Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5589 Artículos. - 89243 Comentarios.

Las multitudes en las calles: ¿cómo interpretarlo?

BoffUn espíritu de insurrección de masas humanas se extiende por el mundo, ocupando el único espacio que les queda: las calles y plazas. El movimiento apenas está comenzando, primero en el norte de África, luego en España con los “indignados”, en Inglaterra y Estados Unidos con los “ocupas”,  y en  Brasil con la juventud y otros movimientos sociales. Nadie se refiere a las banderas clásicas del socialismo, de la izquierda, de algún partido liberador o de la revolución. Todas estas propuestas o están agotadas o no ofrecen la atractivo suficiente para mover a las masas. Actualmente interesan los temas relacionados con la vida cotidiana de los ciudadanos: el trabajo participativo,  la democracia para todos, los derechos humanos, personales y sociales, la presencia activa de las mujeres, la transparencia pública, el claro rechazo a todo tipo de corrupción, un nuevo mundo posible y necesario. Nadie se siente representado por los poderes instituidos que generan un mundo político palaciego de espaldas al pueblo o manipulando directamente a los ciudadanos.


Interpretar este fenómeno supone un reto para cualquier analista. No basta la razón pura, tiene que ser una razón holística que incorpore otras formas de inteligencia, datos no racionales, emocionales y arquetípicos y acontecimientos propios del proceso histórico e incluso de la cosmogénesis. Sólo así tendremos una forma más o menos completa de hacer justicia a la singularidad del fenómeno.
Para empezar, hay que reconocer que es el primer gran evento resultado de una nueva fase de la comunicación humana completamente abierta, una democracia en grado cero que se expresa a través de las redes sociales. Todo ciudadano puede salir del anonimato, tomar la palabra, encontrar sus interlocutores, organizar grupos y reuniones, alzar una bandera y salir a la calle. De repente, se forman redes de redes que mueven a miles de personas más allá de los límites del espacio y del tiempo. Este fenómeno debe ser analizado cuidadosamente, porque puede representar un salto civilizatorio que marcará un nuevo rumbo a la historia, no sólo de un país, sino de toda la humanidad.

Las manifestaciones de Brasil provocaron manifestaciones de solidaridad en decenas y decenas de otras ciudades del mundo, especialmente en Europa. De repente, Brasil ya no es sólo de los brasileños. Es una parte de la humanidad que se identifica como especie, en la misma Casa Común en torno a causas colectivas y universales.
¿Por qué estos movimientos masivos han estallado en Brasil ahora? Hay muchas razones. Me detengo solamente en una y volveré a las demás en otra ocasión.
Mi sentimiento del mundo me dice que, en primer lugar, se trata un efecto de saturación: el pueblo está saturado del tipo de política que se practica en Brasil, inclusive por las cúpulas del PT (preservo las políticas municipales que aún conservan el antiguo fervor popular). El pueblo se ha beneficiado de los programas de bolsa familia, luz para todos, mi casa mi vida, del crédito consignado, ha entrado en la sociedad de consumo. ¿Y ahora qué? Bien dijo el poeta cubano Ricardo Retamar: “el ser humano tiene dos hambres: hambre de pan, que es saciable, y hambre de belleza, que es insaciable”. Por belleza se entiende la educación, la cultura, el reconocimiento de la dignidad humana y de los derechos personales y sociales, atención sanitaria de calidad y transporte básico menos inhumano.
Esta segunda hambre no ha sido atendida adecuadamente por el poder público, sea el PT u otros partidos. Los que han saciado su hambre, quieren ver atendidas otras hambres, no en último lugar, el hambre de cultura y de participación. Aumenta la conciencia de las profundas desigualdades sociales que es el gran estigma de la sociedad brasileña. Este fenómeno se hace más y más intolerable en la medida en que crece la conciencia de ciudadanía y de democracia real. Una democracia en sociedades profundamente desiguales como la nuestra es puramente formal, practicada sólo en el acto de votar (que en el fondo es el poder de elegir a su “dictador” cada cuatro años, porque el candidato una vez elegido, da la espalda al pueblo y practica la política palaciega de los partidos). Ella se muestra como una farsa colectiva y esa farsa está siendo desenmascarada. Las masas quieren estar presentes en las decisiones de los grandes proyectos que les afectan y para los que no se les consulta en absoluto. Y no hablemos de los indígenas cuyas tierras son secuestradas para el agronegocio o las industrias hidroeléctricas.
Este hecho de la multitud en las calles me recuerda la obra de Chico Buarque de Hollanda y Paulo Pontes escrita en 1975: “La gota de agua”. Se ha llegado a la gota que desborda el vaso. Los autores de alguna manera intuyeron el fenómeno actual al decir en el prefacio del libro: “La clave es que la vida brasileña pueda ser devuelta, en el escenario, al público brasileño …  Nuestra tragedia es una tragedia de la vida brasileña”. Ahora, esta tragedia es denunciada por las masas que gritan en las calles. El Brasil que tenemos no es para nosotros, no nos incluyen en el pacto social que garantiza siempre la parte del león para las élites. Quieren un Brasil brasilero donde el pueblo cuenta y quiere contribuir a la reconstrucción del país sobre otras bases, formas más democráticas, participativas, más éticas y menos malvadas de relación social.
Este grito no puede dejar de ser escuchado, comprendido y seguido. La política puede ser otra en el futuro.

Leonardo Boff es autor de Después de 500 años: ¿Qué Brasil queremos? Sal Terrae 2000.

Traducción de Mª J. Gavito

7 comentarios

  • oscar varela

    ¿Quién paga la visita del papa Francisco a Brasil?
    http://ar.noticias.yahoo.com/paga-visita-papa-francisco-brasil-134100679.html

    En momentos en que los gastos públicos para realizar grandes eventos internacionales se volvieron un tema sensible en Brasil, el costo multimillonario de esta celebración católica ya generó justificaciones de gobernantes y religiosos, disputas judiciales y debates en redes sociales.

    “Si se hubiera hecho una encuesta de opinión pública dos años atrás, ser sede de la visita del papa sería altamente loable”. Pero creo que hoy la situación cambió”.

    “Momento especial”

    En un mensaje de bienvenida al papa Francisco y a los participantes de la JMJ, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, no aludió esta semana a la cuestión de los costos del evento pero “ocurre en un momento especial para el mundo y para Brasil”.

    “Aquí y en todo el planeta la juventud renueva su deseo de soñar y luchar por un mundo cada vez mejor”.

    Hasta ahora fueron admitidos gastos públicos de casi u$s73 millones.

    Según los organizadores, el costo total oscilará entre u$s143 y 156 millones.

    “Pecados de la sociedad”

    El canciller brasileño, Antonio Patriota, dijo que el evento “involucra no sólo a un líder espiritual, sino también a un jefe de Estado”.

    Eduardo Paes, alcalde de Río indicó que hay cerca de 300 mil fieles inscriptos en la JMJ y que unos 800 mil turistas llegarán a la ciudad, que “va a mostrar otra vez su capacidad de recibir bien”.

    Ante la posibilidad de que surjan nuevas manifestaciones espontáneas la Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin), colocó el tema en un nivel de alerta roja.

    En las redes sociales, una manifestación fue convocada en Río para el mismo lunes que llega el Papa contra el uso de recursos públicos en el evento. Más de 3.000 personas habían anunciado su intención de asistir, pero se desconoce cuántos lo harán efectivamente.

    “Sangre en la economía”

    La fiscalía de Río pidió detener una licitación municipal para contratar servicios de salud durante la JMJ por casi u$s3,5 millones argumentando que el costo deberían cubrirlo los organizadores de la JMJ, por ser éste un evento de carácter privado y religioso al que no correspondía transferir recursos públicos.

    Pero un tribunal de Río rechazó el pedido. Una jueza afirmó que se trata también de eventos de carácter cultural donde estarán presentes Rousseff y otros gobernantes, y el municipio debe disponer la “estructura mínima de atención médica en los lugares de mayor concentración” de gente.

    El arzobispo de Río, Orani Tempest y el de Sao Paulo, Odilo Scherer, defendieron los gastos para costear la visita del papa y la JMJ. “No son gastos pagados a alguien que se llevará el dinero afuera. Ese dinero es derramado en Brasil. Está generando impuestos, trabajo”. “Es, sin duda, una inyección de sangre en la economía”.

    Según Embratur, la agencia de turismo del gobierno, el evento religioso tendrá un impacto directo e indirecto en la economía de u$s540 millones, comentando desde ventas en hoteles y restaurantes hasta en fábricas de velas y hostias.

    El papa Francisco procuró emitir señales de austeridad y para su estadía en Río está previsto que se aloje en una habitación sencilla de una residencia de la Arquidiócesis local.

    Federico Lombardi, declaró que el pontífice viaja con “serenidad” a Brasil y sostuvo que el dinero invertido en el evento “no es que se tira por la ventana al mar”, sino que lo recibirán trabajadores. Las protestas que sacudieron a Brasil “no tienen nada de específico contra el Papa o la Iglesia”.
     

  • MARIA LUISA MACHADO B.

    Creo  que es  la hora de las sociedades civiles, y  los pueblos se están levantando a nivel global,…  España,  Turquía, Brasil, Egipto, ( todavía  con  muchas fallas, Venezuela…),  y en cualquier parte  del mundo, de cualquier continente en el  que la política se tome como diatriba, como confrontación de derechas contra izquierdas y/o  viceversa por el control, no sólo del poder político, sino también del económico y de todos los poderes instituidos de unos partidos contra otros, de grupos polarizados que toman como “bandera” a la pobreza, pero que están muy lejos de erradicarla, con sus “políticas” de intereses particulares… y no como un SERVICIO PÚBLICO  FUNDAMENTAL que debe entender que los ciudadanos los eligen  para que cumplan lo que con tanto empeño  prometen en sus campañas electorales  y para que una vez electos, atiendan principalmente la problemática de la vida cotidiana y  den  solución a los asuntos y necesidades más emergentes de los/as ciudadanos/as .
    Parece que  Sociedad Política y Sociedad Civil, están totalmente divorciados en todos los países (socialistas, capitalistas y de cualquier otro tipo de Sistema que intente llamarse “revolucionario”) y lo que manifiestan es un paralelismo total entre POLÏTICA, IDEOLOGÍA y COMPROMISO EFECTIVO con la gente del pueblo, que se resiste a no ser entendido ni atendido,  y reclama  con  ”revueltas” las justas reivindicaciones de todos sus derechos humanos vitales.

     CITO A BOFF Y MANIFIESTO MI TOTAL ACUERDO CON ÉL…
    “Nadie se refiere a las banderas clásicas del socialismo, de la izquierda, de algún partido liberador o de la revolución. Todas estas propuestas o están agotadas o no ofrecen la atractivo suficiente para mover a las masas. Actualmente interesan los temas relacionados con la vida cotidiana de los ciudadanos: el trabajo participativo,  la democracia para todos, los derechos humanos, personales y sociales, la presencia activa de las mujeres, la transparencia pública, el claro rechazo a todo tipo de corrupción, un nuevo mundo posible y necesario. Nadie se siente representado por los poderes instituidos que generan un mundo político palaciego de espaldas al pueblo o manipulando directamente a los ciudadanos”.
    Todo me hace deducir  que interpretar y entender la crisis global terráquea (de  cualquier  nación) y la de “más allá” del universo, en lo político, religioso, cultural… y  demás aspectos de la vida social y humana, sobre todo cuando se nos presentan “sorpresas” de movimientos sociales importantes (como los de los  ejemplos más recientes:  Brasil y Egipto)  supone: tener una “SUPER-INTELIGENCIA”,  SER UNAS “MUJERES MARAVILLAS” y UNOS HOMBRES “SUPERMANES”, en el sentido RACIONAL; pasar nuestra “tarjeta de coeficiente  intelectual” por un “proceso técnico- mental”  que “nos dé acceso o nos permita” : comprender, definir y  precisar  muy exactamente, por dónde van todos “los hilos” que tejen, tanto Movimientos  Revolucionarios y/o Contra-revolucionarios Religiosos y Laicos, como  Capitalismos, Socialismos o  Sistemas Primitivistas… y como digo sistemas, digo filosofías, religiones, tipos de teología y todo lo que tiene que ver  con el pensamiento humano…que, en  muchos casos, en los diferentes tiempos históricos,  se entrecruzan unos a otros, como una “estopa” de diversas  fibras, provocando sistemas  indefinibles y por lo tanto, muchas veces incoherentes, en  teoría y  praxis, divorciados de toda realidad social y humana… con el consecuente efecto para los humanos/as, de tener que: “interpretar” todo, mediante nuestro pensamiento limitado,  defender  y tomar una posición ideológica coherente y sincera que nos ayude a tener  discursos y acciones  claras compatibles con lo que creemos y queremos, a nuestras medidas,  para denunciar  las  MENTIRAS, imponer la VERDAD y  actuar  justamente como ciudadanos a favor de la defensa de la dignidad y los derechos humanos inalienables, y en la búsqueda de una calidad de  vida que nos  haga a todos, especialmente a los más necesitados,   un poco más felices, una vez resueltos los problemas más urgentes de la vida cotidiana que son más o menos iguales en todas partes.
    No obstante todo esto, como punto de  reflexión para todos,  creo que es importante no olvidarnos del más simple nivel, que es el de preguntarnos y cuestionarnos a nosotras/os mismas/os: ¿en qué creemos realmente?; ¿qué defendemos?; ¿estamos claros en nuestras posiciones ideológicas, políticas, religiosas…?; ¿de verdad seríamos “actores principales”, “protagonistas”,  modelos  o ejemplos  con nuestras vidas y acciones para emprender  luchas sociales importantes y liberadoras, como las de un MAHATMA GHANDI, por ejemplo?
     

  • oscar varela

    Brasil. Reportaje a João Pedro Stedile: “El Gobierno necesita enfrentar a la clase dominante”
    Por: Brasil de Fato – ANRED
    http://www.argenpress.info/2013/07/brasil-reportaje-joao-pedro-stedile-el.html
     
    * hay una crisis urbana instalada en las ciudades brasileras generada por esta etapa del capitalismo financiero.
    * Hubo una enorme especulación inmobiliaria que subió los precios de los alquileres y de los terrenos un 150% en los últimos tres años.
     
    * El capital financió, sin ningún control gubernamental, la venta de automóviles para mandar el dinero al exterior, y transformó nuestro tránsito en un caos.
     
    * En los últimos 10 años no hubo inversión en transporte público.
     
    * El programa habitacional “Mi casa-mi vida” empujo a los pobres hacia las periferias, sin condiciones de infraestructura.
     
    * Todo eso generó una crisis estructural en la que las personas están viviendo en un infierno en las grandes ciudades, perdiendo tres o cuatro horas por día en el tránsito, cuando podrían estar con la familia, estudiando o teniendo actividades culturales.
     
    * Sumado a eso, la pésima calidad de los servicios públicos, en especial de la salud e igualmente de la educación, desde la escuela primaria hasta la educación media, de la que los estudiantes salen sin saber hacer una redacción. Y la educación superior se convirtió en tiendas de venta de diplomas a crédito, donde está el 70% de los estudiantes universitarios.
    ………………

    –¿Y desde lo político qué paso?

    * La juventud no tuvo oportunidad de participar en política.
    * Los capitalistas pagan y después los políticos obedecen.
    * La juventud está harta de esa forma de hacer política burguesa y mercantil.
    * Los partidos de la izquierda institucional se amoldaron a esos métodos.
     
    * La juventud no es apolítica; llevó la política a las calles.
    * No aguanta más ver por televisión el secuestro del voto.
     ………………………..

    –¿Y por qué las manifestaciones explotaron ahora?

    * Producto de la psicología de las masas, más que de alguna decisión política planificada.
     
    * Se sumó, además, las denuncias de sobrefacturación de las obras de los estadios.
     
    * El aumento de las tarifas de colectivo fue la gota que rebalsó el vaso.
    …………………

    –¿Por qué la clase trabajadora todavía no salió a las calles?

    * La clase trabajadora todavía no salió a las calles.
    * Quienes están en las calles son los hijos de la clase media, de la clase media baja y también algunos jóvenes del subproletariado, que estudian y trabajan en los sectores de servicios, que mejoraron las condiciones de consumo, pero quieren ser escuchados.
     
    * La clase trabajadora tarda en movilizarse, pero cuando se mueve, afecta directamente al capital; cosa que todavía no empezó a pasar.
     
    * Las organizaciones que hacen de mediadoras con la clase trabajadora todavía no comprendieron el momento y están un poco tímidas.
     
    * La clase, creo que está dispuesta también a luchar.
     
    * En algunas ciudades menores y en las periferias de las grandes ciudades comenzaron a haber manifestaciones con banderas de reivindicaciones bien localizadas. Y eso es muy importante.
    ………………..

    –¿Y ustedes, del MST y de los campesinos, tampoco se movieron todavía?

    * Es verdad.
    * En las capitales donde tenemos asentamientos y agricultores familiares más cerca ya estamos participando.
    * En las próximas semanas podrá haber una adhesión mayor, inclusive realizando manifestaciones de los campesinos en las rutas y municipios del interior.
    ………………………

    –¿Cuál es, en su opinión, el origen de la violencia que hubo en algunas manifestaciones?

    * La burguesía, a través de sus televisoras, ha usado la táctica de asustar al pueblo colocando solo la propaganda de los alborotadores y rompelotodo.
     
    * Espero que el Gobierno no cometa esa bestialidad de llamar a la guardia nacional y a las fuerzas armadas para reprimir a las manifestaciones. ¡Es todo lo que la derecha sueña!

    * Lo que está provocando las escenas de violencia es la forma de intervención de la policía militar. * Son grupos derechistas organizados, con el objetivo de provocar y hacer saqueos.
    * En San Pablo actuaron grupos fascistas.
    * En Río de Janeiro actuaron las milicias organizadas que protegen a sus políticos conservadores.       * Hay también un sustrato de lumpenaje que aparece en cualquier movilización popular, sea en los estadios, en el carnaval y hasta en las fiestas de la Iglesia, intentando sacar sus provechos.

    –¿Hay entonces una lucha de clases en las calles o es solo la juventud manifestando su indignación?

    * Hay una lucha de clases en la calle.
    * Están haciendo política de la mejor forma posible, en las calles.
    * Escriben en los carteles: estamos en contra de los partidos y de la política.
    ………………….

    –¿Cuáles son los objetivos de la derecha y sus propuestas?

    * Desgastar al máximo al Gobierno de Dilma,
    * Debilitar las formas organizativas de la clase trabajadora,
    * Debilitar las propuestas de cambio estructural en la sociedad brasilera y
    * Ganar las elecciones de 2014, para recomponer una hegemonía total en el comando del Estado brasilero, que ahora está en disputa.
     
    * Son la burguesía brasilera, sus empresarios y políticos los mayores corruptos y corruptores.  
    * ¿Quién se apropió de los gastos exagerados de la Copa? ¡La Red Globo y las empresas contratistas!
    ……………………………

    –¿Cuáles son los desafíos para la clase trabajadora, las organizaciones populares y partidos de izquierda?

    * Primero, debemos tener consciencia de la naturaleza de estas manifestaciones y salir todos a la calle, disputar corazones y mentes para politizar esa juventud que no tiene experiencia en la lucha de clases.
    * Segundo, salir a la calle, manifestarse en las fábricas, campos y construcciones
    * Exigir que la prioridad de las inversiones púbicas sea en salud, educación, reforma agraria.
    * Aprobar una reforma política, que instituya el financiamiento público exclusivo de la campaña, derecho a la revocación de mandatos y plebiscitos populares auto convocados.
    * Reforma tributaria que vuelva a cobrar ICMS de las exportaciones primarias, penalice la riqueza de los ricos y alivie los impuestos de los pobres, que son los que más pagan.
    * Suspender la subasta del petróleo y todas las concesiones privatizantes de mineras y otras áreas públicas.
    * Reforma urbana estructural, que vuelva a priorizar el transporte público, de calidad y con tarifa cero.
    * Controlar la especulación inmobiliaria.
    * Democratización de los medios de comunicación. Acabar con el monopolio de la Globo.
    ……………………..

    –Ustedes, desde los movimientos sociales, presentaron una carta pidiendo reunión con la presidenta Dilma, y ella aceptó y respondió por televisión, ¿qué van a llevarle?

    –Tengo fe en que esa audiencia suceda pronto.
    ……………………..

    –¿Qué debería hacer el Gobierno ahora?

    * Necesita enfrentar a la clase dominante, en todos los aspectos:
    ……………………..

    –¿Y qué perspectivas pueden traer esas movilizaciones para el país en los próximos meses?

    * Todo es una incógnita todavía, porque los jóvenes y las masas están en disputa.
    * Estamos en medio de una batalla ideológica, de la cual nadie sabe todavía cuál será el resultado.

  • oscar varela

    Hola!
     
    – ¿Qué pasa?
    – Eso es lo que pasa: ¡que no sabemos lo que pasa!
    …………..
     
    Tal vez nos están fallado las instancias últimas a que recurrir —las normas de la verdad, de la moral, del derecho, de la política, de la economía …
     
    Esto habilita a decir que no sabemos lo que las cosas son, lo que el mundo y los humanos son, somos.
     
    Nos estamos quedando sin mundo y no tenemos dentro de nosotros clara «humanidad».
     
    Quedan trozos, bloques erráticos, pedazos de esta o la otra ciencia, de este o el otro “cuerpo de Derecho”de esta o la otra moral, y eso que son sigue pareciéndonos valiosos…
     
    … pero la arquitectura integral a que esos fragmentos pertenecen y en la cual tenían su pleno sentido se nos va esfumando. De poco y na­da sirve su fragmentaria consistencia.
     
    El mundo amenaza con sufrir una pavorosa revolución que pudiera llegar a convertirlo en lo contrario de un mundo o cosmos, a saber, en un caos.
     
    En el «siglo de las luces» el ser humano tenía la impresión de haber llegado, por fin, a ver claro. Y cada vez más esas luces se le van extinguiendo y ahora vuelve a sentirse rodeado de tinieblas y oscuridad.
     
    Faltos de suelo firme nos sentimos caer en el vacío. ¿Qué nos queda de firme, de incuestionable?
     
    ¿A dónde y cómo ¡Ir todavía!? – Oscar.

  • oscar varela

    Brasil: Cuando la democracia directa tomó las calles
    Por: Juan Luis Berterretche (especial para ARGENPRESS.info)
    http://www.argenpress.info/2013/07/brasil-cuando-la-democracia-directa.html
     
    Una visión utópica

    La Comuna de Paris no abandonó ni el sistema democrático representativo ni el sufragio universal. La diferencia fundamental con las elecciones parlamentarias burguesas era el carácter de revocables en todo momento de los representantes. Es decir no se los elegía por un plazo de años y durante ese plazo eran inamovibles.
     
    La revocabilidad indicaba que la democracia representativa estaba subordinada a la voluntad de la mayoría y si no se cumplía su mandato el representante era destituido.
     
    Además de esa revocabilidad en todo momento de los delegados o representantes se estipuló que todos ellos se hallarían obligados por el mandat impératif, (mandato imperativo) es decir instrucciones precisas de sus electores que no podrían cambiar o modificar.
     
    Lo opuesto a lo que rige en la democracia burguesa, donde los parlamentarios pueden desvirtuar o contradecir los deseos de sus electores en sus decisiones, con total impunidad.

    Lejos de perder validez, las lecciones que nos legaron los comuneros a través de los textos de Marx y Engels, siguen siendo un horizonte democrático de la humanidad, totalmente vigente.

    Por ahora la única tendencia definida, entonces, es que los jóvenes se nuclearon alrededor de una serie de consignas que son social-políticas y democráticas pero aún no se tiene una clara definición programática.

    Las movilizaciones en Brasil todavía no alcanzaron a formular un programa que dé sustento a una visión utópica.
     
    Según David Harvey:
     
    “Hay varias maneras de construir una visión utópica. Creo que siempre existe la necesidad de tener en mente una visión utópica, de una manera u otra, un lugar al que deseamos llegar, aunque al final no lleguemos, en cierto sentido no importa mucho si se llega o no. Si se tiene una visión, tratando de cambiar las cosas, estas se mueven en una dirección u otra”…
     
    “Y creo que necesitamos un modo de construcción por la negación. Si se comprenden los aspectos del capitalismo que no nos gustan, ¿qué rechazaríamos?, cómo sería una sociedad que ya no funcionara sobre la base del valor de cambio, sino sobre la base del valor de uso…”

    No obstante no esté formulada aún una visión utópica los movimientos ya aplicaron un modo de construcción por la negación (no al aumento del transporte, no a la obras de los mega eventos, no a la impunidad de la corrupción, etc.) del cual se desprende un esbozo de programa.
     
    Para los activistas sociales y políticos independientes o partidarios no es el momento de centrarse en el derecho a portar banderas, aunque eso sea una justa reivindicación democrática.
     
    Es tiempo de intervenir en las movilizaciones junto a los jóvenes, colaborar en su organización y defensa, ganar su confianza y -con humildad y sin preconceptos- ayudar a formular una visión utópica nacional del movimiento en base a sus consignas movilizadoras.

  • Rodrigo Olvera

    Dice Boff  “Nadie se refiere a las banderas clásicas del socialismo, de la izquierda, de algún partido liberador o de la revolución.”
    Se equivoca.
    Conozco de testimonios de primera mano la importancia del papel de las organizaciones y reivindicaciones de izquierda del movimiento obrero en Egipto, en Turquía, en una parte pequeña pero signficativa de la oposición Siria.
    Mucho menor (en número y en importancia social) en los casos de Túnez, Marruecos, España y Estados Unidos.
     
    Conozco también, aquí si de primera mano, el papel y reivindicaciones de los movimientos de la izquierda radical, especialmente la anarquista, en Egipto y Turquía.
     
    Por supuesto que hay un enorme número de personas participante en estos movimientos que no se sienten identificados con la izquierda ni el socialismo. Pero decir NADIE, no corresponde a la realidad.

  • h.cadarso

      Bienvenido sea Brasil a la “movida” de las primaveras árabes, el 15-M, y la segunda oleada de la plaza Taksim de Turquía y de la plaza Tahrir de El Cairo.
      Es bueno construir discursos literarios, predicciones y explicaciones de estos fenómenos, en un tono más o menos romántico.
      Pero ocurre una cosa: la contestación, la algarada callejera, se quedan en fuegos fatuos si no se llega a propuestas concretas y el personal no se organiza y da forma a esa protesta. Así ocurre que a los de la Plaza Tahrir se les plantea ahora la tarea de volver a empezar, porque el parto de su embarazo anterior ha dado lugar a ese monstruo del régimen islámico que ahora quieren desmontar. Que la fiera se ha disfrazado con los ropajes de los Hermanos musulmanes o como se les llame…
      Y en Brasil podría ocurrir algo parecido. Y en España el 15-M de alguna manera ha reforzado las posiciones intransigentes y dictatoriales del PP.
      Leonardo Boff, siga filosofando…pero sobre todo sigan ustedes buscando una salida en la que no haya Hermanos Musulmanes ni Libertadores de trampa y cartón…

Deja un comentario