Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5494 Artículos. - 87195 Comentarios.

La teología de la liberación, ¿una anciana moribunda?

JJ Tamayo“Efectivamente, las figuras relevantes de la Teología de la Liberación (TL) son personas ancianas y, como tal, como la expresión de lo que fue, está muy está anciana, si no es que ya está muerta… Hoy en día no está más el tema de la teología de la liberación, que había sido planteada con una base sociológica que no cuadraba con la base teológica”.

No, no son afirmaciones estas de sectores lefebvristas, neoconservadores o integristas, ni de la Congregación para la Doctrina de la Fe, tan propensa a desacreditar  las tendencias teológicas que no coinciden con la teología romana. Han sido pronunciadas por monseñor Carlos Aguiar Retes, todopoderoso presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), y difundidas por la Agencia Católica de Información ZENIT. Las hizo en un momento tan significativo como el encuentro del CELAM con el papa Francisco, cuando el Vaticano está dando muestras de acercamiento a dicha teología.

Ante las críticas recibidas por tamaño desprecio hacia la TL, el propio arzobispo Aguiar ha querido matizarlas en unas declaraciones a Noticelam, pero, a mi juicio, se ha puesto más en evidencia su rechazo hacia dicha teología. Recuerda la existencia de una corriente basada “en el análisis marxista que llevó a una ideologización del mensaje evangélico” y cree necesario re-direccionarla a través del desarrollo de “una teología de la liberación con una base bíblico espiritual”.

¿Qué revelan las primeras afirmaciones tan irrespetuosas en boca de un dignatario tan cualificado como mal encarado de la Iglesia católica, que se arroga la representación de varios cientos de millones de católicos del continente y las segundas declaraciones tan desenfocadas sobre la teología de la liberación: ignorancia, manipulación o, más sencillo todavía, confundir el deseo con la realidad? Fuere una cosa, otra, la tercera o las tres a la vez, me gustaría informar, siquiera someramente, al presidente del CELAM del estado actual de la Teología de la Liberación (TL), que hoy está muy lejos de la ancianidad y mucho más todavía de la muerte.

La TL, nacida en América Latina a finales de la década de los sesenta del siglo pasado –apenas ha cumplido 45 años- es una de las corrientes más creativas del pensamiento cristiano nacidas en el Sur, lejos de los centros de poder político, económico y religioso, con señas de identidad y estatuto teológico propios. No es, por tanto, una sucursal de la teología elaborada en el Norte. Todo lo contrario: ha quebrado el norte-centrismo teológico, sea el moderno o el postmoderno, el europeo o el norteamericano.

Viene siendo objeto de sospecha desde sus orígenes, y muy especialmente durante los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto II. Ha recibido acusaciones de lo más gruesas e indemostrables como defender la violencia, ser una sucursal del marxismo, introducir la lucha de clases en la Iglesia, politizar partidistamente el cristianismo… Muchos de sus cultivadores han sido condenados, destituidos de sus cátedras y sus libros sometidos a una férrea censura. La más grave de las condenas -comparable a la del Syllabus del papa Pío IX contra el modernismo-, fue la llevada a cabo por la Instrucción sobre algunos aspectos de la Teología de la Liberación, de 1984, redactada por el cardenal Ratzinger cuando era presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe y ratificada por Juan Pablo II.

Mas, a pesar de la persecución de que ha sido objeto, la TL no se ha rendido a la ortodoxia vaticana, ni ha renunciado a sus primeras intuiciones ni al principio-liberación, pero tampoco se ha quedado en la foto fija de sus orígenes, ya que no es una teología perenne, inmune a los cambios, ni de la razón pura, sino una teología de la razón práctica, histórica, in fieri, que se reformula y reconstruye en los nuevos procesos de liberación.

Lo mismo que la TL en sus orígenes intentó responder a los desafíos sociales, económicos, religiosos, espirituales, culturales del continente latinoamericano, hoy sigue haciéndolo y se elabora a partir de los nuevos sujetos que están emergiendo y  protagonizan los cambios estructurales en la sociedad y en las religiones: las mujeres doble o triplemente oprimidas por las dictadura del patriarcado, del capitalismo y del colonialismo en alianza, la Tierra, sometida a la depredación del sistema de desarrollo científico-técnico y económico voraz, el campesinado sin tierra, los pueblos indígenas y  las comunidades afroamericanas, humilladas durante siglo de dominación imperial, las colectividades, cada vez más numerosas, excluidas por mor de la globalización neoliberal, las religiones otrora destruidas por el cristianismo imperial, las identidades estigmatizadas  y perseguidas.

Son todas ellas alteridades negadas que conforman los diferentes rostros de la pobreza y la marginación,  a quienes la TL reconoce como sujetos activos, consciente de que se están empoderando y, desde su empoderamiento, contribuyen a la superación del racismo, el sexismo, el clasismo, la homofobia, así lideran la lucha contra los etno-cidios, geno-cidios y bio-cidios causados por el paradigma de desarrollo de la modernidad occidental.

De aquí han surgido nuevas tendencias teológicas de la liberación, todas ellas contra-hegemónicas: teología feminista, indígena, afrodescendiente, campesina, ecológica, queer, teología del pluralismo religioso, de la diversidad sexual. Todo un mosaico de teologías y sabidurías que conforman el plural panorama de la TL, que no es una anciana moribunda, sino que sigue viva y activa intentando responder a los nuevos desafíos del continente latinoamericano.

Hoy está presente en todo el Sur, pero también en los ámbitos de marginación del Norte y se ha hecho visible en el Foro Social Mundial, donde ha creado su propio espacio religioso alter-globalizador, el Foro Mundial de Teología y Liberación, que cuestiona las creencias crédulas, revoluciona las conciencias de los creyentes y no creyentes y pretende transformar sus prácticas alienantes en emancipatorias desde la convicción de que “Otra teología es posible” ¡y necesaria! en plena sintonía con la consigna de los Foros Sociales “Otra epistemología es posible!” y con las epistemologías del Sur que se están desarrollando en las diferentes disciplinas y saberes.

Si monseñor Aguiar Retes quiere enterrar la teología de la liberación, debe saber que lo hará con una realidad viva, y eso es un delito mayor y más grave que el de considerarla anciana o muerta. ¡Qué lejos está el actual presidente del CELAM de los obispos que dijeron adiós al paradigma de la Iglesia conquistadora, colonial y desarrollista de la conquista e iniciaron el paradigma de la Iglesia de la liberación en la II Conferencia del Episcopado Latinoamericano en Medellín en 1968! Estos pusieron las bases de la Iglesia de los pobres, que el papa Francisco quiere recuperar. Con sus declaraciones, monseñor Retes lo que hace es dinamitar dichas bases.

Juan José Tamayo es director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones “Ignacio Ellacuría” de la Universidad Carlos III. Sus libros más recientes son: La teología de la liberación en el nuevo escenario político y religioso (Tirant lo Blanch, 2010); Otra teología es posible. Pluralismo religioso, interculturalidad y feminismo (Barcelona, 2011); Invitación a la utopía. Ensayo histórico para tiempos de crisis (Trotta, Madrid, 2012); Cincuenta intelectuales para una conciencia crítica (Fragmenta, Barcelona, 2013).

31 comentarios

  • oscar varela

    Hola Noemí!
     
    1.- ¡Bien por lo de La T.L!
     
    2.- No contesté: ¿Correo o Comentario en Atrio?
    No recuerdo no haber contestado un Correo o un Comentario.
    Normalmente contesto TODOS.
     
    Mi Dir de Correo es olgoscar05@yahoo.com.ar
     
    Quedo en “stand by“, como espera una Grúa que la alquilen! – Oscar.

  • Noemí Olivia Sánchez Díaz

    No tengo la experiencia en el tema, empero a mi parecer la Teología de la Liberación no está moribunda, toda vez, que en octubre del año pasado el Padre Gútierrez se entrevisto con su Santidad, proporciono link  http://www.larepublica.pe/13-09-2013/el-papa-recibio-al-sacerdote-peruano-gustavo-gutierrez. Considero que el Papa siempre ha sido un activista social, independientemente de su labor evangélica. De dicha entrevista me sorprende, que teniendo una agenda tan intensa, haya tenido un espacio para recibir al Padre Gútierrez, esa posición da mucho que decir en relación al tema.
    Su Santidad siempre se ha preocupado por los grupos vulnerables, pero una persona no puede lograr que todo cambie,  requiere del apoyo de católicos, laicos, etc.,  decididos plenamente para poder mover estructuras. Dentro de la misma iglesia hay diferentes lineas y se persiguen diferentes intereses, por lo tanto sería muy difícil pero no imposible llevarlo a cabo; en relación a separar los términos; es posible también llevarlo y es interesante la idea, siempre y cuando no se desvíe la intención. El pueblo no podrá soportar por mucho tiempo  el modelo económico que busca menos Estado y más inversión privada, dicho modelo han venido ocasionando millones de pobres y por esta parte es por donde puede iniciar todo.

    La pobreza desde el término propuesto por el Padre Gustavo Gutiérrez en su Teología de la Liberación; que a la letra dice:
     
    “La pobreza no es una fatalidad, es una condición; no es un infortunio, es una injusticia. Es resultado de estructuras sociales y de categorías mentales y culturales, está ligada al modo como se ha construido la sociedad, en sus diversas manifestaciones. Es fruto de manos humanas: estructuras económicas y atavismos sociales, prejuicios raciales, culturales, de género y religiosos acumulados a lo largo de la historia, intereses económicos cada vez más ambiciosos; por lo tanto, su abolición se halla también en nuestras manos.” (Gutiérrez, 2004)
    Es un concepto que me gusta y que precisa que su abolición se encuentra en nuestras manos; y es muy cierto.
    Gracias por permitir participar en su sitio, sus temas y respuestas son muy interesantes. Aunque estoy un poco molesta porque el señor Oscar Varela nunca me contesto un correo.  Saludos fraternos.
     

  • Antonio Vicedo

     
    – Hola, Oscar. “Tal vez alguno, sí pero ¿cuál y qué alcance?”-
    Para no repetirme, léete mi comentario al hilo TIEMPO DE ESTAFAS y a lo mejor encuentras algo del TESTIMONIO y MENSAJE del Maestro GALILEO. ÉL humanamente PUDO y LO HIZO, sin escribir casi.
    De nada, como por aquí respondemos, Un abrazo

  • ana rodrigo

     
     
    Muy interesante lo que dice Blas. La TL se desarrolló en la iglesia de base, aunque los teóricos fuesen clérigos. Yo creo que sirvió y sirve para dar un giro a la teología tradicional mirando siempre hacia arriba, Dios, mientras la TL, miró más a la praxis de Jesús liberando a quienes sufrían o estaban marginados por distintas causas.
     
    Cuando el otro día el Papa Francisco dijo aquello de que el comunismo había robado la bandera de los pobres a la Iglesia, me llamó mucho la atención.  
     
    Primero porque el legado de Jesús lleva dos mil años, tiempo suficiente para que la Iglesia no hubiese descuidado tanto este encargo.
     
    Segundo, el comunismo adelantó el avance social de que l@s pobres y explotad@s eran sujetos de derechos y no sólo de explotación. De ahí la asociación que hicieron los dos papas anteriores entre TL y marxismo, y no iban desencaminados, si no hubiesen hecho vejación del marxismo desde el desprecio más absurdo (sólo porque era ateo?). Mejor les hubiese ido haberse hecho cómplices de la causa humana.
     
    Tercero, en esta pérdida de tiempo y frenazo por parte del Vaticano a la TL, ha venido la sociedad actual, desde ONGs y asociaciones, a robarle a la Iglesia la concienciación de la lucha por la justicia. Y es en esas organizaciones laicas donde encuentras a much@s cristian@s comprometidos desde esta visión liberadora del evangelio.
     
    Quizá haya que dejar la bandera a la Declaración de los DDHH y a la concienciación social sobre esta cuestión, y el cristianismo hacer piña con esta sociedad, por convicción humana y por coherencia cristiana y dejarse de exclusivismos. Se trata de los seres humanos, no de quién hace más o mejor.

  • Blas

    Repasando el post de Nacho Dueñas, estoy totalmente de acuerdo de que los gobiernos de izquierda de América del Sur no se pueden entender sin contar con la TL. Pero hablemos de la TL dentro de la Iglesia y entre los fieles, porque al fin y al cabo la TL no es más que una parte o sensibilidad de las que forman ese ideario político. Y eso que no sitúo en dos esferas contrapuestas la religión y la política… pero eclesialmente la TL está en una encrucijada y algo envejecida a mi modo de ver por mucho que nos escudemos en si tal partido o tal político es cristiano.

  • Blas

    La TL está viva, vive en la sencillez y en el alma de la gente, ha calado en amplias capas sociales, pero muchas personas ni la conocen o las referencias que tienen son las de la institución, no siendo conscientes de la influencia que han recibido de la TL. Por lo tanto, institucionalmente puede que esté más envejecida y domesticada que nunca tras años de condenas. Habría que hacer algo de autocrítica y plantearse retos, y en este artículo y foro veo poco de eso. ¿Quiénes esperáis que difundan la TL? ¿Un clero cada vez más escaso y de corte conservador? Con la información, con la secularización de la sociedad y las salidas que hay hoy día para una vida de entrega y lucha no esperéis a muchos jóvenes idealistas abrazando el sacerdocio en favor de la TL. Para la supervivencia de la TL y para que surjan nuevos referentes que profundicen en su estudio y en su difusión hay que buscar otro tipo  de vocaciones, pues no serían obligatoriamente las tradicionales: en las comunidades populares, en la base, en los grupos progresistas… entre los LAICOS y LAICAS, el verdadero futuro y base para una Iglesia horizontal sin la dicotomía clérigo-laico, sin la exclusión de la mujer. Defendamos la TL, pero sepamos encajar las críticas, venga de quien venga.
    Boff, Casaldaliga, Castillo, Pikaza…¿tienen acaso 30-40-50 años? Después de ellos quién viene pisando fuerte? Probablemente quien ha realizado esta crítica sea alguien ya maduro, pero por muy envejecida que esté también esa otra Iglesia y por muy pocas vocaciones que haya, con unos pocos les basta para perpetuar su modelo clerical y teológico mientras el pueblo siga siguiéndoles sin cuestionarse todo aquello que la teología progresista se cuestiona, y más aun, sin desobedecer y atraer hacia la realidad a aquellos que con su doctrina y moral sancionan una realidad que distorsionan. Véase el caso de la moral sexual del reciente catecismo de la Conferencia Episcopal Española con respecto a la sexualidad juvenil. Me reía al pensar que la inmensa mayoría de jóvenes católicos que conozco viven su sexualidad sanamente sin seguir las directrices de la Iglesia, pero como no levantan la voz contra ella, siguen siendo un rebaño útil para la jerarquía. En mi caso, como cuestioné toda esa moral en voz alta me sentí desubicado, visto como un bicho raro y me fui (también influyó  la maquinaria destroza-almas para cazar vocaciones entre aquellos jóvenes más idealistas, sensibles y laboriosos. Digo destroza-almas porque hay quien para ello siembra dudas en la vida afectivo-sexual de los jóvenes, se ve que el sacerdocio en sí no atrae a los jóvenes si antes no dinamitas su libertad para conocer si además de para el sacerdocio, ha sido llamado para un sacerdocio célibe o para un sacerdocio casado).
    Pero bueno, para no desviarme en aspectos personales, mucha Liberación, mucha proclama “revolucionaria” como que los cambios no vienen de arriba, sino que es el pueblo quien los logra… y por un par de gestos y frases, así como por actuar de forma coherente en cuestiones como limpiar el OIR o pedir perdón por los abusos sexuales, parece que esa Iglesia que se desprende de los escritos de los teólogos de la liberación está llegando. Mucha teoría veo yo, y pérdida de valentía. Y de acuerdo que los cambios no se hacen de la noche a la mañana. Pero por esa misma razón creo que es pronto para hablar de reforma cuando puede ser un lavado de cara para que todo siga igual. Y para mi ese entusiasmo desbordado es muestra de un cansancio de personas mayores cuyas ideas han sido cuestionadas por la institución a la que tanto han dado, y que esperan ver un mínimo cambio en el fin de su vida.
    Pero no, ese obispo es un carca que ha atacado a la TL. Al final a ciertos “carcas” habrá que darles la razón en dos cosas, primero que somos incoherentes al pretender una doctrina que, aunque sea evangélica, no es Romana, y segundo que no nos integramos en el variado mundo del protestantismo o del catolicismo no romano, donde existen comunidades donde ya han adoptado muchas cosas de las que pregonamos y en las que podríamos desarrollar la TL sin temor a la Congregación de la Doctrina de la Fe. Pero bueno, ésto no es más que una crítica de alguien que no ha llegado a los 30, caracterizado por esa impaciencia y energía incontrolada propia de la juventud, y que no está muy instruido en esto de la teología. Dejar  claro que a aquellas personas a las que hago referencia las admiro y saben más que yo, que no soy más que un mindundi que por leerse dos libritos y unos articulillosde la TL se cree que sabe algo como para debatir con conocimiento de causa.

  • oscar varela

    Hola Antonio “el Vicedo”!
     
    Me “vale” lo que dices sobre mi pregunta de si tiene algún sentido el DISCIPULADO.
     
    Ahora continúa con lo que seguía a mi pregunta:
     
    -“Tal vez alguno, sí pero ¿cuál y qué alcance?”-
     
    ¿Te parece interesante dar tu opinión al respecto?
     
     
    Gracias y ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • ana rodrigo

    Pepe Blanco, no te sientas presionado en ningún aspecto, pero no pierdas de vista lo que dice Oscar: Recuerdo que Ortega señalaba la constitución de la Ciencia-Física como el ÓRGANO DE FELICIDAD de la actual y futura Vida humana.

    Tal vez ATRIO-atrieros podría interesarse en atender a este Órgano alentador-felicitario.
    Por mi parte me comprometería a no descartar del todo, con este Órgano humano, al ya muy desgastado y dudoso Espíritu Santo de la Religión. Tan solo darle unas vacaciones a la divinidad para que ella también se ponga en su Lugar y no se salga de Madre”.

  • Antonio Vicedo

    Hola Oscar.-“¿tiene algún sentido esa frase?”
    ¿LO de DISCIPULADO DE jESÚS?
    -Aparte, y muy importante, de lo que se deduce de Ju.XIII,35:- En esto conoceraán que sois discípul*s mi*s, en OS AMAIS L*S UN*S A L*S OTR*S”; queda poara quienes ser de ell*s intentamos lo que ser coherentes con lo de : Me llamáis MAESTRO y lo soy de verdad; No es el /la discípu* más que su Maestro ; Ejemplo os he dado. ¿Vale?
     

  • pepe blanco

    Querida ana, me preguntas que qué me parece escribir esa explicación para publicarla en Atrio como un artículo. Pues, teniendo en cuenta lo poco que me gusta escribir artículos para ser publicados (la media que llevo es de uno cada cuatro años, pues el último, el de la felicitación, no cuenta, pues fue publicado con mucho cariño por la redacción de Atrio, sin duda, y yo se lo agradezco, pero fue publicado sin tener yo conocimiento previo de ello) pues la verdad es que me parece una idea horrible.
     
    No obstante, si cuando la escriba me parece que ha quedado de tal forma que pueda tener un cierto interés general, pues  enviaré el texto para que se considere la oportunidad de su publicación.
     
    Estos días se están suscitando algunos temas que me parecen muy interesantes, como la pregunta acerca de qué es el conocimiento. ¡Uf! Varias veces he empezado a escribir un comentario sobre ello y siempre he acabado borrándolo todo. Es muy difícil. Hay cosas que son muy difíciles. Bueno, o será que a mí me resultan difíciles. Hay un territorio del alma humana donde la frontera entre la razón y la mística es borrosa. Es casi imposible pasear por él.
     
    Un abrazo

  • oscar varela

    Hola!

    Ana nos acaba de recordar un pedido que había hecho al “Físico” pepe:
    Querido Pepe Blanco, en una ocasión te pedí …”-

    Y al final le solicita que
    hiciese un post para la página central de atrio y así podríamos enriquecernos con estos conocimientos tan especializados.
    ………………….

    Estimo la cosa de suma importancia la de “Fisico-Tecnificar” la Religión para ponerla en su lugar; mejor dicho, para ponernos a nosotros –humanos de HOY- en nuestro Lugar y Hacernos Cargo del Espacio que andamos gastando por este Mundo nuestro.

    Recuerdo que Ortega señalaba la constitución de la Ciencia-Física como el ÓRGANO DE FELICIDAD de la actual y futura Vida humana.

    Tal vez ATRIO-atrieros podría interesarse en atender a este Órgano alentador-felicitario.
    Por mi parte me comprometería a no descartar del todo, con este Órgano humano, al ya muy desgastado y dudoso Espíritu Santo de la Religión. Tan solo darle unas vacaciones a la divinidad para que ella también se ponga en su Lugar y no se salga de Madres.
    ………………….

    Por ejemplo, solemos encontrarnos con NOTICIAS como la siguiente, sobre la que sería bueno que los que “andan en estos ajos” nos (me) des-asnen cuánto de verosímil tienen las NOTICIAS.

    Dos físicos rusos quieren reconstruir la torre Tesla para dar energía sin cables al mundo
    Por: RT
    http://www.argenpress.info/2014/07/dos-fisicos-rusos-quieren-reconstruir.html

    ¡Vamos todavía! – Oscar.
    …………………
     
    PS.: No se trataría de “hacer Ciencia-Físico-matemática”, pero sí “trazar con ella Caminos significativos de GRACIA y DESGRACIA para nuestra vida humana”- Sería un excelente Servicio!

  • ana rodrigo

    Querido Pepe Blanco, en una ocasión te pedí que nos ampliases el párrafo siguiente, cosa que tú no has olvidado.“…no somos sino un montón de átomos organizados, un sofisticado producto de la evolución, originariamente destinado a reducir la producción de entropía.”  Ayer, en este mismo hilo me recordaste que pensabas cumplir tu promesa, cosa que nunca he puesto en duda.
     
    El motivo por el que saco el tema, no es para reprocharte nada en absoluto ni para meterte prisa, sino para sugerirte que, como sospecho que es algo muy interesante, hicieses un post para la página central de atrio y así podríamos enriquecernos con estos conocimientos tan especializados. ¿Qué te parece?. Un abrazo

  • ana rodrigo

    Para no redundar en lo que yo diría sobre lo escrito por Nacho, con tu permiso Oscar, firmo lo dicho por ti.

    Efectivamente el posicionamiento ante cualquier compromiso indica el estado de salud de la “teoría”-doctrina-ideología, etc. que lo ilumina. En este caso, me refiero a uno de los tipos de teología, la TL, como dice Oscar: Estimo que vos: al verla pasar te la has puesto al hombro
    Eso, solo eso me basta para acompañarte … y andando iremos viendo!” No se puede decir mejor”.

     
    El problema de decrepitud al que alude el obispo Carlos Aguiar, no está en la TL, sino en la sociedad, en la ciudadanía, en l@s individuos, en las instituciones, en, definitiva, tratándose de teología, en la Iglesia. Una Iglesia que siempre ha tenido una parte de sus componentes honesta, comprometida (aunque fuese con la caridad conforme al contexto cultural-social de otras épocas), y una parte institucional que, cuando no ha interesado un compromiso radical de luchar por la justicia, intenta desacreditar el asunto en cuestión, desprestigiando previamente alguna prima hermana, en este caso, el marxismo.
     
    Así que “pondremos el hombro” en la medida en que nos sea posible.

  • m* pilar

    En Ecuador zona de Sucumbios, pasó un hombre bueno, obispo, hace dos  años expulsado por Roma. Gonzalo Marañón, al que visitó Correa cuatro veces durante su ayuno, para que volviera la paz en su zona.
    Hizo vida laT.L. y los sin voz… levantaron sus espaldas y empezaron la lucha contra todo esclavismo.
    mp
     
     
     
     

  • oscar varela

    Bien NACHO, bien!
     
    Creo que por ahí va la cosa.
     
    Va y sigue ¿no?
     
    A veces me da la impresión que hay Gente
    para quienes también “por ahí va la cosa”;

    * algunos de entre ellos: la ven pasar y la saludan pero no se suman
    * otros: al verla pasar se dan vuelta y ya no la ven, ni pasar.
    * otros: al verla pasar le ponen zancadillas.
     
    Estimo que vos: al verla pasar te la has puesto al hombro
    Eso, solo eso me basta para acompañarte … y andando iremos viendo!
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Nacho Dueñas

    ¿Anciana la teología de la liberación?
    -Creo, y es mi modesta opinión, que es todo lo contrario. Para empezar, muchas apuestas en su momento rupturistas, son causa común en la pastoral parroquial y en la academia universitaria. Es decir, cualquier obispo hoy puede militar contra las multinacionales sin que Roma la lleve a capítulo, y cualquier cátedro puede hacer un simposio sobre la cristología de Sobrino y por ello cubrirse de gloria.
    -Cierto que el núcleo inicial (Gutiérrez, Boff, Galilea, Comblin, Segundo, Assman…) ya son ancianos jubilados,sino están muertos, pero su mensaje y praxis pronto se expandió por todo el continente y en menor medida el mundo. No los frenaron ni el miedo, ni el desaliento, ni la soledad, etc. y ni la CELAM, ni el vaticano, ni el polaco ni el alemán, ni la CIA, ni la Casa Blanca ni la Trilateral ni la OEA.
    -Pero, creo yo, que la teología de la liberación es como un terrón de azúcar: para cumplir su función, tuvo que diluirse en un ámbito mayor: la taza de café deja de ser amarga gracias a la disolución del terron de azúcar. Esa es la T de la L en América Latina. A ver:
    1- En Brasil no habría Lula ni MST sin las CEBs y sin los obispos revolucionarios (Cámara, Casaldáliga, Balduino…)
    2-En Mexico no habría EZLN en Chiapas sin la labor de Samuel Ruiz.
    3-En Nicaragua no habría habido sandinismo histórico (años 80′) ni el actual, del bloque chavista, sin Fernando Cardenal, Ernesto Cardenal (hoy antidanielistas), D’Escoto y toda la plana mayor de la T de la L que la apoyaba.
    4-En Paraguay directamente Lugo fue obispo liberacionista, hasta que un golpde de Estado se lo llevó por delante.
    5- En El Salvador, no se entiende hoy al FMLN sin la figura de Romero y los jesuitas de la matanza del 89′.
    6-En Venezuela, no se entiende al chavismo sin el cristianismo revolucionario que Chávez siempre defendió, y no falta una minoría de curas que viene de la t de la L, como el padre Vidal.
    7- En Bolivia, no se entiende la revolución sin los movimientos sociales, donde las CEBs gozan de cierta presencia, y sin el cristianismo sincrético-indigenista de Evo Morales.
    8- En Ecuador sin la figura de Correa, formado por los salesianos, con los que hizo un año de voluntariado en poblados quechuas. Además, se declara seguidor de la doctrina social de la Iglesia y de la teología de la liberación.
    9- El mismo Movimiento Antiglobalización, el Foro de Sao Paulo, los foros sociales y las contracumbres, no se entenderían sin unos líderes que vienen de la militancia de cristianos revolucionarios (Ferrari, Stedile, Comblin…)
    Por todo esto, creo que no habría socialismo del siglo XXI sin la teología de la liberación. Aquella que es un proyecto, viene de esta, que es su inspiración. Y no importa al poeta que la inspiración se vaya cuando ya el poema está escrito, pues aquel se reencarna en este.
     
    Además, el novedoso paradigma suprateísta, o posteísta, que es la adaptación de la espiritualidad a la humanidad que está comenzando a nacer, es algo que se viene apuntando desde la T de la L, por gante como Ernesto Cardenal o José María Vigil. En ese sentido, la amigable provocación del bueno de Óscar, al preguntar que cuándo la T de la L se liberará de a teología, tiene desde mi punto de vista, la siguiente respuesta:
    ¿Liberarse de la teología? ¿De la religión, del monoteísmo?
    Cuanto antes.
    ¿Liberarse del cristianismo?
    Sí, si las condiciones culturales así lo sugirieren.
    ¿Liberarse de su vocación revolucionaria?
    Jamás. Que la intensifique hacia lo contracultural.
    ¿Liberarse de la mística y de la espiritualidad?
    Jamás, jamas, jamás.
    Es mi humilde opinión.
    Un abrazo a todos.
    Nacho.

  • ana rodrigo

    Quizá es el pueblo judío el que se adjudicó eso de ser el pueblo predilecto y elegido por dios. Y tanto el pueblo judío como sus continuador@s, la religión judeocristiana, le han salido rana.
     
    Jesús nació en Israel, y fue una mujer le recordó que “los perros también comen las migajas”, lección que él aprendió, y trabajó por liberar a toda aquella persona que fuese o no judía. ¡Buena lección de la mujer y buena lección de el Galileo!

  • Nacho Dueñas

    Cierto, Alfonso, pero no menos cierto es que Cristo eligió al pueblo judío y el pueblo judío eligió a Barrabás.
    Nacho.

  • Alfonso

    Bah, ya Cristo nos advirtió contra los falsos profetas:… “ los teólogos liberacionistas eligieron a los pobres y los pobres eligieron a los pentecostales.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Voy con pepe!
     
    ¿Cuando estará en condiciones
    la Teología de la Liberación
    de Liberarse de la Teología?
     
    Esa ha sido mi pregunta hace rato.
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • pepe blanco

    Bueno, yo sospecho que lo que está moribunda es la teología en general. La de la liberación y la que no es de la liberación. Toda la teología.
     
    Me ha sorprendido descubrir que hay teologías completamente desconocidas para mí: “nuevas tendencias teológicas de la liberación, todas ellas contra-hegemónicas: teología feminista, indígena, afrodescendiente, campesina, ecológica, queer, teología del pluralismo religioso, de la diversidad sexual.”

    ¡incluso una teología queer! Caray, que cosa más finísima…

    Todas esas elucubraciones calificadas como discurso teológico, ¿qué serán en realidad? Porque teología, teología, lo que se dice teología, es decir, un conocimiento sobre Dios, pues no creo que lo sean, como tampoco creo que lo sea la teología tradicional occidental europea de toda la vida. Entonces, ¿qué expresarán exactamente?

    Ps.: Ana, te debo una explicación, no se me olvida. Pero es una cosa bastante difícil de explicar, que me llevará bastante tiempo, que en estos momentos no tengo. Pero te lo explicaré. Un abrazo.

  • ana rodrigo

    La verdad es que cada vez cuesta más entender a ciertos jerarcas eclesiásticos, responsables (deberían serlo) de mantener viva la memoria del Galileo.Y no sólo porque viven en otro mundo distinto al de que vivió Jesús que, según el Evangelio vino a anunciar la Buena Nueva a las personas marginadas, desvalidas, pobres, machacadas por los de siempre, sino porque, además,  no dejan de decir tonterías y de hacer el ridículo.
     
    ¿Acaso los dos anteriores Papas o éste y otros obispos, más otros muchos clérigos, todos ellos bien situados en la vida, sabrán cuál fue la misión, el mensaje y la praxis de Jesús? Parecen analfabetos neotestamentarios.
     
    Dice el NT que Dios se encarnó en Jesús o que Jesús fue la encarnación de Dios, pero la historia nos dice que la Iglesia lo desencarnó, se fue por las esferas celestiales, espiritualizó al Jesús histórico, los responsables de encauzar, mantener y transmitir el mensaje evangélico, se lo llevó más allá de las nubes, y allí sigue, su Jesús y ellos mismos.
     
    Y cuando alguien o much@s han querido poner blanco sobre negro y recordar con humildad, y especialmente, con entrega y generosidad, que la Iglesia debería seguir los pasos de Jesús en este mundo, los echan a las tinieblas exteriores, condenados, sancionados, acallados, expulsados…Y lo digo en masculino porque esto es lo que han hecho con los teólogos de la liberación; siempre digo que a las teólogas ni se toman la molestia de hacerles caso si siquiera para condenarlas.
     
    Pero ahí están ellas y ellos haciendo y diciendo dónde está la esencia del Evangelio. No en el Vaticano, en los palacios episcopales, en la acumulación de tiaras de oro y piedras preciosas, en catedrales y templos hasta arriba de riquezas materiales, en ritos, procesiones y misas….
     
    Desconozco el contexto en que Francisco dijo eso de que “los comunistas arrebataron al cristianismo la bandera de los pobres” Pero la frase así tal cual, suena fatal, pero fatal, fatal. Dos mil años de cristianismo y tienen que ser movimientos sociales los que luchen por liberar a tanta gente y tantos colectivos como los que ha enumerado Tamayo en el post. Y ahí siguen, con el nuevo catecismo para la infancia condenando la ideología de género, entre otros disparates.

    Si dicen que la TL está anciana o moribunda no será por falta de tarea.

    Lo dejo aquí porque me está subiendo la tensión en mis pobres neuronas cerebrales y cardíacas (si es que las hay).

  • m. pilar

    Confirmo que está muy viva la T.L. y sigue en camino…

    El pasado domingo, pude celebrarlo intensamente, y aun que están muy “castigados” y de alguna manera “perseguidos” quienes la viven y la hacen vida… tienen tanta fuerza, tanto amor al proyecto de Jesús… que siguen adelante digan lo que digan esos “srs….” tan “importantes” para el mundo del poder y el dinero… viviendo  completamente fuera de esa viva y hermosa realidad.

    mª pilar

  • Alfonso

    Soy sacerdote joven y en  todo mi trabajo pastoral siempre a estado presente la TL y veo como la comunidad ha crecido en conocimiento del Evangelio, y en la vivencia de una fe comprometida como Jesús nos enseño,  antes en la parroquia habían sacerdotes catecúmenos y esta era una parroquia caduca me da tanta tristeza el que monseñor  Carlos Aguirre Retes  diga esto de la TL, que salga de su escritorio de su oficina y ahí vera que la TL esta viva en el pueblo de Dios y no en los que dicen ser los pastores. Monseñor salga a la calle y ahí se encontrara con Dios y entonces tendrá porque orar y ofrecer la celebración de la eucaristía y será una ofrenda agradable a Dios no vacía sino acompañada de los sufrimientos y alegrías de su pueblo, entonces será un obispo de verdad mientras no lo será.

  • Teresa Walsh

    Debí escribir “nada que no repare hoy”

  • Teresa Walsh

    Nuestro Juan Luis Segundo afirmaba que no existe teología que no sea de liberación ¡ si se trata de escrutar y comunicar la más encumbrada noticia buena! Ahora bien , si algunos celebraron la muerte de aquella corriente intelectual y espiritual que refrescó el ambiente eclesial y que  erigió al pobre ya no como destinatario sino como agente de su liberación, se equivocaron. Si alguna agonía rastreamos no es  a esta teología, la única que puede decir algo significativo al hombre y a la mujer agobiados por la injusticia.
    ¿Nada que reprochar a la TdeL? Sin dudas que sí. Carencias de quien se pone en marcha.  Sobraron afirmaciones simplonas, se cayó en reduccionismos, se abusó del instrumental marxista… pero pareciera que los reduccionismos sociológicos y el abuso de instrumentales epistológicos no nacidos dentro de la Iglesia sólo son achacables a la TdeL? ¿Cuándo se rastrearán los reduccionismos de las espiritualidades integristas? A la Teología de la Liberación cabe señalar déficit: género, tema más afinado del poder, cierta ingenuidad hacia alguna zona del marxismo, nada que  repare hoy. También es preciso señalar excesos de otro tipo, su pasión por los últimos.
    Unidos en la oración,

  • oscar varela

    Hola Vicedo!
     
    Te leo a tí; y en ti a muuuuuuchísimos que con-vencidos de lo que “dicen” (¿o “repiten”‘):
     
    – “DISCIPULADO DE JESÚS“-
    …………………

    Pregunto:

    ¿tiene algún sentido esa frase?

    Tal vez alguno, sí pero ¿cuál y qué alcance?

    Creo que eres tú quien más claro tiene eso de:
    – “A nadie llamar MAESTRO” ¿no?

    ¿Vamos todavía? – Oscar.

  • Antonio Vicedo

    ¿Como puede decirse que la TL está envejecida, o muerta, si tanto el testimonio y mesaje de Jesís son permanente oferta de LIBERACIÓN, cosecha propia de la VERDAD, como los movimientos  de comprometido seguimiento de Jesús, mas de base y vivos están intentando contra todo riesgo una práctiva vital evangélica liberadora?
    Lo que tenía que quedar claro en el seno del DISCIPULADO DE JESÚS es , si hay teología que merezca de tal consideración  no planteándose clara y valientemente el HUMANISMO LIBERADOR ECLESIAL, ya que Jesús espera las debidas atenciones desde l*s  mas  pequeñ^s de sus Hermanos.
     

  • oscar varela

    Hola!

    Sin duda recordará Juanjo cuando expuso en el IVº FORO SOCIAL DE LAS AMÉRICAS –  Asunción del Paraguay – 2010, sobre este mismo Asunto de “moribundez” de la TL.

    Me alojaba yo en casa de JUAN MARÍA CARRÓN, quien acompañó con otra Ponencia similar a la de Juanjo, bajo el Título: “DESAFÍOS DE LA TEOLOGÍA LATINOAMERICANA EN EL MOMENTO ACTUAL”, que comenzaba así:
    ………………..

    He incurrido en una temeraria audacia al comprometerme a hablar sobre este tema ante tan distinguido auditorio. Pido que esta audacia sea correspondida con una tolerante comprensión.

    RESUMEN.

    A pesar de los ataques que ha sufrido la teología latinoamericana sigue viva, tanto en su versión de teología de la liberación, como en la de teología en general. Para ella el momento actual plantea apremiantes desafíos.

    El primero de ellos consiste en que realmente sea teología; es decir una reflexión sobre el Evangelio leído en él contexto de los signos de los tiempos de hoy.

    El segundo es que se apoye en una visión lúcida y valiente de los tiempos de esta primera década del tercer milenio, que son muy diferentes de los que existían cuando nació la teología de la liberación.

    Los nuevos tiempos han aportado el derrumbe del bloque soviético, la nueva configuración de la izquierda, el proceso de globalización, la superación de la teología de la muerte de Dios y la necesidad de ampliar el concepto de opción preferencial por los pobres para abarcar a nuevas formas de explotación moderna.

    Todo esto obliga a buscar una vitalidad remozada del pensar teológico en Latinoamérica.
    ………………..

    Por la noche nos encontramos charlando delante de una “Tortilla española” en un tardío Bodegón.
    ……………….

    Esto de ahora es solo un agradecido recordatorio de la generosidad de Juanjo.

     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

Deja un comentario