Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4787 Artículos. - 76755 Comentarios.

Hablemos de España

RománLas fechas cuentan para que yo me proponga abordar desde la totalidad el presente tema. Después del 09-11, el Presidente de Cataluña Artur Mas conversa con una y otra fuerza política para permanecer en el cargo hasta agotar la legislatura ante la imposibilidad de acudir a unas elecciones anticipadas con carácter plebiscitario, encabezando él nominalmente, en un bloque unitario, la bandera del independentismo. Se ahonda la separación entre el Parlamento Español del Gobierno Central y el Ejecutivo ocupado por el Partido Popular y la sociedad civil española, de la que también  Cataluña forma parte.


Los problemas de España no  pueden ser tapados, o ignorados, acudiendo al falso remedio de establecer un orden de prioridades para acudir sólo a lo que los Ejecutivos nacional y autonómicos  se les antojan como lo más urgente. Cualquier hueco debajo de la línea de flotación hace zozobrar la nave. Ganar tiempo parece ser la consigna política de los últimos tiempos junto con la inhibición política ante las dificultades que día a día sufre la sociedad civil. Izquierdas y derechas  han sido contagiados de “la centralidad” que predica la recién inaugurada formación política de Pablo Iglesias.

Para algunos colectivos España no es una totalidad, sino una realidad otra y distinta  a ellos, pero que les condiciona. Para construirse una nueva experiencia dentro y fuera a la vez hacen esfuerzo de presentación de una propia razón histórica  en la realización de un modelo que venden   como alternativa de futuro, exclusivo y excluyente para la actual sociedad en su conjunto. Son los nacionalismos  enfrentados de uno u otro signo.

Los juicios que hoy se están emitiendo sobre la actual Constitución de 1978 desde las fuerzas políticas han dejado de ser meras cuestiones formales para ser objeto de enfrentamientos. Poca gente recuerda ya que en el año 2.000 el Partido Popular empleó tal estrategia contra la expresión política del nacionalismo democrático para la obtención de beneficios electorales. En la concurrencia de los votos se reintrodujo el debate sobre España. Fue introducida la teoría de que el Estado ya se había consolidado fuertemente. Había vuelto al dominio de la mayoría natural representada por el Partido Popular y que la descentralización política cedía el paso a una nueva etapa uniformizadora.

Tal versión neoconservadora de la Constitución ponía horizontes a las otras expresiones políticas de las izquierdas y de los nacionalismos democráticos. Su resultado inmediato fue que el desafío de la Constitución del 78 en buscar y encontrar un acomodo a las naciones que integran el Estado Español empezó a ser visto como algo ajeno al consenso de la Transición.

Hoy desde la izquierda más periférica y desde la nueva formación política de Podemos se denuncia la Constitución de 1978 como un intento de  la clase política del franquismo de perpetuarse  en el poder con la reinstauración monárquica. Tiene poca lógica histórica pero alimenta las ambiciones independentistas por un lado y el republicanismo que se siente traicionado. No se desea aceptar la complejidad española, tan distinta y tan igual a otras realidades de la Europa Occidental de la que formamos parte.  Tampoco se quieren reconocer los éxitos y el brillo de nuestra nueva etapa democrática.

Hoy ponemos en discusión y análisis conceptos tan manidos como “soberanía” y “nación” con el olvido de que están ligados a profundas realidades de nuestra sociedad civil que trascienden a todas esas doctrinas políticas sustentadas por fuerzas enfrentadas cuyos apetitos de dominación ocultan en la sublimación de todos nuestros sentimientos.

Buscamos modelos de convivencia, roto el pacto social por la vía de los hechos, pues la sociedad civil se sustentaba y se nutría en un Estado social y democrático de derecho, porque para entender que la soberanía se fundamenta en la igualdad entre todos los seres humanos, tal cosa está en el conjunto de todos los individuos que la componen, y no de unos sobre otros, en ventajas económicas, de bienes y servicios, o de aspiración ciudadana. Si a ello añadimos que la clase política en el poder o que aspira a obtenerlo oculta su corrupción y corruptelas o instrumentaliza el ardor popular en beneficio de sus ideologías olvidando el bien común y la honestidad de quien vive en la verdad expresa, entonces se hace mucho más necesario ese cambio de modelo.

4 comentarios

  • Román Díaz Ayala

    X, Gundín.
    Lamento que tus incisivas preguntas hayan quedado un poco a trasmano, porque lo inmediato (también aquí) oculta las preocupaciones. La inmediatez sustituye el propio hecho noticioso con toda su carga vivencial.
    Nuestra autosatisfacción de creer que lo democráticamente seguro es que todos pensemos al unísono con un mismo discurso nos libera de nuestra responsabilidad inquisidora de la verdad crea enfrentamientos  o espacios de exclusión.
    lo demostró Rajoy hablando “a los suyos de su Partido popular” con un desprecio absoluto hacia la sociedad civil catalana. ¿Es esa la respuesta, quid pro quo, al exclusivismo de Mas?
    No podemos saber o conocer el futuro, porque está por venir. Sólo nos queda pensar en él y solucionar las cosas de nuestro presente. (Salvo las personas cristianas que vivimos en el don de la profecía, pero que pertenece a otro orden de cosas, que no vienen al caso) Pensar en las generaciones futuras y en nuestra responsabilidad para con ellas.

  • X. Gundín

    Hablemos de España.. querrá decir …como problema.
     
    La solución de un problema comienza en su enunciado. Concreto, claro, conciso, analizable, p.f.
    Los problemas españoles siguen siendo los que eran, a saber: el social y los nacionales.
    Es cierto que ambos están cambiados con respecto a años atrás, pero siguen siendo reducibles a sus fundamentos: el social sigue siendo reducible a las rentas del capital vs. las del trabajo (lo vemos claramente estos días, como consecuencia de “la crisis”, es decir, el debilitamiento del trabajo. Su solución sigue siendo la justicia social.
     
    Del problema de  “las nacionalidades periféricas” convendrá recordar que la Guerra del Segadors comenzó en 1640 (http://es.wikipedia.org/wiki/Sublevaci%C3%B3n_de_Catalu%C3%B1a_%281640%29) cuando Mas y el feo Jonqueras aún no habían nacido (no van a tener ellos la culpa de todo) y tuvo por causa inmediata el intento uniformador de Olivares.
    Las guerras carlistas son recientes.
     
    Y es que este asunto no se puede despachar -tanto como rebajar- con la frase “Para algunos colectivos España, no es una totalidad, sino  una realidad otra y distinta a ellos…”. Esa frase abre otras preguntas: ¿Pq la consideran otra?. ¿Pq no la consideran propia?. ¿Pq la consideran otra desde hace tanto tiempo, y no cejan?. ¿Dónde está el fallo (si acaso hay un fallo)?. ¿En los colectivos que se consideran otros, o en la España que es incapaz de integrar (como la experiencia nos demuestra del uniformizador  nacionalismo español)?.
    ¿Cual es la capacidad española para integrar a los diferentes (se consideran otros pq se ven diferentes). Tomemos un ejemplo reciente:  D. Mariano fue a Cataluña y se nos presentó su viaje como intento de explicar a los catalanes la postura del Gobierno Central. Mentira.  El jefe de la banda fue a reunirse con los suyos -eso nos dijeron las imágenes de la tele- y arengarlos, preparándolos para el choque. El choque. Ningún intento de comprender e integrar. Siempre hacen lo mismo.  Y no aprenden. Haciendo así han perdido dos Imperios (el propio y el portugués), y siguen creyendo que tenían y tienen razón.
     
    Hemos llegado hasta aquí -hasta este pantano- con la Consti de 1978-. No extrañe su desprestigio. Por lo menos, está agotada. Por lo menos. Aunque resulte difícil discriminar si el fallo está ne la Consti o en los que la manejan.

  • Román Díaz Ayala

    Se acaba de anunciar que Alberto Garzón, líder y diputado de Izquierda Unida, una de las voces del 15-M y menos contaminada de “Podemos” en su formación,
    se presentará a candidato en las primarias próximas a celebrarse.
    ¡Enhorabuena!

  • Antonio Vicedo

    Cuando la supuesta grandeza y dignidad identitaria del YO, intenta sustituir totalmente al abierto y universal NOSOTR*S HUMANO, se falsifica la materia prima social, por el ataque del virus que agrava la mas ancestral de las pandemias humanas.
     
    ¿Acaso estos movimientos separatistas humanos, tienen como proyecto y meta nivelar las deficiencia de los más débiles y necesitados?
     
    El resultado es que las mayorías se quedan expoliadas de valor y dignidad , a pesar de haber contribuido, con su nunca reconocida rentabilidad de plusvalías, por quienes acumulan TENER y PODER
    Y porque en eso NO HAY VERDAD, tampoco traerá LIBERTAD  ni PAZ

Deja un comentario