Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4789 Artículos. - 76789 Comentarios.

Una fecha para Marcos / y IV

22. La pista decisiva en Marcos.

Resulta obligado volver al texto de Marcos, a la pista decisiva en orden a calcular una fecha aproximada para este escrito tan especial. Se trata del aviso en clave del Galileo sobre un personaje enigmático y del ventanuco con la advertencia que, a través de él, nuestro hombre dirige al lector:

“Cuando veáis que el execrable devastador ha puesto el pie donde no tiene que hacerlo –téngalo presente el lector-, entonces, los que estén en Judea huyan a los montes…” (Mc 13,14).

23. Casi un asunto editorial: la distribución, confiada al Lector

Cuando Marcos terminó su evangelio, preveía, como era lo habitual, hacer alguna copia del manuscrito. Tal vez conocía a alguien capacitado para llevarla a cabo. Su advertencia quedó grabada en el original y se repitió en cuantas copias se hicieron. El aviso posee actualidad en cualquier momento histórico. Reclama ser interpretada en cada lugar y en cada tiempo.

Pero conviene no olvidar que cuando Marcos lanzó su advertencia –única vez que aparece como autor en primer plano- tenía un sentido específico para su tiempo y lugar. Iba destinada al Lector, el encargado de leer y explicar el texto en las asambleas (iglesias) de seguidores (ver artículo: “Excelentísimo Teófilo”).

24. Amenaza y características del ‘Exterminator’

La nota estaba referida a un personaje representativo (“el execrable devastador”) y a una determinada e invasiva actuación suya (“ha puesto el pie donde no tiene que hacerlo”). Debido al peligro que representaba la acción de tan enigmático personaje, al Lector incumbía la responsabilidad de desentrañar la identidad de tal sujeto y la maldad de sus maniobras con el fin de poner sobre aviso a quienes prestaban oídos a su enseñanza.

La expresión “execrable devastador” (bdélugma tês eremósis) está tomada del libro de Daniel (Dn 9,27; 11,31; 12,11). El profeta hace uso de ella para referirse a la abominable acción de Antíoco IV, que en el 168/167 a. de J. mandó levantar un altar en el Templo en honor de Zeus.

Mateo, que en esta ocasión recoge de Marcos hasta el ventanuco, se interesó por recordar la procedencia de tal expresión e incluyó también una frase alusiva al templo, dando con ello una orientación limitada a las palabras del texto de Marcos:

“Cuando veáis que está en el lugar santo el execrable devastador que anunció el profeta Daniel –téngalo presente el lector-, entonces, los que estén en Judea…” (Mt 24,15).

Marcos, sin embargo, no concreta. La extraña fórmula “execrable devastador” queda desnuda, reclamando ser descifrada. La tarea compete al Lector.

El término griego bdélugma (execrable) designa algo ignominioso que causa horror. En Ap 17,4-5 aparece repetido en la descripción que el autor hace de Roma, la capital del imperio dominante, a la que denomina La gran Babilonia y a la que declara origen de todo lo execrable:

“La mujer iba vestida de púrpura y escarlata y enjoyada con oro, pedrería y perlas. Tenía en la mano una copa de oro llena hasta el borde de abominaciones y de las inmundicias de su fornicación; en la frente llevaba escrito un nombre enigmático: ‘La gran Babilonia, madre de las prostitutas y de las abominaciones de la tierra”

El segundo término, erémosis (devastación), señala el atroz efecto que produce el sujeto execrable. Su actividad genera desolación. Siembra la muerte. Se caracteriza por el exterminio de la vida a su paso, dejando tras de sí un espacio yermo e inhabitable (éremos: desierto).

La fórmula en Marcos (execrable devastador) no es una abstracción, alude a una realidad perceptible (“cuando veáis”) cuya acción a vigilar está asociada al peligro que representa para la vida su capacidad invasora (“ha puesto el pie donde no tiene que hacerlo”).

25. La tarea de descubrir al ‘Exterminator’ en cada tiempo y lugar

Por su carácter general y las nefastas características de la actividad del sujeto descrito por ella, es aplicable a todo tiempo y a cualquier sitio donde fluya la vida. Nada hay más parecido a tal personaje inhumano y cruel que el Sistema global de injusticia y muerte que arrasa sociedades, pueblos y gentes, generando desolación donde sorprende cualquier atisbo de vida.

Por el ventanuco por donde Marcos se asoma, advierte con vehemencia a su comunidad. El mensaje es preciso: ¡Ojo a los indicadores que señalan la llegada invasiva del execrable devastador y a los efectos de su acción destructiva!

26. Aproximación al tiempo de Marcos: Calígula en Roma

Durante el período comprendido entre los años 37 al 41 ocupó el trono imperial Calígula, un personaje con un síndrome extremadamente peligroso, muy común en muchos de los que a lo largo de la historia han ocupado y ocupan tan altos cargos. Padecía: Insuficiencia Intelectual Aguda.

Como represalia contra los judíos, por haber destruido un altar en su honor en Yamnia (una localidad del Mediterráneo oriental situada en la franja costera, al oeste de Jerusalén), el emperador Calígula ordenó construir una estatua con su imagen y colocarla en el templo de Jerusalén.

El gobernador de Siria, Publio Petronio, por orden también de Calígula, trasladó hacia Palestina a la mitad de las tropas acuarteladas en Siria previendo la reacción judía. El suceso llegó a ser tan grave que hasta Publio Petronio, que utilizó la diplomacia de principio a fin para resolver el conflicto, estuvo en un tris de perder la cabeza. La invasión, la guerra y el derramamiento de sangre parecían inevitables.

La noticia se extendió por toda la nación judía y generó un amplio y tenaz movimiento de protesta popular en un intento por evitar una acción que, sin duda, prometía originar un cruento enfrentamiento del pueblo judío con las legiones romanas. La orden no llegó a ejecutarse debido al asesinato de Calígula en enero del año 41.

27. Marcos avisa para que el Lector interprete los tiempos

No es de extrañar que una circunstancia tan sumamente peligrosa diera pie a Marcos a aparecer como redactor e introducir su aviso. El lector de Marcos debió tener el texto en sus manos en aquella coyuntura tan especial. Y pudo entender y explicar, siguiendo la advertencia dirigida a él (“entiéndelo lector”), que el perturbado Calígula personificaba en aquellos momentos al “execrable devastador” intentando poner el pie donde no tenía que hacerlo; es decir, a punto de entrar en Palestina arrasando el país con sus tropas hasta conseguir plantar su imagen en el corazón del pueblo judío: el Templo.

Era el otoño del año 40, una fecha más que fiable para Marcos.

13 comentarios

  • salvador santos

    Hola George

    Gracias. Otro abrazo fuerte.

    Nada de intruso. Estamos entre amigos; pertenecemos a la misma casa. Entramos y salimos cuando nos apetece. Podemos sentarnos y conversar de nuestras cosas abiertamente.

    Tienes razón en lo que afirmas de Juan. El proyecto creador (lógos) anunciado en el prólogo de este evangelio concluye en el momento final de la muerte del Galileo.

    El Galileo no aceptó el sábado. El evangelio de Juan maneja la idea de que la creación relatada en el Génesis resultó una obra inacabada. De ahí el rechazo del sábado como día descanso divino:

    “Precisamente por esto empezaron los dirigentes judíos a perseguir a Jesús, porque hacía aquellas cosas en día de precepto. Jesús les replicó:
    Mi Padre, hasta el presente, sigue trabajando y yo también trabajo” (Jn 5,16-17).

    La cruz representa la culminación del proyecto creador del nuevo ser humano. Ese es el sentido de las últimas palabras del Galileo según este evangelio:

    “Queda terminado” (Jn 19,30).

  • George R Porta

    Salvador, un abrazo. espero que encuentres más razones para seguir escribiendo sobre Marcos.

    Me tomo el atrevimiento de comentar (de intruso en la conversación entre Oscar y tu que discretamente sigo de cerca) que me gusta mucho imaginar en Juan la idea de la exaltación o elevación del crucificado hecho basura sobre el palo (reminiscencia fuera la serpiente sanadora de Moisés) como el modo como Juan desbarata el sueño imperialista consciente de ello o no (no lo sé) pero me parece la paradoja del triunfo en el fracaso como el símbolo del rey sin corona o con corona de espina, totalmente opuesto a la percepción mundana de lo real o hegemónico. 

  • salvador santos

    Hola Óscar

    Copio tu pregunta y la introducción a ella:

    “Varios Textos de los Evangelios “no-Marcos” muestran una preocupación decisiva para la credibilidad del “mensaje” del Galileo en que tenga este super-muchacho una continuidad-cumplimiento de las expectativas del A.T.

    ¿No fue esa la actitud de Pedro hasta que se mudó de Casa y no quiso volver a la de los que (creo) seguían con la cantinela del “cumplimiento” prometido a Israel?”

    Respecto a la pregunta, Pedro se mantuvo en sus ideales nacionalistas nacidos de las promesas del AT hasta ese momento que indicas. No volvió a la sede central, la dirigida por Santiago, un pariente del Galileo del que Pablo afirma que se le apareció Jesús, aunque ni Mateo ni Lucas ni Juan (¡cosa curiosa!) ignoran dicha aparición.

    En relación con las promesas veterotestamentarias de una era mesiánica fundada sobre el poder hegemónico de Israel y defendida por los letrados en base a que el Mesías, sucesor de David, llevaría a cabo la citada empresa, el mismo Galileo se encargó de echar por tierra ante el pueblo tales tradiciones:

    “¿Cómo dicen los letrados que el Mesías es sucesor de David?…
    …David mismo lo llama Señor; entonces, ¿de dónde sale que es sucesor suyo?” (Mc 12,35.37)

    Los tres sinópticos coinciden en atestiguar esta acción de descrédito de las  tradiciones veterotestamentarias de índole imperialista (Mt 22,41-45; Lc 20,41-44).

     
    El proyecto no contemplaba la conquista del poder. El Galileo lo presentó como su alternativa. A pesar de ello, los discípulos continuaron durante bastante tiempo erre que erre.

  • oscar varela

    Hola Salvador!
     
    Leo en tu respuesta al ítem 3:
     
    * (A) Las diferencias entre ellos no afectan a la sustancia de ese mensaje;
     
    * (B) se explican en buena medida por los contextos tan distantes y distintos en que fueron escritos”-
     
    La frase (B) no me trae dudas;
    pero sí la frase (A)
    …………….
     
    Varios Textos de los Evangelios “no-Marcos” muestran una preocupación decisiva para la credibilidad del “mensaje” del Galileo en que tenga este super-muchacho una continuidad-cumplimiento de las expectativas del A.T.
     
    ¿No fue esa la actitud de Pedro hasta que se mudó de Casa y no quiso volver a la de los que (creo) seguían con la cantinela del “cumplimiento” prometido a Israel?
     
    ¿En qué andaría equivocado?
     
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • salvador santos

    Transcribo tus últimas preguntas, Óscar

    1.- ¿Conoció Marcos las otras “versiones” que se hacían sobre el Galileo?

    2.- Si tuvo referencia ¿qué pensó de ellas (Mateo, Lucas, Juan, “extra-canónicas”)?

    3.- Teniendo nosotros AHORA referencias marquianas gracias a tus Investigaciones –que yo adhiero porque me “hacen más sentido” que cualesquiera otras- ¿qué campo fértil se nos abre para pensar sobre esas “otras versiones”?

    1. No hay datos para saberlo. Por la diferencia de épocas entre Marcos y los otros tres escritos resulta lógico pensar que no.

    3. Mateo, Lucas y Juan coinciden con Marcos en el mensaje que transmiten. Las diferencias entre ellos no afectan a la sustancia de ese mensaje; se explican en buena medida por los contextos tan distantes y distintos en que fueron escritos.

    A mi juicio, para entender el contenido de los cuatro escritos conviene seguir un orden de lectura comenzando por Marcos. Marcos resulta básico para captar  los matices que los otros ofrecen.

    Un ejemplo: Las bienaventuranzas de Mateo se entienden desde las dos condiciones que el Galileo establece pasa adherirse a su proyecto: Mc 8,34.

    Los evangelios no transmiten una doctrina o una colección de textos de donde extraer a conveniencia afirmaciones, sentencias, frases o sucesos aislados interpretados en sentido historicista. Se trata de la explicación de una praxis social solo comprensible en profundidad a través de la experiencia.

  • salvador santos

    Hola Oscar

    Copio tu pregunta y la frase del artículo que te ha dado pie a ella:

    “El perturbado Calígula personificaba en aquellos momentos al “execrable devastador” a punto de entrar en Palestina arrasando el país con sus tropas hasta conseguir plantar su imagen en el corazón del pueblo judío: el Templo”-

    Le preguntaría a Salvador –si anda por algún lugar con acceso a Internet- acerca de la importancia que le da al “Templo”.

    ¿Tiene connotación “religiosa” (adorar a Dios), o simplemente “social“?

    Aludo al Templo como la máxima representación de la identidad de Israel como nación. Tiene sentido social en un pueblo de marcado carácter religioso.

    Como es sabido, en sus orígenes, Israel carecía de templo. Salomón, que padecía el mismo síndrome que Caligula (IIA), hizo construir el primero de los templos para justificar la posterior construcción de su palacio. A partir de ahí se introdujo la idea de que el Templo era la morada de Yahvé. Desde esa perspectiva la idea de Calígula suponía la ocupación del lugar más inviolable, el que correspondía al auténtico rey de Israel. El sentido social del Templo judío no puede, por tanto, desligarse de su sentido religioso.

    Para el Galileo, el Templo era en la práctica una cueva de bandidos. El lugar de referencia de la nueva sociedad será la casa, no el templo.

     
    Un fuerte abrazo

  • salvador santos

    Hola George

    Gracias por tu abrazo

    Lo último que no he hecho ha sido descansar. Me ha tocado hacer el traslado de muebles, cajas, cacharros y cosas en general desde una casa en Torrelles de Llobregat hasta otra situada en un pueblo a más de sesenta kilómetros, San Martí de Tous, ambos en la provincia de Barcelona. He vuelto derrengado.

    A tu pregunta:

    “Se me vuelve ineludible la pregunta ¿Quién es el “Execrable Devastador” hoy día y acá donde vivo y en mi vida?”

    Hay una respuesta en esta misma entrega:

    “Por su carácter general y las nefastas características de la actividad del sujeto descrito por ella, es aplicable a todo tiempo y a cualquier sitio donde fluya la vida. Nada hay más parecido a tal personaje inhumano y cruel que el Sistema global de injusticia y muerte que arrasa sociedades, pueblos y gentes, generando desolación donde sorprende cualquier atisbo de vida”.

    El evangelio de Juan utiliza la expresión “el mundo este” para referirse al Sistema. El mundo este se opone al Proyecto de Jesús, cuyo objetivo es liberar de él. El pecado consiste en pertenecer al mundo este (“el pecado del mundo”. Jn 1,29). Ni el Galileo ni los discípulos pertenecen al mundo este. Constituyen su alternativa. El mundo este ahoga la libertad y quita la vida; el proyecto del Galileo la ofrece en abundancia:

    “Yo he venido para que tengan vida y les rebose” (Jn 9,10).

    Basta echar una mirada a la realidad para conocer quiénes mueven los hilos del mundo este, quiénes se aprovechan de sus maldades, quiénes son los beneficiarios de tal estructura, quiénes se prestan a ser sus lacayos. Son los mismos que ponen el pie donde no tienen que hacerlo.

     
    Un fuerte abrazo, amigo George

  • George R Porta

    Un abrazo fuerte y el deseo de que hayas podido descansar en tu distanciamiento.

  • salvador santos

    Hola
    Lamento mi ausencia de los comentarios a la entrega III y IV. Durante las dos últimas semanas estuve lejos de mi domicilio habitual y sin posibilidad de acceder a internet.

    Leeré ahora todas las entradas y trataré de responder a las cuestiones que se me hayan planteado.
    Abrazos

  • oscar varela

    Hola Salvador!
     
    Nos presentaste a Marcos como un “GARANTE” indiscutido. ¡Ok!
     
    Pregunto:
     
    1.- ¿Conoció Marcos las otras “versiones” que se hacían sobre el Galileo?
     
    2.- Si tuvo referencia ¿qué pensó de ellas (Mateo, Lucas, Juan, “extra-canónicas”)?
     
    3.- Teniendo nosotros AHORA referencias marquianas gracias a tus Investigaciones –que yo adhiero porque me “hacen más sentido” que cualesquiera otras- ¿qué campo fértil se nos abre para pensar sobre esas “otras versiones”?
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Empezando por el final, leo:
     
    – “… el perturbado Calígula personificaba en aquellos momentos al “execrable devastador” a punto de entrar en Palestina arrasando el país con sus tropas hasta conseguir plantar su imagen en el corazón del pueblo judío: el Templo”-
     
    Le preguntaría a Salvador –si anda por algún lugar con acceso a Internet- acerca de la importancia que le da al “Templo”.
     
    ¿Tiene connotación “religiosa” (adorar a Dios), o simplemente “social“?
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • George R Porta

    Gracias Salvador. Me apenara hubieses llegado a la última entrega de este trabajo.
     
    Se me vuelve ineludible la pregunta ¿Quién es el “Execrable Devastador” hoy día y acá donde vivo y en mi vida?
     
    La primera tentación es psicológica, es pensar que se trate de mis defectos o deficiencias o de mis actos. Todo eso quizás sea devastador para mí y un pelín para la vida en derredor mío.  Pero no soy tan importante o potente como para pensarme el más devastador de los candidatos a ello.
     
    Otra tentación es pensar que el “Execrable Devastador” de hoy día sea la individualidad que trata de apagar o que manipula la solidaridad para su propio beneficio. La política y los políticos, los poderosos…dar dinero para los africanos pero para deducirlo de mis ganancias sujetas a impuestos. Eso también es malo pero no parece lo peor.
     
    El “Execrable Devastador” es la banalización de la indignidad, de la malignidad, que oprime y se justifica defendiendo su propia necesidad de ser como la condición de que se sostenga la realidad, el sistema reinante de relaciones humanas, sociales, económicas. Es la racionalización del egoísmo sistémico operando en cada uno por molicie, por indiferencia, por desesperanza.
     
    Al enemigo se le combate individualmente y quizás, en una escala un poco mayor, en un grupito de dos o tres. Se trata de la táctica o la estrategia de la “guerra de guerrilla” (aunque suene mal). Es cada uno o cada uno con dos o tres haciendo incesantemente el bien;  el trabajo persuasivo a esa escala por la vía de los hechos. El sacrificio personal es el campo de batalla y no hablo del sacrificio para progresar personalmente sino el sacrificio para que se mejore  la realidad común.
     
    El afán de cada día ha de ser buscar que reine la justicia y lo demás nos será dado por añadidura (Cf. Mateo 6, 33-34). Quizás debamos apostar por eso…

  • m. pilar

    Siempre fresco para la historia, personal o grupal, en todo tiempo y lugar; muy interesante y primordial, el aviso “al lector” (tanto personal como al responsable de leer e interpretar el texto a la comunidad).
     
    No solo lo que se ordena desde la cabeza de cualquier movimiento, es la base fundamental para vivir el espíritu que nos “llama”, cada ser, tiene por si mismo el compromiso y la necesidad de aportar luz, según su saber y comprender el mensaje.
     
    Dado, que cada ser, tiene sus capacidades específicas y fundamentales para su vivir y tiene que ser consecuente con ello.
     
    La mirada y el sentir personal, es básico para la respuesta; y la manera de interpretar las realidades que a cada cual y en cada momento le toca vivir.
     
    Según su manera de pensar, se colocará a un lado u otro (con tristeza lo podemos comprobar cada día) según de donde partimos… nuestras ideas y actos… (que son lo más importante) actuaremos en favor o en contra… de lo tratado.
     
    Nada nuevo bajo el sol; también el Galileo lo sufrió entonces y lo sufren hoy quienes quieren e intentan seguir sus pasos.
     
    !Gracias Salvador!
    Muy esclarecedor cada paso que nos muestra.
    m. pilar
     
     

Deja un comentario