Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4988 Artículos. - 80082 Comentarios.

La crisis: el silencio de las religiones

Una de las cosas más extrañas, que están sucediendo en España ahora mismo, es el silencio que mantienen las religiones ante la crisis (económica y política) tan delicada y difícil que estamos viviendo en nuestro país y en toda Europa. En privado, todo el mundo opina sobre estas cosas. Pero, como instituciones, ni la Iglesia, ni el Islam, ni ninguna de las otras confesiones dicen algo que nos pueda orientar, a quienes tenemos creencias religiosas, en una situación tan oscura y tan preocupante.

Sabemos perfectamente que los “hombres de la religión” levantan la voz cuando están en juego sus propios intereses económicos o sus privilegios legales o políticos. Entonces, ¿por qué se callan cuando lo que se plantea es el paro de más de cuatro millones de ciudadanos o el debido respeto a los derechos fundamentales de extranjeros, de presos, de enfermos en listas de espera, de jóvenes sin trabajo y sin futuro o cuando hablamos de situaciones de auténtica esclavitud?

Por supuesto, yo entiendo perfectamente que las religiones no sepan qué decir en una situación como ésta. Porque el problema de fondo que se debate –el problema que han planteado las concentraciones de los “indignados” en las plazas de nuestras ciudades– es el problema de la democracia. O, para decirlo con más precisión, el problema que consiste en saber cómo podemos recuperar y poner en práctica los ideales y las aspiraciones de la más auténtica democracia participativa, la democracia en la que los ciudadanos podamos participar de verdad y efectivamente en la toma de las decisiones políticas y económicas que nos afectan a todos. Pero, entonces, si ése es el problema más serio que se plantea en este momento, ¿qué nos van a decir sobre ese asunto unas instituciones –tal es el caso de las grandes confesiones religiosas– que no son en absoluto democráticas? Es más, ni lo son, ni pueden serlo. Porque las religiones, por su misma razón de ser, se explican y funcionan a partir de un Absoluto, representado en la tierra por hombres “sagrados” y “consagrados”, que, si quieren ser fieles a su sagrada misión en el mundo, no tienen más remedio que transmitir a sus fieles verdades absolutas y decisiones divinas, ante las que nadie puede rechistar. Por eso entiendo perfectamente que lo mejor que pueden hacer los “hombres de la religión”, en una situación como ésta, es quedarse callados y no opinar. Porque, ¿qué pueden opinar sobre la “participación popular” quienes tienen su razón de ser en la “intervención divina”?

Y que nadie eche mano de la fácil escapatoria de la neutralidad. Que nadie diga, por tanto, que los “hombres de la religión” no se meten en estos asuntos porque ellos se ocupan de las cosas del cielo y no se entrometen en las de la tierra. No creo que, a estas alturas, haya gente tan simple como para decir semejante estupidez, cuando sabemos de sobra que la historia dice exactamente lo contrario. Pero, sin entrar en análisis más profundos de este asunto, ante todo hay que recordar que, en política, no es posible neutralidad alguna. Porque quien dice que no se mete en política, por eso mismo, ya se ha metido en política hasta las cejas. La presunta apatía política es complicidad con el poder establecido y con todos los atropellos que el poder político comete, sea de la tendencia que sea.

La situación que estamos viviendo es seguramente el mejor test para medir la autenticidad de las religiones. No digo de los dirigentes religiosos, sino de las religiones en sí mismas. Y por encima de las religiones, la autenticidad del Dios que nos presenta cada religión. No pretendo, ni decir ni insinuar, que hay religiones verdaderas y religiones falsas, dioses verdaderos o dioses falsos. El que se mete por ese camino debería saber que se mete en un callejón sin salida. Por ahí, al menos hasta ahora, no hemos ido a ninguna parte. O mejor dicho, eso es lo que nos ha llevado a violencias tan brutales, que da vergüenza recordarlas. No, por ahí no. Cuando hablamos de religión y de Dios, la pregunta que hay que afrontar no es la pregunta por la verdad, sino la pregunta por la utilidad. La religión, mi religión y mi Dios, ¿de qué nos sirven y para qué nos sirven? ¿Nos hacen más respetuosos y tolerantes, más buenas personas y, sobre todo, ciudadanos más responsables y sensibles ante lo que nos rodea?

Allá las cabezas pensantes con sus elucubraciones especulativas sobre Dios y su razón de ser. Cada día me interesan menos esas cuestiones. Porque cada día veo más claro que, en cuanto se refiere a Dios y a la religión, lo determinante no es la fe, sino la ética. Hasta ahora, por lo menos, las creencias han servido, con demasiada frecuencia, para dividirnos, enfrentarnos, violentarnos y hasta matarnos. En la medida en que eso ha sido así, no me interesan esas creencias. Lo digo con toda la sinceridad de que soy capaz: sólo puedo creer en el Dios que propone y demanda una ética al servicio de la misericordia. Porque sólo puedo creer en un Dios que se funde con lo humano y así nos humaniza. Todo lo que no sea eso, me da miedo. Y, a veces, pena. Por eso pienso que el silencio de los hombres religiosos, en este momento y sobre los asuntos más candentes del momento, es un silencio interesado. O quizás cómplice. En ningún caso, eso puede ser el “silencio de Dios”, del que nos hablaron los mejores místicos de la historia.

21 comentarios

  • ELOY

    Gracias Oscar.
    Tego a la vista el nº 246 de Iglesia Viva que lleva por título general “Reinventar la política”.

    Muy interesante todo el contenido. He leído algo a fondo y tengo que repasar otras cosas.

    En el artículo de Demetrio Velasco se analizan las intituciones y los partidos y se toman referencias históricas conceptuales de “la mentira sofista”,  la lógica individualista y la lógica dogmática. 

    Quizá sería bueno seguir profundizando y reflexionando sobre las vivencias democráticas, Porque ya lo he dicho en otro lugar,  la democracia no es sólo un sistema de votos, pero tampoco es sólo un conjunto de  instituciones y partidos políticos o grupos de presión (que deben ser considerrados), sino “un sistema de vida”.

    Y si ese sistema de vida no se produce democraticamente en su generalidad,  todo el conjunto adolece de defectos cuasi-insubsanables.  No puden subsistir instituciones democráticas (desde la Universidad a los Partidos políticos y al sistema financiero) si el conjunto de la sociedad no respira democraticamente y eso es tarea de la educación social, familiar y escolar que no se produce facilmente. 

     En españa hemos pasado de una dictadura a una democracia y quizá convenga rastrear que afanes de poder más que de servicio subsisten en algunos organismos y que facilidades para comportamientos poco decentes democraticamente o abiertamente corruptos. 

    Sin que pueda ahora extenderme en otros artículos, no quiero dejar de mencionar la magnifica conversación (maravillosas preguntas y respuestas) que Jaume Botey   mantiene co  que se autocalifica más que marxista como comunista. Desde hace años he seguido con interés las aportaciones de Fernández Buey en la prensa y alguno de sus artículos. Lo que ahora dice no me ha defraudado y demuiestra ser persona de gran calidad humana e intelectual y sobre todo práctica y con un sentido común admirable y una gran sensibilidad para los que no piensan como él ( en el campo de lo religioso u otro). 

    Imprescindible la lectura de estas conversaciones con Fernandez Buey, que bien podrían servir (aunque fuese mediante la publicación de algunas de sus partes y con un enlace a la totalidad  de las conversaciones) de artículo de cabecera para ATRIO.  

  • oscar varela

    Hola!

    Bueno, parece que al fin entró en Atrio.org el comentario de ELOY, luego de varios intentos, que le llevó a dudar si andaba virósica su Compu. Parece que no, y menos mal, porque de lo contrario andaría yo también contagiado. Es que nos estamos divirtiendo con etymologías que me manda y pensamientos “clásicos”.

    No es de pasar des-apercibido este “servicio-adicional” (el de ad-juntar gente prestable para que se preste en comunicación ¿no es cierto?), que Atrio.org presta y representa. Comentario éste que está dentro del Post de Castillo, aunque por la inversa: Nos comunicamos en Atrio.org lo que quizás de otro modo quedaría silenciado.
    ……………
    Y es entonces que aprovecho esta picardía para sacar a luz otro hecho silenciado, no por maldad, sino por no haberle prestado atención.

    Se lo quería referir a Juanjo Tamayo, como “especialista” en Teología de la liberación.
    (hace casi un mes que le mando e-mails pero no responde ¿será que los Profes se vuelven loquitos tomando exámenes a fin de Curso y no tienen tiempo para nada?)
    Si alguien lo ve o tiene acceso pásenle este dato “primicia” para que lo investigue, aprovechando que está Clelia Luro por ahí.

    Porque de lo que se trata es del inicio y origen de:
    1º) Los CURAS OBREROS en Argerntina (no sé si también en latinoamérica)
    2º) El MOVIMIENTO de los  CURAS DEL TERCER MUNDO.
    …………..
    Ad 1º) CURAS OBREROS (desde la experiencia en Pontigny-Francia) vinieron algunos a la Diócesis de Avellaneda donde recién empezaba Jerónimo Podestá, que les dio cabida. Lo mismo para algunos curas argentinos cuyos obispos no le aceptaban el experimento. Creo que era por el año 1964)

    Ad 2º) CURAS DEL TERCER MUNDO. Dicho MOVIMIENTO tiene su origen en una Asamble convocada por 18 obispos argentinos, tal vez por ese mismo año 1964. Y se realizó durante 2 días en una Quinta, que había sido donada al obispado de Avellaneda en la zona de Quilmes. El nombre de la Quinta puesto por su dueños donantes era “Hogar Sanfor”.

    Clelia debe tener toda o algo de la documentación referida a este origen de Movimiento de tanta trascendencia en la Iglesia latinoamericana. Tal vez lo haya incluido en el Libro Autobiografía de Podestá Obispo …

    ¿Casi nada, no? Allí, en las raíces, ya andaban estos Cumpas mayores sembrando esperanzas.

    Estimo que puede ser una joyita en bruto, y a trabajar por la perspicacia y empeño tozudo de Juanjo. ¡Avísele alguien, please!

    Hasta luego! – Oscar.

  • olga larrazabal

    Las iglesias en general hablan más de lo que debieran sobre decisiones personales, porque casi nadie les da un tapaboca, y se quedan callados sobre decisiones que afectan a grandes multitudes porque no se atreven a  meterse  en aguas profundas.  Como ser, arman un escándalo porque hay  unas pocas personas que prefieren elegir cuando morir, que es una opción , pero no dicen nada de que haya como mil millones de muertos de hambre que van a morir antes de tiempo sin poder elegir nada, o de niños o mujeres que van a morir en las guerras del petróleo o como esclavos sexuales y no lo eligieron.  No dicen nada del envenenamiento colectivo por plaguicidas o de que los que juegan en la ruleta financiera dejen sin comer a media humanidad.  Sin embargo si una mujer toma la píldora del día después, se escucha una gritadera.

  • ELOY

    Entre los interesantes y profundos comentarios que se están haciendo,  no atreviéndome a entrar en honduras que desconozco, me he fijado en un tema “menor”, que os comento.

     

    En la intervención de oscar varela el día 27 a las 21,27 horas dice:  

     

     “(…) y yo mi error.
    (yo me lo banco;
    tengo mis dudas de que a vos te banquen) “.

     

    Me pregunté desde mi ignorancia: ¿que significa “me lo banco”?. ¿Qué significa “te banquen”?.

     

    Fui al diccionario y sólo encontré una locución que intuí me podría dar una pista: “estar uno en el banco de la paciencia”.

     

    Pero el resultado de la búsqueda no me satisfacía así que me fui a internet y en Wikipedia descubrí la existencia del verbo “bancarse” y allí leí:  

     

    Permitir o tolerar sin reclamar, a una persona o situación desagradable.

    ·      Ámbito: Rioplatense

    ·      Sinónimos: aguantarse, soportar, tragarse 

    Ese ámbito “Rioplatense”  me animó a dirigirme directamente a oscar varela para confirmar el hallazgo. 

     

    Amablemente, y robando tiempo a su tiempo (al menos al mucho tiempo de sus muchas y buenas intervenciones en ATRIO) me contestó: 

     

    “estas terminologías -como muchas otras y cada vez más- van apareciendo en las generaciones nuevas.

     

    Estimo que el término “bancar-se” data de unos 30 años en Buenos Aires.

    El significado esta bastante bien comprendido con tu investigación “rioplatense”.

     

    Por si fuese de utilidad o interés aquí dejo esta información.

     

    Gracias Oscar.  

    Y gracias al autor del artículo José Maria Castillo.

  • oscar varela

    Gracias Antonio Vicedo!
    Gracias rodrigo!

    En lo de Clelia-Jerónimo andás en buen olfato.

    Ahí la tienen a Clelia ya en Madrid.
    Mañana 29 de junio tendrá dos encuentros de Presentación del Libro:

    Al mediodía con 4 0 5 Periodistas (propuestos por gente que a elos conocieron)

    A la tardecita, con lo preparado por Tere y Andrés Muñoz,
    (creo que también andaba en esto Juanjo Tamayo)
    con un brindisposterior ofrecido por la Embajada argentina.

    El día 6 de julio Clelia se vuelve a su Casona requetevieja y que se viene abajo (¡¡¡Uhy cuando llueve!!!).

    La pobre se arriesgó a este viaje y andaba muy mal de edemas en los tobillos
    por las horas de vuelo BsAs – Roma.

    Su “Autobiografía” inconclusa (que deberá continuar cuando vuelva)
    fue publicada hace unos años  (vivía todavía Jerónimo)
    con el Título MI NOMBRE ES CLELIA,
    cuya razón consistía en que en el Vaticano nunca la nombraban
    a no ser con el apelativo de “ESA MUJER“.

    ¡A ver ESPAÑOLES cómo tratan a ESA MUJER LLAMADA  CLELIA!
    ¡Ahí la tienen!

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

    PS.: Había algún atisbo de llevar a Clelia a Valencia. No sé en qué quedó. Cuando en Europa llegan los tiempos de vacaciones … todo se paraliza ¿no?

  • Antonio Vicedo

    CITA: “-Lo digo con toda la sinceridad de que soy capaz: sólo puedo creer en el Dios que propone y demanda una ética al servicio de la misericordia. Porque sólo puedo creer en un Dios que se funde con lo humano y así nos humaniza.”
    Muy bueno  por José Mª.. Asumo el contenido de esta cita como compendio de mis sucesivas vivencias intentando esa actitud práctica en el seguimiento de Jesús.
    ¿Tenéis a mano el libro LA HUMANIZACIÓN DE DIOS de J. Mª Castillo? Todo un regalo para quienes hemos intentado vivir esa CONVICCIÓN en medio de tantas presiones, dudas y a veces cargas de  incomprensible culpabilidad.
    Igualmente ¡Voy todavía! como dices Oscar, al comentar lo que sigue:
    “1- ¿Qué te parecen los “liberadores” Paulo Freire y Frei Betto?
    Acá en Atrio. org tienen poca “Prensa” ¿no te parece?
    No se está en contra … pero … no existen.

    2- Otro que “no existe” en la habitual Prensa es Jerónimo Podestá – Clelia Luro.
    Ni siquiera el Presidente de la Federación latinoamericana de Curas casados (o Por la Renovación de los Ministerios) lo nombra cuando saca un Comunicado Oficial el 1 de junio en apoyo a la movida en Sucumbíos (Mons. López Marañón) diciendo:
    – “Creemos que Dios no se olvida de su pueblo,  y quiere que su palabra continúa guiando  a los creyentes y hombres de buena voluntad, promueve profetas para estos momentos, como; Samuel Ruiz, en México, Julio Girardi en Guatemala,  Oscar Arnulfo Romero en  El Salvador,  Leonidas Proaño en Ecuador, Pedro Casaldaliga,  Helder Camara, en el Brasil, y ahora Gonzalo López Marañón, que con su ejemplo mantiene vivo el evangelio de Jesús.”-

    Con el agravante de que Podestá y Luro fueron los fundadores de ese Movimiento e Institución; siendo aun ahora Clelia Luro Presidenta honoraria (por lo viejita … pero con agallas).
    Pero es nuestra tarea hacer lo que nos pide, llevando agua a las tinajas vacías, cuando lo que hace falta para que la fiesta llegue a su plenitud en la Caná terrena es abundante VINO DEL MEJOR.

  • Rodrigo Olvera

    Da para mucho… muchísimo, tu comentario, Oscar
     
    Me doy cuenta que puedo intimidar en ciertos espacios/circunstancias. .  Con más frecuencia que éso, soy consciete de que puedo (y suelo) aburrir, incomodar y/0 encabronar.  Todo lo cual ha tenido y seguirá teniendo su precio. Algunas personas saben los precios que he pagado, otras no. Hay quien piensa que es por mi formación (o de-formación) como abogado. Pero no, viene de muy antes y de por otros tiros. No me jacto de ello. No lo disfruto (posiblemente a quienes sólo me conocen por mis intervenciones en foros virtuales les parezca dificil de creer que no lo disfruto). Si algo sabes de lo que llaman eneagrama, te doy el pitazo de que mi tipo de personalidad en esa herramienta es el 9. Nadie esperaría que me dedicara a lo que me dedico o que actuara como actúo. Cuando yo era niño, mi abuela decía que yo había nacido para ser ratón de biblioteca. Es claro que tenía razón (tu mismo lo dijiste en versión del sur con lo del libro gordo de petete, recuerdas?). Pero mi yo y mi circunstancias me sacaron de la biblioteca. Y en esas circunstancias, la formación de abogado ha sido una herramienta pero no la configuración principal de identidad. La mayoría de mis colegas de la universidad coinciden en una expresión “no te entiendo como abogado”.
     
    Paulo Freire. Lo leí y creí entenderlo muchas veces, cuando estaba yo en la educación media (bachillerato) y en la universidad. Me dí cuenta de lo mucho que aprendo de él, y de lo legítimo que es cuestionarlo e ir más allá por fidelidad a su propuesta, desde que empecé a dedicarme a la educación-en-la-práctica-organizativa de grupos de trabajadoras y trabajadores.  El método educativo que aprendí está basado en él. Y por fidelidad a su propuesta, continuamente regresamos a cuestionar y validar la teoría a partir de las nuevas prácticas educativas que impulsamos.  Como ocurre con muchas otras luminarias, es un error quedarse en él. Pero no es un error aprender para enfrentar nuestros propios contextos. Le debo mucho. Y estoy seguro que aún no abarco la profundidad de su obra (y por su obra no me refiero principalmente a la obra escrita).
     
    Frei Betto. Confieso que he leído muy poco de él. No ha sido de los autores (nuevamente, con autor no me refiero principalmente a autor de obras escritas) que más me haya interpelado y provocado. Pero eso no significa nada más que una preferencia personal. En nada minimizo su actuar y lo que significa para otras personas.
     
    Jerónimo y Clelia. No los conocía, hasta que me los has ido presentando tú, aquí en Atrio. Si te soy sincero, tengo una impresión muy ambigua respecto de él. Me interprela y provoca más Clelia. Nuevamente, ésto dice más de mí que de Jerónimo. En nada pretendo minimizarle. Simplemente, me parece más atrayente y quizá iluminadora de nuevos caminos Clelia
     
    El pronunciamiento de movimiento. Terrible la omisión de Jerónimo. Más terrible el clericalismo. Sólo mencionan como profetas latinoamericanos a varones clérigos. Y las mujeres profetas latinoamericanas? Tenemos muchas, no? Hay veces que más importante que lo que se dice, es lo que no se dice. La ausencia de mujeres en muchas enumeraciones de profetas de la liberación en algunas personas, es muy sintomática.  Lo cual dice mucho de quien elabora la lista, no de las personas nombradas en ella. En nada minimizo a los nombrados. Sólo cuestiono las ausencias.
     
    Por cierto, volviendo a mi formación de abogado y a mi experimentar con Freire, con frecuencia digo (y lo digo sinceramente, no es mera retórica) que mi más grande maestro en derechos humanos ha sido Arturo El Loco Mayén. Un trabajador petrolero, que no acabó la educación elemental. Ateo y anticlerical como pocos. El muy cabrón me apodó el niño dios cuando lo conocí. Solidario y honesto como pocos.  Cómo extraño el viejo. Tenía un juicio para recuperar el dinero de una coperativa de trabajadores que fue apropiada por los dirigentes sindicales. Con frecuencia venía conmigo con algú problema jurídico de su juicio, porque su abogada decía que no había nada que hacer. El me decía lo que su sentido de justicia le decía que debía hacerse. Yo le ponía palabrejas y aburridos artículos de leyes. Luego él regresaba con su abogada y debatía hasta que la obligaba a presentar el escrito como él quería.  12 años después, por primera vez en la historia de México, el juez dió la razón al trabajador y no al dirigente sindical. El muy cabrón se murió unas semanas después de recibir la sentencia y antes de cobrar su dinero. Sólo quería justicia. Estaba tan orgulloso y como niño, porque é no disfrutaría del dinero, pero el resto de los trabajadores sí podrían cobrar. Como extraño al viejo.
     
    No sé por qué me da de pensar que Clelia es de la misma pasta de la que hicieron al loco Mayén.  Pero bueno, ya me puse muy personal y emotivo. Me voy a echarme unas cervezas… y en nosostros nuestros muertos, pa’que nadie quede atrás.
     
    Saludos

  • oscar varela

    ¡Bien rodrigo, bien!

    Ese es tu don de aportar p´alante.
    Aunque no te des cuenta, a veces podés intimidar.

    Aprovecho ahora que estás buenito:

    1- ¿Qué te parecen los “liberadores” Paulo Freire y Frei Betto?

    Acá en Atrio.org tienen poca “Prensa” ¿no te parece?
    No se está en contra … pero … no existen.

    2- Otro que “no existe” en la habitual Prensa es Jerónimo Podestá – Clelia Luro.

    Ni siquiera el Presidente de la Federación latinoamericana de Curas casados (o Por la Renovación de los Ministerios) lo nombra cuando saca un Comunicado Oficial el 1 de junio en apoyo a la movida en Sucumbíos (Mons. López Marañón) diciendo:
    – “Creemos que Dios no se olvida de su pueblo,  y quiere que su palabra continúa guiando  a los creyentes y hombres de buena voluntad, promueve profetas para estos momentos, como; Samuel Ruiz, en México, Julio Girardi en Guatemala,  Oscar Arnulfo Romero en  El Salvador,  Leonidas Proaño en Ecuador, Pedro Casaldaliga,  Helder Camara, en el Brasil, y ahora Gonzalo López Marañón, que con su ejemplo mantiene vivo el evangelio de Jesús.”-

    Con el agravante de que Podestá y Luro fueron los fundadores de ese Movimiento e Institución; siendo aun ahora Clelia Luro Presidenta honoraria (por lo viejita … pero con agallas).

    Como tal declaración “oficial” fue publicada en Prensa, yo no tuve más que reconvenirle a aquella presidencia el “olvido” de Podestá y más ún la tardiiiiiisima reacción ante el Asunto Sucumbíos, más aun cuando ocurría en la propia Patria-Ecuador de esa Presidencia, habiéndole yo (que no pertenezco a esa Institución) solicitado por activa y por pasiva desde el primer momento que se definiera. Y a pesar también de que la misma Clelia Luro, ante mi preocupación de este hecho puntual-paradigmático de avasallamiento vaticanil contra la pastoral latinoamericana, hubo de escribirle una Carta al Presidente de Ecuador Señor Correa.

    Y ya que estamos en ninguneamientos de algunos “libertadores” de cartón pintado podrás preguntarle a tu actual Profe Sr. Gustavo Gutiérrez el porqué de cuando fue invitado a hablar en Córdovba – Argentina, al enterarse que estaba Mons. Podestá dijo que él no se iba a presentar a hablar si no lo sacaban de la Sala. Cosa que Podestá, informado por Malimacchi, prefirió salir y volverse a Buenos Aires, traicionao por tales “liberadores”.

    Te agrego más. En estos momentos Clelia anda en Roma y a partir del 27 de junio estará en Madrid para el 29 presentar el Libro “Podestá Obispo: Un hombre entre los hombres”. El porqué de esa frase es porque la hubo pronunciado al término de su firma en el Registro Civil con motivo de su Matrimonio con Clelia Luro.

    Y acá hay dos cosas que estimo tienen un significado paradigmático:

    1- Podestá es el UNICO OBISPO CASADO en la Iglesia Católica, porque siguió siendo Obispo (no renunció pidiendo “reducción”)

    2- Prueba de ello es que su Compañera -Clelia-, aguantó una vida de plena pobreza material, a pesar de que le ofrecían cobrar “soto voce” la Pensión que le correspondía como viuda de su “profesional” esposo fallecido.
    NOTA: para abundar en datos y claridad estridente habría que agregar que la Familia LURO era una de las multimillonarias de Argentina. Y que la Familia PODESTÁ era de la Clase aristocrática y adinerada. Jerónimo fue esquilmado por su hermano (que mandó sacarme a escopetazos cuando fuimos con Clelia a rescatarlo del secuestro en que lo tenían a Jerónimo en las montañas de Ascochinga-Córdoba) y le iba dando dinero haciéndole firmar la venta a su favor de las propiedades y campos. Dinero que se gastó todo en la tarea Pastoral y Socio-Política argentina, quedando ellos en la pobreza efectiva. Entre las dichas Tareas Pastorales está la Fundación de la Federación arriba mencionada.

    Ahora ahí está al alcance la Autobiografía post mortem de Jerónimo Podestá.

    En fin: sólo libera quien está liberado.
    Estimo que el curerío -en general- no está liberado de su adolescencia sexual,
    y por eso no reconoce a sus liberadores y los ningunea “olvidándose” de ellos.

    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • Rodrigo Olvera

    Para quienes no conozca el texto de Codina “Diosito nos acompaña siempre“, aquí lo pueden leer
     
    http://www.fespinal.com/espinal/realitat/pap/pap205.pdf
     
    Seguro varias de sus afirmaciones levantarán resistencia. Lo cual es cosa buena. Creo yo.

  • Rodrigo Olvera

    Estimado Justiniano
     
    José María anunció que seguiría escribiendo sus reflexiones. La única diferencia es que ahora sólo apareceran en su blog en periodista digital. Publicarlas en su blog de teología sin censura era un trabajo doble, que se le fue volviendo excesivo.
     
    Así que en periodista digital podrás seguir leyendo más teólogia sin censura, al estilo de José María
     
    Saludos

  • Rodrigo Olvera

    Muy bueno lo que dice tu amigo, Oscar
     
    Y hay todavía más matices. Yo conozco muchos curas de pueblos rurales, que sus condiciones de vida no son nada aburguesadas, y aún así no practican la perspectiva de liberación. Conozco un caso de en cura muy comprometido con la linea de la liberación al que su obispo al principio lo “exilió” a una de las parroquias más miserables de la diócesis. El trabajo de organización comunitaria y conciencia social que desarrolló ahí fue tan fructífero, que el obispo se dio cuenta de su error. Lo promovió entonces a la parroquia más aburguesada de la diócesis, con una doble esperanza: a) que no tendría campo fértil para seguir en su línea; y b) que finalmente el mismo cura se aburgesaría. El obispo volvió a equivocarse. A mi me tocó ser testigo un par de años de todo lo que este cura tuvo que sufrir con la población de su parroquia. Lo ataques y desprecios. Pero ni él se aburguesó ni su trabajo quedo improductivo.
     
    Esto sin duda lleva al tema de condiciones materiales de existencia y consciencia. Tema que no es tan mecánico como ciertos sectores marxistas pretenden. Siempre han existido movimientos de desclazamiento. Tanto de aburgesamiento (personas que objetivamente pertenecen a la calse popular pero aspirar a moverse hacia las clases media y superiores… y aquí la mercadotecnia juega un papel fundamental) como de obrerización (por usar una palabra, ahí estan las experiencias de los curas obreros, y de toda esa intelectualidad de jovenes universitarios que se unieron a los movimientos populares en america latina).
     
    Entonces, estoy de acuerdo en que no puede darse una teología de la liberación sino en contextos de pobreza y opresión. Pero estar en tales medios tampoco garantiza que se adoptará una perspectiva liberadora.
     
    Estas distinciones no son especulativas, ni academicistas. Son más bien militantes. Pues estoy convencido de que el “nuevo paradigma” (por usar una categoría genérica) está condenado a ser marginal, a menos que tome en cuenta muy en serio el dato sociológico de que la mayoría de los pobres mantienen una experiencia religiosa en que la personalización de Dios es un dato evidente (para ellos).
     
    En ese sentido, yo sintonizo mucho más con Víctor Codina (especialmente con su artículo Diosito nos acompaña siempre, que valdría la pena que lo comentaran la gente del nuevo paradigma y el nuevo Indignados en la Iglesia?) No es de extrañar que Víctor es de esos teólogos que no sólo hablan de los pobres, sino que él mismo se ha hecho pobre y vive como tal.
     
    Saludos


  • Muy Apreciado Hermanito Chemita,
    Ya que se quedó en abandono tu tan picante “Teología Sin Censura”, estoy encantado de encontrarte de nuevo aquí en ATRIO.
    Me gustó mucho tu ponencia. Mi único comentario sería una pizca de sabiduría “de las montañas” donde vivía y trabajaba con los campesinos durante muchos años. Poniendo tu título en forma de pregunta: “¿Porque en “La crisis: el silencio de las religiones”? Contestación: “¿Qué sabe el chancho del freno?”
    Justiniano de Managua

     


  • Muy Apreciado Hermanito Chemita,
    Ya que se quedó en abandono tu tan picante “Teología Sin Censura”, estoy encantado de encontrarte de nuevo aquí en ATRIO.
    Me gustó mucho tu ponencia. Mi único comentario sería una pizca de sabiduría “de las montañas” donde vivía y trabajaba con los campesinos durante muchos años. Poniendo tu título en forma de pregunta: “¿Porque en “La crisis: el silencio de las religiones”? Contestación: “¿Qué sabe el chancho del freno?”
    Justiniano de Managua

  • mªpilar garcía

    Creo muy acertado, lo que Oscar, nos envía de un amigo:
     

    Eso mismo se lo he oído decir a mi hija ¡¡¡siempre!!!

    Cuando se va a América Latina:

    1º.- Callar, escuchar, observar, contemplar, admirar, discernir.

    2º.- Repetir lo primero por largo tiempo, un año o más.

    Trabajar desde las ofertas del propio lugar, acompañar y si lo requieren, aportar quizá una mirada distinta, por venir de la persona, que no sabe lo que es vivir dentro de la opresión, persecución, atropello… etc.
     

    Estoy totalmente de acuerdo, desde el bien vivir, ha nadie se le ocurriría una teología de liberación.
     

    Y los juicios a “vote pronto” son muy peligrosos y ciertamente erróneos.
     

    Se acabaron los tiempos del “descubridor” que pone todo manga por hombro, atropellando todo cuanto cae en sus manos.

    mª pilar

  • Carmen (Almendralejo)

    Los Silencios intencionados hablan, y dicen más de lo que callan…
    Nada hay que diga más de cuanto la jerarquía de esta iglesia petrina y nabucodonosiana dice en los silencios bien intencionados, porque dentro de este Juego, siempre irán con el epulón de turno, con el tiburón.
    No hace falta querido amigo Pepe Castillo que nos sigamos preguntado el por qué Ellos callan cuando la espadaña de la miseria ronda el hogar de tantas familias, cuando ha habido tanto desahucios de sus hogares, y cuando la juventud tiene poca esperanza de obtener ni siquiera la sexta parte del bienestar de sus abuelo, porque sus padres y madres están con la soga al cuello.
    Los sacerdote, estudian y sin opositar le ponen pisos, con agua luz y teléfono, un trabajo gratis de por vida, a no ser que se dediquen a tener sexo con quien no deben.

    Es como aquellos ricos que tenían mujer y querida, y a esta les ponía el piso para tenerla contenta y bien calladita… algo muy parecido con lo que les ocurre a estos cuando salen de los seminarios, son unos privilegiados, pero  a la vez unos muertos en vida y ese es el sacerdocio que rigen sus vidas, y después a hacer política dentro del clero, porque ser obispo, cardenal o ir para papa, ¡¡¡bueno quizás con obispo es suficiente y requiere menos sacrificios!!!!
     

  • oscar varela

    Está bien rodrigo olvera.
    como siempre tendrás razón.
    y yo mi error.
    (yo me lo banco;
    tengo mis dudas de que a vos te banquen)
    …………
    Bueno, ya que estás por los distingos magisrales y edecativos;
    sacale virutas a lo que me manda un amigo;

    -” Estoy persuadido que la teología de la liberación es un producto latinoamericano por el sencillo motivo que es una reflexión desde la realidad.
    Si hay una realidad con buena dosis de opresión y de pobreza, es normal que se haga reflexión acerca de las condiciones de la liberación.
    En cambio, el que vive en beata y confortable quietud  hace teología desde el confort.
    Este vida confortable, para una persona con un mínimo de inquietud, es ahogante..
    Por eso, en esta situación, no es posible imaginar o entender lo que podría ser una teología de la liberación.
    Pienso por ejemplo en un Benedicto.
    Ha pasado la mayor parte de su vida en la rica Alemania, dentro de confortables bibliotecas, detras de ventanmas con dobkle vidrio, con calefacción por losa radiante y aire acondicionado, y con la comida servida puntualmente a horario.
    Ni en sueños se le podría ocurrir algo semejante a la teología de la liberación.
     
    Ahora bien :
    No todo el clero de América Latina practica la teología de la liberación.
    Eso es umuy normal : Si bien hay muchos pobres en América Latina, sin embargo muchos curas viven una vida aburguesada y por lo tanto se sienten satisfechos y cómodos dentro de una teología del primer mundo.
     
    Hace dos semanas, me enviaste un mensaje de Tamayo diciendo que pensaba viajar a Argentina para dar clases de teología o de pastoral.
    Aprecio lo que dice Tamayo.
    Pero esto me parece a los del FMI que vienen para decir como tenemos que ordenar nuestra economía.
    Me parece que sería muy oportuno que venga, pero para mirar y escuchar.
     
    Con esto, no pretendo que no valga la pena que Tamayo dé conferencias.
    Por ejemplo :sobre el tema de la confrontación entre Ignlesia y Modernidad, quizás tenga cosas interesantes para decir.
     
    Mientras tanto : la Iglesia Católica tiene la mitad de sus fieles en América Latina.
    Pero en el Vaticano, los encargados de los servicios vaticanos son ni siquiera el 10 %.
    Y este 10 % es elegido, a dedos, entre los latinoamericanos que no perciben la realidad latinoamericana. “-

    ¿Agarraste ya la garlopa? ¡Dale nomás, peluquero! –

    Con algo de humor: Oscar.

  • juanito

    Pero no solo calla la gran Iglesia,también la pequeña,esa que está a nuestra altura ( la de los pueblos ),mucho hablan del evangelio,pero nunca lo traducen a lo cotidiano,pedir para ayudar a los más pobres,pero no denunciar al más rico,no vaya ser que se enfade y no haya regalos.

  • Rodrigo Olvera

    Estimo, Oscar, no existe UNA vivencia religiosa de los latinoamericanos. Respeto mucho las conclusiones a las que has llegado para tu vida. Pero no necesariamente son aplicables a todas las vidas que -con sus propias conclusiones y apuestas- también van ellas y sus circunstancias
     
    Saludos

  • h.cadarso

      Oscar Varela,: ( esto para entre nosotros dos…¿cómo lo llevan los de River? Créeme que lo siento por ellos…)
      Pero a lo que voy:  el silencio de los hombres religiosos, según Castillo, es un silencio interesado, cómplice. No es el silencio de Dios del que nos hablaron los mejores místicos de la historia. Porque algunos creemos que Dios está también en el silencio, y se aleja de discursos huecos y cómplices. Como los de ahora.  Por ejemplo, el silencio de Dios para con Che Guevara y en torno a Che Guevara, era el que conocieron los grandes místicos de la historia.  Y qué bonito elogio hicistes de él en el otro hilo!
      Pero yo también me hago un lío, ché. Castillo debiera habernos más ampliamente de ese silencio que cuentan los grandes místicos…A ver si conseguimos entender algo.

  • oscar varela

    Sigo luego de un “punto y seguido”

    Estimo que el Artículo
    no es del todo aplicable
    para la vivencia “religiosa
    de los latinoamericanos.

    Le dejo la palabra al Gaby nuestro de cada día.

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola!

    El Artículo buenísimo …

    … es decir …

    … me iba bien, hasta que al final
    se me desbarrancó:

    – “Lo digo con toda la sinceridad de que soy capaz:

    * sólo puedo creer en el Dios que (personaliza a un Dios);

    * sólo puedo creer en un Dios que (insiste en esa creencia)
    …………………
    ¿Qué le voy a hacer, no?

    ¿Ir todavía? – Oscar.

Deja un comentario