Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7149 Artículos. - 109047 Comentarios.

Revuelto de mujeres y parejas con historia

El tema sobre sexualidad que acaba de plantear Atrio roza de alguna manera la turbia historia de la pareja real, mejor diríamos ex-pareja Juan Carlos de Borbón- Sofía de Grecia, y la moral sexual en uso de nuestros grandes políticos a escala mundial. Me he permitido hacer aquí un ligero paralelismo entre Sofía de Grecia y Dolores Ibárruri, dos personajes femeninos importantes en la reciente historia de España.

Se trata de apuntes para la reflexión que he colgado en www.durangon.com: me pregunto si Sofía de Grecia no habría podido reaccionar ante los devaneos de su esposo o ex-esposo como Diana de Gales, si con su sacrificio o fidelidad al cargo de Reina no está apuntalando un sistema político y un statu-quo que impide la vuelta de la República conforme a los deseos de muchos de nuestros conciudadanos, si no sería mejor que Sofía mandase todo al carajo y el entramado de la monarquía con los Froilanes, los Urdangarines, las princesas de pocas luces y los elefantes y las Corinas se fuese de una vez al garete…

Ahí os lo dejo, por si queréis opinar.

Lleva sangre de las más altas realezas europeas, se ha educado en los más “privados” colegios de la más alta aristocracia, entró en la historia del Reino de España de la mano de su marido Juan Carlos de Borbón, el cual a su vez alcanzó el trono  de la mano del dictador Francisco Franco, y ambos fueron coronados reyes tras un referendum constitucional más o menos inspirado por la guerra fría que siguió a la guerra caliente de 1940.

Sofía de Grecia vive hoy un problema de índole familiar, y según dicen muchos, matrimonial o sentimental. No  es María Callas, ni Jackie Onassis, ni Diana de Gales, ni Camila de Inglaterra, ni Carla Bruni,  pero figura entre las mujeres importantes de su Reino y de Europa. No se lo ha ganado por sí misma, cuesta creer que Sofía de Grecia haya tenido nunca problemas para llegar a fin de mes…han sido más bien las circunstancias las que la han encumbrado hasta el trono que ocupa.  Pero, por méritos propios o por el azar de la vida, es protagonista de nuestra historia reciente.

Tal vez podría uno aventurar que Sofía de Grecia comparte con Dolores Ibárruri, la gran figura femenina de la Segunda República, la Guerra civil y la Transición democrática, un cierto protagonismo, que las dos son figuras significativas y decisivas en la historia de este rincón de Europa. Cada una, a su manera, son la expresión y el grito de libertad y dignidad de la mujer que lucha por conquistar el puesto que le pertenece en la sociedad.

Sofía no acompañó a Juan Carlos en su cacería de elefantes de Bostwana, estaba entonces celebrando con su familia de Grecia la Pascua de la Iglesia ortodoxa. A Juan Carlos le acompañaba en Bostwana, según se dice por ahí, una dama de la aristocracia alemana divorciada de un príncipe alemán, de nombre Corina de Wittgenstein.

Sofía de Grecia, Reina de España, cumple rigurosamente con todos sus compromisos y obligaciones como Reina de España. No faltan quienes piensan que su actuación fue decisiva en el golpe del Teniente Coronel Tejero, que ha sido ella el timonel de lo que queda  de democracia en nuestro estado español. Pudimos verla este fin de semana presidiendo a cierta distancia del Rey el desfile de las fuerzas armadas en Valladolid.

Es obligado recordar aquí hasta qué punto los grandes políticos de renombre internacional enturbian sus vidas en aventuras ridículas: los Aristóteles Onassis, los Bill Clinton, los Strauss Kan, los Berlusconi…Nada que reprochar a una legítima libertad de la persona en su vida sentimental, pero resulta difícil soportar historias de políticos disfrazados de casanovas que terminan por caer en la misma trampa que han urdido torpemente. Siempre la historia del cazador cazado…

Desde una perspectiva feminista, tal vez se podría haber pedido a Sofía de Grecia una réplica más tajante ante los posibles devaneos del Rey de España. Algo quizá como lo que hizo Diana de Gales ante el desplante de Carlos de Inglaterra…

Pero no ha sido así, hoy, guardando siempre esa distancia tan significativa con el Rey Juan Carlos, sigue al pie del cañón cumpliendo sus deberes de Reina, igual que sus deberes de madre al lado de sus tres hijos, y de abuela de un montón de nietos, en un  equilibrio sabio y sobrio  de su “rol” de esposa, madre y reina. Ni excusa ni acusa a nadie de sus hijos e hijas, pero está a su lado para lo bueno y para lo malo…

Dolores, la exmujer del minero Julián de Gallarta, una mujer que se hizo a sí misma, que alcanzó notoriedad y poder político luchando al lado de los oprimidos, asumió por su parte el compromiso republicano y revolucionario del marxismo y aceptó todas las responsabilidades hasta la de secretaria general del PCE. En su momento, se divorció de su primer marido para unirse, con el escándalo de todo el “rojerío” masculino que la rodeaba, con un hombre 17 años más joven que ella. Vio morir a uno de sus hijos  luchando contra Hitler, en la batalla de Stalingrado. Volvió a Madrid a restaurar la soñada democracia y a morir.

Una y otra, la reina y la lider comunista, han cubierto un papel diferente y contradictorio en este Gran Teatro del Mundo que decía Calderón de la Barca, poblado por magnates y plebeyos. Pero una y otra han interpretado su papel: su papel de ciudadanas y su papel de mujeres conscientes de sus derechos y obligaciones.

Puede que sea exagerado, pero quizá no: Aquello de los franceses de “cherchez la femme”, de que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer…en el caso de Sofía y de Dolores Ibárruri no vale. En estos dos casos, el hombre (Berlusconi, Onassis, Sarkozy, algún que otro rey..) están detrás de la mujer,  pequeños, oscuros, enanos.  Detrás de Sofía de Grecia se esconde para ir a cazar elefantes a Bostwana un rey que se rompe la cadera en una mala caída, detrás de Dolores de Gallarta, se ha quedado en el camino un minero al que le faltó el aliento para seguir en primera fila en la lucha por la libertad.

14 comentarios

  • Honorio, retiro gustoso su adscripción a un grupo que nunca lo consideré tal. Sencillamente me parece que compartían todos una misma radicalidad, cualquiera que fuese su pensamiento particular.  El muro de Berlín fue escenario de muchas muertes de alemanes que querían saltarlo, pasarse del Este al Oeste. No creo que hubiera ningún occidental que quisera pasar al otro bando. No creo que me considere partidario de ningún capitalismo salvaje. Defiendo la libertad de empresa como una vertiente más de la libertad tout court. En eso coincido con Frau Merkel. Hasta los chinos se han dado cuenta de su necesidad y, por lo que se entrevé,  también Raúl Castro. No me obsesiono por ningún país. Ni Estados Unidos, ni siquiera España. La Tierra es de todos y en todas partes tendríamos que tener derecho a considernos en casa. No creo en las revoluciones, sino en la igualdad de oportunidades.  Por razones de trabajo conocí la URSS en el 83, con Chernenka en el poder. La diferencia de clases era abismal, entre la clase del buró y el resto de los mortales. Con una Lubianka en el centro de Moscú que en nada divergía del goulag. Nadie tiene derecho en nombre del pueblo a yugular libertades fundamentales.

  • h.cadarso

      Ludovico, resulta entretenido este diálogo. Así que, si no le parece mal, respondo a su última aclaración. Efectivamente, no vale la pena recordar tiempos pasados; en tiempos pasados, hasta Federico Jiménez Losantos fue del Partido Comunista de España, según cuentan; y Piqué, el exministro de Aznar…Así que mejor volvemos a lo de hoy.
      Usted se alegra de que cayese el Muro de Berlín; yo veo algunos inconvenientes en dicha caída, y es que ha venido a gobernarnos Europa una del otro lado del Muro, Fraulein Merkel, que…me encantaría regalársela, amigo mío. También le regalaría a Juan Pablo II, venido del otro lado del Muro…
      Por otra parte, me extraña que se sienta feliz, cuando aún nos queda derribar la muralla china…Y de paso cepillarnos al incordio ese de Fidel, que se nos ríe a las mismísimas barbas a pocas millas de Miami, nuestro paraíso capitalista…
      No me hable de utopía, amigo Ludovico. A mi entender, utopía es un concepto relativo, es alcanzable mientras muchos lo creen posible. Pero cuando los que lo creían posible y luchaban por él se pasan a posiciones de signo capitalista, se apuntan a los ganadores de la crisis que azota a los pobres, hacen la vista gorda a las hambrunas que matan de hambre a millones de niños, entonces lo que era un programa alcanzable se convierte en una utopía.
      Usted  ve como una utopía, lo que yo veo como algo posible y por lo que vale la pena luchar. En cuanto a los otros “utópicos” de los que usted habla, preferíría que me saque de la lista. Aquí cada uno somos cada uno y tenemos nuestras cadaunadas…

  • Antonio Vicedo

     
    Insistes, Ludovico:-”la democracia debe estar firmemente asentada para que impere la fuerza de la razón. Una separación nítida de poderes que nos traiga de nuevo a la vida a Montesquieu. Lo que supone una justicia fuerte e independiente.”
    La democracia para que pueda ser considerada tal, no puede esperar a que esté más o menos asentada, sino a que esté constituida por verdaderos demócratas y est*s serán las mayorías de ciudadanos que, considerándose y considerando a l*s demás PERSONAS IGUALES en Deberes y Derechos, constituyan lo que se llama SOBERANÍA POPULAR (demos arjé).
    Desde ningún individualismo ni colectivo poderoso que considere desiguales a las personas, o las califique por su tener propio y no por su ser, se puede estructurar algo que merezca con verdad el concepto de democracia, ni podrá imperar la fuerza de la razón, por falseamiento de la misma razón, que no resiste la luz de la realidad personal humana en tanto SUJETO RACIONAL LIBRE y RESPONSABLE.
    Tampoco puede darse la separación nítida del poder soberano popular, puesto que no existe tal calificación de poder, con lo que, ni el Legislativo, ni el Ejecutivo, ni el Judicial REPRESENTATIVOS,  merecen sus nombres ni su fundamento, por muchos Montesquieus que vinieran.
    Además la JUSTICIA que no implique el carácter esencial de DISTRIBUTIVA, empezando por dar a todas las personas su propia y real condición, nunca será JUSTICIA por injusta; mucho menos podrá gozar de esa doble característica a la que te refieres de fuerte e independiente,
    Respecto a lo de nuestras vivencias y experiencias personales y familiares, sólo decirte que es el poder el que corrompe personas y estructuras y, como afirmaba el Filósofo, cualquier poder absoluto (de tejas abajo y de cualquier colorido) corrompe ABSOLUTAMENTE.
    Es por ello que la cosecha de la LIBERTAD es propia de la sementera o arboleda de la VERDAD, que, referida a lo bueno o no tan bueno, coincide con la REALIDAD.

  • Gabriel Sánchez

    Tres reflexiones:  1) La relación de los seres humanos, cualquiera sea su vinculación debe ser en el AMOR, cuando eso falta, todo se vuelve un esqueleto vació…
    2) No puede entender como en esta segunda década del tercer milenio, existen monarquías…
    3) La verdad tampoco entiendo, como los “súbditos” de las Monarquías, no se han levantado y proclamado una República y paso no votar a partidos y personajes que les viven explotando… Pero como yo soy torpe, he sido y seré, en cualquier parte del mundo Republicano y de izquierda.- Gabriel
     

  • Antonio Vicedo, me da la impresión de que hemos tenido más de una experiencia idéntica. Mi madre se quedó al frente del cortijo (arrendado) mientras mi padres y mis tíos estaban al frente (con Lister y El Campesino).  No todos los cortijos son los de las películas de señoritos ricos; los hay que son una simple casa de labranza. La pandilla  “Pancho Villa” les robaba todo lo que recogían, en nombre de la República.  Estaban en el cortijo, para realizar las labores del campo (cuidar de los animales, labrar, cosechar) mi madre, mi tía y mi abuelo. Los hombres estaban en el frente. 

    El mundo hoy no puede ser una Marinaleda. Pensarlo es caer en la utopía. Cierto es que la poesía, la utopía mueve al mundo… ma non troppo.  La experiencia para este hombre de 66 años largamente cumplidos le dicta que el dictum de Hobbes homo homini lupus es desgraciadamente muy cierto. Por eso la democracia debe estar firmentente asentada para que impere la fuerza de la razón. Una separación nítida de poderes que nos traiga de nuevo a la vida a Montesquieu. Lo que supone una justicia fuerte e independiente. Un rspeto al derecho natural (ya sé que en este foro suele ser objeto de denuesto), como fundamento de los demás derechos.

    La justicia ha sido la que ha encausado al presidente de Islandia. La justicia puede encausar a los banqueros tiburones.

    El derecho natural es el que garantiza la igualdad de oportunidaddes, respeto el anterior derecho a la vida y a la educación.

    Cuando las mujeres empezaron a gozar de igualdad de oportunidades, iniciaron su camino hacia la independencia y la libertad.

    Quienes tenemos hijas en la cuarentena o frisándola sabemos muy bien cómo han podido de momento capear el temporal porque se les ofreció la oportunidad de hacerse a sí mismas y la aprovecharon.

  • Antonio Vicedo

     
    Ludovico, afirmas: “-ustedes son utópicos, creen en la bondad humana. Mi experiencia, … , me dice que el muro de Berlín cayó muy bien, aunque demasiado tarde.”
    Si con realismo y apuntando a la verdad nos referimos a lo utópico, (como lo que aún no sucede, pero no va a poder suceder jamas por falso y desequilibrado: una Humanidad Humana formada por PERSONAS calificadas con desigual valor, dignidad, finalidad y mutua necesidad) esa consideración suya hacia nuestra postura tiene un perfil negativo que, por mi parte asumo plenamente: siempre será utópico porque no puede convertirse en realidad, ni suponiendo la bondad humana por falseamiento individual y estructural. Pero ese falseamiento conceptual y práctico circunstancial por cultura temporal y local, puede y debe dar paso a otra circunstancialidad no falsa ni falsificadora, si la cultura se orienta hacia la verdad que contiene la propia REALIDAD PERSONAL. ¿O la Humanidad es radicalmente selvática, compuesta de SERES HUMANOS PEQUEÑOS Y GRANDES? ¿O frente a la RAZÓN DE LA FUERZA,no se levanta también en el campo humano LA FUERZA DE LA RAZÓN?
    Sobre lo muros y sus emplazamientos, construcciones y motivos de mantenimientos y derribos, habría mucho que hablar, desde la alegría y satisfacción de que algunos hayan sido derribados y la angustia, vergüenza y deseo inexcusable de que ninguno permanezca separando la UNIDAD HUMANA.
    Porque del pasado nos quedan murallas grandes y chicas como la china o la de cualquier mansión o palacete actuales y los muros entre USA -MÉXICO e ISRAEL-PALESTINA, MARRUECOS- SAHARA, que parece no estorban tanto a muchos, aunque ya su destrucción lleva retraso desde que se levantaron. Hay otros todavía más herméticos y crueles, no siempre visibles, que separan a los BIENES de QUIENES para sobrevivir los necesitan “in extremis”. Tampoco se hace problema de su no derribo y aún la necesidad de ello se considera UTOPIA de la de NUNCA JAMAS.

  • Antonio Vicedo

     
    h. cadarso, dices;- ” quedan aún muchas mujeres que hacen honor a sus responsabilidades como miembros de la sociedad. Dolores Ibárruri fue una de ellas, creo yo. Y también creo que no tenía ningún complejo de líderesa. No he tenido la oportunidad de estrechar la mano de Juan Carlos, pero sí la de dar un beso a la Dolores en los últimos años de sus vida. La vida nos lleva a cada uno por senderos diferentes…”
    Ya se que la condición relativa es algo connatural a cosas y personas, afectando hasta su misma esencia, y por lo tanto nada más oportuno que aplicárnoslo y aplicarlo a cualquier sujeto u objeto de los que tratemos en nuestro pensar y actuar.
    Que lo significado por los conceptos reina o lideresa aguanten lo relativo que les concierne, como lo tienen y tenemos que aguantar quienes nada tenemos que ver con ellos..
    Tu apoyas, con tu “creo yo” que Dolores fue lo que dices y yo, sin negarlo del todo, también, no creo, sino recuerdo, del diálogo de mi madre con un pariente próximo suyo, avanzada ya la incivil guerra, LO de sobre COMO  lo pasaban por algunas masías de la zona provincial norte de Alicante, miembros del Gobierno por aquí establecidos (Dolores entre ell*s) y otros con mando en plaza, comparado con los que se la jugaban en las trincheras (mi padre uno de ellos) y sus esposas,madres, hij*s por la retaguardia, lo de lider/esa no se libraba de su connotación peyorativa.
    No siempre lo que contamina el ser es por lo que SE TIENE en propiedad, sino por lo que se PUEDE con relación a otr*s, a l*s que les queda el aguante y el soportar el riesgo de la supervivencia propia y la de l*s suyo*s. Ciertamente “ La vida nos lleva a cada uno por senderos diferentes”, pero aunque lo consideremos utópico, que no irreal, también las huellas las dejamos nosotr*s y hay que fijarse bien, en si ofrecen la misma valoración de la pisada las dejadas por pies desnudos o con míseras alpargatas o por las plantas de botas y zapatos que dejan bien resguardados a aquellos. Y muchas muchas mujeres, ni reinas, ni lideresas, han llenado y llenan los senderos y campos del mundo con huellas de pies descalzos y ensangrentados; esto, claro está, dado el caso de que hayan podido caminar.

  • Perdón, debería decir “Maria Rosa Borrás….. no quiso presentarse”. Fue ella la que se retiró.

  • Honorio, se me hace difícil debatir con usted. Me recuerda a menudo a Nazarín, de Buñuel. No lo tome a adulación, pero es ese sentido radical de algunos participantes de Atrio (usted, Carmen de Almendralejo, el propio Vicedo. Ana, el grupo vasco, formen o no grupo, etcétera) el que me atrae a estas páginas, aunque me halle a años luz de la tesis defendida.

    La vida, Honorio, es muy compleja. Quizá pensemos que la del otro es más cómoda, más sencilla, más acolchada. Usted besó a la Pasionaria, yo quise como a una hermana a María Rosa Borrás, la secretaria del PSUC de facto y compañera del economista del PC en las cortes iniciales, Antonio Montserrat). Con ella y Gutiérrez Díaz  intenté encontrar un sitio para las reuniones del PSUC en el año 69. El Guti estaba buscado por la policía y yo me monté en su coche, un renault ocho azul, subiemdp como una bala la calle  Urgel  de Barcelona, exponiéndonos a que nos parase la policía.El Guti vivía escondido, pero bien. Su mujer era pediatra como él.  Aquello no fue nada comparada con el gesto de Maria Rosa Borrás, que, habiendo los dos optado a un mismo puesto de trabajo, no quiso presentarme a la última selección porque yo iba a casarme y lo necesitaba más en el año 70. La comunista  me dio una lección de generosidad impagable. Pero Honorio, ustedes son utópicos, creen en la bonda humana. Mi experiencia, no viene al caso aburrirle con más anécdotas que sólo a mí importan, me dice que el muro de Berlín cayó muy bien, aunque demasiado tarde.

    Gracias por aguantarme, Honorio.

  • h.cadarso

    Eso de “reina o lideresa”, amigo Vicedo, no concuerda con el retrato que he intentado hacer de Sofía, efectivamente reina, y de Dolores, que asumió responsabilidades en la lucha obrera y popular por elección popular…
    Así como tampoco voy con Ludovico en eso de que la mujer española lo que quiere es independencia económica. Dejemos a un lado el toquecito patriótico de mujer española, que podría ir seguido de aquello de  “la española cuando besa…”. Segundo, lo de independencia me suena a individualismo y a islas en el océano. Aquí nadie somos independientes, desde luego no en el mundo que soñó Jesús; todos nos necesitamos unos a otros, estamos llamados a vivir en sociedad y en familia. El sueño de independencia me suena a burgués. Lo de independencia económica podría pasar, en el sentido de que efectivamente la mujer debería ser libre y tener su cobertura económica para poder hacer uso de su libertad.
    La mujer que se plantea la vida de una manera individualista y egoísta, desde luego sueña con la “independencia”. Pero gracias a Dios quedan aún muchas mujeres que hacen honor a sus responsabilidades como miembros de la sociedad. Dolores Ibárruri fue una de ellas, creo yo. Y también creo que no tenía ningún complejo de líderesa. No he tenido la oportunidad de estrechar la mano de Juan Carlos, pero sí la de dar un beso a la Dolores en los últimos años de sus vida. La vida nos lleva a cada uno por senderos diferentes…

  • Iñaki S:S,

    Eskerrik asko, querido A.Vicedo, por tus concisas pero siempre profundas lecciones. Me encanta la fuerza con que empleas una palabra tan “unusex” como PERSONA, aparcando toda referencia al género. ¿Tendrá algún significado que, en castellano, la palabra persona pertenezca al género femenino?. Desde luego, en mi experiencia vital, demasiadas veces la mujer, la hembra, ha resultado ser mas PERSONA que el hombre, el macho.

  • Antonio Vicedo anda sobrado de razón, Honorio. No aventuro demasiado si imagino que usted participa de su idea de la emancipación de la mujer, pese al ejercicio, a lo Plutarco, de vidas paralelas. Pasado el tiempo en que el recuerdo de la segunda república posibilitó la introducción de la monarquía como forma de estado, no nos vendría mal una reforma constitucional y nos olvidaríamos en seguida de reyes, reinas, infantes e infantas. Nunca entendí cómo gentes de inmenso talento (pienso, por ejemplo, en José Maríaa Sánchez Asiaín) han hecho tanto por apuntalar la corona. Fui testigo en uno de los actos anuales de la fundación que preside sobre investigación y empresa. Me parece que fui el único que “pasé” de saludar al Rey, no por mala educación, sino porque era opcional.

    La mujer española no se espeja en ninguna de las dos, ni la reina, ni la política. Al menos, las que yo conozco. Buscan la independencia económica, que es la base de todo.  Cuando yo entré en la empresa en el año 76  (un conglomerado internacional), no había ninguna mujer al frente de ninguna sucursal nacional. Cuando me jubilé en 2010, el 80 por ciento de las máximas responsables eran mujeres. Por la sencilla razón de que mostraron su capacidad y eficacia.

    El matrimonio se enrique mucho más cuando los dos son realmente equiparables. Los dos han adquirido pareja formación, deseablemente superior, los dos tienen ingresos parejos y cada uno podría vivir por su cuenta, incluso con los hijos a su cargo.  Esa es, a mi entender la auténtica liberación de la mujer. Y del hombre. Compañera te doy, que no esclava. Se mantienen juntos por amor, no por dependencia ni compasión.

  • Antonio Vicedo

    ¿Y por qué tener que acudir a reina o lideresa, casos raros en tiempos y lugares, cuando detrás de casi todas las puertas esas PERSONAS que son tales como femeninas delante, junto o detrás de esos también PERSONAS  que lo son igualmente antes que hombres?
    ¿Qué importa que tradiciones culturales impregnadas de religiosidad representativa interesada hay q1uerido y pretendido dar tinte hipócrita a relaciones de posesión o dependencia que no resistía, ni resiste la luz del realismo vital?
    Puede que la inconsciencia, o la corriente interesada de prestancia, interés y poder, nos haya dejado sumidos en la ignorancia y la falsedad, pero ahí han estado en la brecha vital las madres, las abuelas, las hermanas y las enamoradas novias y esposas, saliendo al quite de las embestidas de esa añorada grandeza selvática que no hemos podido concretar vitalmente, porque por diferencia específica nuestro campo no es la selva donde los hay realmente grandes y pequeños, donde los grades tienen que sujetarse a la tarea insalvable de comer para vivir y nunca vivir para comer.
    Lo que falseó el capítulo primero del Génesis: ” A imagen suya los cró del barro hembra y varón igualmente PERSONAS, queda bien detallado por la prestancia que el capítulo segundo da al ADAN  propietario de la Naturaleza entera poniendo nombres, pero sin encontrar equilibrio de igualdad hi siquiera al sentir a Eva como carne de SU carne. El PODER se impuso a la VERDAD y lo de dominar o dejarse dominar afianzó el Patriarcado falseando y moldeando desde la estructura familiar la materia prima igualitaria, que la maternidad humana ofrecía a la tierra.
    Estos días, en un reportaje de la TV2 sobre tribus primitivas de la AMACEDONÍA, hemos podido contemplar ese equilibrio social entre hombres y mujeres madres-padres e hij*s en armonía vital sin el envenenamiento de la POSESIÓN o del PODER. ¿Será que algun*s, más herederos del C. Iº del Gen, que del IIº., reconocieron  lo de la culebra y el árbol divino y se les permitió el regreso al Paraíso Perdido, porque con su práctica “metanoía” se libraron y libran de lo que otros llamamos pecado original sin acertar de lo que se trata?
    Haced, hermanas mujeres, cuanto está en vuestros corazones, mentes y manos porque la Humanidad se percate de que sois PERSONAS y MADRES de PERSONAS , y de que, de vuestros úteros humanos, no nacen PERSONAS DESIGUALES, sino hij*s con el mismo valor y dignidad, plurales y maravillosamente diferentes, para convivir en UNIVERSAL HERMANDAD realmente HUMANA.

  • osvaldo parma

    muy interesante. moral sexual. política. todo es polític, no? la moral, también esz una dimensión irrenunciable/ ¿cuál es mejor moral/ la respuesta es evidente/ asco de burguesía, de capitalismo hipócrita, en su moral…podrida/ no lo olvidemos. nuestro norte, el hombre nuevo, la sociedad nueva/ fuerte abrazo. osvaldo

Deja un comentario