanos de 1948. Los de la segunda generación se fueron gestando tras la primera guerra mundial, ante la experiencia de lo insuficiente de la primera generación para una vida humana digna, y para la igualdad y la fraternidad, proclamadas ya en la revolución francesa: son derechos socioeconómicos (trabajo digno, educación, asistencia médica, prestación por desempleo…) y están recogidos también en la Declaración Universal, a continuación de los anteriores (artículos 22-27). Si no me equivoco, y paradójicamente, fue el presidente F. Roosevelt quien los propuso y quien más luchó por ellos. Pero fue en Europa donde más cuajaron y donde más se intentó ponerlos en práctica. Sospecho que eso fue lo que dio a Europa gran prestigio y cierta aureola modélica, aunque ahora esa misma Europa los está desmantelando tácitamente.

3.- Hay otras “generaciones” pero no interesan ahora. La distinción que acabo de exponer puede ayudar a comprender algo de lo que pasó en la visita de Obama a Cuba, reconociendo que ha sido magnífico el que se pudieran decir públicamente tantas cosas como se han oído. La Cuba de Baptista que era una especie, no ya de “patio trasero”, sino de “burdel trasero” de Estados Unidos, no respetaba ni los de la primera ni los de la segunda generación. La revolución se dedicó, lógicamente, a estos últimos y hay que reconocerle éxitos llamativos en este campo, a pesar del criminal bloqueo. La medicina cubana se había ganado un respeto universal. Y el mismo Obama, con su buena voluntad, reconoció públicamente la calidad educativa de los jóvenes que se entrevistaron con él. Tengo una amiga cubana, negra como la pez, residente aquí, que me dijo una vez: “Uds. digan lo que quieran de Castro; pero yo debo reconocer que a los negros nos ha tratado muy bien” (y no sé si en el modo de decirlo había una alusión a los negros de EEUU).

Pero hay una ley evidente en la historia: lo que se ha recibido desde la infancia sin esfuerzo, acaba pareciendo cosa tan natural que deja de ser apreciado (o sólo se valorará cuando se haya perdido). Entonces uno tiende a valorar y desear aquello que no tiene: una revolución que, satisfechos los derechos socioeconómicos de la segunda generación, no consigue renovarse hacia derechos políticos de la primera, estará amenazada de esclerosis múltiple. Por ahí iba la razón de Obama, a pesar de esa otra ley que también vige en nuestro mundo: muchos se aprovechan reclamando los derechos de la primera generación, para pisotear los de la segunda; y la libertad que reclaman es una libertad para oprimir o para ser egoístas.

A su vez, EEUU pisotea los derechos de la primera generación, simplemente porque son incompatibles con el sistema económico, que saca toda su espectacular eficacia del irrespeto a todos esos derechos (de trabajo digno, educación, salud pública…). Es, como ha dicho Francisco, un sistema “que mata”,  por mucho que el señor Trump se sintiera ofendido cuando el obispo de Roma le dijo que sus propuestas no era cristianas. Los fracasos de Obama en su intento de reforma sanitaria o en su promesa de cerrar Guantánamo, son el mejor ejemplo de ello.

4.- En este contexto, la expresión de “presos políticos” pierde su sentido. Y es muy significativo que eso no lo percibiera el periodista que preguntó por ellos. Raúl Castro pudo decir, con sus dosis de hipocresía, que no hay en Cuba presos políticos; claro está: teóricamente son sólo gente que ha quebrantado unas leyes del país. Pero el problema está en que esas leyes son injustas y contrarias a los derechos humanos. Y el problema crece: porque, si Europa y EEUU no quieren ser igualmente hipócritas, habrán de reconocer que también ellos tienen presos políticos: si un norteamericano va a la cárcel por destruir los archivos de reclutas de Vietnam (como le ocurrió al cura  católico Ph. Berrigan), o por intentar liberar a algún preso de Guantánamo, será un preso político. Y si un español va a la cárcel por quebrantar nuestra ley mordaza o nuestra ley de reforma laboral, será también un preso “político”, por más que el PP lo niegue.

5.- En conclusión, el problema de los derechos humanos debería obligarnos a todos a hacer un serio examen de conciencia, más que a tomarlos como un arma contra nadie. Porque no estamos sin pecado. Los derechos humanos han de ser respetados todos: con una cierta primacía que daría de entrada más importancia a los de la segunda generación; pero sin que esta primacía sirva de excusa para olvidar los demás. Con el agravante de que los de la primera generación nos afectan a nosotros, los privilegiados de la tierra y, por eso, tendemos a fijarnos más en ellos. Los de la segunda generación afectan a los parias y las víctimas que son la mayoría de la población mundial pero “no son de los nuestros”. Por eso tendemos a darles menos importancia aunque son más importantes: los primeros se los exigimos a los gobiernos; los segundos los dejamos en manos del mercado.

Y así van…

(22.03.16)

6 comentarios

  • olga larrazabal

    En todo devenir histórico, especialmente en los de quiebre, hay diferentes puntos de vista como para agarrarse a pedradas entre todos.

    Así mi punto de vista, que es el siguiente, puede que me lleve a cosechar alguna pedrada.

    Aquí en Chile, el gobierno de Allende, por las razones que fuere, nos tenía a muchos bastante aburridos.  El exceso de ideología, el derroche de insultos, las expropiaciones no justificables, los discursos desorbitados llamando a la revolución, el sectarismo revolucionario etc.   Todo el ambiente era de un sarampión revolucionario que no nos llevaba a ningún lado.  Ese es el primer acto de la tragedia y duró menos de 3 años, y que podría haberse resuelto esperando las elecciones siguientes, o con un plebiscito.  Pero claro, hubo otros que querían sangre a como fuere, porque tenían otros planes.

    Pero  todas las boludeces que hizo ese gobierno, no justifican el golpe militar hecho con ira y ensañamiento con la población civil, la intervención de USA financiando el caos, y el quiebre institucional que permitió la instauración de un sistema neoliberal, previo paso de repartirse un grupo, los activos del país.  Ese es el segundo acto de la tragedia, que duro 16 años.

    Y el tercer acto de la tragedia que dura hasta hoy día y que ha durado 27 años es la de la supuesta instauración de una democracia, manejada en parte por los mismo que se mandaban unos discursos revolucionarios en tiempos de Allende, llamando a las armas y “a la destrucción de la burguesía para el logro del poder total”. Como me dijo un Ministro de Allende, que se fue exiliado y ahora es millonario en dólares y se ríe de las “viudas de Allende” y se pasea por el mundo con los poderosos de la casta tradicional de Chile, en amable contubernio, además de ser amigo de Felipe González y Cía, S.A.

    En estos gobiernos se ha desmantelado el Estado chileno, y se ha vendido todo lo vendible a empresas transnacionales.

    La historia es tan cabrona como este drama y no le vemos mucha salida.

    Espero que Cuba tenga una salida digna, y el sufrimiento no haya sido en vano.  Porque USA no perdona al piojo que se reveló contra su ideología, y no va a reconocer jamás sus intervenciones.

    Ahí está Obama visitando Argentina en el 40 aniversario del golpe de Estado que con el Plan Condor barrió a la juventud argentina.  Y más de alguien le tiene que haber advertido que la fecha era altamente inconveniente, incluso insultante para muchos argentinos.

     

  • Antonio Gómez

    Comparto tu exposición, José Ignacio. Hoy sin discrepancias. Y digo esto porque hace unos días, en otro medio, anoté alguna. El que no quiera entenderte, allá él. Lo que has escrito aquí, para mi, es esclarecedor y es evangélico. Gracias.

  • mª pilar

    ¡Gracias J.I. González Faus!

    Por un art. lleno de sentido común y un deseo … que de verdad nos convoque a toda persona de buena voluntad y corazón entrañable.

    Cuestión cada día más olvidada, encubierta bajo cristales de distintos colores y una razón que rompe todos los esquemas.

    El derecho a una vida digna en todos los lugares del mundo.

    ¿Sería sencillo verdad?

    Resulta todo lo contrario … ante un mayor deseo de poseer … a cualquier precio… nos olvidamos que todo ser nacido tiene los mismos derechos y deberes para el mundo que les rodea.

    ¡Poderoso es d. dinero, d. poder. d. d. ego personal!  Y así nos va.

    ¡Gracias!

    mª pilar

     

     

  • Santiago

    HA SIDO SIEMPRE OFENSIVO llamar a una nación el “burdel trasero” de otra…No se me ocurriría a mi llamárselo a ningún otra, ni siquiera a España bajo la dominación islámica o a Francia bajo la ocupación Nazi o a Alemania bajo los Comunistas…Como cubano que viví en la Cuba Republicana, y bajo la dictadura (no de Baptista) sino bajo las dictaduras de Fulgencio BATISTA y de los hermanos Castro Ruz, quiero constatar aquí que esta afirmación es totalmente FALSA, a pesar de que nunca, ni mi extensa familia y yo, fuimos defensores de ninguna dictadura, sean de derechas o de izquierda.  Jamás nos sentimos pertenencia de USA, jamás la capital de Cuba fue dominio de nadie, jamás nuestras leyes y nuestra manera de vivir se asemejaban a los del Norte, jamás los millonarios americanos degradaron a Cuba de la manera que ha sido degradada por la presente dictadura castrista…

    Fulgencio Batista interrumpió el proceso democrático con su golpe de Estado de 1950, que fue repudiado por la mayoría del pueblo cubano, incluyéndome a mi y a mi familia. A pesar de todo, el nivel de vida de los cubanos -cuando Castro se apoderó del poder en 1959- era uno de los mas altos de toda América, incluyendo a USA, cuando el peso cubano era equivalente al dólar y en ocasiones más alto que el dólar, y circulaban los dólares junto con el resto de la moneda nacional.

    Cuba no fue una propiedad americana, ni aun en tiempo de los dictadores cubanos mas notables…Pero la influencia de USA en Cuba era imposible de evitar siendo nosotros una nación entonces de solo 7 millones de personas…Sin embargo, recuerdo que todo el mundo ansiaba trabajar en una empresa americana pues pagaban lo mejores salarios y ofrecían, entonces , los mejores beneficios…

    SI USA intervino negativamente en los asuntos cubanos cuando forzó su entrada en la Guerra de Independencia que comenzamos los cubanos en 1895, y que fue sin duda para su propia ventaja,… sin embargo por mucho tiempo gozamos de libertad de expresión, de relativa paz, de prosperidad, de elecciones libres,……. hasta 1959. Entonces los hermanos Castros nos vendieron a la URSS, después que Fidel  sostuvo la mentira de su devoción a la teoría nacionalista con el lema de que la revolución cubana era “tan verde y tan cubana como las palmas”. Sin embargo, al cumplirse mas o menos el primer año de asumir el poder se declaró en la TV como marxista-leninista…El engaño fue devastador para todos los jóvenes que esperábamos una “verdadera revolución” pero nuestra, no rusa…Pero no fue así…Cuba fue sumida en la ruina y destruída, no por el embargo económico que es otro mito falso, sino por la política nefasta de Fidel y Raúl Castro…La educación pública gratis prácticamente ya existía en la Cuba donde yo nací…El propósito de hacerla dependiente totalmente del Estado fue, principalmente, para controlar y adoctrinar en la doctrina marxista y reformar los libros de historia para adaptarlos a los ideales de la “revolución”. Hoy la gran mayoría del pueblo cubano no cree en un sistema que ha destruído todo un pueblo, de lo cual yo soy un testigo viviente, junto con una legión de amigos y compañeros de colegio…Los hospitales gratis estuvieron bien mientras la Unión Soviética pudo sostenerlos..pero NO en la presente situación empobrecida de la Isla…ahora la medicina esta empobrecida…y los hospitales carecen de todo.

    No soy pro-imperialista americano, no me considero que puedo simpatizar con ningún tipo de imperialismo, y reconozco los errores de USA..Sin embargo, en Europa y en el mundo estaríamos hablando “alemán” y bajo el imperio nazi, si no hubiera sido por la intervención americana en la Guerra Mundial, particularmente en Europa donde tanto se odia a EE:UU. No son ellos santos…Pero el imperialismo de los hermanos Castro y la dictadura maoista anacrónica de Cuba supera con mucho cualquier otro.

    Por eso, hay libertades y libertades de expresión. La de Cuba, parodiando a Ignacio de Loyola, es “sentir con el gobierno” y si no piensas y sientes con el, y ejecutas su ideología, has cometido una falta grave, digna de castigo y prisión. Los ideales revolucionarios van en primer lugar. Y TODO lo demás es secundario

    Es por eso que Raul Castro se turbó en gran manera, ayer, a la pregunta de “si había presos políticos en Cuba”. Se quedó en pánico y tuvo una salida muy propia de los Castro que siempre han negado furiosamente la realidad de su régimen y se mantienen en el pasado. La realidad ES que los prisioneros políticos “oficiales ” son 79 en la lista del periodista mejicano Jorge Ramos…Pero hay miles en la mazmorras cubanas que está allí como presos “comunes” víctimas de la mentira de la ley cubana, creada por la “revolución”, en un régimen que vive de la mentira de la propaganda y no admite ninguna disensión.

    Por eso, Obama, hoy en La Habana citó a Martí, autor de nuestra independencia, “La libertad es el derecho de todo hombre a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía”. Y  Obama dijo mas “Creo que cada persona debe ser igual ante la ley. Creo que los ciudadanos deben tener la libertad de decir lo que piensan sin miedo de organizarse y criticar a su Gobierno, y de protestar pacíficamente; y que el Estado de Derecho no debe incluir detenciones arbitrarias de las personas que ejercen esos derechos. Creo que cada persona debe tener la libertad de practicar su religión en paz y públicamente. Y, si, creo que los electores deben poder elegir a sus gobiernos en elecciones libres y democráticas. Creo que los Derechos Humanos son universales. Creo que son los derechos del pueblo estadounidense, del pueblo de Cuba, y de las personas del mundo”.

    Esas palabras, junto con otras, señalando también los grandes problemas económicos, raciales, políticos de EEUU, dichas delante de uno de los grandes dictadores que quedan en el mundo, es una verdadera hazaña.

    No soy partidario de Obama, pero hoy, solo por hoy, le doy un voto, uno solo.

    Un saludo cordial   de Santiago Hernández

  • Santiago

    HA SIDO SIEMPRE OFENSIVO llamar a una nación el “burdel trasero” de otra…No se me ocurriría a mi llamárselo a ningún otra, ni siquiera a España bajo la dominación islámica o a Francia bajo la ocupación Nazi o a Alemania bajo los Comunistas…Como cubano que viví en la Cuba Republicana, y bajo la dictadura (no de Baptista) sino bajo las dictaduras de Fulgencio BATISTA y de los hermanos Castro Ruz, quiero constatar aquí que esta afirmación es totalmente FALSA, a pesar de que nunca, ni mi extensa familia y yo, fuimos defensores de ninguna dictadura, sean de derechas o de izquierda.  Jamás nos sentimos pertenencia de USA, jamás la capital de Cuba fue dominio de nadie, jamás nuestras leyes y nuestra manera de vivir se asemejaban a los del Norte, jamás los millonarios americanos degradaron a Cuba de la manera que ha sido degradada por la presente dictadura castrista…

    Fulgencio Batista interrumpió el proceso democrático con su golpe de Estado de 1950, que fue repudiado por la mayoría del pueblo cubano, incluyéndome a mi y a mi familia. A pesar de todo, el nivel de vida de los cubanos -cuando Castro se apoderó del poder en 1959- era uno de los mas altos de toda América, incluyendo a USA, cuando el peso cubano era equivalente al dólar y en ocasiones más alto que el dólar, y circulaban los dólares junto con el resto de la moneda nacional.

    Cuba no fue una propiedad americana, ni aun en tiempo de los dictadores cubanos mas notables…Pero la influencia de USA en Cuba era imposible de evitar siendo nosotros una nación entonces de solo 7 millones de personas…Sin embargo, recuerdo que todo el mundo ansiaba trabajar en una empresa americana pues pagaban lo mejores salarios y ofrecían, entonces , los mejores beneficios…

    SI USA intervino negativamente en los asuntos cubanos cuando forzó su entrada en la Guerra de Independencia que comenzamos los cubanos en 1895, y que fue sin duda para su propia ventaja,… sin embargo por mucho tiempo gozamos de libertad de expresión, de relativa paz, de prosperidad, de elecciones libres,……. hasta 1959. Entonces los hermanos Castros nos vendieron a la URSS, después que Fidel  sostuvo la mentira de su devoción a la teoría nacionalista con el lema de que la revolución cubana era “tan verde y tan cubana como las palmas”. Sin embargo, al cumplirse mas o menos el primer año de asumir el poder se declaró en la TV como marxista-leninista…El engaño fue devastador para todos los jóvenes que esperábamos una “verdadera revolución” pero nuestra, no rusa…Pero no fue así…Cuba fue sumida en la ruina y destruída, no por el embargo económico que es otro mito falso, sino por la política nefasta de Fidel y Raúl Castro…La educación pública gratis prácticamente ya existía en la Cuba donde yo nací…El propósito de hacerla dependiente totalmente del Estado fue, principalmente, para controlar y adoctrinar en la doctrina marxista y reformar los libros de historia para adaptarlos a los ideales de la “revolución”. Hoy la gran mayoría del pueblo cubano no cree en un sistema que ha destruído todo un pueblo, de lo cual yo soy un testigo viviente, junto con una legión de amigos y compañeros de colegio…Los hospitales gratis estuvieron bien mientras la Unión Soviética pudo sostenerlos..pero NO en la presente situación empobrecida de la Isla…ahora la medicina esta empobrecida…y los hospitales carecen de todo.

    No soy pro-imperialista americano, no me considero que puedo simpatizar con ningún tipo de imperialismo, y reconozco los errores de USA..Sin embargo, en Europa y en el mundo estaríamos hablando “alemán” y bajo el imperio nazi, si no hubiera sido por la intervención americana en la Guerra Mundial, particularmente en Europa donde tanto se odia a EE:UU. No son ellos santos…Pero el imperialismo de los hermanos Castro y la dictadura maoista anacrónica de Cuba supera con mucho cualquier otro.

    Por eso, hay libertades y libertades de expresión. La de Cuba, parodiando a Ignacio de Loyola, es “sentir con el gobierno” y si no piensas y sientes con el, y ejecutas su ideología, has cometido una falta grave, digna de castigo y prisión. Los ideales revolucionarios van en primer lugar. Y TODO lo demás es secundario

    Es por eso que Raul Castro se turbó en gran manera, ayer, a la pregunta de “si había presos políticos en Cuba”. Se quedó en pánico y tuvo una salida muy propia de los Castro que siempre han negado furiosamente la realidad de su régimen y se mantienen en el pasado. La realidad ES que los prisioneros políticos “oficiales ” son 79 en la lista del periodista mejicano Jorge Ramos…Pero hay miles en la mazmorras cubanas que está allí como presos “comunes” víctimas de la mentira de la ley cubana, creada por la “revolución”, en un régimen que vive de la mentira de la propaganda y no admite ninguna disensión.

    Por eso, Obama, hoy en La Habana citó a Martí, autor de nuestra independencia, “La libertad es el derecho de todo hombre a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía”. Y  Obama dijo mas “Creo que cada persona debe ser igual ante la ley. Creo que los ciudadanos deben tener la libertad de decir lo que piensan sin miedo de organizarse y criticar a su Gobierno, y de protestar pacíficamente; y que el Estado de Derecho no debe incluir detenciones arbitrarias de las personas que ejercen esos derechos. Creo que cada persona debe tener la libertad de practicar su religión en paz y públicamente. Y, si, creo que los electores deben poder elegir a sus gobiernos en elecciones libres y democráticas. Creo que los Derechos Humanos son universales. Creo que son los derechos del pueblo estadounidense, del pueblo de Cuba, y de las personas del mundo”.

    Esas palabras, junto con otras, señalando también los grandes problemas económicos, raciales, políticos de EEUU, dichas delante de uno de los grandes dictadores que quedan en el mundo, es una verdadera hazaña.

    No soy partidario de Obama, pero hoy, solo por hoy, le doy un voto, uno solo.

    Un saludo cordial   de Santiago Hernández

  • Santiago

    HA SIDO SIEMPRE OFENSIVO llamar a una nación el “burdel trasero” de otra…No se me ocurriría a mi llamárselo a ningún otra, ni siquiera a España bajo la dominación islámica o a Francia bajo la ocupación Nazi o a Alemania bajo los Comunistas…Como cubano que viví en la Cuba Republicana, y bajo la dictadura (no de Baptista) sino bajo las dictaduras de Fulgencio BATISTA y de los hermanos Castro Ruz, quiero constatar aquí que esta afirmación es totalmente FALSA, a pesar de que nunca, ni mi extensa familia y yo, fuimos defensores de ninguna dictadura, sean de derechas o de izquierda.  Jamás nos sentimos pertenencia de USA, jamás la capital de Cuba fue dominio de nadie, jamás nuestras leyes y nuestra manera de vivir se asemejaban a los del Norte, jamás los millonarios americanos degradaron a Cuba de la manera que ha sido degradada por la presente dictadura castrista…

    Fulgencio Batista interrumpió el proceso democrático con su golpe de Estado de 1950, que fue repudiado por la mayoría del pueblo cubano, incluyéndome a mi y a mi familia. A pesar de todo, el nivel de vida de los cubanos -cuando Castro se apoderó del poder en 1959- era uno de los mas altos de toda América, incluyendo a USA, cuando el peso cubano era equivalente al dólar y en ocasiones más alto que el dólar, y circulaban los dólares junto con el resto de la moneda nacional.

    Cuba no fue una propiedad americana, ni aun en tiempo de los dictadores cubanos mas notables…Pero la influencia de USA en Cuba era imposible de evitar siendo nosotros una nación entonces de solo 7 millones de personas…Sin embargo, recuerdo que todo el mundo ansiaba trabajar en una empresa americana pues pagaban lo mejores salarios y ofrecían, entonces , los mejores beneficios…

    SI USA intervino negativamente en los asuntos cubanos cuando forzó su entrada en la Guerra de Independencia que comenzamos los cubanos en 1895, y que fue sin duda para su propia ventaja,… sin embargo por mucho tiempo gozamos de libertad de expresión, de relativa paz, de prosperidad, de elecciones libres,……. hasta 1959. Entonces los hermanos Castros nos vendieron a la URSS, después que Fidel  sostuvo la mentira de su devoción a la teoría nacionalista con el lema de que la revolución cubana era “tan verde y tan cubana como las palmas”. Sin embargo, al cumplirse mas o menos el primer año de asumir el poder se declaró en la TV como marxista-leninista…El engaño fue devastador para todos los jóvenes que esperábamos una “verdadera revolución” pero nuestra, no rusa…Pero no fue así…Cuba fue sumida en la ruina y destruída, no por el embargo económico que es otro mito falso, sino por la política nefasta de Fidel y Raúl Castro…La educación pública gratis prácticamente ya existía en la Cuba donde yo nací…El propósito de hacerla dependiente totalmente del Estado fue, principalmente, para controlar y adoctrinar en la doctrina marxista y reformar los libros de historia para adaptarlos a los ideales de la “revolución”. Hoy la gran mayoría del pueblo cubano no cree en un sistema que ha destruído todo un pueblo, de lo cual yo soy un testigo viviente, junto con una legión de amigos y compañeros de colegio…Los hospitales gratis estuvieron bien mientras la Unión Soviética pudo sostenerlos..pero NO en la presente situación empobrecida de la Isla…ahora la medicina esta empobrecida…y los hospitales carecen de todo.

    No soy pro-imperialista americano, no me considero que puedo simpatizar con ningún tipo de imperialismo, y reconozco los errores de USA..Sin embargo, en Europa y en el mundo estaríamos hablando “alemán” y bajo el imperio nazi, si no hubiera sido por la intervención americana en la Guerra Mundial, particularmente en Europa donde tanto se odia a EE:UU. No son ellos santos…Pero el imperialismo de los hermanos Castro y la dictadura maoista anacrónica de Cuba supera con mucho cualquier otro.

    Por eso, hay libertades y libertades de expresión. La de Cuba, parodiando a Ignacio de Loyola, es “sentir con el gobierno” y si no piensas y sientes con el, y ejecutas su ideología, has cometido una falta grave, digna de castigo y prisión. Los ideales revolucionarios van en primer lugar. Y TODO lo demás es secundario

    Es por eso que Raul Castro se turbó en gran manera, ayer, a la pregunta de “si había presos políticos en Cuba”. Se quedó en pánico y tuvo una salida muy propia de los Castro que siempre han negado furiosamente la realidad de su régimen y se mantienen en el pasado. La realidad ES que los prisioneros políticos “oficiales ” son 79 en la lista del periodista mejicano Jorge Ramos…Pero hay miles en la mazmorras cubanas que está allí como presos “comunes” víctimas de la mentira de la ley cubana, creada por la “revolución”, en un régimen que vive de la mentira de la propaganda y no admite ninguna disensión.

    Por eso, Obama, hoy en La Habana citó a Martí, autor de nuestra independencia, “La libertad es el derecho de todo hombre a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía”. Y  Obama dijo mas “Creo que cada persona debe ser igual ante la ley. Creo que los ciudadanos deben tener la libertad de decir lo que piensan sin miedo de organizarse y criticar a su Gobierno, y de protestar pacíficamente; y que el Estado de Derecho no debe incluir detenciones arbitrarias de las personas que ejercen esos derechos. Creo que cada persona debe tener la libertad de practicar su religión en paz y públicamente. Y, si, creo que los electores deben poder elegir a sus gobiernos en elecciones libres y democráticas. Creo que los Derechos Humanos son universales. Creo que son los derechos del pueblo estadounidense, del pueblo de Cuba, y de las personas del mundo”.

    Esas palabras, junto con otras, señalando también los grandes problemas económicos, raciales, políticos de EEUU, dichas delante de uno de los grandes dictadores que quedan en el mundo, es una verdadera hazaña.

    No soy partidario de Obama, pero hoy, solo por hoy, le doy un voto, uno solo.

    Un saludo cordial   de Santiago Hernández

Deja un comentario