Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5495 Artículos. - 87204 Comentarios.

ATRIO, lugar de encuentro de personas

logo

Editorial y buzón de sugerencias

Ya es otoño o primavera para los amigos de Atrio.

ATRIO sigue su marcha y su hacerse cada vez más profundo y libre.

Hoy vamos a hablar en este Post editorial de cómo se está formando aquí una comunidad virtual de diálogo.

Es verdad que el tema eclesial y la figura del nuevo papa Francisco han estado muy presentes. Pero yo he observado siempre que lo que más interesaba en general ha sido la manera como cada uno anda y busca en su vida y en su circunstancia.

Tengo que confesar que cuando hace ya años inicié este blog pretendía que fuera lugar de encuentro de ideas –diálogo– sobre lo sagrado y lo profano.

Después vimos que la delimitación del campo del diálogo a lo sagrado y lo profano presentaba una falsa dicotomía. Y ante la dificultad de encontrar una expresión mejor, dejamos la descripción de ATRIO en un mero lugar de encuentro.

El diálogo se ha hecho preferentemente a través de palabras. Y ha sido muy rico y, en general, tranquilo y enriquecedor. Hemos pedido siempre concisión y brevedad, pero sabemos que un diálogo como el que pretendemos no es posible con mensajes de 140 caracteres.

Otro día reflexionaremos sobre la cultura de tweets, de titulares, de mensajes publicitarios. ¿Qué cultura crean?

Pero las palabras, aunque uno tenga espacio para explicarlas, tienden a hacerse incomprensibles o ambiguas y a provocar polémicas, inútiles con frecuencia.

Ahora la experiencia me ha enseñado que un verdadero diálogo exige mayor conocimiento de las circunstancias desde las que cada persona habla y dialoga.

Poco a poco se han ido ofreciendo en ATRIO este contexto y los nombres o Nicks, con datos o relatos añadidos, han ido cobrando realidad más palpable y haciéndose más comprensible lo que cada uno escribe. Solo a los autores se les ha puesto foto. Pero todos, poco a poco, han ido retratándose.

Un ejemplo. Hace ya mucho tiempo se asomó por aquí Juanel y sus intervenciones han suscitado a veces desconcierto por lo cinetíficas y filosóficas. Finalmente, hoy mismo, el razonador Juanel, nos ha ofrecido, en dos pinceladas, pistas que nos lo ha acercado mucho: 15-Octubre-2013. ¿O quién podría entender los exabruptos de Pepe Sala sin haber leído alguna de sus historiucas?

Por todo ello, propongo dos cosas para la próxima etapas:

  • Definir ATRIO en su cabecera como “Lugar de encuentro de personas”. Lo fijaremos así si no hay oposición a ello.
  • Añadir al menú horizontal superior (el que empieza por PORTADA | SOBRE ATRIO…, un menú muy útil, donde van quedando fijados contenidos permanentes muy buenos) un apartado que se titule PERFILES, donde quien quiera pueda poner una página vinculada a su nombre o Nick, con el contenido que desee: su foto, algún rasgo de su vida, alguna declaración de sus convicciones más profundas, algún relato. Ya podéis enviar estos contenidos, si lo deseáis, a la cuenta perfiles@atrio.org y los iremos colocando poco a poco en esa página, consultable por quien lo desee, pero que no admitirá comentarios.

Ya sé que empleo un término, el de perfil, propio de las redes sociales. Pero se trata de cambiar de soporte.

Sigo prefiriendo nuestra fórmula a las otras en las que parece haber aparentemente más comunicación humana. El instrumento de un blog colectivo o comunitario, no personal ni mera comunidad de blogs como en otros portales, me parece más que nunca el mejor medio para la comunicación entre personas tal como aquí se ha estado desarrollando.

Este Post editorial seguirá por unos meses aquí en portada, para recoger sugerencias o comentar los enlaces puestos en el Tablón. Los casi 200 comentarios recogidos en el anterior nos han servido mucho para ir conduciendo este portal.

Termino diciendo que además de las docenas de comentaristas que normalmente dais el valor específico a ATRIO, los visitantes más o menos ocasionales van subiendo de número. En los meses del verano boreal (o invierno austral), cuando solía bajar el número, este año ha seguido aumentado. En las dos semanas que llevamos de octubre hemos alcanzado el record histórico de visitantes por día: 4.526 de media cada día.

Me gustaría tener más tiempo para dedicarlo a leer con más atención vuestros escritos e intervenir más en el diálogo. También necesitaría máas tiempo para buscar y proponer los mejores contenidos para cada día (no queremos ser un diario informativo, sino una equilibrada selección de noticias y opiniones), pero tengo demasiado trabajo rutinario y técnico en el mantenimiento del portal  y las generosas aportaciones que llegan (48% de lo previsto para 2013 hasta ahora) no me permiten descargarme de ese trabajo contratando a alguien como webmaster .

Que sea este tiempo un buen otoño para unos y una feliz primavera para otros. ¡Viva la relatividad!

¡Y seguimos yendo al paso de la gente, pisando tierra!

Antonio Duato. Moderador.

52 comentarios

  • pepe blanco

    Para el buzón de sugerencias.
     
    Por algún motivo desconocido, la redacción de Atrio no ha colgado nueva foto de portada desde el 20 de junio. Y la foto que transportó a María Luisa a su infancia se ha quedado a vivir ahí. Pues, hombre, no es fea ni mala, ni mucho menos. Pero como foto referencia de Atrio para toda la vida por siempre jamás, pues no sé yo si es la mejor. Y eso que me parece sugerente: podemos imaginarnos como colibrís libando néctar de una flor (que cada cual busque el significado para la flor, según sus gustos). O podemos imaginarnos como flores que necesitan dejarse libar el néctar. O incluso podemos imaginarnos como  el mismo néctar… Pero, a pesar de todas las reflexiones que me pueda suscitar esta fotografía, buscaría otra, especialmente si se va a quedar ahí para siempre.
     
    (Reflexión simultánea: las fotos de paisajes pueden ser hechas con una técnica impecable y con una sensibilidad exquisita y resultar fotos preciosas, pero a la hora de suscitar comentarios, no parece que den mucho juego, como pudimos comprobar.)

  • Diego

    Podría ser ATRIO, un lugar de encuentro. Porque lo humano es sagrado.

Deja un comentario