Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4952 Artículos. - 79548 Comentarios.

La empleada de correos

Para la reflexión teológica de hoy martes proponemos un texto de Víctor Codina sj que publica Cristianime i Justícia de Barcelona. Nos lo ha enviado Rodrigo Olvera quien nos lo presenta con estas palabras: “Me ha gustado mucho. Sobre todo por la sinceridad de reconocer lo conflictivo de asumir la fe de los pobres, cuando uno tiene la formación de la teología ilustrada y contemporánea. Creo que las preguntas que hace son sinceramente preguntas que se hace y no simple retórica. Y creo que son preguntas que vale la pena hacerse”.

Llega a nuestra casilla o apartado de correos el aviso de un paquete de España para nuestra comunidad jesuítica. Tengo que hacer varios trámites previos antes de poder recoger el paquete: me exigen que presente el sello seco de mi comunidad,  que vuelva al día siguiente con el sello, luego tengo que hacer cola para comprar estampillas o sellos de correos, anotar el número de mi carnet de identidad, firmar…Al final me entregan el paquete y la empleada que sabe que es un paquete para una comunidad religiosa, me dice: “Padrecito, su bendición”. Entre sorprendido, admirado y con una cierta  timidez, yo le doy la bendición. Bendecir es invocar la protección divina sobre alguien, sobre su salud y su trabajo,  sobre su relación con Dios y con los suyos, es desearle un rayo de luz en medio de las nubes de cada día.

Al salir de Correos me preguntaba qué dirían  Feuerbach  y los maestros de la sospecha (Marx, Freud y  Nietzsche) de mi bendición a la empleada, que diría el teólogo luterano Barth  con su fuerte crítica a la religión y sobre todo qué opinaría  Bonhoeffer que en sus escritos desde la prisión  exhortaba  a vivir en el mundo secular “como si Dios no existiese” (etsi Deus non daretur); qué dirían algunos teólogos actuales que cuestionan la oración de petición, los que critican la religión y  tienden a reducir el cristianismo a la inmanencia de una ética secular, qué dirían los que defienden una espiritualidad sin religión, ni creencias, ni dioses; que pensarían los que han optado por el agnosticismo o por la indiferencia religiosa…

Yo también me preguntaba: bendecir públicamente a  una empleada de Correos  ¿es  un resto de la Cristiandad barroca y decadente que todavía se resiste a morir? ¿es un fruto típico de  los países subdesarrollados? ¿estaré yo haciendo el juego al conservadurismo involucionista? ¿habré pecado de clericalismo patriarcal? ¿estaré fomentando la fe de carbonero o incluso la superstición? ¿es, política y eclesialmente correcto, hacer lo que he hecho? ¿ me hubiera debido negar a darle mi bendición?

Y sin embargo, más allá de estos cuestionamientos y ambigüedades, uno se pregunta si la hemorroísa que tocó el borde del manto de Jesús no lo hizo con una fe profunda que el Señor alabó. Uno se pregunta si la fe y devoción de los pobres, de los que no tienen otros recursos, no merece respeto. ¿No  les ha revelado el Padre a ellos los misterios del Reino? La secularización rampante ¿es un hecho que de forma determinista llega a todos y a todas partes por igual? ¿es lo mismo lo que acontece en la plaza Tarhir de El Cairo donde los hombres arrodillados rezan, que lo que se vive en las plazas europeas o norteamericanas, llenas de comercios y de letreros luminosos? Según la fe cristiana, el ser humano está movido por dentro por el Espíritu de Jesús, lo sepa o no, Espíritu que muchas veces con gemidos inenarrables nos mueve a clamar ¡Abbá, Padre!. No sabemos cómo esta oración o la bendición puede ser eficaz, es un misterio, pero creemos que no es un grito que caiga en el vacío, como no cayó en el vacío la oración de Jesús en Getsemaní. Por esto J.B. Metz en su último libro, Mística de ojos abiertos, Freiburg 2011,  se pregunta si no sucede a veces que incluso el no creyente  reza etsi Deus daretur, como si Dios existiera…

No podemos ser simplistas, el mundo es complejo, no podemos gritar optimísticamente como Ortega y Gasset  la noticia alegre de  “Dios  a la vista”, hay ambigüedades en la religión que deben ser purificadas y evangelizadas, los pueblos han de progresar, los bautizados necesitan mayor formación, pero el Espíritu del Señor llena el universo, aunque no sepamos de dónde viene o a dónde va. Volvería a dar la bendición a la empleada de correos, aunque no sea políticamente correcto, porque ¿y si Dios existiera?…Quizás hubiera podido añadir a la bendición las palabras de Jesús a la hemorroísa: “Hija, tu fe te ha salvado. Vete en paz” (Mc 5,34).

Víctor Codina sj, Cochabamba, Bolivia, septiembre de 2011

32 comentarios

  • Rodrigo Olvera

    Ya no hay carboneros? supongo entonces que las familias de Pasta de Conchos,  son hologramas o alucinaciones entonces.
    No habrá en el lugar social desde donde escribe Modesto. Pero se supone que desde la infancia se supera aquello de que lo que no veo no existe.

  • A. Fueyo

    Coincido plenamente con  los  comentarios que hace Anna Maria Torrens, en el doble sentido que los hace.
    Confieso también mi pequeñez, mi falta de adecuación al mensaje evángelico de fraternidad, de radicalidad cristiana,   ante personas como Victor Codina, tan ejemplar desde tantos puntos de vista.
    Además, me pregunto:  ¿Qué tiene de extraño desde la creencia el solicitar a otra persona el qué se nos recuerde que somos hijos queridos de Dios?

    ¡Estamos tan necesitados de esperanza!…..y  en tal sentido expreso mi deseo que Atrio sea un portal que camine  en tal dirección, reconociendo que ello no es nada fácil, pues la acogida de las opiniones de otras personas no nos resulta siempre  lo acogedora y respetuosa que debiera ser.

    En este último sentido me parecieron muy reveladoras las recomendaciones que  hace José Ignacio González Faus en el cuaderno CiJ nº 174 , titulado “Ya voy Señor”.Contemplativos en la relación”.
    Invito a Atrio una lectura de tales recomendaciones

    Aunque lo dificil, una vez más,  radicarán en ponerlas en práctica.
    Mis deseo de paz y fraternidad

    Abelardo

  • Modesto

    Ni divinizar la religiosidad popular ni satanizarla…. hay que evangelizarla y eso nos es caer en un elitismo… pero no mantener en un infantilismo ni en la fe del carbonro (parece que ya no hay carboneros)

  • Santiago

    CUALQUIER GESTO humano es importante…y no tenemos derecho a empequeñecerlo…Hay que recordar que Cristo en el evangelio hablo sobre “los pequeños” no solamente por su predilección por los niños, sino por los “sencillos”..porque en estos reside preferentemente la paz y la sabiduría de Dios..porque El quiso revelarse a ellos de manera especial: “Bendígote, oh Padre, porque has ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes, y se las has revelado a los pequeños” (Mt. 9, 25-26)..Y aquí Cristo se refería a los que son considerados por el mundo como “poca cosa”…los pobres de espíritu, los que no tienen malicia, los limpios de corazón, los mansos….las virtudes de la gente buena…en estos reside una paz especial..que sabe a santidad…y a predestinación…
    POR LO DEMAS, nadie que haya viajado por el mundo se debe extrañar del “gesto” de la empleada de correos….en todas las culturas hay mediadores, intercesores….somos sociedad y dependemos unos de otros….el medicina surgió de la magia…y todavía idealizamos siempre a nuestro médico…y le atribuímos p0deres que el no posee…pero que puede utilizar para ayudar a la curación….estudios modernos dicen que la recuperación del enfermo empieza ya, en gran parte, solamente por la presencia del galeno en el cuarto del paciente..
      TAMPOCO HA DE juzgarse el acto de la bendición del sacerdote como inapropiado como tampoco ya nadie se extraña de la oración pública de nuestros hermanos musulmanes en los aeropuertos del mundo, ni por los multiples atuendos religiosos que usan las personas que caminan en este mundo…EN UN mundo donde la tolerancia es la norma, no debemos escandalizarnos por estas prácticas a las que TODOS tenemos derecho, mientras no lesionen los derechos de los demas que estan alrededor de nosotros
    saludos cordiales….de Santiago Hernández

  • Asun

    Sí, Mª Luisa, gracias. Lo que apunta y simboliza el gesto, no  puede ser atrapado, es la unidad en la que somos, hondura que  abre a la dimensión más profunda de lo real, lo que permanece y no cambia: Lo Que Es.

    Es nuestra percepción de la realidad la que va cambiando, diferenciándose, “diluyéndose y  esfumándose”,  extinguiéndose, aún más, integrándose y trascendiéndose, cuando ya no se rechaza.

    Un abrazo cariñoso.

  • M. Luisa

    Lo que a mi modo de ver se extingue (Mar Medina) se diluye, se esfuma (Oscar) es el contenido irreal del gesto,  el de ambos, no el valor al que apuntan, por eso, pienso que  no se puede hablar de destrucción.  Lo real absorbe lo irreal en el tiempo en un proceso de creación, por eso dije en mi primer comentario que  estas realidades (los gestos humanos)  siempre existirán lo que cambiará será el medio, las formas y el mediador.
     
    ¡Buenos días,  a todos y a todas !

  • MAR Medina

    Bueno, para empezar, todo lo narrado merece un gran respeto, tanto la petición de la empleada de correos que cree que el gesto del sacerdote supone una verdadera bendición (más allá de la bendición que puede dar cualquier persona de buena voluntad), como la del jesuita, que se siente confundido y sorprendido por esa solicitud en un lugar público y que no duda en otorgar.
    Y comprendo las preguntas que se hace el jesuita.
     
    No sé si es normal el gesto de pedir la bendición, más aún fuera del ámbito religioso, pero a mí me parece ya un anacronismo, un viejo gesto piadoso en vías de extinción, al menos en lo que se refiere a que existan hombres de dios, mediadores, como se presenta todavía el sacerdocio.
     
    Lo que me cuestiona a mí esta anécdota no se refiere al gesto de bendecir, que tal como he dicho antes es un hermoso gesto que un ser humano dedica a otro, una manifestación del mejor deseo hacia otro desde el corazón, sino el hecho de que ese gesto tenga un valor especial porque provenga de un sacerdote, lo que no me parece que en ningún momento se cuestiona el autor del artículo.
    Yo he sentido la bendición de mi madre sobre mí y mis hijos y siempre me ha parecido reconfortante y hermosa.
     
    Está claro: lo que me parece un anacronismo es la figura del sacerdote como mediador mágico entre dios y la humanidad.
     
    Saludos cordiales.
     

  • M. Luisa

    Más  ¿ocurrencias?
     
    Para ser real es necesario estar vertido a lo irreal
     
    No se trata de realidad ficticia sino de realidad en ficción
     
    Lo que es término de ficción  no es la realidad sino  el contenido,  como momento

    (Ya lo decía Schelling) La realidad del hombre es la realidad de un proceso de creación.
     
    Pero, no es un proceso de razón  sino de experiencia entera

  • pepe sala

    Todavía estroy sonriendo ante tu ocurrencia, Oscar:
    —-
    “”Entre los Ritos de nuestro tiempo está
    El PEDIR AUTÓGRAFOS
    Algo parecido a la Ben-dición ¿no?””
    ——
    Y abundando en el buen humor ( sanísima receta) digo que:
     
    No le veo yo a Cristiano Ronaldo firmando un autógrafo en medio de un partido contra el Barcelona.
    Tampoco me imagino a Messi parándose en mitad de una de sus geniales jugadas para firmar un autógrafo a un niño disminuido…( que  éso queda muy bien en la tele)
    Y, ya puestos, tampoco encuentro muy lógico que Indurain ( el mejor ciclista del mundo mundial)  se bajase de su bicicleta mientras escalase los Lagos de Enol para darle un autógrafo al tío pesado que se pone en medio de la carretera.
     
    Utilizaré nuevamente la sabiduría popular: ( influenciada, cómo no, por otro tipo de sabiduría que me intersa mucho menos.)
     
    CADA COSA A SU TIEMPO, Y LOS NABOS EN ADVIENTO.
     
    Saludos y gracias por tu simpático comentario. Me quedo con las ganas de escribir otro dicho popular al respecto, pero me temo que los ” pulcros” se molestarían nuevamente y ya me jode molestar tanto.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Toda Sociedad (no confundir con Asociaciones, que son “voluntarias”)
    vive de sus creencias en las que está afirmada (su suelo y sub-suelo)
    desde donde lucha diariamente para mantenerse levantada
    (ver uno de las primeras Novelas de Saramago “Levantados del suelo”).
     
    Esas creencias se retroalimentan en Gestos.
     
    Al correr de las Generaciones
    pueden ad-venir algunas críticas
    pero no suelen lograr arrasarlas.
     
    Las creencias no se destruyen; se “diluyen”, se “esfuman”.
     
    Pero siempre toda Sociedad no podrá existir sino desde creencias.
     
    Nuestro tiempo está acá expresado por la Postura del jesuita:
    Es un tiempo de DUDAS (in-estable)
     
    Somos Náufragos y hay que bracear para seguir a flote.
     
    Entre los Ritos de nuestro tiempo está
    El PEDIR AUTÓGRAFOS
    Algo parecido a la Ben-dición ¿no?
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.
     

  • pepe sala

    Yo no creo que el asunto se pueda liquidar como si se tratase de costumbres de ciertos paises o como si se tratase de un simple saludo o despedida. El tema es mucho mas profundo y el propio autor del artículo entra en debate consigo mismo sin llegar a conclusiones definitivas. El quid de la cuestión está, según entiendo yo ( subceptible de erroes, obviamente) en las preguntas que el sacerdote se hace y yo no creo que se haya respondido a sí mismo.
     
    Veamos:
     
    “”Yo también me preguntaba: bendecir públicamente a  una empleada de Correos  ¿es  un resto de la Cristiandad barroca y decadente que todavía se resiste a morir? ¿es un fruto típico de  los países subdesarrollados? ¿estaré yo haciendo el juego al conservadurismo involucionista? ¿habré pecado de clericalismo patriarcal? ¿estaré fomentando la fe de carbonero o incluso la superstición? ¿es, política y eclesialmente correcto, hacer lo que he hecho? ¿ me hubiera debido negar a darle mi bendición?””
     
    Enumeremos las preguntas: ( yo daré mi propia opinión a cada una de ellas)
     
    1ª: SI; es un resto de aquella religiosidad que tanto marcó nuestra época reciente. En España, hace bien poco, no hubiera tanido que guardar cola para ser atendido, nadie hubiera osado pedirle el DNI y la empleada hubiera besado la mano del sacerdote al entregarle el paquete. Afortunadamente en España ya se superó esa religiosidad empalagosa y los curas tienen que presentar el carnet de identidad lo mismo que culaquier hijo de vecino, si quieren votar en las urnas. ( soy testigo de que el cura de mi pueblo intentaba votar siempre sin presentar el carnet. No se le arregló, mientras yo estuve en las mesas.)
     
    2ª: SI, es típico de paises subdesarrollados y dudo mucho que se desarrollen adecuadamente si siguen con semejantes servilismos ante el clero. ( o cualquier otra religión.)
     
    3ª: SI, sin lugar a dudas.
     
    4ª: Yo no soy quien de juzgar los ” pecados” de nadie; pero SI opino que ha habido patriarcalismos y clericalismo en la anécdota.
     
    5ª: SI.
     
    6ª: Religiosamente no lo se, ni me interesa; pero políticamente es totalmente inadecuado. Y como política laboral ( deberes y derechos de los trabajadores y trabajadoras), esta totalmente fuera de lugar.
     
    7ª: Es obvio que se debió negar a realizar un RITO RELIGIOSO ( que es ni más ni menos lo que se hizo) en una oficina pública donde, además de personas creyentes del estilo de la trabajadora, seguramente hay también personas no creyentes que pueden ser heridos en su propia sensibilidad. Lo razonable hubiera sido convocar a la empleada al lugar adecuado para los ritos religiosos y hacerlo en horario que no corra a cuanta de la Administración pública, ( que a fin de cuentas es quien paga el sueldo de la empleada y no creo que dentro de su cometido esté el de recibir ritos religiosos en horario laboral)
    Naturalmente que en dar la bendición se tarda bien poco, pero lo que cuenta es el trasfondo de un hecho que, si se considera normal y lógico por ser católico, no se entendería muy bien que se critiquen, se prohiban y se repriman hechos similares de otras religiones.
     
    Al menos éso creo y éso escribo. Buenos días, pues…

  • Gonzalo Haya

    Como Gabriel, creo que hay que respetar el pluralismo cultural y religioso. Nuestra actividad se encamina a estimular el desarrollo, la justicia, la dignidad…pero quizás la dignidad de esa empleada de correos esté en que se respete su creencia. Hay que cambiar las condiciones económicas y sociales para que la sociedad cambie, pero no creo que podamos imponer a las personas un cambio, aunque nos parezca lo más adecuado.

  • MARISA-EL TALLER

    Mi pregunta es: ¿Pporque no se dieron la bendicion mutuamente? ¿Porque el Jesuita no le pidio la bendicon a la EMPLEADA DE CORREO?. Las respuestas estan claras y ademas no hay cosa mas peligrosa que un “progre” sexista y patriarcal.
    PAZ Y BIEN.

  • Anna Maria Torrens

    Son curiosos los comentarios. En general, no todos, muestran desconocimiento del autor, Víctor Codina y de las costumbres de muchos países latinoamericanos. A mí el artículo me ha hecho reflexionar. Me identificaría con los críticos que él menciona. Y sin embargo sé quien es él, su absoluto compromiso con la liberación (en teología, en sociología, en educación…) vivido intensamente en los largos años que reside en Bolívia. Y conozco las costumbres de muchos países de latinoamérica: “bendición”! … “¡Dios la bendiga”… es saludo y despedida entre familiares y amigos. Y considero muy honestas las preguntas que Víctor Codina se hace y más honesto todavía el hecho de compartirlas.

  • Gabriel Sánchez

    Es interesante leer todos los comentarios, cada uno situa al comentarista en un lugar en el tiempo y el espacio (en una cultura, en una región, en una historia personal), y desde su situación…su cultura cada uno tiene razón incluso la empleada de correos…

       Tenemos si queremos sobrevivir como especie, aprender a hacer puentes…entre los distintos lugares y puntos de vista…no para relativizar mi posición, sino para crear un ambito de sano PLURALISMO CONSTRUCTIVO…a y necesitamos aprender a comprender, a enriquecernos y amar lo diferente.- Con cariño…Gabriel

  • pepe sala

    Año 1991. LLaman a la puerta de mi casa. Un padre y un hijo piden LIMOSNA por las puertas del pueblo donde ( según sus propias palabras) habían trabajado unos años como CRIADOS ( palabras también propias de los limosneros) en casa del ” señor Fulano de Tal”.
     
    A mí no me sobra nada, puesto que mis tres hijos estudian y mi sueldo no era demasaido elevado por aquel entonces.
    Monto en cólera medianamente controlada:
    –¿ No os da vergüenza pedir limosna ? ¿ Dónde coño habéis perdido la DIGNIDAD de los trabajadores que tanto nos costó ganar contra la opresión capitalista? ¿ Por qué no cegéis una buena vara de avellano y le domáis las costillas a quien os echó de vuetro puesto de trabajo y no os paga tan siquiera el despido? ¿ Para qué coño  ( con perdón de los pulcros) queréis lo sindicatos?
     
    El mítin duró más de 10 minutos. Luego busqué en mi cartera y encontré las últimas mil pesetas que me quedaban. Se las di y les recriminé que siguesen llamando a las puertas pidiendo limosna. Se guardaron las mil pesetas y llamaron a la puerta siguiente ( son chalecitos adosados) Tuve perfectamente claro que aquellas personas habían nacido siervos ( criados), habían trabajado de criados y morirían como criados.
     
    En el caso que nos ocupa, tengo perfectamente claro que la empleada de correos no dará nunca batalla para conseguir mejoras laborales, y tengo también perfectamente claro que el Jesuita no le mostrará el CAMINO DE LA DIGNIDAD.
    La dignidad en este mundo, supongo, cuente como valor a tener en cuenta en el dudoso otro mundo. Yo, al menos, intentaré mantener mi dignidad en éste barrio, por si acaso luego no hay otro barrio.
     
    Y, también supongo, espero que la empleada de correos no solicitase el preceptivo beso de manos de tan reciente época.
     
    Así nos va a los trabajadores-as. ¿Con bendiciones de curas  se van a solucionar los desequilíbrios sociales por razón de sexo, riquezas, posiciones de prominencia de unos sobre OTRAS por el mero hecho de ser cura o ser barrendero-empleada de correos o fontanero desatascador de arquetas atoradas?
     
    Pues que baje Dios y lo vea….

  • MARISA-EL TALLER

    Bien es cierto que en el contexto donde se da el hecho, puede ser diferente a como lo vemos en nuestro pais (España).
    Pero y de todas formas, lo que me muestra esta ¿tierna historia?; es que las dos personas arrastran una pesada mochila, de patriarcado, machismo, clericalismo, sumision,superticion y muchos eslavones mas de una cadena que nos oprime y nos mantiene lejos del Jesus de la historia, que lo asesinaron precisamente porque oso abrir los ojos a mucha gente, para que avandonaran la pesada mochila. Siniceramente; yo le hubiera pedido a ella la bendicion,la historia seria diferente.
    En cuanto a compararlo con dar limosna, creo que ningun ser humano deberia dar limosna a otro, sin mas, porque quien da limosna se pone en una posicion mas alta que quien la pide;otra cosa es la ayuda solidaria o el compartir, todo el mundo tiene algo que compartir, por muy pobre que se sea, esto y no otra cosa dignifica a las personas, a todas.
    PAZ Y BIEN.

  • M. Luisa

    Yo, aunque  hace unos días en el Post de de Oscar Varela dije allí que el sacerdocio poco a poco irá desapareciendo pienso sin embargo que   mientras ha ocupado un lugar en la  historia   sus funciones, no tanto como ejercidas por sacerdotes  pero sí en cuanto  realizadas por personas,  no han caído en el vacío.
     
    Pienso que  a la empleada le debía hacer mucho bien ya que  fue ella quien se lo pidió, lo necesitaba, cada persona es un mundo, un misterio. Yo misma, por ejemplo, hace muchos años en mi juventud pasé momentos muy difíciles,  de abandono, de incomprensión,  de abatimiento,  mi culpabilidad era inmensa,  hasta que un día llegó a mis manos un casset (no sé si se escribe así) de un sacerdote, vestido de calle, de estos más bien rebeldes, pero  sencillo,  crítico e innovador.   Toda la cinta era un mensaje de amor y de perdón. Aquellas palabras  que no las había oído nunca en el colegio de monjas donde me eduqué  las escuché entonces no sé cuantas veces  con  vivas lágrimas  en lo ojos, comprendí aquel mensaje y   me lo hice mío sintiéndome  totalmente liberada. Con este reforzamiento  fueron varias las facetas que han ido llenando  sucesivamente mi vida.  Quién sabe pues el bien  espiritual que el jesuita con su bendición  pudo inspirarle  a la empleada  de correos  

     
    Por ser humanos,  estas realidades siempre existirán lo que cambiará será el medio las formas y el mediador.
     
    Buenos días!

  • Félix García Moriyón

    Hermoso texto que ayuda a pensar. No tengo nada que añadir a lo que expresan Rodrigo Olvera en su introducción o María en su comentario. La experiencia de Codina guarda cierta relación a la que yo tengo cuando doy alguna limosna a un pobre que me la pide. Sé que las limosnas pueden contribuir a perpetuar la injusticia social, pero quien la pide lo hace porque necesita apoyo aquí y ahora, y quizá yo no le pueda, o no quiera, o no sepa, prestarle más.

  • JESÚS OLLORA OLARTE

    Creo que ninguno de los atristas ha comentado nada sobre la empleada y en ese caso si el jesuita, sin quererlo,  propició una ¿falta?.
    Desconozco que leyes tiene Bolivia sobre el “Código de conducta de los empleados públicos”.
    Sólo, como curiosidad se me ocurre suponer que esta anécdota hubiera sucedido en España y cómo están las leyes en ese sentido en cuanto a la actuación de la empleada de correos.
    En la página que adjunto, publicada en 2008,  en cuanto a la Neutralidad, vemos que la empleada cometió una falta, supongo que leve.
    http://www.unizar.es/gobierno/gerente/26jornadas_gerencia/Codigo%20etico/CODIGO%20ETICO%20DE%20LOS%20EMPLEADOS%20PUBLICOS%20ponencia.pdf
    De dicha página, sólo copio una frase:
    Neutralidad
    Principio éste que exige que la actuación administrativa de los empleados públicos se adecúe a los intereses de los ciudadanos evitando cualquier consideración ideológica, política, religiosa, etc. en el tratamiento de los asuntos que les corresponden por el puesto público que desempeñan.
    Prefiero no comentar nada, creo que se comenta ella sola.
    Un saludo

  • María

    Un cura que da siempre la bendición cuando confiesa y al final de la misa , me parece lógico que haya atendido la petición  de la empleada de Correos.  Y mucho más  estando en un país de América  Latina donde es bastante frecuente que, no solo el cura, sino  la abuela o la madre bendigan a sus hijos e hijas.
     
    No sé ahora, porque  hace ya unos años que no vivo allí, pero cuando vivía me bendecían  frecuentemente. Y no era una familia especialmente religiosa, pero la madre despedía a sus hijos y allegados en la puerta de la casa con un par de besos y la  bendición..
     
    Hace pocos días estuve con una amiga joven, una chica de ventitantos años. Estando juntas, la llamó su abuela desde Ecuador,  hablaron un rato, y antes de colgar  la nieta le pidió a la abuela: “la bendición abuelita” , como la cosa más natural del mundo, y la abuela se la dio por teléfono .
     
    No creais que lo que digo es  una práctica de tierras lejanas,  donde vivo ahora también se bendice  en las iglesias a las personas que por las razones que sean no van a comulgar.  En el momento de distribuir la eucaristía,  hay personas que se acercan en la fila con los brazos cruzados sobre el pecho, señal de que van a que las bendigan. Y el cura o la ministra de la eucaristía ( casi todas son mujeres), generalmente  les ponen la mano en la cabeza, así como dice María Pilar, y las bendicen.
     
    ¿No abrazaba y bendecía Jesús a los niños que se le acercaban y trataba de satisfacer las peticiones que las personas le hacían?
     

  • oscar varela

    Hola!
     
    El jesuita , como un MAGO, sacó de la galera a Ortega para disimular su no-comprensión.
     
    También, de tanto en tanto, el Asunto de LA MAGIA tiene su perihelio y afelio en el sol de nuestros temarios.
     
     La pretensión de “arrancar” la MAGIA de la Vida humana
    es una pretensión vana y asesina.
     
    Porque la MAGIA es raíz de nuestra Vida creadora
    Imaginación pre- (y por ello) i-rracional.
     
    Las Computadoras tienen todas sus Razones
    menos la Razón vital, que es el Alma o Sentimiento.
     
    De todo creador, decimos en Argentina
    que el tipo o tipa “tiene ángel, tiene magia
     
    Y no por ello nos referimos a niñitos voladores.
    ··············
    Si Se Calla El Cantor  –  Mercedes Sosa
    http://letras.terra.com.br/mercedes-sosa/63322/
     
    Si se calla el cantor calla la vida
    porque la vida, la vida misma es todo un canto
    si se calla el cantor, muere de espanto
    la esperanza, la luz y la alegría.
     
    Si se calla el cantor se quedan solos
    los humildes gorriones de los diarios,
    los obreros del puerto se persignan
    quién habrá de luchar por su salario.
     
    HABLADO
    ‘Qué ha de ser de la vida si el que canta
    no levanta su voz en las tribunas
    por el que sufre, por el que no hay
    ninguna razón que lo condene a andar sin manta’
     
    Si se calla el cantor muere la rosa
    de que sirve la rosa sin el canto
    debe el canto ser luz sobre los campos
    iluminando siempre a los de abajo.
     
    Que no calle el cantor porque el silencio
    cobarde apaña la maldad que oprime,
    no saben los cantores de agachadas
    no callarán jamás de frente al crimen.
     
    HABLADO
    ‘Que se levanten todas las banderas
    cuando el cantor se plante con su grito
    que mil guitarras desangren en la noche
    una inmortal canción al infinito’.
     
    Si se calla el cantor . . . calla la vida.
    ···············
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola!
     
    ¡Excelente Artículo de la Postura del jesuita!
     
    POSTURA dije; no MOVIMIENTO.
    ………….
    Todo gira en torno a esa Postura del jesuita; no de la Empleada.
     
    * PARÁLISIS teológica ante el acribillamiento de Preguntas a su conciencia ilustrada.
     
    * PERPLEJIDAD ante la ENCRUCIJADA de cuál de entre los Caminos, seguir.
     
    El jesuita, acá no se decide por ninguno.
    Lo percibo colgado por los ganchos que son sus propios signos de interrogación.
     
    El jesuita (SACERDOTE) no sabe para qué está hoy, en el mundo de hoy.
     
    NOTA: la 2ª PONENCIA (de un brasilero) que tengo que resumir y comentar en el Post de los Curas casados versa, precisamente, sobre este inexistente identiquit o perfil de
    * qué sea el ministerio sacerdotal en los Documentos de la Iglesia Latinoamericana (Medellín – Puebla y Santo Domingo; con las demás Conferencias episcopales y Sínodos).
    ·······················
    Este protagonista jesuita, como no sabe qué hacer consigo mismo,
    rebusca en su memoria a un Ortega y Gasset pésimamente interpretado.
    Porque en esa cita se olvidó lo fundamental de “Dios a la vista” (OCT2,493/6):
     
    – “No se trata de beatería ninguna; no se trata ni siquiera de religión. Sin que ello implique escatimar respeto alguno a las religiones, es oportuno rebelarse contra el acaparamiento de Dios que suelen ejercer. El hecho, por otra parte, no es extraño; al abandonar las demás actividades de la cultura el tema de lo divino, sólo la religión continúa tratándolo, y todos llegan a olvidar que Dios es también un asunto profano.
     
    La religión consiste en un repertorio de actos específicos que el ser humano dirige a la realidad superior; fe, amor, plegaria, culto. Pero esa realidad divina tiene otra vertiente, en la cual se prenden otros actos mentales perfectamente ajenos a la religiosidad. En ese sentido cabe decir que hay un Dios laico, y este Dios, o flanco de Dios, es lo que ahora está a la vista.”-
    ···············
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Todo mi respeto a la empleada de correos. En lo demás coincido con M Pilar. Es imprescindible desterrar el subjuntivo de la liturgia “te bendiga, esté” y sustituirlo por el indicativo. Y aún más importante, es imprescindible empezar a ser conscientes de que esa “constatación” (que no deseo) de que Dios está nos la podemos recordar un@s a otr@s sin necesidad de títulos o determinados cargos o vocaciones eclesiásticas. Se puede respetar a quien aún está en una etapa “mágica-infantil” de su fe y ayudarle al mismo tiempo a ser consciente de que Dios no necesita de la intervención de nadie para hacerse especialmente presente. Otra cosa es que nos venga bien que de vez en cuando alguien (cualquiera) nos recuerde que El es en nosotr@s.

  • Carmen (Almendralejo)

    Para mi, esto me dice:.
    1º Es claramente un gesto de superiodidadde un hombre ante una mujer.
    2º De un hombre santo ante otra persona que él mismo cree que no tiene esa parte digna ante D*s.
    3º Y una parte de chamanismo por parte de este hombre que aún sigue proyectando esto entre personas que siguen siendo niñ*s en la fe o relación con D*s
    4º Podía haber pregundo las causas que lleva a esa mujer a pedir una bendición, pero claro esto es de menor calado y él no hubiese podido arreglar el problema de la mujer en la tierra, pero sí en el cielo.
    Lo mismo de lo mismo, en estos curas o religiosos, que se creen dioses

  • mª pilar garcía

    Sería necesario al menos, comenzar a cambiar las “formas”.

    Tomarla de la mano y decirle: “Siempre está bendecida” o ponerle la mano sobre su cabeza, diciéndole: “Esta contigo”…

    Y comenzar a enseñar, que cualquier persona cuando escucha, atiende, comprende; bendice el corazón herido, de la misma amanera que los que se sienten “ungidos”.

    Hacer que el corazón de los que necesitan signos externos, se vayan acostumbrando, a sentirse parte de un Todo, que… ¡A todas las personas acompaña!

    Así, cada abrazo, cada muestra de amor, cada apretón de manos… sea como “bendecidse”  mutuamente, desear lo mejor para la  persona que tenemos delante. Es como decir:

    ¡¡¡Ve en paz!!!

    Si no comenzamos haciendo cambios, aunque parezcan pequeños…
     

    ¡¡¡Jamás avanzaremos, en limpiar el compromiso o seguimiento de magia!!!

    mª pilar

  • David

    El relato que narra el sacerdote jesuita, es muy significativo y me recuerda mis años en India. Nos falta humildad y nos sobra prepotencia desde nuestra teología ilustrada y contemporánea, nos creemos superiores y más evolucionados, y no respetamos la religiosidad popular como integrante de la identidad y de la cultura de un pueblo. Desde cualquiera de las opciones o interpretaciones pretendemos imponer nuestros planteamientos sin integrar los de los demás, hablamos de pobreza y de pobres, pero ni la conocemos ni les conocemos. Mi experiencia es que interesa que siga habiendo  pobres, unos para tener una excusa para sus planteamientos redentores, y otros para mantener esa misericordia  rancia e injusta.

  • Antonio Vicedo

    Mi parecer es que cuando uno lleva semillas y hay campo, las debe esparcir para que germinen crezcan, cuando uno tiene misión de levadura, tiene que diluirse en la masa par que esta fermente; y cuando hay tinieblas, vale encender una vela, provocar una chispa, o darle ocasión al rayo para que permita situarnos y orientarnos entre la realidad oculta.
    Nada de reproche, ni siquiera mínimo sino todo lo contrario, a la actitud de la trabajadora suplicante; dice mucho de su espontaneidad y sinceridad, coherentes con como se le ha formado religiosamente, y lo que SU idea Dios (Jesús) vale para ella.
    Admiración, pues, por esa fe vivida en la realidad de su duro y embrutecedor trabajo, bajo tantos condicionamientos injustos y mercantilistas. ¡Brava la Empleada de Correos!
    Pero , ¡El padrecito! Despistado, hace un papel objetivo ( respetando, no faltaría más, lo subjetivo) de pena y escándalo. hasta considerar “hijita” a esa HERMANA GIGANTE EN LA FE, después de conocer tantas teologías y estar en ambientes donde el patriarcado y los paternalismos desequilibran tan estrepitosamente la COMUNIÓN HUMANA, falsean la filiación divina y la VERDADERA y SOLIDARIA HERMANDAD,
    Era momento para aclarar y afianzar sencillamente las relaciones personales de REAL y VERDADERA HERMANDAD, restituyéndole la razón a Jesús que nos advierte: -A NADIE consideréis, ni llaméis PADRE sobre la tierra. ( Menos, cariñósamente PADRECITO, que se identifica más con ABBA, cuyo concepto usado y proclamado, por Jesús, le valió la condena por BLASFEMO)
    Tenía el “hermanito”, desde el último lugar de consideración, haber valorado la actitud de la hermana trabajadora que le estaba SIRVIENDO, haciendo, aún sin tener conciencia de ello, lo que hizo Jesús y nos mandó hacer, habiéndonos dado ejemplo.
    Y concluir cariñósamente con ella, reafirmando LA BONDAD INMENSA DEL PADRE manifestado en y por Jesús, de cuya realidad deducimos que: TODO ESTÁ YA BENDECIDO, (menos hacer el mal consciente y libremente) ;Y NADA NECESITA, NI REQUIERE BENDICIÓN PARTICULAR.
    Pero parece que esto, EL CLERO ALTO Y BAJO, no lo puede improvisar, ni menos descubrir, si previamente no se cuestiona bajar definitivamente de las gradas que rodean los altares y de los peldaños que muestran falsamente la segregación privilegiada de entre SUS HERMANOS.

  • Asun

    “Sobre todo por la sinceridad de reconocer lo conflictivo de asumir la fe de los pobres, cuando uno tiene la formación de la teología ilustrada y contemporánea. Creo que las preguntas que hace son sinceramente preguntas que se hace y no simple retórica. Y creo que son preguntas que vale la pena hacerse”.
     
    Pues estoy con Rodrigo en que vale la pena detenerse en ello. De hecho en montones de ocasiones me pregunto y me sorprendo sobre lo conflictivo que es asumir la fe sin más, porque no se trata solo de mi proceso de fe,  que se ha ido quitando envolturas y creencias, sino la que viven otros, que les  da sentido pleno y coherencia a sus vidas. Porque en la fe asumida sin delimitación alguna,  puedo reconocerme en la fe de otros,  como por experimentar  o como ya vivida, diferenciada, integrada y  trascendida. El común denominador permanece: aquello que  hace ser y dejar ser lo mejor de uno/a misma sin apropiación.  Sea  en una conciencia mítica, heterónoma, racional, integral o transpersonal.
     
    Y sinceramente  creo que no ser capaz de aceptarla como lo que es,  libre de creencias y preconcepciones, nos llena de enfrentamientos y complejos prejuiciosos varios. La anécdota venga de quien venga habla por sí misma. La imposición de un modelo concreto de fe va contra la esencia de la fe: liberación y plenitud que da coherencia y sentido a lo mejor y más hondo del ser humano.
     
    Tengo que dejarlo. Gracias a todos.

  • ana rodrigo

    Pues a mí me parece una historia demasiado simple: la empleada de correos le pdió la bendición porque era cura, si hubiese ido yo a recoger el paquete todo lo más me hubeise dado los buenos días. Así que clericalismo puro y duro. El resto de preguntas y reflexiones del autor, con todos mis respetos, sobran. Tendría que haberse dicho, lo hace porque soy cura, y punto.

  • Sarrionandia

    Lo que salva s la “buena voluntad” en Codina y en la empleada.
    Los cuestionamientos y las firuleteadas revelan nuestra manera de actuar preocupándonos etsi Deus daretur o non daretur.

  • pepe blanco

    Probablemente no nos la ofrezca, pero lo cierto es que me gustaría conocer la opinión de Juan Luis Herrero sobre este texto.

Deja un comentario