Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4991 Artículos. - 80144 Comentarios.

Las contradicciones de la socialdemocracia europea

La elección del gobierno socialista en Francia abrió un enorme abanico de esperanzas. Por fin –se dijeron millones de europeos- se va a romper con esta obsesión con las políticas de austeridad (promovidas por la troika: el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional) y se va a poder iniciar una nueva vía, priorizando el crecimiento. Parecía que el discurso que el candidato François Hollande había utilizado durante su campaña electoral permitía así abrigar estas esperanzas.

Tales esperanzas, sin embargo, se están diluyendo rápidamente. El presupuesto presentado por el Primer Ministro Jean-Marc Ayrault al Parlamento francés el día 28 de septiembre contribuye a esta dilución. Veamos.

Lo primero que debe decirse es que el presupuesto tiene muchos elementos positivos, que representan un cambio de rumbo de 180º sobre las políticas del anterior presidente del gobierno francés, el Sr. Nicolas Sarkozy. La acusación hecha por algunas voces de izquierda en España de que no hay diferencia entre Hollande y Sarkozy es una frivolidad que debe denunciarse por su sectarismo. Más de la mitad de la reducción del déficit público (37.000 millones de euros) proceden de aumentar los impuestos de las rentas superiores y de las grandes empresas, mediante intervenciones fiscales, como incrementar el gravamen de las familias millonarias a un 75%. El entonces Presidente Sarkozy los bajó. Desde este punto de vista, el gobierno socialista se merece un aplauso. Comparado, por cierto, con lo que hizo el gobierno Zapatero, en el segundo periodo de su mandato, el gobierno Hollande está a años luz del socialismo español.

Ahora bien, habiendo dicho esto, tiene que señalarse que el presidente Hollande no ha cambiado un ápice su compromiso con la política de austeridad que antepone la reducción del déficit público a todo lo demás. Y ahí está el problema. Quiere reducir el déficit público actual del 4,5% al 3% el próximo año, para alcanzar el 0% en 2017. Y por si no fuera poco, moviliza cielo y tierra para que el Parlamento apruebe el Pacto Fiscal que la canciller alemana Merkel está exigiendo que se apruebe en todos los países de la Eurozona. Este Pacto Fiscal obligará a los Estados a no tener déficit, una política de una enorme (repito, enorme) austeridad y que creará la paralización económica en tales países. Imagínense el impacto que tendría una Ley que prohibiera endeudarse a las familias. Sería el fin del futuro de las familias, pues el endeudamiento es necesario en cualquier actividad económica que conlleve un gran gasto.

Se me dirá, como ya se me ha dicho, que en EEUU, los Estados tienen que equilibrar también sus cuentas, de manera que su déficit tiene que ser 0%. Pero EEUU es un Estado federal, con un Estado federal central (con un gasto equivalente al 21% del PIB), que ayuda a los Estados. No existe tal Estado federal en la Eurozona, y los fondos que controla lo que erróneamente se presentan como componentes de un posible Estado federal, la Comisión Europea y el Parlamento Europeo, son sólo un poco más de un 1% del PIB europeo.

También se me dirá que los países de tradición socialdemócrata en los países escandinavos han tenido mayoritariamente sus presupuestos equilibrados durante el periodo posterior a la II Guerra Mundial. Pero tales voces ignoran la gran carga fiscal (dentro de una política altamente progresiva y redistributiva) que existe en aquellos países, situación que no ocurre en los otros países de la UE. La peor medida, de las muchas malas medidas económicas que tomó el gobierno Zapatero en su segundo mandato, fue la aprobación (con el apoyo del PP y de CiU) del Pacto Fiscal, pacto que empeorará todavía más las dificultades de financiación del Estado del Bienestar en España y en Catalunya. Aprovecho para añadir que el apoyo del dirigente del Partido Verde, el conocido Daniel Cohn-Bendit, al Pacto Fiscal, señala el grado de acomodación y escasísima vocación transformadora de tal figura (lo cual explica su gran promoción mediática por parte de los medios de información de los diferentes establishments). François Hollande tampoco está cuestionando el Pacto de Estabilidad que ha sido el responsable –al requerir un descenso del déficit público- de que el crecimiento económico, desde que se estableció el euro, ha disminuido, y con ello ha aumentado el desempleo.

  • ¿Por qué conserva Hollande su compromiso con la austeridad?

Una de las razones de tales medidas es el objetivo de “recuperar la confianza de los mercados”, la frase más utilizada por los neoliberales, una frase que no pasa ningún test de evidencia científica. La desconfianza de los mercados se basa, ahora, no tanto en el déficit público, sino en el escasísimo crecimiento económico, sin el cual es imposible la reducción del déficit. Y las medidas de austeridad reducirán su crecimiento, aumentando el déficit y la deuda pública. La evidencia de que ello será así es abrumadora. Incluso el Fondo Monetario Internacional acaba de reconocer que las políticas de austeridad tienen un impacto negativo muy acentuado en el crecimiento económico. El mismo FMI atribuye a los recortes el hecho de que Grecia y España tendrán el próximo año el menor crecimiento económico en el mundo.

La otra causa que explica el apoyo de Hollande a tales medidas de austeridad es su deseo de no antagonizar el establishment político y financiero alemán, como bien señala George Irvin en su artículo “The French Budget: Ni juste, ni efficace,” en Social Europe Journal. Es parte de la estrategia del gobierno Hollande recuperar el eje francés-alemán, pensando en un futuro, que considera próximo, en el que la canciller Merkel sea sustituida por una coalición del partido socialdemócrata con los verdes alemanes o incluso con la misma Democracia Cristiana alemana. La promesa que hizo Hollande en su campaña electoral de que su gobierno sería uno más en una Europa multipolar ha ido desapareciendo para recuperar el énfasis en el eje alemán-francés que augura consecuencias negativas para el resto de países de la Eurozona, pues continuará las políticas de austeridad que están llevando a Europa y al mundo al desastre.

  • Cambios en la socialdemocracia alemana

El partido socialdemócrata alemán ha hecho propuestas novedosas, en las líneas que Hollande también ha apoyado en su campaña electoral como el establecimiento de los eurobonos, la europeización de la deuda y un cambio en el BCE para dar mayor hincapié al crecimiento, y no sólo al control de la inflación. Todos estos cambios son muy positivos, y también hay que aplaudirlos. Pero el problema mayor es que el partido socialdemócrata, el SPD, no ha cambiado en un punto central: su compromiso con las políticas de austeridad que el gobierno socialdemócrata presidido por el canciller Schröder, por cierto, inició (en su Agenda 2010), y que la canciller Merkel continuó. Hoy los trabajadores alemanes están subpagados. A pesar del aumento de su productividad, los salarios reales en Alemania no han aumentado en los últimos diez años, siendo una característica de su mercado laboral una elevada tasa de precariedad, un 25%. Su Estado del Bienestar está muy deteriorado, habiéndose incrementado las desigualdades sociales hasta alcanzar niveles sin precedentes desde la II Guerra Mundial. El 10% de los alemanes, los más ricos, tienen el 53% de la riqueza privada del país, mientras que el 50% de la población alemana sólo tiene un 1% (sí ha leído bien, un 1%), según el último informe de la pobreza en Alemania del Ministerio de Trabajo alemán.

Todos estos datos son consecuencia de que el gobierno Schröder potenciara el sector exportador a costa de la demanda doméstica. La reducción de tal demanda disminuyó el crecimiento de la economía alemana, y con ello el crecimiento de la economía europea, que está en camino de una gran recesión de nuevo. Tal recesión en los países de la Eurozona, y muy en particular, de sus países periféricos (resultado de las políticas de austeridad) han afectado también a las exportaciones alemanas a estos países periféricos. Así, las exportaciones alemanas a España descendieron un 11,4%, a Portugal un 15,8%, a Grecia un 9%, y a Italia un 8,6%. Tales exportaciones fueron sustituidas por exportaciones a EEUU, China y otros países emergentes, pero el decrecimiento económico europeo está afectando negativamente al crecimiento económico mundial, afectando también tales exportaciones. Hoy la economía alemana está decelerándose muy marcadamente, y la tasa de crecimiento de la Eurozona se calcula  será en el  2012  negativa (un -0,5% del PIB de la Eurozona).

Estas son las consecuencias de estas políticas de austeridad iniciadas por el canciller Schröder y continuadas por la canciller Merkel. Y una persona clave para el desarrollo de tales políticas ha sido el que ahora es el candidato del SPD para la presidencia del país en las próximas elecciones alemanas, el Sr. Peer Steinbrück, que era el Ministro de Finanzas en el gobierno de coalición Cristiano Demócrata-Partido Socialdemócrata. De ahí que la alianza  Partido Socialista francés-Partido Socialdemócrata alemán no augura que haya el cambio tan urgente y necesario de romper con la austeridad que permita la aparición del New Deal en Europa. De ahí que aunque tales partidos socialdemócratas hayan ido mejorando sus propuestas económicas (consecuencia de las presiones procedentes de los sindicatos franceses y alemanes, así como de los partidos a su izquierda, la Alianza de Izquierdas en Francia y Die Linke (la izquierda) en Alemania, y muy en particular las movilizaciones de protesta popular frente a las políticas de austeridad) todavía están estancadas en el dogma de la austeridad y lo que llaman disciplina fiscal que está llevando a Europa y al mundo al desastre. La alternativa, que sería establecer el New Deal en Europa con políticas expansivas, encaminadas a estimular la economía mediante el crecimiento de la demanda doméstica, no está ni se la espera.

  • Las políticas económicas de la socialdemocracia española

Los equipos económicos del gobierno socialista del Presidente Zapatero han sido discípulos aventajados de la escuela ortodoxa liberal y su comportamiento antes y durante la crisis encaja dentro de los cánones de los libros de texto del neoliberalismo. En lugar de resolver el mayor problema que tiene el Estado español (la regresividad de su política fiscal y la pobreza del Estado que ello conlleva), el gobierno Zapatero hizo una reforma fiscal en el 2006, en la que bajó los impuestos, favoreciendo todavía más a las rentas del capital y a las rentas superiores. Tales recortes de impuestos crearon un agujero en las cuentas del Estado de casi 20.000 millones de euros La política de que “bajar impuestos es de izquierdas” le costó mucho dinero al Estado, incrementando su déficit público estructural que apareció con toda intensidad cuando estalló la burbuja inmobiliaria y el Estado dejó de ingresar los fondos coyunturales resultado del crecimiento de la burbuja.

Y cuando el déficit público se disparó, la respuesta fue también de libro de texto en la doctrina neoliberal. Recortó el gasto público, incluyendo el social, antes que revertir la bajada de impuestos que había hecho en sus años de bonanza. Así, el gobierno Zapatero congeló las pensiones (para ahorrar 1.200 millones de euros), pero no revertió la bajada de impuestos de sucesiones (que le habría significado recuperar 2.200 millones de euros).

Es cierto que el gobierno Rajoy ha acentuado todavía más estas políticas de austeridad, recortando, por ejemplo, el gasto público sanitario (6.000 millones de euros), cuando podría haber conseguido 5.600 millones de euros, revertiendo la bajada del Impuesto de Sociedades de las empresas que facturan más de 150 millones de euros al años, y que representan sólo el 0,12% de todas las empresas de España.

Es sorprendente que en España, uno de los países con mayores desigualdades y menos ingresos al Estado, la socialdemocracia sea de las más conservadoras y con menos vocación transformadora en las áreas económicas y fiscales que existe en la Unión Europea. Existe un temor (o una complicidad) a enfrentarse, por ejemplo, con la banca, nombrando a personas de clara orientación muy liberal, como Jordi Sevilla, Pedro Solbes, Elena Salado, David Taguas, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, Miguel de Sebastián, y otros, en posiciones de gran responsabilidad económica. Los resultados de tales políticas liberales son fáciles de ver: la escasa prevención de la crisis y la manera como se ha respondido a ella (que ha causado un enorme daño) son típicos productos del neoliberalismo. El hecho de que el Partido Popular haya sido incluso mucho peor, no disculpa o diluye los errores económicos de la Administración anterior.

  • La ausencia de autocrítica y renovación

Lo que caracteriza al socialismo español es su nula capacidad de autocrítica y renovación. Es sorprendente que durante todos estos años no ha habido ninguna voz crítica dentro del PSOE hacia tales políticas. Con la excepción de Josep Borrell, ninguna figura del socialismo español se opuso al cambio de la Constitución para incluir (bajo las órdenes de la Sra. Merkel) el infame Pacto Fiscal que fuerza al Estado a no tener ningún déficit, condenando a España a estar a la cola de la Europa Social. Como dije antes, hay que darse cuenta de las consecuencias que tendría para las familias españolas que se aprobara una Ley que les prohibiera endeudarse. El impacto sería enormemente negativo. Pues ésta es la situación para España. Con la excepción de Josep Borrell, no hubo nadie dentro del grupo dirigente del PSOE (repito, nadie) que se opusiera o criticara a tal Pacto Fiscal, mostrando que el PSOE es un aparato presidencialista que ha alcanzado unos niveles que generan rechazo en grandes sectores de su electorado. Tal rechazo se ha acentuado todavía más ahora en que el que lo dirige era el segundo de a bordo del Presidente Zapatero, que ha purgado a todos los demás que le pudieran hacer sombra. El aparato del Partido ha captado el mayor instrumento de las izquierdas españolas, el PSOE, y ello ha tenido enormes repercusiones negativas para todo el país. Hoy al PSOE se le ve y se le percibe por la mayoría de la población española como parte del problema, y no como la solución. Y todos los dirigentes permanecen callados, aferrados a su poltrona. Sería deseable (urgente y necesario) que las bases de tal partido, que son en su mayoría votantes de izquierda, se rebelaran, y hubiera una movilización general pidiendo que se marchen las élites que tanto daño han estado haciendo al socialismo español. El enorme hostigamiento que las clases populares están sufriendo desde el Estado gobernado por la derecha más reaccionaria que ha gobernado este país desde el fin de la dictadura, necesita un instrumento mucho más socialista y más radical de lo que tal instrumento es hoy en día. El amor a España que estos sectores populares siempre han mostrado, requieren una rebelión en contra de la falta de participación y democracia en tal Partido. El hecho de que este fenómeno sea generalizado en otros partidos no es razón de no exigirlo en el mayor partido de la oposición. Así lo necesita este país.

5 comentarios

  • olga Larrazabal

    Gracias por tu invitación Honorio, pero justamente en el país donde habito campea el neo liberalismo desde 1980 a todo vapor, y los políticos de izquierda y centro izquierda que eran amigos de Felipe Gonzalez, refugiados en Mexico y Europa después del golpe, obedecieron a sus patrones y entregaron el país a las transnacionales.  El trabajito lo está terminando el gobierno de derecha actual, y los consorcios chilenos de pensiones están vendiendose a los norteamericanos, de modo que nada va a ser nuestro en el futuro.  Y no veo como puede cambiar la cosa ya que nuestros vecinos del Norte tienen bases militares en todos estos países para defender sus posiciones, ya que el estado norteamericano está identificado con el neo liberalismo, como si fuera una religión de Estado.  Y me da la impresión que los gobiernos europeos tambien y que toda esta movida de los bancos y rescates la hacen para arrasar con lo que queda del Estado de Bienestar y con ideologías que trataban de crear sociedades más solidarias.  Resumiendo, todos aquellos valores predicados por el cristianismo de solidaridad, justicia y equidad son pamplinas para estos nuevos tratantes de esclavos.
    Y no me creo por un minuto que lo que está pasando no sea provocado a propósito.  El espíritu totalitario y fascista tiene profundas raíces en los que manejan el poder, que son corporaciones sin rostro.

  • h.cadarso

     Excelente el trabajo de Oscar y Olga con el historial-disección y retrato en vivo de las Corporaciones. Una de mis conclusiones es que lo de las democracias occidentales, empezando por la de Usa y siguiendo por la de Francia, Inglaterra, Alemania y…nuestra querida España, son el gran timo de la estampita a escala interplanetaria. aquí manda la pasta, la pasta anónima, la pasta gansa…Y todos los gobernantes democráticamente elegidos ponen el lipurdi (en euskera, el agujero de los supositorios) a disposición de las Corporaciones esas de las que hablan Oscar, Olga y el japonés de marras.
    Vicenç Navarro hace una alusión muy en su punto y muy oportuna a las movidas de los sindicatos europeos y de los partidos más a la izquierda de las socialdemocracias europeas que están forzando a las socialdemocracias a acercarse un poco más a la izquierda. Pero parece que olvida en sus referencias a España a los partidos ubicados más a la izquierda del PSOE, al Movimiento 15-M, etc. etc.
      Lo justo habría sido valorar y destacar esa herencia marxista-socialista que toda Europa ha recibido de los partidos comunistas europeos, de los Togliatti, Georges Marchais, Pasionaria, los comunistas griegos, el mariscal Tito, los checoslovacos de 1968, los de la Primavera de Praga,  esa herencia que no ha muerto ni mucho menos, y que, derrotada hoy, aniquilada, rebrota con fuerza y un tanto desorganizadamente a cada paso.
      Estoy con Vicenç Navarro en que hay que potenciar esa dura y rigurosa crítica a la socialdemocracia del PSOE, que no caben posturas blandas y de cohabitación ni paños calientes  con el neoliberalismo.  Y tenga en cuenta, Vicenç Navarro, que esa obsesión neolibeeral del PSOE le viene de lejos, desde los primeros pasos de Felipe González; el PSOE de la transición tenía por objetivo, marcado por los mercados, conjurar el riesgo de una transición demasiado a la izquierda, con una ideología y estrategia marxista, liderada por el Partido Comunista, y engañar a los revolucionarios españoles del momento con el señuelo de un socialismo “centrista”, moderado, civilizado. Y siempre se ha comportado con esas pautas de frenar a las hordas marxistas…
      Me gustaría devolver a Fidel Castro a los 35 años, resucitar al Che, curar a Chávez del cáncer y traerlos a Europa a poner un poco de orden. Me gustaría, amigos Oscar Varela, amiga Olga Larrazabal, que os vinieseis de vuelta para acá con vuestros apellidos tan sonoros a enseñarnos vuestras recetas, las que está aplicando la izquierda sudamericana y apoya la teología de la liberación.
      Seguro que muchos de los que lean esto me tratarán de loco y estalinista…Me da igual, también al de Nazaret lo tuvieron por pasado de rosca. En estos tiempos en que todo el mundo está obligado a razonar al dictado de los mercados, ¿se puede ser otra cosa que loco?

  • Miguel Ángel

    En el cuerto párrafo iguala déficit con endeudamiento. Es un error muy gordo que no entiendo por qué comente el señor Vicenç Navarro.

  • olga Larrazabal

    Como decía Gabi, a nosotros se nos impuso el Neo Liberalismo a partir de 1973 por la fuerza, versión del capitalismo que lleva al descalabro al quitarle poder a los Éstados, destruir la concepción de Estado de Bienestar implantando Constituciones Políticas que le quitan poder a los gobiernos para dárselo a las corporaciones bancarias, industriales y comerciales.  Y mientran predican sobre la libre competencia para justificar la pérdida de poder de los gobiernos, permiten la formación sin control de Carteles y Monopolios que evaden impuestos como locos, fabrican dinero y crédito como si fueran bancos, y se adueñan de los países.  Se adueñan de los Fondos de Pensiones de los ciudadanos y los hacen rezumbar en la ruleta de las Bolsas Accionarias apostando a transacciones a futuro.
    Desarmar esta monstruosidad si los políticos de todos los lados y los ejércitos de los países son sirvientes de las Transnacionales es  casi imposible.  Lo que hizo Islandia es una utopía, pero es lo único sano.

  • oscar varela

    Hola!
    ¿QUIÉN MANDA EN EL MUNDO?
    LAS CORPORACIONES TRASNACIONALES:
    Entidades ficticias e impersonales que manejan el mundo
    Le hemos regalado a las corporaciones el dominio sobre el sustento de nuestras vidas:
    * Ellas han llegado a ser ciudadanos soberanos y nosotros hemos llegado a ser consumidores.
    * Ellas concentran el poder y la riqueza, diseñan y forman nuestra sociedad y el mundo.
    * Ellas tallan nuestras metas y aspiraciones, moldean nuestros pensamientos y lenguaje.
    * Ellas crean las imágenes y metáforas de nuestro tiempo, aquellas usadas por nuestros hijos para definir su mundo y sus vidas.
     EL PROBLEMA: es lo que las Corporaciones hacen bien, aquello para lo que fueron diseñadas.
    ··············
    I.- ¿Qué es la Globalización y que significa para nuestras vidas? 
    No hay una respuesta simple para estas preguntas ya que no existe una “cosa” tal como la globalización. 
    La globalización es un sistema completo de desarrollos entretejidos: económico, político, tecnológico y cultural.
    El principal agente de globalización son las Corporaciones trasnacionales. Son Instituciones que día a día tiene más influencia en nuestras vidas que ninguna otra.
    A pesar de su enorme y creciente impacto, sabemos muy poco de lo que realmente son, y por qué funcionan del modo que lo hacen.
    Un poco de historia (Los Estados y las Corporaciones)
    En 1995, solo 49 de las más grandes economías del mundo eran Estados.
    Los otros 51 eran Corporaciones:
    * Malaysia ocupaba el número 53, más grande que Matushita (54) pero algo más pequeña que la IBM (52)  Mitsubishi, la más grande Corporación en la lista, ocupaba el lugar 22. 
    * Las ventas totales de las 200 Corporaciones transnacionales era  MAYOR que el Producto Doméstico Bruto combinado de 182 estados- sin contar los 9 estados más grandes del mundo. El 30% del Producto Doméstico Bruto Mundial. Aún así esas Corporaciones empleaban menos que un tercio del 1% de la población mundial.
    En los Estados Unidos, las  100 Corporaciones más grandes compran cerca del 75% del tiempo en Red y sobre el 50% del tiempo de la TV pública. Ellas deciden que es lo que se ve y lo que no se ve. Han convertido la TV en su medio de comunicación privado.
    Las fusiones y compras Corporativas significan también que las Radios del país, los Periódicos, y las Editoriales son propiedad de un número cada vez menor de conglomerados preocupados cada vez más de los resultados de los balances. 
    Resumiendo: las Corporaciones controlan el ”sistema nervioso” de USA y cada vez más el internacional. Escuchamos hablar poco de lo que hacen las Corporaciones. A a ellas les gusta así. Hoy día gracias  a la transmisión de los ideales de democracia, los estados son cada vez más responsables de sus ciudadanos, pero ¿Quiénes son  los responsables de las Corporaciones Transnacionales?
    Las empresas de negocios en forma de Corporación, con inversiones económicas legalmente limitadas, comenzaron en Florencia, Italia, en 1532
    * Colón había “descubierto” América en 1492;
    * y Vasco de Gama había navegado alrededor de África hacia India en 1498 y vuelto con una carga que valía 60 veces el coste del viaje.  Un benefició del 6.000% 
    ** Pero existían algunos problemas:
    Primero, era extremadamente caro producir una expedición así, de modo que poca gente podía hacerlo por sí misma. 
    Segundo, esos viajes eran extremadamente riesgosos;  la probabilidad de naufragar en una tormenta o ser prisioneros de los piratas era considerable. 
    Tercero, existía  prisión para los deudores, no solo para ti sino también para tu familia y descendientes, si perdías el barco y no podías pagar tus deudas.
    ** La solución para estos problemas fue ingeniosa:
    Primero: Responsabilidad  Limitada por ley,  a diferencia de las sociedades, donde cada socio es legalmente responsable por todas las deudas del negocio, la responsabilidad limitada significaba que tú solamente podías perder la cantidad que invertías. 
    Este arreglo requirió un decreto especial del Estado. Esto era conveniente no solo para los inversionistas si no también para el príncipe, porque una expedición exitosa incrementaba la riqueza de su territorio, y porque sacaba una tajada grande de las utilidades al respaldar este decreto.
    Desde el comienzo las Corporaciones han estado involucradas en colonialismo y explotación colonial -un proceso que continúa hasta el día de hoy bajo un sistema  económico “neo-colonial” que sigue transfiriendo la riqueza del Sur al Norte. 
    Aunque tienen mucha ayuda del Banco Mundial y del Fondo Monetario, las Corporaciones continúan siendo las principales instituciones que supervisan este proceso.
    Segundo: muestra cómo desde el comienzo las Corporaciones han mantenido una relación incestuosa con el Estado. 
    En el siglo 16 las Naciones-Estados tales como las conocemos no existían.  Los gobernantes tenían recursos limitados y no podían ejercer el tipo de soberanía que consideramos natural hoy en día.  El Estado como lo conocemos hoy día, políticamente limitado por sí mismo y  auto-engrandecedor, se desarrolló en paralelo con las Corporaciones protegidas por la realeza.  Eran hermanas siamesas imposibles de separar.
    La enorme riqueza extraída del Nuevo Mundo en particular, le permitió a los Estados llegar a ser más poderosos y ambiciosos, y los gobernantes ayudaron al proceso despachando ejércitos y naves para “pacificar” a los países extranjeros. De aquí se desprende que hubo un tercer socio que también creció con los otros dos: los Militares modernos.  Juntos forman la Trinidad Non Sancta, gracias a las nuevas tecnologías de la pólvora, el compás (en la navegación) y a este astuto nuevo tipo de organización  que minimiza el riesgo financiero.
    Resumiendo: la Moderna Nación-Estado y sus Militares crecieron alimentándose de la explotación colonial a la par con las Corporaciones.
    ·····················
    II.- El caso de EEUU
    Los Estados Unidos nacieron como una revolución contra las Corporaciones las cuales habían sido usadas como instrumento de poder abusivo por los reyes ingleses. La nueva república estaba muy sospechosa del gobierno y del poder Corporativo. 
    Las Corporaciones fueron autorizadas por los Estados, no por el gobierno federal (la constitución de USA no las menciona) para poder vigilarlas de cerca. 
    El tamaño de estas Corporaciones autorizadas era limitado, y se disolvían automáticamente si no se renovaba la autorización o si la corporación se metía en actividades no consideradas en la autorización.
    Para 1800 había unas 200 autorizaciones corporativas en USA. El siglo siguiente fue un período de gran lucha entre las Corporaciones y la Sociedad civil.  El punto de inflexión fue la Guerra civil (1861-1865) 
    Con los grandes beneficios derivados de los contratos de aprovisionamiento, las Corporaciones pudieron sacar ventaja del desorden y corrupción de los tiempos, la  compra de legisladores y jueces y aún presidentes. 
    Lincoln se quejó un poco antes de su muerte  “Las corporaciones se han entronizado. Se nos viene una era de corrupción en los altos puestos y el poder del dinero ayudará a prolongar su reino  derribando los prejuicios de las personas hasta que la riqueza se acumule en unas pocas manos…y la república sea destruida.” 
    Rutheford-Hayes, que llegó a la presidencia en 1876 en elecciones sucias y dominadas en la trastienda por las corporaciones, más tarde declaró: “Este es un gobierno del pueblo, por el pueblo pero no para el pueblo.  Es un gobierno de Corporaciones, por Corporaciones y para las Corporaciones”. 
    Las Corporaciones gradualmente ganaron suficiente influencia para reescribir las leyes que gobernaban su creación:  las autorizaciones estatales no pudieron ser revocadas, las Corporaciones pueden dedicarse a cualquier actividad, etc.  Su éxito más clamoroso fue en 1886 cuando la Corte Suprema falló (en el juicio Condado de Santa Clara vs Ferrocarriles del Pacífico Sur) que la Corporación privada es una “persona natural” bajo la constitución de USA y por ese hecho tiene derecho a la protección de la Carta de Derechos incluyendo el derecho a la “libertad de expresión”.
    Dado los vastos recursos financieros de las corporaciones para defender y explotar esos derechos, esto ha significado que las Corporaciones son más libres que cualquier ciudadano. 
    Resumiendo: durante y después de la Guerra Civil hubo un golpe de estado en USA, no militar, pero una perversión ilegal de las instituciones de los poderes del estado. Excepto por un retroceso temporal durante el Nuevo Trato de Roosvelt (1930) USA ha sido gobernado  desde entonces, por una alianza de las Corporaciones y el Estado
    Hay que enfatizar este incesto ya que tendemos a olvidarlo.  Nosotros distinguimos entre el Gobierno y la Economía, pero de hecho en los niveles superiores hay muy poca diferencia efectiva entre ellos. Hoy los Gobiernos aún sacan la tajada real del botín, pero lo llaman impuestos. 
    * Por un lado, los Estados necesitan promover las Corporaciones porque éstas han llegado a ser sus “proxenetas” dependientes de esta fuente de ingresos;
    * por otro lado las Corporaciones transnacionales se acrecientan por medio de leyes en las cuales el Estado promueve sus actividades.  Como Dan Hamburg, un antiguo representante demócrata por California concluyó de sus años en el Congreso de USA “El gobierno real de nuestro país es económico, gobernado por grandes  Corporaciones que arrienda el Estado para hacer sus apuestas  Apadrinar un ambiente de seguridad en el cual las corporaciones y sus inversionistas puedan florecer es el objetivo primordial de ambos partidos políticos”. 
    Lo mismo es cierto internacionalmente.  Casi en todas partes la globalización significa que los intereses de los políticos que controlan las naciones están cada vez más identificados con los de aquellos que controlan las Corporaciones.  En la mayoría de los países la elite se mueve fácilmente de uno a otro puesto, desde la Gerencia Ejecutiva a puestos en el Gabinete  de Gobierno y viceversa naturalmente sus intereses se identifican. 
    La política exterior de USA está determinada por el deseo de abrir mercados foráneos (de materias primas, y mano de obra barata) para la penetración de las Corporaciones americanas. Si hubo excepciones, no han durado mucho.
    ························
    III.- La “i-”-responsabilidad de las Corporaciones (“dueños-anónimos”)
    Esto nos devuelve al tema de  la responsabilidad corporativa.  Un decreto real enumeraba los privilegios y responsabilidades de las corporaciones.  Desde ese minuto la historia de las Corporaciones deviene en la historia de sus intentos por acrecentar sus privilegios y disminuir sus responsabilidades.
    Un paso importante en la disminución de responsabilidades fue la introducción de la compañía accionaria; la primera compañía inglesa fue legalmente constituida en 1553.  Las acciones en una Corporación podían ser compradas o vendidas libremente, aún a alguien del extranjero.  El Mercado accionario se convirtió en un rasgo esencial de una economía desarrollada y de la mayoría de las en desarrollo. 
    Considere sin embargo, los efectos de este desarrollo en la responsabilidad sobre las consecuencias éticas de las actividades comerciales.  Legalmente, la responsabilidad primera de una Corporación no es con sus empleados o sus clientes, sino con sus accionistas. Después de todo, son los dueños. ¿Qué pasa entonces cuando estos dueños son anónimos, repartidos por aquí y por allá, la mayoría viviendo afuera, sin ningún interés en las actividades de la corporación excepto aquellas que afecten su rentabilidad?
    1) Compare su situación con un negocio pequeño, de un dueño local.  Supón que eres un maestro carpintero viviendo en Italia en el siglo 16. Si el negocio está bueno, puedes emplear muchos otros carpinteros y aprendices. Los puedes tratar mal, jornadas largas, sueldos bajos, pero será difícil escapar de las consecuencias de ese comportamiento. Tú y tu familia viven arriba del taller, o a la vuelta, tu mujer se junta con las esposas de los antiguos trabajadores, son amigas; tus hijos juegan con su hijos, quizás reciben lecciones del mismo maestro. Vas a la misma iglesia y participas en las  mismas fiestas.  El punto es que en esa situación la responsabilidad económica es local y no puede ser evadida fácilmente. Todos en la ciudad saben cómo tratas a tus trabajadores, y esto afecta tu reputación, lo que la gente piensa de ti y como se manifiestan contigo.
    2) Compare esto con lo que pasó en Bhopal, India en 1984, donde se supone que murieron hasta 10.000 personas y otras 50.000 quedaron  afectadas para siempre en el peor desastre químico, cuando una planta de la Union Carbide tuvo una pérdida de gases tóxicos.
    Aunque no sepamos quienes son, es veraz decir que los dueños de acciones de la UC estaban en otra parte, viviendo en diversos lugares del mundo y que excepcionalmente algunos pocos se indignaron lo suficiente como para protestar, pero la gran mayoría no se sintió responsable por lo que sucedió. La gente responsable por el manejo de la UC también vivía y trabajaba muy lejos. Cualquier responsabilidad que una corporación tenga, que generalmente es solamente financiera, es bien diferente al tener que vivir con las consecuencias, y esta diferencia tiene un gran impacto sobre como estas instituciones impersonales, las Corporaciones, pueden  manejar sus negocios. 
    Es importante entender que el problema de Bhopal no era principalmente tecnológico, (uno de esos peligros inevitables de la vida moderna) sino un problema de responsabilidad, o de inmoralidad Corporativa.  El gas que escapó es tan volátil y peligroso que normalmente no se almacena si no se convierte inmediatamente en un compuesto más estable; éste fue almacenado inapropiadamente, sin ser refrigerado; la válvula de escape de emergencia no funcionaba; había habido ya problemas y accidentes, pero las recomendaciones derivadas de estos accidentes no se habían implementado;  no habían protocolos ni ejercicios para evacuaciones de emergencia; y la Municipalidad no había recibido ningún entrenamiento o información sobre el gas que permitiera saber como comportarse ante tal accidente…
    Ahora  piense, si el Gerente de la UC hubiera estado viviendo en la vecindad con su familia ¿Las condiciones hubieran sido las mismas? Y la Union Carbide nunca se disculpó por el accidente, evidentemente porque había implicaciones legales en juego. En vez de eso, los ejecutivos de la compañía en India esparcieron rumores que un empleado descontento había causado el desastre, pero nunca se presentaron pruebas que respaldaran esta tesis. 
    Esta inhabilidad para pedir perdón es precisamente el punto: Es intrínseca a la naturaleza de las grandes Corporaciones no ser responsables del mismo modo que usted y yo lo somos. A la Dra. Rosalie Bertell,  quien dirigió la Comisión Médica Internacional para el caso de Bhopal en 1994,  se le preguntó si el desastre de Bhopal había cambiado la manera de operar de estas multinacionales en el extranjero. Su repuesta da que pensar: “No lo creo, y esto es  aterrador.  Pienso que la mayoría ve que la Union Carbide salió con la suya y quizás ellos pueden hacer lo mismo.  Yo pienso que el efecto ha sido mínimo.”  El accidente no le costó un centavo a la UC.  Transaron todas las indemnizaciones en $470.000.000, lo que fue cubierto por los Seguros.
    ···························
    IV.- El punto justo adonde hay que apuntar
    Estamos empezando a entender como uno de los propósitos principales de una Corporación es  proteger a los administradores y directores que la manejan, a los accionistas que se benefician, de la responsabilidad por lo que la corporación hace. También entendemos por qué debemos hablar de “Corporaciones  transnacionales” en vez de “multinacionales”
    Las primitivas Corporaciones trascendían a las comunidades locales;  hoy en día, las más grandes, las más poderosas, trascienden a las naciones-estados y a sus ciudadanos.  En su preocupación por las utilidades, han aprendido a poner a las naciones una contra otra para obtener mejores condiciones para operar, las mejores exenciones impositivas, las menores restricciones ambientales, y así sucesivamente.
    Este es un desarrollo significativo;  aunque  las corporaciones y las Naciones-Estados crezcan juntas, de alguna manera se han separado. Las Corporaciones son más libres que las Naciones-Estados, que están atadas por sus responsabilidades a sus límites y a su gente.  Las Corporaciones no tienen estas obligaciones.  Ellas  pueden reinventarse completamente, en un lugar diferente y en un negocio diferente si les  conviene.
     
    V.- Entonces, ¿qué es una Corporación? 
    No se puede señalar con el dedo a una corporación, porque no tiene una locación física. En principio, una corporación es inmortal. Tu puedes señalar un edificio que pertenece o es usado por una Corporación, aún así, el edificio puede ser vendido sin alterar el status legal de la Corporación. Todo puede ser reemplazado- toda la gente, todos los recursos materiales que posee, el tipo de actividades a las que se dedica, y aún el nombre y todavía permanecer esencialmente la misma corporación. 
    Una Corporación es un sistema disipativo. Esto es, debe tomar energía del exterior (ej. materia prima en bruto) la que procesa de varios modos (ej. manufactura).  Para continuar viviendo indefinidamente sus ingresos deben ser iguales a sus gastos. Y como todo ser viviente, este proceso está sujeto a la  ley de la entropía: aunque se produzcan productos con valor agregado (bienes manufacturados, o productos culturales tales como un libro o una obra de arte) el proceso consume energía.
    Así el destino de la Tierra está en las manos de instituciones impersonales las que, dado el modo como están estructuradas, no están motivadas  por una preocupación acerca del bienestar de la humanidad, si no por el deseo de su propio crecimiento y beneficios.
    Es intrínseca a la naturaleza de las Corporaciones no ser responsables del modo que nosotros necesitamos que lo sean;  el modo impersonal de su propiedad y organización garantiza que tal responsabilidad esté tan diluida y sea tan difusa que, al final tiende a desaparecer.
    Alguno podría argüir que hay Corporaciones que cuidan a sus empleados, se preocupan por sus productos y el efecto de estos en el medio ambiente, etc. Pero “es intolerable que los temas más importantes para la vida humana se decidan únicamente sobre la base de los beneficios que les producen a las corporaciones transnacionales.” Y es también intolerable que los recursos limitados de la Tierra, sean asignados principalmente en base al beneficio que produce a las Corporaciones transnacionales.
    …en la medida que las Corporaciones transnacionales sean los instrumentos primordiales de la globalización económica, ellas ponen en peligro el futuro de nuestros hijos y del mundo en que vivimos.
    ·······················
    NOTAS:
    1.- este Texto es un “destilado” de Oscar a un Artículo de un japonés, publicado en “piensaChile” gracias a una traducción del Inglés que hubo realizado Olga Larrazabal.
    2.- estimo que merece difusión., para “no estar echando agua fuera de la maceta” (o como dicen en mi Barrio reo: “mear fuera del tarro”); al mismo tiempo que con-cuerdo con el Autor del Post.

Deja un comentario