Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4954 Artículos. - 79570 Comentarios.

Mensaje del papa después del Sínodo

ArregiProsigue en Roma el Sínodo sobre la familia, aunque haya decaído notablemente el interés mediático, siempre tan voluble. Lleva dos semanas, y aún queda la tercera. Luego corresponderá al papa elaborar y publicar su Exhortación Apostólica Postsinodal. Eso llegará dentro de unos meses, pero el otro día soñé que decía así:

“El papa Francisco a mis hermanas y hermanos católicos del mundo entero. Os deseo la paz de Jesús. Ella nos une en la diversidad del Espíritu como una familia.

No os oculto mi incomodidad al dirigirme a vosotros como papa, pues no me elegisteis ni directa ni indirectamente, ni tampoco elegisteis a quienes me eligieron. Son cosas de la historia, no del evangelio. ¡Ojalá esto cambie pronto y deje la Iglesia de ser jerárquica, piramidal, y sea un signo de la humanidad fraterna que Jesús soñó! Mientras tanto, os hablo como hermano, sin otra autoridad que la que queráis reconocerme.

Incómodo me sentí también con el Sínodo de la Familia, que yo mismo convoqué y que congregó en Roma a tantos obispos que no conocen los gozos y las angustias de las familias de hoy, familias de carne y hueso, familias reales, familias diversas. Tan diversas que no caben en los esquemas del Catecismo que seguimos enseñando, ni en los cánones de Derecho Canónico tan frío que seguimos imponiendo en nombre de Dios. Perdonadnos.

Comprendo muy bien vuestro asombro y protesta al ver que, mientras vuestras familias sufren tantas penurias, desde todos los rincones de la tierra se reunían aquí durante tres semanas 400 personas, cómodamente instaladas, entre ellas 270 cardenales, obispos y religiosos, solo ellos dotados de voz y voto. Perdonadnos. Tal vez tenía razón la viñeta que firmaba por aquellos días ‘El Roto’ en un periódico español: ‘Resucitar a los muertos es fácil. Lo difícil es resucitar a la Iglesia’. Lo diría, supongo, porque mira a la Iglesia como a un muerto que no quiere resucitar, que prefiere seguir siendo pieza de museo, fósil de la vida que un día inspiró formas vivas que ya no viven ni hacen vivir.

No sé si debí convocar este Sínodo. Os confieso mi decepción a la vista de sus propuestas finales. ¡Tanta pompa y tanto gasto, tanta palabra para eso! Pero no quiero mirar atrás. Quiero mirar adelante y dar un paso al futuro. Quiero arriesgarlo todo, y sobre todo el poder absoluto que el Derecho Canónico y los obispos me reconocen todavía. Lo hago justamente porque no me parece un poder evangélico y ya no creo en él. Creo en la vida. Amo a Jesús. Me siento libre, y no tengo miedo ni nada que perder.

He meditado mucho sobre los dos temas que más interés y debate suscitaron entre los padres sinodales y en los medios de comunicación. Me refiero a la unión de gais y lesbianas por un lado y a la comunión de los divorciados vueltos a casar por otro. Yo mismo promoví la discusión. Con la mejor voluntad, propuse que la Iglesia manifestara públicamente misericordia y respeto para con los homosexuales, pues no somos quién para juzgarles, y que los divorciados vueltos a casar pudieran comulgar en la mesa de Jesús siempre que cumplieran tres condiciones: arrepentimiento, confesión ante su obispo y propósito de no reincidir. Hoy me arrepiento de haber hablado en esos términos ofensivos y humillantes para homosexuales y divorciados, pues equivale a tratarlos como culpables. Es injusto, y contrario al evangelio. Les pido perdón. No les debemos una palabra de conmiseración, ni solo de respeto, sino de pleno reconocimiento.

Por eso, en nombre de Jesús y de la Iglesia, declaro que el amor homosexual es tan santo y bendito como el heterosexual, y lo bendigo de todo corazón como sacramento del Amor o de Dios. Y declaro que el amor humano quisiera ser pleno y eterno, sí, pero es sin embargo frágil, y que cuando, por los motivos que fueren, un matrimonio se rompe por dentro sin remedio, deja de ser matrimonio, y que buscar entonces probar la nulidad canónica para salvar la indisolubilidad teórica es un artificio indigno, y que un nuevo matrimonio de divorciados, en la medida en que el amor les mueve, es igualmente santo, sacramento de Dios o del Amor, y yo lo bendigo.

Hermanas, hermanos, basta ya. Empecemos de nuevo. Os bendigo a todos y os pido vuestra bendición. Vivid en paz. Vuestro hermano Francisco, papa todavía”.

(Publicado en DEIA y en los diarios del Grupo Noticias el 18 de Octubre de 2015)

8 comentarios

  • olga larrazabal

    Hola Rodrigo:  Muy acertadas tus recomendaciones.  Ojalá Francisco fuera de ser inteligente y tener una enorme inteligencia emocional, sea lo suficientemente buen estratega como para centrar sus esfuerzos en los grupos que valen la pena, y que todavía no han abandonado a la IC.

    Las nueva generaciónes de mujeres, estamento que era la retaguardia de mantención  del sistema, no está preocupada de que sus hijos sigan siendo católicos. Y esto es porque está tomando consciencia de que la IC la usa como para hacer número, sin preocuparse en realidad de sus problemas de género tales como embarazos no deseados, violaciones, esclavitud sexual, abandono por parte de los padres de las creaturas, no reconocimiento de su potencial para ser miembros activos de la organización de la Iglesia o su capacidad hacer Teología .

    Además  y sobre todo por la idea de que deben resignarse a ser víctimas en aras de la humanidad, insistiendo en preferir la vida vegetativa de los cigotos antes que la vida humana de ellas, lo cual es un insulto.  Y lo que consideramos un insulto, en vez de reconocerlo como tal, anatemizarlo hablando de la Ideología de Género, como si fuera una perversión.

    Divertidísimo y muy ilustrativo el video de la canción mexicana.

  • Rodrigo Olvera

    No habrá renovación de las iglesias cristianas sin la capacidad de soñar, y no hay que minimizar la importancia de estos sueños como orientadores del lugar hacia el que se quiere llegar. Pero, parafraseando la canción  “No, no, no basta soñar, hacen falta muchas cosas para las iglesias renovar“.

     

    Entre las muchas cosas que faltan, en mi -no-tan-humilde-opinión, es el poner un más afinado e intencional análisis y estratregia sociológica a los esfuerzos de renovación. Con frecuencia me da la impresión de excesiva ingenuidad en personas y grupos que buscan la renovación del catolicismo como cultura y la iglesia católica como institución. He visto sólo un intento de análisis de correlación de fuerzas eclesiales riguroso, de hace muchos años, por J. B. Libanio  (y su análisis de las tendencias a que conducía dicha correlación fue certero).

     

    En el caso del momento actual… si no hay una identificación de las oportunidades de avance estratégico de los grupos “renovadores”, una adecuada caracterización de dichas oportunidades , de qué actores eclesiales tienen capacidad de aprovecharlas y de lo que requieren para aprovecharlas… es muy probable que dichas oportunidades terminen desperdiciándose, como ocurrió posteriormente al “momento” creado por el Concilio Vaticano II.  La ventana de oportunidad no durará siempre, y cada vez queda menos tiempo.

     

    Si no se emprenden las tareas para aprovechar las (todavía existentes al día de hoy) oportunidades para avanzar e institucionalizar las visiones (sueños) de los grupos renovadores, podrá terminar aplicándose a tales grupos la famosa canción mexicana A qué le tiras cuando sueñas mexicano

     

    Abrazos y esperanzas

  • Antonio Rejas

    Todo lo que se dice es la expresión de los mejores deseos para el cambio de actitud de los obispos que dirigen la iglesia formada por los seguidores de Jesús. Los obispos actúan como si la iglesia fuera una empresa y ellos los ejecutivos que tiene poder para imponer las normas a seguir, Y. además, quieren basar su poder en el evangelio, cuyo protagonista jamás ejerció poder alguno.

    Me identifico con todo lo expuesto, sobre todo con el párrafo “No sé si debí convocar este Sínodo……”, porque el ejercicio del poder dentro de la iglesia de Jesús es antievangélico. Ojalá los deseos de José Arregui sean realidad algún día.

  • daniel leal

     
                     Sembradores de sueños 

    Los sembradores de sueños son aquellos que inspiran a otros… aquellos que siembran en ti el deseo de seguir adelante…
     Para poder ser un buen sembrador de sueños debes pensar que la semilla sembrada dara fruto en algun momento…
    Somos sembradores de sueños en los que nos rodean.
    Muchos piensan que debemos ser realistas y pensar que la semilla que sembramos no dará los frutos deseados.
    Pero esto no es así.
     Los sembradores de sueños estamos convencidos de que la semilla dará frutos.
    Nuestra fe es inquebrantable, la que nos sustenta en los períodos difíciles de la sequía infértil que provoca la incomprensión y la intolerancia que vive el mundo de hoy.
    Es esa fe la que nos mantiene enfocado en sus esfuerzos para que la semilla germine, no importa lo que los incrédulos y pesimistas puedan decir.Para tener exito en esta encomienda hay que cerrar los ojos a las decepciones de la realidad y creer que todas las semillas resistirán el embate de las inclemencias del tiempo.
    Solo le basta el convencimiento de que la mayoría germinaran y darán su fruto.
     El sembrador de sueños esta consciente que el éxito requiere sacrificio, perseverancia y entrega.
    No importa lo que los pesimistas puedan decir, los sembradores de sueños seguimos esparciendo la semilla, confiando que pronto dará su fruto.
    Estamos seguros que serán muchos los que aprecien con gusto el fruto.
     Lo que tenemos que tener muy presente es que si deseamos probar el fruto, sólo podremos estar seguros de que la cosecha será buena, si nos convertimos también en sembradores.”Si se siembra la semilla con fe y se cuida con perseverancia,
    solo será cuestión de recoger sus frutos.”
     Tomas Carlyle

  • Tomás

    Me parece un escrito en el que la belleza y el mensaje directo no están reñidos con una cierta ironía de fondo, sobre todo porque pronto podremos comparar con la cruda realidad.
    Y ya sé que no es lo mismo, pero pocas empresas que tengan que responder ante sus clientes, se podrían permitir tener al grueso de sus dirigentes en una reunión de tres semanas seguidas. Para las conclusiones que seguramente veremos, muy distintas de los deseos de Arregui y de tantos,lo podían haber dilucidado e unos pocos días . ¿O lo que demuestra es que se trata de una organización cuyos líderes son prescindibles, amortizables, no sólo eso sino que quizá funcionase mejor sin ellos?
    Bueno, cada uno tendrá la respuesta que mejor considere…

  • oscar varela

    Hola!

    Soñé que Pancho llamaba por teléfono al Cumpa Arregui y le decía:

    – “Y quién soy yo para decir esas cosas? ¡Vos estás soñando, Pibe!”-

    (lo cual parece haber sido cierto)

    ¡Voy todavía! – Óscar.

  • Inmaculada Sans Tache

    Ojalá lo que Arregi sueña se haga realidad. Que nadie se asuste, no está hablando de aprobar el libertinaje sexual homo o heterosexual, sino el amor de uno u otro signo y que, en su plenitud incluye las relaciones afectivas y sexuales con fidelidad no impuesta sino deseada y querida. Que la Iglesia sea de verdad ” el pueblo de Dios” y que Dios sea tal como Jesús nos lo presenta: amor, bondad, ternura, piedad, compasión, misericordia, perdón, comprensión para nuestra ignorancia e inconsciecia, liberación de miedos, confianza y paz.

  • Manuel

    Muy bonita la ensoñación de Arregui. La fantasía es libre de generarse en cualquier pensamiento. Y aunque sea una imaginativa manera de reivindicar al Papa, un compromiso consecuente con sus supuestos objetivos transformadores, coincidiremos, que el análisis que con rigor se merece el Sínodo está todavía por hacerse y mientras tanto, puede seguir Arregui navegando en su pensar deseoso.

Deja un comentario