Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4949 Artículos. - 79469 Comentarios.

Todo es cierto y actualísimo

Revuelta

Si me queréis, dirse

Tengo al otro lado de la mesa, sentada de perfil, a una mujer ajada, ladeada por la artritis y la osteoporosis, hablándome de la situación sin salida que padece. Se coge las sienes entre sus manos nudosas, moviendo de atrás adelante : “Necesito ayuda, no puedo con esto, no se lo que voy a hacer, no puedo más”. Lo repite una y otra vez. Cuando se calma continua el relato.

En el pequeño cuartito donde recibo en condición de abogado pro bono, o sea gratis, en una parroquia de un mísero barrio sevillano, esta mañana de lluvia a jarros sobre esa desvencijada barriada sevillana, oigo el lamento sin consuelo de la injusticia de esta tierra, vacía de interés de los políticos , de los ricos y de los funcionarios hace siglos por ponerles diques de contención a tanta miseria, tanto dolor, tanta opresión. Mucho laicismo, mucha tomadura de pelo a los cristianos, mucha burla escrita  de quienes creemos, pero aquí estamos, desde siglos, al pie del cañón.

Francisca, 67 años, tiene que cuidar y cuida a tres hijos varones que le viven, de los cuatro que trajo a este mundo. Los tres en su casa, los tres hombretones, los tres esquizos, los tres sin otra atención que la de ella, su madre, que lleva la casa, les consuela , les limpia, les soporta, llama a la policía cuando quieren agredirse unos a otros porque en sus cabezas cabalgan las sombras del odio, de la muerte, del miedo, de los fantasmas demoniacos sueltos entre sus neuronas. Los gobiernos socialistas andaluces cerraron los psiquiátricos para que los locos no estuvieran encerrados. Ahora es Francisca quien está encerrada cuidando a sus locos. Los socialistas siguen gobernando con los psiquiátricos cerrados y con planes alternativos que producen sinergias presupuestarias y reducen personal y gastos. Francisca, 67 años, artrítica cuida a sus tres hijos. No es socialista. Es la sinergia que reduce el gasto social. Es su madre. Son las ventajas de la política que no ve la realidad: solo ve sinergias que hacen cero el déficit y santa a Ángela, no a santa Ángela de la Cruz. A santa Merkel, patrona de Rajoy y de Zapatero. Del cero al infinito.

Francisca con seis años plantaba garbanzos con sus hermanos y su padre en la cortijada de la Sierra Sur de Sevilla donde vivían tras la guerra civil. No fue a la escuela y firma como aprendió a escribir su nombre de uno de sus hermanos. Nada más. 1953. Franco en el poder. Iglesia bajo palio. Ahora el gobierno socialista andaluz no deja a las niñas de seis años plantar garbanzos. Hace que las viejas de 67 años que los plantaron cuiden a tres locos en su casa de protección oficial hecha polvo para ahorrar gastos y tener más empleados públicos que denieguen ayudas a las madres cuidadoras de los locos liberados de los psiquiátricos, tan costosos y tan cerrados.

Francisca a los nueve años, iba tres meses cada año a recoger aceituna con su gente. Recuerda el frío terrible de la campiña andaluza en las otoñadas del vareo. 1956 con san Franco protector. Hoy ya sin protector, el gobierno socialista andaluz no deja que niñas de nueve años cojan aceitunas, por lo de la OIT. Pero Francisca sigue recogiendo comida de Caritas o del economato gratuito de oeneges para poder alimentar a sus hijos que no trabajan porque padecen esquizofrenia los tres. Eso sí, su  caso lo siguen varias trabajadoras sociales y varios psiquiatras que hacen informes y diagnósticos, tienen oposición y sueldo fijo. Y se quejan de las congelaciones de Montoro.  Pero Francisca ya no recoge aceitunas. Recoge informes y recetas.

Francisca a los 15 años se vino con su familia a Sevilla pues los huesos de su padre no resistían el trabajo del campo. A servir en las casas del centro y a vivir en las chabolas de la periferia donde aún sigue. 1962 con Franco bajo palio y el Plan de Desarrollo. Se casó con un jornalero del que no conocía el ADN ni su mapa genético y tuvo cuatro hijos. Uno se le murió y le dejo una niña que se ha tenido que ir a protección de menores pues los tíos y sus esquizos no aconsejaban dejarla allí. Claro a Francisca se le parte el alma cuando lo cuenta. Pero sabe que no tiene remedio, que la vida es así, que ella ha venido a sufrir, que esto es un valle de lagrimas. No puede más.

Si me queréis, dirse. Lo tenía en su güasap un amigo, linense por supuesto, y lo he recordado cuando Francisca me dice que querría morirse para descansar. “Estoy vivo como si estuviera muerto”, escribió Lezama Lima. Así está Francisca.

13 comentarios

  • Pascual

    Rodrigo, se te acepta y te saludo.

  • Rodrigo Olvera

    …. perdón, debe decir al final “una enfermedad mental” y no “una enfermedad social”.
     
     

  • Rodrigo Olvera

    Hola Pascual
     
    Cuando tú te enfermas de la garganta no te llaman “deficiente adenoide”; cuando te enfermas de una infección estomacal no te llaman “deficiente gástrico”; a una persona que experimenta la enfermedad conocida como cáncer, no se le llama “deficiente celular”. Pero si una persona experimenta una enfermedad mental, se le llama deficiente mental!!!  ¿Te das cuenta cómo la expresión “deficiente mental”, dicha hoy, es insultante para las personas que experimentan una enfermedad mental?.
     
    Es probable y entendible que no reconozcas siquiera que dicha expresión es insultante. O quizá te parezca una insignificancia el asunto y una exageración de mi parte que te lo señale. Pero es que verdaderamente el lenguaje es portador de concepciones sociales, y reproductor de las mismas. Y la persistencia de una expresión tan cargada peyorativamente, como si fuera correcta y normal, más bien pone en evidencia lo mucho que hace falta todavía trabajar para eliminar prejuicios sociales contra las personas que experimentan alguna enfermedad social.
     
    Saludos cordiales

  • Pascual

    Sin entrar ni en teologías ni políticas y sí en gentes y equívocos, digo que lo que se hizo con los deficientes mentales, les decíamos locos sin intención ni de discriminar ni de ofender, “pobrecitos locos” es nominalmente una canallada, muy especulativa pero canallada. Es que tu artículo me pone el ánimo inamistoso.
    Íbamos de muchachitos al manicomio a llevarles ropas y cajas con muchísimos regalos que daban los vecinos. Es que Doña Lola que se tuvo que marchar a Argentina con su marido nos dejó aquí a su hijo, al que ibamos a ver a Miraflores. Aquello era bonito y acogedor, amplio, saludable, con mucho personal. Y allí estaba el hijo de Doña Lola la mar de bien; lo digo porque lo veíamos y él lo contaba en sus momentos en que no estaba en trance. Y de pronto cerraron aquello y ahora pretenden vender los terrenos que valen una pasta gansa. desde entonces se ve venir la liebre y…ya está aquí.
    El caso de esta familia que asistes es de horror, de pena, de rabia.-Que la Suerte te acompañe, amigo porque bien te lo mereces. Y que Alguien tenga piedad, sencillamente piedad de esa pobre gente.-Un gran saludo.

  • Asun Poudereux

    Sin darnos cuenta ponemos de parapeto las leyes, que parece las hacen y aplican los más alejados de los problemas reales y de las personas,  que finalmente sufren de su mala gestión y generalización.
     
     De acuerdo que ha habido en temas de ayuda asistencial muchos abusos y discriminaciones, entre otras cosas, por amiguismos y favoritismos,  pero  estoy convencida de que una buena gestión y dedicación personalizada puede mejorar y aliviar los casos que precisan urgentemente de soluciones  prácticas y justas en relación a las necesidades reales.
     
    Pero se está en otra órbita, estas cosas son migajas,  y como siempre al final es el pueblo más desvalido, en este caso la mujer que ha dado todo su cuerpo y su ser,  quien lo paga, lo sufre impotente y sola.

    ¿Hay quién dé más?

  • pepe blanco

    Corrección de error: la fecha del decreto 20/12 es 13 de julio de 2012 (publicado en el BOE el 14 de julio). Posteriormente hubo más recortes.

  • pepe blanco

    Al autor del artículo, parece ser que muy pro-obrero y muy antifranquista, se le ha despistado este dato: fue el gobierno del Partido Popular el que recortó las ayudas a la dependencia, el 11 de julio de 2011 exactamente, cuando aplicó un tijeretazo que supuso un recorte, como mínimo, del 15% en las ayudas, pudiendo llegar a redurcirlas por ley hasta un 85%.
     
    E, incidiendo en el punto 5 del comentario de Rodriog, me fijo en las palabras del autor, “Mucho laicismo, mucha tomadura de pelo a los cristianos, mucha burla escrita  de quienes creemos, pero aquí estamos, desde siglos, al pie del cañón.”
     
    Pues bien, si gobernantes de inspiración cristiana y cristianos comprometidos llevan más de 500 años al pie del cañón combatiendo la injusticia en Andalucía (por ejemplo en Andalucía) y aún no lo han conseguido, tampoco parece raro qu el PSOE aún no lo haya logrado del todo en poco más de 30 años.
     
    Además, hay que destacar que el texto manifiesta ignorancia o manipulación. La Ley General de Sanidad, que abría las puertas al cierre de los psiquiátricos, es una ley estatal de 1986 (sí, del gobierno del PSOE). Los psiquiátricos de antaño se han cerrado en toda España, no solo en Andalucía. Por cierto, la fecha de aprobación de la tal ley, se celebra “como aquella en que se reconoció el derecho de las personas con un trastorno mental a recibir un tratamiento a su enfermedad sin que eso supusiera separarlas de su comunidad“. Obviamente, tiene que cumplirse la otra cara de la ley, es decir, garantizar la asistencia domiciliaria, circunstancia que, en este caso, parece que no se cumple.

     

  • Antonio Vicedo

    ¿Es, o no, fundamental necesario y urgente que que valore y acepte por la Sociedad entera el VALOR  IGUAL de TODO SER HUMANO para que la estructuración social pueda ser justamente humana?
     
    ¿Pero lo aceptamos quienes, desde nuestro intento de ser seguidores de Jesús, estamos llamados a ser LEVADURA que fermente la masa y SAL que evite su corrupción y le confiera su específico sabor humano?
     
    ¿Por qué se hace tan complicado aquello fundamental y clarísimo de Jesús: “-Buscad primero el Reino de Dios (HERMANDAD HUMANA UNIVERSAL) y su Justicia y todo lo demás vendrá por añadidura”?
     
    ¿Qué es, en el más auténtico sentido peyorativo,  lo de DEMAGOGIA, POPULISMO y verdadera UTOPIA?

  • ana rodrigo

    Este comentario es  una buena fotografía de una parte de tanta tragedia y de tantas tragedias como se viven en este mundo, en esta España y en esta Andalucía. Qué pena y qué horror, qué enfermedades más crueles, como diría Juan Pablo II en la visita al campo de concentración ¿dónde estaba Dios?. Yo diría ¿dónde está el dinero público que recauda el estado para hacer justicia y mitigar tanto sufrimiento?
     
    El punto 5 de Rodrigo puede ser matizable, pero también es cierto que un gobierno democrático y, además,  socialista, debería ahorrarse tanta burocracia y atender a esta gente.
     
    Y, como dice Asun, siempre somos las mujeres las que tenemos que cuidar y curar las heridas de los familiares enfermos, mayores, dependientes, las que renunciamos a un trabajo remunerado, las que dejamos de cotizar a la Seguridad Social, las cuidadoras y, como decía ayer, aún hay quien pregunta ¿qué más quieren? Queremos justicia y derechos al 50%.

  • ELOY

    En desacuerdo con la  (creo que errónea) lectura que hace del escrito Rodrigo. deseo dar mi apoyo a Alberto Revuelta (pro obrero y antifranquista de toda la vida) del que tengo muy positivas referencias desde hace muchos años.

  • Asun Poudereux

    Es terrible esto, pues el centro es la mujer que fue niña trabajadora y sin parar lo ha seguido haciendo y se ha ido complicando más y más por la vida familiar que lleva al convivir, atender y cuidar  de sus tres hijos. Ponerse  en el cuerpo tan destrozado, la psique y el espíritu tan desgastados de esta mujer  y  fluyen lágrimas que ciertamente no solucionan su dolorosa situación, su impotencia, si es que aún le restan fuerzas,  su desesperada soledad, y debilidad que comprensivamente la llevan a desear dejar ya este mundo,  que,  principalmente y de manera protagonista, es el hombre quien lo ha construido, desde su particular y unilateral visión.
     
    Y aquí hablando e interpretando lo que en ningún resquicio percibo, sino que la mujer sigue siendo no reconocida ni considerada en su labor callada dentro del hogar y la familia, ni ahora ni antes, no importando  el signo político ni la religión establecidos.
     
    Nadie sabe el dolor tan constante y profundo que produce el deterioro de los huesos y las articulaciones, si además el ritmo de trabajo, las preocupaciones familiares y las dificultades  domésticas son de este calibre, a los 67 años y más aún.
     
     ¿A quién le importa? ¿A quién le está importando? Cuando  las personas que deciden tomar medidas no lo sufren, ni pueden imaginárselo, ni además son capaces de ponerse en el lugar del otro y menos si se trata de la mujer, como venimos sufriendo y comprobando desde tiempo inmemorial. Si ahora no lo hacemos hacer, entonces ¿Cuándo?  Díganme ¿Cuándo?

  • pepe blanco

    Hola Rodrigo. Me alegra volver a verte por aquí. Me gusta tu comentario y, en particular, estoy muy de acuerdo con el punto número 5.

  • Rodrigo Olvera

    1.- La expresión “loco” tiene una carga peyorativa y discriminadora. Como ocurre en otros temas de dscriminación, es común que quien no está en el grupo discriminado ni en contacto y empatía con el grupo discriminado, no reconozca siquiera lo discriminatoria y ofensiva que es una expresión (así, es común que varones no reconozcan como discriminatorios ciartos “piropos” y “chistes”; que personas de ingreso económico alto no identifiquen como clasistas expresiones de valor; que personas “blancas” no identifiquen como racistas expresiones comúnes como identificar con el color negro lo negativo; o que las personas sanas mentalmente no identifiquen lo insultantes que son ciertas expresiones referidas a las personas que sufren alguna enfermedad mental)
     
    2.- Es cierto que se cerraron los hospitales psiquiátricos, en cuanto hospitales especializados y exclusivos de atención de salud mental, pero de ello no se sigue (como da la impresión del escrito) que ya no haya hospitalización por enfermedades mentales. Existe la hospitalización y el interamiento, llegando al internamiento involuntario o forzado. Existe incluso un procedimiento legal para realizar el internamiento involuntario.
     
    3.- La reforma andaluza en el tema es muy compleja, con evaluaciones muy matizadas. Para quien le interese, hay un buen resumen en el Informe del Defensor del Pueblo Andalúz sobre los enfermos mentales en Adalucía, que es más o menos reciente (abril de 2013)
     
    4.- La situación concreta de esta familia es dramática. Es evidente que debe haber una intervención del sistema sanitario diferente. Confío en que Alberto le asesore correctamente para conseguir tal finalidad, incluyendo posiblemente el internamiento
     
    5.- Lo que no comparto es utilizar tan dramática situación para descalificar el laicismo, la izquierda y sobre todo el no ser cristiano. Mucho menos la constante referencia al franquismo que me da la impresión (es decir, la impresión es MÍA, sabiendo que la intención de un escrito sólo la conoce quien lo escribió… pero quien lee se hace una percepción de lo leído)… me da la impresión de que se manda un mensaje de que estaba mejor con Franco que con la demoracia.
     
     

Deja un comentario