Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7249 Artículos. - 110598 Comentarios.

Ropa sin remordimientos

Bangladesh

Una campaña de Avaaz

Todos hemos visto esas imágenes escalofriantes de cientos de mujeres inocentes que han muerto quemadas o aplastadas en fábricas mientras producían nuestra ropa. En los próximos días, tenemos una oportunidad de oro para conseguir que las compañías internacionales actúen para que esto no vuelva a suceder.

Las grandes marcas de la moda se abastecen de cientos de factorías y talleres clandestinos (maquilas) en Bangladesh. Dos empresas, incluyendo Calvin Klein, han firmado un ambicioso pacto sobre seguridad de edificios y contra incendios. Otras, lideradas por Wal-Mart, están intentando zafarse de firmar — proponiendo un compromiso más débil que es un simple ejercicio de relaciones públicas. Pero este último incendio ha provocado reuniones de emergencia y una enorme presión a favor del acuerdo más firme que puede salvar miles de vidas.

Las negociaciones terminan en pocos días. H&M y GAP son las dos compañías con más probabilidades de firmar un código más estricto. La mejor manera de forzar el cambio es ir tras sus Directores Ejecutivos. Si un millón de nosotros les hacemos un llamamiento directo a través de esta petición, compartiéndola por Facebook y Twitter, y por medio de anuncios; sus amigos y familiares se terminarán enterando. Les haremos saber que su reputación, y la de sus empresas, están en la cuerda floja. Ellos están forzando a personas a producir nuestra ropa en edificios atrozmente peligrosos — firma para que se conviertan en sitios seguros y reenvía esta campaña a todos tus conocidos.

  • http://www.avaaz.org/es/crushed_to_make_our_clothes_loc/?cRHUsab

El reciente trágico derrumbe se ajusta a un patrón que se repite. Durante los últimos años, incendios y otros desastres se han llevado miles de vidas por delante, dejando a muchos otros incapacitados para poder seguir trabajando. El gobierno de Bangladesh hace la vista gorda ante las terribles condiciones de trabajo, permitiendo que los proveedores reduzcan costes para que el ritmo de producción de ropa, y su precio, se ajusten a las expectativas de las grandes marcas. Estas compañías internacionales dicen que monitorean la situación, pero los trabajadores afirman que no se puede confiar en las auditorías efectuadas por las propias empresas.

El acuerdo de seguridad apoyado por los trabajadores requiere la puesta en marcha de inspecciones independientes, informes públicos acerca de las condiciones de las fábricas, y reparaciones obligatorias. ¡El acuerdo también se aplicaría ante los tribunales del país de origen de las empresas! Aún se desconocen algunos detalles de las compañías compradoras de la fábrica que colapsó recientemente, y no hay pruebas que señalen que H&M o Gap están entre ellas. Sin embargo hay trabajadores en Bangladesh que han perdido la vida en fábricas de H&M y Gap en el pasado, y lograr que se sumen a la iniciativa pondría una tremenda presión al resto de las grandes marcas.

Las empresas están definiendo su postura ahora mismo. Hagamos un llamamiento a los Directores Ejecutivos de H&M y Gap para que se adhieran a un plan de seguridad y lideren el camino para otras compañías. Suma tu nombre a la petición y después comparte este correo con todo el mundo — cuando alcancemos un millón de firmas publicaremos anuncios de prensa que no podrán ser ignorados:

http://www.avaaz.org/es/crushed_to_make_our_clothes_loc/?bRHUsab&v=24744

Una y otra vez, los miembros de Avaaz nos unimos para combatir la avaricia de las empresas y apoyar los derechos humanos. El año pasado ayudamos a que 100 trabajadores indios regresaran sanos y salvos a casa cuando una empresa de Bahréin les impedía marcharse. Actuemos ahora para frenar el mortal deterioro en la seguridad de estas fábricas.

Con esperanza y determinación,

Jamie, Jeremy, Alex, Ari, Diego, Marie, Maria Paz, Ricken y todo el equipo de Avaaz

PD. ¡Muchas campañas de Avaaz son creadas por miembros de nuestra comunidad! Empieza una ahora y consigue cambiar la realidad a nivel local, nacional o global: http://www.avaaz.org/es/petition/start_a_petition/?bgMYedb&v=23917

Más Información:

El número de fallecidos en el derrumbe de Bangladesh supera los 500 (El País):

La ropa barata tiene un costo demasiado alto en Bangladesh (CNN México):

Gap no se suma al programa de seguridad contra incendios de Bangladesh (Maquila Solidarity):

“Los sindicatos de Bangladesh han denunciado a los implicados, también al empresario de aquí” (El Diario.es):

El incendio en fábrica textil de Bangladesh, el sexto en 20 años (ABC):

Un incendio en una fábrica textil de Bangladesh deja al menos 28 muertos (El Mundo):

15 comentarios

  • oscar varela

    Hola Dalbessio!
    Te leo, referido a Heller:
    – “llamar “terrorista” a un periodista-trabajador…hummmm”-

    ¿No te parece que esas “extracciones” de frases que hacés son “terroríficas“?

    La trayectoria de vida personal de Heller y la de la Gente del Partido Solidario ¿justifican tal enfoque?
     
    Sigo ¡yendo todavía! – Oscar.

  • Sergio Dalbessio

    OSCAR, me parece como dijo alguien por aquí que este señor Heller (que me parece fue presidente de Boca,  ¿cómo Macri? verdad?) tendría que dejar quizás “los brevajes”  porque llamar “terrorista” a un periodista-trabajador…hummmm
    -Pero yo le hablaba del miedo a ahorrar en pesos. ¿Cómo convence a la gente de que no la van a morder otra vez?

    -Primero hay que convencer a todos los terroristas como ustedes, que van por los medios poniendo títulos gigantes todos los días con el dólar ilegal y le dicen a la gente que pasarán catástrofes. ¿Cómo querés que la gente no tenga dudas?
    http://www.lanacion.com.ar/1581001-carlos-heller-el-gobierno-necesita-el-blanqueo-para-resolver-cuellos

    Me gusta hilar el pensamiento, atar cabos sueltos, y seguir pensando…los eufemismos a veces tapan aquellos que nos nos animamos a admitir, lo dijo por Heller….un abrazo, Sergio.

  • oscar varela

    Hola Sergio!
     
    1.- Trabajo esclavo: es como vos decís!
     
    2.- Heller y la caída Inmobiliaria: No pude escucharlo en La Red este sábado que pasó. La cosa “financiera” me es hoy muy complicada. Me guío por Heller y su Equipo. Le tengo confianza. No sólo participé en el Partido Solidario, sino desde dentro del Banco Credicoop (Sucursal 24-San Fernando) desde el lóbulo principal de la Cooperativa: la “Comisión de Asociados” en el Área de Educación y Cultura.
    Pienso que lo dicho por Heller está anclado en el problema del Dólar, al que los argentinos estamos acostumbrados… ¡bueno ¿los argentinos, o los que tienen para manejarse en esa moneda extranjera? Entiendo que los esfuerzos van en la dirección de poder modificar la extranjerización mental ¿no? Somos países todavía tiernitos para la voracidad financiera.
     
    Lo de Heller (Programa de E. Aliverti “Marca de radio” – Radio La Red – los sábados de 10 a 13 (Heller va a las 12 hs.) se puede escuchar por Internet) fue este 4/5. Pero no conviene perder el CONTEXTO de lo de Heller.
     
    Si tenés ganas podés leer la Entrevista del 5 de enero sobre América Latina en el Link:
    http://www.partidosolidario.org.ar/noticias/carlos-heller-en-marca-de-radio.html
     
    Abrazo y ¡voy todavía! – Oscar.

  • Sergio Dalbessio

    Tomando con gusto el tiro por “elevación” del amigo Oscar no soy un experto en trabajo esclavo. Pero si es verdad hay comunidades como por ejemplo la boliviana que también somete en talleres y quintas del conurbano a sus propias connacinales a esta esclavitud. El tema de La Salada, lugar que no conozco, se que las ropas se venden a precios muchos menores que en otros lugares, con el siguiente inconveniente: tiene la marca de mercado pero no son, o sea son truchas; la confección también se deduce que es de talleres clandestinos o por lo menos de gente que no paga impuestos y no está registrada en el mercado formal (o sea no tiene obras sociales, jubilación, étc carece de seguridad jurídica, bah en Argentina eso ya es Normal) y lo más triste quizás te acuerdes vos Oscar que el impresentable señor que está a la Secretaria de comercio llevo al kapanga de la salada a vender ropa a Angola. Si pululan por Consitución, Once y Flores estas ferias al amparo de la policía, ministerios y otras yerbas. En este momento tengo que decir que La Alameda ha y esta haciendo mucho. Espero ser claro. Sergio. Oscar ya que erés del palo del señor Heller ¿cómo te han caído sus declaraciones sobre lo bueno que era la caída del mercado inmobiliario? y ¿cómo se compatabilizan esas declaraciones son el nuevo esquema lanzado por el gobierno nacional y popular al cual Heller -alguien me dijo que era comunista, a mi me parece que es cooperativista o bien capitalista- adhiere desde su banca? saludos.

  • Lo que quiero plantear es completamente discutible, y desde luego no es la solución que precisa el problema que se toca en este artículo que lleva por título “Ropa sin remordimientos”. (Si a alguno les parece descabelladamente simplista lo que planteo, ruego disculpas.)
     
    Veamos. Si no siempre nos es posible conocer con detalle de dónde proceden las prendas de ropa con que nos vestimos, ni tampoco nos es posible comprar ropa “limpia o alternativa” en los comercios que hay para ello (es mucho más cara, como la agricultura biológica, como los productos del comercio justo…), una posible solución contribuidora a la solución del gravísimo problema de la explotación de millones de personas en la producción de ropa y de calzado en Asia y América Latina, principalmente (maquilas, etcétera), consistiría en no tener nuestros roperos abarrotados de prendas que, a menudo, ni nos ponemos.
     
    Sí: la sencillez y modestia en el vestir puede que no solucionen de raíz el problema de la explotación de cientos de millones de personas que confeccionan ropa en el Tercer Mundo (todo controlado por multinacionales opresoras), pero puede que contribuyan a hacerla menos espantosa.
     
    Ya lo decía el P. Voillaume: “Reparando en el tipo de calzado que lleva una persona, podemos deducir sus filiaciones y opciones esenciales”. Y antes que ese místico del siglo XX que fue el P. Voillaume, los Padres de la Iglesia: “El abrigo que tienes en tu ropero y que no te pones no te pertenece, es del desnudo”.
     
    Postdata: una chica supersuperficial, de estas que piensan constantemente en pegarse una buena vida, en la pasta, en el sexo y en la efímera y engañosa vida de la fama (es concursante o lo fue de un nefasto programa que se titulada Mujeres, hombres y viceversa), recientemente ha reconocido que le paga poco sueldo Telecinco por realizar el detestable programa citado, pues ella se gasta todos los meses 600 euros en ropa.
     
    Al leer ese dato no pude sino pensar en los cientos de muertos de la fábrica de confección de ropa en Bangladesh. Descansen en la paz que sin duda la mayoría de ellos y ellas no conoció en este cada vez más despiadado mundo.

  • Rodrigo Olvera

    Hola Oscar
     
    Una definición amplia de trabajo es la de toda actividad o esfuerzo. No necesariamente manual o física, sino también intelectual, creativa o espiritual. Así, hay mucho trabajo no reconocido al hablar de temas laborales. El más denunciado gracias al feminismo es el trabajo no remunerado de las mujeres en el cuidado de la familia y el hogar. Es mucho trabajo, pero no es reconocido como trabajo.
     
    Una definición sociológica y legal de trabajo es la de la actividad subordinada a cambio de una remuneración o salario.  Es decir, la persona no es dueña de su actividad, sino que la alquila a otra persona. Es lo que Marx describe como la venta de la propia fuerza al capitalista o patrón.  Todas las leyes laborales están organizadas a regular esa venta de fuerza productiva.
     
    La definición de trabajo quedó mucho tiempo anclada al trabajo OBRERO (fabril, segundo sector de la economía), invisibilizando el trabajo JORNALERO (agrícola y pecuario, primer sector de la economía). Y se nos “desarma” cuando el trabajo en el sector terciario de la economía (servicios) adquiere mayoría en el peso de ciertas economías. Mucho más se nos vuelve obsoleto con el ahora llamado cuarto sector. Pero lo que queda obsoleto es el concepto de trabajo, o de personas trabajadoras, anclado en el trabajo obrero. No queda obsoleto el concepto de trabajo (liberado del anclaje fabril) y personas trabajadoras, como actividad subordinada a cambio de una remuneración.
     
    Es el tema de la venta de fuerza productiva, independientemente del sector económico en que ocurra.
     
    Y mi apuesta es a la desaparición del trabajo en sentido restringido como trabajo subordinado, para manetener un trabajo en sentido amplio y no subordinado. Una salida fue el estatismo. Pero no es mi apuesta. Mi apuesta va más por una organización social de la producción de tipo cooperativista.  Y mientras ello ocurra, por supuesto que habrá que seguir defendiendo los derechos humanos de las personas trabajadoras en trabajos subordinados.
     
    Por cierto: toda la fuerza y solidaridad a la movilización de mañana en defensa de la educación y la sanidad públicas en España

  • oscar varela

    Hola rodrigo o.

    Te leo: -“trabajo subordinado

    Comentá un poco qué es eso y que rango tiene en lo social y jurídico.

    Gracias! – Oscar.

  • mª pilar

    ¡Cierto Pepe B.!

    Siempre sucede así, levantamos la voz, nos rasgamos las vestiduras ¡¡¡siempre!!! con el tema del aborto.
     

    ¿Cuántos mueren y viven de forma cruel, porque algunos/as “caras duras” explotan para engordar sus bolsillos sin importarles lo más mínimo la suerte de los ¡¡¡ya!!! vivos?
     

    En España existe Intermón Osfam, que lucha también denodadamente por defender el trabajo con justa remuneración y en condiciones legales, como toda persona tiene derecho.
     

    Tiene tiendas en toda España donde venden los productos que ellos mismos acompañan para que se cumplas las condiciones de un comercio justo.
     

    Tiene campañas muy interesantes y tienen un representante que levanta la voz en la defensa de los pueblos explotados ante la ONU.

    mª pilar

  • Rodrigo Olvera

    Muy bien en combatir el trabajo esclavo. Sería bueno combatir igualmente el trabajo subordinado. Y no hablo de estatismo; que hay otras formas de organización social de la producción.

  • Antonio Vicedo

    Despojémonos de hipocresias y afrontemos teórica y prácticamente la verdadera realidad de las relciones laborales entre quienes con su trabajo, en sentido amplio y personalista, producen rentabilidad material o de servicios y quienes, por ausencia de Justicia Distributiva, se quedan con la parte del león y dejan a las hormigas su parte sacando, de cuando en cuando, la monstruosidad de su instinto de oso hormiguero y  extienden su tamposa lengua y se zampan a las hacendosas hormigas.

    Porque hablar de esclavitud nos ofrece un abanico de realidades todas ellas esclavizantes, si por esclav*s entendemos personas utilizadas como instrumento o medio de rentabilidad expoliable, ya que, no se les reconoce la condición de sujetos,
    libres y responsables, ni en cuanto a sus derechos personales, ni a los de participación acorde con la dignidad del trabajo productivo, participante de la misma dignidad personal de la que es expresión activa.

    Sentado esto como premisa,  podemos hablar después de grados de explotación esclavista hasta niveles en los que no se respeta ni la misma supervivencia de l*s esclav*s, sobre todo en circunstancias de máximo afán de expolio, o de incapacidad para la rentabilidad.

    La esclavitud empieza en la desconsideración de la igualdad universal de las personas, en tanto sujetos libres y responsables, y termina con el expolio, no solo de la rentabilidad personal, que también la llamamos plusvalía, sino de las características propias de la misma vida  personal  y, aún de su misma existencia física.

    La personalidad no admite, por su naturaleza, ningún tipo de señorío de poder sobre ella, pues ello la reduciría a la condición de medio o instrumento, situación que supone una auténtica y profunda prostitución del propio ser.

    Urgente y positivo es el que analicemos  exhaustivamente la cultura dominante del sistema en el que está estructurada la Humanidad, desde las familias hasta la ONU, para poner en evidencia que, el no reconocimiento de la igualdad y dignidad de las personas y de sus actividades personales racionales o laborales, es el caldo de cultivo o causa irrefutable de la esclavitud, y de la ausencia de verdadera Justicia Distributiva, probada en el falso concepto del Derecho a la Propiedad privada, más allá de lo que las personas necesitamos para poder vivir la vida personal.

    Y esto nos lleva a la consideración concluyente de que el modo de vida humano, solo es realmente posible, si lo consideramos globalizado, desde una holgada pobreza, que no nos permita caer en la miseria, ni encumbrarnos en la antítesis vital  opulenta.

    ¿No queda concretada esta exigencia en ese NUESTRO>NOSOTR*S  que Jesús unió a PADRE para cuando queramos dirigirnos a Él reconociendo nuestra condición de HERMAN*S , y poder disfrutar de los verdaderos, reales y fundamentales DERECHOS HUMANOS?

  • oscar varela

    Hola Sergio!

    Hay una Feria que conocerás,llamada “La Saladita”, que está en el Puente La Noria junto al Riachuelo y Gral. Paz. Hacia la capital está el Autódromo y hacia la Provincia está el “Camino Negro”.

    En esta Feria se venden las Ropas de primerísima Marca (“Mimito”, etc.) a precios de menos del 50 % de cualquier Tienda de la Capital.

    Por “el Bajo-Flores” hay desde hace muchísimo tiempo, zonas en las que nadie puede entrar (ni la Policía). Allí hay Colonias de Bolivianos que explotan a sus pares. También está el “Barrio Chino” … etc. etc.

    Vos podrás recabar más Info. y comentarla, si te pareciera.

    Al mismo tiempo me pregunto: ¿Qué hacemos con saberla?
    Bueno, tal vez el solo hecho de difundirla nos compromete un poquito más y también “despierta” a quienes no tenían esa Info.

    Creo que tu Blog busca eso ¿no?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Sergio Dalbessio

    Detectan trabajo infantil y empleo ilegal en el monte salteñoNACIONALES – SOCIEDAD
    Los dueños de un establecimiento rural en Salta fueron denunciados ante la Justicia por la Afip, que a través de una inspección detectó explotación infantil, reducción a la servidumbre y trata de personas.
    Es la misma noticia que puso Oscar de Argenpress (dónde esta más detallada) lo llamativo es que yo la leí en un diario conservador de la Provincia de Córdoba, esto es para los hermanos argentinos que a veces creen que los mensajes están en un solo lugar. Llamativo, una pequeño aporte que nos debe dejar de apuntar a lo ESENCIAL….EL TRABAJO ESCLAVISTA TIENE QUE TERMINARSE…
     

  • oscar varela

    Argentina: La AFIP detectó trabajo esclavo en el monte salteño
    Por: PRIMERA FUENTE
    http://www.argenpress.info/2013/05/argentina-la-afip-detecto-trabajo.html

  • pepe blanco

    Aborto: 180 comentarios (y los que vengan)
    Ropa asesina: 1 comentario (de momento)
    (¿Será porque abortar, abortar, abortan pocas personas, pero la ropa asesina, quien más, quien menos, la compramos todos?)

  • Sergio Dalbessio

    Una dolorosa y triste realidad del mundo subdesarraollado (concepto antiguo, pero “desgraciadamente” vigente). Aquí en Argentina no estamos exceptuados de dichas prácticas esclavistas, muchas ropas de primera marca utlizan como mano de obra a personas que vienen de países límitrofes -Bolivia, Paraguay- con verdaderas condiciones de trabajo esclavista. Por lo menos hay algunas instituciones como LA ALAMEDA  http://www.fundacionalameda.org y con la ayuda de algún sindicato que están denunciando dicha forma de inhumano- trabajo ¿se podrá decir trabajo a esas condiciones? y fiscales y jueces van actuando, rescatando a las personas que viven, duermen, comen y “trabajan” en esos lugares cerrados sin posibilidades de salida. La denuncia es un elemento PROFÉTICO importante y necesario, y después crear condiciones laborales dignas.

Deja un comentario