Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4784 Artículos. - 76670 Comentarios.

Pentecostés de confusión en el Vaticano

¡Vaya semana que le ha tocado vivir al Papa! Esperando al Espíritu tras la Ascensión, encerrado en su cenáculo del Vaticano con miedo a nuevas filtraciones, no han cesado de ver publicados clamorosos escándalos en su misma casa. Unos líos que no hay quien los entienda.

  • Sobre la destitución del Director del Banco del Vaticano hay ya comunicado oficial:

COMUNICADO SOBRE LA MOCIÓN DE CENSURA AL PRESIDENTE DEL IOR

Ciudad del Vaticano, 25 mayo 2012 (VIS).-La Oficina de Prensa de la Santa Sede publicó ayer por la tarde un comunicado referente al Instituto para las Obras de Religión (IOR), que ofrecemos a continuación:

“El 24 de mayo 2012, el Consejo de Supervisión del Instituto para las obras de Religión se ha reunido en sesión ordinaria. Entre los temas previstos en la agenda, estaba de nuevo la cuestión del gobierno del Instituto. A lo largo del tiempo, dicha cuestión ha despertado una progresiva preocupación en el Consejo y, a pesar de las repetidas comunicaciones en tal sentido al profesor Gotti Tedeschi, Presidente del IOR, la situación se ha deteriorado ulteriormente”.

“Después de una deliberación, el Consejo ha adoptado por unanimidad una moción de censura al Presidente, por no haber desempeñado varias funciones de importancia primaria para su cargo. Sobre esta base, se ha publicado la siguiente declaración:

‘En la sede de reunión ordinaria de este Consejo de Supervisión del Instituto para las Obras de Religión, el 24 de mayo 2012, a las 14.00 h., este Consejo ha adoptado una moción de censura del Presidente Gotti Tedeschi, y ha recomendado el cese de su mandato como Presidente y miembro del Consejo’.

‘Los miembros del Consejo están entristecidos por los acontecimientos que han conducido a la moción de censura, pero consideran que esta acción es importante para mantener la vitalidad del Instituto’.

‘Ahora, el Consejo mira adelante, al proceso de búsqueda de un nuevo y excelente Presidente, que ayudará al Instituto a restablecer relaciones amplias y eficaces entre el Instituto y la comunidad financiera, basadas en el mutuo respeto de los estándares bancarios internacionalmente aceptados’. [Ese mirar adelante y no entrar en exponer los fallos anteriores recuerda la declaración del presidente de Bankia. No cabe esperar más trasparecncia. Nota de ATRIO]

El viernes se reunirá la Comisión Cardenalicia para extraer las consecuencias de la deliberación del Consejo y decidir los pasos más oportunos para el futuro”.

Pero no están para nada claros los motivos de esta fulminante decisión. Gotti Tedeschi era un profesor y banquero profesional, cercano al Opus Dei, que había trabajado al servicio de Botín y difundía las tesis neoliberales con sus artículos de opinión en L’Osservatore Romano. Criticó incluso desde allí el mejor documento salido del Vaticano sobre la crisis económica, el del Consejo de Justicia y Paz. Y, sin embargo, parece que los motivos que han inducido al Consejo de Supervisión a cesarlo han sido porque seguía una política de trasparencia y colaboración con los tribunales italianos donde está imputado por blanqueo de capitales.

  • El culpable es el mayordomo

La policía interiro del Vaticano, la gendarmería, ha detenido como responsable de las filtraciones, al mayordomo personal del Papa, el que le ayudaba desde las seis de la mañana a vestirse, Paolo Gabrielle. Un laico de 46 años, que vive con su familia dentro de los muros del Vaticano y cuyo director espiritual manifiesta que es imposible que haya cometido la traición que le achacan. ¿No será un fácil chivo expiatorio víctima de hombres más poderosos que, como dijo Benedicto XVI, se atacan y muerden como jabalíes? Parece que la pugna está entre los ya retirados Sodano y Castrillón y el grupo del actual Secretario de Estado y amigo de Ratzinger, cardenal Bertone, un salesiano de apariencia sencilla, locutor de fútbol cuando estaba en Génova, que parece a tomado el gusto de manejar personalmente los máximos mandos del poder y las finanzas en la Santa Sede. ¿En qué se diferencian las fuerzas que se disputan el poder cuando avanza la edad papal y se acerca el declive del pontificado?

  • Más información

Quien quiera más información sobre esa confusa situación con que la ICAR celebra su Pentecostés, puede acudir a los diarios digitales especializados. Yo recomiendo, por orden:

  • La realidad supera a la ficción. Pero quien hastiado de esa realidad, quiera al menos divertrise con las intrigas que unen el Vaticano y sus adláteres con ls prácticas de las antiguas sectas y las ambiciones de poder total que ya perseguía en su tiempo Hítler con misteriordas intervenciones de las SS, no olvide recurrir al arte novelístico de Francisco Asensi en Sangre.

10 comentarios

  • José Herraiz

    A propósito de la novela SANGRE, publicada por A. Duato
    Es la primera vez que hago una reseña de un libro. Tampoco suelo leer novelas de suspense, policíacas o históricas que no son Historia. El código Da Vince, no lo pude terminar. Pero SANGRE, de Paco Asensi, me la he leído de un tirón. Me atrapó, desde la primera página. Se pasa bien leyéndola, es una intriga que te va llevando de acá para allá, con cierta lógica. Bien escrita y bien trabada. Un lenguaje sencillo, digno, correcto e inteligente. ¡Con mucha imaginación! Me refiero, por ejemplo a lo de la clonación. ¡Desde un hecho, sin a penas trascendencia, como es la licuación de la sangre de San Pantaleón, hasta dónde se puede llegar! No lo voy a contar. Se nota la mano segura del que ha estudiado y domina bien las Humanidades, Filosofía, Teología y está licenciado en la Historia. Además es un didacta. Enseña y domina el arte ( principalmente el arte sacro), toca temas filosóficos y teológicos de una manera sencilla y práctica. Sin ira ni odio, nos da pinceladas de cómo es, vive y trabaja el Opus Dei. No me extraña que le pusiesen impedimentos y trabas para que no se publicase en España. Con lo bonito que es que haya no solo libertad de prensa, de opinión, de conciencia, sino que se hagan  realidad la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS. Muchas naciones ni las han firmado. La Iglesia católica, tampoco. He prestado la novela a un amigo, buen lector; le ha gustado. Me ha dicho que es socio de un club de lectura, y propondrá a “Sangre” para su lectura. Creo que merece la pena.
    Pepe

  • oscar varela

    El diablo entró sin golpear
    Por Washington Uranga
    Fuente : Página/12  30/5/2012
     
    En 1982 el teólogo brasileño Leonardo Boff, uno de los iniciadores de la teología latinoamericana de la liberación, publicó un libro titulado Iglesia, carisma y poder. Ensayos de eclesiología militante para denunciar la corrupción de la institución eclesiástica católica y lo que él consideraba una traición al legado espiritual del cristianismo. Ese libro le trajo aparejado a Boff serias disputas con el Vaticano y, en particular, con el entonces prefecto (ministro) de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal Joseph Ratzinger, hoy Benedicto XVI. A pesar de que Boff, sacerdote franciscano desde 1959, doctor en teología y filosofía por la Universidad de Munich (Alemania), siempre planteó que hacía sus críticas “desde el interior de la Iglesia” y buscando la superación de los problemas, el Vaticano nunca le perdonó haber puesto en evidencia, en base a argumentos teológicos y eclesiológicos, la corrupción de la propia Iglesia. Ratzinger hizo de la persecución a Boff una cuestión personal. En 1985 recayó sobre el brasileño una sanción que le imponía “silencio” y le impedía enseñar en ningún ámbito controlado por la Iglesia Católica. Pocos años después Leonardo Boff decidió abandonar su condición de sacerdote católico, pero siguió la prédica religiosa y ecologista acorde con su formación franciscana.
     
    La mención a Boff viene a cuento de lo que está sucediendo en estos días en Roma con revelaciones que ponen de manifiesto luchas intestinas de poder en el Vaticano y, sobre todo, dejan al descubierto la crisis de corrupción que afecta a toda la estructura eclesiástica católica. Desmoronamiento que no se reduce al jaqueado poder central del catolicismo, sino que se extiende a lo largo y a lo ancho del mundo donde cada día surgen nuevas evidencias de casos de corrupción como los ocurridos con los Legionarios de Cristo, los casos de pedofilia, los escándalos sexuales, las estafas y las complicidades en violaciones a los derechos humanos, como acaba de ratificarse en nuestro país. Lo que acontece ahora en el Vaticano es lo mismo que ya denunció Boff hace treinta años y por lo que fue silenciado, acusado de traidor y finalmente obligado a salir de la Iglesia Católica.
     
    La olla se sigue destapando en el Vaticano… y huele a podrido. Y por cierto que Paolo Gabriele, el mayordomo infiel del Papa que se encuentra detenido en una prisión eclesiástica, no parece ser el principal responsable de la situación, aunque finalmente pueda acabar convirtiéndose en el chivo expiatorio. Aunque el vocero Federico Lombardi se obstine en afirmar que “no se sospecha de ningún cardenal, ni italiano ni extranjero”, sería muy ingenuo pensar que el mayordomo Gabriele no es apenas un eslabón menor de una cadena de conspiraciones que, como mínimo, intenta disputar el poder mirando a la sucesión de Ratzinger, enfermo, cansado y con 85 años.
     
    Pero no se trata solamente de una lucha de poder en el interior de la institución católica, sino de las conexiones entre la Iglesia Católica y el poder político y económico en el mundo. Varias son las investigaciones periodísticas que han puesto esto en evidencia. Entre las últimas, el libro publicado hace poco más de una semana por el periodista italiano Gianluigi Nuzzi. El propio Benedicto XVI lo terminó admitiendo cuando decidió destituir hace apenas unos días al presidente del IOR (banco vaticano), Ettore Gotti Tedeschi, sospechado de manejos fraudulentos y de operaciones poco transparentes en relación con el lavado de dinero. Ratzinger procedió antes que el IOR fuera denunciado directamente por las autoridades financieras europeas.
     
    Con la misma lógica, Benedicto XVI actuó nombrando una comisión integrada por el cardenal Julian Herranz (Opus Dei), el cardenal eslovaco Jozef Tomko, ex prefecto (ministro) de la Congregación para la Propagación de la Fe, y por el arzobispo de Palermo, Salvatore De Giorgi, para investigar las “filtraciones”. El portavoz Lombardi aseguró que esa comisión tiene plenos poderes, que reporta directamente al Papa y que puede interrogar a quien decida. Sin embargo, poco se podrá conocer de lo que allí se obtenga. Porque todo seguirá en la misma lógica del secretismo que encubre la corrupción institucional, como ha sucedido hasta el momento con tantos casos de pedofilia o con las acusaciones de corrupción económico-financiera hechas por el arzobispo Carlo María Viganó, cuyos contenidos sólo se conocieron a través de otra filtración después de que el denunciante fue separado de su cargo y “promovido” a nuncio (embajador) en Estados Unidos. ¿Y quién podría dar explicaciones acerca de las revelaciones del ultraconservador cardenal colombiano Darío Castrillón señalando –en una carta privada y personal al Papa– que el cardenal italiano Paolo Romero en su viaje a China se había extendido explicando las disputas entre Ratzinger y su segundo, el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado?
    Mientras tanto, Benedicto XVI decidió reincorporar con todos los honores a los lefebvristas de la Sociedad San Pío X y está convencido de que la salvación de la Iglesia Católica pasa por la restauración y el cerrar filas hacia adentro, antes que acceder a los cambios propuestos hace ya medio siglo por el Concilio Vaticano II.
     
    La olla se sigue destapando y el mal olor invade los pasillos institucionales de la Iglesia Católica Romana, su jerarquía y sus estructuras de poder por más que sus autoridades hagan grandes esfuerzos por disimularlo y se empeñen en negarlo. Claro está que, como lo ha señalado más de un estudioso de los temas eclesiales, esta institucionalidad eclesiástica en decadencia poco tiene que ver con la fe en Cristo y con la experiencia religiosa de tantos millones de fieles alrededor del mundo. Lo que está en crisis, lo que cruje y se derrumba es una estructura corrupta aliada con el poder económico y político que ejerce hoy la “titularidad” del mundo occidental. Seguramente porque el diablo entró sin golpear… lo invitaron a pasar.
     

  • francisco javier peláez

    Quise decir,esclavitud…

  • francisco javier peláez

    Ahora me explico lo bien que se llevaban con Berlusconi;creo que aquí había intercambio de menores…Por cierto,¿alguien me puede aclarar la embajada que,según el exorcista del Vaticano,estaba en el ajo de esta esclavitus sexual?.Por cierto,el exorcista de marras es un tipo  que buscó el trabajo en el lugar adecuado,¿dónde puede estar el diablo,si es que está en algún lado…?.

  • Héctor

    Ami me parece que se trata de algo más que confusión en el Vaticano.
     
    Dice Benedicto en alusión a los vendavales del Vaticano: «El viento sacude la casa de Dios, pero ella no cae». Interesante. ¿Cómo es posible que no haya citado las palabras de Jesús,  omitiendo justo  lo que viene antes: “…es como una persona que construyó su casa sobra roca firme”. Será que está empezando a entender,  como buen Teólogo, que la casa está construida sobre arena y no sobre roca firme.
     
    No, imposible. Ratzinger está tan socializado en el sistema ideológico de la ICAR que ni por un segundo puede dar paso a la duda: él es Pedro, es la roca firme en la que Cristo fundó la Iglesia.  No puede considerar la evidencia de los evangelios que nunca hablan de la Iglesia.  Jesús sólo hablaba del Reino, de la venida del reinado de Dios que supondría el fin del mundo. Siendo así, ¿para que fundar una organización que habría de durar indefinidamente si el fin del mundo era inminente? (Ver Guía para Entender el Nuevo Testamento, Piñero, p. 217). Fue Pablo de Tarso quien transformó la llegada inmediata del reino en un mensaje de salvación universal (Ibid. 294).  Nicea recoge esta doctrina y Constantino se encarga de que aquella incipiente religión se transformara en la actual Iglesia fundada por el mismo Hijo de Dios.  Poder, fuerza política en el mundo, una organización jerárquica, todo como el imperio
     
    El problema actual del Vaticano es de proporciones alarmantes ¿cómo dar credibilidad a dos mil años de historia que no encajan en el mundo actual? No es sólo confusión: el problema está en cómo seguir adelante con una institución que está perdiendo rápidamente la misma razón de su existencia pero que tiene que convencer a sus fieles de que no está pasando nada.
    Saludos, Héctor.

  • Iñaki S:S,

    Quienes, en este Mayo florido y hermoso, vuelcan toda su ilusión en la parafernalia ostentosa de las primeras comuniones”,  seguro que no quieren saber nada de comentarios como este. Abrazados a la tradición, al negocio o a la vanidosa reivindicación de estatus social, se las arreglan muy bien para que nadie les pise la fiesta. Y si a alguno le llega la nauseabunda noticia,  cerrará los ojos y se tapará la nariz.  La pelota suele caer sobre los padres que, por convicción, se niegan a hacer el juego a la danza de ritos patrocinados por ICR. ¿Cómo explicar a una criaturita de seis o siete años el por qué ella no participa en semejantes festivales?.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Ni tengo ni he leído “Sangre” de F. Asensi.
     
    Según las referencias que Antonio Duato nos ha aportado,
    valdría la pena hacerlo,
     
    Porque, tal vez, allí veríamos la esencia de todo PENTECOSTÉS:
    LA TRANSPARENCIA.
    ·················
    NOTA-Excursus: Ya sabemos que Babel / Pentecostés se hacen “cara y contra-cara”.
     
    Quedarse como algo del “lenguaje” vale, pero ese “quedarse
    puede obstruir la hondura del síntoma
    y quedarnos instalados en un diagnóstico superficial.
     
    Se trata –estimo yo- de otros “órganos de funcionalidad biológica
    de mayor intimidad: el Oído y la Boca del estómago.
     
    Notemos que a ambos le cabe la expresión verbal: “cerrar-se
     
    La “Confusión” de Lenguas sería, entonces:
    una grave Enfermedad de “obstrucción”: Sordera y Constipación bronquio-digestiva.
     
    Corresponde al evangélico “pecado im-perdonable”.
    ···················
    PENTECOSTÉS es TRANSPARENCIA (no es CONFUSIÓN)
     
    No sólo hay  “transparencia” del BIEN;
    la hay también del MAL.
    ¿No es, acaso, transparencia lumínica el MAL: “Lucifer”?
    (como decía Ortega: “El Demonio es un error de perspectiva”;
    pero es una perspectiva clarísima)
     
    El Liberalismo económico es clarísimo
    y por ello es “exitoso”.
    La Gente no es tonta (boluda), sino temerosa.
    ············
    La intención y videncia de Antonio Duato
    me lleva a ver que la CONFUSIÓN durará
    mientras se demore dar el Paso al otro Sistema.
     
    La CONFUSIÓN es una Enfermedad de “OBSTRUCCIÓN” del Camino
    que está en nuestros pies y manos andar invento-construyendo.
     
    ¿Qué le vamos a hacer?
    Hay cosas (muchas, en el “confuso” hoy de cada día)
    que sabemos y pre-ferimos no-saber-las;
    haciéndonos los “dis-traídos”; e.d..: dejándonos “traer” y llevar.
     
    Si hubiera algo de esto
    Tal vez no estaría yo “meando tan fuera del tarro” ¿no?
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Gabriel Sánchez

    Antonio, al segundo vinculo no puedo acceder, tal vez no sea el único… Me voy a remitir a cita sobre el punto el Evangelio…
    [1] Entre tanto, miles de personas se agolpaban pisándose unos a otros. Él se dirigió primero a los discípulos: —Guardaos de la levadura –o sea, de la hipocresía– de los fariseos.[2] Nada hay encubierto que no se descubra, nada oculto que no se divulgue. [3] Pues lo que digáis de noche se escuchará en pleno día; lo que digáis al oído en la bodega se proclamará desde las azoteas. Lc.12,1.3

    Pero Jesús los llamó y les dijo: —Sabéis que entre los paganos los que son tenidos por gobernantes tienen sometidos a los súbditos y los poderosos imponen su autoridad. [43] No será así entre vosotros; más bien, quien entre vosotros quiera llegar a ser grande que se haga vuestro servidor; [44] y quien quiera ser el primero que se haga esclavo de todos. [45] Pues este Hombre no vino a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por todos. (Mc. 10,42-45)

  • sarrionandia

    Desembrollaría Aghata Christie estas rugosidades del secretismo vaticano?

  • ana rodrigo

    ¡Sepulcros blanquedados, le diría alguien.
    ¿Volvemos al “cuanto peor, mejor? La descomposición del Vaticano está a la vista, ya no se puede tapar más, huele que apesta.
    Ojalá se sepan más secretos, a ver si esto revienta de una vez.

Deja un comentario