• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6061 Artículos. - 96261 Comentarios.

¿Obviedad o innovación en papa Francisco?

Yo sigo preguntándome, con Oscar (ver post de Alcaina): ¿domina en Francisco la innovción o lo de siempre? Un querido amigo común nos escribe desde Lima:

Querid@s herman@s:
Francisco, esto es ser sucesor de Pedro. Esto es él. A esto estamos llamados todos.
Pedro rechazaba el culto de su persona (Hech 10,25-26). Era consciente de su condición humana, de sus miedos y limitaciones al lado de Jesús. Pero su fe en Jesús y su amor a él quedaban inquebrantables.
Recién me llega a la mano un escrito del papa Francisco que justifica su sucesión de Pedro.

Léanlo y juzguen ustedes mismos.
Franz Wieser

RESPUESTA A LOS MOVIMIENTOS ECLESIALES

  • Escrito por  Papa Francisco
  • Creo que todos los aquí presentes sentimos fuertemente el desafío de la evangelización, que está en el corazón de nuestras experiencias. Por esto desearía pedirle, Padre Santo, que nos ayude, a mí y a todos, a entender cómo vivir este desafío en nuestro tiempo. ¿Para usted qué es lo más importante que todos nosotros, movimientos, asociaciones y comunidades, debemos contemplar para llevar a cabo la tarea a la que estamos llamados? ¿Cómo podemos comunicar de modo eficaz la fe hoy?

    Diré sólo tres palabras.

    La primera: Jesús. ¿Qué es lo más importante? Jesús. Si vamos adelante con la organización, con otras cosas, con cosas bellas, pero sin Jesús, no vamos adelante; la cosa no marcha. Jesús es más importante.

    Ahora desearía haceros un pequeño reproche, pero fraternalmente, entre nosotros. Todos habéis gritado en la plaza: «Francisco, Francisco, Papa Francisco». Pero, ¿qué era de Jesús? Habría querido que gritarais: «Jesús, Jesús es el Señor, ¡y está en medio de nosotros!». De ahora en adelante nada de «Francisco», ¡sino Jesús! [¿Le harán caso los papaboys? ¡Sería una novedad!]

    La segunda palabra es: la oración. Mirar el rostro de Dios, pero sobre todo —y esto está unido a lo que he dicho antes— sentirse mirado. El Señor nos mira. Mi vivencia es lo que experimento ante el sagrario cuando voy a orar, por la tarde, ante el Señor. Algunas veces me duermo un poquito; esto es verdad, porque un poco el cansancio del día te adormece. Pero Él me entiende. Y siento tanto consuelo cuando pienso que Él me mira.

    Nosotros pensamos que debemos rezar, hablar, hablar, hablar… ¡no! Déjate mirar por el Señor. Cuando Él nos mira, nos da la fuerza y nos ayuda a testimoniarle —porque la pregunta era sobre el testimonio de la fe, ¿no?—. Primero «Jesús»; después «oración» —sentimos que Dios nos lleva de la mano—. Así que subrayo la importancia de dejarse guiar por Él. Esto es más importante que cualquier cálculo. Somos verdaderos evangelizadores dejándonos guiar por Él.

    Pensemos en Pedro; tal vez estaba echándose la siesta y tuvo una visión, la visión del lienzo con todos los animales, y oyó que Jesús le decía algo, pero él no entendía. En ese momento llegaron algunos no-judíos a llamarle para ir a una casa, y vio cómo el Espíritu Santo estaba allí. Pedro se dejó guiar por Jesús para llevar aquella primera evangelización a los gentiles, quienes no eran judíos: algo inimaginable en aquel tiempo (cf. Hch 10, 9-33). Y así, toda la historia, ¡toda la historia! Dejarse guiar por Jesús. Es precisamente el leader, nuestro leader es Jesús.

    Y la tercera: el testimonio. Jesús, oración —la oración, ese dejarse guiar por Él— y después el testimonio. Pero desearía añadir algo. Este dejarse guiar por Jesús te lleva a las sorpresas de Jesús. Se puede pensar que la evangelización debemos programarla teóricamente, pensando en las estrategias, haciendo planes. Pero estos son instrumentos, pequeños instrumentos. Lo importante es Jesús y dejarse guiar por Él. Después podemos trazar las estrategias, pero esto es secundario.

    Finalmente, el testimonio: la comunicación de la fe se puede hacer sólo con el testimonio, y esto es el amor. No con nuestras ideas, sino con el Evangelio vivido en la propia existencia y que el Espíritu Santo hace vivir dentro de nosotros. Es como una sinergia entre nosotros y el Espíritu Santo, y esto conduce al testimonio.

    A la Iglesia la llevan adelante los santos, que son precisamente quienes dan este testimonio. Como dijo Juan Pablo II y también Benedicto XVI, el mundo de hoy tiene mucha necesidad de testigos. No tanto de maestros, sino de testigos. No hablar tanto, sino hablar con toda la vida: la coherencia de vida, ¡precisamente la coherencia de vida! Una coherencia de vida que es vivir el cristianismo como un encuentro con Jesús que me lleva a los demás y no como un hecho social. Socialmente somos así, somos cristianos, cerrados en nosotros. No, ¡esto no! ¡El testimonio!

    Plaza de San Pedro, sábado 18 de mayo de 2013

    • El Papa me dice que es un diablo: Como nos andamos preguntando el sentido que da el papa argentino a sus palabras llanas y varios han entresacado ya alusiones al anticristo y al diablo, me ha parecido sugerente este texto de Marta Nin en Catalunyareligio.cat:

    Ccomo periodista acreditada ante la Oficina de Prensa de la Santa Sede, se me ofreció la oportunidad de saludar al papa Francisco en la Biblioteca Apostólica…

    En cualquier caso, para mí, poder estrechar la mano de Francisco, mirarle a los ojos y decirle unas pocas palabras era un don inmenso. Cuando  llegó  el momento, me presenté y le dije lo que me salió del corazón: “Gracias … Gracias … Gracias por ser otro Jesús en la tierra “. De pronto se puso colorado. Sólo unos instantes. Después, inmediatamente, le cambió la expresión, y se echó a reír, franco, divertido, con una carcajada como si acabara de escuchar el chiste más gracioso del mundo. “¡Pero si soy un diablo …!” me contestó mientras aún reía. Y era evidente que aquella respuesta él la sentía. Estaba claro que no lo decía por quedar bien o para salir del paso. Entonces, el encargado de protocolo, me dijo en italiano ni corto ni perezoso: “Solo un saluto!”. Pero Francisco me retuvo. Dejó de reír, me miró fijamente, y me dijo con dulzura: “Rece por mí”.


    23 comentarios

    • pepe blanco

      ¿Innovación?
       
      Hoy, Religión digital nos cuenta que “el papa de los récords será canonizado por el papa de los pobres” (sic) O sea, que Francisco canonizará a Juan Pablo II, probablemente en octubre.
       
      ¿Por qué no habrán dado la noticia diciendo que el papa de los pobres canonizará al papa de los ricos?, Es decir, al papa de los Legionarios de Cristo, al papa del Opus Dei,.. al papa del money,  money, money.
       
      Pero no pasa nada. Seguirá incluyendo una buena ración de pobres en sus discursos, y todos os quedaréis muy contentos. Porque es un papa pobre que quiere una iglesia pobre para los pobres. Y yo, me llamo Maripuri.

    • Sergio D.

      La encuesta de Demopolis, publicada por el diario italiano Corriere della Sera, muestra un altísimo nivel de aprobación para el Papa argentino: 85%, un número que asciende al 96% entre los italianos católicos, y que es del 66% entre los no católicos y no creyentes. Esta última cifra sólo se compara con la alcanzada por Juan Pablo II en ciertos momentos de su pontificado. Para los entrevistados por el Instituto Demopolis, tres son los elementos clave de esta imagen positiva de Francisco: el encuentro histórico entre “dos Papas” (80%), el lavado de pies a los jóvenes detenidos en Viernes Santo (57%) e incluso la reciente denuncia de la existencia de un “lobby gay” en el Vaticano (36%). Por otra parte, más de ocho de cada diez italianos aprecia la elección del nombre“Francisco” y las palabras del Papa confirmando los motivos de esta decisión constituyen una de sus frases más valoradas: “¡Cómo quisiera una Iglesia pobre y para los pobres!”

    • Iñaki S:S,

      Hola Luis Glez.M.. Retengo estas frases.
       
      -Compasión como principio de acción.
      -La misericordia, la compasión verdadera, desencadenan un dinamismo de solidaridad, cercanía, compromiso, fraternidad y esperanza.
      -Compasivo es aquel que se aproxima al hermano para ofrecer consuelo y cuidar del desvalido, tratando siempre de restaurar la dignidad conculcada, en toda su dimensión.
       
      La teoria es preciosa, pero en la práctica ….que poco practicamos lo que predicamos. Por lo que leo,  la parroquia de San Carlos Borromeo, de Entrevías, es un ejemplo de compasión como principio de acción. Allí se hacía , o al menos se intentaba hacer,  todo lo que se dice en las frases anteriores. Y sin embargo, la Conferencia Epìscopal Española, con el Cardenal Rouco Varela a la cabeza, les cerró la parroquia. Ahora, a pesar de las zancadillas,  siguen haciendo lo mismo, en el mismo sitio, pero reconvertidos en algo así como un Centro Pastoral. ¿Qué clase de Jerarquía católica tenemos que, en lugar de seguir su ejemplo, hizo todo lo posible por acabar con el invento?. ¿Cómo se puede justificar su falta de radicalidad evangélica?.  ¿Se trata de no poner en aprietos a los ricos que ocupan lugares de honor en sus ceremonias?. Esto si que es un escándalo.
       
      De todos modos, no soy quien para lanzar la piedra contra nadie. Aunque intento ser un samaritano y padre aceptable, en mi entorno próximo, no puedo evitar que se me remuevan las entrañas cuando tropiezo con un mendigo en la calle. Y ahora los hay por docenas. Sentir compasión e impotencia, al mismo tiempo, no deja de ser una pequeña tortura. No alivia demasiado el saludar y soltar una monedilla. Pero el caso es que me he hecho mayor para seguir el rastro a  un Enrique de Castro
       
      ¿Cómo lo ves amigo Luis?.
       
       
       
       
       

    • pepe blanco

      Siempre he desconfiado de las personas que hablan mucho. En general, me aburren. Además, siempre me pregunto cuándo piensan todas las cosas que dicen. Salvo que las repitan como papagayos, es imposible, si hablan mucho, que tengan tiempo para pensar detenidamente en todo lo que van a decir.
       
      Este papa me sigue pareciendo muy antiguo. Medieval. Parece que resulta atractivo, y lo entiendo, pues de hace un tiempo a esta parte nos estamos encaminando a un neo-medievalismo. Un fenómeno que recuerda al otro neomedievalismo que conocemos, el decimonónico. Si aquel neomedievalismo -que fascinó a mentes brillantes como Violet-le-Duc- surgió como parche a la esterilidad artística y formal de los arquitectos y de los constructores de entonces, éste de ahora parece surgir de la incapacidad del hombre actual de idear nuevas formas de organización social y económica y, en lo que respecta a Francisco, en su aparente incapacidad para encontrarle, a la capacidad mística del ser humano, una expresión enraizada en nuestro tiempo, comprensible para las personas de hoy y abierta al futuro.
       
      Lo dije hace poco tiempo, me parece. Vivimos en una sociedad construida sobre el conocimiento y la información, y en una sociedad cuyos idedales sociales parecen basarse en la progresiva implantación de los derechos civiles. Y, frente a esta sociedad de la información y de los derechos, este papa, como los anteriores, siguer ofertando magia y caridad. Como Francisco de Asís, cierto. Como en la Edad Media.

    • Javier Pelaez

      Vista la recensión de Sergio,he de decir que el romancero español es mucho más extenso y también contiene frases de enorme sabiduría…En cuanto al asombro del mundo ante las frases de Paquito,creo que Sergio se refiere al “orbe católico”,0 dicho en palabras de LGMoràn,”orbe catolic0rum”.

    • oscar varela

      Hola!

      Gracias Sergio D.

      Repaso algunas “afirmaciones” de Pancho (perdón si parecen que las saco del “con-texto”)
      …………….

      1.- La Iglesia no es una organización nacida de un acuerdo entre personas, sino la obra de Dios.
      Digo: ¿No es un “acuerdo de personas” el Dios trino; y una “Asamblea”?

      2.- Ah, ¡cómo quisiera una Iglesia pobre y para los pobres!
      Digo: ¿Y cuándo le toca a los “ricos” escuchar algo pa’ ellos que no sean palazos?
      Al “rico” en qué se lo des-cubre?

      3.- Cuando no confesamos a Jesucristo, confesamos la mundanidad del diablo
      Digo: ¿Otra vez “los Buenos contra los Malos? ¿Quién tiene Autoridad para definirlos?

      4.- ¡La persona humana está en peligro: he aquí la urgencia de la ecología humana!
      Digo: ¿Cómo sabe que está en “peligro”? ¿Tiene alguna idea de quiénes la ponen en peligro?

      5.- Dios es una persona concreta
      Digo: ¿Dónde está? ¿Qué hace? ¿En qué mundo vive?

      6.- Jesús mantuvo su promesa de edificar sobre Pedro su Iglesia.
      Digo: ¿Quién dice que hubo ese tipo de “promesa”?

      6.- La política es sucia ¿Será porque los cristianos no se han metido en política con espíritu evangélico?
      Digo: ¿Tal vez, no? ¿Cuál será ese supuesto “espíritu evangélico”?
      …………….

      ¿Cuántas preguntas, no?

       
      ¿Vamos preguntando todavía? – Oscar.

    • Sergio D.

      Entre asombro y encantamiento, el mundo recibe los mensajes, casi siempre improvisados y en lenguaje sencillo y directo, que Jorge Bergoglio va dejando en cada una de sus apariciones públicas. Son frases simples pero contundentes,contrarias muchas veces al lenguaje aceptable, a lo políticamente correcto, que ha teñido buena parte del discurso público y mediático.
      Un recorrido por algunas de las afirmaciones del Papa argentino que han impactado al mundo.
      La Iglesia no es una ONG piadosa
      “Podemos edificar muchas cosas, pero si no confesamos a Jesucristo, nos convertiremos en una ONG humanitaria, pero no en Iglesia, Esposa del Señor. La Iglesia no es una organización nacida de un acuerdo entre personas, sino la obra de Dios”
      Una Iglesia pobre para los pobres
      “San Francisco de Asís es el hombre que nos da este espíritu de paz, el hombre pobre… Ah, ¡cómo quisiera una Iglesia pobre y para los pobres! La pobreza se aprende con los humildes, los enfermos y con todos aquellos que están en las periferias existenciales de la vida. La pobreza teórica no nos sirve. La pobreza se aprende tocando la carne de Cristo pobre en los humildes, los pobres, los enfermos y los niños”.
      El que no reza al Señor, reza al diablo
      “Cuando no confesamos a Jesucristo me viene a la mente la frase de Léon Bloy: ‘El que no reza al Señor, reza al diablo’. Cuando no confesamos a Jesucristo, confesamos la mundanidad del diablo, la mundanidad del demonio”.
      Que la Iglesia salga de las sacristías y los cristianos se vuelvan unos a otros
      “Seguir, acompañar a Cristo, permanecer con Él exige salir. Salir de sí, de la tentación de encerrarse en los propios esquemas que acaban por cerrar el horizonte de la acción creativa de Dios. (…) Debemos movernos hacia nuestros hermanos y hermanas, y sobre todo hacia los que están más lejos, los que son olvidados, los que necesitan comprensión, consuelo, ayuda”
      Dios nunca se cansa de perdonar
      “El Señor no se cansa nunca de perdonar: ¡nunca! Somos nosotros quienes nos cansamos de pedirle perdón. Y pedimos la gracia de no cansarnos de pedir perdón, porque Él no se cansa nunca de perdonar”.
      Por un Papa de servicio, no de poder
      “No olvidemos que el verdadero poder es el servicio y que el Papa para ejercer el poder también debe entrar cada vez más en ese servicio que tiene su cumbre luminosa en la Cruz”
      Pastores con olor a oveja
      “Hay curas tristes, y convertidos en coleccionistas de antigüedades o de novedades, en lugar de ser pastores con olor a oveja, en lugar de ser pastores en medio de su rebaño y pescadores de hombre; eso les pido: sean pastores con olor a oveja”
      No se puede anunciar a Jesús con cara de funeral
      “No sean nunca hombres y mujeres tristes: ¡un cristiano no puede estarlo nunca! ¡No se dejen ganar nunca por el desaliento! Quiero católicos felices. No se puede anunciar a Jesús con cara de funeral”
      Una Iglesia que cuide la Creación
      “Somos guardianes de la Creación, del designio de Dios inscripto en la naturaleza, guardianes del otro, del medioambiente. ¡La persona humana está en peligro: he aquí la urgencia de la ecología humana!”
      Desperdiciar alimentos es robar
      “En muchas partes del mundo, no obstante el hambre y la desnutrición, se desechan los alimentos. Cuando la comida se comparte de modo justo, nadie carece de lo necesario. Los alimentos que se tiran a la basura son alimentos que se roban de la mesa del pobre, del que tiene hambre”
      Contra la cultura del descarte
      “El egoísmo y la cultura del descarte han conducido a desechar a las personas más débiles y necesitadas”
      Contra la cultura del bienestar
      “No, no, no más de un hijo, porque no podemos tomar vacaciones, no podemos ir a tal sitio, no podemos comprar la casa’. Es bueno seguir al Señor, pero hasta cierto punto. Esto es lo que hace el bienestar: nos lleva hacia abajo, nos quita el coraje, aquel coraje fuerte para caminar cerca de Jesús”.
      Contra la tiranía de los mercados y el culto al dinero
      “El antiguo culto al becerro de oro ha encontrado una imagen nueva y despiadada en el fetichismo del dinero y en la dictadura de una economía, que no tiene rostro. Hoy no manda el hombre sino el dinero. ¡El dinero debe servir y no gobernar!”
      Respeto a los no creyentes
      “Considerando que muchos de ustedes no pertenecen a la Iglesia Católica, y otros no son creyentes, les doy de todo corazón esta bendición, en silencio, a cada uno de ustedes, respetando la conciencia de cada uno, pero sabiendo que todos son hijos de Dios. Que Dios los bendiga”. (A los periodistas acreditados en El Vaticano)
      Los ateos también son salvos
      “El Señor nos ha salvado a todos con su sangre, no solamente los católicos. ‘Pero Padre, ¿y los ateos?’ También ellos. ¡Todos! Esa sangre nos hace hijos de Dios de primera categoría. ‘Pero yo no creo, padre, ¡soy ateo!’ ¡Pero haces el bien y allí nos encontramos! Todos tenemos el deber de hacer el bien”.
      La Iglesia no es una aduana
      “Piensen en una joven madre, que va a la Iglesia: ‘quiero bautizar a mi niño’. Y le dicen: ‘No, no puedes porque no estás casada’. Esta joven, que tuvo el coraje de llevar adelante su embarazo y no devolvió su hijo al remitente, ¿qué encuentra? ¡Una puerta cerrada! ¡Esto aleja del Señor! Jesús se indigna cuando ve estas cosas. A menudo nos comportamos como controladores de fe y no como facilitadores. La Iglesia no es una aduana. Pidamos al Señor que todos aquellos que se acerquen a la Iglesia encuentren las puertas abiertas”.
      Una Iglesia libre de ideologías
      “Los ideólogos falsifican el Evangelio. Cualquier interpretación ideológica, venga de una parte o de otra, es una falsificación del Evangelio. Estos ideólogos -y lo hemos visto en la historia de la Iglesia- acaban por convertirse en intelectuales sin talento, éticos sin bondad. Y de belleza, ni hablemos, ya que no entienden nada”.
      Jesús, única puerta
      “Jesús es la única puerta para entrar en el Reino de Dios; todos los otros senderos son engañosos, no son verdaderos, son falsos. […] La identidad cristiana es una pertenencia a la Iglesia… porque no es posible encontrar a Jesús fuera de la Iglesia”.
      Que las monjas no sean “solteronas”
      “La castidad es un carisma que amplía la libertad de la entrega a Dios y a los demás con la ternura, la misericordia y la cercanía de Cristo (…). Pero, por favor, una castidad fecunda, una castidad que genera hijos espirituales en la Iglesia. La consagrada es madre, tiene que ser madre y no solterona. Perdónenme si hablo así, pero es importante esta maternidad de la vida consagrada, esta fecundidad”.
      La oración no es aburrida, la eternidad tampoco
      “La oración que nos aburre está dentro de nosotros mismos como un pensamiento que va y viene; la oración en nombre de Jesús nos hace salir de nosotros mismos. […] La eternidad será esto: alabar a Dios. Pero no será aburrido, será bellísimo”.
      La confesión no es una sesión de tortura ni una lavandería
      “Jesús, en el confesionario, no es un producto de limpieza en seco. La posibilidad de avergonzarse es una verdadera virtud cristiana, e incluso humana. Bendita vergüenza (…). Así es como llegamos a ser conscientes del mal realizado (…) ¿Y si mañana hago lo mismo? Ir de nuevo…. Él siempre nos espera. El confesionario no es una sesión de tortura, sino el lugar donde Dios nos invita a experimentar Su ternura”.
      Dios no es un aerosol
      Dios es una persona concreta, no un Dios difuso, un Dios spray, que está un poco por doquier, pero no se sabe qué es”.
      La Iglesia no es una niñera
      “Si anunciamos el cambio la Iglesia se convierte en una Iglesia madre que genera hijos, para que nosotros, hijos de la Iglesia, llevemos (el Espíritu Santo). Pero cuando no lo hacemos, la Iglesia se convierte no en madre, sino en Iglesia baby-sitter, que cuida al niño para hacerlo dormir. Es una Iglesia adormecida”.
      Pecadores sí, corruptos no
      “El problema no es ser pecadores, sino no arrepentirse del pecado, no tener vergüenza de lo que hemos hecho. Pese a que Pedro era pecador, Jesús mantuvo su promesa de edificar sobre él su Iglesia. Pedro era pecador, pero no corrupto. Pecadores, sí, todos: corruptos, no”.
      Que los cristianos trabajen en política
      “Los cristianos no podemos lavarnos las manos, debemos meternos en política porque la política es una de las formas más altas de la caridad ya que busca el bien común. Los cristianos deben trabajar en política. La política es sucia, se dice. Pero ¿por qué? ¿Será porque los cristianos no se han metido en política con espíritu evangélico?”

    • Luis Gonzalez Morán

      A Iñaki S:S,
       
      Me pasa como a Oscar: he leído en tu entrada del  07-Junio-2013 – 22:45 pm las siguientes palabras:
      Cuando me examino ante este texto, como cristiano privilegiado de nuestro opulento Occidente, se me remueven las entrañas”.
      Su lectura ha suscitado en mí un revuelo de palabras/palomas bíblicas. Esta expresión conmoverse, removerse, revolverse las entrañas es profundamente bíblica. Según los escrituristas, el verbo utilizado en griego lleva el significado de enternecerse, vibrar con el sufrimiento ajeno; por entendernos, -se asegura- es un término que describe un cariño tierno y profundo que arranca de las propias entrañas que “se revuelven” o se “estremecen” por el dolor ajeno.
      Esta es la “compasión” de que nos habla el evangelista san Lucas: la que siente el buen samaritano ante el hombre malherido y dejado moribundo por los bandidos en el camino de Jericó; la misma que siente el padre bueno cuando divisa desde lejos al hijo pródigo que retorna desde la enorme distancia del desamos y la que siente Jesús ante el dolor de la viuda de Naín, por la muerte de su hijo único. Hoy se lee en la misa del domingo precisamente el dolor de Jesús ante el sufrimiento de la viuda.
      En los tres casos (los tres curiosamente son textos lucanos) el compadecerse no es un simple lloriqueo sentimental, sino que se instaura algo tan importante como la compasión como principio de acción. El buen samaritano, una vez conmovidas las entrañas, baja del caballo, se acurruca junto al mal herido y lo cura; el padre abre, reabre, ofrece su corazón y señala la puerta siempre abierta del hogar. Jesús, se conmueve “no llores, mujer” y le devuelve vivo el hijo a la madre.
      En alguna parte he leído que la misericordia, la compasión, cuando son verdaderas y no meras aproximaciones “de estilo” o “protocolarias” o “compasiones literarias”, desencadena un dinamismo de solidaridad, cercanía, compromiso, fraternidad y esperanza. Compasivo como Dios, crea en Él o no, es aquel que se aproxima al hermano para ofrecer consuelo y cuidar al desvalido, tratando siempre de restaurar en toda su dimensión la dignidad conculcada.
      Hoy me voy de juerga con la viuda de Naín, su hijo y el séquito de enterradores, a celebrar la vuelta a la vida del joven: “Muchacho, a ti te lo digo, levántate”. Ala, a caminar, que hay mucho trecho que andar…

       

    • Javier Pelaez

      Sergio no seas tan susceptible.La proverbial verborrea de los argentinos es mundialmente conocida.De hecho algunos decían que cuando escriba una encíclica va a tener 20 tomos….En ese sentido yo hablaba de pamplinero porque yo me pregunto:¿por qué no se calla?.

    • Javier Pelaez

      Sergio no es racista…¿Cómo va a descender un argentino de un español?.Dices unas cosas…

    • ana rodrigo

      Frente a los desencuentros…, mejor encuentros
      Frente a los agravios…, mejor altura de miras.
      Frente a las desvaloraciones…, aprecio a lo diferente
      Frente a historias pasadas…, afrontar y hasta aceptar, cuando sea posible, el presente.
       
      Y así sucesivamente. Donde hay un contravalor, siempre hay un valor por el que apostar.
       
      Si lo que dice Francisco Papa vale la pena, da igual que lo diga en argentino, en español, en chino o en sánscrito.

      Haya paz, y no abramos guerras absurdas e innecesarias

    • Sergio D.

      te equivocás no soy bonaerense, soy mediterráneo en tal caso y aunque no lo reconocen aquí estuvieron ustedes -extremeños y no haciendo vuestras salvajadas- y ahora estamos tratando de arreglar esos desaguisados, aunque debo reconocer que tu mensaje es un poco racista, pero bueno ahora ya no celebramos más el día de la raza, sino el encuentro de culturas y diversidades, abrazos.

    • Javier Pelaez

      Mira Sergio  los argentinos no descendéis de los españoles.Venís de una civilización que se perdió:la Atlántida…¿Pero cómo va a descender un bonaerense de un extremeño?.

    • Sergio D.

      Interesanes palabras de Jon Sobrino, que su profecía sea palabras de ser profeta para Francisco…
      http://www.periodistadigital.com/religion/america/2013/06/06/jon-sobrino-francisco-recupera-la-profecia

      (y la típica verborrea pamplinera también vino con los barcos desde España, o sea es una herencia, amigo).

    • Javier Pelaez

      Yo sin intentar ofender a nadie.A mi este Papa me parece un pamplinero…Tiene la típica verborrea argentina:la última,”yo no quería ser Papa”…y ¿a quién le importa?.En fin,a ver si pasamos a los hechos porque para pico de oro,se nombraba a Valdano,que habla bastante mejor,y también es argentino…

    • oscar varela

      Hola!
       
      Me parece muy buena la in-quietud de Iñaki diciendo:
      – “Cuando me examino ante este texto, como cristiano privilegiado de nuestro opulento Occidente, se me remueven las entrañas.
      Mi compromiso y lucha adolece de un raquitismo exagerado.
      ¿Será que no hay que leer este tipo de textos al pie de la letra?.
      ……………
      ¿Cómo atopar la encrucijada, sin un mero remitir a “culpas”, no?

      ¡Gracias Iñaki! – Oscar.

    • Iñaki S:S,

      Acaba de caer en mis manos el libro titulado Así en la Tierra, de Marçal Serrat y en su presentación dice cosas como estas:
       
      La parroquia de San Carlos Borromeo de Entrevías ha librado innumerables batallas a favor de los marginados: drogadictos, insumisos, okupas, gitanos, presos y sus familiares, deshauciados, inmigrantes,….
      Enrique de Castro nos muestra otra iglesia, la iglesia de los que no callan, comprometida y solidaria, de fe profunda, que de manera evangélica antepone el ser humano a la ley e incluso a la religión. La demostración palpable de que la fe exige compromiso y lucha.
      Lo contrario del amor no es el odio, sino el miedo. Hay que actuar. Se crea o no en Dios, y dejando a un lado los milagros, es responsabilidad de cada uno intentar que se multipliquen los panes y los peces.
       
      Cuando me examino ante este texto, como cristiano privilegiado de nuestro opulento Occidente, se me remueven las entrañas. Mi compromiso y lucha adolece de un raquitismo exagerado.  ¿Será que no hay que leer este tipo de textos al pie de la letra?.
      Me gustaría una lección práctica del papa Francisco a este respecto. ¿Responderá su innovación al Hay que actuar que reclama la pobre gente?. ¿Se limitará a repetir gestos de pobreza de espírtu, mostrando un cambio aparente para que todo siga igual?. ¿Se atreverá, sin miedo, a  cambiar el rumbo de ese transatlántico majestuoso conocido como El Vaticano?.
       


       

    • pepe blanco

      ¿Qué será lo que hace que una persona diga, toda segura de sí misma: “Diré solo tres palabras“, y a continuación diga 560 (si las he contado bien)?
       
      Yo sí diré solamente tres palabras:
      primera: lo
      segunda: de
      tercera: siempre

    • Antonio Duato

      Gracias, Oscar, por tus comentarios siempre lúcidos y estimulantes. Me dijiste que no eras partidrio de ponerte la etiqueta de “autor”. Pero creo que con estas discretas aportaciones estas escribiendo tu Suma para el siglo XXI. Y me reaseguras en que no es mera beatería seguir analizando el lenguaje llano de vuestro encumbrado pancho.

      Me parece muy positivo que el nombre de Jesús esté en la boca de Francisco más que el de Cristo o Jesucristo, que son los que utilizaba casi exclusivamente su predecesor, al parecer temeroso de que nos hiciéramos más jesuánicos que cristianos. Pero también es peligroso el exceso o la fanatización de proclamar cualquier nombre en las aglomeraciones.

      Es positiva la exhortación a la oración. Acabo de leer un espléndido libro de Johann Metz (Herder), Por una mística de ojos abiertos, que une oración con acción política. Pero temo el solipsismo al que puede llevar creer que la única luz está en el Sagrario. Leí en un comentario de Dalbessio – el 4 de junio – esta frase que a los alumnos de Comillas les recordará al P. Nieto, jesuíta como Bergoglio, del que seguro habrá oído hablar el argentino:

      “Recuerdo que en la ordenación episcopal del obispo de Azul, Mons. Salaberry, también jesuita, en la homilía, refiriéndose a las dificultades, cuando todo parece oscuro, Bergoglio lo exhortaba: “Entonces, aprendé a pelarte las rodillas ante el Sagrario. Él, Jesús, jamás defrauda”.

      Otros en aquella época ya no solo íbamos a visitar a los pobres y pasar horas ante el sagrario sino que aprendíamos a ver-juzgar-actuar. Pero al menos Nieto nos entendía y respetaba. No creo que Bergoglio esté ajeno al análisis crítico de la realidad. Pero puede que le asuste a veces y, en vez de llegar al fondo, se refugie “en el sagrario”. Hay que mirar a Jesús y ejarse mirar por él, pero tener “los ojos abiertos” a la crudeza de la realidad. O, por lo menos, como hacía Nieto en Comillas, respetar a quienes se orientaban por ahí. Espero que Bergoglio, que no es solo director espiritual sino supremo Rector, permita al menos que otros lleven la mística de ojos abiertos más allá que él. El pluralismo y la libertad de opinión fue lo mejor que aportó a la Iglesia Juan XXIII. Y el mínimo que yo espero e Francisco.

    • oscar varela

      Hola!
       
      Leo la presentación de la Redacción Atrio:
      – “¿domina en Francisco la innovación o lo de siempre?

      Respondo: “la Innovación”.

      Lo que está en juego es el “hasta dónde y hasta cuándo?

      Por ahora veo signos positivos. Como quien “perdió el tren de la vida y corre para alcanzarlo”-

      ¡Vamos todavía! – Oscar.

    • oscar varela

      Hola!

      Leo de Papa-Fco.:

      – “Una coherencia de vida que es vivir el cristianismo como un encuentro con Jesús que me lleva a los demás y no como un hecho social.“-

      ¿No resulta extraño -más aun: “hereje”- un pensar el ser cristiano como una realidad medularmente “no-social“y reducirla abstractamente a un individuo ajesusado-orante-testimoniante, pero individuo al fin?
      ……………….

      “El individuo, como tal, es siempre una caricatura:

      por eso los griegos, que tanto sabían de dignidad estética, pusieron en sus tragedias los coros, muchedumbres simbólicas encargadas de prestar resonancia humana y noble a las emociones personales de los protagonistas.

      El individuo se diviniza en la colectividad.

      ¿No es tal el sentido de la humanización de Dios, del verbo haciéndose carne?

      Antes que esto ocurriera sólo parecían estimables algunos individuos geniales: sólo la genialidad moral, intelectual o guerrera de éstos valía; por lo demás, ser hombre o ser piedra era suceso indiferente.

      Pero al encarnarse Dios la categoría del hombre se eleva a un precio insuperable;

      si Dios se hace hombre, hombre es lo más que se puede ser.

      ¿Qué añade a mi riqueza este dije de lo individual por bella orfebrería que lleve, si poseo la infinita herencia democrática de lo general humano?

      De este modo Jesús parece amonestamos suavemente: no te contentes con que sea ancho, alto y profundo tu yo: busca la cuarta dimensión de tu yo, la cual es tu prójimo, el , la comunidad.”-
       
      ……………….

    • oscar varela

      Hola!
       
      En torno a Francisco-Papa, recibo de un amigo:
      – “Ayer leí, no me recuerdo en que diario, que el papa Francisco se refirió a la multiplicación de los panes.

      Recalcó dos ideas :

      1) La necesidad de no despilfarrar :

      El relato evangélico dice que, después de la multiplicación de los panes. Jesús ordenó de recoger los sobrantes.
      Nuestra sociedad de consumo es derrochadora.
      Tenemos que respetar la naturaleza, y administrarla con austeridad.
      Este reproche del papa, desde luego, no se dirige a los negros de África ni a a los indios qom de Formosa; es un reproche a nuestra “civilización” occidental, que algunos dicen “occidental y cristiana”, a pesar de ser capitalista.

      2) Cuando se reparte, hay para todos :
      El relato evangélico dice que los apóstoles propusieron “comprar” pan, pero que Jesús ordenó “repartir” pan; y el relato añade que los apóstoles no entendieron.
      El evangelio contrapone dos sistemas : el sistema del reparto gratis y en sistema de la comercialización.
      El papa Francisco alabó el reparto gratis : cuando se reparte lo que hay, hay para todos.
      ¿Se habrá dado cuenta el papa que, diciendo esto, estaba alabando un sistema socialista de reparto?
      ………….

    Deja un comentario