Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5037 Artículos. - 80780 Comentarios.

Dualismo fe y politica

José María García Mauriño, responsable en España del Movimiento Cristianos por el Socialismo (que surgió en Chile y citaba ayer José Aldunate), ya había escrito un artículo en ATRIO: Otra Iglesia es imposible. Era 2007 y el Vaticano acababa de condenar a Jon Sobrino. José Mª, con el provocador realismo que siempre le ha acompañado, decía: “Mientras siga mandando y gobernando la Curia Romana, otra Iglesia es imposible. Mientras siga vigente el actual Código de Derecho Canónico que entroniza al Papa como un Rey Absoluto, otra Iglesia es imposible. Mientras esta institución eclesiástica siga atada y bien atada a este Capitalismo perverso, otra Iglesia es imposible...”

Hoy parece que nos haya visto tan filosóficos en ATRIO que nos quiere provocar con sencillez a que bajemos a lo concreto. Y la diferencia con 2007 es que un hombre, desde la cúspide del Vaticano,  anima a la revolución de los excluidos. AD

El dualismo de Fe y Política es un dualismo engañoso, propio de la mentalidad burguesa cristiana. Según dicen ellos, una cosa es la fe y otra cosa es la política. Estimo que no es un  problema que hay que analizar por separado. La fe no puede ir separada del compromiso político. ”Creer es comprometerse”. Creer es algo más que ir a Misa los domingos y participar en las liturgias tradicionales de bautizos, bodas y funerales.

Los cristianos deberíamos estar comprometidos en la construcción de un Socialismo, como alternativa al Capitalismo. El compromiso político tiene también una dimensión teologal. Con este dualismo, teológico, la Jerarquía y los cristianos conservadores, quieren salvar a toda costa por un lado, la “trascendencia de la fe”, que no sabemos muy bien cuál es su significado, y por otro, la libertad política de los cristianos y cristianas.

Según la jerarquía hay que tener en cuenta tres cosas: la misión “espiritual” y no política de la Iglesia, la libertad de los creyentes y la unidad de la Iglesia. Es decir, se reduce la fe a un campo neutro, apolítico y abstracto;  y además, se reduce el compromiso de los creyentes a un problema de libertad individual y responsabilidad personal. Y se intenta una unidad imposible al admitir el pluralismo en el mismo seno de la Iglesia.

El resultado de este dualismo es  un cristianismo desencarnado y vacío, castrado en su dimensión profética al situarse fuera de la realidad, fuera de la historia. Y por si fuera poco, se reconoce igual carta de ciudadanía en el interior de la Iglesia a todas las opciones políticas, sean de derechas o de extrema derecha o de izquierdas, estén con el pueblo, o se sitúan al margen de él. Entonces, para salvar la “trascendencia” de la fe y la misma “libertad” de los creyentes, el dualismo crea un cristianismo “platónico” y una moral social “liberal”.

Desde luego, no hay que identificar la fe  con el compromiso político, ni tampoco se puede deducir de los textos del Evangelio un programa de acción social concreta. Pero, la opción de lucha por las clases populares y la clase trabajadora no es ajena al planteamiento evangélico, tiene una clara dimensión teologal: la opción de clase se traduce desde la fe como un  compromiso con el Reino de Dios.

No hay una historia profana y otra historia sagrada, sino una única historia, la historia de la salvación. Y en esa historia los hechos políticos liberadores pueden ser interpretados a la luz de la fe, como palabra de Dios. Dios quiere la  liberación de su pueblo de toda opresión, quiere la vida y la dignidad para toda clase de personas, para toda la humanidad.

Los creyentes  que  admiten el Evangelio como proyecto de vida, no solamente no son apolíticos sino que son “clasistas”, han hecho una opción de clase. La opción de clase por las clases populares, pobres, menos favorecidas, es una opción descaradamente evangélica. Jesús nos invitó a luchar por los “últimos” de la sociedad.

En este análisis del dualismo, no se parte de consideraciones teológicas de textos básicos, para “aterrizar” después en los problemas concretos. Tomamos tierra en la realidad histórica. Partimos siempre de la realidad, de la constatación del hecho de la lucha de clases. Hay que descubrir, porque no está claro, que la lucha de clases se configura como eje fundamental de la realidad y de la historia. Cristianismo y  marxismo no son incompatibles. Cristianos y marxistas luchan en un frente común, la lucha por la liberación de todos los oprimidos. Buscamos el sentido profundo de la fe cristiana.

El planteamiento cristiano y teológico no se hace a partir de principios abstractos o textos magisteriales, sino que se parte de lo político, de  la situación real de la clase obrera y popular, del mundo de los pobres, para llegar inductivamente al problema teológico. El mundo de los pobres no es mundo amorfo y sin rostro, el pobre no es solo el que sufre, al que se le niegan los bienes básicos para vivir, sino que es un explotado, que pertenece a la clase de los explotados.

Habría que pasar de la actitud de acercarse y compartir lo posible la vida y el trabajo de los pobres, a la actitud de compartir la lucha de los pobres y con los pobres. La lucha de los pobres adquiere el rostro más definido de lucha política de la clase trabajadora contra el sistema capitalista y por la construcción del socialismo. Negar este hecho de la lucha de clases, es propio de la derecha.

Claro que hay que amar a todos, a los explotados y a los explotadores. Amar a los explotados  significa participar en la lucha política por su liberación; amar a los explotadores significa despojarlos de sus instrumentos de explotación, exigir que los ricos dejen de ser “buenos” ricos, es decir, que den limosnas y sigan con sus tranquilizantes de conciencia, sino que dejen de ser ricos, que compartan más sus riquezas y sus  propiedades con el mundo de los pobres. Los “buenos” ricos siempre tratarán de rebajar las exigencias éticas o evangélicas para  acomodarlas al nivel de su estilo de vida. Así no se sentirán tan incómodos en el cristianismo. El dualismo admite que dentro del cristianismo cabe optar por todas las clases sociales, es interclasista. Rechazamos ese “pluralismo” donde todas las opciones son legítimas dentro de la Iglesia. Es muy difícil llegar a una síntesis entre los dos polos, porque siempre habrá tensión entre los que son demasiado “políticos” y poco cristianos, y los que son muy “cristianos”, pero poco políticos.

El Papa Francisco ha dicho:

“Necesitamos un cambio positivo, un cambio que nos haga bien, un cambio redentor. Necesitamos un cambio real. Este sistema ya no se aguanta. Y los más humildes, los explotados, pueden hacer mucho. El futuro de la humanidad está en sus manos”.

En un pasaje que puso la emoción a flor de piel, Bergoglio quiso hacer protagonistas de la salvación del mundo a los más humildes:

“¿Qué puedo hacer yo, cartonero, catadora, pepenador, recicladora, frente a tantos problemas si apenas gano para comer? ¿Qué puedo hacer yo artesano, vendedor ambulante, transportista, trabajador excluido si ni siquiera tengo derechos laborales? ¿Qué puedo hacer yo, campesina, indígena, pescador que apenas puedo resistir el avasallamiento de las grandes corporaciones? ¿Qué puedo hacer yo desde mi villa, mi chabola, mi población, mi rancherío cuando soy diariamente discriminado y marginado? ¿Qué puede hacer ese estudiante, ese joven, ese militante, ese misionero que patea las barriadas y los parajes con el corazón lleno de sueños pero casi sin ninguna solución para mis problemas?”.

A continuación, el Papa, entre aplausos, contestó su propia pregunta:

“¡Mucho! Pueden hacer mucho. Ustedes, los más humildes, los explotados, los pobres y excluidos, pueden y hacen mucho. Me atrevo a decirles que el futuro de la humanidad está, en gran medida, en sus manos, en su capacidad de organizarse y promover alternativas creativas, en la búsqueda cotidiana de «las tres T» (trabajo, techo, tierra). ¡No se achiquen!”

14 comentarios

  • oscar varela

    LOS CURAS EN LA OPCION POR LOS POBRES ANTE LAS ELECCIONES
    (Argentina en Octubre)
     
    Entre la fe y la política 
     
    http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-279826-2015-08-21.html
    ……………………..
     
    * “alentamos a que todas y todos en estas elecciones que se avecinan apostemos por el trabajo digno, la educación para todos, la salud común, una economía y un sistema político que nos permitan mirar con dignidad el mañana. Con memoria, responsabilidad y esperanza”.
     
    * “queremos reiterar nuestra opción en favor de los pobres”.
     
    * “no podemos olvidar todas aquellas dramáticas circunstancias que sumieron a nuestra Patria en una noche oscura donde los pobres, sus familias y sus trabajos fueron las principales víctimas del modelo económico neoliberal, instalado en el ’76 y consolidado en los ’90, que algunos candidatos intentan reeditar”.
     
    * “como curas queremos celebrar los muchos signos de vida que nos alegran:
    # ante todo, una nueva instancia democrática libre y participativa;
    # también la proliferación de militancia juvenil, que desde diferentes corrientes y espacios políticos y sociales aportan nueva sangre y esperanzas al mañana mejor que deseamos”.
     
    * “alentamos la participación de los sectores populares para que todos los derechos conseguidos en estos años sean defendidos como propios y los pasos futuros sean dados hacia adelante”.
     
    * “señalamos la complicidad de los distintos medios de comunicación concentrados, instrumentos de una nueva forma de colonialismo”.
     
    * “muchos medios proponen un modelo económico que llevaría a los pobres a ser más pobres aún”.
     
    * “reiteramos la urgencia de control y dedicación del Estado en temas de la hermana Madre Tierra, y en especial las víctimas de la sobreexplotación de los bienes naturales (megaminería, sojización, desmontes, la polución del aire y el agua…), el descontrol, y el modelo económico que lo provoca”.
     
    * “Nos referenciamos a la Patria Grande que nuestros próceres del pasado y del presente soñaron y gestaron”.
     
    * “vemos con preocupación las amenazas con las que los poderosos pretenden someterla y acabar con ese sueño”.
     
    * “como parte de esa Patria nuestra, queremos renovar nuestro compromiso con el proyecto común de un mundo nuevo, una patria donde todos podamos ‘bien vivir’ y construir juntos un mañana mejor para todos”.
     
    * “el próximo año, en el que cumpliremos 30 años de nuestro primer encuentro nacional, haremos memoria de tantas y tantos que dieron su vida por el Evangelio y por la Patria”.
     
    * “señalamos que el derrocamiento de un gobierno constitucional generó una dictadura genocida y entre ellos muchas y muchos cristianos dieron su vida por una patria justa y fraterna, solidaria y liberada”.
     
    * “a los 40 años de su martirio, queremos hacer memoria de los obispos Enrique Angelelli y Carlos Ponce de León, de Pancho Soares y los padres y seminaristas palotinos y los mártires de La Rioja Carlos de Dios Murias, Gabriel Longeville y Wenceslao Pedernera, quienes junto a otros miles, católicos o no, vieron sus vidas truncadas por el odio que defendía un modelo económico genocida como el que pretende volver”.
     
    * “invitamos a que sepamos aportar con responsabilidad, haciendo memoria del pasado y con mirada esperanzadora en un futuro que soñamos cada vez más inclusivo, cada vez más justo, cada vez más solidario”.
    ……………………

  • Román Díaz Ayala

    No deberíamos cerrar página de manera tan brusca, aunque el lenguaje y los posicionamientos nos resulten un tanto añejos o trasnochados sintiéndonos constreñidos por los nuevos contenidos de la sociología y su protagonismo.
    Sigue existiendo y se hace todavía necesaria una lucha de clases, aunque hablemos en términos de arriba y abajo en lugar de derecha e izquierda, porque la ideología, o si se prefiere mejor, la visión (ética) de las cosas, permanece en el centro y determina cómo hemos de conducirnos. Igualmente resulta  muy gratuíto dar por finalizado el “ciclo” de los partidos políticos que nacieron de la cuestión social vivida a partir del siglo XIX y la toma de conciencia de la clase obrera, las ideologías triunfantes que dieron forma al mundo occidental y en particular a la Europa de postguerra. Estamos todavía en ese mismo ciclo y el capítulo final  no ha sido escrito.
    Puede que el Marxismo Leninismo haya engendrado la Revolución de Octubre y sostenido al bloque soviético desde 1917 a 1989 y que dentro del Catolicismo se haya estado alimentando un diálogo promovido por ciertas corrientes eclesiales, más bien del laicado, provocado por el despertar del compromiso político que luego se vió alentado por el Concilio ( 1963.1965) Pero era un cotejo de ideologías donde se manejaban conceptos de lucha de clases, opresión, sentido de la justicia y solidaridad con las clases menos favorecidas.
    Desaparecida la antigua Unión Soviética (1989) los mismos problemas y principios subsisten, así como una pluralidad de ofertas políticas para abordarlos o sostenerlos. Los nuevos partidos políticos no son ideologías emergentes, sino que obedecen a un movimiento generalizado de indignación ante dos hechos que confluyen.
    La excesiva burocratización de los partidos que habían nacido de la extracción obrera y que se estaban rindiendo bien por ideología (como la famosa tercera vía del laborismo inglés) o por praxis dejandose comprar por la corrupción adquiriendo perfiles muy definidos., en manos de sus dirigentes.
    La ofensiva neoliberal dueña absoluta de las reglas del juego y establecedora de la economía financiera dejando sin autonomía a los Estados e incluso a instituciones plurinacionales como la Unión Europea.
    El espejismo de las clases medias y del ascenso social nos ha hecho olvidar que la Constitución de 1978 tuvo por fundamento la soberanía de la sociedad civil de todos los territorios de España constituida en una sociedad de “trabajadores, trabajadoras”, y de ahí su carácter social que no se puede deslindar del democrático. Tanto es asi, que podemos decir con orgullo que hemos levantado sobre principios sólidos el Estado del Bienestar homologándonos con las democracias más avanzadas de Europa.

  • Isidoro García

    Añadido.

    Ese mantra, “a mí no me engañan de nuevo”, nos lleva a no creer en nada, más incluso, a tener a gala el no creer en nada que no se pese y se mida, e incluso a señalar al pobrecito creyente, que se le ocurra creer en algo y decirlo.
     
    Y esa actitud nos está agostando la mente. Y no trae más que resabios de vaca toreada, y unas conchas de galápago donde nos resbala cualquier idea nueva: (a mí me van a venir con ideítas nuevas).

    “Cuando se secan los manantiales utópicos, se difunde un desierto de trivialidad y perplejidad”. (Habermas)

  • Isidoro García

    No voy a entrar en la cuestión sobre si filosofamos demasiado, demasiado poco, o demasiado lioso, pero parece claro que “No hay nada más práctico que una buena teoría”. Pero el problema está en acertar con la teoría “buena”.

    Y todos en estos temas tenemos la tendencia inevitable de irnos por las ramas. Pero por otra parte un tema tan complejo no puede resolverse con cuatro frases.

    Vivimos actualmente en la sensación permanente de naufragio, de emergencia, que nos lleva a veces a reacciones inesperadas, y donde cada uno se agarra a lo que puede y le viene más cercano, pero donde no tenemos claro qué debemos hacer, estamos paralizados y por eso, como todo náufrago, nos agarramos a lo único que se nos ocurre: sobrevivir.

    Y el cortoplacismo reina por doquier. Antes, nuestros padres, incluso nosotros, vivíamos para nuestros hijos, para dejarles una vida mejor y más cómoda de la que habían recibido.

    No solamente no se endeudaban en vivir la vida, (¡que para eso no tenemos mas que una!), sino que trabajaban como burros con dos o tres trabajos para pagar un piso y evitarles esa carga a sus hijos. Un alcalde o un simple presidente de Comunidad de vecinos, que dejaba empeñada a su comunidad, era señalado y vilipendiado. Hoy lo hacen todos, y es lo que se espera de ellos. El mantra general es “¿quién da más?, yo eso lo veo y lo mejoro”.

    Esas son las ideas del progresismo actual. ¿Quién habla hoy de trabajar por crear un mundo mejor, mas rico, mas organizado?. Gastón Berger, decía: “volverse hacia el futuro en lugar del mirar al pasado no es simplemente cambiar de espectáculo, es pasar de “ver” a “hacer”.

    Pero cabe aún la esperanza. Somos como el gato escaldado, que del agua fría huye. Nos han engañado de niños tanto, que ya no tenemos capacidad de creer en nada. Lo más que hacemos es agarrarnos cada uno a nuestras manías personales, que suelen girar sobre una idea-fetiche, que en sí puede ser interesante, pero que es manifiestamente insuficiente y se queda muy lejana del gran rearme teórico que necesitamos para afrontar la complejidad de la situación.

    Parafraseando lo de “no es país para viejos”, vivimos un mundo donde no es tiempo de simplicidades sentimentales, por muy bonito que haga decir ciertas cosas. Hay que atacar los problemas de raíz, no irse por las ramas de las “cosas cercanas y lejanas”, que es como decir que “todo el mundo es bueno”.
     

    Parece ser que Teilhard de Chardin consideraba que “lo difícil no es resolver los problemas, es planteárselos… por lo tanto, pronto o tarde, contra nuestra incredulidad el mundo dará ese paso, (y se los planteará)”.

    Pero está claro que no seremos nosotros. Esperemos que nuestros nietos, sean mas espabilados que nosotros.

  • Luís Troyano Cobo

    He leído el artículo, y A “vuela pluma”, quiero dar una opinión, que contradiga o no la de J. M. G. Mauriño.
    ¿Qué es la fe?. Algunos dirán. Creer en Jesús y creer que es el hijo de Dios. Esto tiene “mucha tela que cortar”. Pero si asimilamos fe, como espiritualidad. Entonces tenemos, espiritualidad y política. Y tenemos que la espiritualidad, lo engloba todo, luego engloba la política también.
    Se puede ser espiritual y conservador. SI. Porque la espiritualidad trata de Dios y Dios es todo, y el todo. Para mí, Dios es la ley del kosmos, que la ciencia más avanzada, dice que este kosmos está regido por la ley del amor. Luego, un conservador lo es, vete tú a saber porque. Porque lo han “educado”, yo digo, condicionado, así, conservador. Pero como persona con sentimientos que todos somos, todos en mayor o menor medida, somos espirituales.
    Es una aberración. Un cristianismo, que para que sea “guai”. Deba ser socialista. ¿Y por qué no anarquista?. Porque en mi caso, sería espiritual, como todos. Y mi orientación política de ahora mis 67 años. Es anarquista. Un anarquismo refundido, y rebozado de teoría cuántica.
    (Tengo tiempo para escribir, vamos con la fe…)
    El que tiene fe, se entiende que es espiritual. Para mí. Que se da el caso del conservador. Tiene un anhelo de transcendencia, que algunos “benefactores” se la “educan”. Transmitiéndole, la fe cristiana. Algo por lo que el converso, debe quedar agradecido…
    No quiero ser provocador. Lo juro. Pero tampoco me quiero morder la lengua. Para eso no escribo nada. Digo lo siguiente:
    La fe cristiana, es a la espiritualidad. Lo que el conservador es en el mapa político.
    Hay una espiritualidad. Fuera de “la caverna de Platón”. Que le da “sopas con honda”. Al cristianismo todo.
    He aprendido a no ir. Contra lo negativo, y pretendo ser en mi medida heraldo de lo positivo.
    “Lo primero es antes…”. Primero, es fundamental, que adquiramos sabiduría, que nos la da la espiritualidad. (Pero…, la cuántica… la mejor.)
    En la medida que avanzamos espiritualmente, nos comprometemos, porque nos sale de dentro, porque “nos da la gana”. Fuera voluntarismos que nos hacen en el fondo infelices, y además, ineficientes. Y esto vale para el cristianismo y para el socialismo.
    NO. No podemos amar más de lo que somos capaces. Es prioritario. “Cargar baterías” de amor. Y entonces podremos alumbrar. De otro modo. Podemos hacer más mal que bien.
    La introspección y la proyección al mundo, va junto. Procuremos ofrecerle al mundo, CALIDAD. Como digo. Primero la espiritualidad, lo demás va rodado.

    “Buscad primero el reino de Dios y su justicia. Y lo demás lo tendréis por añadidura”.

  • oscar varela

    Hola!
     
    1.- Leo del cumpa Gonzalo:
     
    a)- “Lo que no veo claro es hacia dónde crees que tenemos que ir”
     
    Hay que ir a las cosas. Desde las más cercanas a las más alejadas
    (mientras y en la medida que el cuerpo aguante)
     
     b)- “¿qué propones que hagamos y creamos?”-
     
    Ir a las cosas
    * sin miedo,
    * con humor e
    *inventar, mucho inventar.
    ——————
    2.- Leo del otro Cumpa, Isidoro parafraseando lo de Gonzalo:
     
    a)- “Nunca intentes cambiar las cosas luchando contra la realidad existente”.
     
    Ok! ¡Jamás! Porque es “la realidad existente –en la que estoy involucrado- la que me invita y/seduce al cambio.  
     
    b)- “Para cambiar algo, debes construir un nuevo modelo que haga el actual modelo obsoleto”.
     
    Eso es lo que -con “buena onda”- hace cualquier hijo de vecino: vivir, porque la vida es cambiar “pa’ mejor”.
     
    Y, como quiere Gonzalo: ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • Isidoro García

    Abundando en el comentario de Gonzalo, traigo a colación una frase leída por ahí.

    Nunca intentes cambiar las cosas luchando contra la realidad existente. Para cambiar algo, debes construir un nuevo modelo que haga el actual modelo obsoleto”.
     
    Buckminster Fuller, (diseñador, ingeniero, visionario e inventor estadounidense).

  • Antonio Duato

    Dejo para otro momento seguir dialogando con Oscar sobre misión de la filosofía. No hay desacuerdo de fondo y adelanto que el “aquí” para este moderador es todo el planeta Tierra. Si hay exceso de foco en lo español es defecto del moderador o “ponderador”. Y el “ahora” es este inicio del siglo XXI.

    ***

    Me interesa portar una editorial del diario La Stampa en donde leo:

    Francisco ha archivado por completo el siglo XX, y no se preocupa de que lo acusen de comunista (puesto que el comunismo ya no es noticia, sino que quedó archivado en la Historia); lo que le preocupa es hablar en nombre de los que no tienen voz: los pobres, los desheredados, los viejos y los niños. Ha comprendido que ya no existen los partidos políticos  o los movimientos que se ocupen de ellos. Y entonces, uno se pregunta: ¿quién debería encargarse de ellos si no los que deben anunciar el Evangelio?

    Me pregunto: ¿Es necesario utilizar conceptos como lucha de clase, heredado del siglo XX, para anunciar con fidelidad el Evangelio de Jesús?

  • Gonzalo Haya

    Óscar, me interesan mucho tus comentarios porque nos ayudan a ver los temas desde otro punto de vista; y sobre todo me quedo con tu animoso y esperanzador lema “¡Vamos todavía!” (creo recordar que alguna vez lo has puesto en plural o, al menos, así lo he asumido yo). Lo que no veo claro es hacia dónde crees que tenemos que ir, ¿qué propones que hagamos y creamos?

  • oscar varela

    Hola!
     
    Voy ahora por la Respuesta  segunda de Antonio Duato:
     
    2. Filosofar es necesario para una buena praxis, para andar por lo concreto con criterio y no a lo loco.
    mi tarea de “ponderador” de Atrio es incluir temas que nos obliguen a aplicar principios y métodos filosóficos y teológicos a realidades actuales.
    …………………….
     
    Ok, ok! Y diré cómo entiendo esas frases.
     
    Hay una manera insuficiente (y errónea) de entender el “filosofar”. Es la manera “científica”.
     
    * Tanto la Ciencia antigua “a lo aristotélico” (el peripatético no fue buen “filósofo” sino poseedor de una excelente mente “científica” para “su modo”, que era de “boy-scout”, e.d. de “explorador” – “experimentador”.
     
    * También para la Ciencia “moderna” (siglo XVII en adelante) que es la “analítica” de las ideas-juicios-razonamientos. ¿Y los “Principios-Postulados de arranque”, quién los “veri-fica”? Esos no entran dentro de la Ciencia moderna (como muy bien nos confirmó pepe blanco “No se va a encontrar en todo libro físico-científico la referencia a “verdad”).
     
    Por el contrario, se ha de decir que la “filosofía” consiste en la titánica y nunca lograda tarea de hacerse cargo de los problemas sin saber si tienen o no alguna solución.

    La filosofía empieza cuando radical y absolutamente (aunque no solo) se DUDA. Es el tábano puesto sobre el caballo que lo molesta sin dejarlo descansar un segundo. Es un puro ¡Alerta!; puro Insomnio.

    La filosofía es ESCEPTICISMO siempre principiando y los filósofos andan como inocentes boludos levantando faldas para ver la verdad-desnuda; sin velos.

    Es casi casi una función des-preciable en la Sociedad que siempre está establecida en creencias. Precisamente, la filosofía aparece cuando “fallan” las creencias; es su ortopedia. Que luego Platón (aunque no tanto) y Aristóteles la hayan encadenado con “seguridad” de sistema al invento que fue “el SER de los seres”, e.d. una Ideología (Ideaoma) distanciada del Quehacer (Draoma) es otro pajarraco cantor que dejaremos para otra jaula.
    …………………
     
    Y esto me lleva a decir también que es un desliz hablar de “aplicaciones” de la filosofía (o sus principios) a las cosas concretas. No hay nada que “aplicar”. La filosofía ya viene en el paquete de la realidad, por eso se habla de “con-creto”, no de “abs-traído” de tal o cual mente para “aplicar” a las cosas.
    …………………
     
    Por último, y lo que más interesaría a la Página ATRIO se refiere a lo que en el párrafo que comento dice “realidades actuales”.
     
    Esas “realidades actuales” son no solo del “ahora” sino también del “aquí”; e.d. del ámbito del Emisor (Equipo Atrio) y sus Lectores. Esto es tan real como insoslayable. Estamos en el ámbito de “España” y “lo español” (y si se quiere “europeo”). ¿Qué ámbito de “concresión” le queda al de “fuera de España”? Un alguito no-más ¿Qué puede comentar este argentino viejo y viviendo en Chile de muchos temas más que justificadamente atrieros?

    Entonces, yo “filosofo” un poco por si a alguno le interesa y se deja ser seducido por alguna cosita no tan “concreta” como es “lo español” para el mayor porcentaje de atrieros.
     
    Y sin embargo ¡sigo yendo! ¿no? – Óscar.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Re-paso algunos parrafitos de José María:
     
    Leo:
     
    1- “Con este dualismo, teológico, la Jerarquía y los cristianos conservadores, quieren salvar a toda costa por un lado, la “trascendencia de la fe”, que no sabemos muy bien cuál es su significado, y por otro, la libertad política de los cristianos y cristianas.
     
    ¿Cómo “que no sabemos muy bien cuál es el significado de la trascendencia de la fe”?
    – ¿No le enseñaron desde chiquito que hay un Cielo, que es el “otro mundo”, el “verdadero”?
    – ¿Qué “este mundo” es mero “tránsito”?
    – ¿Una especie casi “descartable” –como le gusta decir a Pancho, pero que hasta ahí no llega su “teología”?
     
    Por el Comentario de A. D. me entero que José María estaba preocupado para que en Atrio se aborden “temas más concretos de la problemática social”.
     
    ¿Le parece tema poco problemático y concreto que marca a fuego la actitud y “praxis” de los creyentes cristianos éste de “el otro mundo”?
     
    Acá en Atrio hemos dicho algo todavía más serio: el problema es “dios”.
    ………………………
     
    Leo:
     
    2 “para salvar la “trascendencia” de la fe y la misma “libertad” de los creyentes, el dualismo crea un cristianismo “platónico” y una moral social “liberal”.-
     
    De acuerdo. Puede ser; al menos una partecita es verdadera.
     
    Pero ¿no le parecerá a José maría que lo que más crea es una indiferencia a “lo de este mundo”?  ¿No le parece que este asunto del “ande yo caliente ¡ríase la gente!” es uno de los más pesados y serios que hasta se disimula con aspavientos irónicos de uno y otro lado; es decir, que están “tácitamente” de acuerdo con la máxima del Conde de Lampedusa: “gatopardismo”? Y no porque sean “malos”, sino porque no ven claro hacia dónde inclinar el corazón anhelante de compromiso.
     
    ¿No se nos ha enseñado hasta el hartazgo (y el jesuitismo es taxativo) la necesidad insoslayable del “discernimiento de espíritu”?
     
    ¡Calma, entonces, para lograr el Sosiego!
     
    Nuestro tiempo está también harto de que se interprete la vida humana como “lucha” (de “clases” o de lo que sea). Eso es darwinismo que ya ha sido depurado y modificado.
     
    No debería descuidar ni José María ni Antonio Duato que nombro-citando a Karl Marx se es de avanzado futuro, sin al mismo tiempo echarle un vistazo a su compañero de cuitas filosóficas, al deutsche Federico Engels.
     
    Bueno, ¿qué le vamos a hacer si la vida es así, no?
     
    Tendré que ¡seguir yendo todavía! – Óscar.

  • mª pilar

    Leyendo las preguntas de Antonio, en la respuesta a Oscar:
    Me recuerdan tiempos pasados…  allá lejos cuando tenía 18 años más o menos, y estaba intentando conocer diferentes caminos…  y entre ellos, surgió el Opus.
     
    De pronto un día me enteré, que había en ellos, dos caminos de seguimiento.
    Como yo comprendía ese seguimiento… ¡vivir desde el Proyecto de Jesús! no me gustó la forma.
    Y como siempre hago, voy a la cabeza “visible”(que se puede tener entre ellos/as) y pregunté al presbítero que cada semana nos impartía un conferencia.:
    Prg.-¿Es cierto, que Vds, separan y forman de distinta manera a universitarias y a trabajadoras?


    Res.- ¡Es, que no se puede explicar el evangelio de igual manera a las dos clases!


    Mi extrañeza: ¡No sabía, que el evangelio, para una parte de la humanidad (según Vds,  la separan…) se podía explicar elevado al cubo!
     
    Está muy claro, que no les interesa a los ricos y poderosos, explicar el evangelio de igual manera a unos y otros, porque se acabaría :
     
    ¡Con la mano de obra barata; las y los empleados de hogar,  ser tratados como lo que son ¡personas dignas de respeto! Empresas que progresan en beneficios sabrosos solo para los empresario, mientras que los trabajadores, apenas pueden sacar dignamente adelante a sus familias.
     
    Y esto nos viene… desde que la iglesia institución, entro a tomar parte de los reyes de este mundo que siempre se han sentido por encima de todo ser humano… ¿por su sangre azul? ¡¡¡Por favor!!!
     
    Ya no eran proclamadores de un estilo de vida justo, coherente, amable, nunca explotador, nunca denigrante.


    Siempre dispuestos a ser… misericordiosos, no con caridad, sino como el “Samaritano” compartiendo dignamente y desapareciendo después, para no dejar al ayudado en la obligación de agradecer… aunque de buenas personas es ser agradecido.
     
    Muchas de las aseveraciones que hay en el art. las tomo como deseos míos, personales.
     
    ¡No es posible un cambio radical en esta iglesia, sino se regeneran las raíces primero!


    Decir palabras, que ha toda persona de buena voluntad nos gusta escuchar sin obras reales, desde la base… tarde o temprano…:
     
    ¡¡¡Se las llevará el aire!!!


    Como se llevó, tanto gozo, esperanza, y cambio, que nos llegó después del Vaticano II y que ya se han encargado de meter en lo más profundo de los enormes y oscuros sótanos del Vaticano.
    mª pilar

  • Antonio Duato

    Tres preguntas muy atinentes, como siempre, Oscar.

    Intentaré imitar tu concisión en mis respuestas:

    1. La frase refleja la preocupación de quien me envió el original quien como otros que también siguen ATRIO me insisten en que abordemos temas más concretos de la problemática social.

    2. Filosofar es necesario para una buena praxis, para andar por lo concreto con criterio y no a lo loco. Muchas veces he repetido que esta búsqueda de sentido y replanteamiento de las últimas preguntas, como “¿Qué es comprender la realidad?” es tarea distintiva y orgullo de Atrio. Pero es mi tarea de “ponderador” de Atrio incluir temas que nos obliguen a aplicar principios y métodos filosóficos y teológicos a realidades actuales.

    3. En el artículo de García-Mauriño he visto que nos hace, junto a latiguillos retóricos -por eso lo califico de peculiar lenguaje provocador y cito su anterior artículo-, estas preguntas sobre el aquí y ahora:

    • * ¿Existe hoy división y lucha de clases en sentido marxista?
    • * Si existe esa división y/o lucha de clases, ¿exige la adhesión al Mensaje de Jesús, al que los cristianos siempre apelan, una opción decidida por una de ellas?
    • * ¿Es compatible esa opción con el amor universal, incluso a los enemigos, que también predica Jesús?
    • * ¿Se puede construir una Iglesia unida entre miembros de clases tan separadas y/o en lucha sin renunciar a la opción real por los pobres?
    • * Respecto del Papa Francisco, ¿va a ser tan claro en su viaje a EEUU como lo fue en sus discursos a los Movimientos Populares que se reunieron primero en el Vaticano y después en Santa Cruz de Bolivia? ¿Cómo debería hablar en la capital del Imperio para ser coherente?
  • oscar varela

    Hola!

    Leí la “presentación” de Antonio Duato al Artículo.

    A continuación leí el Artículo.

    Entonces le pregunto a Antonio Duato

    1.- qué significa su frase “Hoy parece que nos haya visto tan filosóficos en ATRIO que nos quiere provocar con sencillez a que bajemos a lo concreto.”-

    2.- ¿Se ha de entender que filosofar es andar “abstracto“?

    3.- ¿Dónde ve lo “concreto” en el Artículo?

    Yo veo al Autor del Artículo dando sablazos de palabras; y citando a un Papa “hablando”, aunque este último en un contexto “concreto”, pero también “filosofando” lo que en otros contextos “telogizando” desde su creencia en un Dios que se revela.

    ¿No será que hay una “filosofía” que es la iluminadora de la propia “praxis”; a la que lo peor que puede acontecerle es “no darse cuenta de ella”, quedando entonces sin claridad ni seguridad de lo que está hablando?

    Además las cosas que este señor dice me parecen bastante altaneras y despreciativas de la realidad, o de una parte al menos.

    Me parece. Tal vez ¿no?

    ¡Voy todavía! – Óscar.

Deja un comentario