Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5220 Artículos. - 83490 Comentarios.

Hacia un renacido laicismo democrático abierto

logo

Artículo Editorial

Y buzón para sugerencias y comentarios al Tablón de Atrio

Iba a titular este editorial “En el adviento de una nueva humanidad”. Pero no he querido utilizar vocabulario religioso y litúrgico. Aunque personalmente pienso que lo importante de las palabras es el sentido que cada uno legítimamente les da, no su origen o las connotaciones que hayan tenido en otra época. Esperanza, por ejemplo, es una palabra laica (vide Bloch) aunque para otros haya significado una virtud teologal y el sentido del Adviento.

Pero el emplear hoy otras palabras ­–laicismo, democracia– para señalar unos indicadores del itinerario que intentamos recorrer en este portal, no lo hago por oportunismo táctico, sino para hacer más comprensible a lectores recelosos lo que quería expresar con el título descartado. Es verdad, como se nos ha recordado en recientes discusiones, que ATRIO nació como un espacio en que todo lo relacionado con las cuestiones últimas sobre el sentido de la realidad y con las propuestas éticas debían considerarse siempre desde una perspectiva laica, no confesional y con diálogo abierto y democrático.

Es conveniente recordar una vez más los Presupuestos Ideológicos que aparecen en el primer Proyecto de Atrio, publicado hace ya casi 8 años. A partir de entonces hemos hecho camino yendo, incluso hemos dejado aparte la referencia a la distinción entre “lo sagrado y lo profano” que fue fundamental en el lanzamiento del Portal. Pero realmente allí ya se apuntaba el carácter laico y democrático con que concebíamos este sitio de Internet.

Quiero reivindicar hoy incluso la palabra laicismo aunque algunos en castellano prefieren sustituirla por laicidad, para privarla de connotaciones anticlericales o antirreligiosas que tuvo otro tiempo. Un verdadero laicismo democrático debe promover una concepción de la vida pública y privada sin sometimiento a la autoridad de unas verdades reveladas o de unas autoridades religiosas. Pero tampoco debe excluir por principio, en el diálogo público y abierto con que se debe organizar la vida social, las propuestas de personas o grupos que provengan de una inspiración religiosa pero que se presenten, sin revestirse por ello de una autoridad especial, como mera aportación al diálogo o el debate.

Para aclarar lo que pienso, pongo el ejemplo de lo que ocurrió en España durante la transición. Hubo cristianos que desde su fe cristiana y siguiendo sus opciones personales se integraron en diferentes partidos laicos. Pienso, por ejemplo en Gregorio Peces Barba y en Alfonso Comín que se afiliaron respectivamente al PSOE y al PC, sin ocultar su pertenencia a la Iglesia Católica. De la jerarquía de entonces no tuvieron ninguna orientación estratégica pero tampoco les pusieron ningún reparo. En los partidos hubo quien los recibió con cierta reserva, temiendo que fueran una quinta columna o un caballo de Troya.

Curiosamente Gregorio encontró más dificultad para ser estimado en el PSOE que Alfonso en el PC. Los dirigentes del PSOE -pienso en Guerra- nunca vieron la importancia del cristianismo de base progresista. No le interesaban esos grupos marginales. Sólo les interesaba la Iglesia como poder y alimentaron así su fuerza con negociaciones, cesiones y acuerdos para no tenerla enfrente en las elecciones. ¡Pésima estrategia! A pesar de su tradición laicista, aprobaron una constitución con resabios de nacionalcatolicismo e, inmediatamente después, unos acuerdos con la Santa Sede que solo maquillaban el antiguo concordato. Gregorio murió sin renegar de su fe cristiana pero pidiendo incansablemente la denuncia de los acuerdos.

El único partido que en el Parlamento votó en contra del refrendo a los acuerdos con la Santa Sede fue el Partido Comunista. Y lo hizo con un texto redactado para el diputado Solé Turá por su compañero del PSUC –la rama Catalana del PC– Alfonso Comín. Con la reconocida ayuda interna de personas creyentes fueron así, en aquella ocasión y en muchas más, un partido más laicista que el histórico PSOE.

Las recientes discusiones sobre laicismo que hemos tenido en ATRIO y las mayores o menores referencias que aquí hagamos a la fe personal, no debería apartarnos del objetivo: una renacida (en el solsticio, de invierno en el hemisferio austral, se celebra el re-nacimiento de toda vida) actitud laicista y democráticamente abierta a todos. Hay que conseguir que las religiones dejen de fanatizar personas, dominarlas y explotarlas. No hay que permitirles que controlen desde sus jerarquías la política. Pero deberán estar abiertas las puertas del diálogo público a todas las sabidurías tradicionales, aún las que han llegado hasta nosotros (como la de muchos pueblos primitivos) con palabras y lenguajes religiosos. Y bienvenida sea la aportación de la sabiduría que procede del judío Jesús de Galilea, una de las personas que puso las bases de un laicismo humanista, arrojando del trono a los poderosos, aunque éstos hayan después manipulado su memoria.

Y que conste que todos ustedes tienen acceso escribir artículos no solo comentarios. A orientar por tanto los temas a debatir y los problemas a considerar en el día a día. ¡Siéntanse aquí en su casa!

——

Como siempre acabo con una referencia a lo más concreto, no se me ocurre cosa mejor que seguir el consejo de Óscar y reproducir aquí, con los necesarios cambios, el mensaje que hace unos días lanzaba otro portal ultracatólico y romano, Zénit:

ATRIO está sin dinero … ¡Pero están ustedes!

Como todos los años, al terminar la campaña anual de donativos, se están acabando los fondos. Ayúdenos a cubrir el último mes del año. Hasta ahora se han recibido 58 donativos que cubren el 48’14% de los gastos previstos.
¡Contamos con el apoyo de todos los lectores en la campaña de donativos que estamos acabando, con el fin de que ATRIO reciba los fondos necesarios para seguir adelante otro año más, en el 2015!
¡ATRIO vive de su apoyo!
Para enviar un donativo:
https://www.atrio.org/hacer-una-aportacion-a-atrio/
¡Muchas gracias!

Antonio Duato.

antonio.duato@atrio.org

Tel: 34-963 622 532

101 comentarios

  • Rodrigo Olvera

    Bergoglio apostó por “salvar” a la congregación de los Legionarios de Cristo, en vez de ordenar su disolución.
     
    Bien, este vídeo está circulando en México para celebrar la graduación 2015 de preparatoria (bachillerato) del exclusivo Colegio Cumbres, fundado personalmente por Marcial Maciel. Es el colegio que mejor expresa la mentalidad y cultura legionaria. Bien, véanlo con sus propios ojos y díganme si Bergoglio tiene o no responsabilidad de lo que se sigue enseñando en los colegios legionarios
    http://isopixel.net/archivo/2015/03/video-instituto-cumbres/
     
    Si digo que este vídeo es infame, ¿estaré faltando al respeto? ¿No será que la falta de respeto viene del otro lado?

Deja un comentario