Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 26-7-19, 22:56

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4909 Artículos. - 78973 Comentarios.

De ángeles y demonios

El domingo 29 de enero, los predicadores tendrán que explicar un texto de Marcos (Mc 1, 21-28) en el que se cuenta cómo Jesús, en la sinagoga de Cafarnaún, expulsó a un demonio de un endemoniado y hablaba con autoridad.


El Nuevo Testamento está lleno de páginas de ángeles y demonios: Miguel, Gabriel, Rafael, Serafines, querubines, arcángeles. Lucifer, Satán, etc. etc. El Antiguo Testamento se estrena en el Génesis con la historia del demonio que se disfrazó de serpiente y engañó a Eva.
Si miramos a otras religiones, casi todas están llenas de seres intermediarios entre los dioses y los humanos y el mundo natural: la cultura grecorromana cuenta ninfas, sátiros, semidioses… De las religiones indias tal vez puede decirse algo parecido; y de las de América; la mitología vasca está llena de lamias y “gentiles”.

La cultura gallega y otras muchas pueblan el universo de almas en pena. Las almas de nuestros difuntos siguen viviendo y dialogando con nosotros en sueños, nos abordan en momentos en que nos encuentran solos…

La cultura moderna se ha distanciado de esas inágenes sacralizadas y ha creado sus “angeles” laicos, unos seres poderosos que sustituyen al “deus ex machina” como Superman, Spiderman, o los pitufos, o Bob Esponja.

¿Cómo situarnos ante estos mundos pensados, o quizá mejor “soñados”, “fantaseados”?

Valdría la pena leer o, si ya lo hemos leído, releer la historia-poema de García Lorca donde cuenta cómo la Guardia Civil masacró a los gitanos de Jerez: allí la Virgen lleva una capa de papel de chocolate, San José otra de seda, y los dos se dedican a recoger a los gitanos heridos en la cueva de Belén y a curarlos con salivilla de estrellas y otros ungüentos maravillosos. Y luego podríamos leer los poemas que García Lorca dedica a San Gabriel, el de Granada, y a San Miguel, que creo que es de Sevilla, y a San Rafael, que creo que es de Córdoba. Y luego convendría leer la Oda al Santísimo Sacramento. García Lorca trata el tema religioso con un lenguaje entre soñador, y cuentacuentos, y sin embargo demuestra un respeto y consideración exquisitos al que cree en todo eso. No olvidemos que, desde su incredulidad y agnosticismo, Federico era íntimo amigo del católico  ferviente Manuel de Falla…

Tal vez los endemoniados del evangelio eran simplemente víctimas de ataques epilépticos…Tal vez aquel episodio en el que se dice que una tropa de demonios se apoderó de los cuerpos de una piara de cerdos y se los llevó a todos a ahogarse en el mar carece de historicidad…

La dicotomía de ángeles y demonios parece suponer que en el mundo gobiernan o luchan dos principios opuestos, el del Bien y el del Mal. En todo caso, la superabundancia de ángeles en todas las esquinas de la vida y del universo no casa bien con la autonomía que pensamos que Dios otorgó al mundo que creó, y que vió que era bueno, que estaba bien hecho. Uno piensa que esos seres intermedios no tienen sentido en un mundo así.  ¿Cómo entender las tentaciones que tuvo Jesús al principio de su vida pública, cuando se dice que el demonio lo llevó al pináculo del templo, y a una montaña muy alta…?

Uno piensa que los problemas que se nos plantean en este mundo no tienen solución por la intervención de nuestro ángel de la guarda o del patrón de los viajeros San Rafael, que a todo problema y misterio hay que buscarle una respuesta y una solución científica. Uno piensa que el mal no se remedia con exorcismos, sino con tratamientos medicinales y quirúrgicos, que en vez  de pedir al Altísimo que aleje a los demonios de Afganistán o de Irán o de Wall Street y del mundo empecatado de los Mercados, de Standard an Poors y de Moodys, lo que procede es promover unas reformas económicas y políticas que pongan fin a todos esos desórdenes…

No me he tomado la molestia de leer en el catecismo moderno lo que dice sobre ángeles y demonios. Tampoco se pretende aquí dar respuestas definitivas, sino más bien plantear interrogantes, hipótesis de trabajo. Y pedir a todos los que predicarán en las misas del domingo 29 que intenten salirse del disco rayado de una lectura e interpretación del evangelio “al pie de la letra”.

Uno piensa que el famoso principio del Mal en el que parecen creer los maniqueos es un ser ficticio, que el ser humano lleva en sí mismo su propio demonio que le ampuja al mal, lleva en sí mismo la limitación, la finitud, la enfermedad…

El ser humano se enfrenta, se encuentra directísimamente con el mundo creado y con sus semejantes y con la otra cara de su propio ser, la que sustenta y da ser a su propia existencia… ese al que algunos llamamos Dios.

6 comentarios

  • olga Larrazabal (Chile)

    “Hay más cosas en el cielo y en la tierra Horacio, de las que sueña tu filosofía” dice Hamlet. ¿Y por qué no?
    Millones y millones creen en espíritus desencarnados, en los santos y en los ángeles, en los maestros ascendidos, en los avatares, en que “todo lo que tiene nombre, existe” como decía Barandiarán que creían los vascos antiguos. Otros creen en la fuerza del pensamiento positivo, en la oración, en el toque terapeutico  en los electrones y en los hoyos negros.  Otros no creen en nada.  Lo importante es lo que cada uno haga con estas creencias.  Jesús era hijo de su tiempo y hablaba de demonios que poseían y tentaban, que los muertos eran resucitables etc.  pero con esto hizo el bien, ya que sanó a los endemoniados gratis, resistió las tentaciones, que eran bastante tentadoras y siguen siendo, y usó su magia para dar de comer o de tomar en el caso de la Boda. Y el mal sigue existiendo, con la diferencia que en vez de echarle la culpa a Satanás algunos nos hemos percatado que todos tenemos una sombra grandota, personas, instituciones y países, que si no la trabajamos asoma su pata peluda y produce eso que en este mundo llamamos mal, y que es el sufrimiento innecesario de las personas.

  • pepe sala

    Enn verdad, en verdad os digo que es casi imposible distinguir los ” ángeles” de los ” demonios”.

    ( A mi que me dejen cerca de los demonios, de los supuestos ” ángeles” estoy hasta los mismísimos…. ésos.)

    Por ejemplo, y suponeindo que los ” ángeles” son quienes merecen mayor reconocimiento : Me acojo y admiro a quien ha escrito ésto:

    LA HISTORIA DE “TODO EL MUNDO”, “ALGUIEN”, “CUALQUIERA” Y NADIE: Existía una importante labor a realizarse y TODO EL MUNDO estaba seguro de que ALGUIEN lo haría. CUALQUIERA pudo haberlo hecho pero NADIE lo hizo. A ALGUIEN le dio coraje sobre éso, porque era trabajo de TODO EL MUNDO. TODO EL MUNDO pensó que CUALQUIERA podría hacerlo, pero NADIE se dio cuenta que TODO EL MUNDO lo haría. Todo terminó en que TODO EL MUNDO culpó a ALGUIEN cuando NADIE hizo lo que CUALQUIERA pudo haber hecho. “”

    Los ” angelitos” vienen descritos a continuación:

    http://chavelaatravesdelespejo.blogspot.com/2012/01/los-incombustibles-borbones.html

    Pero… ¿ qué importa lo que hagan los enviados de un tal ” dios” . Lo dicho, a mí que me dejen tranquilo entre mis demonios.

  • Gabriel Sánchez

    Uno de los más grandes triunfos del mal, ha sido disfrazarse de angel…es decir de partido de izquierda y llegar al gobierno, para entregrar a sus trabajadores al neoliberalismo de los ricos…opresores y poderosos señores del gran capital…

      Claro que ellos los señores dicen que el mal es una invención de los superticiosos, que siempren creen en cosas magicas como posible un mundo sin explotación y con justicia…Algo inauditamente trogolodicta, verdaderos primates somos al creer en eso…Pero bueno, habrá que empezar por entender…que los explotadores, que le sorben la sangre a 80% del mundo, para acumular riqueza, son una invención de nuestro magico delirio…infatil…Vamos todavía.- Gabriel

  • Cristina W.

    Jesús, que era un judío observante de la Ley de Moises, hablo en la sinagoga de Nazaret, Lc 4:16-22, y sorprendió a las personas que estaban allí Mc 1:22; Mt7:28.29. Según Jn 7:46 “Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre”, porque les enseñaba como quien tiene autoridad, no como los escribas,  incluso la de perdonar los pecados.  Pero no era sólo la forma de su enseñanza, Jesús complementa su enseñanza, con señales, con milagros, que demostró expulsando un espíritu en un hombre que estaba en la sinagoga y que le reconoció en su  verdadera identidad como el ¡Santo de Dios! Mc 1: 23-25.

  • Carlos Pérez

    No sé si aquí se trate propiamente de un demonio. Lo que sí es claro es que Jesucristo se enfrenta, y será su primera obra de sananción, al espíritu de la impureza, ese espíritu que había impregnado, desde la religión, la vida de los judíos y galileos. Ese espíritu de la impureza es el que marginaba o excluía a las gentes. Vean los siguientes milagos de Jesús. ¿Tienes lepra? Entonces eres un impuro. ¿Paralítico? Eres un pecador. ¿Son ustedes paganos del otro lado del mar? Entonces son ustedes unos demonios. ¿Hemorroísa, pubertad? La menstruación hace impuras a las mujeres.
    Sanar a este pobre pueblo de esa mentalidad o de ese espíritu de la impureza religiosa (y también social, política, cultural, etc. de todos los tiempos), la inclusión, sin pretextos, será la gran obra de Jesús.

  • sarrionandia

    Pasar de la Naturaleza a la Culturaleza es un largo viaje lleno de vicisitudes imprevistas; pasar de los Primates al Homo Sapiens es algo que todavía está en marcha y en lucha con la magia y sus mitos.
    Darle sentido a la Historia es prescindir de sus catástrofes y orientarse contantemente en el presente transtemporal de la ética práctica de cada día.

Deja un comentario