Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4786 Artículos. - 76746 Comentarios.

La raíces religiosas de la futura África Unida

HonorioEl escritor camerunés Jean-Paul Pougala, director del Instituto de estudios geoestratégicos y profesor de Sociología en la Universidad de la Diplomacia de Ginebra, ha intentado aplicar a África la reivindicación del Papa Juan Pablo II, que pretendía que se aceptase el cristianismo como una señal de identidad de Europa. El busca una religión que cumpla ese mismo papel para África, y que no es ni el cristianismo ni el islamismo, que han entrado en África con violencia, sino la religión originaria de los africanos, el culto a sus antepasados.

Laopold Sedar Senghor ridiculiza y anatematiza el sentido de la solidaridad y generosidad africana, que hace de todos los africanos una familia, más allá de los lazos de consanguinidad de la familia tal como la concebimos los europeos. La solidaridad, la fraternidad, se convierten así para Sedar Senghor en una ilusión, una utopía, una abstracción. Solo cuenta el individualismo y egoísmo feroz que preconiza la civilización importada de Europa.
África ha sido traicionada por muchos de sus intelectuales, a la cabeza de todos ellos Sedar Senghor, católico, académico de la Academia francesa, Primer presidente de Senegal puesto por los colonizadores franceses. A la manera de Sedar Senghor, la mayoría de los intelectuales africanos pusieron todo su saber y su empeño en perennizar la perpetuidad del régimen colonial en África.

Senghor intenta separar al Dios cristiano de los antepasados, que son la única divinidad de su cultura ancestral, y así, al quitarles a sus dioses, deja a los africanos huérfanos, les roba su identidad, terminan por no saber en qué se han convertido. Esta operación convierte a los intelectuales de estilo de Sanghor en traidores, “negros buenos”, soporte colonial y subprefectos de Francia. Según Pougala, Senghor tuvo algo que ver en la eliminación y asesinato de todos los intelectuales que en su época no se plegaron a este trabajo.

Pougala recoge aquí su versión de la religión tal como se concibe en Japón. Temerosos de ser absorbidos por la cultura china y el confucianismo chino, hacia el siglo VI los japoneses promocionaron el mismo estilo de la religiosidad africana, el culto a los antepasados. Y luego, frente a los europeos, la convirtieron en religión del estado, e hicieron del monte Fuji su monte sagrado, en 1868. Veían en ello la única manera de preservar la identidad nacional de Japón.

La religión ancestral africana, “la primera religión de la humanidad, puesto que Africa es la cuna de la humanidad” es la religión de la paz, el diálogo y el perdón. Mientras que el Islam y el Cristianismo han sido introducidos en África por la violencia, la religión africana ha sido llevada por los hijos de África a todo el mundo sin violencia, sin proselitismo. Perseguidos y masacrados por los europeos y otros colonizadores, los africanos han respondido siempre con el perdón y la paz.

Hoy, África, para superar el terrorismo cristiano y musulmán, deberá evitar cualquier caricatura de su religión original, y adaptarla a la cultura moderna. Y este es el trabajo de sus intelectuales. Por poner un ejemplo, ante el fenómeno del urbanismo que hace desaparecer las aldeas, cada ciudad debería dedicar un parque al culto a los antepasados, en sustitución del bosque donde cada aldea rural acudía a venerar a sus antepasados.

Sin esa vuelta a su religión ancestral, África se convertirá cada vez más en una manada de lobos o en una bandada de buitres, a imagen y semejanza de la Europa colonizadora.

La vuelta a sus orígenes permitirá a África superar
1) el fatalismo que considera el trabajo como una maldición;

2) el individualismo que a estilo cristiano considera la pobreza como una bendición.

3) La falta de patriotismo de los europeos, que están destruyendo el estado en aras del egoísmo más rabioso.

“Somos lo que es nuestra familia, nuestro país, nuestro continente. Si ellos son pobres, si ellos son sin papeles, todos nosotros lo somos también. Si traicionamos a nuestros antepasados, seremos capaces de cometer cualquier otra traición” asegura Pougala criticando así a los que hacen la pelota a los europeos, se convierten a religiones venidas de fuera, etc.

Pougala da por seguro que pronto África será un continente respeto en el concierto de las naciones más poderosas. “Pronto seremos de los que cuentan en el mundo. Lo seremos con nuestra propia identidad, o como simios de los otros? ¿Serán las lenguas africanas parte de nuestro orgullo y de nuestra identidad? Y sobre todo, ¿puede haber una África orgullosa de sí misma y respetada sin su propia religión?”

9 comentarios

  • h.cadarso

    María Antonio, Román: Nos estamos quedando solos con nuestra Cuba y nuestra iglesia soñada…Pero para mí vuestras aportaciones son como un bálsamo y una brisa que viene del mar.  Muchas gracias…
    Creo que Cuba, más en concreto, Fidel y el arzobispo Oves representan en la historia de la iglesia el esfuerzo más serio y más de hechos reales por abordar el desarme primero y luego el diálogo y acercamiento de posturas mediante la autocrítica de los unos y los otros, del uno y del otro. El marxismo-leninismo en su realización concreta se pasó de la raya y falseó las tesis de Marx al adoptar una postura militante contra Dios en lugar del más absoluto silencio y de dejar a Dios al margen de nuestros problemas y de nuestras responsabilidades sobre el mundo. Tal vez el pastor evangélico Dietrich Bonhleffer, que dijo aquello de que “hay que vivir como si Dios no existiese” le habría servido enormemente a Marx y al marxismoleninismo, y al cristianismo de todas las confesiones. Y los católicos nos pasamos de la raya al empeñarse en que Dios Todopoderoso   (léase el Papa de Roma, los obispos, los…!son tantos los que quieren suplantar a Dios!)  le disputase a Fidel el mando sobre la isla de Cuba. Yo creo que tanto Oves como Fidel estuvieron de acuerdo desde el principio en esta autocrítica. Lo que pasa es que la necesidad acuciaba, y Fidel no tenía más remedio que aceptar las condiciones que le ponía el bloque soviético para mandarle ayuda…digo yo.
    Este planteamiento de respeto mutuo, de mutua aceptación y comprensión, es necesario también aplicarlo a la coexistencia y el diálogo con las religiones y cosmovisiones de origen africano.
    Curioso el dato que revelas, María Antonia, de que no hay sacerdotes seculares de origen africano, morenos, que todos son blancos. Con lo que ha hecho por el mestizaje y la convivencia vuestro gran poeta Nicolás Guillén, uno de mis poetas preferidos, da pena que todavía las cosas estén así.

  • Mª Antonia

    Las observaciones de Honorio son correctas. Hace algunos años que vivo en La Habana y veo que la iglesia católica cubana sigue rígidamente todo lo que llega de Roma. Todo lo que se reflexionó en el ENEC, aún con sus limitaciones, fue un momento de apertura, pero todo eso se ha diluído y practicamente no queda nada.
    Los jóvenes católicos no conocen el Vaticano II y le tienen miedo a la teología de la liberación. En este año de la fe lo que se estudia en las parroquias es el catecismo de la IC, porque así lo ha programado Benedicto XVI.
     
    Por lo que respecta a la religiosidad africana hay mucha preocupación por el auge que está teniendo y se busca contrarrestarla. Entre los sacerdotes diocesanos no hay negros, sólo entre los sacerdotes que pertenecen a  Congregaciones religiosas los hay.
    Lo curioso es que, tanto la santería como otras religiones afrocubanas, han copiado muchos ritos, costumbres, imágenes…
    de la iglesia catolica. Es un sincretismo muy particular, que no gusta para nada a la jerarquía católica cubana y que viene considerado como algo que  los “buenos” católicos tienen que rechazar.  Creo que eso es un esfuerzo inútil, porque prácticamente la población cubana en su totalidad tiene una raíz africana, de santería, o animista, que no se puede, ni se debe, erradicar.
    Concuerdo totalmente con la última parte del comentario de Honorio, este diálogo iglesia católica cubana y religiosidad africana es un banco de prueba muy importante para crecer en el respeto mutuo.
     

  • roman diaz ayala

     
    Honorio,
    tus observaciones me han dejado algo preocupado.
    Si resulta cierto, tal cual lo observas, la presencia de un aire de superioridad en las preocupaciones pastorales de los católicos/as cubanos según deduces del  documento del Enec,
    lo mismo significa que yo participo de lo mismo, dado que no lo había notado.
    Me examino.
    Colateralmente, el asunto de las culturas, y de los choques inevitables siempre han sido objeto de mi atención, las culturas que forjan un sentimiento de nacionalidad o sentimiento patrio, las culturas que adquieren un complejo de inferioridad cuando por diversas razones, y no siempre las mismas conviven con otras más fuertes, la cultura como mecanismo de defensa en los grupos marginales o que sufren algún tipo de opresión – exclusión social.
    Y el asunto de las religiones. Son por un lado un valioso elemento cultural – son los componentes de una cultura, y por otro lado son las expresiones del espíritu humano que encuentran en las culturas sus cauces de expresión, ¿Son equivalentes? ¿Hasta dónde podemos hacer diferenciación, sin hacer de ello unaabstracción, como solemos hacer quienes vivimos inmersos en la civilización europea-occidental?
    Cuando la cultura y/o sus manifestaciones actúan de freno para el progreso humano, en este proceso de humanización en el que estamos inmersos todos/as a escala planetaria, ¿En nombre de qué derecho – qué ética- cuál escala de valores, deberemos intervenir?
    Así, ls cultura del trabajo en China, donde su raiz civilizatoria es una filosofía que en occidente pasa por religión, cuando su auténtica religión es animista con el culto a sus antepasados, y su visión del cielo
    Así, muchas regiones de África, donde en un mosaico de etnias, se considera que a las mujeres les corresponde parir hijos y realizar el trabajo productivo, porque los hombres tienen otras funciones más importantes.
    El sentido de valor de una mujer, si convenientemente ha sufrido la ablasión del clítoris, para poder ser honrada y considerada dentro de la comunidad.
    Y así….
    Luego viene el tema del Evangelio, la buena noticia de salvación del cristianismo, que lógicamente no pertenece a ninguna cultura ¿Porque la trasciende a  todas? ¿Porque es un elemento distinto, ni superior, ni inferior, pero que contiene otra substancia que no es abarcable por ninguna cultura determinada?
    Quien defiende y misiona el Evangelio, ¿Puede sentirse superior en virtud de una cultura? ¿No es eso una impostura?Si hay algo de superior, ?lo es en virtud del mensaje, o del valor superior del mensajero?
    Para poder contestar a todas esas preguntas, deberemos establecer previamente premisas muy claras.
    Y yo, la verdad, me siento descolocado por tu observación
    ¿Puedes echarme una mano?
    román

  • h.cadarso

      Amigo Román: Gracias por su información. He leído con mucho interés el documento de ENEC. De Medellín a Puebla, con la llegada de Juan Pablo II, las iglesias latinoamericanas derivan a posicionamientos que se van alejando un tanto de la teología de la liberación, y algo de ese alejamiento se nota en los documentos de ENEC.
      Entiendo que la figura de Monseñor Oves, arzobispo de la Habana al que conocí como estudiante en Comillas, ha sido definitiva en el acercamiento de la iglesia y el castrismo, y al mismo tiempo, con la llegada de Juan Pablo II y el frenazo a la teología de la liberación, fue la causa de su desaparición (?) del arzobispado de La Habana y de la escena de la vida cubana. Aunque quizá más que de desaparición podría hablarse de defenestración…Creo que fue una pena y un error, pero la historia no tiene marcha atrás…
      En todo caso, el tono de ENEC, a mi entender, marca un cierto complejo de superioridad y de proselitismo dee la iglesia católica cubana frente a la religiosidad africana que subsiste en Cuba. Como si la estrategia fuese de erradicar esta expresión religiosa en beneficio de la fe católica… Como si el dejar los ritos y creencias africanas por la religión católica significase ser “un buen negro”, en la expresión de Jean-Paul Pougala…
      Tengo para mí que la experiencia cubana de encuentro entre iglesia y sociedad socialista, entre cristianismo y religiones africanas, es el banco de pruebas más importante que tenemos, y podría ser la punta de lanza de ese encuentro definitivo en el respeto mutuo y la convivencia de los unos y de los otros.
      Pero habría mucho que hablar de todo esto…

  • Iñaki S:S,

    Buena lección, amigo Honorio. Ojalá!, antes de Agosto, una vez vuelva Pepe S. de su viaje a Suecia, volvamos a coincidir en Casa Mentxu o en cualquier rincón del duranguesado.
     
    Vamos a ver si he entendido bien. El culto a los antepasados es la religión originaria de los africanos. Quienes no han sido contaminados por el cristianismo y el islamismo, siguen siendo fieles al sentido de la solidaridad y generosidad africana. Esto hace de todos los africanos una familia, mas allá de los lazos de consanguinidad.
     
    Siendo esto así, me parece lógico algo que intuitivamente siempre he creido y nadie me lo ha rebatido:  La opulenta Europa no es mas FELIZ que la explotada Africa. Desde la perspectiva de la felicidad que tanto me obsesiona, (verdad querida Ana R.¿?), estaría bien que estaEuropa triste, zarandeada por una crisis económica que amenaza su avaro TENER, prestara un poquito mas de atención a estas lecciones africanas.  Cuando SER solidarios y generosos pone la felicidad en nuestras manos, una felicidad mas profunda y sin riesgos que la proporcionada por el TENER dinero y poder, ¿qué mas podemos pedir?. Europa sería un paraíso mas feliz si se mostrara mas solidaria y generosa con los africanos.  A cambio de su ayuda inmaterial, ofrezcámosles los medios para alcanzar los mínimos de bienestar social exigidos por su condición de seres humanos.

    “Siempre que la tristeza me invade es porque he vuelto a mirarme, a pensar en mi, a replegarme dn mi propio yo…..”. ¡Ya vale de mirarnos tanto al ombligo!.

  • Carmen (Almendralejo)

    No solo está pasando en África… Las sectas y mezclas de religiones con estos gurús están haciendo mucho daño a toda Latinoamérica y vienen para España. EEUU tiene sus Cienciologia

  • roman diaz ayala

    h. cadarso,
    la información que yo tuve del Encuentro Eclesial Nacional Cubano, que terminó a principio de 1986, la recibía yo de manos de un hermano mío quien estuvo participando en ello.
    Me suministró al final el Documento, una Biblia Pastoral Latinoamericana  que incluía una guía para el estudio de todo su contenido que fuese de utilidad para quienes se dedicasen a la pastoral o la evangelización. Yo me empapé de ella.
    Ayer, urgando en la red, veo que hay mucho sobre el ENEC, y alguien ha subido en PDF el Documento final ( 169 páginas)
    En cuanto al África Subsahariana, yo también participo de tu visión tan preocupada ante la gravedad y la urgencia de los problemas.Allí están casitodas las naciones más pobres y atrasadas de laa tierra en términos del PIB, o cualquier otro baremo que se utilice.
    Pero dos cosas me hacen dulcificar la visión.
    La primera es providencialista. Considero que el Reino de Dios, tiene a Cristo por Rey, lo cual es para mí lo mismo que decir que tiene el control, una soberanía que hará triunfar los planes de Dios, aunque respete la autonomía y la libertad humana hasta límites que a nosotros a veces se nos haga insoportables.
    La segunda, es porque yo hago diferenciación entre la opresión económica y la injusticia aplicada de forma inmisericorde hacia losmás débiles y en desventaja, y la gran riqueza “cultural y universalista” que encierra la negritud. Nací y me crié en Cuba, durante mis primeros  años de vida. Entiendo el elemento africano desde otra óptica que no se conoce en España.
    Los prejuicios europeos son tan fuertes y arraigados, que recuerdo con estupor mi lectura sobre la obra de Carlos de Faulcault, cómo amaba y manifestaba su dedicación a sus queridos tuaregs, mientras emitia y manifestaba los prejuicios más degradantes hacia los subsaharianos que vivían entre ellos. Ahora lo quieren hacer santo.
     
    roman

  • h.cadarso

      Amigo Román: Me gustaría conocer más a fondo ese esfuerzo de la iglesia cubana por situarse corectamente ante la sociedad en la cual está encuadrada. ¿Puedes ponernos aquí dónde encontrar esos documentos de los que hablas?
      En todo caso, se me ocurre que intentas quitar hierro al drama-tragedia de los africanos SUBSAHARIANOS de los que habla Pougala. Yo pienso que los norteafricanos tienen más de mediterráneos que de africano, tanto por su historia como por su físico y su mentalidad.
      No me cuadra pensar que el continente africano subsahariano es un mestizaje, un cruce y encuentro de culturas y etnias, no: el Africa subsahariana es un área geográfica cruel y criminalmente maltratada, explotada y masacrada por una ocupación militar y capitalista feroz, está muy lejos de haber conseguido ese mínimo de respeto que el Occidente concede a Asia y a los otros continentes, es el vertedero de Occidente, la cloaca, la reserva de todo…
      No me parece tan fácil como tú lo ves esa fusión o encuentro de la religiosidad africana ancestral, la de la frqaternidad universal y la no violencia, con los modos y maneras de las religiones que han llegado a Africa desde el exterior. Ojalá fuese verdad….

  • roman diaz ayala

     
    Africa es algo más que África.
    Podemos hablar de varias Áfricas
    Existe un África musulmana que antes, muchos siglos atrás, era cristiana y un Áfica muy al sur que es hoy una sociedad mixta con todos sus problemas.
     
    …Y existe  la negritud que trasciende al continente, y fue viajera en naves de esclavistas para ser transplantada en nuestra América de norte a sur, con gran incidencia en el Caribe
    Una negritud que a golpe de remos y naufragios de pateras han convergido y si Dios lo permite, por el bien de todos, hará de nuestra Europa también una sociedad mixta con gentes del sur, del este y de más allá.Entonces el universalismo europea será una realidad viva y no meras categorías filosóficas.
    En muchas cosas la Iglesia Cubana podrá ser un ejemplo para el Catolicismo Español, tan falto de referentes.
    Cuba es una sociedad española, que convive con una masa inmigrante (a la fuerza) de negros africanos, y todos han creado una sociedad nueva, que ya no es España, pero que tampoco es europea, es “afrocubana”, y universalista.
    La Iglesia cubana vivió una fe durante varios años en una situación casi clandestina, hasta que Fidel “descubrió” el hecho religioso”, como elemento de la personalidad humana. Y desde entonces lo amparó, con las  limitaciones propias de las anteriores bases establecidas en la constitución de su régimen.( Fidel y la Religion – Conversaciones con Frei Betto)
    La Iglesia Cubana se había hecho más humilde, si cabe, sin nada que ver con la Iglesia Española del tiempo de la colonia, ni la que vino después
    La Iglesia Cubana hizo una reflexión muy profunda en el Encuentro Nacional  Eclesial Cubano que culminó en 1986
    Son significativos los capítulos dedicados a Fe y Sociedad y a Fe y Cultura y sus reflexiones de la inculturación del Evangelio en aquella sociedad. También su idea de misión sorteando los obstáculos deun ateismo estructural de una nueva sociedad muy secularizada y de una religiosidad popular sincrética, donde  el elemento afro hace bandera cultural de sus prácticas de la santería y el espiritismo.
    total, que África no nos queda tan lejana a los españoles.
    román

Deja un comentario