Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5343 Artículos. - 85321 Comentarios.

Una mujer tejedora de paz

BELGIUM EU PARLIAMENT FOREIGN AFFAIRS MINISTERCuando hace menos de un año, bajo presión de Matteo Renzi, fue elegida Alta Representante de Europa para Asuntos Internacionales, se consideró que era demasiado inexperta. Pero Federica Mogherini ha dejado ya claro que no es mujer florero sino incansable negociadora. Con sus 42 años, madre de dos niñas de 5 y 10 años, esta laureada en la Facultad de Ciencias Políticas de la Sapienza de Roma, ha sido catalizadora del histórico pacto nuclear con Irán. Una mujer que quiere la paz y sabe cómo tiene que conseguirla. ¡Ojalá se multipliquen mujeres como ella en las cumbres de la política! Oigámosla en una entrevista de Repúbblica, traducida para El País:

Mogherini: “Desde Siria a Irak, Irán puede ayudar a cambiar las cosas

Daniele Mastrogiacomo, Viena 15 jul 2015

Federica Mogherini tiene la cara cansada y tensa. Anoche no durmió nada. Ha sido una de las protagonistas de estas extenuantes negociaciones. Estuvo mediando, insistiendo, limando asperezas, superando dudas y recelos. Un esfuerzo final coronado con éxito. Ahora puede disfrutar, después de un maratón de dieciocho días. Evita entrar en los detalles del acuerdo [nuclear con Irán]. Más que hablar de centrifugadoras nucleares y de sanciones prefiere analizar el nuevo futuro geopolítico.

“Este es un acuerdo a favor de la no proliferación nuclear. Contribuye a la seguridad y la estabilidad en una región como Oriente Medio que tanta necesidad tiene de paz. Esto, en sí mismo, supone ya un hecho histórico. Pero es su valor político el que nos ofrece escenario enteramente nuevos, pues abre la puerta a relaciones basadas en la confianza: un sentimiento ausente desde hace décadas entre la comunidad internacional e Irán. Las consecuencias serán extraordinarias, en beneficio de todos. Incluso para nosotros los europeos”.

Pregunta. Después de treinta y cinco años, Irán se asoma de nuevo al escenario mundial. ¿Con qué papel?

Respuesta. Ahora podrá desempeñar un papel clave para resolver la larga serie de conflictos que están incendiando Oriente Medio. Pensemos en Siria, en la labor de persuasión que podría ejercer con Bachar el Assad. Pensemos en el peso que ha tenido en Irak. Apoyó un gobierno de unidad nacional que reunía a chiíes, suníes y kurdos. Hoy podría hacer aún más.

P. ¿En qué se basa esa confianza?

R. Nuestra tarea no termina con el acuerdo. El pacto ha de implementarse, debemos afrontar su paso por el Consejo de Seguridad de la ONU, ya fijado para dentro de unos días, en relación con el levantamiento de las sanciones. También debe actuar el Consejo Europeo para abolir el embargo que decretamos en su momento. Ante Europa se abren muchas oportunidades. Económicas, culturales, comerciales. Pero para explotarlas tenemos que establecer una relación de confianza con Irán. Seguir haciendo lo que hemos hecho durante los últimos meses y semanas de negociaciones. Solo de esta forma podremos gestionar los conflictos en Oriente Medio de una manera completamente diferente a como se ha hecho hasta ahora.

P. Pero la confianza se gana.

R. Irán se la ha ganado en veintitrés meses de negociaciones. La ha obtenido de las mayores potencias mundiales. Sin distinción alguna.

P. ¿Serán los resultados de las inspecciones lo que determine el restablecimiento de las sanciones?

R. La tarea del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) será crucial. Irán ha firmado con el OIEA un acuerdo por separado. Y esto les devuelve una función que les había sido arrebatada. Pero la verificación pasará por un mecanismo de cariz más político. Toda eventual violación del acuerdo acabará en la Comisión Mixta, que la analizará y la llevará después al Consejo de Seguridad para su resolución.

P. ¿El secreto del éxito?

R. La voluntad política. Si no impera entre quienes se sientan alrededor de la misma mesa no se consigue ninguna solución técnica. Se ha hablado mucho, pero sobre todo se ha escuchado. Se concedió y se obtuvo. Con la clara conciencia de que el fracaso abriría una serie de nuevos conflictos en Oriente Medio y de que hoy habría sido un día peor para el mundo entero.

P. ¿Cómo responde a los recelos de Israel?

R. Puedo entender sus temores. Todos los que han trabajado por el acuerdo lo han hecho para evitar que uno de los grandes países en la región pueda desarrollar armas nucleares. A Israel le pido que tenga fe. No en relación con Irán, sino con esa amplia parte del mundo que ha trabajado tanto para llegar a un acuerdo que se ha firmado de manera compacta. En busca de su seguridad también.

4 comentarios

  • mª pilar

    ¡¡¡Por favor!!!
    ¿Cómo se puede comparar el dolor que “padece” Israel… Con el que ellos infligen al pueblo Palestino?
     
    ¡¡¡No hay color..!!!
    Solo repasen el nº de victimas de un lado y otro y como se vive en un lado y en otro
    mª pilar

  • h.cadarso

    Celebro que Atrio haya recogido la opinión de la Sra Mogherini sobre el acuerdo con Irán. Amigo Pascual, en el conflicto de Israel con Hamas hay dos contendientes, y no ignoras cómo se las gasta Israel, que les hace pagar a niños y a la población civil las consecuencias del conflicto.
    Justamente, el acuerdo logrado con Irán va en la línea de conseguir que en Ofriente Medio callen las armas y empiece el diálogo civilizado. Las armas norteamericanas, las israelíes, las de Isis, las de Hamas, todas. Creo que la Sra Mogherini lo dice bien claro.

  • Pascual

    La Mogherini pide a Israel que tenga fe. E Israel  recibe de tanto en tanto esa fe con los cohetes de Hamás. Mientras no se imponga un denominador común “del sentido común” llegado a él no con voluntad “política” sino con “sentido común” no hay nada que hacer. Lo diga la Mogherini y el propio Renzi.

  • oscar varela

    Hola!

    La Paz parece tejerse cn el hilo de la “CONFIANZA”.

    Y cuando se alcanza hay ALEGRÍA y no se la quiere soltar.

    Todo lo dice el GESTO de esta Mujer:

    Sus ojos miran al ahora amigo

    Su sonrisa exulta

    Sus manos asegurando la Labor cumplida.

    Muchas gracias a Federica Mogherini.

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

Deja un comentario