Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5495 Artículos. - 87204 Comentarios.

Juan XXIII, un buen comodín para subir a los altares

Editorial de Redes Cristianas.

De acuerdo con el  anuncio hecho por el papa Francisco el pasado 30 de septiembre de 2013, el 27 del presente mes de abril van a ser canonizados dos de los últimos pontífices muertos de la Iglesia católica, Juan XXIII (1958-1963) y Juan Pablo II (1978-2005).

Ya es la segunda vez que a Juan XXIII, el “papa bueno”, le toca hacer de comodín para la promoción a los altares de otros papas  controvertidos. Antes,  en su beatificación, hecha  por Juan Pablo II en el año 2000, tuvo que acompañar a la nada agradable figura de  Pio IX (1846-1878), el último papa rey que, entre el Syllabus y la declaración de su propia infalibilidad, se mostró rabiosamente antimoderno. Ahora, en su canonización, le acompaña la incómoda figura de Juan Pablo II. ¡Poca suerte está teniendo el bueno de Roncalli!

Aunque no siempre es fácil distinguir en estas figuras públicas lo que es reflejo del talante y moralidad propios de aquello que aparece en sus gestos públicos, lo cierto es que muy poca simpatía se encuentra entre estas dos personas que van a ser proclamados oficialmente santos. De Juan XXIII brota espontáneamente la bondad y la confianza, el diálogo y la acogida; de Juan Pablo II es, más bien, el poder y la firmeza, la supremacía de lo propio y exclusión de lo diferente; en Juan emerge  la humanidad con sus virtudes y defectos, en Juan Pablo es la Iglesia jerárquica dominante y queriendo ocultar siempre sus debilidades y problemas; Juan fue el papa de la modernidad y el aggiornamento, Juan Pablo lo fue de la involución y restauración eclesiales; en el papa Juan es primero el buen hacer o buen estar en el mundo (ortopraxis) y para ello convoca un concilio, en Juan Pablo aparece en primer lugar el discurso único (ortodoxia) que rechaza las nuevas corrientes de pensamiento teológico y condena a sus autores. Visto desde América Latina, el papa Juan fue un estímulo para la liberación social y religiosa, mientras que Juan Pablo fue un aliado del imperio. Poca alquimia, como se ve, entre ambas figuras.

Como en otras ocasiones recientes (nos referimos a las beatificaciones de los mártires de la Guerra Civil española) también ahora van a aparecer los dos bandos bien diferenciados en la Iglesia, los que están a favor de su renovación y transformación y los que van a seguir apostando por tradiciones que el tiempo ya ha superado. Muchos cristianos y cristianas se seguirán preguntando por el valor y sentido de unos milagros, siempre mantenidos con pinzas y difíciles de entender y probar en la era del conocimiento. Habrá quienes se sientan incómodos ante el hecho de seguir vinculando al poder papal, siempre excepcional, el testimonio y la ejemplaridad en la Iglesia, olvidándose de su base que es siempre más universalizable. Finalmente, no faltará quien se pregunte por el mismo sentido de las canonizaciones en una sociedad cada día más secular.

Redes Cristianas se siente abiertamente en sintonía con el “papa bueno” y desea que, en la pista que él intentó abrir, el papa Francisco siga apostando por el reconocimiento de la diversidad y el pluralismo que existe dentro de la propia Iglesia, por su aggiornamento y su voluntad de ser “Evangelio de la Alegría” en este mundo amenazado de tristeza.

————–

Otro artículo interesante, pero en Italiano:

Se trata de un artículo de la agencia de información www.Adista.it

Aporta mucha información sobre el gran montaje de masa mediático que se prepara, los enormes costos (5 millones de euros le cotará al Ayuntamiento) y sobre todo la estrategia de la canonización que sirve para reforzar enormemente el poder del actual pontífice, al unir y canonizar en su persona la acción reformista de Juan XXIII y la atracción de masas de juan Pablo.

2 comentarios

  • Antonio Vicedo

    Con esto de afinar en la exégesis sobre el contenido de los evangelios y lo que de ellos puede ser realmente atribuido a Jesús, el Galileo, encontramos cierta dificultad para apurar el concepto de imitación de Jesús, tanto en su testimonio vital, como en la exactitud de su mensaje, pero atreviéndonos a ser coherentes con algo clarísimo que en ellos se nos ofrece, resulta que por una parte de Jesús se nos dice que dijo y dejó bien sentado:-“ Quien no está CONMIGO está contra mi; y quien CONMIGO no recoge, desparrama”. que es todo lo contrario; y por otra, entre otras muchas referencias que se pueden aducir muy simples y claras sobre coherencias en los comportamientos humanos, está esta de Mt. XXV, que resumida puede quedar así.-CONMIGO hacéis, o dejáis de hacer LO QUE hacéis o dejáis de hacer con UN* CUALQUIERA DE MIS MAS PEQUEÑ*S HERMAN*S.
     
    Esta medida patrón es la que debería aplicarse, sin recortes. a CUALQUIERA que fuera a ser propuesto como ejemplo y modelo de imitación a Jesús y de coherencia de su testimonial condición de discípul* , a quién le ha sido dirigido en cuanto tal este claro encargo: “COMO el Padre me envió, ASÍ os envío Yo a vosotr*s.
     
    Y, si para tod*s l*s discípul*s vale esto, con mayor  razón debe ser considerado cuando se trate de discípul*s que en la Iglesia han asumido especiales responsabilidades de servicios a la comunidad de fieles, que a su vez las tiene respecto a toda la Humanidad.
     
    Y para que nunca sucediera que en su Iglesia se le enmienda a Jesús su Verdad otra cosa, a tener en cuenta para estas proposiciones de testimonios modélicos,  es constatar claramente, si se ha cumplido en ellos la advertencia de Jesús: “-No es el siervo más aventajado que su Amo, ni el discípulo más que su Maestro: si a Mi me han perseguido, también os perseguirán a vosotr*s“, quienes, en circunstancias semejantes, los actualicen en tiempos y lugares.
     
    Con lo que resulta, que la prueba principal de la coherente fidelidad a Jesús, dependería del cómo  los sistemas de poderes laicos y religiosos han reaccionado ante el desafío que les supone la defensa arriesgada de aquellos que por esos poderes son atacados, violentados, expoliados, e incluso criminalmente asesinados por violencia activa, o por complicidad pasiva.
     
    Cierto que la Misericordia Divina Paterna, como Jesús dejó claro con su testimonio y mensaje, sobre todo en las más decisivas parábolas, la salvación eterna, está asegurada para tod*s , al no coincidir la clase de Justicia Paterno Divina,  con lo que solemos entender nosotros por Justicia Reivindicativa o vengativay TODA LA HUMANIDAD está destinada a participar de la SANTIDAD  del “SOLO SANTO y SEÑOR.
     
    Pero, tan cierto como esa consecuencia de nuestra condición humana, probada por Jesús, es el que, si su promesa advertencia hubiera sido y fuera la medida matriz de las canonizaciones, el calendario santoral quedaría extremadamente reducido a la Conmemoración Festiva del Dia de TOD*S L*S SANT*S ;y no se hubieran producido , ni se producirían tantos escándalos para los más pequeños, cuya importancia y gravedad fue bien alertada por Jesús: “¡! Mas les valiera ser arrojados al mar con el cuello atado a una rueda de molino.”

  • Rodrigo Olvera

    Desde que leí el artículo en Redes Cristianas, me pareció muy bueno el artículo; salvo el último párrafo. La impresión que me da es algo así como “me doy cuenta que estás haciendo unas trastadas [expresión mexicana en que una acción negativa o perjudicial es más que un mero error], pero quiero creer que en el futuro dejarás de hacerlas”.
     
    Algo que señalaba Bernardo Barranco, en uno de los mejores análisis que he leído sobre el tema, es que resulta significativo que EN AMBOS CASOS, se viola la propia ley sobre canonización. Son canonizaciones espúreas, las dos!.   Y por otro lado, que se trata de una canonización de Estado. Esa pista no es muy analizada en general.
     
    Lo que a mí me viene preocupando en la última semana es que, en la necesidad de justificar un escándalo de canonización de Bergoglio (recordemos que no es la primer canonización escandalosa bajo su papado, en apenas un año), se viene dando mucho espacio a un discurso que ve esta doble canonización como una virtud de pluralismo y tolerancia. Intercambiando con algunos amigos jesuitas, uno de ellos dijo algo parecido a lo que también ha comentado alguien aquí: si no te gusta, hay otros santos que si te gusten, hay que se tolerantes entre izquierda y derecha, ver la Iglesia como espacio para todos donde quepan progresistas y conservadores, lo importante es evangelizar, ayudar y estar con quienes hoy estaría Jesús.
     
    Les comparto lo que le respondí:
    O sea que Jesús no estaría con las vícitimas de la pederastia clerical.. (porque alguien que esté con ellas no podría ser indiferente al dolor que la canonización de Wojtila les está causando). Jesús tampoco estaría con las víctimas de Pinochet (que también están clamando de dolor e indignación). Jesús tampoco estaría con las mujeres represaliadas por aspirar al sacerdocio; o con los teólogos expulsados de sus fuentes de trabajo o con….. Vaya; Lo que uno aprende.

    Me parece tan triste que en el análisis de las decisiones papales se vea sólo la cuestión intraeclesial de progres/conservas y se olvide siempre a las víctimas. Imaginen que ustedes hubieran sido los abusados por Maciel; que ustedes hubieran presentado las denuncias, que ustedes hubieran leído a Wojtila descalificar su denuncia como hecha por enemigos de Cristo y de la Iglesia… pónganse un segundo en su lugar y digan que tan “humano” “humanizador” “ayuda” y “estar con quienes hoy estaría Jesús” es esta canonización.

Deja un comentario