INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6141 Artículos. - 97247 Comentarios.

A raíz de la conferencia de Isabel Allende

RodrigoLa invitación que me ha hecho Oscar ( 14-Junio-2013 – 1:04 am ) a resumir la conferencia de Isabel Allende, más que invitación ha sido una tentación en la que suelo caer a la primera oportunidad que se me da. Y, aunque es difícil y, por otro lado honrosa empresa ponerme yo al lado o a la sombra, aunque sea sólo para “traducirla” o resumirla, de una mujer icono de mujer, como dice ella, femenina y feminista, allá voy. Nota: se recomienda escucharla en el enlace que nos ha proporcionado Vicedo: Isabel Allende en Congreso sobre Mujeres en el siglo XXI.

Es un tema inagotable porque se avanza poco, sí, es cierto que de una manera significativa y casi simbólica, pero muy lejos de ser un avance tipo tsunami como lo que necesita la humanidad. A veces nos quedamos con una visión miope de lo más próximo y cercano que nos puede hacer pensar que esto marcha, pero si nos ponemos las gafas, nos daremos cuenta que es la humanidad entera la que de forma directa o indirecta está sufriendo esta implacable plaga patriarcal y machista.

A mí me cuesta poco trabajo hacerme eco de los principios éticos-elementales que Allende describe, denuncia y reclama en su exposición y en su discurso que, por otra parte, se entiende sin dificultad alguna. Sí, digo bien, se entiende con el intelecto, pero ahí se queda estancado, enquistado en alguna carpeta neuronal como si de memorizar una la lista de los reyes godos se tratase.

Como dice Isabel Allende, hay hombres que ya no tienen arreglo, y no lo dice despectivamente, creo, sino convencida de que hay algunas adherencias culturales (no olvidemos que el patriarcado o el machismo son cuestiones culturales) que han impregnado los “genes neuronales” masculinos de tal forma que les imposibilita la transformación o catarsis necesaria, algunos necesitarían un implante ad hoc. Y no es cuestión de voluntad, es otra cosa más difícil de explicar.

También les pasa esto a algunas mujeres, sólo que éstas, cuando se ven solas ante situaciones de emergencia o supervivencia, se dan cuenta de que pueden sobrevivir sin necesidad masculina, y rompen el equivocado cascarón en el vivían y creían que las protegía, diríamos que se le abren los ojos de su ser mujer, como persona no dependiente necesariamente del hombre.

Conozco a muchos amigos que ponen todo el empeño, cuidado y esmero en entender el fenómeno feminista, y, cuando bajan la guardia, ¡zas!, ya han metido la pata. Y, por otro lado, esta situación les produce tal inseguridad que no se atreven a intervenir cuando se trata este tema. Y es una pena, porque, como diría un/a sicoanalista, hablando es como salen los “demonios” internos que llevamos dentro. Tenemos el subconsciente hasta arriba de tópicos, de fórmulas facilonas, de condenas espontáneas, de ridiculices ridículas (…), etc. Hay que sacar toda esa basura a flote, que se vea para poder limpiar el estanque de nuestra mente y de nuestros “corazones”.

Claro que el “aire” que respiramos no favorece mucho ese extirpar de raíz una visión caduca e injusta sobre la mujer para pasar a otra realidad totalmente nueva y absolutamente necesaria. Sólo hay que mirar las fotos de cualquier organismo internacional, nacional o local, cultural, vecinal, religioso o de cualquier asociación gestora, por poco poder que se tenga, para darnos cuenta que el 99% son hombres.

Así es imposible avanzar, con el 51% de la población mundial, escasamente representada en los órganos de decisión, marginada de participar en los mismos, donde se decide desde hombres para hombres y, en el caso de decidir para mujeres, desde mentalidad de hombre. Y, dentro de ese 51% de mujeres, desconozco qué porcentaje, pero numéricamente es insostenible, las mujeres maltratadas, violadas, humilladas, incapacitadas hasta para salir a la calle solas, para tomar decisión alguna ni siquiera doméstica, a millones de niñas vendidas al mejor postor, millones de niñas sometidas a la ablación genital, millones de mujeres en manos de explotadores sexuales, etc. etc.  Llevamos dos tercios del trabajo en el mundo (eso sí, mayormente no remunerado), y sólo poseemos el 1% de los recursos. Como dice Allende, cualquier pretexto es oportuno para pisotear los derechos de las mujeres: crisis económicas (de lo que escribí hace poco en atrio), guerras, fundamentalismos. No, no es una enumeración proveniente de alucinaciones mentales, son datos, son personas, son mujeres, son niñas, somos la HUMANIDAD que por acción o por omisión estamos hasta el cuello de barbarie.

Dice Isabel Allende que si las mujeres nos uniésemos en esta causa común, el mundo cambiaría, pero también reconoce que eso se hará muy lentamente. Claro, es que somos porcentualmente muy pocas mujeres en el mundo luchando por la igualdad, claro es que siguen siendo los hombres los que hacen las leyes, claro, es que, cuando una mujer ministra, como fue Bibiana Aido en España quiso arriesgar en favor de la mujer, fue vilipendiada en toda regla desde todos los frentes, es que cuando una mujer se equivoca y hace mal sugestión, como es el caso de casi todas las ministras actuales en España, muchos cerebritos en sus adentros, dirán “que se vayan a la cocina”, “mujer tenía que ser”, pensamientos que nunca ocurren cuando son hombres.

Alguien dirá, ya está Ana dando la matraca. Efectivamente,  Ana seguirá en guardia, atenta y peleona para que algo cambie, para que a base de repetir-nos las reflexiones pertinentes, este mundo cambie, pero, como dice Allende, no cambiar el mundo para que cambien las mujeres, sino cambiar la vida de las mujeres para que cambie el mundo.

19 comentarios

  • ana rodrigo

    Para que no haya equívocos, tienes razón, Pepe Blanco; incluso en esos ámbitos de poder también hay una desproporción gigantesca. Mi comentario no iba dirigido a nadie sino a no perder de vista el parámetro principal de la inmensidad de mujeres que necesitan de lo básico, para que nadie caiga en la tentación de conformarse por esta muestra de mujeres dirigentes de organismos importantes. Ya sé que sintonizas con lo que digo, y hay que agradecerte la constatación de estos datos no despreciables.

  • pepe blanco

    Claro que esa muestra no tiene nada que ver con la vida de la inmensa mayoría de mujeres del mundo, Ana. Como, con seguridad, tampoco tiene nada que ver la muestra de los 91 hombres que completan la lista con la vida cotidiana de la inmensa mayoría de hombres del mundo. Al menos, con mi vida seguro que no tienen nada que ver.
     
    Sólo pretendía contestarle a Honorio en el sentido de asegurar que también en el mundo de las finanzas y de los negocios hay mujeres. Por cierto, una muy conocida, la presidenta del FMI. Aqui en España tenemos al menos otra mujer banquera muy conocida, la hija de Botín que presidió Banesto (no recuerdo el nombre).
     
    También esa lista muestra una desigualdad patente entre las mujeres y los hombres. Desconozco los datos relativos a finales del siglo pasado, para poder comparar y ver si en ese ámbito también avanza la igualdad, aunque sea poco a poco.

  • ana rodrigo

    Es que no creo que esta muestra de mujeres dirigentes y/o ricas tenga nada que ver con los cientos de miles y millones de mujeres sin escuela, vendidas y explotadas desde niñas, sometidas a la ablación, casadas a la fuerza, violadas, violentadas, contagiadas de sida, sin infancia, mujeres sometidas, mujeres marginadas, etc. etc. etc. etc. Éste es el gran problema de las mujeres, este es el gran problema de la humanidad.

  • pepe blanco

    Hola Honorio,
     
    Si le echas un vistazo a la lista Forbes de las 100 personas más ricas del mundo (que son las que, como tú dices, tienen la posibilidad de cortar el bacalao), verás que la estadística por sexos es sorpendentemente similar al poprcentaje de los países que, a día de hoy, están gobernados por una mujer, el 9%:
     
    – 9 de las 100 mayores fortunas están controladas por mujeres.
    – Además, 21 hombres figuran en la lista como “Fulanito y Familia”. Supongo que el tal fulanito es la cabeza visible de una fortuna familiar, en la cual, seguramente, habrá unas cuantas mujeres que compartan la propiedad de los bienes.

  • h.cadarso

    Vale, Pepe Blanco y Ana, muy ilustrativas vuestras aclaraciones sobre las mujeres que ostentan cargos políticos en el planeta. Pero yo creo que Emilio Botín, Mario Draghi, los Lehman-Brothers y todos los salteadores de caminos que tienen la pasta gansa secuestrada en sus paraísos privados son más bien maromos…Los políticos pintan menos en este teatro del mundo que Caramba el de Navarrete, que decimos en la Rioja. Fantasmas, monigotes, títeres, muñecos de guiñol…Que se lo digan si no a un tal Bár…Ese sí que maneja los hilos! Y Botín, el de los indultos.

  • ana rodrigo

    Efectivamente, querida Carmen, nos queda tanto trecho por conseguir que no podemos perder el tiempo en tonterías, pero no podemos pararnos, debemos insistir a diestra y a siniestra, a tiempo y a destiempo, siempre en el tajo de la lucha contra una situación insoportable e insostenible para unas ¡tres mil millones! de mujeres en el mundo, algo menos de la mitad de la humanidad contando con que somos unos cuantos millones de mujeres que ya sabemos de nuestra situación de personas y de nuestros derechos y no nos dejamos engañar con fatuas aseveraciones tipo ¿Qué más quieren las mujeres  o de qué se quejan si hacen lo que les da la gana?.
     
    Ahí tenemos a los obispos incidiendo en que se legisle sobre el aborto según su criterio, que se legisle para una sociedad laica, que se legisle para mujeres. Ahí tenemos al obispo de Córdoba diciendo que las mujeres nunca serán sacerdotes porque el sacerdocio es un don, no un derecho. Ellos hacen el listado de dones y de derechos, ellos se lo guisan y ellos se lo comen…, a ver si un día revientan con tanta basura…
     
    Si hiciésemos una lista de comportamientos, costumbres, tradiciones, normas, etc. que, sin llegar a la violencia física, se está violentando la libertad, la autonomía, derechos y posibilidades que se le niegan a las mujeres, no sé lo que podría salir de los sótanos de nuestro subconsciente. Algunos se creen haber conseguido estar al día porque ya friegan los platos, hacen la paella el días en que pueden presumir de lo buenos cocineros que son, que “ayudan” en casa, etc.

  • ana rodrigo

    Pepe Blanco, te lo has currado bien, y se agardece ver algún destello de que las cosas están cambiando aunque sea de una forma casi simbólica en cuanto a porcentaje de mujeres totales, pero algo es algo.

  • Carmen (Almendralejo)

    Querida Ana excelente trabajo el que nos has regalado…
    Nunca pierdas o perdamos nuestras energías en pensar, qué piensan de nosotras, de nuestros sentimientos, pensamientos, defensa, juicios, en la búsqueda de los Derechos que se nos fueron diluyendo, hasta quedar en esa agua de borrajas.
    He llegado a un punto de mi vida, que me importa un carajo, cuanto piensen de mí, si parezco, tengo, necesito… Cuando quien más y quien menos, no tienen ni coco para pensar, ya sean hombre o mujer.
    Verdad es que los atenuantes socioculturales, androcéntricos y patriarcales, son unos eximentes para las pobres mujeres que van a remolques de lo que dictan ciertos varones, y que no solo se trata de simples amas de casas. Te encuentras a todas unas magistradas, abogadas, médicas, y políticas que son la repera y solo les falta, o que el cerebros les suba un poco, o que el rabo les deje de crecer en el cerebro.
    A políticas haciendo unas políticas más duras o perversas que los propios hombres, por medio de parecer blandas, que no las tilden de… De estas, librémonos cuanto antes…
    Como de quienes dicen ser muy progres, muy feministas, y luego les ves en sus relaciones o en casa, y sus actuaciones te dan en toda la frente
    Y no hablo de sexualidad, que cada cual vive, o la vive como dios le dio a entender, bueno más que ese dios, los que se creen semis dioses, con derechos, a hacer leyes, preceptos y normas divinas para la humanidad previo pago en la santidad celestial.
    Pero, sí que no paso, ni voy a dejar en mi empeño es, en seguir buscándome, seguir creciendo en buscar, y pelear en dejar un mundo por lo menos más VISIBLE, y con menos PEGAMENTOS EN NUESTROS PIES, ROMPER ESE TECHO DE CRISTAL.
    Por eso, de lo único que me preocupo ahora mismo es de buscar SABERME, SER…
    LILITH
     
    El paraíso reposó
    sobre sí
    cerró del planeta
    sus ecos,
    quedó el jardín:
    en diáspora
    interceptadas las galaxias,
    mudos del cielo
    sus destellos.
     
    Porque, para ella se abrió
    la veda
    de la mentira y los miedos.
     
    Enmudeció la “diosa del sol”
    presa del corsario
    de los viciados celos
    en la luna escondió:
    sus pétalos
    sus estrellas
    a solas con las noche,
    de tambores
    y credos.
     
    Liliht nacida de los
    limos, 
    de las cristalinas
    moléculas de los Olimpo
    primeros…
     
    Se regresó la lluvia
    sobre el sueño
    de la fuente,
    hendida quedó
    en la gruta del agua
    herida del alzhéimer.
     
    Lilith  derramada sobre
    la sien
    la esperanza de sus senos
    sola está la huerta
    el vergel,
    y el jardín
    aguarda a la creadora
    de sueños.
     
    Lilith que cantas
    a la flor, al viento
    y las montaña
     
    ¡Descodificadora!
    del amor y los manuscritos
    secretos…
     
    Mujer donde se pierden
    mis huellas,
    mis manantiales
    mi  paraíso
    mis versos
    donde pace
    mi cuerpo
    donde me recupero.
     
    16.6.2012
    Carmen Hernández Rey
    Autora extremeña
    © Todos los derechos reservados del texto
     

  • pepe blanco

    He encontrado otras cinco mujeres presidentas de estados o de gobierno, actuales o recientes.
     
    Ya que me lo he currado, y con vuestro permiso, voy a poner las listas completas, actualizo la estadística y hago una reflexión final. Si hay algún interesado o interesada en esta información, le sugiero que haga un copy-paste, pues no va a encontrar en internet una base de datos tan completa sobre mujeres gobernates (por lo menos yo no la he encontrado)
     
    Mujeres que actualmente ocupan la jefatura de estado o de gobierno de su país:
     
    Angela Merkel, Canciller de Alemania
    Dilma Rousseff, Presidenta de Brasil
    Park Geun-hye, Presidenta de Corea
    Cristina Fernández, Presidenta de Argentina
    Julia Gillard, Primera Ministra de Australia
    Yinggluck Shinawatra, Primera Ministra de Thailandia
    Isabel II, Reina del Reino Unido (y de unos cuantos países más, los de la Commonwelth)
    Joyce Bande, Presidenta de Malawi
    Ellen Johnson Sieleaf, Presidenta de Liberia
    Portia Simpson Miller, Primera Minstra de Jamaica
    Laura Chinchilla, Presidenta de Costa Rica.
    Dalia Grybauskaité, Presidenta de Lituania.
    Margarita II, Reina de Dinamarca.
    Hella Thorning-Schmidth, Primera Ministra de Dinamarca.
    Corina Casanova, Canciller de Suiza.
    Sheikh Hasina, Primera ministra de Bangladesh (también en el período 1996-2001)
    Alenka Bratusek, Primera Ministra de Eslovenia
    Kamla Persad Bisseassar, Primera Ministra de Trinidad y Tobago
     
    Mujeres que han ocupado esos cargos recientemente:
     
    Gloria Macapagal-Arroyo, Presidenta de Filipinas (2001-2010)
    Tarja Kaarina Halonen, Presidenta de Finlandia (1999-2008)
    Helen Clark, Primera Ministra de Nueva Zelanda (1999-2008)
    Mary McAleese, Presidenta de Irlanda (1997-2011)
    Luisa Diogo, Primera Ministra de Mozambique (2004-2010)
    Michelle Bachelet, Presidenta de Chile (2006-2011)
    Jalada Zia, Primera Ministra de Bangladesh (1991-1996 y 2001-2006)
    Vaira Vike-Freiberga, Presidenta de Latvia (1999-2007)
    Condoleezza Rice, Secretaria de Estado de EEUU (2005-2009)
    Hillary Rodham Clinton, secretaria de Estado (2009-2013)
    Jadranka Kosor, Primera Ministra de Croacia (2009-2011)
    Johanna Sigmoardottir, Primera Ministra de Islandia (2009-2013)
    Pratibha Devisnigh Patil, Presidenta de India (2007-2012)
    Mireya Moscoso, Presidenta de Panamá (1999-2004)
    Annemarie Huber-Hotz, Canciller de Suiza (2000-2007)
    Micheline Calmy-Rey, Presidenta de Suiza (2007,2011)
    Beatriz, Reina de los Países Bajos (1980-2013)
    Yulia Timoshenko, Primera Ministra de Ucrania (2005, 2007-2010)
    María das Neves, Primera Ministra de S. Tomé y Príncipe (2002-2004)
    Mª do Carmo Silveira, Primera Ministra de S. Tomé y Príncipe (2005-2006)
    Magawati Sukarnoputri, Presidenta de Indonesia (2001-2004)
    Han Myeong-sook, Primera Ministra de Corea del Sur (2006-2007)
    Doris Leuthard, Presidenta de Suiza (2010)
    Mari Kiniemi, Primera Ministra de Finlandia (2010-2011)
    Sila María Calderón, Gobernadora de Puerto Rico (2001-2005)
    Rosario Fernández, Primera Ministra de Perú (2011)
    Michele Pierre-Louis, Primera Ministra de Haiti (2008-2009)
    Josefa Gautier, Primera Ministra de Haiti (¿-2012)
     
    Comentarios:
     
    – 36 países distintos tienen, o han tenido en algún momento durante los últimos 15 años, a una mujer en la presidencia del estado y/o del gobierno (aprox. un 19% del total). Si incluimos 12 más de la Commomwealth, suman 48 (aprox, un 25%)
     
    – Obviamente, una situación de igualdad perfecta, requeriría un porcentaje del 50% en un período de tiempo suficientemente pequeño. 15 años no es un período de tiempo suficientemente pequeño. Podría serlo, por ejemplo, un lustro, ya que la duración más habitual de los períodos presidenciales o legislativos es de 4 años. El período de tiempo suficientemente pequeño ideal sería un momento cualquiera, en el cual la mitad de los países estuvieran gobernados por una mujer y la otra mitad por un hombre. Hoy mismo, por ejemplo, hay 18 países presididos y/o gobernados por una mujer (aprox., 9%), que son 30 si incluimos los coronados por Isabel II (aprox., un 16%). Las cifras resultante están aún lejos del 50% ideal.
     
    – No obstante, y aunque no he extendido mi búsqueda minuciosa a la década de los 90, apenas encontré media docena de mujeres gobernantes de ese período. Tengo la impresión de que, como decía ayer, el “mini boom” del acceso de la mujer a la política y al gobierno durante la primera década de este siglo, es un hecho real y prometedor. Si se sigue con esta progresión, no serán necesarios 50 años para conseguir la igualdad en el ámbito de la política y del gobierno. Otra cosa, claro está, es la igualdad real en el día a día y en la mentalidad de las personas.
     
    – También hay que reseñar que esta mini estadística, no contempla circunstancias importantes, como la población de los países (no es lo mismo que una mujer presida India, que tiene una población de 1200 millones de habitantes, que que presida Suiza, que apenas tiene 8 milones).
     
    – Tampoco se tiene en cuenta el poder real de cada país. Por ejemplo, actualmente solo tres países de la Unión Europea están gobernados por mujeres. Pero nadie dudará de que Angela Merkel manda hoy más en Europa que el resto de primeros ministros varones juntos (incluidas las pm de Dinamarca y Eslovenia). Lo mismo se podría decir de las secretarias de estado de los EEUU de la década pasada.
     
    – En fin, a mi todos estos datos me parecen esperanzadores, en lo que respecta a la consecución real de la igualdad entre hombres y mujeres, por lo menos en el ámbito de la política y del gobierno de las naciones.

  • ana rodrigo

     
    Oscar, valoro tu relato, aunque relacionar a Sta. Ágata (no tú) con el cáncer de mama me parece un absurdo; más bien tendría que ser la patrona de las víctimas del machismo. Me quedo con tu último párrafo: “deja claro que una mujer es más que unos órganos dislocados, unos ovarios y unas tetas, una mera función erótica y reproductiva. Afrodita, Angelina y Ágata. Ser mujer es más.”
     
    Mientras esto no sea el aire que respiramos socialmente, una veta del machismo se alimentará de que la mujer, o es un objeto de deseo sexual, o no es nada.

  • ana rodrigo

     
    Pepe Blanco, gracias por hacernos ver esa gota-muestra de mujeres que han llegado a ocupar cargos políticos importantes, que es cierto, y que hay que animarse agarrándose a cositas de éstas para pensar que algo se mueve.
    Cuando yo dije lo de microgotitas, estaba pensando en la otra y cruel cara de la realidad, es decir, en el porcentaje de mujeres víctimas en el mundo entero, así como en el imaginario colectivo generalizado y condensado en el los términos machismo, patriarcado o androcentrismo. Cada uno de estos conceptos nos lleva a situaciones diferentes. El machismo nos lleva a la violencia en todos sus variedades. En patriarcado supone  “dirigir” el mundo desde la consideración de pensar a las mujeres como menores de edad e incapacitadas para otra cosa que no sea la sumisión y la obediencia. Y el androcentrismo, ha llevado a configurar los espacios públicos en función de la visión, los intereses y necesidades de los hombres.

  • oscar varela

    Las tetas de Afrodita
    Por: Catalina Ruiz-Navarro (Desde España. Especial para ARGENPRESS CULTURAL)
    http://cultural.argenpress.info/2013/06/las-tetas-de-afrodita.html
     
     
    Cuenta la leyenda que en el año 238 después de Cristo, Ágata de Catania se resistió a las intenciones libidinosas del procónsul romano Quinizano.

    El político, ofendido, mandó a amputarle las tetas, ella tuvo una visión de San Pedro, se hizo santa, y su impactante iconografía la condenó a cargar sus mamas en una bandeja. Santa Ágata, cuyo milagro parece ser adelantarse a la ciencia, es la patrona del cáncer de seno.

    Hace un mes, Angelina Jolie hizo pública una doble mastectomía que se practicó como acción preventiva frente al cáncer de mamas. Según un sofisticado (y costoso) análisis de su ADN, Jolie tiene el gen BRCA1, que aumenta su probabilidad de tener cáncer de seno y de ovario al 87%. Con la mastectomía, Jolie reduce sus probabilidades de cáncer de seno al 5% y ha anunciado públicamente que el paso a seguir es remover sus ovarios.

    La mastectomía de Jolie puso a hablar a todo el mundo. No de sus tetas, ya todos hablábamos de sus tetas. Desde siempre. Pero que la tantas veces llamada “mujer más sexy del mundo” reemplace esas tetas memorizadas por su público hasta la pertenencia por prótesis es un reto contemporáneo a nuestra idea de belleza, de mujer, de feminidad y de destino; plantea dilemas éticos, estéticos, biológicos, ontológicos y políticos.
     
    Unos son sobre la voluntad y el destino: ¿Lo hizo por valiente o por cobarde? ¿Lo hizo “por sus hijos” o por un incontrolable deseo de controlarlo todo? ¿Vale la pena hacerle tantos quites a algo tan irremediable y gratuito como la muerte?
     
    Otros sobre el cuerpo y los símbolos de lo femenino: ¿La hace menos sexy la latencia de su enfermedad? ¿Hay tal cosa como un cuerpo natural? ¿No es cada decisión que tomamos en la vida una intervención sobre el cuerpo? ¿Es ahora una especie de cyborg, una mujer biónica? ¿Es mujer todavía, aún sin sus tetas, sin sus ovarios, sin los marcadores biológicos a partir de los cuales nos inventamos, en el lenguaje, unos géneros?

    La gran Afrodita de Hollywood se convirtió en la Santa Ágata contemporánea. Muchos, de hecho, hablan de Jolie como heroína y como mártir. Los dos papeles en este caso son antagónicos.
     
    Primero porque Jolie desafía su supuesto destino, escrito en los genes, para tomar las riendas de su vida y escapar a ser víctima de una enfermedad.
     
    Segundo, porque Jolie es la única que puede darse el lujo de hacer eso sin convertirse en mártir.
     
    Su gesto habla de un mundo soñado por Odiseo, en el que la astucia y la voluntad humana pueden derrotar los designios de los dioses. Pero también es cierto que una probabilidad no es más que eso, que el destino nos aplica psicología inversa y la mastectomía pudo ser inútil (tal vez Jolie nunca iba a tener cáncer) o el 5% basta y aun puede tener mala suerte en la lotería de la enfermedad.

    Jolie no le puede ganar a la muerte. Pero lo valiente de su decisión es que una mujer que ha construido su carrera sobre los símbolos de lo que significa ser mujer, la más deseada, amada por el más deseado, se deshaga de esos símbolos, por la razón que sea, y se reclame mujer ante el mundo, frente a tantas mujeres que tomaron la misma decisión en secreto y se cuestionan su feminidad. Y si bien no responde la pregunta, deja claro que una mujer es más que unos órganos dislocados, unos ovarios y unas tetas, una mera función erótica y reproductiva. Afrodita, Angelina y Ágata. Ser mujer es más.

  • pepe blanco

    No seas tan pesimista, Ana. Visibilizo unas cuantas señoras más, y al final hago unas cuentas rápidas:
     
    Yulia Timoshenko, Primera Ministra de Ucrania (2005, 2007-2010)
    María das Neves, Primera Ministra de S. Tomé y Príncipe (2002-2004)
    Mª do Carmo Silveira, Primera Ministra de S. Tomé y Príncipe (2005-2006)
    Magawati Sukarnoputri, Presidenta de Indonesia (2001-2004)
    Han Myeong-sook, Primera Ministra de Corea del Sur (2006-2007)
    Doris Leuthard, Presidenta de Suiza (2010)
    Mari Kiniemi, Primera Ministra de Finlandia (2010-2011)
    Sila María Calderón, Gobernadora de Puerto Rico (2001-2005)
     
    Es decir, en los últimos 15 años, 32 países tienen o han tenido en algún momento por jefa del estado o del gobierno a una mujer (aprox. un 17% del total). Si añadimos otros 13 países de la Commonwealth no computados en los anteriores y que tienen por reina a Isabel II, suman 45 países (aprox. un 23% del total)
     
    Vale, es una gota. Pero yo no diría que es una microgotita en el conjunto de los océanos mundiales.

  • ana rodrigo

    Gracias, Pepe, por poner de manifiesto la microgotita en medio de todos los oceános del mundo mundial, algo es algo.

  • pepe blanco

    Visibilizo más mujeres presidentas o primeras ministras.
     
    En el cargo actualmente:
     
    Laura Chinchilla, Presidenta de Costa Rica.
    Dalia Grybauskaité, Presidenta de Lituania.
    Margarita II, Reina de Dinamarca.
    Hella Thorning-Schmidth, Primera Ministra de Dinamarca.
    Corina Casanova, Canciller de Suiza.
    Sheikh Hasina, Primera ministra de Bangladesh (también en el período 1996-2001)
     
    Ocuparon recientemente la jefatura del estado o del gobierno:
     
    Jadranka Kosor, Primera Ministra de Croacia (2009-2011)
    Johanna Sigmoardottir, Primera Ministra de Islandia (2009-2013)
    Pratibha Devisnigh Patil, Presidenta de India (2007-2012)
    Mireya Moscoso, Presidenta de Panamá (1999-2004)
    Annemarie Huber-Hotz, Canciller de Suiza (2000-2007)
    Micheline Calmy-Rey, Presidenta de Suiza (2007,2011)
    Beatriz, Reina de los Países Bajos (1980-2013)
     

  • pepe blanco

    A la lista que puse ayer, me parece oportuno añadir esta otra, de mujeres que ocuparon esos mismos puestos recientemente y que, por el relevo periódico propio de las democracias, ya no lo ocupan. Cabe destacar que muchas de ellas fueron reelegidas para sus puestos:
     
    Gloria Macapagal-Arroyo, Presidenta de Filipinas (2001-2010)
    Tarja Kaarina Halonen, Presidenta de Finlandia (1999-2008)
    Helen Clark, Primera Ministra de Nueva Zelanda (1999-2008)
    Mary McAleese, Presidenta de Irlanda (1997-2011)
    Luisa Diogo, Primera Ministra de Mozambique (2004-2010)
    Michelle Bachelet, Presidenta de Chile (2006-2011)
    Jalada Zia, Primera Ministra de Bangladesh (1991-1996 y 2001-2006)
    Vaira Vike-Freiberga, Presidenta de Latvia (1999-2007)
    Condoleezza Rice, Secretaria de Estado de EEUU (2005-2009)
    Hillary Rodham Clinton, secretaria de Estado (2009-2013)
     
    Algunos se preguntarán el por qué de este empeño en ofrecer estos listados. Por dos motivos:
     
    – Primero, para visibilizarlas; algunas de ellas son muy conocidas, pero otras no tanto.
    – Segundo, para poner de relieve un hecho: parece que durante la primera década de este siglo, asistimos a una “mini explosión” de mujeres políticas y gobernantes, que parece muy esperanzadora. Es como si el trabajo de muchas personas durante décadas a favor de la igualdad, de repente empieza a dar fruto.
     
    Es cierto que hace unas décadas también había mujeres gobernantes (Golda Meir, Thatcher, Indira Gandhi y alguna más) pero parece que con el nuevo siglo, esa deseable realildad empieza a ser mucho más frecuente.

  • ana rodrigo

    ¿Qué quieren las mujeres? preguntó aquel califa. La respuesta de aquel ladrón fue la de cualquier (en sentido vulgar) hombre. Pero Isabel Allende puntualiza, las mujeres queremos:
    Seguridad
    Dar y preservar la vida
    Paz, que las mujeres dejen de ser el primer objetivo victimario de las guerras y la violencia.
    Queremos estar conectadas, juntas podemos
    Queremos amor y damos amor a raudales
    Queremos belleza y damos belleza como instinto.
     
    Sugerencia: podemos ir completando la lista de lo que queremos y de lo que, en realidad recibimos o no recibimos.

    Yo añado un deseo, que la igualdad y la justicia para las mujeres no tarde 50 o 200 años. Gracias por tu ánimo, Pepe Blanco. Ánimo para todos y para todas, nos beneficiamos en conjunto y nos perjudicamos en conjunto.

  • oscar varela

    De: Juan Laurentino ORTIZ –(11/6/1896 – 2/9/1978)
     
    “En el aura del sauce” – La brisa profunda (1954)
     
    Viniste al sueño…  (Pág.415)
     
    Viniste al sueño, dulce niña lejana, ahora mujer
    con los cabellos grises, y en los ojos, los anchos ojos,
    la pálida luz de los años, pero tiernos, oh, tiernos
    sobre mi vida, sobre mi corazón encontrado…
     
    Los gestos amigos, los gestos íntimos para la íntima celebración…
    dulce niña lejana, ahora mujer con los cabellos grises,
    llamada al día secreto, al destino escondido, por otros anchos ojos,
    por otra rubia cabellera oscura y otra voz…
     
    La frágil voz aquella, niña mía, la voz tímida y suavísima.
    a pesar de la sangre en flor como las enredaderas de tu casa,
    en la pura pasión de la ofrenda que te iluminaba toda…
    y el verano pesaba aún, morado, sobre la calle regada,
    con un lento ardor de élitros y un hálito de quintas…
     
    La frágil voz aquella sobre tu propia llama y en medio de las otras encantadas,
    y el maleficio aéreo y vago, tenuemente vibrado, entre los soplos de una dicha madura,
    del diciembre anochecido ya como otro amor que no concluía de darse…
     
    Los anchos ojos, niña, con su quieto extravío en un infinito país de lazos,
    e iguales que el cielo último con no se sabe qué de azoramiento y de consentimiento a la vez,
    gotas del cielo último, anchas gotas, leves violetas por ceder
    a la densa penumbra nupcial que subía, suspirada…
     
    Viniste al sueño, dulce niña lejana, ahora mujer
    con los ojos usados pero húmedos de la interior luz del cariño,
    cernida acaso en la ilusión larga, larga, de no sé qué cuidados…
    Dulce niña lejana, ahora mujer con los cabellos grises
    y los modos confiados de una misteriosa relación anterior…
     

  • pepe blanco

    Aún son muy poquitas, si tenemos en cuenta que hay más de 190 países, pero hace 100 años, probablemente no había ninguna mujer presidenta o primera ministra. A día de hoy, y salvo error u omisión, las siguientes mujeres ocupan esos puestos:
     
    Angela Merkel, Canciller de Alemania
    Dilma Rousseff, Presidenta de Brasil
    Park Geun-hye, Presidenta de Corea
    Cristina Fernández, Presidenta de Argentina
    Julia Gillard, Primera Ministra de Australia
    Yinggluck Shinawatra, Primera Ministra de Thailandia
    Isabel II, Reina del Reino Unido (y de unos cuantos países más, los de la Commonwelth)
    Joyce Bande, Presidenta de Malawi
    Ellen Johnson Sieleaf, Presidenta de Liberia
    Portia Simpson Miller, Primera Minstra de Jamaica
     
    Es una cuestión de tiempo. Yo, como para estas cosas soy moderadamente optimista, creo que dentro de 50 años, habrá algunas más. Y dentro de 200 años, muchas más.
     
    ¡Animo, Ana!
     

Deja un comentario