Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5695 Artículos. - 91239 Comentarios.

Ser radicalmente pobre para ser plenamente hermano

BoffUna de las primeras cosas que dijo el Papa Francisco fue “cómo me gustaría una Iglesia pobre para los pobres”. Este objetivo está en consonancia con el espíritu de San Francisco, llamado el Poverello, el Pobrecito de Asís. Él no pretendió gestar una Iglesia pobre para los pobres, pues no era realizable bajo el régimen de cristiandad donde la Iglesia tenía todo el poder,  pero creó en torno suyo un movimiento y una comunidad de pobres con los pobres y como los pobres.

En cuanto a la extracción de clase, Francisco pertenecía a la próspera burguesía local. Su padre era un rico comerciante de telas. De joven lideraba un grupo de amigos bohemios  ̶ jeunesse dorée ̶  que vivía de fiesta en fiesta y cantaba a los juglares del sur de Francia. De adulto sufrió una fuerte crisis existencial. Desde dentro de esa crisis surgió en él una inexplicable misericordia y amor a los pobres, especialmente a los leprosos, incomunicados, en las afueras de la ciudad. Abandonó la familia y los negocios, asumió la pobreza evangélica radical y se fue a vivir con los leprosos. Jesús pobre y crucificado y los pobres reales  fueron los móviles de su cambio de vida. Pasó dos años en oración y penitencia, hasta que interiormente escuchó una llamada del Crucificado: “Francisco, vete y repara mi Iglesia que está en ruinas”.

Le costó entender que no se trataba de algo material, sino de una misión espiritual. Se fue por los caminos predicando en los burgos el evangelio en lengua popular. Y lo hacía con tanta alegría, “grazie” y fuerza de convicción que fascinó a algunos de sus antiguos compañeros. En 1209 consiguió que el Papa Inocencio III aprobase su “locura” evangélica. Comenzaba el movimiento franciscano que en menos de veinte años tendría más de cinco mil seguidores.

Cuatro ejes estructuran el movimiento: el amor apasionado a Cristo crucificado, el amor tierno y fraterno a los pobres, la “señora dama pobreza”, sencillez genuina y gran humildad.

Dejando a un lado los otros ejes, intentemos entender cómo Francisco vio y vivió con los pobres. No hizo nada para los pobres (algún lazareto u obra asistencial), pero hizo mucho por los pobres, pues los incluía en la predicación del evangelio y cuando podía estaba con ellos, pero hizo más: vivió como los pobres. Asumió su vida, sus costumbres, los besaba, limpiaba sus heridas y comía con ellos. Se hizo un pobre entre los pobres. Y si encontraba a alguien más pobre que él, le daba parte de su ropa para ser realmente el más pobres de los pobres.

La pobreza no consiste en no tener, sino en la capacidad de dar y volver a dar hasta expropiarse de todo. No es un camino ascético, sino la mediación para una excelencia incomparable:  la identificación con Cristo pobre y con los pobres con los cuales estableció una relación de fraternidad.

Francisco había intuido que las posesiones se interponen entre las personas, impidiendo que se miren a los ojos y que el corazón hable al corazón.  Los intereses son lo que se encuentra entre (inter-esse) las personas y lo que crea obstáculos a la fraternidad. La pobreza es el esfuerzo continuo para eliminar las posesiones e intereses de cualquier tipo para que de ahí resulte la fraternidad verdadera. Ser radicalmente pobre para ser plenamente hermano, este es el proyecto de Francisco, de ahí la importancia de la pobreza radical.

Cierto es que la pobreza así de extrema era pesada y dura. Nadie vive solo de mística. La existencia en el cuerpo y el mundo plantea demandas que no pueden ser falsificadas. ¿Cómo humanizar la deshumanización real que comporta este tipo de pobreza? Las fuentes de la época dan testimonio de que los hermanos parecían “homines silvestres (salvajes) que comen muy poco, van descalzos y visten con los peores vestidos”. Pero, para sorpresa de todos, dicen que nunca pierden la alegría y el buen humor.

En este contexto de pobreza extrema Francisco da valor a la fraternidad. La pobreza de cada uno es un reto para el otro, para cuidar de él y proporcionarle, mediante la limosna o el trabajo, lo mínimo necesario, darle cobijo y seguridad. Con esto el tener es sustituido en su pretensión de dar seguridad y humanización. Francisco quiere que cada fraile cumpla con la misión de madre para con otro, ya que las madres saben cómo cuidar, especialmente a los enfermos. Sólo el cuidado recíproco humaniza la existencia como lo mostró M. Heidegger en su Ser y Tiempo. Para quienes vivían totalmente desprotegidos, la fraternidad significaba efectivamente todo. El biógrafo Tomás de Celano describe la alegría y el gozo en medio de su pobreza severa. Escribía: “llenos de saudades trataban de encontrarse y estaban felices cuando podían estar juntos, el alejamiento era doloroso, la partida amarga, la separación triste”. El despojamiento total les abría al disfrute de las bellezas del mundo, pues no las querían tener, solo saborear.

Muchas lecciones podrían extraerse de esta aventura espiritual. Quedémonos con una: para Francisco las relaciones humanas deben construirse siempre a partir de los que no son y no tienen la visión de los poderosos. Deben ser abrazados como hermanos. Sólo una fraternidad que viene desde abajo y desde ahí engloba a todos los demás, es verdaderamente humana y tiene sostenibilidad. La Iglesia, tal como la tenemos hoy, nunca será como los pobres. Pero puede ser para y con los pobres, como la sueña el Papa Francisco.

Traducción de Mª José Gavito Milano

34 comentarios

  • X. Gundín

    (Cont.)
     
    La libertad es para disfrutarla. Vital y epicúreamente. No hacen falta las connotaciones heróicas que tu pones (morir, fabricación de personaje, paradigma…).
     
    No todo el mundo la va a disfrutar. ¿Pq no?. Muchos se van a desorientar y no darán con el camino.
    ¿Qué es desorientarse?. Es salir de una necesidad para meterse en otra?. Este será el pecado colectivo actual, el de la sociedad que llaman de clases medias o de consumo, o de los dos tercios….
     
    Mientras la necesidad es un estado, en el que nacemos como especie y como individuos, la libertad es un camino a recorrer, como especie y como individuos, durante nuestra vida.
     
    Avanzando por ese camino avanzamos en el señorío sobre nosotros mismos y nuestro entorno: la libertad (y si no, no). Eso se disfruta, ¿o no?.
     
    Esa libertad se deja medir: en tiempo de vida libre, liberado, e. d. autodeterminado.
     
    Concuerdo contigo en el interés de un debate específico sobre la técnica. Le añado algo que en la práctica va unido y sin lo que no entiendo: el excedente; la producción, acumulación, acaparación y administración del excedente. (una técnica en si misma). Pues en mis ojos la técnica no es el instrumento funcional del empobrecimiento, como tu dices.
     
    En efecto, aún no lei lo que me mandaste. No me da el tiempo para todo.
     
     

  • X. Gundín

    O. Varela.
    Preguntas ¿libertad, para qué?.
     
    Supongo que tenes respuesta a esa pregunta y que me la haces para examinarme. Aprovecho la ocasión para examinarme yo mismo.
     
    Para tener una confronta le pogo la pregunta a mi mujer (westfaliana católica) y ella me responde con otra pregunta (el gallego escéptico soy yo: ella va aprendiendo): ¿realmente queremos ser libres?. Uso su respuesta para matizar la mía:
     
    Yo digo que la libertad es para disfrutarla; y matizo: aquellos que la queremos, o que hemos llegado a quererla, o que podemos quererla.
     
    Seguiré más tarde.

  • mª pilar

    La pobreza que ahora… y siempre, ahoga a la mayoría de seres en esta tierra nuestra es:

    El abuso escandaloso que “manejan” los poderosos.

    Es una auténtica vergüenza, el desprecio como los “vivales” explotan, esclavizan, roban, manipulan, matan… Para conseguir sus deseos.

    So oye con demasiada frecuencia:

    Los de nuestra clase… esas personas no pertenecen a nuestra clase… su sitio ya sabe cuál es  ¡servir!..  cada cual en su sitio.

    ¿Quién dictamina el sitio que a cada cual le corresponde?
     

    Aquellas personas que han sabido manipular su poder a costa de la vida de los que:
     

    Por “necesidad-miedo-incapacidad-porque así lo vivieron siempre… Se encargaron de pregonar a fuerza de látigo si hubiese sido necesario… ¡Y los poderosos de todo tiempo y lugar!
     

    Solo existen y han existido, algunos hombres y mujeres ¡¡¡Buenos/as!!! Que a lo largo de la historia, tiene/ tenían una mirada limpia y luchaban por la igualdad.
     

    Nunca la pobreza es buena, ni mucho menos llamándola de espíritu ¿qué queremos decir con eso… como la iglesia poderosa ha repetido hasta la saciedad?
     

    La pobreza es causada por el mal reparto de lo que la tierra nos regala día a día a:
     

    ¡¡¡Todas las personas que la habitan!!!
     

    Cierto es, que algunas ponen más entusiasmo por hacerlo bien y otras, prefieren tomar atajos y hacer que otras trabajen para ellos de mala manera;  también las hay, que no pueden o quieren o saben, y viven como pegadas a la “necesidad” de esperar que otras les solucionen sus necesidades.
     

    La pobreza, como la riqueza comedida “justa”, la enfermedad o la salud, el ser pisados o encumbrados (de todo hay en la vida) no es porque sean mejores o peores sino porque quizá nacieron en lugares más fáciles para llevar la vida adelante, para ser personas totalmente:
     

    ¡¡¡Libres!!!
     

    Tanto en la pobreza como en la abundancia y el resto de miles de situaciones que podamos llegar a vivir, debieran de ser la causa de ser:
     

    ¡¡¡Personas auténticamente libres o no!!!
     

    Eso lo realiza cada cual en su interior, viva la situación que viva.
     

    La libertad es el mayor y mejor don que se nos ha regalado y que llevamos inscrito en nuestro propio ser.
     

    Cómo lo sepamos manejar dependerá de nuestra capacidad de ¡Ser! o la tristeza de vendernos al mejor postor; en los dos casos, hay que tomar la decisión de cómo queremos vivir.
     

    Conozco personas que luchan denodadamente por sus derechos, que poseen una libertad limpia, serena, activa y sobre todo:
     

    ¡¡¡Llena de auténtica Vida!!! Y la perderían antes de machacar su libertad.
     

    Nuestro gran amigo Pepe Salas y otras personas que nos abren su corazón, nos lo muestran cada día, en la manera de vivir y luchar en este mundo; (creo que como en pocas ocasiones) ahora está totalmente desnortado y vendido al poder y el dinero.
     

    ¿Que son sino las guerras, cualquiera de ellas sino una manipulación de los poderosos para no perder sus poderes y bienes?
     

    Si no cambiamos nuestra mirada, y comprendemos que todo ser nacido tiene unos derechos inalienables, no sabremos por donde soplan los vientos.

    mª pilar

  • MARIA LUISA MACHADO B.

    HOLA !
         H. Cadarso:
          En el transcurso de mi comentario, le respondo con algunas de sus propias palabras, no sin antes  manifestar que: pienso que este tema de la POBREZA  ha sido tomado con mucho interés por los atrieros participantes y los comentarios compartidos  han arrojado mucha riqueza de contenido y de formas o ángulos de interpretación, de acuerdo a las realidades vividas y experiencias adquiridas  por cada quien… Y creo que esa es la idea, y que de eso  se trata en   un PORTAL tan amplio y reconocido como ATRIO… Mis reconocimientos y consideraciones para todos…
           Comienzo a responderle, H. Cadarso, tomando en cuenta su literalidad en algunos aspectos:
          – “…las opiniones y constataciones de ..(todos)… son muy dignas de tener en cuenta.Cada uno somos hijos de nuestras propias experiencias en la vida”… (el todos, es mío, lo demás es suyo).

         – “me tiene usted que perdonar que valore las opiniones”… y experiencias de muchos testimonios de personas que han vivido los horrores de la dictadura castro-cubana, incluyendo el testimonio de mi propia madre, que conoció y tuvo como vecinos una hermosa familia cubana, que vivía en nuestro entorno y la  llamaron de regreso a CUBA, bajo promesa de  otorgarle “beneficios” y se ganaron  como “beneficio” : el fusilamiento … y eran: madre, padre y dos hermosos hijos … Yo, por supuesto, que no puedo ni quiero  interferir, para nada,  en un cambio de  sus opiniones, ni mucho menos  tengo la pretensión de convencerlo de lo contrario de sus ideas socialistas…”No tengo velas en ese entierro”… y usted tiene todo el derecho de pensar libremente, igual que todo ser humano, y valorar las opiniones del arzobispo de la Habana,  Oves…hasta el último día de su vida, que es el mismo derecho que tengo yo, de aceptar y creer lo que la gente ha vivido en carne propia.
     – Esté  usted tranquilo, que SÍ “me he enterado de algo”… sobre el bloqueo económico a Cuba por los EE. UU., pero también tengo muchas  “referencias” de FIDEL y su familia, a través de muchos medios…Vaya para CUBA y vea dónde vive FIDEL, en la Habana, (es posible que se lo permitan, si va como turista)…Le aseguro, que no es un “ranchito” de “pobreza socialista” o de “auténtica pobreza”, con techo de paja o latas de zinc  (como llamamos aquí a las viviendas más humildes), ni tampoco como las que representan las favelas de Brasil…
      – “deberíamos intentar  ser más objetivos y menos apasionados, deberíamos intentar comprender lo que dicen y opinan los demás…” Estoy totalmente de acuerdo con usted, pero también  estoy segura de que  muchas veces,  nos quedaremos en el intento…En mi carrera de Sociología, estudié en muchas de las cátedras, el problema de la objetividad-subjetividad en el campo de las Ciencias Sociales…Esto lo estamos comprobando en cualquier momento y confirmando lo dicho con muchos ejemplos, usted y yo, y todos los atrieros, cada vez que emitimos una opinión, sobre todo cuando lo hacemos con apasionamiento, como dice usted y yo también.  Por supuesto, partimos del respeto recíproco que debemos tener de todas las opiniones, pero seguimos expresándonos de acuerdo a lo que vemos, oímos, sentimos, pensamos y luego juzgamos según  nuestra propia realidad,  percepción y experiencias.  No tenemos nada que perdonarnos, H Cadarso,  por nuestros apasionamientos en la defensa de nuestras teorías o concepciones…Así somos unos cuantos, y de todos modos, tenemos que respetarnos.
       – Y termino, igual que usted, aceptando que “lo cortés no quita lo valiente”…màs otra frase de diferente asunto, que menciona mucho una de mis hermanas… “Tengamos siempre en cuenta que el hombre es él y sus circunstancias”… Este, creo que es un pensamiento de Ortega y Gasset (y si no, que me corrija mi tocaya, María Luisa, que también escribe en este post).
    Mis respetos, H. Cadarso.
    PAZ Y BIEN
    María Luisa

  • h.cadarso

    María Luisa Machado: Es bueno que participen en el tema del que discutimos o dialogamos nosotros dos las voces o plumas de Pepe Sala y de la vascovenozolana Zugarramurdi, que ya ve que no pensamos ni vemos las cosas igual. A mí me tiene usted que perdonar que valore las opiniones del arzobispo de La Habana Oves, que seguro sabía de Cuba más que nosotros todos juntos.
    Creo también que las opiniones y constataciones de Pepe Sala son muy dignas de tener en cuenta. Cada uno somos hijos de nuestras propias experiencias en la vida; yo también podría contarle a usted cómo ha sido mi vida y cómo es ahora, pero creo que no interesa demasiado.
    Me perdonará usted, no creo que las culpas de los sufrimientos y carencias que padecen los cubanos haya que cargárselas a Fidel y su familia. Probablemente ha oído hablar usted del bloqueo a que tienen sometida a Cuba los Estados Unidos, pero a lo mejor todavía no se ha enterado…
    Quiero decir que deberíamos intentar ser más objetivos y menos apasionados, deberíamos intentar comprender lo que dicen y opinan los demás, deberíamos aceptar que la convivencia y el respeto de unos con otros nos imponen un mínimo de austeridad y sobriedad en el uso y consumo de los bienes que nos rodean.
    De todos modos, si me ha pasado en vehemencia y agresividad, pido disculpas. Aquí decimos que lo cortés no quita a lo valiente…

  • M.Luisa

    Gracias, Oscar!
     
    En la sobriedad  he vivido siempre  como pez en el agua,  saboreando  la   realidad  de la cita evangélica a la que me remites. Con muy poco me ha bastado para vivir, podría decirse que de un limón me exprimí una limonada
     
    Creo que con los años que llevamos en Atrio  estas cosas que más o menos de algún modo  tod@s  a modo de presentación  reflejábamos en nuestros primeros comentarios,   deben darse por obvias. No es cuestión  de,   por un lado,   irlas repitiendo y por el otro al mismo tiempo  te proporcione  un cierto desencanto comprobar   que todavía después de tantos años no nos conozcamos ni tan siquiera  un poco.  Yo no sé si os pasará a cuant@s  intervenís en  el foro  pero yo sí que,  con buena disposición,   me he formado     una  cierta idea de cómo os imagino.  Por ejemplo,  en ti, Oscar, veo que en tu vida hay un drástico y muy marcado antes y  después  de  cuya experiencia  te permites como si nada  hablar felizmente de la vida  como  “drama”.  En esto sí coincido contigo, la vida es un drama y lo digo también con optimismo.  Ahora bien,  recíprocamente  ¿no puedes pensar  que  si me muevo  por estos derroteros   un tanto complicados, es precisamente para  poder ir “salvando”  las   complicadas circunstancias en las que me hallo envuelta? Lo que es  el yo,   el primer yo del apotegma orteguiano,  se me ha revelado  con sencillez  y  naturalidad, sin problema alguno,   lo machacón  para mí ha sido  la circunstancia,  mi entorno, sin embargo  la vía que emprendí  para salvarlo (comprenderlo) me  parece válida, creo que es la acertada.  Por eso  no quisiera    guardarme  sólo para mí  lo que en alguna medida valdría para  despejar  el camino a  este fenómeno que tan febrilmente se resiste    a lo dogmático  y  que   se hace  tan visible  aquí  en Atrio.
     
    Refiriéndote al párrafo que extraje de  Dussel
     
    La vida y la vida humana en especial no tiene valor
    (porque el valor  es lo propio de una mediación hacia un fin)
    sino dignidad, la de los fines,  que es mucho más que valor”

    Dices:
     
    Ese “modo de pensar” no da cuenta cabal de la realidad “vida humana”, que no es “cosa” alguna sino un “drama” donde el juego “electivo” de cada personaje se va realizando (o no realizando –por eso es “electivo”).
     
    Yo, por el contrario,  entiendo que sí la abarca,   pienso que es  desde    la dignidad de la persona  donde se comprende la vida humana,  porque como tú muy bien dices  ésta no es cosa alguna sino drama.  Las    cosas se explican y el drama que es la vida se comprende.
     
    Como puedes ver no disiento de ti tanto esta vez  sobre todo de esta primera parte, si en cambio al seguir leyéndote. Porque luego dices;
     
    En cuanto a lo “zoológico” en lo humano no reviste ninguna “dualidad” sino una “re-absorción” que hay que “elegir”.
     
    A mi modo ver sí que reviste dualidad  porque por  re-absorción  se entiende que el nivel inferior, queda absorbido por el superior, por lo psíquico, es decir, subordinado a otro nivel no biológico y la cuestión se ha de ver a  la inversa, no hay subordinación  (dos niveles) sino  unidad estructuralmente exigitiva  que en términos zubirianos se le llama “subtensión dinámica”. De ahí que la inteligencia no actúa, ni elige,  sino que intelecciona sentientemente formando una unidad. Por eso la inteligencia es sentiente  (no sensible, dualismo) la voluntad tendente y el sentimiento humano afectante.
     
    Además hablas de elegir como si se tratase de un acto de voluntad  y esto ya lo estamos viendo,  es muy difícil que se produzca  pues    la inteligencia se encuentra  demasiado bien actuando  por su cuenta y explicándose las cosas.
     
    Por lodemás, si esto se entiende quiere decir que todo este  aporte   conceptual es útil, y no está  como tú dices reservado sólo al ámbito  científico sino que se hace del todo imprescindible para  precisamente poder  entrar en la comprensión de las “cosas humanas”
     
    Ahora leeré lo comentado por tod@s a partir de antes de ayer cuando me respondiste pues he estado muy centrada  en mi respuesta
     
    Abrazo!

  • oscar varela

    (Sigo)
     
    Leo:
    – “El objetivo no es la pobreza.
    El objetivo es la libertad.”-

    Pregunto:

    – Libertad; ok! “¿para qué?

    El “con-vencido” prefiere morir que no abdicar de lo que cree: una “superfluidad” para el que lo amenaza con la muerte.

    ¿No será la “fabricación” del personaje que imagino tener que ser una “construcción-técnica”?

    ¿Qué es eso de que tanto se habla: UN PARADIGMA, sino una construcción técnica, como la construcción de una Casa donde nos sintamos “habitar” a gusto, e.d. “humanamente”?

    Pero es demasiado para conversarlo en estilo Blog!

    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola X. Gundin!
     
    Gracias por intentar alguna comprensión del Tema.
     
    Conviene en este Tema ver claro, porque está metido en él -hasta el cogote- el Asunto de LA TÉCNICA, en la expresión que ha tomado en nuestro tiempo, que es la de “la técnica del técnico”.
     
    Esa “pobreza” (¡terrible!) de la que se habla pareciera que en n/tiempo no solo es paradojal con la “riqueza” acumulada gracias a la TECNOLOGÍA, sino que esta misma TECNOLOGÍA es el instrumento funcional al “em-pobrecimiento”.
     
    Otros Asuntos íntimamente conexos a los conceptos de “pobreza” y “riqueza” son los referidos a los conceptos de “NECESARIO” y “SUPERFLUO“, que no por nada en nuestras conversas han aparecido.
     
    Nota personal: veo que no has leído nada de lo que me pediste y te mandé. Yo no tengo apuro. La verdad no es un tren que parte a hora fija.
    ¿vale la pena volver a reiterar la “conveniencia” de un Curso-Taller sobre LA TÉCNICA?
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • pepe blanco

    Gracias por la información, Pepe Sala. Si aún sigues en Suecia (me parece que lo comentaste hace unos días), que disfrutes tu estancia ahí.

  • X. Gundín

    Oscar Varela, Pepe Sala, yo veo el asunto así:
     
    El objetivo no es la pobreza.
    El objetivo es la libertad.
    El enemigo de la libertad es la necesidad. Libertad y necesidad son antagónicos
    Para avanzar hacia el objetivo es necesario  dominar la necesidad, a la que tambien podemos llamar pobreza o, en forma extrema, miseria.
     
    Quien está sujeto a necesidad no es libre. No puede ser libre aunque quiera.
    Para ser libre es condición necesaria -pero no suficiente- salir de la necesidad.
    En la medida o proporción en que salgamos de la necesidad nos acercamos a la posibilidad de libertad.
    La siguiente condición -tambien necesaria- para avanzar en la libertad es prescindir de lo supérfluo.
    Si prescindimos de lo supérfluo nos quedamos únicamente con lo  necesario.
     
    ¿Qué es lo necesario?. ¿Qué es lo supérfluo?. No creo que haya una definición universal. Es distinto para cada individuo y para cada distinto momento de la vida de cada individuo.
    Entonces, ¿qué es?. Es un camino, a recorrer por cada uno.
    ¿A dónde lleva el camino?. Hacia la libertad.
    ¿Como se recorre ese camino?. Viviendo cada uno su vida, de forma que en cada momento se elija lo necesario y se deje lo supérfluo.
    Cuando nacemos estamos en estado natural, o sea, necesitado, ed: (plenamente) dependiente. Y nos echamos (nos echan) a andar el camino.
    ¿Con qué zapatos contamos para recorrer ese camino?. Con nuestra propia vida y potencias, experiencia acumulada, capacidad de idear y algún maestro que guie nuestros primeros pasos.
     
    En la medida en que avanzamos en la libertad somos dueños de nosotros mismos.
    Y en esa medida podríamos darnos como en el ejemplo de Francisco de Asís, puesto por Boff.
    Solo se puede dar lo propio. Solo los libres, dueños de si mismos, pueden darse.
     
    Tambien podemos no arrancar el camino, o quedarnos a mitad del.

  • ana rodrigo

    Primero habría que ponerse de acuerdo con algunos matices del concepto pobreza. Para alguien con mucho poder adquisitivo, le puede parecer una tragedia el carecer de cosas que para una inmensa mayoría nos perecen un auténtico lujo, y, viceversa, a una persona sin recursos, un vaso de leche le parece un auténtico maná caído del cielo.
     
    Yo interpreto como pobreza cuando falta lo necesario: comida, vivienda, ropa, asistencia sanitaria, acceso a la educación… A partir de ahí ya hay distintas escalas de austeridad o de holgura antes de llegar a lo que todo el mundo pueda interpretar como riqueza en relación al entorno.
     
    A mí no me gusta vivir la pobreza porque la he vivido demasiados años, años en los que yo no era consciente de la misma porque vivíamos en una sociedad resignada con el destino que nos tocaba vivir.
     
    Lo de la elección voluntaria de pobreza es una falacia, se suele darse en las órdenes religiosas en las que nunca les falta nada de lo necesario ni en el presente ni en el futuro, aunque no puedan disponer de propiedades. Eso no es pobreza, porque, además, esas órdenes suelen ser riquísimas en bienes inmuebles y otros bienes.
     
    Y las instituciones, como la Iglesia, sí debería ser pobre, porque esta institución que tiene como misión una lucha contra la injusticia que provoca la pobreza, es un escandalazo disponer de tantísima riqueza.

  • Pepe sala

    Veamos,señora Machado:
    1:  Curiosamente tenemos algunas coincidencias vitales. Yo tambien sou hermano de doce… El septimo… Y tambien tengo 64 años. Tambien estuve en un seminario estudiando para sacerdote y me echaron pronto. Con 14 años comenzo mi vida laboral en una pequeña empresa de construccion y la inmena POBREZA de mi familia no permitia la continuidad de mis estudios ni de ningun hermano. La POBREZA sobrevino como consecuncias politicas de nuetro padre por habere confundido de bando en. La santa cruzada que la Iglesia catolica y Franco emprendieron ontra la DEMOCRACIA del publo español. No fuimos los unicos POBRES como consecuencia de la sant Cruzada, se lo aseguro, y curiosamente,mlos mismos qu dieron el Golpe de Estado tienen una opinion muy parecida a la que usted nos muestra sobre Cuba y sobre la Venzuela que usted pretende colarnos por ATRIO.
     
    2: he mirado un poco las normas- leyes- venezolanas respcto a los derechos sobre la jubilacion de funcionarios y, a la luz de tales leyes, no entiendo sus preocupaciones para conseguir la jubilacion que le corresponde por su vida laboral. Salvo que haya algun dato qu no haya expuesto y no tiene por que hacerlo, obviamente.
     
    3: precupado por la invasion cubana, tambien me he preocupado de informarme un poco y tambien veo una exageracion en sus preocupaciones. Adems de que los cubano son gente muy preparada y culquier pais inteligente estaria encantado de ser invadido por mdicos, enfermeras, profesores, etc, resulta que el numero de cubanos es casi insignificante entre los 30 millones de habitantes de Venzuela. Sin enntrar n comparacions odiosas, yo starian mucho mas preocupado por la invasion de Colombianos y, mas aun, por la invasion de ciertas multinacionals yankis, españolas y ciertos bancos de mi tierruca. Por ejemplo un tal Banco Santander y los Botines hacindo sus corralitos.
     
    (PD: Para Pepe Blanco. La hija banquera de Botin se llama Ana Patricia. Vive a tres kilometros de mi casa de Cantabria en un chalet bilndado por seguratas y no se le ve el pelo por el pueblo ni para ir a su segura misa diaria. Este tipomde personajes no se mezclan con sus congeneres… A saber por que.le paso lo mismo a Seberiano Ballesteros. Paso de ser una de las personas mas queridas y respetadas de la zona , a no querer relacionarse con la gente del pueblo, cuando se caso con la otra hija de Botin: Carmen)
     
    Peor para ellos-as. Si ser RICOS conllva tanta tonteria, yo paso olimpicamente de pretender ser rico. Pero tampoco quiero volver a sufrir la POBREZA que conoci demasiado bien para reclamarla nuevamente.
     
    Bueno, pues.

  • MARIA LUISA MACHADO B.

    Pepe Sala:

    Buen día.

    1) No nací en cuna rica, ni nunca he sido de “sangre azul”…Soy la penúltima de una familia pobre, de 12 hermanos, de los cuales han fallecido 5  (y tengo 64 años). Hoy, gracias a DIOS y a los esfuerzos de mis padres que en primera instancia me educaron desde niña, como es normal en la vida de las personas que quieren que sus hijos se eduquen y formen para vivir llevando una vida digna, con cierta seguridades en todos los aspectos, incluyendo, por supuesto, el económico-social… vivo holgadamente. No tengo riquezas y vivo de mi trabajo, que lo ejerzo en un Colegio de Primaria y Media, en el que tengo 34 años de servicio, en el cual me he mantenido todavía, porque no tengo seguridad de que me puedan otorgar jubilación, ya que  no está aprobada por el Ministerio de Educación de este país. Fuí un tiempo religiosa, y tuve que salir por desacuerdos con el tipo de vida. No me pesa ni haber sido monja, ni  tampoco haber salido de la Congregación. Considero que todo es experiencia, y toda circunstancia viene bien para madurar en la vida.

    2) Sepa Usted que aquí en Venezuela, estamos “invadidos”, no por el Imperio, como fantasmagóricamente se le hace creer al mundo, sino por cubanos, gracias a los acuerdos que esta “hermosa revolución” ha hecho con los “hermanitos Castro”, para traer gente que venga a ocupar cargos en este país e ir introduciendo, paulatinamente, la ideologización “socialista” al estilo cubano: en Medicina, Notarías, Registros Públicos, y hasta en la Fuerzas Armadas Nacionales…Para este gobierno los venezolanos somos ” brutos e inservibles” en cualquier campo…(Por cierto,  cientos de los cubanos traídos a Venezuela, han aprovechado para emigrar desde aquí a otros países, porque lo ven tan parecido a su propia realidad que no han querido calarse la misma experiencia a la venezolana)… Como ve, esta “revolución” no tiene nada de bolivariana, y sí mucho, de castro-comunista… y es precisamente hacia una “cubanización” en todo, a la fuerza y en contra de las mayorías de los ciudadanos venezolanos, hacia donde quiere dirigirnos este adefesio que denominan “Socialismo del Siglo XXI”. 

    3) No tengo nada en contra de CUBA, ni de nuestros hermanos cubanos que han sufrido bastante hambre, miseria, represión, y hasta fusilamientos por disidencias…; los respeto y me solidarizo con ellos, pero sí tengo, y mucho, en contra de su regimen dictatorial de 5o años y más…No acepto nada que sea opresión, irrespeto a las libertades y a los derechos humanos, venga de quien venga, de izquierdas o de derechas… Estando yo más joven, mi madre nos contaba que había tenido una familia cubana vecina, a quienes bajo engaño, los llamaron de regreso a Cuba, al principio del Castrismo, para concederles una serie de beneficios…¿Sabe cuál fue el  beneficio mayor que les dió FIDEL?… Imagíneselo…El fusilamiento…¡ DIOOOOSSSSS! Sin haber conocido yo esa familia, en muchas ocasiones las he tenido en mi mente, en estas circunstacias que estamos viviendo los venezolanos, ya casi muy parecida a la de Cuba. ¿Entiende usted, ahora, cuál es mi “fijación” con CUBA?

    3) Sí tengo un modelo de vida que llena todas mis expectativas, y el cual, cada día, me parece más el MEJOR y el más AUTÉNTICO: el JESÚS HISTÓRICO: CAMINO, VERDAD y VIDA… En ÉL, SÍ encuentro, el verdadero de JUSTICIA e IGUALDAD…Leamos el EVANGELIO…

    Es todo por el momento.
    María Luisa

  • Pepe sala

    X Gundin.
     
    Yo no creo que alguien pueda elegir la pobreza si ha conocido su maldicion. Y menos aun si el supuesto elector de tan ventajosa situacion convive con otras personas… Hijos, esposa, etc… Que quizas no esten muy de acuerdo con la supuesta eleccion.
     
    Ademas que elegir la pobreza es una enorme IRRESPONSABILIDAD SOCIAL. Ser pobre no necesita esfuerzo, necesita de pasotismo y no asumir la responsabilidad del esfuerzo propio en favor de nuestros familiares y de la sociedad en conjunto. Ser RICO es tan canalla como ser pobre por propia decision. … Cosa diferente es ser pobre por razones no elegidas .
     
    Diogenes era un irresponsable social, un parasito y un vago. Se desprendio de todo lo superfluo, pero el muy jodido no se quiso desprender del plato que otros llenaban. Mejor hubiera hecho tratando de llenar su propio plato y, considerando su mayor inteligencia, ayudar a llenar los platos de otros que no tuviesen las facultades fisicas o intelectuales para poder hacerlo por si mismos.
     
    El difinitiva, que habra que definir la semantica de POBRE y habra que considerar los HECHOS de quienes tanto gustan de hacer votos de pobreza.
    Mientras alguien no me demuestre lo contrario, la basilica de san Francisco de Asis no es el mejor ejemplo de pobreza que podamos encontrar. Aranzazu tampoco esta al nivel de pobreza que yo entiendo como tal y los Diminicos tambien hacen voto de pobreza desde muy jovenes…y el Vaticano con su Papa a la cabeza, y Rouco Varela, y la catedral de Santiago, y santo toribio de liebana y…..
     
    Nada, que a mi no me la dan con queso en los asntos de la pobreza por gusto.

  • Pepe sala

    Que fijacion con Cuba, señora machado. Me recuerda a quienes llegaron a mi pueblo, escapados de cuba, donde vivian como marahas a cuenta del esfuerzo esclaco de los nativos cubanos y sin dar palo al agua en toda su comoda vida. Era la decada de los sesenta y los pobrecitos estaban indignadisimos..AS, porque los hermanitos Castro se habian puesto en plan Nacionalistas cubanos y habian inventado aquella maldicion?…??
    QUIEN NO CORTE CAÑA QUE SE VAYA PARA ESPAÑA.
     
    De todos modos no entendi sus protestas. Todos..AS quienes llegaron al pueblo tenian buenas casas y buenos terrenos que se habian comprado desde su estancia en Cuba. Muchos de quienes viviamos en el pueblo paradisiaco español, ni casa ni terrenos y ni donde caernos muertos teniamos.
     
    O sea, señora Machado, wue menos fijaciones con  Cuba y MAS CORTAR CAÑA.
    Las monjas han cortado muy poca caña en su vida, se lo aseguro, y una vez perdida la costumbre de cortar caña ya es muy dificil recupararla.
     
    Pues eso…

  • oscar varela

    Hola M. Luisa!
     
    Leo la por vos resaltada ideo-cita de E. Düssel:
     
    – “La vida y la vida humana en especial no tiene valor
    (porque el valor  es lo propio de una mediación hacia un fin)
    sino dignidad, la de los fines,  que es mucho más que valor” –

    Ok que Dussel piense así.
     
    Ese “modo de pensar” no da cuenta cabal de la realidad “vida humana”, que no es “cosa” alguna sino un “drama” donde el juego “electivo” de cada personaje se va realizando (o no realizando –por eso es “electivo”).
     
    En cuanto a lo “zoológico” en lo humano no reviste ninguna “dualidad” sino una “re-absoción” que hay que “elegir”.
     
    Si lees atentamente la cita que señalé (Lc. 12,22-34) podrás verlo en la enseñanza de Jesús acerca de:
     
    * qué sea lo NECESARIO biológicamente: comer, vestir, etc.;
    * qué sea lo NECESARIO humanamente (el reino como “tesoro del corazón”)
     
    NOTA: esta NECESIDAD humana (biográfica) es un SUPERFLUO zoológico.
    ………………….
     
    ¿Vamos todavía? – Oscar.
    …………………
     
    PS: Disculpá que no entre en el “jueguito” filosófico de E. Düssel, ni de Ellacuría ni de Zubiri.
     
    Son terminologías tras terminologías que nos llevarían el poco tiempo de vida que me va quedando. No les niego su valor para el avance del horizonte “científico” en las” cosas-del-hombre”: pero muy poco para la comprensión de las “cosas-humanas”.

  • oscar varela

    Olvidé decir que un aporte a la reflexión sobre LA SOBRIEDAD
    se podría hacer desde una enseñanza de Jesús a sus “muchachos” que está en el s/Lucas 12, 22-34.

  • oscar varela

    Si, O, Varela: tanto podemos decir pobreza elegida (no solo pobreza) como sobriedad.
    En realidad para describirlo hay que definir el contenido y, sobre todo, sus fines.

    Hola X. Gundín!
     
    Gracias por el acoplarte a la SOBRIEDAD.
     
    La SOBRIEDAD me parece una VIRTUD CIUDADANA (de “los muchos”)
    más acorde a nuestro tiempo “laicoso”, e.d. “del laios = “social”.
     
    ………………….
    Nota: prefiero “social” que no “popular” porque el verbo latino populari significó todo lo contrario de “poblar”; era “des-poblar” e.d. “arrasar con el enemigo”.
    ………………….
     
    Me parece que esa Virtud Ciudadana es la SOFROSINE griega,
    que se opone al “Despelote-Revuelta”, según la traducción que hago de la HYBRIS.
    …………….
     
    La POBREZA, en cambio, no me parece virtud ciudadana,
    sino “de algunos-pocos”, generalmente por motivos “religiosos” (sacrificio de valores).
     
    En el “cristianismo” la cosa empezó tempranito impulsada por la “DESESPERACIÓN” (“locuras” que dogmatizará el fanático-converso Paulo-Pablo).
    ………………
     
    Habrá que seguir exprimiendo los sesos ¿no?
    (¿te has fijado qué parecido son los “sesos” a los “riñones”?
     
     
    ¡Vamos todavía- Oscar.

  • MARIA LUISA MACHADO B.

    Entonces, h. Cadarso:

         1) Usted no hace nada en España, debe irse a CUBA a disfrutar “las mieles” del Evangelio  interpretado por Mons. Francisco Oves en 1978 (bien actualizado, por cierto) y vivir “la auténtica pobreza”…, estoy segura que “muy a gusto suyo” , obligado por los “hermanitos Castro”, que tienen 50  y déle de años en el poder, viviendo ellos  muy bien… y empobreciendo cada vez más al pueblo cubano.

             Busque todo lo que dice Francisco Oves y viva a su estilo… que yo me quedo con los testimonios de muchas de las personas que han huido de ese país, horrorizados de la miseria, y arriesgando “sus pellejos” en busca de mejores condiciones de vida…algunos, lamentablemente, no vivieron despues de la huída, para “echar el cuento”… Y son cientos de miles…

        2) Usted no está de vuelta de lo que se “imagina”…Creo debe experimentar primero y hablar después…Así por lo menos, lo hace, basándose en su propia experiencia y no en la de Francisco Oves.

         Es todo, por el momento.
         Buenas tardes
         María Luisa     

  • h.cadarso

      Tengo muy serias dificultades para  aceptar el tratamiento que Boff y los atrieros dais a este tema de la pobreza, y os pido perdón, pero debe ser que uno está ya de vuelta de muchas cosas.
      Si traducimos la palabra POBREZA por la otra de MODERACION EN EL USO DE LOS BIENES NECESARIOS PARA VIVIR, y respeto de la sostenibilidad del planeta y de los derechos de todo ser humano a vivir dignamente, tenemos que cambiar radicalmente de chip, amigas y amigos.
      Este respeto, esta moderación, deben ser impuestos por ley, puesto que mi libertad y mis derechos empiezan y terminan allí donde empiezan y terminan los derechos y la libertad de todos los seres humanos que me rodean. Cuidado, señora Machado, no puedo aceptar lo que usted dice de que “hay que ayudar a levantar de la pobreza al que vive en estado miserable, pero no en forma obligada porque lo impone un sistema, una autoridad, un gobierno…Eso tiene que salir del propio amor fraternal”.
      !De eso nada, monada! Eso tiene que ser impuesto por ley, el estado debe obligar a todo el mundo a respetar el derecho de todo ser humano a vivir dignamente. Dejémosnos de caridades y amores fraternos, que así nos va en el mundo con tanto amores fraternos y tan poco respeto a los derechos de nuestros semejantes.
      Y no tengo más remedio que volver a las citas que hice del arzobispo Oves de La Habana en otro lugar: “el clima social de nuestra nación resulta más acorde con las exigencias evangélicas de fraternidad de Cristo”…¿Cómo podemos viabilizar el compromiso de los cristianos en la realización progresiva de esta sociedad más justa, si presentamos la fe como algo necesariamente hostil a la misma?”
       Es decir, que en todo caso una sociedad de corte socialista ayuda más que la sociedad capitalista a entender y practicar esa fraternidad cristiana de la que hablamos.
      La cual fraternidad es muy deseable y muy positiva, es como la crema y la guinda de la tarta de la solidaridad y respeto mutuo entre todos los seres humanos que debe ser impuesta por ley. Pero primero la tarta, que no nos la den con queso.
      De la cual fraternidad hablamos quizá demasiado, y nos hacemos un tanto empalagosos y redichos y…hipócritas, si pretendemos decir que la vivimos en un mundo que consentimos y toleramos que sea tan injusto y canalla como este mundo en el que vivimos.
      O sea que yo r0garía a Leonardo Boff que predique la pobreza de Francisco de Asís en un lenguaje más de hoy, con menos mieles y místicas, más a estilo laico y “como si Dios no existiese” más laico. No hace falta creer en Dios ni nombrar a Dios para proclamar el derecho de todos los seres humanos a vivir dignamente, y el derecho de nuestro planeta a seguir siendo sostenible y habitable. Hace falta simplemente ser humanos, ser razonables, no querer para los demás lo que no querríamos para nosotros; VIVIR Y DEJAR VIVIR.
      El evangelio de la pobreza, señor Leonardo Boff, lo están predicando hoy los que se manifiestan en Sao Paulo y en todo Brasil en contra de la política económica de la Dilma Roussef; lo predican las víctimas de la opresión en Guatemala y Honduras, los de la plaza Takxim de Estambul…tantos y tantos! Y no son cristianos, ni puñetera falta que les hace! Y lo que tenemos que hacer los cristianos, si tanto nos importa la virtud de la pobreza, es sumarnos al clamor del pueblo en esta reclamación.

  • X. Gundín

    Si, O, Varela: tanto podemos decir pobreza elegida (no solo pobreza) como sobriedad.
    En realidad para describirlo hay que definir el contenido y, sobre todo, sus fines.

  • M.Luisa

    Con toda segurida  nos puede parecer extraño si nos fijamos por ejemplo en esta secuencia que he resaltado anteriormente  “La vida y la vida humana en especial no tiene valor (porque el valor  es lo propio de una mediación hacia un fin) sino dignidad, la de los fines,  que es mucho más que valor”  donde la extrañeza  en forma de  pregunta  sería ¿Cómo que la vida no tiene valor?  Aquí se incoa  precisamente la alternativa porque si se piensa  en lo que ha supuesto  para la vida humana que muchos hayan  aprovechado y ocupado el sitio de esta mediación se  verá que,   con respecto al ser, es decir, respecto  a la plenitud humana,  la dignidad es anterior  a esa  subordinación  que como valor  no es más que  un  “tener que ser”. Aquí está la clave!. No hay separación ni superación que provenga de lo racional sólo distancia  estructural  vencida o lograda por la propia exigencia  de lo constitutivamente humano.

  • M.Luisa

    Para mí, también Ortega como Heidegger siguió  atrapado en el paradigma idealista husserliano. Por eso insisto tanto y lo siento,  porque parece  como si fuera  persiguiendo a Oscar,  pero  esto es tan sólo   los  pasos  dialécticos  previos y  necesarios que he  de hacer  antes de que  él me convenza.
     
    Además,  si se opta por la laicidad,   enquistados en el idealismo y con él al dualismo,     nunca ésta situación lo  hará posible y siempre  faltará  aquella alternativa  que liquide para siempre las tentaciones metafísicas  que  a algunos  les son tan recurrentes en Atrio.
     
    Como apoyo a mis objeciones,  estoy releyendo el libro de Ellacuría, este que ha permanecido tanto tiempo en la columna derecha de este Portal, porque cuando lo leí  me di cuenta que las reforzaba. Dussel hablando,  en su apartado,   de Ellacuría  destaca su  evolución intelectual  con respecto a que si bien al principio sigue a Ortega en su vitalismo,  luego más tarde lo abandona. Se da cuenta que en su concepción de la vida como clave fundamental de toda la realidad existe un cierto dualismo entre las necesidades objetivas animales y la invención de necesidades humanas como “vida humana” que nace de las anteriores pero que las supera. Todo el tema reside en una concepción de dos vidas, un tanto equívocas, dice Dussel, una anterior, sobre la que se separa y se construye la vida humana. Más adelante Dussel  dice” y la ambigüedad persiste en una expresión casi sartreana “ La  vida no le es dada al hombre sino que  tiene que hacérsela” Sí, si se trata de la vida humana con respecto a su proyecto, al que decide cumplir. No, si se trata de ser desde siempre, como el modo de su realidad, ser viviente y humano (…)  La vida humana, el modo de nuestra realidad, es lo dado por excelencia y no vale invención alguna. La vida y la vida humana en especial no tiene valor (porque el valor  es lo propio de una mediación hacia un fin) sino dignidad, la de los fines,  que es mucho más que valor. (…) Dussel pág 171 del libro citado
     
    También  en una nota a pie de página se lee. “como puede verse hay todavía una completa separación  entre las necesidades humanas (espirituales, culturales,etc.,) y las puramente animales (comer, beber, protegerse del frío o calor,  tener una protección…etc.,). La exigencia ética “di pan al hambriento, de beber al sediento… “del libro  de los Muertos  de Egipto , capítulo 125 no cumplen necesidades animales o biológicas, cumplen exigencias humanas y por ello son imperativos éticos universales. El vitalismo de Ortega no es suficiente (…). Evidentemente K.Marx se sitúa en una comprensión (sigue diciendo)  unitaria de la vida  como la que propone Zubiri  o la ética de la liberación,  contra Ortega y Gasset, aunque parezcan muy similares. Acaba diciendo la nota.
     
    Y en un párrafo sumamente ilustrativo se lee:
    La razón última por la cual lo biológico debe intervenir en la fundamentación de la ética estriba en que lo biológico es momento constitutivo de la realidad humana. (…) Todo esto quiere decir que lo que es el hombre  y lo que son sus comportamientos  está no sólo afectado, sino constituido por lo biológico. De ahí que deba evitarse, la tentación idealista  que ve lo biológico como algo de tal modo superado  por lo racional , lo psíquico  o lo sociológico –según distintas escuelas- que representaría  tan sólo algo puramente subordinado a otros elementos  no biológicos . Y esto no es así (…) La inteligencia humana es sentiente, la voluntad humana tendente, y el sentimiento humano es afectante. Dicho en términos más éticos; ni la persona  humana ni el sujeto humano  pueden ser persona  ni sujeto más que de un modo constitutivamente biológico.
     
    Con todo  y para terminar, pienso  que el cuidado que humaniza la existencia  al que se refiere Boff  remite  a algo más hondo, no puede surgir de    necesidades objetivas de vida,   es una cualidad el cuidado  que surge  de  vivir   el modo de ser de la realidad humana.  

  • oscar varela

    Hola X. Gundin!
     
    ¿No sería mejor hablar de una VIDA SOBRIA,
    mejor que una VIDA POBRE?
     
    Pienso que ayudaría a entendernos mejor.
     
    Ese concepto de SOBRIEDAD lo prefirió el Pte. de Uruguay, Mujica, al de POBREZA.
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • X. Gundín

    Pepe Sala: La pobreza gusta cuando es elegida.
    Esa pobreza elegida, que unos llaman filosófica y otros evangélica, consiste en prescindir de lo supérfluo, no en carecer de lo necesario.
    Quien persiga la libertad -que en su última forma es personal- busca y gusta de esa pobreza elegida. Pq para ser más libre hay que prescindir de lo supérfluo, teniendo lo necesario. Lo que es un lujo.

  • oscar varela

    Hola S.Z.!
     
    ¿Te parece que “seriamente” se puede “optar-po-la-pobreza”?
     
    ¿Te parece que El Galileo-Jesús “optó-por-la-pobreza”
    u  osó liberar-se-nos de ella?
     
    ¡Gracias, que seguimos yendo todavía! – Oscar.

  • Sergio Zalba

    Estoy totalmente de acuerdo con Pepe Sala. Por eso es que siempre conviene aclarar que la única pobreza que puede resultar valiosa es aquella por la que se ha optado. Nunca, aquella que resulte de la injusticia. Esta es abominable.

  • Pepe sala

    El gusto por la pobreza se pasa muy pronto cuando se ha sufrido la pobreza en las propias carnes.
     
    Es muy facil hablar de la pobreza ajena desde posiciones acomodadas y sin saber lo que son las verdaderas necesidades y carencias de todo tipo que sufren…hemos sufrido… Quienes odiamos a semejante monstruo.
     
    Cierto es que si no hubiese pobres tampoco habria santos en el cielo a cuenta de ellos. Por eso hay tanto santo interes en que siga habiendo pobres.
     
    Bueno, pues.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Leo:
     
    – “Sólo el cuidado recíproco humaniza la existencia como lo mostró M. Heidegger en su Ser y Tiempo.”-
     
    En “Ser y Tiempo” el CUIDADO está tratado en
     
    CAPÍTULO SEXTO: El cuidado como ser del Dasein.
    § 39. La pregunta por la totalidad originaria del todo estructural del Dasein
    § 40. La disposición afectiva fundamental de la angustia como modo eminente de la aperturidad del Dasein.
    § 41. El ser del Dasein como cuidado.
     
    Allí no aparece lo “recíproco” del “cuidado”.
     
    Más bien se insiste en cuidarse de evitar las “reciprocidades
    Pues éstas son posteriores al “cuidado”.
     
    A pesar de ello, estoy más de acuerdo con lo que está pensando Leonardo.
     
    Heidegger siguió atrapado en el paradigma idealista husserliano,
    que no puede dar-cuenta adecuada de la “nueva realidad” buscada, que es la vida humana.
     
    ¿Qué le vamos a hacer, no?
     
    ¿Ir todavía? – Oscar.

  • MARIA LUISA MACHADO B.

    La radicalidad en la pobreza “para ser plenamente hermano”,  que señala Boff,  para mí,  tiene  mucho que ver  con la POBREZA DE ESPÍRITU de las Bienaventuranzas, que señala el Evangelio: “Bienaventurados los pobres de espíritu”… más que con la carencia de bienes materiales que, no creo que es, a lo que única y radicalmente, se refiere Boff. 
    Dice Román que, de pobreza, siempre se hablará mucho…, que es el gran tema, que es una situación de desigualdad de reparto injusto de la riquezas…que es “condición del ser humano”… Y todo esto es cierto. 
    Aludiendo, en otro orden de ideas, a lo que dice Pepe Blanco, y parafraseándolo, si la pobreza es el camino hacia la felicidad, y en ese sentido es tan buena, ¿por qué nos preocupan tanto las crisis económicas en macro y en micro(en nuestros bolsillos)?; ¿por qué nuestro stress por la falta de trabajo, que es lo que más seguramente nos provee de dinero,  para satisfacer no sólo nuestras necesidades básicas, sino también el tener bienes que a veces adquirimos superfluamente…? ¿Entonces…? 
    Señalando, por otro lado: lo de Boff, y el comentario de Oscar…y tratando de complementar en otros aspectos esta temática, creo que, como dije al principio, algo que también nos puede ayudar a entender un poco más el sentido de la pobreza que nos conduce a SER PLENAMENTE HERMANOS Y HUMANOS,  y por ende, hacia la FELICIDAD, es precisamente, “esa POBREZA DE ESPÍRITU”, del Evangelio…que según la entiendo, significa, (no sé si estoy en lo cierto, es mi interpretación personal), no tanto el ser pobre materialmente, sino el tener las cosas como si no las tuviéramos, deshacernos de ellas en tanto en cuanto,  algún hermano requiere que fraternalmente compartamos con el/ella algunos de nuestros bienes; tener el suficiente espíritu de desprendimiento y sentido de fraternidad  como para prescindir de algo “mío”,  hasta en condiciones extremas y compartirlo con el necesitado…
     Nunca he entendido,  que se tenga que ir a vivir en condiciones de pobreza miserables para VIVIR EN POBREZA y comprender y solidarizarse con el hermano más desposeído…En todo caso creo que hay que ayudar a levantar de la pobreza al que vive en estado miserable; pero no, en forma obligada, porque  lo impone un Sistema, una Autoridad, un Estado, un Gobierno NO. Quizás suene utópico para su realización, pero creo que es lo más auténtico, eso tiene que salir, pienso yo,  de la vivencia del propio  AMOR FRATERNAL hacia el otro/a y el sentido humano de JUSTICIA SOCIAL que invita a dar VIDA en  FRATERNIDAD Y COMUNIDAD, con espíritu de  SINCERIDAD,  AUTENTICIDAD, y  de TESTIMONIO EVANGÉLICO (para los que creemos en el JESÚS del EVANGELIO)  en el que trata de ayudar al pobre…Y a eso me refiero cuando hablo de valores espirituales en algunos de mis comentarios en otros artículos…Quizás necesitamos mucha formación en los valores relacionados con: la SOLIDARIDAD SOCIAL, el COMPARTIR, el querer para los otros lo mismo que quiero para mí, en condiciones de igualdad humana: una buena calidad de vida, unas justas condiciones sociales de trabajo, de educación, de alimentación, de vivienda, de todo lo que nos ayuda a tener el mayor grado de felicidad posible, y eso nos ayudará a vivir también la auténtica ALEGRÍA…JESUS DIJO, QUE VINO PARA QUE TUVIÉRAMOS VIDA Y LA TUVIÉRAMOS EN ABUNDANCIA…y eso implica el tener bienes y servicios para SUBSISTIR, CONVIVIR y COMPARTIR con el/la otro/a.
    FRANCISCO, harto y hastiado de insatisfacciones de las condiciones de vida burguesa que llevaba, y la forma como la vivía su Padre y lo quería involucrar en sus negocios, quiso desprenderse de todo ese mundo y de esas características de vida, radicalmente,  hasta el extremo… y eso lo llevó a tomar, antagónicamente, como opción preferencial, una vida de POBRE hasta identificarse TOTALMENTE con ellos, vivir con ellos y como ellos,  dándole “personificación”  a la “ POBREZA”, denominándola “DAMA” y considerándola como una SEÑORA, con quien él había establecido un pacto  radical de VIDA, con relación a un nuevo estilo, totalmente contrario al que había vivido hasta entonces, que lo llevaría como él mismo decía a: “Dejarlo todo y quedarse sin NADA, para ganarlo TODO”. Pero, las condiciones de vida, el tiempo, las características bio-psico-sociales del ser humano, no son iguales en todas las realidades individuales y sociales, y las concepciones materiales y espirituales necesitan ser contextualizadas dentro de  las distintas sociedades, interpretándolas, además, dentro del amplio margen de libertades de culturas y  estructuras ideológicas que tenemos los humanos.
    Ciertamente, como dice Oscar,  la ALEGRÍA de esa Pobreza tiene no poco de “POSTURA”, y por eso, necesitamos mantener en pie una permanente Meditación sobre ella…
    PAZ Y BIEN
    María Luisa

  • roman diaz ayala

    De pobreza se hablará muy mucho, más que de papas, Iglesia, Curia y Vaticano. Se hablará en clave de Iglesia, y en clave política y social.
    es el gran tema. (el Mundo se mueve sobre unas pocas coordenadas)
    Pero ahora estamos en una situación muy concreta, Y hablamos de ella. El obispo de Roma ha introducido su protagonismo temático y como problema a denunciar/resolver de los católicos.
    Pobreza es un estado de injusticia. Siempre es algo malo. La pobreza como situación implica que existe un reparto injusto. Luego, pobreza siempre será desigualdad. ( siempre artificiales, porque han sido/están siendo perpetuadas, por los humanos)
    En Cristiano, hablamos de pobreza, en el sentido de “condición del ser humano”
    Quien sufre la injusticia de los hombres, está mejor predispuesto para entender su condición ( humana) de total dependencia/desnudez ante lo que Dios nos ofrece por medio de Jesús.
    No siempre se entiende o se explica bien la actitud de Jesús frente a la pobreza.
    Quizás ahora tengamos una oportunidad.
     
    roman

  • pepe blanco

    Si la pobreza es tan buena, ¿por qué nos preocupa tanto la crisis económica? ¿Por qué nos preocupan tanto los cinco millones de parados españoles? Ellos (nosotros) más que nadie están (estamos) en camino hacia una pobreza más que probable. Si la pobreza es la posibilidad de la felicidad, ¿cuál es el problema?
     
    A lo mejor el plan oculto de quienes eligieron a Francisco, es hacer una apología de la pobreza, para anestesiar los espíritus de las víctimas de la crisis y, ya de paso, pescar en río revuelto unos cuantos clientes más para sus iglesias.

  • oscar varela

    Hola!
     
    ¿Que quiere decir Leonardo en este párrafo final?:
     
    – ” La Iglesia, tal como la tenemos hoy,
    * nunca será como los pobres.
    Pero puede
    * ser para y con los pobres,”-
    ………………
    ¿Tiene algo que ver la “traducción” (¿del portugués?)?; mientras aprovecho a saludar agradecido a la traductora María José.

    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola!

    Ok! Se nos invita a una “Meditación de la POBREZA”.

    Leonardo destaca un aspecto principal, que de inmediato lo deja ahí: LA ALEGRÍA.

    Ok!

    Sin embargo, en su relato leo la cita del Agiógrafo:

    –  “llenos de saudades trataban de encontrarse y estaban felices cuando podían estar juntos, el alejamiento era doloroso, la partida amarga, la separación triste”.-

    cita que Leonardo acepta ejemplarmente,

    pero pareciera mostrar Boff -sin darse cuenta-, que:

    * la ALEGRÍA de esa Pobreza tiene no poco de “POSTURA
    * no de “espontánea” radicalidad de la vida de la gente, sea quien sea; e.d. de “todo ser humano que viene a ese mundo”.

    * Porque: Cuando deja a sus compinches de aventura ¿a dónde van, sino a los “pobres”?

    * Otra cosa que pudiera ser es que ni el Biógrafo ni Leonardo entendieron la radicalidad de la Causa de ALEGRÍA, (que es cuando uno coincide consigo mismo).
    ………………….

    Sigue en pie la necesidad de una “Meditación de la POBREZA”.

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

Deja un comentario