Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4955 Artículos. - 79576 Comentarios.

Los grandes números de los ricos, ruina de los demás

CastilloAyer (24.II.2015), escuchando el debate sobre “el estado de la nación”, caí en la cuenta de la importancia y de la significación de una de las enseñanzas más fuertes que nos ofrecen los evangelios. Los grandes números de la economía, que manejan los ricos, cuando esos números son buenos para los potentados, tales números están gritando en desierto la ruina, el hambre y la miseria del resto de los ciudadanos. Esto es lo que ocurrió ayer en el debate de los políticos.

En el que quedó patente que los mismos números, que ponían locos de contentos a quienes representan los intereses de los ricos satisfechos, son los números que ponen indignados y rabiosos a los que en el parlamento se sientan en la bancada de enfrente. Y, al revés, cuando el que representa a la gente de la calle pone al descubierto  la desesperación de los parados, de los sin papeles, de los que tienen que huir de España para buscarse la vida…, entonces fue cuando los de enfrente se ponían nerviosos hasta mostrar una indignación que no podían reprimir.

La gente se pregunta ahora quién ganó el debate y quién lo perdió. Pero, ¿no nos damos cuenta de que lo que ayer quedó en evidencia fue algo mucho más grave, algo que entraña un peligro inmensamente más fuerte? ¿Qué más da que gane uno o que gane otro? Esto no es un juego. Ni es un deporte. Lo más esperpéntico, que vimos ayer, es que el sistema económico-político, que nos rige, está pensado y organizado de tal manera que la economía no puede funcionar si los grandes números, que maneja la gran economía, no van bien. Lo cual quiere decir que podemos tener un país en el que la economía está creciendo imparable, cuando eso, en realidad, lo que representa es que los ricos son cada día más ricos, al tiempo que la gran masa de la población se hunde en la miseria. Por eso, cuando alguien tiene la posibilidad de decir, a micrófono abierto, lo que realmente está pasando y soportando la enorme mayoría de la población, los que manejan los grandes números se quedan al descubierto y pierden hasta la exquisita educación que aprendieron en un colegio de pago.

La consecuencia de este estado de cosas da miedo. Mucho miedo. Porque no se trata ya de que este sistema está sosteniendo y fomentando la sociedad cainita de “las dos españas”. Eso, con ser tan grave, no es lo más malo. Lo peor de todo es que se está reproduciendo la sociedad de los esclavos. En la antigua Grecia, en el Imperio romano, en la Edad Media, la sociedad se mantuvo porque el “poder opresor” de los señores fue eficaz y tuvo medios para tener sometidos a la inmensa mayoría de los que trabajaban y sostenían a los de arriba. El problema –tranquilizante para los insensatos y aterrador para los que piensan– es que la sociedad actual ya no se sostiene sobre la base del “poder opresor”. La sociedad que hoy tenemos funciona sobre la base del “poder seductor”. Y lo que más miedo da es que quienes tienen el poder que proporcionan los grandes números, por eso mismo tienen el “poder seductor”, al que todos nos sometemos encantados y pensando, además, que somos libres. Cuando en realidad somos los nuevos esclavos que estamos, y estaremos, a merced de lo que decidan por nosotros, y para nosotros, los señores de los grandes números.

¿Se comprende así mejor lo que ocurrió ayer entre Rajoy y Sánchez? No sé si con esto queda más claro. En cualquier caso, lo que, a mi modo de ver, quedó en total evidencia es que de este estado de cosas no nos saca la economía que tenemos. Porque es una economía pensada para concentran la riqueza cada vez más y más en menos y menos personas. Tendrían que ser unos santos los que manejan los grandes números para no sacar tajada, cuando son tantas las suculentas tajadas que tiene al alcance de la mano.

Así las cosas, ¿qué solución nos puede quedar? Yo no veo otra, que una solución que venga de fuera del sistema y basada, por tanto, en otros supuestos de base. Y tales supuestos, se les llame como se les llame, son los que yo encuentro en el Evangelio. El proyecto de vida de aquel “campesino judío” (John D. Crossan) al que llamaban Jesús el Nazareno. El fenómeno inesperado del papa Francisco me ha dado mucho que pensar. ¿Cómo se explica que este papa de Occidente se haya plantado en un país del lejano Orienta y, con su sola presencia, haya concentrado a seis millones de personas hundidas en carencias y miseria? Sin duda, porque en este hombre, como símbolo, han visto un horizonte de esperanza. En esta “economía canalla” (Loretta Napoleoni) en que vivimos, por pervertir, hemos pervertido hasta el Evangelio. De aquel “proyecto de vida”, que se nos presentó como humanidad e igualdad para todos, hemos hecho una “religión de poderes, rituales y ceremonias”. Total, un mecanismo más de poder para los bien situados. Y un argumento potente de resignación para los que no pueden tirar de la vida. ¿Por qué los de los grandes números y los de este modelo de religión se llevan como uña y carne? Sin duda por la misma razón por la que quienes sueñan con una sociedad igualitaria y justa ponen de los nervios a los que no soportan oír lo que pasa en la calle.

Y termino con una advertencia capital. Que nadie me venga diciendo que yo defiendo al PP o al PSOE o a PODEMOS o a CIUDADANOS…. Mi convicción es que el sistema económico que tenemos, lo maneje quien lo maneje, no nos saca de donde estamos metidos. Lo que digo sobre el Evangelio se justifica porque el Evangelio entraña un “proyecto de vida” que, por su profunda humanidad, nos puede humanizar a todos. Y sólo así es como yo veo salida al sombrío estado de cosas en que nos han metido.

6 comentarios

  • Iñaki S:S,

    La sociedad que hoy tenemos funciona sobre la base del poder seductor“, nos lo dice el amigo José Mari y yo me lo creo. Los ricos, con sus grandes números, nos embaucan y nos hacen creer que la fuente de la felicidad está en el tener, acumular riqueza cuanto más mejor, a costa de quien sea. ¿Cómo evolucionará esto a lo largo de los años?. ¿Como será este mundo, por ejemplo, el año  4.015 ( cuatro mil quince)?.  Por supuesto, no tengo ni idea pero, con todas mis lmitaciones, intento volver la mirada unos 2000 años atrás.  Precisamente cuando la evolución de la Humanidad hizo posible la aparición de un campesino judío, al que llamaban Jesús de Nazaret.
    Pues bien, este personaje sobre el que seguimos dando vueltas y vueltas, fue en su vida un revolucionario fracasado que, al parecer. acabó colgado de un madero. ¿Qué pudo decir esta persona para que, dos mil años después, su mensaje dé tanto que hablar?. Pues algo así como que la fuente de la felicidad está en el ser, en el dar y darse a uno mismo, intentando ser solidarios con cuantos se cruzan en nuestro camino. ¿Cómo convencer a los ricos que su ecuación tener-acumular riqueza = felicidad es un tremendo error?. ¿Que la buena es dar-ser solidarios = felicidad ?. Curiosamente, esto de ser solidarios es algo al alcance de todo el mundo, sea rico o pobre, sin distinción de edad, raza, salud o enfermedad. Siempre hay a nuestro lado alguien que está peor y más necesitado que nosotros.
    Desde luego la incoherencia eclesial ayuda muy poco. La religión del poderes, rituales y ceremonias, con sus inmensas riquezas acumuladas es un auténtico motivo de escándalo. ¿En que queda lo de la rueda de molino atada al cuello, de quien escandalizare a la buena gente…..?.
    Y sin embargo, la solidaridad predicada con su vida y con su entrega por el nazareno, acabó conquistando el Imperio Romano.  Mirad como se aman. Aquello fue mucho mas que todos los DERECHOS HUMANOS que tanto pregonan nuestra leyes y que tan poco cumplimos. No se cuanto se tardará, pero diría que la evolución de la Humanidad seguirá caminando hacia ese reino.
    Yo también me siento culpable e incapaz de lanzar la primera piedra.
     

  • Antonio Vicedo

    Solo LA VERDAD real de TODOS LOS SERES HUMANOS IGUALES, puede rentabilizar la JUSTA LIBERTAD y LA PAZ.
     
    Por ello, hasta en eso de EVANGELIZAR, hay que reivindicar SU VERDAD de ANUNCIAR LA BUENA NOTICIA para quienes, por NECESIDADES  impuestas y derivadas de una INJUSTA DISTRIBUCIÓN DE LOS BIENES COMUNES, mas la necesitan.
     
    Y tomar buena nota de la incoherencia eclesial de haber pertenecido y pertenecer aún, en tanto estructura, a esa parte de RICOS (propietarios absolutos de inmensas riquezas, mobiliaria e inmobiliaria, acumulada y bloqueada como en los actuales paraísos fiscales) tan distante de los pobres expoliados, directa o indirectamente, entre quienes Jesús espera JUSTICIA DISTRIBUTIVA  y HERMANDAD AMOROSA en el reparto de LOS BIENES que EL PADRE nos regala con tanta generosidad.
     
    Aviso tenemos de parte de Jesús sobre la urgencia ineludible de proclamar esa BUENA NOTICIA del JUSTO REPARTO  en hermandad, porque: “Si la sal no sala, sazonando y preservando de corrupción, solo sirve ya para esparcerla por las calles y que las gentes la pisen”.
     
    Esto llega hasta la proclamación práctica de que: “El SABADO es para la HUMANIDAD,”y no esta para aquel

  • Equipo Atrio

    ¡De Castillo! Con un error de AD ya corregido.

  • oscar varela

    Hola!
     
    ¿De quién es este Art.?
     
    ¿De Castillo o de A.D.?
     
    ¡Gracias! – Oscar.

  • MARISA-ELTALLER

    RENTA BASICA UNIVERSAL YAAAAA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

  • Antonio Vicedo

    Y lo peor del asunto, es que han conseguido que el criterio, al menos práctico, sea que: lo opuesto por REPARTO JUSTO DE BIENES no es posible y la tendencia cultural está orientada en perspectiva de competencia y no de SOLIDARIDAD.
     
    La fuerza de la razón ha sido tragada por la razón de la fuerza y quienes más alertan de peligro catastrófico por la Lucha de Clases, son los que más contribuyen a la clasificación de los seres humanos y quienes menos quieren y permiten que esta situación REVOLUCIONE.

Deja un comentario