Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7043 Artículos. - 107279 Comentarios.

La Madre Teresa no predicaba con el ejemplo

MotherTeresaATRIO está convencido de lo saludable que es pinchar mitos. Pero no para demonizar, sino para relativizar, para matizar. ATRIO no cree que la realidad de las instituciones y de las personas, pueda captarse en blanco y negro. Todo está en una escala entre polos. El mal y el bien absoluto no existen en ellas. Las posturas maniqueas o fanáticas son toleradas pero no compartidas por ATRIO. Y no nos gustaría que polarizaran nuestros foros. Relativizar es necesario. Con esta intención, ATRIO reproduce el artículo de Publico.es, que puede chocar pero que está fundado en un serio trabajo científico elaborado en Canadá: Les côtés ténébreux de Mère Teresa.

Un estudio elaborado por académicos canadienses demuestra que sus misiones eran verdaderas “casas de la muerte” y que los millones que recibió su fundación no se corresponden con el coste de sus obras de caridad

Redacción de Publico.es, 7-3-2013.

“Su manera dudosa de cuidar a los enfermos, sus contactos políticos cuestionables, su sospechosa gestión de las enormes sumas de dinero que recibió y sus puntos de vista excesivamente dogmáticas relativos, en particular, al aborto, la anticoncepción y el divorcio” han levantado recelos sobre una de las santas más aclamadas del siglo XX: la Madre Teresa de Calcuta. Según se desprende de un estudio de la universidades canadienses de Ottawa y Montreal, y del que se hace eco el diario del mismo país UdemNouvelles, el mito de altruismo que rodea la figura de Agnes Gonxha, como se llamaba realmente, no se correspondería con la vida de una mujer que podría no haber sido tan santa como se ha dicho hasta ahora.

“En la búsqueda de documentación sobre el fenómeno del altruismo para un seminario sobre ética, uno de nosotros tropezamos con la vida y obra de una de las mujeres más célebres de la Iglesia Católica. La descripción era tan extática que despertó nuestra curiosidad y nos empujó a seguir investigando”. Así lo explica el profesor Serge Larivée, que junto a Genevieve Chenard, ambos pertenecientes a la Universidad de Montreal, y a Carole Sénéchal, de la Universidad de Ottawa, publicaron a principio de este mes su estudio en la revista Studies in Religion/Sciences religieuses. Como resultado, los tres investigadores recopilaron 502 documentos sobre la vida y obra de la Madre Teresa. Después de eliminar 195 copias, consultaron 287 documentos para llevar a cabo su análisis, que representan el 96% de la literatura sobre la fundadora de la Orden de las Misioneras de la Caridad (OMC).

Aseguró que “el mundo gana con el sufrimiento de los pobres”, pero ella fue a un hospital moderno de EEUU

Durante su vida la Madre Teresa abrió 517 misiones de acogida para los pobres y enfermos en más de 100 países. Sin embargo, estas misiones han sido descritas como “casas de la muerte” por los médicos que las visitaron y trabajaron en ellas en la ciudad de Calcuta. Según explica el artículo del diario canadiense, dos tercios de las personas que acudieron esperaban encontrar atención médica, mientras que el otro tercio sólo esperaba encontrar una muerte en mejores condiciones. Lo que se encontraron los doctores fue una gran falta de higiene, unas pésimas condiciones de atención, alimentación inadecuada y una importante falta de analgésicos.

No obstante, le problema no era la falta de dinero, pues la Fundación creada por la propia Agnes Gonxha había recaudado cientos de millones de dólares. Más bien el problema resultó ser su particular concepción cristiana sobre el sufrimiento y la muerte. Ella misma dijo que “hay algo hermoso en ver a los pobres aceptar su suerte, sufren como la Pasión de Cristo. El mundo gana mucho de su sufrimiento”, para responder a las críticas, según recogió el ya fallecido periodista Christopher Hitchens. Pero ella no se consideraba pobre, por lo que su sufrimiento no ayudaba a nadie. Cuando requirió cuidados paliativos los recibió en un hospital moderno de Estados Unidos.

Tras recibir millones de dólares del dictador Duvalier sólo envió oraciones a la India.

Se desconoce qué fue del dinero Tras las inundaciones en la India y la explosión de una planta de pesticidas en Bhopal, ofreció numerosas oraciones y medallas de la Virgen María, pero en ningún momento envió una ayuda monetaria directa, pese a que su fundación ya contaba con importantes recursos. Además, no mostró ningún tipo de reparo para aceptar la Legión de Honor y una beca de la dictadura de Duvalier en Haití. Con esa operación, le fueron transferidos millones de dólares a cuentas bancarias de la Orden de las Misioneras de la Caridad. A día de hoy el estado de esas cuentas sigue siendo secreto. Ante estos hechos, el profesor Larivée se pregunta: “Teniendo en cuenta la gestión parsimoniosa de las obras de caridad de la Madre Teresa, uno puede cuestionarse dónde se han ido los millones de dólares que iban para los más pobres de los pobres”.

Tras esta realidad perturbadora, los académicos también se preguntaron cómo consiguió construir su imagen de santidad y bondad. Y sus investigaciones les llevaron a la reunión que tuvo lugar en Londres en 1968 con el periodista británico de la BBC Malcom Muggeridge, conocido por sus posiciones políticas derechistas y en contra del aborto, algo en lo que coincidían ambos personajes. De esta forma, en 1969 el periodista rodó un elogioso documental que pintaba a Teresa como una verdadera santa bienhechora a los ojos del mundo. En los años siguientes, y gracias a esta imagen construida, ella pudo viajar por todo el mundo y recibir, entre otros premios, el Nobel de la Paz (1979). En la gala de entrega, aseveró que “el mayor destructor de la paz hoy en día es el aborto, porque es una guerra, una matanza, un asesinato de la propia madre”.

“El mayor destructor de la paz hoy en día es el aborto”

Después de su muerte, en el momento en el que el Vaticano decidió santificarla, le atribuyeron el milagro de haber curado a una mujer, Mónica Besra, quien había estado sufriendo de dolor abdominal intenso. Ella dijo que después de que Gonxha le colocara una medalla se esfumó su dolor. Sin embargo, lo que la Iglesia consideró “milagro” varios médicos aseguraron entonces que fueron medicamentos y drogas los que hicieron desaparecer el dolor del quiste de ovario y la tuberculosis que sufría.

[Una semblanza completa de Teresa de Calcuta, donde se se menciona que el científico Christopher Hitchens fue invitado a declarar en la causa de beatificación [proceso récord de rapidez en tiempos de Juan Pablo II], puede encontrarse en WIKIPEDIA. Nota de ATRIO]

25 comentarios

  • Manuel V.

    Bien-Morir no es una cuestión referida a los últimos momento de la vida física. Es algo mucho más relacionado con el Bien-Vivir.
    ¿También para esto tiene su propia historieta? Me extrañaba no leer un nuevo cuento del abuelo.

    Gracias

  • pepe sala

    Esta frase es la clave de nuestras discordias ( ideas contrapuestas.):
     
    “”Que Madre Teresa les acompañe y les ayude a bien-morir.””
     
    Algunos-as ( entre los que me cuento) preferimos ayudar a BIEN- VIVIR en la medida de nuestras posibilidades. Para ” bien morir” ya existen los centros PUBLICOS de cuidados paliativos y no hacen falta para nada los organismos “caritativos” que se llevan montones de dinero público y MALTRATAN ( en demasiadas ocasiones) a quienes acuden a sus servicios.  Además que se suelen quedar con todo el esfuerzo económico de la vida de quien dicen que ayudan a ” bien morir”.  ( Mueren más contentos, parece ser, si dejan sus bienes terrenales al Organismo ” caritativo” que reza por ellos en sus últimos momentos de vida; y además, si pagan bien, se libran del famoso ” purgatorio”.)
     
    Yo también conozco  “de primer pie” algunos casos en el sentido que comento. Recuerdo mi época de repartidor de  MAKRO y me tocó llevar a varias ocasiones los alimentos a una residencia “terminal” de Cantabria. ( en ralidad no era terminal, pero quienes entraban allí terminaban echando hostias.)
     
    Teían a los pobres ancianos-as completamente sedados ante la tele. La monja de turno recogía y revisaba el pedido que yo llevaba en un furgón. Los ancian0s-as deseaban charlar un ratito con  alguien que no fuera sus acostumbrados cuidadores-as. Se lo PROHIBIAN, a pesar de mis protestas, porque a mí no me molestaban en absoluto.
     
    Uno de los días de reparto, cuando ya había acabado mi cometido y estaba recogiendo el carretillo y colocando el género restante para otro reparto, escondido entra las cajas del furgón me encontré a un señor.
     
    — ¡¡ Sácame de aquí, por favor!!… .estas P… me están matando.
     
    Aún tengo un cierto resquemor por no haberme llevado al buen señor de aquel ANTRO DE MUERTE. Es obvio que no lo pudiera hacer por las consecuencias que me hubiera acarreado; pero juro que lo pensé.
     
    ¿¿ Ayudar a morir???  Eso lo conocen perfectamente los Organismos Religiosos ; incluidos los de la jodida ” caridad”.
    Lo difícil, señores ” rezadores del espiritu santo, es AYUDAR A VIVIR A LOS DEMAS.
     
    Y éso no lo aprenderá JAMAS la Iglesia Católica, puesto que se les acabaría en NEGOCIO de la ” caridad”.
     
    Pues éso…

  • Javier Renobales Scheifler

    Qué imaginación, Manuel V.

    ¿A eso lo llamáis fe católica? A mí me parece opio del pueblo.

    Por otro hilo, otro en este foro afirma que el espíritusanto lo tiene difícil para entrar en el cónclave, si no le abren las ventanas. Más imaginación, la que sea, la que encaje mejor con estos comodines.

    La fe católica es imaginarse cada uno lo que mejor le parezca; eso sí, dentro de lo que mande el magisterio católico, para que la unidad funcione, y la ICR cumpla su cometido, que es mantener el sistema establecido

    Algunos indios americanos se imaginaban cabalgando por las praderas del Gran Manitú,y los guerreros indios buscaban morir en combate, si el mismo lo requería, para ‘salvarse’ después de la muerte cabalgando por las praderas del Gran Manitú.

    Porque el sistema establecido exigía que los guerreros indios lucharan a tope para defender la tribu, el sistema establecido.

    Es lo mismo que se imagina Manuel V. respecto de Teresa de Calcuta

    ¿Por qué iba a estar a la deriva un tinglado así de astutamente montado? Seguirá cumpliendo la finalidad que ahora: mantener el sistema establecido, tal y como aprendió ya en el siglo IV con el emperador romano Constantino.

    Puro pensamiento mágico, sí, pero cumple su cometido bastante bien. Es infantil, sí, es engañarse, sí, pero produce un efecto placebo importante.

    Con este sistema, cualquiera a quien convenga plegarse a él, tiene la tranquilidad de conciencia asegurada. Cuando haga algo mal, sabe que lo tiene fácil: se confiesa con un cura, consigue una indulgencia plenaria razonado para que se cumplan los deseos del llamado romano pontífice o papa católico, y tiene asegurada la eternidad en total felicidad (plenitud, la llaman) junto a Teresa de Calcuta, con la que pueden compartir lo que dice Manuel V.

    Qué maravilla de producto, el que vende la ICR a los que se dejen engañar por ella. Es cuestión de tener fe católica. La tiene el que responde al don del espiritusanto, a la llamada de dios … etc.

    Pero cambiar el sistema que sustenta la maldita desigualdad que dice Antonio L. no, eso no, a eso no contribuye esta unidad en la fe católica, que propone seguir practicando la beneficencia que hizo en vida Teresa de Calcuta, modelo a seguir para los católicos.

    Así seguirá todo más de lo mismo, que es de lo que se trata para la ICR.

  • Antonio Vicedo

    Mira que está y lo dejó claro el Galileo Jesús que nos habló de su Dios como un Padre único, universal y celestial.
     
    ¿Cómo calificaríamos la situación de una familia en la que, por desajustes de cuidados,  el resultado fuera que un*s hij*s pudieran desarrollarse san*s y fuertes, mientras otr*s, cayeran en el raquitismo vital, predispuestos a ser pasto de toda clase de enfermedades e incapacidades y que, sin remediar las causas del desajuste, se dedicara algún miembro de la familia a la bondadosa ayuda al deficiente, para hacerle más soportable su situación, incluida su impotencia de supervivencia?
     
    Por ello,  la estrategia de auténtica hermandad queda así planteada: Buscad primero el reino del Padre que quiere a tod*s sus hij*s por îgual, en Justicia real y amor verdaderos; y todo lo demás vendrá por añadidura.
     
    Es en la verdad o falseamiento de la hermandad humana, de donde brota, o no, la verdadera justicia y caridad.
     
    Y tan es así, que lo que no toleran los causantes concretos del mal humano, es la acción directa contra sus actitudes, mientras se complacen en ciertas  atenciones indirectas  sobre las  consecuencias, incluso llegando a justificarlas ante la consideración de que es imposible remover las causas radicales de los males.
     
    Cualquier actitud de poder religioso o laico, sin que sea excepción el catolicismo, opta por la parcial beneficencia, siempre bien calculada, pues optar por la Justicia equivale a la pérdida de toda situación de poder y ventaja.
     
    Y precisamente en la diferencia de optar prioritariamente por la Justicia o por la beneficencia intencional y prácticamente, es donde se evidencia la coherencia de fidelidad a Jesús quien actuó haciendo el bien posible en cualquier circunstancia concreta, pero dentro del compromiso insoslayable de intentar identificar la Verdad  con la Justicia.
     
    ¡Y por eso fue condenado a muerte y aceptó morir inocente!

  • Manuel V.

    Yo conozco de primer pie a algunos que están tan ciegos que no saben distinguir la bondad de las personas (excepto la suya que predican a diestro y siniestro, con cualquier motivo) y confunden churras con merinas intentando no se sabe qué, excepto quizá algún aplauso facilón. Lo sé de primer pie.
    Menudo susto cuando se encuentre con su Madre y le cuente la verdad de tanta gente difamada y despreciada por personas que ni siquiera las conocen.
    Que Madre Teresa les acompañe y les ayude a bien-morir.
    La Bondad y el Amor (que es el modo correcto de llamar a la Caridad) existen, gracias a Dios, y no se extinguirán por absurdos comentarios. La gente que ha aprendido a Amar al otro y a entregarle su vida, lo hace y lo seguirá haciendo.
    Paz y Bien

  • pepe sala

    Pues por más que a la ” madre” Teresa de Calcuta. ( mi madre se llamaba María, afortunadamente) guste de ser desmitificada, yo sigo diciendo exactamente lo mismo que decía y conozco de primera mano desde que tengo uso de razón. ( cierto es que aún no tengo claro lo que significa ” uso de razón”.)
    Y sigo diciendo, por enésima vez, que los asuntos de la jodida caridad sólo y exclusivamente benefician a quienes manejan los Organismos “caritativos”. Es un NEGOCIO en el que la materia prima son  los pobres y donde los ricos se forran a cuenta de los pobres. Lo vuelvo a repetir:
     
    TU HAZME LOS POBRES Y YO HAGO LA CARIDAD.
     
    Y lo mismo me da vuestra madre Teresa de Calcuta, que la Reina de España, que la mujer de Franco ( muy ” caritativa” también) que el sinvergúenza Udangarín. Este último me merece mucho más asco que los-las anteriores, puesto que se ha forrado con un Organismo ” caritativo”  en un área donde ya no se puede ser más rastrero con el dolor ajeno. Creo que todos-as sabemos que el Instituto ( “caritativo”) NOOS se dedicaba a ayudar a los discapacitados… ¡¡¡ Que baje dios y lo vea !!!
     
    Bueno, pues exactamente igual, vuestra madre Teresa de Calcuta, las asociaciones ” caritativas” de Acción Católica, las Iglesias de ” los pobres” y la madre que les parió a todos ellos-as, son exactamente lo mismo: UN CAMELO MONUMENTAL, donde se forran los canallas que jamás permitirán una sociedad equitativa para que la pobreza no tenga razón de ser.
     
    Y puedo asegurar que lo conozco de primera mano.
     
    ¿¿¿” Santa Teresa”????….  ( yam y ” san Periquitín del baile”… no te digo)
    ¡¡¡Venga ya !!!

  • Antonio L.

    El problema es que los leprosos siguen existiendo. La Madre Teresa los ayuda a morir. Y vienen otros leprosos. Las Hermanas de la Madre Teresa los ayudan a morir… Decimos: no es para cualquiera. Hay que tener un coraje sobrehumano para seguir ayudando a bien morir a generaciones de leprosos que salen de una maldita fábrica de desigualdades, donde se producen computadoras y leprosos a una, autos y leprosos, etc. Eso es santidad.
    También hay que tener coraje para sustentar la maldita desigualdad que crea leprosos en el mundo entero. Leprosos de diversas lepras, ninguna de ellas susceptible de ser curada por oraciones y ritos exorcísticos.
    Lo digo casi cínicamente, porque cínico es el sistema: La Madre Teresa era un engranaje más. Con ese criterio, gracias te damos, oh sistema económico mundial, porque siempre nos entregas leprosos nuevos para que podamos ejercitar nuestra heroica misericordia y compasión.
    pero de hacer algo para erradicar la pobreza, líbranos, Señor. Eso es anatema.
    Caritativo es erradicar la pobreza, o al menos apuntar decididamente a ello.
     

  • pepe blanco

    ¿Cantidad o calidad?
     
    Es otra de la reflexiones que me sugirió este artículo, del cual se desprende que Agnes Gonxha Bojaxhiu (¿por qué “Teresa”?¿Por qué “madre”?¿Por qué “santa”? Lo único que parece razonable es “de Calcuta”. Y tampoco demasiado) prefirió la cantidad que la calidad. Caridad de todo a cien.

  • Manuel V.

    Estoy seguro que a Madre Teresa le encanta que la desmitifiquen. Ahora estará disfrutando y quizá echando de menos que no se hiciera estando viva. Le habría encantado, incluso llegando a pagar, como San Francisco, para que lo hicieran. Cosas de la humildad

  • Manuel V.

    Me extrañaba la tardanza de la aparición de tan furibundo ataque a Madre Teresa. 
    Tengo amigos personales que estuvieron trabajando con ella y siguen en India y otros lugares entregando su vida por los pobres, que desmienten totalmente lo manifestado y me fio más de lo que están “a pié de obra” que de los “sagrados investigadores” que rebuscan en papeles, descartan lo que nos les interesa y cortan y pegan para darse la razón a sí mismos. Raro era que no fueran por el lado del dios más absoluto, el dinero, que parece que es lo único que conocen algunos.
    Les aseguro de primera mano y sin el mínimo atisbo de duda, pueden si lo desean pedir los datos a los propios hospitales… o se los piden a publico.es, o a los canadienses que los tienen, que Madre Teresa no ingresó VOLUTARIAMENTE en ningún hospital de EE.UU ni de Roma ni otros. En diversas ocasiones fue llevada de urgencias por quien la acogía (asociación, gobiernos, etc) y, como está escrito, “otros te llevarán donde no quieras”.
    Por otro lado, revisen la historia de las fundaciones, tiene narices que se diga que,  “sus misiones eran verdaderas “casas de la muerte” ¿cómo no lo iban a ser si era ese su fin, ayudar a que los pobre tuvieran un lugar donde morir y no hacerlo como ratas en la calle? ¿Se quedaron eso fabulosos médico-investigadores a ayudar e intentar que aquella “catástrofe-inmisericorde” se solucionara?… me temo que quizá ni estuvieron y si lo hicieron… pues eso
    Es evidente que los autores saben más que todo el comité del Nobel, que los gobiernos de la India y que cualquiera que les tosa.
    ¡Amos anda!!
    Saludos cordiales y que Madre Teresa les ayude a bien morir

  • José Miguel

    Yo sinceramente pienso que Teresa de Calcuta hizo una buena labor, según lo que he leído y de testimonios que me parecen fiables, también está su obra. Otra cuestión es su forma de afrontar la vida y la muerte mezcla de orientalismo y cristianismo, de una resignación y de una falta de vitalidad que no me gusta nada.

  • José Miguel

    Yo creo que para la Iglesia Católica los santos sirven como modelos a imitar, como  puntos de referencia de los católicos comprometidos, con los que está en comunión. Es lógico que ese poder mediático sea aprovechado por la Iglesia para motivar a sus fieles. Los criterios que se utilizan imagino que dependen de muchos factores no totalmente ortodoxos.

  • pepe blanco

    Bueno, hay cosas que son tan evidentes que no parece que sea necesario documentarlas. Por lo que se refiere a esta señora, está claro el punto de vista de la iglesia católica que, mientras vivía, la publicitó y, una vez muerta, la canonizó en uno de aquellos rápidos procesos que tanto le gustaban a la administración de JPII. Como decía una amiga, la “santa meteora” que, junto con otros santos meteoros, como Escrivá, el Padre Pío y tal vez alguno más, fueron las estrellas fugaces en la fría noche de una iglesia en estado de ruina. ¿Estrellas fugaces? Bueno, creo que más bien, fuegos de artificio…

  • José Miguel

    Hola,

    Mi opinión sobre el tema que se debate difiere del de alguno de los participantes, por una cuestión fundamental, las fuentes utilizadas que, en mi opinión, dan un enfoque en donde hay una ausencia de criterios objetivos. El medio informativo que recoge el artículo se significa por un posicionamiento claramente anticatólico, se deforma la información  pues no se menciona otras opiniones de Larivie como estas: “aunque la inmaculada reputación de la Madre Teresa no sea del todo merecida, no por ello su figura deja de ser algo positivo para la humanidad”, “Es probable que haya inspirado a muchos trabajadores a emprender acciones que han aliviado el sufrimiento de los desfavorecidos y hayan plantado cara a las causas de la pobreza y la marginación sin ser ensalzados por los medios. Lo único que decimos es que el trato de los medios a la Madre Teresa podría haber sido un poco más riguroso”. La mención a Christopher Hitchens, un ateo destacado activista básicamente anticatólico, menos antianglicano….., autor de “Dios no existe”, detecta el uso parcial de fuentes, lo que me sorprende pues no va acorde con lo que leo sobre el proyecto de Atrio.org que por otro lado me parece un portal estupendo en cuanto a participación, diseño, fantástico, nada comparable con otros medios anquilosados que no aportan el dinamismo de Atrio.org.

  • pepe blanco

    Hola Virginia Fernández,
     
    Es cierto que a veces me muestro bastante superficial. Pero no en esta ocasión. Cuando hablo de “beatos de todo a cien”, quiero decir todo lo que explicaba en cierto comentario que escribí en una ocasión, con motivo de la beatificación de JPII. Me refiero a esto: (a ver si sale bien el enlace) 04-Febrero-2011 – 14:37 pm
     
    Saludos

  • Virginia Fernández

    Pepe Blanco:
    Entre los santos y beatos de todo a cien de Juan Pablo II, se cuentan por decenas (tal vez por cientos) algunos cuya vida fue examinada exhaustivamente en largos y muy rigurosos procesos por personas de una enorme honradez intelectual. Claro que también católicas. ¿Por qué te muestras tan superficial?

  • Virginia Fernández

    Antonio:
    Como es bastante explicable, no conozco al sr. Larivée ni a la sra. Chenard.
    En Internet si pueden encontrase datos sobre el profesor, que parece persona solvente. Profesor titular de la Universidad de Montreal y director de la revista canadiense de psicoeducación desde 1979. Autor y coautor de más de 125 publicaciones científicas y de 150 conferencias sobre la inteligencia humana y sus relaciones con la inadapación psicosocial. Su área de interés científico se centra también en el problema de la integridad científica.  Forma parte de un grupo denominado “Los escépticos de Quebec” que publican es su web y creo que en una revista impresa, ensayos y estudios sobre una gran número de cuestiones, intentando desmontar lo que en ellas haya de mito, falsedad o error.
    En cuanto a ese estudio sobre Teresa de Calcuta, por lo que he leído en Wikipedia, repiten bastante los argumentos de Christopher Hitchens, autor de un documental para la BBC en 1994  titulado Hell´s Angel, en español Madre Teresa, ángel del infierno.
    En la página de wikipedia dedicada a Teresa de Calcuta puede leerse la controversia -bien documentada- entre lo expuesto por Hitchens y las respuestas de William A. Donohue presidente de la Liga Católica por Derechos Religiosos y Civiles en los Estados Unidos desde 1993.
    Como habrás sospechado ya, me inclino a aceptar el punto de vista de éste último bastante más que el de Hitchens.
    No es casual en éste último su militancia antitea y sus posiciones a favor de asuntos frente a los que Teresa de Calcuta se pronunció en contra con total nitidez.
    Por mi parte, creo en la santidad de Teresa, en la del Padre Pío y en la de Faustina Kowalaska (por poner algunos casos notables) por más que mi sensibilidad esté más cercana a otros santos mas “normalitos”.
    Saludos cordiales.
    ,

  • pepe blanco

    Al leer este artículo tuve varias sensaciones extrañas. Una de ellas la comenté en mi anterior comentario. Ahora comento otra.
     
    Teresa de Calcuta no fue una beata de todo a cien, de esos que Juan Pablo II beatificó con la misma facilidad con que un churrero hace churros. No. Madre Teresa de Calcuta fue una santa de alto standing. Ya en vida todos sabíamos -o creíamos saber- lo buena buenísima que era.
     
    Al leer estas informaciones desmitificadoras de la nosésimuysanta, y relacionarlas con otras informaciones sobre otros asuntos del papado anterior, uno tiene la vaga sensación de que el reinado de Juan Pablo II empieza a desmoronarse. Quiero creer que fue un papa-error. Una equivocación, un lapsus del Espíritu Santo, que en aquel remoto octubre del 78 debía de andar de vacaciones.

  • Antonio Duato

    Vale, Virginia, también habrá que pinchar el mito de Chávez. El día 23 de Febrero ya publicó ATRIO un artículo pidiendo más transparencia: Se pide más transparencia sobre Chávez

    Y en la entradilla a los dos artículos de ayer ya insinuaba ATRIO que, aunque en su línea sentía mucho la pérdida de un valiente líder anticapìtalista, no estaba de acuerdo con todo lo que  se dice y hace para ensalzarlo a los cielos o embalsamarlo para construir todo un culto a su momia como en la Plaza Roja de los buenos tiempos. Si se crea un mito-burbuja ya llegará el tiempo de pincharla.

    Pero aquí se habla de Teresa. Y si alguien discrepa del estudio canadiense que demuestre la falsedad de los supuestos o razone a favor de los dichos y hechos citados.

  • olga larrazabal

    Aquí en Chile también se ven a veces mujeres de aspecto indio, vestidas con un sarí azul, que me han dicho que son las hermanitas de la orden de sor Teresa.  Cuando pregunté donde vivían y como se podría ayudar, una amiga me contó que solo recibían lo necesario para vivir el día, no guardaban nada y salían todos los días a pedir. Pense en la poca eficiencia del sistema, en que un par de mujeres viviendo en los aledaños de la ciudad, recogiendo viejos enfermos y cuidándolos, no podía dar abasto en forma satisfactoria al cuidado ni al alimento de los viejitos, y tendría que reducirse a vivir  todos en la miseria; pero no le di más pensamiento ya que la viña del Señor suele estar llena de personajes rarísimos para mi modo de pensar de tipo economista.
    Parece que la cosa era ideológica de un cristianismo muy sufriente, el que no voy a calificar, del cual seguramente, otras personas profitaban aprovechando la reputación de sor Teresa y que ella le aplicaba a los que asistía.
    No se en la India, pero en Chile el Servicio Nacional de Salud, las podría haber clausurado si alguien da la voz de alarma. 

  • Hypatia

    El libro del padre Brian Kolodiejchuk “Ven, sé mi luz” revela la “noche obscura” de sus cincuenta últimos años de vida. Ni quita ni pone nada en la construcción de ese icono mediático en el mundo de las comunicaciones. Hay un documental de la BBC: Ángel del infierno: Madre Teresa de Calcuta – de Christopher Hitchens. Otro fenómeno socio-político-religioso fue Francesco Forgione estudiado por el historiador Sergio Luzzatto “Padre Pío, milagros y política en la Italia del siglo XX”. Bueno, somos humanos.

  • Benedictino

    Ahora Teresa de Calcuta……., Pepe Blanco ¿pero por qué no es juzgada toda esa gente que calumnia y difama?.

  • Virginia Fernández

    Vale, desmitifiquemos. ¿Qué tal en los hilos dedicados al recientemente fallecido comandante?

  • oscar varela

    Hola!

    Parece que hay que andar vacunado contra el des-ánimo ¿no?

    http://www.todotango.com/Spanish/las_obras/Tema.aspx?id=hJLVLSi6htM=

    Yira yira

    Tango 1930

    Música: Enrique Santos Discepolo

    Letra: Enrique Santos Discepolo

    Cuando la suerte qu’ es grela,
    fayando y fayando
    te largue parao;
    cuando estés bien en la vía,
    sin rumbo, desesperao;
    cuando no tengas ni fe,
    ni yerba de ayer
    secándose al sol;
    cuando rajés los tamangos
    buscando ese mango
    que te haga morfar…
    la indiferencia del mundo
    -que es sordo y es mudo-
    recién sentirás.

    Verás que todo el mentira,
    verás que nada es amor,
    que al mundo nada le importa…
    ¡Yira!… ¡Yira!…
    Aunque te quiebre la vida,
    aunque te muerda un dolor,
    no esperes nunca una ayuda,
    ni una mano, ni un favor.

    Cuando estén secas las pilas
    de todos los timbres
    que vos apretás,
    buscando un pecho fraterno
    para morir abrazao…
    Cuando te dejen tirao
    después de cinchar
    lo mismo que a mí.
    Cuando manyés que a tu lado
    se prueban la ropa
    que vas a dejar…
    Te acordarás de este otario
    que un día, cansado,
    ¡se puso a ladrar!

     

  • pepe blanco

    “Hay algo hermoso en ver a los pobres aceptar su suerte, sufren como la Pasión de Cristo. El mundo gana mucho de su sufrimiento
     
    ¡Caray, qué miedo! Supongo que la santa de Calcuta, también habría estado encantada de ver el sufrimiento de los judíos en los campos de concentración. Supongo que le habría parecido hermoso verlos aceptar su suerte, un gran beneficio para el mundo.
     
    ¿Pero por qué toda esta gente no es juzgada por el Tribunal Internacional de La Haya, incluso póstumamente?
     
     

Deja un comentario