INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6149 Artículos. - 97358 Comentarios.

La sovietización de EEUU

Navarro

Hoy, en su artículo, el profesor deja a parte la economía, pero no su fina capacidad crítica para descubrir planes de la CIA que estaban ocultos

No sé si usted, lector, ha leído la novela Doctor Zhivago, del novelista ruso Boris Pasternak, o visto la película basada en esta novela. Esta última se filmó, por cierto, en partes de la meseta castellana, en unas planicies de gran belleza que en invierno, con mucha nieve, recuerdan a los paisajes siberianos, donde precisamente parte de la novela tiene lugar. El rodaje de la película en la meseta castellana durante la dictadura fascista tuvo sus dificultades, puesto que en la película se filmaban momentos de la Revolución Bolchevique, con cantos de la Internacional y banderas rojas que alertaron a la Guardia Civil asentada en aquel territorio. Contaba Geraldine Chaplin (hija de Charles Chaplin y una de las actrices de la película) que la productora de la película tuvo que ir corriendo al cuartel indicando que era una simulación y no un ensayo general para la revolución española.

Cuando la novela, sobre la que se basa la película, se publicó en ruso, inmediatamente fue prohibida en aquel país por la censura del Estado soviético, pues la novela era una protesta frente al carácter totalizante de aquel régimen, que invadía todas las dimensiones del ser humano, sin permitir un espacio propio, personal, con intimidad y respeto a la persona. Los que vivimos la dictadura totalizante, fascista, que existió en nuestro país, conocemos y compartimos aquella queja y denuncia que hizo Pasternak. La dictadura fascista española permitía muy pocos espacios en la libertad individual y de decisión personal, estando todo normativizado y sancionado, desde la lengua (en Catalunya el idioma catalán fue reprimido) hasta el sexo, incluyendo todas las áreas del ser humano.

Con un acto que le honró, el Partido Comunista Italiano, PCI, una de las fuerzas de izquierda más poderosas en Europa, apoyó la publicación, en italiano, del libro de Pasternak. La casa editorial próxima al PCI, la editorial Feltrinelli, lo publicó, a pesar de la enorme presión de la Unión Soviética para que no lo hiciera. Esta historia es conocida, aunque no en España, pues la censura fascista no podía admitir que los comunistas italianos hicieran nada bueno. Y, es más, la protesta de Pasternak iba dirigida a todos los sistemas y dictaduras totalitarios, entre las cuales la española no tenía nada que envidiar a la soviética. De ahí que en España esta historia, entre muchas otras, no se conocía, y continúa sin conocerse.

Lo que es muy interesante es lo que está pasando ahora en EEUU. La desclasificación de los archivos de la agencia de inteligencia del gobierno federal de EEUU, la CIA, documenta una parte desconocida de esta historia, que delata lo que fue la Guerra Fría y la enorme importancia que jugó la lucha ideológica en aquel conflicto. Paralelamente a lo que estaba ocurriendo en Italia, bajo el liderazgo del PCI, había una campaña internacional, dirigida por la CIA (campaña que no estaba relacionada con la campaña del PCI), de utilización de aquel libro, todavía muy desconocido en el mundo occidental, para intentar movilizar a la población que vivía en la Unión Soviética frente al comportamiento tan intrusivo del Estado en la esfera privada de los ciudadanos, desacreditando, a su vez, a aquel régimen. La CIA tradujo el libro al ruso, lo publicó sin citar la fuente ni la editorial real, y lo distribuyó ampliamente. Es más, movilizó apoyos internacionales para el que era un desconocido escritor ruso, Boris Pasternak, convirtiéndolo en un nombre conocido en los círculos literarios y políticos occidentales, presionando también al Comité Nobel para que se le otorgara el Premio Nobel de Literatura, lo cual consiguió.

Lo que es muy interesante de documentos desclasificados (que ahora son ya accesibles) es leer la justificación que da la CIA para llevar a cabo dicha campaña. En este documento, el jefe de la división soviética de la CIA describe, en julio de 1958, las razones de por qué esta campaña de apoyo y promoción de Boris Pasternak es necesaria, acentuando que “el mensaje humanista de Pasternak [es] que toda persona tiene derecho a una vida privada”. Considera que la vigilancia del Estado al nivel de romper la intimidad es algo que debe combatirse. Lo que hace esta justificación, que utiliza la CIA, interesante y sumamente valiosa y aplicable hoy es que, como señala Paul Craig Roberts (que fue funcionario público del gobierno federal antes de ser periodista) en su excelente artículo “How the CIA Turned ‘Dr. Zhivago’ Into a Weapon”, Counterpunch (09.04.2014), del cual extraigo gran parte de los datos que utilizo en este artículo, esa argumentación es hoy incluso más válida en EEUU de lo que lo era en la Unión Soviética. Las prácticas de vigilancia del Estado sobre el ciudadano normal y corriente a través de la agencia de seguridad del gobierno federal de EEUU (la National Security Agency, NSA) son mucho más invasivas que las que desarrolló el Estado soviético. Según Paul Craig Roberts, la NSA recoge y guarda todo el correo, todas las transacciones con la tarjeta de crédito, todas las conversaciones telefónicas, cada búsqueda de Internet y otras informaciones de cada uno de los ciudadano de EEUU, concluyendo que cualquier ciudadano soviético tenía mucha más privacidad que la que tiene un ciudadano y residente hoy en EEUU. Y, añade Paul Craig Roberts, la sanción del Estado soviético a aquellos que denunciaban y documentaban la violación de derechos humanos, como el mismo Pasternak, eran mucho menos severas que las que el gobierno federal de EEUU ha impuesto a Bradley Manning, Julian Assange y Edward Snowden. Y, mientras tanto, los liberales, grandes valedores, en teoría, de la libertad, continúan tomando a la sociedad estadounidense y al Estado de EEUU como puntos de referencia, como guardianes de los derechos humanos y de la libertad. ¿Qué autoridad moral tiene el gobierno federal de EEUU para presentarse hoy como el gran defensor de la intimidad y de la dignidad personal, entre otros derechos humanos?

28 comentarios

  • George R Porta

    Sr. Olvera: Por favor acepte esta nota como solicitud de disculpa o perdón por mi observación acerca de la técnica fascista que también el Sr. Blanco interpretó que yo atribuía a su comentario. No fue mi intención ofenderle. Me refería en general a los comentarios ad hominem pero omiti decir anticipadamente que no me refería a su comentario.

  • George R Porta

    Sr. Blanco. Gracias por su comentario: Comenté que atacar a la persona sea una técnica fascista o pugilista pero no me referí al Sr. Olvera explícitamente. Lamento que el Sr. Olvera se sintiera aludido. Aparte le ofrezco disculpas a él porque obviamente usted también interpretó que pudiera aludir al Sr. Olvera en mi observación.

  • pepe blanco

    De nada, George.
     
    He repasado los comentarios anteriores y no me parece que Rodrigo haya empleado ninguna técnica fascista. Ni tampoco una estrategia pugilistica. Cada una de las preguntas que escribiste sugería una motivación diferente de la conducta migratoria. Una de ellas insinuaba la envidia y otra, la asimilación de la opresión como incapacidad de posponer la gratificación a cualquier precio. Otras preguntas insinuaban otras motivaciones. Y Rodrigo, simplemente, se fijó en esas dos insinuaciones. No aprecio en ello ninguna técnica fascista.

  • Rodrigo Olvera

    ¿Alguien lleva la cuenta de a cuántas personas en ATRIO George ha acusado de ser fascistas por el sólo hecho de ejercer la libertad de expresión y contradecirle?
    ¿Pensará hacer algo alguna vez la moderación de ATRIO? ¿O será que comparte el criterio de que quien contradice a George es fascista? ¿O será que por tratarse del querido George es permisible?
     
    pd Cuando pregunto si alguien lleva la cuenta, me refiero a alguien distinto a mí, que la tengo muy clara, con nombres, entradas y fechas exactas.  En un caso, a Pepe Sala no solo le llamó fascista sino terrorista; sin que tal cosa (con lo grave que esa acusación tiene en el contexto específico de Sala) haya movido a una intervención pública de la moderación.

  • George R Porta

    Sr. Blanco: Lamento que los subrayados se hayan perdido lo que deja sin sentido algunos textos en paréntesis. Gracias.

  • George R Porta

    Sr. Blanco: Copio su párrafo lo siguiente: “Y si escribes algo, sabes que cualquiera puede referirse a lo que has escrito, mencionándote expresamente o no. Es parte del juego. Si no te apetece contestar, pues no contestas y no pasa nada.”
     
    Reproduzco la pregunta del Sr. Olvera: ¿Cómo te sentirías si alguien insinuara que tú saliste de Cuba a EEUU por envidia o por incapacidad de posponer la gratificación a cualquier precio?  ¿No crees que sería un insulto la sola insinuación?  ¿Por qué sería diferente en el resto de personas migrantes?
     
    Es fácil comprender que la pregunta se dirige a mis sentimientos en el caso hipotético de que algo que he escrito y es presentado fuera de su contexto original me fuera aplicado, personalmente, pero esto es lo que escribí en su contexto:
     
    “Pero ¿qué les mueve [a los emigrantes pobres] a emprender una aventura tan riesgosa? ¿El deseo de reivindicar sus derechos o la envidia? ¿La falacia del consumismo utópico, en realidad el endeudamiento “plástico” (tarjeta de crédito)? o ¿quizás se trate de la opresión asimilada como incapacidad de posponer la gratificación a cualquier precio? ¿Los mueve  el deseo de construir un mundo justo? O es que esa vieja esperanza—utopía que nunca ha sido realizada—ya no viene impresa en los genes humanos… ¿Quizás las ideologías y entre ellas las religiosas sean aquellos materiales genéticos ancestrales degenerados cáncer? Dar crédito a los pobres porque lo sean es ingenuo. La miseria destruye tanto cuanto la riqueza aunque infinitamente más incómodamente, cuando no existe un compromiso moral solidario, no excluyente. Los/las pobres son oprimidos, manipulados por la minoría que detenta poder comercial.” (Énfasis añadido).
     
    Este es el párrafo del Sr. Olvera: “¿Cómo te sentirías si alguien insinuara que tú saliste de Cuba a EEUU por envidia o por incapacidad de posponer la gratificación a cualquier precio? ¿No crees que sería un insulto la sola insinuación?  ¿Por qué sería diferente en el resto de personas migrantes?” (Énfasis y subrayado míos).
     
    Me gustaría poder aclarar cualquier duda o interrogantes abierto acerca de lo que diga pero de buena fe, en contexto y que se me conceda la oportunidad clarificar mis opiniones si es necesario. Disparar contra el opinante para desacreditar una opinión es una técnica fascista muy utilizada en los totalitarismos de cualquier tendencia y por lo tanto impropia de un lugar como Atrio que promueve la conversación pública civil y respetuosa, que no quiere ser un ring de boxeo y menos una cañada para embocar al que difiera o piense distinto.
     
     
    Veo  con pesar la importancia de su sugerencia de ignorar a quien no me apetezca responder.  Prefiriera que Atrio fuera lo que se propone: Un encuentro de personas no un juego o un ring de boxeo. Personalmente, prefiero el ajedrez al boxeo, aunque respeto que otras personas prefieran otras estrategias de juego. Gracias.

  • pepe blanco

    Cuando en mi comentario anterior usaba la segunda persona del singular, me dirigía a George, que fue quien escribió la frase que cité.

  • pepe blanco

    “sí prefiero que si yo no escribo respondiendo a alguien e identificándolo por su nombre que nadie me confronte a mí personalmente refiriéndose a lo que yo sienta, haga o diga o piense“

    De repente, esta frase me ha sonado fatal. Me ha recordado la actitud del sacerdote que pronuncia su homilía en misa, sin que los feligreses tengan el derecho de observar, preguntar o criticar. Entiendo que a uno, eventualmente, no le apetezca participar en conversaciones con otros participantes. A mí, a veces, me pasa eso. Pero esto es un foro público. Y si escribes algo, sabes que cualquiera puede referirse a lo que has escrito, mencionándote expresamente o no. Es parte del juego.  Si no te apetece contestar, pues no contestas y no pasa nada.

  • Rodrigo Olvera

    George

    Dices: No comprendo como no deba tomar personalmente una pregunta que es dirigida a mí directamente
    Nuevamente, pones en mí palabras que no dije. No dije que no fuera personal la pregunta. Dije que no lo tomaras como ataque personal.
    Vale, lo dejo. No me volveré a dirigir a tu persona (pues parece que tú si  puedes dirigirte personalmente a otros, pero no quieres que se haga contigo si no lo hiciste tú primero “sí prefiero que si yo no escribo respondiendo a alguien e identificándolo por su nombre que nadie me confronte a mí personalmente refiriéndose a lo que yo sienta, haga o diga o piense“)

  • George R Porta

    Rodrigo: Gracias por tu comentario. No comprendo cómo preguntar y preguntar en variado pueda ser construido como insinuación ofensiva. Por otra parte no hago una sola pregunta sino varias y ninguna debiera ser mirada aisladamente. Lamento que mi aclaración haya sido inútil o insuficiente. Desde luego que puedes interpretarme de otro modo que como yo deseo que me interpreten pero de algo debiera valer la aclaración que haga.
    No comprendo como no deba tomar personalmente una pregunta que es dirigida a mí directamente. Y sí prefiero que si yo no escribo respondiendo a alguien e identificándolo por su nombre que nadie me confronte a mí personalmente refiriéndose a lo que yo sienta, haga o diga o piense. Es esta reducción a lo personal lo que enrarece el diálogo.
     
    Un modo posiblemente más positivo de preguntar lo mismo fuera preguntar, aunque fuese directamente, no lo que me gustase o no que no tengo que verme en la necesidad de aclarar, sino lo que quise decir al decir esta cosa o aquella otra. Por ejemplo, me hubiera parecido más válido o pertinente que me preguntaras lo que hubiera querido decir al proponer que fueran esas alternativas específicas de envidia o reivindicación. Pienso que se trata de una reivindicación. En un hilo de Cristianisme i Justicia, arguí eso mismo que el fenómeno de las migraciones pudiera ser visto como el resultado del deslumbramiento: Vinieron los europeos o los norteamericanos expoliaron nuestras riquezas y sin pretenderlo nos indicaron el camino que conduce a donde el producto de nuestra explotación se encuentra y en consecuencia los pobres tomamos ahora ese camino a buscar lo que era nuestro y se nos quitó con la ilusión de reencontrarlo y recuperarlo. Por ejemplo en 2012 la Western UNion reenvió a Nuestramérica 3 billones de dolares procedentes de inmigrantes que lo enviaban de ayuda a su familia, dinero ganado trabajando en USA que evadió los impuestos de USA y que la WU explotó cobrando el 7% o más por la transacción. Ese es, a mi  modo de ver, dinero recuperado por los pobres de America. A cambio de ello, el dinero que el gobierno da a los gobiernos de America es soborno para seguir teniendo el poder de extraer de esos paises al sur de Río Grande las riquezas con ventajas exclusivas que no benefician sino a las minorías de poder en ellos.
    La droga no es un caso diferente. Por qué los EE UU son un mercado preferencial de la droga? Por lo mismo de siempre. El país mismo está en quiebra. La pobreza se ve por todas partes. Los pobres son cada vez más pobres y los ricos son cada vez menos en numero pero mas ricos pero eso no se trasluce, no se ve. El capital que viene de los millonarios al sur del Rio Grande a los EE UU es inmenso y es simplemente lógico que alguien trate de recuperarlo aunque sea malamente.
    Qué hace que el estilo de vida de los EE UU sea idealizado a mi modo de ver la envidia que despierta porque toda la propaganda que sale de los EE UU friega la cara de aquellos a quienes ha explotado proponiendoles su estilo de vida como valido y mejor y eso no puede ser indiferente ni irrelevante en una ecuación en la que la gente se juega la vida para venir, literalmente. Hay una irracionalidad en todo lo que ocurre alrededor de estas diferencias socio económicas y tan injustas que no me parece ilógico que haya un elemento contradictorio entre la envidia y el deseo de reivindicación como antitesis y tesis. Aquella la deformación de esta, aquella la patología inducida para eliminar a esta.
    De cualquier modo ya sé que posiblemente no puedo cambiar tu opinión acerca de lo que quise decir. Lo siento pero lo respeto.

  • Rodrigo Olvera

    Querida Asún, no es el concepto analítico de lucha de clases lo que impide avanzar a la armonía de la humanidad; sino la realidad de que una clase se impone violentamente a las demás en los hechos.
    Ojo: que es muy distinto el uso del concepto analítico de lucha de clases como herramienta conceptual para entender los hechos reales que ocurren (que es lo que hago yo); al uso de lucha clases como estrategia política-organizativa, que es lo que hizo la Primera Internacional y a partir de ahí, en diversas formas y grados, la mayoría de organizaciones comunistas.
     
    Una cosa es decir: analizo y entiendo que lo que ocurre es porque una clase se impone violentamente a otra;  que decir: debemos imponernos violentamente ahora nosotros.
     
    Creo que en una buena parte de la población que “brinca del asiento” con sólo escuchar “lucha de clases”, la reacción es más por no compartir una estrategia político-organizativa… pero tirando con esa agua al bebé del concepto analítico.
     
    Un abrazo

  • Rodrigo Olvera

    perdón, evidentemente es el riesgo de llegar a Estados Unidos… que no todas las personas tratan de entrar por México

  • Rodrigo Olvera

    George
     
    Dices “Me preguntas por mi motivación para salir de Cuba
    No. No te lo pregunté. Entre otras razones, porque lo has dejado bastante claro en diversas intervenciones. Y aunque insinúas lo contrario, siempre te leo en totalidad y profundidad. En muchas de tus opiniones concuerdo; en algunas pocas difiero.
    Por si hiciera falta aclararlo, tampoco descalifico tu decisión de salir de Cuba, ni las circunstancias en que saliste de Cuba (de hecho, entre las cosas que yo critico al régimen cubano está su política migratoria). Aclaro que nunca he pensado ni dicho que ser anticastrista descalifica tu formación política e ideológica.
     
    Lo que sí pregunté es cómo te sentirías si alguien insinuara que saliste de Cuba por envidia [ escribiste ésto: ¿qué les mueve a emprender una aventura tan riesgosa? ¿El deseo de reivindicar sus derechos o la envidia?] Todas las preguntas posteriores, que leí desde la primera vez, no me disminuyen la percepción de que sea una insinuación injusta y ofensiva.
     
    Hace poco mencioné el tema del Viacrucis Migrante (que llega mañana a la Ciudad de México). Conozco el tema, de forma personal y directa. No conozco a una sola persona, de las que se lanzan al riesgo de llegar a México, en que la motivación sea la envidia.
     
    Por qué dirigí la pregunta a tí? porque una vez que traté de conversar contigo sobre un punto que escribiste, dijiste que no me habías contestado porque no iba dirigido mi comentario personalmente a tí. Así de simple. Te pediría también que no tomes el deseo de conversar sobre puntos de diferencias como un ataque personal. Esa actitud enrarece el dialogo.

  • Asun Poudereux

    Hola Rodrigo:

    Visto así, pues sí, venimos a coincidir.
     
    Me refería con ellos, a los que mueven los hilos y que seguramente están detrás de los más expuestos en los medios o los que directamente ejercen la violencia.
     
    Pero sigue sin gustarme el término de lucha de clases, no me digas por qué. Así como lo de izquierdas y derechas, lo encuentro en cierto modo desfasado,  para mí son etiquetas que pasan por alto  una reflexión más detenida y profunda. Nadie nos libramos de las sombras.
     
    Creo que debería superarse este enfrentamiento reduccionista, que pasa de largo sobre las personas y hechos en concreto que son los que promueven directa o indirectamente  la violencia, y que  por otro lado no deja que avance la humanidad al engancharse  en desencuentros  condenatorios y de rechazos continuos por falta de tolerancia y respeto al diferente. Se pierde  en discusiones la visión del ser humano como centro a reconocerle toda su dignidad.
     
    Bueno te dejo. Un abrazo y gracias por estar ahí.  

  • George R Porta

    Rodrigo: Me preguntas si alguien “insinuase si yo…” He vuelto a leer lo que escribí y vi preguntas incluyendo la siguiente: ¿quizás se trate de la opresión asimilada como incapacidad de posponer la gratificación a cualquier precio?
     
    Al preguntar incluí una serie de variantes por ejemplo esta: “¿Los mueve  el deseo de construir un mundo justo? O es que esa vieja esperanza—utopía que nunca ha sido realizada—ya no viene impresa en los genes humanos… ¿Quizás las ideologías y entre ellas las religiosas sean aquellos materiales genéticos ancestrales degenerados cáncer?  Dar crédito a los pobres porque lo sean es ingenuo. La miseria destruye tanto cuanto la riqueza aunque infinitamente más incómodamente, cuando no existe un compromiso moral solidario, no excluyente. Los/las pobres son oprimidos, manipulados por la minoría que detenta poder comercial.
     
    Hasta explico que los pobres también, en el conjunto de la opresión, son manipulados ideológicamente para idealizar engañosamente este ambiente de los EE UU en los que todo parece coser y cantar sin serlo
     
    No sé si viste alguna vez el documental “De Nadie” cuyo enlace proveo en mi comentario y ofrezco de nuevo: http://www.youtube.com/watch?v=WPCoqYBXwmQ . Trata de las “aventuras, venturas y desventuras”, de una centroamericana que intenta atravesar el Río Grande desde México para huir de la miseria de su país y trabajar para sacar a sus hijos. Termina de prostituta víctima de los gánsteres que explotan a los inmigrantes en esa ruta a lo largo de Centroamérica. Todo el mundo sabe que dichas bandas son un mecanismo “tolerado” para frenar a los inmigrantes. Sobre todo lo saben los inmigrantes mismos.
     
    Esa experiencia no me es ajena. Conozco de cerca muchos casos de “balseros” que trataron de cruzar el estrecho de la Florida. Unos llegaron y otros perecieron. La mayoría, inmigrantes económicos y por lo tanto políticos pero no precisamente perseguidos en Cuba por razones de oposición. Las autoridades norteamericanas les dan entrada si logran “mojarse” en las aguas territoriales de este país. Los haitianos no tienen la misma suerte. Los inmigrantes que provienen de México y se mojan en el Río tampoco. Imagino que podrás sacar tus propias conclusiones respecto a haitianos y otros no cubanos.
     
    Como sicoterapeuta sé que nadie, en circunstancias que amenacen la supervivencia, puede evitar el desespero por salvarse a cualquier precio. Si además las tiras cómicas impresas, los animados de Disney, las novelas televisivas, y la propaganda de todo tipo bombardea sin piedad a las poblaciones más vulnerables ideológicamente (adolescentes y pobres), no me parece que sea difícil comprender el imperativo de concienciar  la necesidad de re-educar a dichas poblaciones. Mi método de estimular la conciencia de esa necesidad es hacer preguntas (es un método clásico y viejo) precisamente proponiendo estas preguntas que propongo u otras.
     
    El hecho de que yo sea anti castrista y que haya venido a Miami porque España no me aceptó sino en tránsito y sin permiso para trabajar en 1979, no me descalifica para poder tener una conciencia política bien formada ideológicamente. La tuvieron los anti-estalinistas en su momento y la tuvieron los que “purgaron” a Krushev en sus respectivos momentos. Yo no soy comunista ni quiero serlo, pero soy marxista y creo en la necesidad de un cambio social radical. Difiero de los comunistas en los métodos y no confío en el “socialismo histórico” que no ha podido llegar a ningún lado. Es en estos tiempos que la izquierda y el marxismo están siendo renovados sobre todo en América y eso me parece más interesante.
     
    No pocas veces, tratando en mi profesión con los pobres observe su funcionamiento psicológico basado en mecanismos comunes a cualquier ser humano. Quizás seas, quizás no, una persona moralizante y te parezca errónea mi afirmación de la envidia, la ira y los erróneamente llamados “siete pecados capitales” ni son siete ni son pecados. Lo afirmo sobre la base científica de saber que todos, incluida la gula y la lujuria, son aprendidos; que todos ofrecen la base a sus respectivas adicciones por exacerbación posiblemente exógena; que todos están relacionados neurológicamente con la secreción de hormonas asignadas biológicamente a las sensaciones de placer.  De ahí la creciente frecuencia de usura, violencia, pornografía, corrupción política, racismo, celos y sus antítesis, los miedos, la sumisión, la pasividad, la compulsión de ganar aprobación a cualquier precio, etc. Son fenómenos cuya frecuencia es proporcional a la opresión y la desesperanza.
     
    La envidia se aprende en la carencia o miseria material y es manipulada en las técnicas publicitarias para despertar el deseo de poseer y de airarse en la impotencia. Todo ello es parte de la opresión legal e institucionalizada. Posiblemente la “religiosidad popular” y los cultos lo sean también.
     
    Me preguntas por mi motivación para salir de Cuba. Respondiendo a tu pregunta, no me considero mejor que nadie y tan humano como el que más y capaz de los mismos errores y maldades que el resto de los humanos. La vida de cada uno/a es ese “cada uno/a” y sus circunstancias y el grado en que éstas determinen la conducta puede variar hasta el infinito. Habrá excepciones y muy bien tú puedas ser diferente y mejor. No te conozco ni me refiero a ti en nada de lo que afirmo. Pero no comprendo la necesidad de confrontarme personalmente porque mi escrito no iba dirigido a ti y sobre todo no parece que lo hayas leído en su totalidad.
     
     
    Agradezco el tono interrogativo que utilizas porque al menos eso deja espacio para una respuesta, lo cual es respetuoso de tu parte.

  • Rodrigo Olvera

    Querida Asun
    Tu comentario me parece que confirma lo que escribí en paréntisis.
    Por una parte, el “ellos” sin identificarlos como clase no sólo diluye la responsabilidad, invisibiliza los jugadores del campo social; pero sobre todo, impide analizar los valores, mecanismos, recursos y modos de acción COLECTIVA (consciencia de clase) que dan garantía de reproducción y hegemonía.
    Por otra parte, el lente de idolatría excluyendo la violencia del concepto “lucha”, invisibiliza que es una idolatría que se ejerce a costa de inocentes. Porque yo podría identificarme con el dinero y el poder, manteniéndome dentro de los cauces legales/eticos; siendo idolatra del dinero/poder, sería poco eficaz en su consecución (en términos clásicos, es la consciencia de clase del pequeñoburgés). Lo que causa el dolor, sufrimiento y muerte no es en sí la idolatría, sino la violencia que se ejerce COLECTIVAMENTE CONTRA OTROS COLECTIVOS para satisfacer tal apego.
     
    Un abrazo

  • Rodrigo Olvera

    George
     
    ¿Cómo te sentirías si alguien insinuara que tú saliste de Cuba a EEUU por envidia o por incapacidad de posponer la gratificación a cualquier precio?  ¿No crees que sería un insulto la sola insinuación?  ¿Por qué sería diferente en el resto de personas migrantes?

  • George R Porta

    El título me asombra: “La sovietización de los EE. UU. “ Pudiera muy bien ser sustituido por el de  “americanización de Rusia”, incluyendo mafias, corrupciones, y el resto de las circunstancias y adornos.
     
    El capitalismo es un fracaso rotundo si se utiliza a la Constitución de los EE UU para medir la eficacia del sistema socio-económico que pretende defenderla pero la manipula, sobre todo en cuanto al derecho de los ciudadanos a buscar su felicidad sin limitaciones. La reciente liberalización de las contribuciones económicas privadas a los candidatos a cargos públicos—actual Corte Suprema—constituye evidencia. La medida ha arrebatado el limitado poder decisorio de los ciudadanos para depositarlo en las manos de los intereses financieros en proporción a su capital. La muerte de la democracia y la restauración de la oligarquía.
     
    La violación del derecho a la privacidad individual es un instrumento de represión política muy, pero muy antiguo y generalizado. Informantes y delatores los ha habido siempre. Macartismo lo hubo siempre de un modo u otro. Edgar Hoover creó un sistema para extorsionar políticos e intelectuales en secreto y eso ocurrió desde finales de la década de los 30. Todo el mundo conoce lo lejos y alto que lleva la carrera política de quien sea Director del FBI o de la CIA.
     
    Elena Poniatowska en su aceptación del premio Cervantes 2014 aludió a la invasión de abajo hacia arriba, una realidad mucho más poderosa que la pretendida sovietización de los EE UU. Los/as pobres del Sur—a quienes ella recordó que Fanon había llamado “malditos de la tierra”— han venido caminando y no se detienen aunque caigan muertos/as, física o moralmente, como moscas en el intento. Cf. “De Nadie” (2005): http://www.youtube.com/watch?v=WPCoqYBXwmQ .
     
    Pero ¿qué les mueve a emprender una aventura tan riesgosa? ¿El deseo de reivindicar sus derechos o la envidia? ¿La falacia del consumismo utópico, en realidad el endeudamiento “plástico” (tarjeta de crédito? o ¿quizás se trate de la opresión asimilada como incapacidad de posponer la gratificación a cualquier precio?
     
    ¿Los mueve  el deseo de construir un mundo justo? O es que esa vieja esperanza—utopía que nunca ha sido realizada—ya no viene impresa en los genes humanos… ¿Quizás las ideologías y entre ellas las religiosas sean aquellos materiales genéticos ancestrales degenerados cáncer?
     
    Dar crédito a los pobres porque lo sean es ingenuo. La miseria destruye tanto cuanto la riqueza aunque infinitamente más incómodamente, cuando no existe un compromiso moral solidario, no excluyente. Los/las pobres son oprimidos, manipulados por la minoría que detenta poder comercial.
     
     
    Jesús de Nazaret, no creyendo en la efectividad del esfuerzo aislado o individual, estuvo dispuesto a dejarse asesinar para defender la noción de que solamente el esfuerzo de todos, madurado en la realidad de las circunstancias particulares, pero manteniéndose universalmente solidario, pudiera mover el Mundo en la dirección de la justicia.

  • Asun Poudereux

    Da bastante repelús lo dicho en el artículo, sobre todo cuando se es en cierto sentido  introvertido, digo yo.
     
    Es una locura querer controlar y además creerlo, poniendo los medios para hacerlo. Pienso cada vez, más convencida, que es una enfermedad de la psique individual y colectiva, querer acaparar todo.
     
    Y lo de la lucha de clases, Rodrigo, es el cuento de nunca acabar,  les veo unos cuantos pueblos más allá. Vamos que cuando nos entretenemos en dar vueltas a lo mismo, nos han pasado olímpicamente por encima. Van a lo suyo, veo más acertado el seguimiento idólatra al dios Dinero identificándose con él y con todo lo que les da de poder.  
     
    Somos, pienso a veces, al fin y al cabo chusma, disparate, ni siquiera un ser humano sin nombre.

  • Rodrigo Olvera

    Lucha de clases
     
    (un buen indicador de lo útil y peligroso al sistema que es este lente para entender lo que ocurre, es toda la energía puesta por el sistema para negarle/descalificarle)

  • oscar varela

    Hola Rodrigo!

    Te leo:

    -“Pero de que pasan muchas cosas,
    están pasando muchas cosas,
    y en todos lados
    .”-

    Parecen muy significativas esas “coincidencias”.

    ¿Crees que haya alguna forma de comprenderlas y explicarlas?

    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • Rodrigo Olvera

    Con Gaby Sánchez nos escribíamos casi diariamente, comentando situaciones y haciendo apuntes de análisis y prospectivas. Cada vez estaba yo más apenado con él, porque siempre terminaba Gabriel escribiéndome: “vamos a escribir algo juntos para la Red de Comunidades”. Casi siempre mi respuesta es que los tiempos no me daban para sentarme y escribir; a penas para esos breves correos de primeras impresiones.
     
    Pero de que pasan muchas cosas, están pasando muchas cosas y en todos lados. Una que vale la pena seguir es el anuncio de la reconciliación entre los principales grupos de la resistencia palestina, con el acuerdo de formar un gobierno de unidad nacional y convocatoria a elecciones en seis meses. Israel ha contestado a tal anuncio con balas. Algo les preocupará. Aquí la nota como aparece en La Jornada. Espero que María Landi nos pueda dar su opinión uno de estos días.
    http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/04/23/israel-bombardea-gaza-tras-anuncio-de-acuerdo-palestino-386.html
     
    Mientras, yo ando ocupado (entre muchas) en esta lucha por la libertad en las comunicaciones en México. El video está en inglés, porque está dirigido a la comunidad internacional, pero pueden activarse los subtítulos al español en el botón “cc”.  Como verán, es una campaña en tres pasos, dos ya se dieron; el más fuerte es este 26. En las marchas de ayer hubo varios lesionados y detenidos. Así andamos

     
     
     

  • oscar varela

    Exacto Rodrigo!

    Yo pienso lo mismo.

    Y tú que estás más en el ajo de lo que se cocina desde abajo
    podrías aportar muchísimos más ¿no es cierto?

    Bueno; en ese “tirar p’alante” estamos
    c/uno según su granito de arena.

    Con eso basta y sobra para ser digno; e.d.: feliz!

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Rodrigo Olvera

    ¿Y quién dice que lo que empieza mañana en Brasil no es parte de una nueva situación impensada que que está produciendo nuevos desequilibrios imprevistos?

  • oscar varela

    Hola!
     
    Mi amigo belga pero de añares en Argentina es aficionada a urguetear los entresijos de las historias.
     
    Al compartirle yo eso que mañana empieza en Brasil me contestó:
     
    Oscar :

    Una de las reglas de la “Historia” es la siguiente:

    * los que tienen la manija jamás la sueltan.

    * (Esto vale tanto para Washington como para el Vaticano, o cualquier otro poder).

    * Si Washington cree que Internet tiene que ser manejado en función de sus intereses propios, jamás se prestará a compartir el mando.

    * Y menos ahora que nunca, porque, actualmente, los que tienen la manijas del poder mundial tienen asesores que estudian las situaciones mundiales con por le menos 20 años de anticipación.

    Así son las cosas.

    Si el orden mundial se modificará alguna vez, será por nuevas situaciones impensadas que producirán nuevos desequilibrios imprevistos.
    …………………….

    Nunca pude pensar que mi amigo (el 28 abril cenaré con él y su esposa y me quedaré a dormir en su casa en esos Barrios San Telmo-Barracas-Bs. As., por donde anduvo “Pancho” de chiquilín) fuese “pesimista”, sino más bien “reposado”.

    ¿Es esto de “reposo” un algo que no sabemos bien qué sea, pero que como este indiaje que somos los “sudacas” percibimos, cuando topamos con algún europeo? Los sentimos distantes como a quienes hayan ya domado todas pasiones juveniles y sus “locuras”. ¿Nos ayudan a “madurar” sofrenando las pasiones?

    Mi amigo, más argentino que belga, sigue siendo Belga;
    tal vez tenga razón en lo que me dice ¿o no?

     
    Sigo Yendo todavía – Oscar.

  • Antonio Vicedo

    Que tengan éxito esos promotores del reparto igualitario del poder entre todos los  Estados, pero que la cosa no quede como en la ONU, con el sólo derecho al pataleo y a las decisiones que pueden ser anuladas por quienes poseen dercho a veto por la razón de la fuerza de poseer armamento atómico.
     
    Y de esa distribución democrática del poder que  los mismos Estados pasen a ser reales representantes de sus ciudadanos concienciados y ejerciendo su libertad responsable desde la condición de SUJETOS INALIENABLES.
    Porque como eso no suceda, y se siga falseando la realidad de la IGUALDAD DE TODOS LOS SERES HUMANOS, nos sorprenderán con un remiendo más  sobre los descosidos que les sean más rentables a los poderosos globalistas.
     
    De todos modos, por lo que podría ser un arma global de transparencia y educación a nivel de Humanidad, será de apreciar cualquier paso de avance en el terreno de desmontar la exclusividad de dominio sobre Internet, por cualquier imperialismo político o económico.

  • oscar varela

    India sugerirá democratizar internet y convertirlo en equinet
    Por: PL
    http://www.argenpress.info/2014/04/india-sugerira-democratizar-internet-y.html

    La India desafiará la hegemonía de Estados Unidos en internet durante una próxima reunión mundial sobre gobernanza en la red de redes, a la que propondrá cambiarle el nombre por el de equinet.

    “una importante iniciativa diplomática”,
    “para que todas las naciones puedan tener igual voz y voto en sus operaciones”.

    NetMundial :
    debatir el futuro de la gobernanza y asuntos vinculados con seguridad cibernética,
    foro en Sao Paulo, Brasil, el 23 y 24 de abril
    con la asistencia de delegados de unos 180 países.

    iniciativa del gobierno brasileño
    reacción a las filtraciones Edward Snowden

    La India junto a Brasil, Rusia, China, Sudáfrica e Irán,
    igualdad de derechos
    gobernanza de la red de internet y la seguridad cibernética.

    “la gobernanza de internet debe ser multilateral, transparente, democrática y representativa”.

    propiedad de la comunidad mundial
    us o para el beneficio colectivo, anticipó el documento.

    rendición de cuentas respecto a “los crímenes cometidos en el ciberespacio”.
     

  • Rodrigo Olvera

    Muy buen artículo.

    ( Quizá en 50 años desclasifiquen las operaciones de la CIA en Ucrania; mientras, el Pentágono ha confirmado hoy la movilización de 600 militares a Polonia y el USS Taylor acaba de entrar al Mar Negro “para promover la paz y la estabilidad en la región”)

Deja un comentario