Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4951 Artículos. - 79504 Comentarios.

Señales preocupantes nos llegan del papa Francisco

antonioEn ATRIO, en general, se le ha dado una buena acogida al papa Francisco y a los primeros gestos que ha ido haciendo. Aunque parezcan pequeños (desde los zapatos hasta a no haberse ido a vivir a los apartamentos pontificios) demuestran voluntad de cambio y sensibilidad de proximidad a la gente normal. Pero empiezan a venir del Vaticano otros síntomas preocupantes que ya han sido recogidos por algunos comentaristas en otros hilos de ATRIO. Desde mi primera manifestación de sorpresa y esperanza de hace un mes, ya anunciaba que quedaría abierto a la crítica. Estoy pensando proponer pronto a discusión un plan mínimo de reformas progresivas a partir de lo que Zizola proponía en 2005 para quien tuviera que suceder a Wojtyla, en libro que también ha sido citado en un hilo.

Pero hoy lunes  el jefe del gobierno español será recibido ya por el papa Francisco en audiencia especial –parece que programada antes de la dimisión de Benedicto XVI– . ¿Estará a la altura de lo que está psufriendo el pobre pueblo español y de la manipulación de los temas religiosos que este gobierno sigue haciendo para congraciarse con la jerarquía? Lo que diga y los silencios pueden ser señales que digan mucho.

Entretanto veamos otras dos señales que, como digo, han sido ya muy criticadas en un hilo anterior de ATRIO.

Hace unos días murió la máxima responsable del auge del neoliberalismo económico en Europa y en el mundo que ha provocado tantas víctimas, no sólo en el Reino Unido y en las Malvinas sino en todo el mundo. Nunca la muerte de un gobernante había provocado tan duras críticas en su país como en el caso de Margaret Thatcher. Véase este artículo del cantante Morrisey que traduce Piensachile: Fue un terror sin pizca de humanidad.

¿Es tolerable poner en boca del papa, para postres argentino, este juicio que seguramente no salió del papa sino de la oficina del card. Bertone? Sea lo que sea, este telegrama responsabiliza y alínea plenamente al obispo de Roma con los victimarios de los pobres, sin posibles excusas mientras no se rectifique:

TELEGRAMA POR LA MUERTE DE LA BARONESA MARGARET THATCHER

Ciudad del Vaticano, 9 abril 2013 (VIS).-El cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado, ha enviado en nombre del Santo Padre un telegrama al Primer Ministro de Reino Unido, David Cameron, con motivo del fallecimiento, ayer a los 87 años de la baronesa Margaret Thatcher, que gobernó de 1979 a 1990. Este es el texto del telegrama:

“Su Santidad, el Papa Francisco ha recibido con pena la noticia de la muerte de la baronesa Margaret Thatcher, de la que recuerda con aprecio los valores cristianos que sostuvieron su empeño en el servicio público y en la promoción de la libertad entre el concierto de las naciones. El Santo Padre confía su alma a la misericordia de Dios y asegura a su familia y al pueblo británico que los tendrá presentes en sus oraciones, mientras invoca para aquellos por cuya vida pasó abundantes bendiciones divinas”.

Otra decisión ha sido la anunciada creación de una comisión de cardenales para asesorarle en la cuestión de la reforma de la Curia. No me parece mal su nombramiento como cauce para recoger aspiraciones de todo el mundo ni el tiempo marcado para la primera reunión, si entretanto se hace un buen trabajo de recogida de desiderata y un estudio por expertos de una posible organización con más descentralización y transparencia.

Tampoco me parece mal la distribución geográfica de los elegidos:

  • un solo italiano y único representante de la actual Curia. Alguien ve una señal de que Bertello podría ser el próximo Secretario de Estado, decisión trascendental ésta que no puede retrasarse mucho, para deshacerse ya de le presión de Bertone
  • uno por cada uno de los continentes, contando América como tres (Norte, Centro y Sur).

El problema surge en la elección de las personas concretas y de sus antecedente. Y, en concreto, respecto a estos dos más conocidos por los habituales de ATRIO:

  • el cardenal Errázuriz, emérito de Santiago de Chile. Se le ha culpado de tapar demasiado tiempo a curas pederastas, sobre todo en el escandaloso caso de Fernando Karadima en cuya trama se mezclaban asuntos de dinero y poder, caso muy parecido a lo de Maciel pero más centrado un Chile. Errázuriz, según lagunas versiones, lo habría encubierto. También se le ha acusado de manipular las conclusiones de Aparecida en 2007. En Atrio se habló mucho de ello, dando plenamente la palabra a Eduardo de la Serna que es quien lo descubrió: Se aclara a medias lo de Aparecida. Efectivamente se quiso maquillar el texto para que lo que se decía sobre las comunidades de base incluyera sus errores antiguos y la aplicación de lo que ahora decían los obispos al nuevo estilo de los kikos. Quien quiera ver esa “operación estética” vea está página hecha por ATRIO para mostrar los cambios. Pero, no por buenismo, yo pienso: en ambos casos –y está probado en el segundo– tal vez Errazuriz fue víctima del modo de hacer e intervenir la Curia de Roma, manejando incluso a los cardenales de periferia. Tal vez Francisco conozca más a fondo estos casos y vea en Errázuriz una persona decidida a cortar con eso.
  • el card. Maradiaga, de Honduras, es más conocido por su apoyo al golpe que destituyó al presidente constitucional. Tenía un gran prestigio y eso lo desautorizó mucho. Pero me consta que como Presidente Internacional de Caritas le han dado muchos bofetones desde la Curia de Roma, desautorizando algunas de sus directrices y vetando a la Secretaria General que él proponía. Es posible que tenga muchas quejas también de la forma como las congregaciones romanas y las nunciaturas, apoyándose siempre en “los deseos del papa” e imponiendo reserva, le hayan estado siempre presionando a quien destacaba como hombre con preocupación social. No sé. El resultado sigue por verse. Y nosotros seguiremos al acecho de todas las actuaciones futuras de los nuevos hombres del Vaticano…

Vuestras informaciones y comentarios serán bienvenidos.

88 comentarios

  • oscar varela

    Honduras: El papa Francisco nombra a cuestionado cardenal hondureño como coordinador del grupo que lo asesorará en reformas
    Por: Giorgio Trucchi (LINYM – TERCERA INFORMACIÓN)
    http://www.argenpress.info/2013/04/honduras-el-papa-francisco-nombra.html

  • pepe blanco

    Hola Javier Renobales,
     
    Me preguntabas ayer por mi margarita. Te cuento. A mi margarita siempre le quedará al menos un triste pétalo portador de una información desconocida (¿un”sí”?, ¿un “no”?).
     
    Dicho lo cual, te comento que estoy empezando a echar de menos a Benedicto XVI. Con eso, está todo dicho. Al menos, con Venenito, era frecuente que tuviera algo sugerente en la cabeza (por fuera o por dentro de ella; por encima o por debajo del cráneo). Lo más sugerente que le conozco a Francisco es lo de las “periferias existenciales”. Pero dicho e interpretado por él, ese hallazgo lingüístico pierde todo su potencial evocador y no pasa de ser un esnobismo. El snobismo con el que arranca su reinado, como el de Benedicto empezó con aquel otro de “la dictadura del relativismo”.
     
    Creo que Francisco no será el papa que lleve (o sea, que traiga) la iglesia al siglo XXI.
     
    En la Arquitectura el XIX se pusieron de moda los “neos”: el neorrománico, el neogótico, el neobizantinismo, etc., etc. Podríamos contar muchas cosas sobre los neos, pero creo que un eficaz resumen de una arquitectura neo es decir que es una copia sin alma -sin vida- del pasado.
     
    Digo esto porque es justamente la sensación que me da Francisco, la de ser un neo. Su hilo conductor parece el neofranciscanismo. Como en muchos neos decimonónicos, también el suyo tiene un aire de eclécticismo, con sus puntitos neoignacianos o neoniceanos. En fin, un neo.
     
    Un cordial saludo.

  • Javier Renobales Scheifler

    ¡Esperanza! ¡Por fín Esperanza!  Merecía la pena esperar.
     
    http://www.publico.es/454213/francia-se-convierte-en-el-decimo-pais-europeo-en-aprobar-el-matrimonio-homosexual
     
    Francia se convierte en el décimo país europeo en aprobar el matrimonio homosexual

    El partido conservador UMP anuncia que recurrirá el texto ante el Consejo Constitucional y convocarán un referéndum si ganan las elecciones de 2017”
     
    Y mira tú que Francia es conservadora todo lo que tiene. Y también España, incluso más que Francia.
     
    Pero la ICR lo es mucho más todavía. La ICR es una gran rémora y eso no lo va a cambiar Bergoglio.
     
    Pero hay motivos para la Esperanza: hay avances, muy a pesar de la ICR y de Bergoglio.
     
     
    ¿Acaso los homosexuales se han creído que pueden tener los mismos derechos que los heteros, como si fueran normales, o qué? ¿De qué? Si dios no los ha hecho como los heterosexuales, es porque dios no quiere son como los heteros no pueden tener los mismos derechos que los heteros: es cuestión de clases, de pura justicia de clases:
     
    –         Los de la clase hetero así creada por dioscreador: tienen derecho al matrimonio, incluso al de más categoría espiritual, que es el católico. Y a adoptar niños, pues los heteros son normales y buenos.
    –         Los de la clase homosexual (una mutación, una alteración de la creación divina, producida por una fuerza que se sospecha es demoníaca): no tienen derecho ni al matrimonio civil –ni soñar en el de alta calidad que es el católico, a manos de un cura.
    Ni tienen derecho a adoptar niños, pues los deformarían con su deformidad anormal conocida con el nombre de homosexualidad.
     
    Y en lugar de avergonzarse de ser homosexuales, van y quieren tener los mismos derechos que los heteros.
     
    Desde luego eso NO será en la ICR de diosjesús, en la de los jerarcas, quiero decir, en la de los que están en comunión con los jerarcas católicos, en la de los derechas del foro Atrio.

  • Javier Peláez

    De nada,Luis Henriquez.

  • Javier Peláez

    De nada,Luis Henriquez.

  • roman diaz ayala

     
    De hipocresías e incosecuencias.
     
    Hace falta estar en lo más profundo de nuestras angustias, para reflejar tal desnudez de alma.
    En esa condición se vive en la desesperanza ( que es casi desesperación)y hasta una palabra de alguien que nos anime a la esperanza causa daño.
    Los espeañoles somos un pueblo que hemos aprendido ( no sé por  qué causas históricas) en la espera siempre de que después de las sequías vendría la lluvia ( esto o América,..  Mi familia es de origen canario)
    Confundimos la hipocresía con la inconsecuencia, porque tiene los mismos resultados.
    Inconsecuentes somos todos, porque las respuestas más importantes   ( las axiales, la que nos determinan en la vida) están en lo más profundo de nuestro corazón.
    En nuestro corazón, sólo interviene Dios. Algunos lo encontramos, otros lo siguen buscando a oscuras y otros desesperadamente.
    Pero a la Iglesia le ha tocado saber que ha llegado el HOY de Dios.
    !Ánimo¿
     
    román
     

  • A mi tocayo el sacerdote católico Luis González Morán:
     
    Espero que no te moleste que utilice primero lo de “tocayo”, y luego lo de sacerdote. Y acto seguido, he de matizar que la intervención del cardenal Amigo fue en la presentación-debate, en Comillas, del libro Francisco. El Nuevo Juan XXIII, coordinado por José Manuel Vidal y por Jesús Bastante, periodistas coordinadores de Religión Digital. También estuvieron presentes personalidades como el P. Angel, de Mensajeros de la Paz, Manuel Guerrero, por Desclée, Julio Martínez en representación de Comillas, amén de los citados Vidal y Bastante.
     
    Veamos que mi observación quiso ir en la línea de hacer notar que, hoy por hoy, claro que hay que mantener la esperanza frente al rigor y el horror de la crisis que no cesa, esto es lo último que habría que perder (lo diga o no lo diga el cardenal Amigo, que dudo tenga problemas para llegar a final de mes, yo, sí los tengo; y además, tengo dos amigos de mi quinta que, literalmente, están pasando hambre), solo que para sobrevivir a la crisis, para poder salir de ella, hace falta algo más que esa esperanza que no habría que perder, por supuesto. A esto me refería. Vivimos en la tierra, somos de carne y hueso, se necesita dinero, bienes materiales diversos.
     
    Pero es que también quería poner el dedo en la llaga de otro asunto, este referido a la Iglesia católica. A saber: me cuesta asimilar la exhortación a la esperanza viniendo de un pastor de la Iglesia universal, institución llena de gente noble, sin duda, honesta, solidaria y buena, pero también experta a lo bestia en nepotismos, hipocresías, incoherencias… Me cuesta creerlo por algo mque apunto en mi anterior comentario dirigido a Javier Peláez: de algunas nubes amenazantes muy negras que se siguen cirniendo sobre mi vida, no soy yo el único responsable, pues no tengo hoy por hoy ninguna duda sobre la identidad de otros culpables; esos otros culpables son eclesiásticos.
     
    Pero sí: la esperanza es lo último que se pierde. Lo diga o no un cardenal que no parece, pese a todo, muy indignado ni muy afectado por la crisis que sigue golpeando implacable a millones de españoles.
     
    Salud. Buen día.
     

  • Javier Peláez:
     
    Gracias por lo de “interesante”; en otras ocasiones, discrepamos, pero no pasa nada, ni cuando se concuerda como ni cuando se discrepa, mientras haya respeto elemental.
     
    En Atrio no me siento incómodo, porque las controversias no salpican lo estrictamente personal. y lo siento ahora como un espacio de libertad, de heterodoxia doctrinal, sin duda, con la que suelo discrepar, pero me interesa este portal, tal vez por ser el que es el momento de mi vida por el que paso.
     
    Un momento existencial en el que me parece estar captando de una manera soberanamente aguda el rigor de las hipocresías e incoherencias eclesiales; de ahí esa cierta “sintonía” mía con las críticas a la iglesia de alguien como Javier Renobales, con quien en última instancia discrepo porque yo me sigo alineando con el Magisterio…
     
    Alineación que no raramente me hace plantearme si no seré yo en realidad o en el fondo de mis intenciones y voluntades más íntimas un cobarde. Un cobarde, sí, porque habiendo perpetrado contra mí humilde persona (humilde a mi pesar, no es falsa modestia) la hipocresía eclesiástica un conjunto tan descarado de ruines atropellos, no sé por qué no me atrevo a proclamar más a menudo un profundo y muy arraigado sentimiento de rebeldía que experimento ante la contemplación, de una parte, de esos atropellos sufridos, pero sobre todo ante la contemplación de tantos comportamientos hipócritas que me parece captar sobre todo en el estamento clerical, o eclesiástico.
     
    Veamos. En Atrio mismo he tenido ocasión de reconocer que yo mismo me habría hecho presente en París en las manifestaciones convocadas por la Iglesia católica en Francia y por fuerzas de la derecha y aun de la extrema derecha xenófoba y racista francesa, contra el matrimonio igualitario para las personas homosexuales. Y sin embargo, con independencia de que estando yo en Francia hubiera ido o igual no a esas manifestaciones, a fuerza de ser sincero he de reconocer que a menudo me parece potencialmente desconcertante por hipócrita el que los obispos católicos pongan tanto énfasis en la defensa del embrión, el feto, el nasciturus, y aparentemente, al menos aparentemente (en las intenciones y en las conciencias, ahí no entro), mucho menos énfasis en proteger la vida, los derechos, la solidaridad y la justicia de las personas nacidas, de los más pobres, por ejemplo.
     
    Mira que he repetido, Javier Peláez, hasta la saciedad, aquí mismo en Atrio, que no tengo ningún asomo de duda sobre que la hipocresía eclesiástica me ha acabado jodiendo la vida, mi vida real, mi humana existencia de carne y hueso en el aquí y ahora de este mundo (no en el más allá prometido). No puedes ni imaginarte el dolor y la desazón por todo ello, el descalabro que padezco. Por ello, cuando contemplo mi estado, que diría el poeta clásico, y me pongo a escuchar los episcopales gritos de condena del aborto, pongamos, de todo aborto, se me aparece principalmente esta palabra, lo confieso, no puedo negarlo: HIPOCRESÍA.
     
    Me pregunto (¿retóricamente?): ¿Cómo los mismos que han sido capaces de pasar del dolor de alguien de carne y hueso como yo, que vive, que respira, que siente y padece, que tiene memoria y conciencia, etcétera, son capaces de mostrarse tan encendidamente defensores del derecho a la vida de seres vivos (si discute si humanos o no, si personas o no) que no tienen memoria, ni conciencia, ni intrahistoria…?
     
    Soy contrario al aborto, lo he reconocido en Atrio. Pero aunque contrario, me parece a menudo tan desproporcionada la defensa numantina que hace la Iglesia del derecho a la vida del nasciturus, al tiempo que no hace más que practicar la doble moral, la hipocresía en sus vertientes más refinadas, el nepotismo más escandaloso imaginable, y en general los pactos con los intereses mundanos o terrenales más bastardos y contrarios al Evangelio.
     
    En fin: agradezco al menos a Atrio el que me permita -al menos hasta la fecha-, dar rienda suelta a todas estas cuitas mías; desde luego, otras páginas de Internet que se tienen a sí mismas por muy católicas, no me lo permiten.
     
    Buen día.

  • Luis Gonzalez Moran

     A luis . henríquez .
     
    Leo en tu entrada de 23-Abril-2013 – 23:40 pm  lo siguiente:

    “Recientemente (ayer fue o hace apenas unos días), el cardenal franciscano español Carlos Amigo hablaba en el marco de un ciclo de conferencias sobre pastoral y espiritualidad, ya se sabe, temas eclesiales, de tiempos de esperanza para referirse a los actuales. ¿Tiempos de esperanza? ¿De qué esperanza habla? ¿Esperanza en un país con 6.000.000 de parados y en aumento, porque la crisis no cesa, la sangría del paro no cesa, la recesión no afloja un punto…?
    De verdad, hermano, que no te entiendo. ¿Cuál es el problema o la incoherencia en hablar de esperanza en un momento de crisis y de angustia, en un país con 6.000.000 d parados y en aumento, insistes, porque ni la crisis ni la sangría del paro cesan y la recesión no afloja un punto?
    Este es precisamente el momento más adecuado, porque es el más necesitado, para hablar de esperanza: la esperanza es una virtud de futuro, de luchadores, de inconformistas, de buscadores de justicia. Precisamente en tales circunstancias de desánimo general y de desencanto de tantas cosas amadas y perdidas y tantos valores asumidos y periclitados, es cuando la esperanza es más necesaria.
    Cuando las cosas funcionan bien y todo el mundo está saturado y harto de todas las cosas… la  esperanza no tiene sentido. Para que vas a esperar nada, si ya lo tienes todo…? Los satisfechos no tienen esperanza, incluso no la necesitan, porque ya están ahítos. Precisamente los tiempos duros son los tiempos propicios para la esperanza.
    Claro, que el cardenal al que tú “acusas” de hablar de esperanza no puede terminar la conferencia pulcra y aseadita y marcharse a cenar una mariscada con los organizadores y anfitriones de la conferencia. Tendrá que repartir su tiempo y sus afanes y su patrimonio con los demás, escuchar a la gente, acompañarla y ayudarla en su sufrimiento, “bajar del caballo y acurrucarse junto al samaritano y curarle las heridas”.
    Nunca más que ahora ha sido y es necesario hablar de esperanza, porque pocas veces en la historia ha habido tanta desesperanza personal, colectiva e incluso cósmica. Esta misma mañana he leído en el Atrio noticias tremendas sobre Paraguay, que se unen al magma indescriptible del sufrimiento a nivel global.
    Pero la esperanza no se construye con palabras, no es problema de discursos ni de sentimientos. Es una esperanza activa transformadora de la realidad, creadora de humanidad y solidaridad.
    Y estoy convencido de que ahí podemos y debemos encontrarnos todos, codo con codo, como sembradores y cosechadores de esperanza. Cada uno en su parcela de mundo, de existencia, de relaciones humanas y sociales: esta tarea no puede esperar ni un minuto más. Sé que en Atrio hay mucha gente que lo viene haciendo y el propio Atrio, gozoso a veces, atormentado otras, es fuente de esperanza.
    Termino con dos citas conocidos y encomiables de Martin Luther King:

    “Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano.”
    “Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol.”

    O somos personas de esperanza, o estamos muertos. Así, pues, manos a la obra.
     
     
     

  • Ciertamente, el papa Francisco no puede afirmar otra cosa; siendo él el pastor de la iglesia universal, ¿cómo iba a proclamar que se puede buscar a Jesucristo con corazón sincero fuera de la visibilidad de la Iglesia?
     
    El Papa comprenderá que hay múltiples situaciones de experiencia personal conflictiva en la pertenencia a la Iglesia que comparta el seguimiento de Cristo Jesús, pero sin jamás dar vía libre a buscar a Jesús el Señor fuera de la Iglesia.
     
    Con todo, y cambiando de tercio, para que sea verdad lo que se afirma del obispo Carlos Osoro en unos comentarios de foristas que acabo de leer en un artículo de Religión Digital (es el artículo en que el Papa denuncia que hay trepas en la Iglesia, me parece recordar). Se llega incluso a ironizar con su apellido: Osoro, “Oso de Oro”. Se le acusa de trepa, de ambicioso, de manipulador, de chaquetero, de servil…
     
    Lo que suelo decir: todos somos pecadores, y yo que estas líneas escribo el primero, pero a menudo sucede que los que menos ayudan a que el común de los mortales, los cristianos de a pie, se estusiasmen con el mensaje cristiano son precisamente los jerarcas que, puestos en la Iglesia por el Espíritu Santo que gobierna a la que llaman la Esposa de Cristo,  dan un pésimo y lamentable ejemplo de vida cristiana.
     
    Y el papa Francisco que denuncia la abundancia de trepas en la Iglesia católica, la abundancia de tibios, la abundancia de pastores que son meros gestores o funcionarios que no huelen a oveja… Pero me temo que poco va a cambiar en la Iglesia católica: si hay una institución nepotista a lo bestia, esa es la Iglesia; si hay una institución en la que es posible llegar a ser santo pero también muy posible llegar a convertirse en un cínico trepa autoritario y manipulador, esa es la Iglesia; si hay una institución en la que es posible llegar a ser una persona delicadamente servicial y honesta pero también muy posible conformarse con ser un arribista sin escrúpulos, esa es la Iglesia…
     
    Buen día.

  • roman diaz ayala

     
     
    La fe es una experiencia.
    Si nos quedamos ahí, podremos decir que todo acto de conocimiento es un hecho experiencial, un acto de nuestra facultad intelectiva.
    Pero cuando los cristianos decimos que la fe es un acto de experiencia, lo que estamos diciendo es que por la fe experimentamos un hecho salvador que se produce en nosotros, en la intimidad de nuestra conciencia, por el cual conocemos a Jesús de una manea totalmente nueva,personal y directa
     
    No es gnosis, ya lo aclara Santiago.
     
    Dios añade por la salvación ofrecida en  Jesús a todos sus hijos a la Iglesia ( Libro de Hechos) incorporándonos al Cuerpo de Jesús, al Pueblo de los santos de Dios. Por eso decimos con propiedad que la salvación se recibe ” dentro de la Iglesia”
    Esto es el ABC de una sana teología del Pueblo de Dios, tal como nos la mostró el Concilio, que fue un gran esfuerzo para que la Jerarquía se pusiera al servicio de los laicos, rompiendo la tradición de que los laicos y laicas estábamos obligados a ponernos al servicio de la Jerarquía en sumisión servil, que no en obediencia.
    Entonces ya podremos hablar de la Iglesia de los Apóstoles.
    Román
     
     

  • Santiago

    Creer que Jesucristo puede desligarse de Su Iglesia es mera fantasía….Creer que el conocimiento que tenemos de Jesus se debe a un caso de gnosis o de pura revelación privada es otra suposición errónea, ya sea por ignorancia o por malicia o por prejuicios, ya sean conscientes o inconscientes….Por eso, en el Canon Romano de la Misa actual se habla de “la iglesia de los apóstoles” puesto que ellos fueron los que heredaron el “conocimiento” real de Cristo, como el Mesías prometido, como el Hijo verdadero de Dios, como el Dios encarnado, tal como se dibuja en el Evangelio de Juan….y lo divulgaron a “todo el mundo”
    Cada cual tiene derecho y libertad de creer o no creer en Cristo como los Evangelios lo presentan…o sea como el Verbo de Dios encarnado al asumir nuestra propia humanidad…Pero para justificar la falta de fe en el Hijo de Dios no es coherente ni honesto negar la historia…ni tergiversar la Evangelios leyéndolos en “otra clave”.., ademas prescindiendo absolutamente de la fe de la Iglesia Apostólica primitiva, la única depositaria de la verdadera identidad del Maestro Jesus..
    Es mucho mas honesto y justo confesar que no estamos preparados para aceptar creer en el misterio de un Dios que se hizo hombre por amor a nosotros…que, por el contrario, querer destruir la clara y documentada trandicion de los apóstoles que ha llegado hasta nosotros a traves de los siglos…no solo en los escritos apostólicos y post-apostólicos sino en el perenne magisterio de la Iglesia…que no cesa de recordarnos el hecho salvífico del nacimiento, vida y muerte de Jesus, ocurrido en el tiempo y testificado amplicamente por la Iglesia de Cristo…Es mejor buscar otros argumentos…pero no hay Cristo sin su Iglesia….
    un saludo cordial de Santiago Hernández  

  • Javier Pelaez

    Interesante Luis Henriquez.

  • Yo confío en que el papa Francisco al menos se crea lo que está predicando en sus homilías, orales y escritas, en sus catequesis y alocuciones y exhortaciones, con todo lo cual está mostrando que no es un intelectual tan fino y buen teólogo como Benedicto XVI, pero acaso sí más cercano, más pastoral, más “comprometido”.
     
    También digo lo anterior porque la iglesia católica está tan gastada, desgastada, desmoralizada, mundanizada… De todas formas, ¿qué puede importar a un indignado en paro y sin apenas dinero y con el horizonte muy negro, con el horizonte laboral y de espectativas, lo que diga el papa Francisco, por muy buena intención que tenga al decirlo y al quererlo para la humanidad?
     
    Recientemente (ayer fue o hace apenas unos días), el cardenal franciscano español Carlos Amigo hablaba en el marco de un ciclo de conferencias sobre pastoral y espiritualidad, ya se sabe, temas eclesiales, de tiempos de esperanza para referirse a los actuales. ¿Tiempos de esperanza? ¿De qué esperanza habla? ¿Esperanza en un país con 6.000.000 de parados y en aumento, porque la crisis no cesa, la sangría del paro no cesa, la recesión no afloja un punto…?
     
    Las autoridades de la Iglesia, aparte de esas prédicas llenas de “esperanza” en el más allá, como si invitaran a que nos resignemos, ¿hacen algo más para atajar la crisis, algo que no sea nepotismo y pactos con intereses mundanos en altas dosis, que es lo que suele practicarse desde siempre en la Iglesia católica?
     
    En fin, esperanza… Pero quizá si el cardenal sufriese el paro, la precariedad económica, la economía sumergida, si tuviese bocas que alimentar…

  • Javier Renobales Scheifler

    ¿Alguien duda de que Bergoglio hará santo (de santidad católica, me refiero) a Wojtyla? No.
     
    http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2013/04/23/la-comision-medica-vaticana-aprueba-el-milagro-que-permitira-la-canonizacion-de-juan-pablo-ii-religion-vaticano-francisco-benedicto.shtml
     
    ¿Para qué tanto vestir el muñeco,
    1.      con la comisión esa de siete médicos -¿alguno será católico, o habrán tenido la decencia de poner a siete médicos imparciales en esa comisión?-
     
    2.      y la comisión de teólogos –estos sí que tienen que ser católicos, por mandato divino directamente revelado al papa-, 
     
    3.      y la asamblea plenaria esa de cardenales y obispos, que tienen que hacer algo, todos inspirados por dios, por supuesto, a cuál más,
    si ya se sabe que Bergoglio, inspirado directamente por dios y refrescado por los soplos del espiritusanto, le va a hacer santo al anticomunista polaco? Es lo que mejor conviene a la imagen de la ICR, un anticomunista feroz y santodedios.

    O sea que la santidad de Wojtyla ya es un hecho (en diferido, por el momento, por usar términos de la católica Cospedal

    ¿Cómo? ¿que no lo sabemos, dices? Entonces recemos por Bergoglio como él ha pedido a sus fieles, y el divino milagro se hará realidad porlagraciadedios.

     Oh milagro tras milagro, cuán grande es la fe.

    Alá es grande. Y Wojtyla es magno.

  • Javier Pelaez

    Por otra parte son los obispos españoles los que quieren que la “identidad cristiana sea un  documento de identidad” o màs precisamente “una partida bautismal”.Por eso no te dejan darte de baja en la partida bautismal.

  • Javier Pelaez

    Es una evidente equivocación afirmar que no se puede conocer a Jesús sin la iglesia,equivocación que ya pronunció el emèrito cuando estuvo en Cuatro Vientos y Dios lo  fulminó con una tormenta que lo dejo medio tonto  y condujo a su ulterior renuncia.Por otra parte,el Francisco parece querer canonizar a Romero.Gran acierto,sin duda.

  • Javier Renobales Scheifler

    Dijo más cosas Bergoglio
     
    http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2013/04/23/francisco-no-se-puede-creer-en-jesus-sin-la-iglesia-religion-vaticano-papa-santo-cardenales.shtml
     
    la identidad cristianano es un documento de identidad“, sino que la identidad es “pertenecer a la Iglesia
     
    Encontrar a Jesús fuera de la Iglesia no es possible
     
    Monopolio pues también de la identidad cristiana, el monopolio que se arroga la jodida ICR, con su ‘nuevo’ papa que les va a renovar su ICR a los católicos, tan defendida en este foro.

    Me río yo de esa renovación.

    El tipo éste, ladrón, nos roba a Jesús a los que no somos católicos; vaya desfachatez, la gran esperanza blanca que algunos ponen aún en el jefazo del Estado Vaticano.

    Fuera de la ICR no hay Jesús, miente el Bergoglio. Qué jeta.

    Y dijo más todavía Bergoglio, a los cardenales de la curia romana, que asistieron a su ceremoniamisa:
    El papa Bergoglio dio las gracias a los purpurados, “porque me siento muy bien acogido por vosotros, porque me encuentro bien con vosotros“, dijo, tras lo cual se refirió a la misión de la Iglesia de difundir el Evangelio.

    Menuda renovación de la curia vaticana va a hacer, si se siente tan bien con los de esa curia, tan en comunión con ellos. Ojo, que estos nos evangelizan con su evangelio, si no nos ponemos a salvo. Ellos se arrogan ser la única interpretación verdadera de los evangelios, otro monopolio más para los chicos dueños del negocio.

    Los fielesovejas, a callar y a obedecer, aunque sólo se por cortesía.

    ¿Te queda algo de la margarita, Pepe Blanco?

  • Javier Renobales Scheifler

    ¿Eso ha dicho Bergoglio, que no se puede creer en Jesús sin la ICR?
     
    Bueno, no es nada nuevo, ni extraño; el catecismo de 1992 de Wojtyla/Ratzinger también lo dice, creo recordar (pero no me voy a poner ahora a buscar dónde y cómo lo dice).
     
     La idea de monopolio, de este y de otros monopolios -como el de la salvación, por ejemplo-, viene de lejos en la ICR, pues todo negocio tiende a conseguir la mejor posición posible en el mercado, el monopolio, si es posible.

    La ICR ha exterminado a muchos discrepantes/disidentes de las pretensiones de la ICR, a lo largo de la Historia.
     
    Ya me parecía a mí … Por eso hay tanto empeño tozudo en este foro por la ICR, objetivo central de Atrio.
     
    No necesitamos la ICR (mejor si nos lobráramos de ella, pero hoy por hoy es demasiado poderosa), y tampoco necesitamos creer en Jesús, y menos en el llamado Cristo de la fe que se han inventado, que es el Jesús de la ICR.
     
    No pasa nada por no creer en Jesús, ni se hunde el mundo ni nada por el estilo.

    No se pierde nada por no creer en Jesús (el cual además es muy desconocido, el gran desconocido, dada la gran escasez de datos fiables que padecemos, por cómo nos lo han transmitido los evangelistas y demás, con un montón de caras diferentes.

    Cada creyente en Jesús cree en un Jesús diferente, incluso algunos lo han divinizado y les mola repetirse mil veces que es dios, y su madre la madre de dios … y cosas así, que Jesús al parecer nunca dijo ni pensó).
     
    Se puede ser igual de feliz sin Jesús, y mucho más sin la ICR. En mi modesta opinión, como siempre.
     
    La inmensa mayoría de la Humanidad nunca ha creído en Jesús, ni falta que le hace.

  • pepe blanco

    Hoy Francisco ha dicho que la iglesia camina entre las persecuciones del mundo.
     
    A mí me parece que es el mundo el que, afortunadamente, sigue caminando, entre las persecuciones de la iglesia. Y a pesar de ellas.
     
    También ha dicho que “no se puede creer en Jesús sin la iglesia”, lo cual me recuerda a aquello de que fuera de la iglesia no hay salvación.
     
    Poco a poco, este papa me va resultando insufrible: vanidosamente humilde (“mirad qué humilde soy, qué gastados están mis zapatos y qué sencilla es mi morada”) y doctrinalmente, más rancio que el concilio Vaticano I.

  • roman diaz ayala

     
    Vivimos unos momentos tan dramáticos en la esfera social y en la eclesial, que las palabras y actuaciones, nuestro discurso, se vuelve visceral, dominado por unas sentimientos que alejan de una necesaria serenidad reflexiva.
    Parece que la gente escribe empujada por sus conflictos interiores o por la desesperación de la calle, en las situaciones a veces trágicas de nuestros entornos inmediatos.
    Porque el mal aqueja a todo el cuerpo social, en especial a las clases populares, a los laicos y laicas de nuestras comunidades, que dependemos de un trabajo o pensión como única fuente de ingresos.
    Desde nuestra desesperanza estamos enjuiciando a quienes por sus cargos nos representan, administran o gobiernan.
    Y los encontramos faltos. El repudio se extiende hacia toda esa clase indiscriminadamente, aunque sea una minoría que por acción, omisión o el encubrimiento, suponemos los causantes de nuestros males.
    Pero nuestro compromiso cristiano es siempre con la verdad, como enseña Jesús, que nos exige un mayor esfuerzo de comprensión reflexiva para que no agitemos los sentimientos sin una base de apoyo.
    Debemos buscar la complicidad del convencimiento de lo que hacemos y decimos. Tambien evitaremos así contribuir a la agitación de los demonios familiares. Nuestro Américo Castro dijo en varias ocasiones que la fuente de nuestros males fue la guerra de las espíritus como anticipo de lo que vino después.
    Debemos colaborar para que se descubra de verdad las causas, raíces y motivaciones de nuestros sufrimientos. Sólo nos autoriza buscar un cambio de cuerpo cuando hayamos cambiado de alma  Otra cosa será como los saltos al vacío. una huída infinita hacia la nada.
    En lo social, aunque pareza que no, tenemos muchas alternativas aún sin terminar, traducidas en elecciones, peticiones ante los tribunales, iniciaivas ciudadanas. Mi generación, la de la Transición entiende qué son las responsabilidades históricas.
    Pero podremos ser todavía más inconsecuentes si hacemos el trasvase de estos criterios nuestros de la esfera eclesial a la social o viceversa, como si de dos colectivos iguales se tratase.
    La sociedad civil y la Iglesia no son equiparables, dado que nosotros somos el Pueblo de los santos de Dios, donde la autoridad descansa de forma distinta y tiene otras formas de expresión.
    La soberanía popular legitima toda clase de planteamiento político y el libre concurso de las voluntades, la búsqueda de un consenso amplio, la concertación de intereses, con el respeto a la decisión de la mayoría expresada por los cauces ( no importa cuáles, no sólo elecciones para cargos y programas)) que se determinen. Lo llamamos democracia.
     
    Pero la Iglesia de Dios funciona de otra manera, es de naturaleza distinta. El Estado del Vaticano tiene más de ficción y la Iglesia tal que sociedad resulta una entelequia. La acción coactiva de los Estados políticos no tienen lugar en el Pueblo de Dios.
    La situación descrita produce unos grandes conflictos en las conciencias de muchos católicos y católicas, cuando no tragedias personales o escándalos colectivos.
    Lo más característico del Catolicismo no es el Vaticano, ni su Tradición,ni su composición jerárquica con el papa de jefe supremo. No buscamos una definición, sino el timbre distintivo de todos los fieles, ellos y ellas, clero y laicado. Los católicos identificamos Autoridad con Magisterio, como una sola cosa, o como lo que sale de una misma fuente.
    Se acata el magisterio por razones de autoridad percibiendo a la Iglesia como una madre a la que debemos rendir el contenido de nuestras conciencias, que es administrada por quienes ejercen este magisterio.
    Este rasgo distintivo de nuestro catolicismo no permite el florecimiento del laicado y tanto el clero bajo como los religiosos y religiosas, especialmente quienes viven en constante vivencias con el mundo de las necesidades han tenido un permanente conflicto con las jerarquías, aunque hasta  hace unos años era casi siempre de forma soterrada.
    Nuestra base para la liberación está en el descubrimiento de la Soberanía Divina de Jesús.
    Magisterio y Autoridad son dos cosas distintas en la Iglesia, pues Jesús está lleno de toda autoridad ejerciéndola en su Pueblo. Con su Espíritu actúa en cada creyente por el perfeccionamiento de nuestras conciencias.
    Muchos pueden pensar que la moral está ya liberada de la teología, porque ha dejado de ser un rincón de la filosofía tradicional para convertirse en una ciencia normativa y muchos católicos y católicas podran deducir también que  siendo la pastoral y la compasión cristiana más determinantes que los manuales de moral, queda resuelto el conflicto a nivel de nuestra conciencia individual
    Persiste todavía en nosotros una insuficiencia. Un cristiano  (descípulo de Cristo) debe conocer dónde reside exactamente nuestra autonomía, porque no puede estar sujeta a una moral, a ninguna moral, salvo que sean nuestros actos ejercicios de obediencia a las palabras de Jesús.
    Y hay un principio válido para todo el mundo. Cuando actuamos en la buena conciencia y no por normas exteriores, podremos esperar siempre lo inesperado. Porque detrás está siempre Jesús mostrándonos a Dios, que es padre y madre.
    román.
     

  • Javier Renobales Scheifler

    http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2013/04/21/francisco-a-los-jovenes-sed-valientes-y-pedidle-a-jesus-que-quiere-de-vosotros.shtml
     
    Bergoglio, inspirado por dios y alentado por el soplo del espíritusanto, inceante en Bergoglio, les ha dicho a los jóvenes:
     
    “Recordad, jóvenes: Hay que arriesgar la vida por un gran ideal”
     
    Y hace poco les decía Bergoglio a sus curas que han de predicar con el ejemplo.
     
    Bergoglio lo hace, predicar con el ejemplo, y la prueba de ello es que durante la dictadura milica argentina de Videla y Galtieri Bergoglio arriesgó muchas veces su vida valientemente, no sólo en la búsqueda de los niños y adultos desaparecidos, sino en la defensa de los más pobres y los derechos humanos y la democracia.
     
    Sólo la milagrosa intervención de la divina providencia pudo lograr entonces que Bergoglio saliera con vida, de puro milagro, en tan innumerables veces en las que con arrojo, valentía y coraje sin igual, arriesgó su vida por esos grandes ideales llevado por su fe católica y su amor a la ICR, y a dios y a los pobres y Cristo y a la Virgen María.
     
    Así el recuerdo agradecido de tan generosas gestas de Bergoglio recorre hoy el mundo, admirado de tanta entrega, abnegación, generosidad, valentía, fé y coherencia cristianas.
     
    http://www.publico.es/internacional/453987/no-espero-nada-de-bergoglio-porque-jamas-podre-olvidar-el-rechazo-de-la-iglesia-a-nuestra-causa
     
    “No espero nada de Bergoglio porque jamás podré olvidar el rechazo de la Iglesia a nuestra causa”
    Chicha Mariani fue fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo.”

  • Olga:
     
    Ya he reconocido en Atrio por lo menos 25 veces -acaso más veces- que culpo a los hipócritas y canallescos eclesiásticos a los que legítimamente he pedido ayuda y han pasado de mí durante los 9 últimos años de mi vida de ser en parte responsables del atraso profesional, económico, humano y afectivo de mi vida.


    También he reconocido que en Atrio tienen que estar justamente hartos de la persistente y como obsesiva confesión que hago de mis cuitas. Pero conste que también hago todo esto para reconocer, por ejemplo, que aunque no comparto muchas de las críticas a la Iglesia católica que se vierten en Atrio, que vierte alguien como Javier Renobales, por ejemplo, sí me reconozco en la persistente insistencia atriera de que la Iglesia católica no solo es maestra y madre sino experta en hipocresías, incoherencias, autoritarismos…
     
    Como que yo creo haber sufrido por desgracia altos niveles o dosis de esa hipocresía, incoherencia, autoritarismo y ruindad. Pero ya vez -como también he reconocido en Atrio-, me sigo sintiendo exhortado a ser fiel al Magisterio. Y digo más -también lo he repetido en Atrio-: lo mío debe ser de psiquiatra porque siendo como soy un puteado por la hipocresía de los clericanallas de mi diócesis de origen principalmente, no descreo del Magisterio, en tanto una mayoría de fieles que sí descree del Magisterio vive en lo profesional de la Iglesia católica. Pero he aquí una muestra de la podredumbre moral de la Iglesia.
     
    No sé me esconde que los hipócritas eclesiásticos que me han humillado pasando de mí, sabrán y querrán encontrar en mis “descalificaciones” hacia ellos motivos para justificar su hipocresía. Como si pretendieran pasar por alto que su mala actitud para conmigo -y para con muchos- es la causa de todo: de mi decepción, de mi rabia, de mi descontento…
     
    Y nada más, Olga. Buen domingo. Espero, de verdad, no tener que volver a hablar de este asunto por un tiempo aquí.
     

  • olga larrazabal

    Hola Luis: Bueno, por lo menos los dos reconocemos que somos, de diferentes maneras, fieles a nosotros mismos, con mucha persistencia.  ¿Y que más nos pide la vida?  Jesús murió por ser fiel a si mismo, pero no podía disfrazarse de otra cosa, no estaba en su constitución hacerlo, en su ADN, diríamos hoy día, a pesar que hasta esta estructura cambia, pero bastante más lentamente.  Si para tí la Iglesia es como una madre a la que necesitas por tu estructura, que te de aprobación, quién soy yo para negar tu necesidad, si para ti es vital.
    Pero podemos conversar un rato. Saludos.

  • A favor del obispo Juan Antonio Reig Pla añado lo siguiente; reconozco que no es el centro de este artículo, que este artículo se refiere a algunas actuaciones del papa Francisco que han desconcertado a algunos analistas cristianos… Pero como para Javier Peláez, el obispo Reig Pla está como una chota…

    El obispo de Alcalá de Henares denuncia que hay una conspiración mundial para reducir la natalidad. No será la primera vez: mediante el control demográfico, a menudo se ha querido controlar la potencial fuerza liberadora y revolucionaria de los pueblos empobrecidos. Organismos como el FMI y el Banco Mundial saben de esto que señalo..

    Pero sobre todo, desde algunos organismos internacionales me parece muy claro que se está optando por inciativas de gran alcance ideológico. Sí: me estoy queriendo referir a todo un conjunto de iniciativas que tienen que ver con lo que se conoce como ingeniería social . Se trataría de un proyecto de gran aliento, esto es, internacional, Vertebrado sobre la base del relativismo y el laicismo excluyente, esto es, radicalmente enemistado de los valores tradicionales judeocristianos.

    En otras palabras: del Homo religiosus pasaríamos al Homo pragmaticus. No me cabe duda de que el papa Francisco es muy consciente de que ese proyecto de auténtica ingeniería social existe; frente al cual él lo que pretende es proponer, con renovadas fuerzas, el gozo y la alegría de la fe en Cristo y en su Iglesia.

  • h.cadarso

      Tienes razón, González Morán, el arzobispo de Valladolida no se llama Alvarez, sino Blázquez. Le he hecho alguna entrevista cuando era obispo de Bilbao y presidente de la conferencia episcopal El tal Alvarez era obispo de Calahorra-Logroño, y también coincidí con él alguna vez. Por lo que he hablado con ellos, y su trayectoria, considero que tanto Blázquez como Alvarea son dos obispos de talante moderado, que en este momento están ubicados en la som bra y la discreción del silencio… Los que cortan el bacalao son otros muy diferentes. Me confundí al poner los nombres, simplemente. También le he hecho una entrevista al acTual obispo de Bilbao.. Tú puedes pensar que mi fuerte no son los obispos, pero como ves tengo alguna idea de por dónde van los tiros…
      ¿Calumnia lo que digo de la cúpula de la iglesia española? Tú lo afirmas, pero no rebatges los argumentos que te doy para intentar demostrar mi afirmación.
      Wyoming es un bufón que airea las razones de los oprimidos. Gana dinero, o pretendes que trqabaje gratis? Acaso a ti no te han pagado por tus trab ajos?

  • Olga:
     
    Buenos días desde España; buenos días sin el “doña”, permítame, que es una forma más propia de un portal como este.
     
    Yo debo ser un tipo raro: puteado a tope por la canallesca y miserable hipocresía eclesiástica, especialmente desde mi diócesis de origen, y empero sigo queriendo ser fiel al Magisterio. Lo he reconocido en Atrio más de 25 veces, calculo. Una pasada. Pero es así; a lo cual tengo amigos que ya no dudan: “Tú es que eres medio bobo”, no dudan en decirme; cualquiera por menos de lo que te han hecho a ti, los habría mandado ya a la mierda”.
     
    Será. Pero esa extraña fidelidad mía a la Iglesia ahí persiste. Y no crea usted, Olga, que no me preocupa a mí mismo: estoy convencido de que del muy grave retraso profesional, económico, anímico y afectivo de mi vida, no son solo culpables mi ingenuidad idealista, mi gilipollez incauta, más la crisis económica que nos golpea sin piedad, sino muy especialmente esa canallesca y miserable hipocresía eclesiástica a que me vengo refiriendo. Como ve, no ahorro adjetivos descalificadores que a más de uno sorprenderán, molestarán y hasta escandalizarán. Y que a los hipócritas eclesiásticos que los han propiciado igual les lleva a la hipocresía de recomendarme -luego de haber pasado de mí mandándome a la mierda, a la papelera de reciclaje-: “Paciencia, mi niño, Dios te ama, serenidad, son pruebas que te manda el Señor”…
     
    Hipócritas, capaces de tragarse un elefante y colar un mosquito. Hipócritas, capaces de haber convertido la Iglesia en una suerte de recinto de mercaderes…
     
    Olga: ahora el PP reformará la Ley del aborto, y los obispos exigirán aún más reformas en esa ley, porque lo que desean es aborto cero. Y mientras desean aborto cero, seguirán “haciendo de las suyas” apuntalando privilegios de la Iglesia: en sanidad, educación, fiscalidad…
     
    Y yo seguiré estando en contra del aborto y a favor del “buen hacer” del papa Francisco, a la vez que no dejaré de reconocer lo hipócritas y ruines que han sido para conmigo algunos de esos eclesiásticos a los que se les hace la boca agua denunciando el aborto y denunciando esto y lo otro, al tiempo que se comportan de manera mezquina y hasta cínica.
     
    Con lo cual no habrá más remedio que seguir jodiéndose uno. O hacer como hace usted y como hacen tantos y tantas que pasan por Atrio: situar por encima de cualquier otra instancia la primacía de la conciencia y también una cierta primacía del pensamiento libre, del libre pensamiento.  Yo, tentado a hacerlo -lo confieso, sobre todo tras haber conocido cómo se las gastan muchos eclesiásticos, cuán poco humanos y misericordiosos pueden llegar a  ser, todo lo contrario a Cristo Jesús-, sin embargo no puedo. Acaso porque desde mi más tierna infancia he estado vinculado a la Iglesia, a las faldas de los curas (literalmente, pues muchos en mi infancia aún llevaban sotana y había que besarles la mano, etcétera), y mi mente ha sido amoldada desde entonces… No sé.
     
    Buen día.

  • Javier Peláez

    El obispo Reig es un pastor que no sólo “huele a cabra”,sino que está chota perdido.

  • roman diaz ayala

    de Román para Antonio Duato:
    Me preocupa, hermano, tu incertidumbre y que de alguna manera te sientas influido por quienes viven en la inmediatez. Al estar en posesión de los mismos acontecmientos, es como si manejaran todos los datos ciertos que configuran la realidad.
    Como los insectos que patinan sobre la superficie del agua al no contaminarse con la humedad o con el esfuerzo volador se creen dominadores del entorno.
    Aquellos discípulos que iban a Emaús le dijeron a Jesús : ¿Eres tú el único que no sabe lo que acaba de acontecer en Jerusalén cuando lo sabe todo Israel?. Y Jesús tuvo que explicarle toda la realidad defondo.
    Muchos están mirando en la dirección equivocada.
    Si  Francisco se ocupase en solitario y por su cuenta a desmantelar la Curia y el Vaticano, no daría tiempo suficiente al grado de conciencia necesario de “todo el pueblo de Dios, mayoritariamente pobre.
    Si no se desmantela el Sistema con las estructuras externas, éste mismo sistema creará todos los Vaticanos sucesivas que resulten necesarios. ¿Por qué no vemos la mano de Jesús en los hechos pequeños?
    Me recuerda esto, y no lo hago con el ánimo de hacer un paralelismo, a aquella  escena cuando los discípulos contemplaban el templo de Jerusalén y se ufanaban de su grandeza. “De todo esto no quedará piedra sobre piedra”
    Herodes el Grande sabía bien lo que se hacía, podría haber sido llamado “Herodes el gran constructor”.
    Construyó todo aquello que sería recibido con buenos ojos por los dueños romanos. Un puerto en el Mediterraneo capaz de hacer salir todos los bienes demandados por Roma de su provincia extrema del Este y facilidades para sus tropas. El comercio de Asia y sus magnates, y las autoridades del imperio veían llegar para un lado o al otro sus cosas mientras eran hagazajados en sus palacios y residencias. El puerto estaba bien romanizado y el se sentía amparado frente al pueblo de la tierra.
    Jerusalen, la Judea toda, era un pueblo de miserables, que apenas sacaban  nada de una tierra estéril. Pero les construyó (reconstruyó, más bien), un hermoso templo, orgullo nacional y alma de su espiritualidad. Y aquel pueblo de harapientos poducía pingües beneficios a una clase superior domesticada ( casi todos saduceos) mientras que  Roma recibía lo que le correspondía de los óbolos llevados al templo de toda la diáspora judía.
    De esa manera los judías eran protegidos por el imperio y mirados con buenos ojos ( diga lo que diga el común de las gentes) hasta que laexaltación nacionalista de los palestinos llevó al traste el sistema en el año 70.
    Unos hechos de avaricia y de concertación de intereses producían  un efecto beneficioso en los anawin ( los pobres de Yahve, de Palestina y de la Diáspora.
    Ahora miremos a Roma y comprendamos que existe más vida en la intimidad de nuestras comunidades, donde Jesús está presente que en los muros del Vaticano. Que debemos entregar a los hermanos nuestra dedicación, nuestros esfuerzos, nuestra profesión, nuestro patrimonio, nuestro tiempo; todo aquello que construye comunidad y hace a Jesús presente.
    ¿Por qué nó una gran “Asamblea de todos los creyentes, laicos y laicas?
    Con la destrucción del templo los judías comprendieron que la vida religiosa, con la alabanza a Dios, el culto total, estaba y residía en sus sinagogas.
    Mientras tanto, los judeo-cristianos supieron valorar mejor sus “ecclesías”, donde el Jesús vivo estaba presente y los congregaba.
    La Iglesia, Pueblo de Dios, nada tiene que ver con el Vaticano.
    Un abrazo
    román

  • olga larrazabal

    Lo entiendo Don Luis y me queda claro, que sea lo que sea  que Ud vea o perciba de la realidad, prefiere sacrificar su visión y alinearse con la de la iglesia, sea lo que sea que ésto signifique. ¿Sus razones?  No las se, ni las sospecho.  Pero somos exactamente opuestos, porque yo mi conciencia no se la cedo a nadie, ni podría aunque quisiera. Pero esto no me hace mejor que Ud. ni a Ud. mejor que yo, y aquí estamos conversando.
    Saludos.

  • Doña Olga Lazarrábal (en caso de que se dirija usted a mí, que creo que sí):
     
    Inicialmente lo que fue mi propósito es este: dejar claro que la doctrina que defiende el obispo Juan Antonio Reig Pla coincide con la que defiende el papa Francisco. Es la doctrina de la Iglesia católica que en Atrio, muchos no aceptan; la mayoría, abrumadora mayoría.
     
    Luego la controversia fue derivando hacia ulteriores consideraciones. Me asombra el mundo homosexual, y no puedo afirmar que yo sea mejor persona que muchas personas homosexuales. Sin embargo, me sigo identificando con la doctrina del magisterio al respecto.
     
    Por lo que toca a las personas de tendencia bisexual, sé la aclaración que usted me hace, la conocía. Con tdo, si la práctica de la homosexualidad es rechazada por la moral católica, imagínese usted la bisexualidad, el mundo de la transexualidad…
     
    De todas formas, en el ámbito de vida de las personas transexuales hay tanto dolor humano, tanto desgarro, tanto sufrimiento, tanta marginación, que me merecen el máximo respeto; no me siento ni digno a menudo de pisar por donde muchos pisan.
     
    Diré que una vez, trabajando de voluntario con un grupo de toxicómanos en rehabilitación, conocí directamente el caso que contaba una persona transexual canaria pero que vivió muchos años en Barcelona. Historias para no dormir de una crudeza… En una ocasión, contaba, le dieron entre varios clientes una paliza tal que la dieron por muerta, dejándola en una cuneta o empujándola hacia el inhóspito firme de un descampado, luego de haberle hecho toda clase de perrerías.  De modo que ante esto, ¿qué añadir?
     
    No debo juzgar: esa persona transexual a que me refiero igual es mejor persona que yo a los ojos de Dios. Y así y todo me sigo alinenado con la ortodoxia de la Iglesia.
     
    Saludos.

  • olga larrazabal

    Don Luis:  Ser bisexual no significa llevar doble vida, solo significa que tiene la misma capacidad de goce y atracción tanto por mujeres como por hombres.  Y eso se puede hacer en foma secuencial dependiendo de su enamoramiento del momento.  Quizás si su matrimonio termina por viudez o divorcio y encuentra un hombre del cual se enamora, se puede emparejar de nuevo sin problemas.  Los que somos heterosexuales ni aunque quedemos solas y viudas buscaríamos a una mujer, porque sencillamente no nos atraen en ese aspecto.  Y si engañamos al marido es con otro hombre, nunca con otra mujer.

  • Javier Pelaez

    El Vaticano ni ha firmado,ni ratificado,el Pacto Internacional de Derechos Económicos,Sociales y Culturales cuyo art.8 protege el derecho de huelga.Saludos,Óscar.

  • Javier Pelaez

    Óscar en el Vaticano no se va a la huelga.Lo prohíbe la Constitución del Estado.Lo de los funcionarios es noticia de religión digital.

  • oscar varela

    Hola ché Pelaez!:

    vos que estas en todas

    ¿por qué no te averiguás si el Sindicato de los funcionarios
    se quedan de brazon cruzados o van a la huelga?

    ¿Te imaginas protestas en las calles vaticanas?

    ¡Dale! ¡Hacenos la gauchada y averiguá el Asunto ¿eh?

    ¿Vamos todavía? – Oscar.

  • Javier Pelaez

    El Papa acaba de suprimir la paga extra a los funcionarios del Vaticano.La idea se la dió Rajoy en la última entrevista.

  • Javier Pelaez

    Un activista gay se coló en la consulta del Cohen y paso a describir las palabras rituales  de Cohen:”Yo te sano,yo te sano,y te meto lo mío por el…”.Su anamnesis era:”Diga 33″y el paciente lo decía.Diga:”1,2,3,4 y 5…”,y cuando el paciente lo decía,el sàtiro replicaba:”Por el ….te la…..”.Ya se que,pese a las comillas,me vàis a llamar ordinario.Sí,soy el  “0rdinario del lugar”.

  • Javier Peláez:
     
    Y eso que afirma usted sobre Richard Cohen, ¿se puede saber cómo lo sabe usted? ¿Acaso se lo han revelado algunos de los pacientes homosexuales que el terapeuta Cohen ha tratado? ¿O es que es usted amigo de Cohen? ¿Tal vez adivino o simplemente ha disparado a dar?
     
    Saludos.

Deja un comentario