• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6068 Artículos. - 96337 Comentarios.

Como si Dios no existiese

Dietrich Bonhoeffer, autor de esta frase tan cargada de contenido, fue ahorcado por el régimen de Hitler acusado de conspirar contra el mismo. Su vida transcurre entre el 4 de febrero de 1906 y su ejecución el 9 de abril de 1945, tras haber sido condenado por un tribunal en un paquete que reunió al Almirante Canaris y otros cinco militares de alta graduación y un juez. El era un pastor evangélico adscrito a la Iglesia Confesante, la un grupo en el interior de la Iglesia Luterana que lideraba él mismo en su oposición abierta al nazismo y al silencio de su iglesia oficial y en la defensa de los judíos.


Pertenecía a una familia de la alta sociedad prusiana. Había dedicado su vida a ser vicario del pastor en Barcelona y a la enseñanza en los seminarios de Alemania y Estados Unidos, pero ante la irrupción del nazismo se sintió llamado a centrarse en la lucha contra Hitler y se unió con el grupo del almirante Canaris en sucesivos intentos de derrocamiento del dictador.

Fue encarcelado el 5 de abril de 1943 y desde ese momento supo que terminaría en la horca. En el tiempo que pasó en la cárcel pudo escribir cartas y otros documentos en los que madura su pensamiento y su religiosidad. Alejado de la enseñanza a futuros aspirantes al ministerio de la predicación en los seminarios, su vida está en la cárcel abocada al fracaso de la horca, y, algo que le marcó todavía más, al diálogo y relación con prisioneros ajenos a toda idea religiosa, descreídos o agnósticos.
Esta doble circunstancia –junto a la correspondencia con su novia Maria von Wedemeyer que le bajaba siempre a la realidad–  le mueve a elaborar un pensamiento nuevo o más bien a extraer las consecuencias más audaces de los principios de la Ilustración y de la evolución de la teología y la filosofía alemana a través de pensadores como Harnack, Barth y otros.

Extraemos de sus escritos de la cárcel algunos párrafos que podrían resumir su pensamiento y aclarar y precisar el contenido de su expresión “hay que vivir como si Dios no existiese”, que lejos de significar un posicionamiento ateo o negación de Dios, es una  afirmación del Dios que se nos manifiesta a través de toda la Biblia y principalmente en Jesús de Nazaret.

  • “La Ilustración condena al hombre a resolver todas las cuestiones importantes, no solo las científicas y artísticas, sino también éticas e incluso religiosas, sin apelar a la hipótesis Dios. No se trata de negar a Dios, sino de afirmar su inutilidad.”
  • “Las personas religiosas hablan de Dios cuando el conocimiento humano no da más de sí, o cuando fracasan las capacidades humanas. En realidad se limitan siempre a ofrecer un “deus ex machina”, al que sacar a relucir para que solucione los problemas insolubles…Pero yo no quiero hablar de Dios en los límites, sino en el centro, no en las debilidades, sino en la fuerza, es decir, no a la hora de la muerte y de la culpa, sino en la vida y en lo bueno del hombre. En los límites, me parece mejor guardar silencio y dejar sin solución lo insoluble”
  • “No podemos ser honestos sin reconocer que es necesario que vivamos en este mundo etsi Deus non daretur...El nos hace saber que es preciso que vivamos como seres humanos que llegar a vivir sin Dios. El Dios que nos deja vivir en el mundo sin la hipótesis de trabajo “Dios” es aquel ante el cual estamos constantemente. Ante Dios y con Dios vivimos sin Dios. Dios se deja desalojar del mundo y clavar en la cruz. Dios es impotente y débil en el mundo, y solo así está en nosotros y nos ayuda…Mateo 8,17 nos indica claramente que Cristo nos ayuda no por su omnipotencia sino por su debilidad y sufrimientos”.

He aquí la diferencia decisiva de todas las demás religiones. La religiosidad del ser humano le remite en su miseria al poder de Dios en el mundo: Dios es el “deus ex machina”. La Biblia le remite al sufrimiento y a la debilidad de Dios. Solo el Dios sufriente puede ayudar. En este sentido se puede decir que la evolución del mundo hacia la edad adulta, haciendo tabla rasa de una falsa imagen de Dios, libera la miseria del ser humano para dirigirla hacia el Dios de la Biblia que adquiere su poder y su lugar en el mundo por su impotencia”.
Bonhoeffer confesaba desde la cárcel que Frente “a las personas religiosas, con frecuencia, no me atrevo a pronunciar el nombre de Dios, porque tengo la sensación de producir un sonido falso y no muy honesto. Frente a personas no religiosas, por el contrario, puedo nombrar a Dios ocasionalmente con toda tranquilidad y como algo que cae de su peso”.

Está claro que este lenguaje de Bonhoeffer, luchador en primera fila y mártir del nazismo, choca frontalmente con el lenguaje de Ratzinger, cuya trayectoria frente al nazismo dista mucho de ser tan  vehemente y decidida como la del pastor de la Iglesia de la Confesión…Y sin duda la tensión del ser humano y de su espíritu al enfrentarse a una muerte violenta como la que le tocó a Bonhoeffer ayudan a alcanzar las verdades en toda su profundidad.

  • Las citas están extraídas del libro “Resistencia y sumisión-Cartas y apuntes desde el cautiverio” que recoge los escritos de Bonhoeffer desde la cárcel. Está editado por Ediciones Sígueme. Salamanca 2008.
    Asimismo puede consultarse un estudio de la teología de Bonhoeffer escrito por Arnaud Corbic, titulado Cristo, Señor de los no religiosos, en Internet, Biblioteca de Koinonia.

70 comentarios

  • Juanel

     
    Me preguntas Oscar que entiendo yo por salto cualitativo. La Biología habla de saltos evolutivos cuando se producen rápidamente en el tiempo nuevos tipos de seres vivos, por ejemplo en la explosión del Cámbrico hace unos 550 m.a., cuando aparecen casi todos los tipos animales que se diversifican desde el Primario al Cuaternario, tales como artrópodos, moluscos, cordados etc. Hay un cambio mucho más profundo en la transformación de peces a anfibios, o de dinosaurios a aves,…. que de los primates antropomorfos (los australopitecos si éstos están en la línea evolutiva humana aunque hay dudas al respecto) a la especie humana. ¿Hay saltos cualitativos en cada uno de estos “golpes rápidos” de la evolución? Bueno, las características nuevas que aparecen con respecto a las anteriores de las que emergen, cualifican de distinto modo a las nuevas especies. En este sentido puede decirse que hay saltos cualitativos en toda la evolución de la vida, también en la aparición del Homo sapiens.
     
     
    Si el salto cualitativo se refiere a que algunas de las características del género humano (tales como la capacidad de abstracción o conceptualización, emitir juicios de valor, anhelo de trascendencia, la conciencia de sí mismo y del mundo, ….. ) no se explican mediante procesos de evolución natural, sino que se consideran sobrepuestos a la condición biológica del ser humano, tanto como para proponer una drástica discontinuidad evolutiva que separa a los humanos del resto de especies, entonces en MI opinión es que ese salto cualitativo que corta la continuidad evolutiva NO se ha producido. Para mí, todas las características de la especie humana incluidas las mentales nos vienen heredadas de nuestros ancestros primates, potenciadas por la fuerte presión de la selección natural desde nuestros orígenes, hace unos 200 mil años.
     
     
    La hipótesis de que el ser humano está formado por cuerpo y alma es innecesaria. Para mí separar las características mentales humanas de la biología es un error histórico. Como en el pasado no había ninguna proposición válida al respecto, pues como siempre, se echaba mano a la divinidad o a los espíritus para explicarlo. Hoy las neurociencias tienen planteamientos plausibles distintos y mejores, ya que las explicaciones que ofrecen son más racionales y comprensibles.
     
     
    El umbral al que me refiero es a la capacidad del lenguaje humano, muy superior a la de otras especies, que se suma a la transmisión de conocimientos y cultura de una generación a la siguiente con el aumento progresivo y acumulativo, espectacular en los últimos decenios.
     
    Saludos cordiales

  • M.Luisa

    Hola Juanel,  no he podido leer más que por encima los comentarios que me has dirigido últimamente, me detendré más en ellos y así que pueda te diré algo.
    Un saludo cordial

  • oscar varela

    Hola juanel!

    Decís:

    1.- “Sin embargo, en mi opinión, no veo salto cualitativo alguno en el paso de animal al ser humano, pues éste sigue siendo una especie biológica más entre las que han sobrevivido junto con nosotros en la historia evolutiva de la vida.”-

    2.- ” sobrepasando un umbral de consciencia e inteligencia…… características de nuestra especie, que ha producido durante siglos la convicción de que el género humano estaba separado y diferenciado del resto del mundo natural. Pero la diferencia es sólo cuantitativa, no cualitativa.”-

    Lo qué estás diciendo:

    ¿puede decirlo algún animal meramente biológico?

    ¿se trata de sólo un “salto cuantitativo”?

    ¿cual sería un “salto cualitativo?

    ¿Cuál sería ese “umbral”?

    Estimo que la Ciencia sola: es una creencia inmadurada
    e.d., adolescente y por ello peligrosa para la Gente.

    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • Juanel

     
    MªLuisa, hablas de la diferencia entre la especie humana y el resto del Universo. Yo también veo la diferencia y la expreso con aquello de que “el ser humano sabe que existe y el resto no”, aunque quizás haya otos seres extra-terrestres que compartan con nosotros lo humano. Sin embargo, en mi opinión, no veo salto cualitativo alguno en el paso de animal al ser humano, pues éste sigue siendo una especie biológica más entre las que han sobrevivido junto con nosotros en la historia evolutiva de la vida. Las especiales características y capacidades de nuestra especie no han surgido “de novo”, sino que podemos observarlas en otros animales, incluso en líneas evolutivas muy separadas de nosotros. Lo que ocurre es que estuvieron y están potenciadas fuertemente por selección natural, dado que dan a las poblaciones humanas grandes ventajas adaptativas y reproductoras. La fuerte presión de la selección natural sobre nuestra especie desde hace cientos de miles de años, hizo potenciar esas capacidades específicas sobrepasando un umbral de consciencia e inteligencia…… características de nuestra especie, que ha producido durante siglos la convicción de que el género humano estaba separado y diferenciado del resto del mundo natural. Pero la diferencia es sólo cuantitativa, no cualitativa. Esta es mi opinión, aunque todavía queden pendientes estudios que se están ya realizando para poder demostrarlo.
     
     
    El artificio cerebral que separa nuestro yo del entorno nos resulta muy útil para nuestra relación con el medio, nos permite objetivarlo, conocerlo, saber que existimos…. pero en consecuencia nos hace tomarnos como algo diferente, lo cual nos des-conecta y des-instala de la Realidad Física incluso Biológica en la que estamos incluidos. Volver a conectarnos e instalarnos en ella requiere un esfuerzo de dilución del yo, lo que para mí es un ejercicio saludable pues nos ayuda a saber donde estamos y quizás a bajarnos los humos. Como ejercicio está bien, pero el mecanismo de discriminación yo-mundo no es algo engañoso y prescindible, sino que por el contrario nos resulta muy útil e importante para seguir avanzando en nuestros conocimientos y conciencia, tanto de nosotros mismos como de nuestro entorno.
     
     
    Saludos cordiales

  • Juanel

     
    MªLuisa, separar la Realidad Relativa de la Absoluta que hago y expreso con radicalidad es simplemente un método o artificio también derivado de mi de-formación científica. Si las mezclo lo único que consigo es confusión, desconcierto. Si mi Dios estuviera implicado y presente en el mundo con idea panteísta y también en el cerebro tanto del ser humano como en el de los animales, no me atrevería a coger el bisturí. En la Edad Media se prohibía diseccionar al cuerpo humano por ser sustancialmente templo de Dios. Yo agradezco al pensamiento ilustrado que separara ambas cosas, dejando libre de Dios todo lo referente a la Realidad Fisica en la cual podemos meter el bisturí tan profundo como nuestros conocimientos y tecnologías lo permitan. Nunca desde entonces nos hemos topado con ninguna gotita de sustancia absoluta o divina. El método funciona dando los resultados espectaculares de la Ciencia sobre todo en los últimos decenios.
     
     
    Si la separación es sólo metodológica entonces ¿la Realidad Relativa y Absoluta son una única y misma Realidad? Tú MªLuisa afirmas una y otra vez que lo son, aunque en tu último comentario parece que también las separas. Quizás sean ambas una única Realidad pero el problema una vez que las hemos separado es que “casi” resulta imposible saber cómo se relacionan. Lo que sí podemos descartar es que esa relación sea sustancial, estructural, funcional, dimensional….. ni ninguna de las magnitudes con las que trabajamos en la Realidad Física. Simplemente desconocemos la relación que pudiera haber, por que la Realidad Absoluta se nos presenta como lo totalmente distinto, lo Otro, por lo que no sabemos con qué hay que establecer relaciones.
     
     
    Si de lo que hablas en el último comentario es de la Realidad Física de lo que “son” las cosas con las que nos relacionamos en ella, pues que quieres que te diga yo prefiero el conocimiento de la Ciencia para relacionarme con ellas que cualquier filosofía incluida la zubiriana.
     
    Saludos cordiales

  • oscar varela

    Hola juanel!

    2 cosas breviter:

    1.- Creo haberte dicho que me importa y necesito de conocimientos como los tuyos para hacer averiguaciones en torno al invento “Dios” en la historia humana.

    2.- Decís:
    que destripando las cosas es cómo aprendemos mejor su funcionamiento

    Tené cuidado cuando quieras saber cómo funciona tu mujer, o tu hijo, o la Asamblea sindical, o el Gobierno, o ese gusanito que todavía vive y lo estás mirando para ponerlo bajo el microscopio mientras le vas pasando el afilado bisturí.

    En fin, vos lo decís: -“Quizás por mi de-formación científica …“-
    … y tenés razón:

    El “especialista” es el nuevo “bárbaro”.

    Reitero lo dicho en el anterior comentario:
    – “tendrían que romperse la cabeza para que se “enteren”
    de lo “entero” que es la Vida humana antes de cualquier des-cuartizamiento.”

    ¿Estás “enterado” de eso?

    ¿Vamos todavía, juanel? – Oscar.

  • Juanel

     
    Gracias Oscar, por estimularme a que mi cerebro forme nuevas conexiones para poder contestarte, sin salirme por la tangente. Hablaré primero de los dos elementos Realidad Física y Ser Humano. Quizás por mi de-formación científica para estudiar algo primero cojo el bisturí, corto, separo, extraigo y estudio un elemento concreto del conjunto. Tomo una porción del núcleo caudado talámico cerebral, sigo las conexiones axónicas de sus neuronas entre sí y con otras partes del cerebro en el microscopio, etc.. ¿Esto implica que conozca cómo funciona el cerebro o el ser humano? Por supuesto que no, sólo es una porción minúscula concreta pero junto con otros estudios nos podremos hacer una idea del conjunto. Ciertamente al analizar un elemento “matamos” el conjunto. Pero creo que destripando las cosas es cómo aprendemos mejor su funcionamiento, cuando las ponemos en común y sacamos relaciones. Es aquello ya viejo del análisis y la síntesis, pero que sigue dando resultados válidos. De nada valen los conocimientos de los elementos si perdemos de vista el conjunto de donde provienen y que hemos artificialmene acotado.
     
     
    La Realidad Física, la Vida, el Ser Humano forman un conjunto de relaciones. Cuando aparecen las primeras neuronas en el embrión humano, establecen sinapsis o conexiones entre ellas archivando los primeros estímulos y percepciones, en las redes formadas. Los estímulos provienen tanto del medio interno del embrión como del medio externo, originados en la bolsa del amnios materno e incluso del exterior de la madre. Hay redes que se forman sin estimulación externa, siguiendo patrones de desarrollo heredados genéticamente. El des-corche imaginativo y dramático narrativo de la vida humana es muy posterior y requiere destreza en el lenguaje con patrones de formación genéticos. Dices que los elementos “nos los encontramos”, esta expresión tiene para mí un significado casi metafísico, algo que se refiere a un ser arrojado al mundo con en el que se encuentra y trata de entender y explicar, en realidad es un suceso más prosaico. Sobre la base de las redes neuronales formadas durante el desarrollo embrionario y los primeros años postparto, se forman imágenes del mundo exterior primero y luego interno del niño a las que aplica el lenguaje que con el tiempo se irá trasformando en la dramática narrativa de la vida humana. Todo ello no es otra cosa que artificio del cerebro para conseguir respuestas coherentes del individuo lo más adaptadas posibles al medio en el que está viviendo. Es un artificio muy útil que ha dado a la especie humana un éxito biológico sin precedentes en la evolución de la vida en la Tierra.
     
     
    No somos “seres” arrojados al mundo sino estructuras funcionales del mismo. La dicotomía yo-mundo es un artificio cerebral muy útil para nuestra supervivencia y adaptación, sin más metafísica.
     
     
    Estoy de acuerdo contigo que en todo pensamiento o filosofía debe el autor hacerse cargo de él con firmeza y dar razones que lo justifiquen. Pensamiento a la ligera no hace filosofía. Pero esto no tiene nada que ver con verdades absolutas o principios universales. También son igual de firmes nuestras elecciones si admiten razones suficientemente justificadas.
     
    Saludos cordiales

  • M.Luisa

    Hola Kaláa!
     
    Tu siempre sacando punta a las cosas  y    no es que  me parezca  mal si es condición de que de vez en cuando   te dejes ver por aquí, cosa que me alegro. Pero verás,  la  referencia a Darwin  no responde de modo directo a la pregunta que propone Honorio,  sino que como en opinión  de  Juanel  hemos de reconocernos sólo como una especie biológica más  me pareció oportuna  la cita de Darwin. Ahora, eso sí, no se me  ocurrió pensar  que saldrías tú cogiéndola   cual se coge  el rábano por las hojas.
     
    Esta nota  primigenia y diferenciadora  que vio Darwin no explica  de ningún modo (es absurdo  pensarlo)  la capacidad humana  y por tanto  mal iría   que la vida humana consistiera  en saberse clasificado zoologicamente,  (parece mentira que  a la 6  de la mañana,  me tengas entretenida escribiendo semejantes tonterías)
     
    Lo que  vio  Darwin   con  la mencionada expresión y que me pareció que me serviría  para darle  a entender a Juanel  de manera rápida mi punto de vista,  fue  intentar  hacerle ver que  contrariamente  a la dicotomía filosófica  a la que occidente  se ha  acostumbrado,   el pensamiento humano, la inteligencia,  como tantas veces modestamente    vengo repitiendo,  tiene origen biológico,  se incoa en lo orgánico, …bueno para qué seguir…
     
    Saludos

  • Kaláa

    Hola Mª Luisa:
    Me gusta tu última exposición contestando a Juanel.
    Partiendo primeramente, como si Dios no existiese, que es lo que propone Honorio Cadarso… Imagino yo.
    Y así tomas  la idea de hombre de Darwin,  animal capaz de clasificarse a si mismo.
    Clasificarse a si mismo….Sería una ocupación que llenaría toda una vida  humana,
    Saludos.
     

  • M.Luisa

    Veamos, Juanel,  me quedaba alguna cosita pendiente  por aclarar.
     
    Si has recogido adecuadamente los puntos  que señalé  ayer,  verás que tampoco es acertado   pretendes hacer del binomio Real –Dios una identificación. Prescindo, pues,   de Dios  y de lo absoluto  que  a ello también haces alusión, y esto,  por la sencilla razón de  que aquí lo que nos interesa  es lo real  que es lo que existe  ya  que lo real nos lo  muestran las cosas  en su profundidad, por tanto,  real es un carácter de las cosas.  Si con las prisas por identificar a Dios  no pasásemos previamente por esta experiencia que nos dan las cosas en su trato, es cuando solamente   viviríamos  de su idea.
     
    Por tanto,  es precisamente lo real de las cosas  antes que saberse instalado  en la realidad  lo que le preocupa y lo que el ser humano  busca,   ya  que es con ellas, como dije,  con las que en definitiva habrá de realizarse.

    Si la intelección humana se hubiera limitado en aprehender las cosas  que concretamente pasan por delante de sus ojos por razón de su contenido especifico, entonces hubiera sido  un animal que como el resto de los animales llevaría una vida  totalmente enclasada. En cambio, el hombre, el  más inerme de los animales,   tiene esta capacidad inexorable que es la de verse entre las cosas y dentro de la realidad  proyectado, la cual por ser abierta, sin saber   hacia donde. Aquí se  empieza a ver  la distinción   entre Cosmos y Mundo.

     
    Por consiguiente a  pesar  de ser el hombre un trozo minúsculo infinitamente pequeño perdido  en un rincón del universo hay algo en él que lo hace cualitativamente superior al resto del mismo. Decía Darwin que si el hombre no hubiera sido el animal  que es su propio clasificador  en la escala zoológica, no hubiera construido un reino humano  o lo que es lo mismo un “mundo” pero, ojo! no un mundo que  tu  lo interpretas como absoluto sino  un mundo que nos abre  a nuestras  capacidades y  posibilidades humanas.
     
    Ningún animal es capaz de ser su propio clasificador. Y por tanto,  por  este pequeño factor inoperante e intrascendente, de que el hombre se sabe en su pequeñez, es por lo que  realmente está sobrepuesto en cierta manera  al resto del universo material.

     
    Tú crees, Juanel, que este incipiente  planteamiento, en el cual dejo de lado  muchas interesantes cuestiones  por   no poder  entrar ahora en ellas,  no nos aleja  de esa estrecha visión  según la cual somos entre las especies   biológica una más de  entre ellas?.
     
    Claro,  pero,  ya ves, Juanel,  en mi argumentación no  he caído en   ningún añadido  metafísico que por lo que parece   es donde me quieres llevar,  sino  que  tan sólo  he tratado el tema  considerando y dotando  la naturaleza  de las cosas con sus estructuras propias.
     
    Un cordial saludo

  • M.Luisa

    Hola Juanel, vuelvo a aparecer por aquí…  No nos confundamos,   de nuestras experiencias no se sigue que hayamos de sacar conclusión alguna. Precisamente  a lo que nos llevan es a dejarnos en un estado de inconclusión   frente al cual lo que se nos muestra es el carácter abierto de la realidad.  A ese respecto he  manifestado  en numerosísimas ocasiones que es en ese  ámbito abierto donde las personas en interrelación unas con otras y también en relación con las cosas  experimentamos  el modo humano de realizarnos.
     
    No es que la experiencia sea plena, lo has entendido mal, lo que hemos de llevar a plenitud  son nuestros actos. No es lo mismo un acto vital que una actitud humana orientada  a tener una vida plena. Son dos actos  distintos que conducen a situaciones distintas.
     
    Me faltan más cosas a considerar, Juanel, pero lo dejaré para la noche o para  mañana por la mañana que es mi mejor espacio  para pensar. Hasta entonces, pues, un cordial saludo

  • oscar varela

    Hola juanel!
     
    ¿Fijate si podés pensar que:
     
    1.-  ese “ser humano, como ser vivo junto a los demás al compartir un ecosistema, una biología, un origen, una historia evolutiva…. comunes”
     
    2.- y esa “Realidad Física, el mundo relativo y temporal en el que vivimos”
     
    son ambos (yo y mundo) resultados del des-corche de la efervescente, imaginaria y dramático-narrativa Vida humana?
     
    Ambos “elementos” los encontramos en el “concreto” y práctico “andar viviendo”.
     
    Cuando los consideramos a cada uno por separado (arrancado de los pelos; abs-traídos)
    ¡los hemos cruelmente matado!
     
    ¡Sí! La Filosofía –todo Conocimiento- tiene mucho de Carnicero, de Peluquero o de Cirujano:
    cortan ensangrentando.
     
    Un Pensamiento que no se hace cargo y razón de esa matanza virtual
    no es digna de proseguir llamándose Pensamiento; es tan sólo Conocimiento des-almado.
     
    Si a esto le agregás –como ejemplo práctico-
    que unos cuantos “piolas” universitarios formaron Escuela
    para esquilmarnos financieramente la Vida,
    ya tenemos el Panorama casi completo de nuestra situación.
     
    ¿No te parece?
     
    No, no creo que te parezca.
    Tendrás que romperte un poco más la cabeza
    -que la tenés buena y afilada.
     
    ¿Vamos todavía? – Oscar.

  • M.Luisa

    Juanel, de momento te adelanto esto, pues no puedo atender ahora a todo tu interesante comentario.
    ¿Es una tautología decir “Lo que existe es lo real”?

  • Juanel

     
    Mª Luisa, la conclusión a la que llegas por la experiencia es pura tautología : “lo Real es lo real” y en consecuencia como es lo Real lo único que existe eliminas la existencia de Dios, o mejor de la idea de Dios. Supongo que puedes asimilar lo Real con Dios, pero intentas eliminar toda idea que nos podamos hacer, sólo accesible por la experiencia. Esto lo crees porque por la experiencia de plenitud afirmas que podemos “instalarnos” en lo Real=Dios, ya que existimos y por tanto estamos siendo en esa Realidad. ¿Es así? Desde mi punto de vista le das a la experiencia un valor excesivo.
     
    Para mí el mundo en el que vivimos no es Absoluto-Infinito-Eterno sino todo lo contrario, Relativo-Finito-Temporal, el cual nos incluye. En mi opinión no tenemos ninguna capacidad para separarnos del mundo relativo al que pertenecemos e instalarnos en la realidad de lo Absoluto. Ni la razón, ni la imaginación, ni el anhelo, ni el empeño, ni el sentimiento, ni la experiencia……… son capaces de dar el salto y hacernos “dioses” a caballo entre ambas realidades. Yo puedo comprender y hablar con cierto conocimiento y seguridad del ser humano, como ser vivo junto a los demás al compartir un ecosistema, una biología, un origen, una historia evolutiva…. comunes. Todo esto se da en la Realidad Física, en el mundo relativo y temporal en el que vivimos, no en lo Absoluto.
     
     
    Para suponer o creer que además de estar siendo en el mundo relativo y temporal, lo estamos ya desde ahora en el mundo absoluto y eterno, tendría que tener explicaciones acerca de nuestro origen en él, de nuestra historia, con quién y con qué lo compartimos, etc… Ninguna de las posibles explicaciones sobre esto me resultan convincentes. Y mi conclusión es simple, que no estamos aún en él, que nuestro mundo es la Realidad Física relativa, que no somos “dioses” al menos por ahora, que no tenemos esa sustancia sutil y divina que se le llama espíritu,….. Reconocernos sólo como una especie biológica más sin añadidos metafísicos, me parece lo mejor y más compresible para pensarnos a nosotros mismos y dar sentido a nuestras experiencias personales y compartidas.
     
    Saludos cordiales

  • Kaláa

    Hola !
    David , estaba  pensando si darle ala tecla o dejarlo pasar
    Pero ya ves que no.
    Veo normal la interpretación exagerada hecha por  Mª Luisa…. la tila.
    Pero lo tuyo no es interpretación , si apropiación indebida de parte de un texto.
    Por ahora nada más. Espero que lo aclares
    Saludos.

  • M.Luisa

    Disculpa, pues, David
    Buenas noches

  • David

    No se que tiene que ver  M. Luisa lo que expongo en mi comentario con lo que dices en el tuyo. A Chesterton únicamente me refiero con una expresión suya, como pudiera haber puesto otra de otro autor. Creo que interpretas el sentido del contenido por la parte más insignificante del comentario.

  • Juanel

     
    Hola Oscar! Con el respeto debido al filósofo reconocido que eres, desde mi posición de aprendiz pues sólo de mayor he hecho un par de cursos de Filosofía, te preguntaría ¿hoy es posible filosofar o simplemente pensar en proposiciones que aspiren a cierta validez y que no sean fluctuantes? ¿Existe alguna proposición filosófica de cajón, clara y evidente como decía Descartes con su pienso luego existo? Cierto, la vida humana está casi de continuo a punto del naufragio y hay que ponerle empeño para no caer en él, al menos aún-no. Pero del empeño y del naufragio ¿sale alguna proposición clara y contundente? ¿tanto como afirmar que el empeño es el Órgano y Función de la Vida humana a lo cual añades nada más ni menos que en ello consiste la historia de Dios?
     
     
    No conozco por ahora nada de tu filosofía, sólo te he leído aquí en Atrio y no dejas de sorprenderme. ¿He entendido bien? ¿estás convencido de la existencia de Dios? y ¿el problema está solamente en sus relaciones con la vida humana? Bueno, yo para estar convencido necesito conocimiento probado y esto con respecto a Dios a mi entender no lo es, por lo que sólo me permite una proposición fluctuante, un como si, un condicional hacia la Plenitud Humana y el silencio.
     
    Saludos cordiales

  • M.Luisa

    No sé,  David  si tu comentario hace referencia al mío,  sospecho que si, en cualquier caso,  si antes a Chesterton le tenía cierta simpatía, el domingo pasado siguiendo el programa de M.de la Prada  “Lagrimas en la lluvia” que hablaban sobre el evolucionismo, acabé por retirársela. No es que sea masoquista pero con mi tila entre  las  manos  tenía curiosidad  por ver cómo trataban el tema.
     
    El conductor del programa  que es miembro   creo de Comunión y Liberación,  no hacía más que nombrar a Chesterton  y ya digo, mi simpatía respecto a él  dio un giro de noventa grados.  Allí lo que se defendía no era el evolucionismo sino el creacionismo.
     
    Un cordial saludo

Deja un comentario