Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4873 Artículos. - 78267 Comentarios.

Palestina 2014

Nuestra colaboradora María nos tiene al tanto de cómo se está desarrollando en estas semanas la masacre en Gaza. Hoy ha editado en su blog Palestina en el corazón un texto de Jorge Ramos Tolosa, investigador del Departamento de Historia Contemporánea de la Universitat de València.

En ATRIO quisiéramos también invitar a asomarse a esas manifestaciones que, en todo el mundo, judíos ortodoxos y espirituales promueven contra los sionistas que dirigen el estado de Israel y que intentan confundir a la opinión con falsos argumentos. Ver por lo menos estos documentos:


Palestina en 2014 sigue siendo Gernika en 1937, Treblinka en 1942, Varsovia en 1943, Chuka en 1953, Alabama en 1955, My Lai en 1968, Soweto en 1976, Brixton en 1981, Srebrenica en 1995, Acteal en 1997 o Bagdad en 2003. Es, sin ser ninguna, todas a la vez.

Palestina en 2014, en el (supuesto) Año Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino de la ONU, continúa siendo un símbolo interminable de las consecuencias del colonialismo, del supremacismo étnico y de la liquidación del diferente. Todo con la complicidad cercana de autoridades políticas y militares, de empresas, de figuras del mundo de la cultura o de instituciones como la Unión Europea, la Generalitat de Catalunya o diversas policías del Estado español que se entrenan en Israel
[1]. Más de 130 años después de la llegada del movimiento sionista a Palestina y a 66 años de la Nakba (la limpieza étnica anterior y posterior a la creación del Estado de Israel), la tierra sigue estrechándose día a día para las palestinas y los palestinos.

Propaganda del ejército israelí para justificar el bombardeo sobre la población civil.Propaganda del ejército israelí para justificar el bombardeo sobre la población civil (Traducción: Los otros judíos).

Bajo sitio, la vida se torna tiempo. El pueblo palestino hace memoria del principio, y olvida el final. A veces, es una de las pocas cosas que quedan. Por ejemplo, recuerda cómo antes de la aparición de los colonos sionistas no había ningún problema con el “Viejo Yishuv”, la pequeña comunidad judía que habitaba en el territorio. Recuerda cómo desde décadas antes de que estableciese el Estado israelí ya comenzaron en Palestina las prácticas de exclusividad étnica (un apartheid de facto) del Fondo Nacional Judío o del sindicato Histadrut, que impedían a las personas no judías acceder a determinadas tierras o esferas laborales[2]. Recuerda cómo inició la resistencia ante el colonialismo sionista y el británico (incluyendo también a mujeres feministas como Salma al-Husayni o Tarab Abdul Hadi[3], a las cuales se ha pretendido desahuciar de la historia) y cómo la resistencia popular sigue siendo un elemento central en la identidad palestina. Recuerda, a pesar del memoricidio israelí, cómo entre 418 y 531 municipios palestinos fueron borrados del mapa durante la Nakba y cómo en torno a 800.000 personas fueron expulsadas de sus casas. Recuerda, recientemente, cómo hace 10 años (en julio de 2004) la Corte Internacional de Justicia de La Haya declaró ilegal el Muro de Apartheid y solicitó su desmantelamiento, reclamación en la que la comunidad internacional tenía y tiene la responsabilidad de actuar para obligar a Israel a cumplir con la sentencia[4].

Más de 10.000 palestinas/os abandonaron sus hogares en el norte de Gaza por advertencia israelí y se refugiaron en las escuelas de la UNRWA. (AFP)Más de 10.000 palestinas/os abandonaron sus hogares en el norte de Gaza por advertencia de bombardeo israelí y se refugiaron en las escuelas de la UNRWA. (AFP)

Hoy, entre los hierros forjados por las bombas, las palestinas y los palestinos intentan calcular con un sexto sentido la distancia entre su cuerpo y la nada. Las últimas masacres sobre Gaza son un episodio terrible más a añadir a lo que ocurre diariamente. A pesar de la atención que recibe estos días la otra orilla del Mediterráneo, cabe destacar que la ocupación sionista-israelí de Palestina y la opresión hacia su población no judía no es un hecho coyuntural, sino que se da en múltiples formas todos y cada uno de los días desde hace muchas décadas. Los últimos bombardeos son un capítulo más de una Nakba que nunca acaba y que se (des)vive cotidianamente entre muros (unos físicos y otros no), bantustanes, campos de concentración, bloqueos, prisiones con mayores y menores de edad sin garantías ni juicios previos, excavadoras, carreteras solo para personas judías, checkpoints, matrimonio no mixtos, cinco tipos de carnets de identidad, zanjas, centenares de miles de olivos arrancados o quemados, drones, dos sistemas jurídicos para judíos y no judíos, alambradas o estrechamientos de tierra y mar. Todo esto constituye un sistema de desposesión perfectamente trazado. Todo esto supone un sistema de apartheid, que ya fue reconocido hace más de cuatro décadas por primeros ministros de Sudáfrica y del Estado israelí. En este sentido, por citar solo dos ejemplos, ya en 1961 el primer ministro de la Sudáfrica del apartheid, Hendrik Verwoerd, declaró: “I agree with them. Israel, like South Africa, is an apartheid state”[5]. Después de la Guerra de Junio de 1967, David Ben-Gurion afirmó que a menos que Israel lograse “librarse de los territorios [ocupados] y de su población árabe”, Israel se convertiría en un Estado de apartheid[6].

Una familia comparte el iftar (comida al final del día de ayuno de Ramadán) en una escuela de la UNRWA donde se refugió en ciudad de Gaza. (Wissam Nassar, NYT).Una familia comparte el iftar (comida al final del día de ayuno durante el Ramadán) en una escuela de la UNRWA donde se refugió, en ciudad de Gaza. (Wissam Nassar para el NYT).

En Palestina/Israel quizá no sea tan fácil encontrar carteles del estilo de “Whites only”, pero el sistema es incluso más perverso y sofisticado que el del país sudafricano[7]. Una de las diferencias centrales entre Sudáfrica y el Estado sionista es que en el primer país los blancos buscaban desposeer, controlar, discriminar, desplazar y explotar a la población autóctona, pero no expulsarla del país. Mientras tanto, el segundo sí tiene como objetivo último extenderse por el mayor territorio posible con el mínimo de población palestina. En otras palabras, en Sudáfrica los blancos necesitaban la tierra, pero también a sus habitantes. El Estado de Israel, por el contrario, necesita la tierra, pero no a su población autóctona. Además, entre otros elementos, a esto cabe sumar las matanzas contra el pueblo palestino como las que estamos viviendo estos días, que en numerosos ámbitos han sido calificadas de “genocidas”. La vinculación entre las autoridades israelíes y el término “genocidio” no es casual; el pasado noviembre el Tribunal de Crímenes de Guerra de Kuala Lumpur (Malasia) declaró al Estado de Israel culpable de genocidio[8].

Según el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, el apartheid es un crimen contra la humanidad. En Sudáfrica, la causa contra el racismo de Estado y la desposesión de la población autóctona se convirtió en una causa de la humanidad. Más allá de la instrumentalización de su figura, Nelson Mandela llegó a ser y es un referente de la humanidad. En las últimas décadas del siglo pasado, personas de todo el mundo se preguntaron cómo actuar desde sus países para acabar con el apartheid. La principal respuesta fue el BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones)[9], una manera de presión para que se cumpliese con la legalidad internacional y se preservasen los derechos fundamentales de la población sudafricana no blanca. El BDS contribuyó a que el régimen de apartheid cayese. En 2005, más de 170 organizaciones palestinas llamaron a la comunidad internacional para que, siguiendo el ejemplo de lo ocurrido en Sudáfrica, se aplicase el BDS a Israel. Desde entonces, se organiza desde numerosos territorios de todo el mundo y se aplica en diversos ámbitos: económico, institucional, sindical, cultural-deportivo y académico. La iniciativa tiene éxitos cada semana (hace varios días el principal sindicato del Reino Unido e Irlanda, Unite, se adhirió al BDS[10]) y crece rápidamente. Estrategias similares ya fueron puestas en práctica por otro referente humano fundamental: Mahatma Gandhi. Igualmente, en los últimos años el BDS a Israel ha sido respaldado por el científico Stephen Hawking, el Premio Nobel Desmond Tutu o el fallecido Stéphane Hessel, que participó en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humano después de haber sobrevivido al campo nazi de Buchenwald[11]. En la actualidad, puede considerarse que el BDS es la máxima esperanza internacional para el pueblo palestino, unido a la difusión de todo lo que le concierne y al que no sean silenciadas las voces de quienes se oponen a su desaparición.

Por último, conviene recordar las palabras del compañero Iván Prado, director del Festiclown y portavoz de Pallasos en Rebeldia, quien afirmó que “Palestina es hoy, más que nunca, el lugar del mundo donde la humanidad más se juega el poder seguir considerándose eso mismo, humanidad“. Estos días, mientras las bombas caen sobre Gaza, podemos demostrar que seguimos siendo seres humanos.

Infografía del colectivo No más complicidad con IsraelInfografía del colectivo No más complicidad con Israel de Catalunya.

Notas
[1] “Mossos a Israel. Cursos de repressió. #TestedInCombat” (https://www.youtube.com/watch?v=IcmlclCUDiY); http://negocisocults.org/tested-in-combat, consultado el 14/07/2014.

[2] Ferrán IZQUIERDO BRICHS: “Sionismo y separación étnica en Palestina durante el Mandato británico: la defensa del trabajo judío”, Scripta Nova: Revista electrónica de geografía y ciencias sociales, 10 (2006), http://www.ub.edu/geocrit/sn/sn-227.htm; e ÍD.: “Las raíces del apartheid en Palestina: La judaización del territorio durante el Mandato británico”, Scripta Nova: Revista electrónica de geografía y ciencias sociales, 11 (2007), http://www.ub.edu/geocrit/sn/sn-246.htm, consultado el 14/07/2014.

[3] Ellen L. FLEISCHMANN: “The Emergence of the Palestinian Women’s Movement, 1929-39”, Journal of Palestine Studies, vol. XXIX, 3 (2000), pp. 16-32.

[4] http://boicotisrael.net/bds/1300-yonocomproapartheid-10-anos-la-haya-muro/, consultado el 14/07/2014.

[5] Citado por Andrew James CLARNO: The empire’s new walls: Sovereignty, neo-liberalism, and the production of space in post-apartheid South Africa and post-Oslo Palestine/Israel, Tesis doctoral, Universidad de Michigan, 2009, p. 66.

[6]Citado por Hirsh GOODMAN: Let me create a paradise, God said to himself: A Journey of Conscience from Johannesburg to Jerusalem, Cambridge (MA), Perseus Book Group, 2005, p. 78.

[7] Ben WHITE: Israeli Apartheid: A Beginner’s Guide, Londres-Nueva York, 2009, pp. 1-93.

[8] “Israel, culpable de genocidio”, Rebelión, 27/11/2013, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=177368, consultado el 14/07/2014.

[9] http://www.bdsmovement.net/, consultado el 14/07/2014.

[10] http://www.alternativenews.org/english/index.php/features/economy-of-the-occupation/8270-british-trade-union-unite-joins-bds-campaign, consultado el 14/07/2014.

[11] Luz GÓMEZ GARCÍA (ed.): BDS por Palestina: el boicot a la ocupación y el apartheid israelíes, Madrid, Editorial Ediciones del Oriente y del Mediterráneo, 2014.

* Jorge Ramos Tolosa es investigador del Departamento de Historia Contemporánea de la Universitat de València y especialista en Palestina e Israel. @JorgeRTolosa
Publicado en Rebelión.
Ver aquí una interesante entrevista al autor sobre los orígenes del mal llamado conflicto palestino-israelí.

8 comentarios

  • m* pilar

    A lo largo de la historia, Israel ha caido varias veces… y no ha sucedido nada.
     
    Tampoco lo haría, si elpais más fuerte del planeta disminuyera su poder… seguiríamos adlante.
     
    Y si este mundo, dejara de regirse por los deseos y órdenes del poder dinero…!ah!
     
    Entonces, una nueva era, daría cominzo para bien  toda la humanidad.
     
    Hoy, es un desead sueño…
     
     
    !Tenemos ese deseo,  tengamos también la voluntad de hacerlo posible!
    m* pilar

  • ana rodrigo

    Podéis buscar en YouTube Esperanza Aguirre recibe uno de los premios Samuel Hadas de Amistad España-Israel , donde la señora se deshace en elogios hacia Israel como ejemplo contra los totalitarismos y no sé cuántas moralinas más.

    Aznar dice que si cae Israel caemos todos.

    Uffff!!!

  • María

    Os comparto este correo que escibía el domingo el médico noruego Mads Gilbert desde el hospital de Shifa, Gaza.

    Queridísimos amigos:

    La pasada noche ha sido extrema. La “invasión por tierra” de Gaza ha provocado decenas de vagones de mutilados, heridos, ensangrentados, temblando, moribundos, todo tipo de palestinos heridos, de todas las edades, todos civiles, todos inocentes.

    Los héroes en las ambulancias y en todos los hospitales de Gaza están trabajando en turnos de 12-14 horas, grises del cansancio y de la sobrecarga de trabajo inhumana (todos los del hospital Shifa sin paga desde hace 4 meses), se cuidan unos a otros, hacen el triaje de las urgencias, intentan comprender algo en el incomprensible caos de cuerpos, órganos, tamaños, de seres humanos que caminan, que no caminan, que respiran, que no respiran, que sangran, que no sagran… ¡seres humanos!

    Ahora, una vez más tratados como animales por el “ejército más moral del mundo” (sic!).
    Mi respeto per los heridos, en su contenida determinación en medio del dolor, la agonía y el shock, es infinito; mi admiración por el personal y los voluntarios es infinita, mi cercanía al “sumud” [resilienza] palestino me da fuerza, aunque a ratos  solo quiero gritar, abrazar a alguien, sentir el olor de la piel y el pelo aun calientes de ese niño cubierto de sangre, protegerlo en un abrazo sin fin, pero no podemos permitírnoslo ni tampoco ellos.

    Rotros gris ceniza – ¡Oh NO! no otra carga de decenas de mutilados y ensangrentados. Tenemos aún lagos de sangre en el piso de la sala de urgencias, montones de vendas que tirar goteando sangre – oh – quienes limpian por todas partes palean rápidamente la sangre y los residuos de tejido, pelo, ropa, cánulas –los restos de la muerte – los llevan lejos … para dejarlo todo listo otra vez para repetir todo de nuevo. Más de 100 casos llegaron al hospital de Shifa en las últimas 24 horas, ya son muchos para un gran hospital bien equipado con todo, pero aquí con casi nada: electricidad, agua, material desechable, medicamentos o mesas instrumentos, monitores… todo oxidado y como si hubiera sido tomado de los museos de viejos hospitales. Pero no se quejan estos héroes. Siguen adelante así como los guerreros, con la cabeza baja, inmensamente decididos.

    Y mientras escribo estas palabras, solo, en una cama, se me saltan las lágrimas, lágrimas calientes, pero inútiles, de dolor y de pena, de rabia y de miedo. Esto no puede estar sucediendo.

    Y ahora mismo, en este momento, la orquesta de la maquinaria de guerra israelí comienza su sinfonía macabra de nuevo, justo en este momento: salvas de artillería de los buques de la marina de guerra en la misma playa, los F16 que rugen, los drones nauseabundos (en árabe ”Zennanis” zumbadores), y los apaches que crean estragos. Todo hecho y pagado por los Estados Unidos.

    Obama – ¿tienes corazón?

    Te invito a pasar una noche –solo una noche– con nosotros en el Hospital de Shifa. Disfrazado, tal vez, de persona de la limpieza. Estoy convencido al 100% de que la historia cambiaría. Nadie que tenga corazón y poder podría alejarse, después de una noche en este hospital, sin poner fin a la masacre del pueblo palestino.

    Pero los crueles y despiadados han hecho sus cálculos y planificado otro asalto “dahyia” [la doctrina desarrollada por el general israelí Gadi Eizenkot de infligir el mayor sufrimiento a la población civil como método de disuasión] de Gaza.
    Seguirán corriendo ríos de sangre la noche que viene. Siento que han sintonizado sus instrumentos de muerte.

    Per favor, haced lo que podais. Esto no puede continuar.
     




  • María

    Ecuador ha retirado a su embajador en Israel.
    ¡Olé por Rafael Correa! Así se hace, en lugar de tanto palabrerío de muchos otros que no compromete a nada.
    Si todos los presidentes o gran parte de ellos  hicieran lo mismo, verías qué pronto se terminaba esta masacre, porque eso es lo que es, una masacre de civiles de todas las edades, con el objetivo de causar en la población de Gaza el mayor daño posible.
     

  • m* pilar

    !Gracias Oscar!
     
    Este art. Redactado-sentido por un judío, me reconcilia un poco, ante la ferocidad de unpuebl que se siente “elegido”.
     
    Volvemos a los horrores que las religiones van sembrando por el mundo, y creo sinceramente que… !no se salva ninguna!
     
    Me acerco agradecida a esta cconfesion de un judío desolado, y de alguna manera… miesperanza en el ser humano… quiere levantarse de nuevo.
     
    !Gracias Oscar! Y !Gracias a este Sr.!
    m*pilar

  • oscar varela

    Hola!
     
    Copio mi Comentario en piensaChile a “El día que me avergoncé de ser judío”
    ………….
     
    Hola!

    El Rabino Mijael Even David (Santiago) se ha confesado “públicamente”. Tal vez porque se haya dado cuenta que una confesión “privada” tenía poco o ningún sentido.
     
    El origen de su “vergüenza” ha sido por haber comido del prohibido fruto del Conocimiento. Su haber “caído-en-la-cuenta” le abrió los ojos a lo ciego que estaba en su inocente creencia. Y sintió “vergüenza”, cuyo efecto “público” es “ponerse-colorado”.

    En efecto, lo sabe bien el Rabino, el “rubor” es el primer vestido que el ser humano (Adán en el Paraíso) se puso “desde adentro”. Solo luego recurrirá a un vestido de fuera (hojas de parra o de higueras); y después a otro de artificio que le tejerá Yhavé para la convivencia en Sociedad.
     
    A veces uno se pregunta ¿qué Canal estarán viendo los religiosos para –en el mejor de los casos- darse el porrazo que los despierte a la realidad de la vida humana?
    El mecanismo que afecta -no solo a religiosos sino igualmente a los “religiados”- pareciera consistir en que aquellos hechos que antes nos “saltaban a la vista” nos causaban estupor.

    Pero la frecuencia y acentuación de ese tipo de acontecimientos van limando las aristas del estupor. Y puede ocurrir que “de estupor en estupor” nos vayamos haciendo cada vez más “estúpidos” ¿no?
     
    Un buen remedio preventivo contra la pérdida del saludable estupor parece ser el cometido de Piensachile.com ¿o no?
    ………….
     
    Acá en ATRIO agrego:
     
    –       “Un buen remedio preventivo contra la pérdida del saludable estupor parece ser el cometido de http://www.atrio.org ¿o no?”-
     

  • oscar varela

    “El día que me avergoncé de ser judío”
    por Rabino Mijael Even David (Santiago)
    http://piensachile.com/2014/07/el-dia-que-avergonce-de-ser-judio/
     
    Hoy nos hemos unido a los fuegos de la Inquisición. Quemamos personas vivas de una fe diferente a la nuestra y dijimos que es nuestro D’s que lo requiere (*). Hoy nos unimos a las hordas de los cosacos, con odio asesino y salvaje, sin ver al otro, sólo viendo que somos diferentes. Hoy nos unimos a los asesinos nazis, matando a un niño brutalmente por su raza y etnicidad.
     
    Hoy dejamos de ser el Pueblo Elegido, porque para esto no fuimos elegidos. Tal vez necesitemos otros dos mil años de Exilio para recordar quiénes deberíamos ser. Hoy perdimos cualquier superioridad moral que queríamos creer que teníamos. Somos exactamente como ellos. También somos asesinos. Todos nosotros. Los que lo prendieron en llamas, los que gritaron “muerte a los árabes”, los que declararon que la Torá nos pide matar y asesinar y vengarnos. Aquellos que vieron todo esto y no hicieron nada, aquellos que mañana aún no harán nada.
     
    Especialmente aquellos que tratan de encontrar paz para sus consciencias en las comparaciones: “ah, pero nosotros no celebramos asesinatos”, “nosotros no enseñamos a odiar en nuestras escuelas”, “nosotros no consideramos a los terroristas, héroes”. Pero no es sobre ellos, D’s Altísimo, ¡es sobre nosotros! Es sobre perdernos a nosotros mismos, sobre nuestro fracaso como nación. Evidentemente hemos fallado.
     
    En el futuro, cuando estudien las leyendas sobre la destrucción de nuestra sociedad, de nuestro Estado, ellos leerán: “Por el asesinato, la quema, el salvaje homicidio de Muhammad Abu Jdeir, nuestro Templo fue destruido, nuestra Tierra fue desolada y fuimos exiliados entre las Naciones”.
     
    Nunca la paz se vio más lejana. Nunca estuve tan avergonzado de ser israelí. Nunca estuve tan avergonzado de ser Judío.
     
    *Fuente: El Diario Judío (Santiago / Tel Aviv)
    (*) NdR piensaChile: El Rabino Mijael Even David se refiere, indudablemente, al crimen cometido contra joven palestino, que fue quemado vivo
     

  • ana rodrigo

    Sin perder de vista en mi horizonte personal mi condena, mi rechazo, mi indignación y, especialmente mi dolor por tantas víctimas de la injusticia y de la violencia, voy a hacer mi pequeña aportación para la comprensión de mi pesimismo en la solución de este conflicto.
     
    Por parte de Israel, aún habiendo pluralidad de posicionamiento sobre el pueblo palestino, como los Neturei Karta, pero el sionista Estado de Israel parte de una premisa sagrada, y, por tanto, intocable e indiscutible: Israel es el pueblo elegido por Dios, al que Dios le llevó de la esclavitud en tierra extranjera, Egipto, a la tierra prometida, Israel, que esa es su tierra desde siempre y para siempre por voluntad de Yavé. Siempre han luchado por ella, y eso les costó varios exilios, los romanos quisieron arrebatársela, ellos se resistieron y eso les costó el destierro y la dispersión por el mundo.
     
    Cuando, después de la barbarie del Holocausto se les dio la oportunidad de volver a Palestina de forma chapucera sin tener previsto lo que supondría la división de Palestina, se hizo imposible la convivencia entre unas gentes que no entendían porqué les quitaban sus bienes y sus tierra, porqué se las expulsaba de lo que siempre había sido su país, mientras que Israel tuvo muy claro que en esa tierra solamente podían vivir judíos o ciudadanos judíos, si fuesen de raza y religión judía mejor.
     
    El resto, y hasta dónde se ha llegado, es conocido de todo el mundo. ¿Cuál será el final de este infernal conflicto? Me temo lo peor: vencedor por encima de cualquier cosa, Israel, vencido para siempre el pueblo palestino, Gaza terminará siendo tierra judía después de haber masacrado a la población. Hamás será la llama encendida de un desentendimiento total, y, por eso, la violencia, las víctimas, el conflicto, seguirá. Siempre confiando en que otros países islamistas no entren en el conflicto al estilo de las amenazas de Irán, que entonces sería lo peor, si cabe algo peor.
     
    Lo siento no ver un rayito de esperanza en este momento.

Deja un comentario