INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6320 Artículos. - 99100 Comentarios.

Rojava: la revolución de las mujeres kurdas

De un lector y amigo de Atrio nos ha llegado un llamamiento de solidaridad con la revolución de Rojava. No es fácil hacerse cargo de lo que está pasando en esa zona al norte de de Siria, donde una revolución popular, promovida principalmente por las mujeres de Kobane, se presenta no solo como un modelo de liberación de todo el pueblo kurdo, dividido y oprimido históricamente por Turquía, Siria e Irak, sino de todo el medio oriente, con muchas etnias y pueblos, amenazado además hoy por el sangriento DAESH. ¿Será Rojova quien pueda traer paz y democracia a la región? ¿Vale la pena conocer y analizar en serio esta revolución o arrinconarla sin más con la etiqueta de anarquismo sin futuro? 

Llamado a la solidaridad con la revolución en Rojava

A través de este llamado invitamos a personas, organizaciones, colectivos a participar en nuestra lucha de liberación, liberación no solo de los kurdos por su tierra, sino primero y principal, liberación del poder del estado y del capitalismo y patriarcado. Los invitamos a venir a Rojava, al Canton Cizire y Kobane.

Rojava (Kurdistán Este) es una parte de la tierra en gran parte liberada de la presencia de ISIS, pero bajo un embargo: un embargo implementado contra nosotros no solo desde Turquía, sino también desde Kurdistán de Iraq, cuyo régimen no aprecia los cambios sociales que están toman lugar aquí. Este embargo limita la disponibilidad de las necesidades básicas, pero además en poco tiempo los medicamentos y equipos médicos necesarios para tratar a los lesionados. Aquí hay miles de mártires, de personas asesinadas por la guerra: muchas personas a han perdido sus familias y hogares.
Nuestra región desde hace 4 años vive en una intensa atmósfera de guerra y de gran resistencia popular. Los ataques de las fuerzas autoritarias de la modernidad capitalista respaldadas por fuerzas regionales reaccionarias que se desplegaron en la región, y prácticamente encaramadas en organizaciones religiosas extremistas con sus diferentes denominaciones, que se pueden resumir en ISIS, no es solo un ataque armado, apoyado con todo tipo de medios técnicos modernos, contra las fuerzas de la Resistencia, como mujeres jóvenes y las fuerzas de defensa, sino que es un ataque intelectual e ideológico que representa la cumbre de la mentalidad patriarcal monopolista y autoritaria, anti-mujeres, jóvenes y contra el conjunto de la sociedad. Es una guerra internacional, a raíz de su interés de influencia en la región están tomando parte directa o indirectamente todos los poderes hegemónicos.

Como todas las guerras en el mundo, es la mujer quien carga con el mayor peso; ella es quien pierde sus niños, ella está siendo capturada, ella es vendida como esclava y forzada a la prostitución; y sumado a esto, en Siria y en gran parte de Oriente Medio, hasta la revolución, las mujeres eran consideradas personas de segunda clase. Sin embargo aquí en Rojava, la mujer ya no considera más esto como un destino inevitable: desde hace un largo tiempo, las mujeres han comenzado a ser activas en todas las áreas (social, política, militar, cultural) y esto está desarrollándose para cambiar la mentalidad chauvinista. En la lucha contra el sistema patriarcal peleamos también contra todas las formas de opresión y abuso: el mismo modo de pensamiento que puso al hombre sobre la mujer también puso a aquellos que tienen el poder por encima del pueblo y al ser humano por sobre la naturaleza, en una jerarquía de violencia y abuso. Luchar contra el sistema patriarcal, para nosotros significa igualmente luchar contra la mentalidad autoritaria y reaccionaria.

A raíz de la Revolución Siria y la clara respuesta de las YPG/YPJ, se ha creado una situación que genera una gran oportunidad para un posible reordenamiento en relación al sistema patriarcal y de poder hegemónico en Oriente Medio. Esta histórica y única resistencia de las mujeres contra el más brutal nivel de violencia masculina, bajo la forma de los ataques del ISIS, ha impresionado a Rojava, a Siria, así como a Oriente Medio completo con el nuevo rol de las mujeres. Hay un movimiento conjunto de los pueblo armenios, siríaco, árabe y kurdo y de las comunidades cristiana, yezidí y musulmana para defender la democracia, la paz y la ética social.

En todas las áreas (militar, política, social, cultural) de la lucha, las mujeres se unen como una parte integral y la participación aquí no se limita a la representación de un 40% en aquellos campos, también tomando el modelo de co-presidencia y básicamente el principio de reparto equitativo (50%) como un principio democrático. Así, podemos decir que en lo que se refiere a las mujeres en el marco de la revolución de Rojava, puede ser denominada como una “revolución de las mujeres” en todos los sentidos de la palabra. Y la resistencia de las mujeres kurdas en la ciudad de Kobane es solo la mejor prueba de lo que las mujeres kurdas han alcanzado con un alto nivel en el liderazgo de la lucha de liberación y la participación en la guerra por la dignidad y existencia contra ISIS.

Invitamos a todos, hombres y mujeres, pero especialmente a mujeres a ver y/o participar en esta revolución.

Aquí hay sufrimiento, sin dudas, pero aquí también hay alegría. Hay alegría y orgullo, porque un pueblo se ha alzado contra los abusos. Aprendimos otra vez a escribir en nuestra lengua materna, que fue prohibida en todos los edificios públicos. Pusimos en práctica el modelo de democracia auto-administración, en el que las decisiones se inician y discuten y se realizan reuniones públicas en las calles que involucran a todos aquellos que quieren formar parte. Nos organizamos juntos, con todas las minorías y grupos étnicos que están presentes en esta parte del mundo, de manera que cada uno pueda conservar su identidad complementándose unos a otros en una dinámica que enriquece a todos.

Nosotros luchamos una batalla legítima por la liberación, que también es la lucha que da poder al pueblo, poniendo como prioridad la liberación de las mujeres; está lucha busca una relación armónica con la naturaleza, un ciclo interconectado del que incluso los seres humanos son parte; esta lucha pretende eliminar el autoritarismo, luchando contra la mentalidad que lo genera. Nuestra lucha también es responsable de su propia auto-defensa, a través de las YPG-YPJ, porque los poderes que la atacan son muchos y mortales.

Es mucho lo que ustedes pueden hacer aquí, primero que todo, venir para ver y para contar en sus países lo que sucede aquí. Y luego para ayudar a aquellos que han sufrido traumas psicológicos, ayuda en la reconstrucción, en los parques naturales, ayuda en todas las áreas sociales y culturales, así como tomando parte en las fuerzas de defensa del pueblo y de las mujeres (YPG/YPJ). Su solidaridad, desde nuestro punto de vista, tiene el más alto valor.

Quisiéramos escuchar sus historias, escuchar acerca de las luchas que tienen lugar en otras partes del mundo, quisiéramos compartir nuestra revolución con ustedes. Los invitamos para que así puedan ver con sus propios ojos que el sistema que fuerza a los seres humanos a convertirse en una parte de sus máquinas, que hace a un lado la humanidad y la alegría de las personas, que los convierte en marionetas de mecanismos sobre los cuales no tienen ningún control, no es el único sistema posible, y ésta es una de las alternativas. En la historia y alrededor del mundo, siempre han habido y siempre habrán movimientos de lucha por la liberación del ser humano del poder que pretende volver a las personas muertas y tristes, creemos que es importante unir éstos movimientos porque solo unidos podemos vencer contra el monstruo que, de diferentes maneras, estamos luchando. Son muchos los poderes que quisieran ver caer ésta revolución e impedir que se extienda a otras partes de Kurdistán, Oriente Medio o incluso el mundo, y el único modo de luchar, es luchando juntos, cada uno con su propio color. Eso es pluralidad y las diferentes voces nos hacen fuertes.

Para información por favor contactar: solidaritywithrojava@gmail.com

 

 

Un comentario

  • olga larrazabal

    Qué interesante y levantador de ánimo es ver, que en la mitad de luchas por el petróleo, por el gas natural y por el poder, orquestadas por Occidente, se alzan voces utópicas comunicando que si de todos modos van a tener que luchar, esto sea por la liberación integral de los pueblos, comenzando por la liberación de la mujer y de paso, del hombre.  Y que esta liberación incluya a todas las minorías sin discriminación religiosa ni étnica.

    Mis parabienes a las mujeres kurdas, dignas descendientes de las famosas Amazonas mitológicas, y que se cree que pertenecían a etnias de donde descienden los kurdos.

Deja un comentario