• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6068 Artículos. - 96336 Comentarios.

En este atrio del Dios Desconocido…

Ayer por la noche Benedicto XVI dirigió este vídeo-mensaje a los participantes en la inaugarsción del “Atrio de los Gentiles”, que concluyó en París en el atrio de la catedral de Notre-Dame. Muchas de estas palabras e intenciones son plenamente asumibles por quienes desde hace tiempo seguimos este Atrio.org. De lo que se trata es de ser sinceros y auténtitcos, conformando las actuaciones personales e institucionales a esta humilde actitud de búsqueda hacia el Misterio incomprensible.


Queridos jóvenes, queridos amigos:

Sé que os habéis reunido en gran número en el atrio de Notre-Dame de París, siguiendo la invitación del cardenal André Vingt-Trois, Arzobispo de París, y del cardenal Gianfranco Ravasi, Presidente del Pontificio Consejo de la Cultura. Os saludo a todos, sin olvidar a los hermanos y amigos de la Comunidad de Taizé. Doy las gracias al Pontificio Consejo por haber acogido y dado curso a mi invitación de abrir en la Iglesia “atrios de los gentiles”, una imagen que evoca el espacio abierto en la amplia explanada junto al Templo de Jerusalén, que permitía a todos los que no compartían la fe de Israel acercarse al Templo e interrogarse sobre la religión. En aquel lugar podían encontrarse con los escribas, hablar de la fe e incluso rezar al Dios desconocido. Y si, en aquella época, el atrio era al mismo tiempo un lugar de exclusión, ya que los “gentiles” no tenían derecho a entrar en el espacio sagrado, Cristo Jesús vino para “derribar el muro que separaba” a judíos y gentiles. “Reconcilió con Dios a los dos pueblos, uniéndolos en un solo cuerpo mediante la cruz, dando muerte, en él, al odio. Vino y trajo la noticia de la paz…”, como San Pablo nos dice (cf. Ef 2, 14-17).

En el corazón de la Ciudad de las Luces, frente a esta magnífica obra maestra de la cultura religiosa francesa, Notre-Dame de París, se abre un gran atrio para dar un nuevo impulso al encuentro respetuoso y amistoso entre personas de convicciones diferentes. Vosotros jóvenes, creyentes y no creyentes, igual que en la vida cotidiana, esta noche queréis estar juntos para reuniros y hablar de los grandes interrogantes de la existencia humana. Hoy en día, muchos reconocen que no pertenecen a ninguna religión, pero desean un mundo nuevo y más libre, más justo y más solidario, más pacífico y más feliz. Al dirigirme a vosotros, tengo en cuenta todo lo que tenéis que deciros: los no creyentes queréis interpelar a los creyentes, exigiéndoles, en particular, el testimonio de una vida que sea coherente con lo que profesan y rechazando cualquier desviación de la religión que la haga inhumana. Los creyentes queréis decir a vuestros amigos que este tesoro que lleváis dentro merece ser compartido, merece una pregunta, merece que se reflexione sobre él. La cuestión de Dios no es un peligro para la sociedad, no pone en peligro la vida humana. La cuestión de Dios no debe estar ausente de los grandes interrogantes de nuestro tiempo.

Queridos amigos, tenéis que construir puentes entre vosotros. Aprovechad la oportunidad que se os presenta para descubrir en lo más profundo de vuestras conciencias, a través de una reflexión sólida y razonada, los caminos de un diálogo precursor y profundo. Tenéis mucho que deciros unos a otros. No cerréis vuestras conciencias a los retos y problemas que tenéis ante vosotros.

Estoy profundamente convencido de que el encuentro entre la realidad de la fe y de la razón permite que el ser humano se encuentre a sí mismo. Pero muy a menudo la razón se doblega a la presión de los intereses y a la atracción de lo útil, obligada a reconocer esto como criterio último. La búsqueda de la verdad no es fácil. Y si cada uno está llamado a decidirse con valentía por la verdad es porque no hay atajos hacia la felicidad y la belleza de una vida plena. Jesús lo dice en el Evangelio: “La verdad os hará libres“.

Queridos jóvenes, es tarea vuestra lograr que en vuestros países y en Europa creyentes y no creyentes reencuentren el camino del diálogo. Las religiones no pueden tener miedo de una laicidad justa, de una laicidad abierta que permita a cada uno y a cada una vivir lo que cree, de acuerdo con su conciencia. Si se trata de construir un mundo de libertad, igualdad y fraternidad, creyentes y no creyentes tienen que sentirse libres de serlo, iguales en sus derechos de vivir su vida personal y comunitaria con fidelidad a sus convicciones, y tienen que ser hermanos entre sí. Un motivo fundamental de este atrio de los Gentiles es promover esta fraternidad más allá de las convicciones, pero sin negar las diferencias. Y, más profundamente aún, reconociendo que sólo Dios, en Cristo, libera interiormente y nos permite reencontrarnos en la verdad como hermanos.

La primera actitud que hay que tener o las acciones que podéis realizar conjuntamente es respetar, ayudar y amar a todo ser humano, porque es criatura de Dios y en cierto modo el camino que conduce a Él. Continuando lo que estáis viviendo esta noche, contribuid a derribar los muros del miedo al otro, al extranjero, al que no se os parece, miedo que nace a menudo del desconocimiento mutuo, del escepticismo o de la indiferencia. Procurad estrechar lazos con todos los jóvenes sin distinción alguna, es decir, sin olvidar a los que viven en la pobreza o en la soledad, a los que sufren por culpa del paro, padecen una enfermedad o se sienten al margen de la sociedad.

Queridos jóvenes, no es sólo vuestra experiencia de vida lo que podéis compartir, también vuestro modo de orar. Creyentes y no creyentes, presentes en este atrio del Desconocido, estáis invitados a entrar también en el espacio sagrado, a franquear el magnífico pórtico de Notre-Dame y entrar en la catedral para hacer un rato de oración. Esta oración será para algunos de vosotros una oración a un Dios conocido por la fe, pero también puede ser para otros una oración al Dios Desconocido. Queridos jóvenes no creyentes, uniéndoos a aquellos que en Notre-Dame están rezando, en este día de la Anunciación del Señor, abrid vuestros corazones a los textos sagrados, dejaos interpelar por la belleza de los cantos, y si realmente lo deseáis, dejad que los sentimientos que hay dentro de vosotros se eleven hacia el Dios Desconocido.

Me alegro de haber podido dirigirme a vosotros esta noche en esta inauguración del atrio de los Gentiles. Espero que respondáis también a otras convocatorias que os propongo, especialmente a la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará este verano en Madrid. El Dios que los creyentes aprenden a conocer os invita a descubrirlo y vivir con Él cada vez más. ¡No tengáis miedo! Caminando juntos hacia un mundo nuevo, buscad al Absoluto y buscad a Dios, incluso vosotros para quien Dios es el Dios Desconocido.

Y que Aquel que ama a todos y a cada uno de vosotros os bendiga y os guarde. Él cuenta con vosotros para cuidar de los demás y del futuro. También vosotros podéis contar con Él

13 comentarios

  • h.cadarso

      Yo por mi parte, sumándome a casi todo lo que decís, añadiría que además de los no creyentes hay una amplia gama de creyentes no católicos ni cristianos, musulmanes, budistas, de otras religiones, a los que creo que el Papa debería haber tenido en cuenta.
      Los templos actuales, que hemos recibido de nuestros antepasados como patrimonio cultural y como propiedad de la colectividad que los construyó, pues, siguiendo la línea de Pepe Sala, deberían ser considerados, tratados y utilizados como un bien común, de acuerdo con los deseos y necesidades del personal y con los cambios culturales que se producen. La religión de Jesús no necesita quizá templos, es más, le son una rémora, un fardo pesado, un lastre.
      Bien haría Benedicto en reconocer que esa libertad de culto y de pensamiento que estamos obligados a reconocer no es reconocida por la iglesia católica dentro del estado español…Pedir libertad y no darla, es una pequeña contradicción…

  • “aunque el papa se vista se seda, papa se queda”
    Esta ocurrencia es como de premio Nobel, Sr. Blanco.
    Al leer las palabras del Papa y sin pretender ser sutil, ¡vamos a groso modo!; me pregunto si estas palabras tan conciliadoras son verdaderamente del papa Ratzinger. Me lo creo porque don Antonio nos las ofrece, pero ¿están acorde con las pastorales que desarrollan cada conferencia episcopal en su país, por ejemplo el nuestro? Aquí en España, en ocasiones los obispos hablan con una dureza dogmática y una pretendida autoridad constitucional, dirimiendo con demasiada claridad los amigos y enemigos del catolicismo español. No esta lejos la recomendación sobre la pedida del voto, tan alejada de la política -llamada por algunos- “siniestra”. Por otro lado, estoy muy de acuerdo sobre el matiz del conocimiento sobre Dios. El jueves hable con una mujer musulmana sobre nuestro Dios, Yavhe y Alah. ¿Es tan difícil encontrar a Dios. ¿Acaso no basta con comenzar por encontrase con uno mismo? Si muchos comenzaran su andadura en busca de Dios, respetándose y dignificándose  a sí mismos, creo que había en el mundo un puñado menos de problemas.
    Saludos a todos desde la andaluza Estepa, paz y bien.

  • Sarrionandia

    Los comentarios precedentes son buen ejemplo de cómo son recibidas las consideraciones del papa y de los obispos

  • Rodrigo Olvera

    Muy bueno tu comentario Pepe Blanco!

  • Ya había leído algo sobre el sitio francés Golias sobre el tema de aquel encuentro (http://www.golias-editions.fr/article4845.html) . El articulo aquel me había inspirado este título de una reflexión sobre el tema  “Y si los no creyentes éramos nosotros” Entre otras cosas yo ponía el Gran sacerdote Caifás estableciendo una mesa de intercambios con los no creyentes de su tiempo.  Yo preguntaba en cual grupo Jesus habría puesto a Jesus. ? En el grupo de los creyentes o de los no creyentes? Así pasa también en nuestro tiempo, muchos que se dicen creyentes no tienen nada de fe. Yo aproveché para sacar unos textos de Mgr Romero que me permito compartir con ustedes. Con motivo de su 21ième aniversario de su asesinato se realizo este diaporama:
    [Oscar Fortin comunica que el enlace no ha funcionado y volverá a enviarlo para que podamos ponerlo. Nota de ATRIO]
     
    Los que saben de frances, les doy la referencia de mi articulo sobre el tema:
    http://humanisme.blogspot.com/2011/03/et-si-les-incroyants-cetaient-nous.html 

  • Carmen (Almendralejo)

    Como bien decís… Hablar de D*s da pie a que quienes les escuchen “Se crean” que ellos tienen un hilo directo con ese D*s que muestran, ¡Ellos! los únicos e irrepetibles hombres que se creen ser “la NASA de de la fe”, y que no es más que una cutre percepción estereotipadas, donde se muestra y sigue ese hilo conductor de las Normas a la medida de ese “sastre y el estado” para forman ese arquetipo de la religión católica, en este caso, ( y que otras aún es peor, no lo olvidemos).
    Hablar de D*s sin que se Viva en autenticidad, porque no hay que hablar de lo que el corazón siente, sino que cada persona actúa según el Corazón… Y ese fue el gran PARADIGMA que no dejó Jesús, de ahí que no puedan ni tan siquiera dar mítines de lo que son la Historia y Hechos, Vivencia y Comportamientos de Jesús en los años que se dedicó a mostrarnos la Humanidad de D*s en sus hermanos y hermanas, sin que tuviese la menor importancia o deber para aquel hecho de la religión judía… Es más él estuvo en contraposición de todo cuanto se decía o se quería manipular ¡Como hoy! se hace sobre aquellos escritos anteriores a él, y que les subyugaba ante aquellos hombres del establishment judío.
    Jesús está para hacer negocio, con los libros… Y pasarse por el arco del triunfo aquellos estudios que no interesa, hoy se hace mítines para hacer ruidos, se puede hacer en los Atrios de cualquier ciudad, y se busca tan solo ayudar a los colores afines a sus ideologías del “FIRE VATICANISTA” con una ideología conservadora y para nada contrapuesta a los gobiernos que solo pretende enriquecerse a costa del proletariado y la base de la pirámide.
    Y como no, cada vez es más Pablo y no Jesús quien va asomando en cada discurso de estos hombres de las religiones, en cada homilía o sermón que se escucha es el 90% Pablo o la escuela paulina la que adoctrina, sin que el SMS Jesús el que deje calar dentro de quienes escuchen o lean la Palabra de ese día.
    ¿Quién sale de misa con una sonrisa?
    ¿Quien tiene ganas de dar un abrazo a esa primera persona que encuentres en el camino?
    Es Pablo quien sigue estando en todo y cada uno de los discurso de esta iglesia católica, en menoscabo de Jesús y del D*s que no Encarna y se nos hace presente en cada circunstancia personal y en este Paraíso, donde fuimos creado para ser Felices y no para darnos latigazos con sus Normas o Dogmas.
    Pero no olvidemos que contra la Moral individual no existe Dogma que valga, y nadie puede meterse y aún menos divinizarse a costa de nuestra moral  

  • pepe sala

    Abundando en las precisiones de Pepe Blanco:
     
    ¿ Por qué no aconseja a los creyentes que lean detenidamente la Bíblia?
    Y si no les supone demasiado esfuerzo podrían incluso ESTUDIARLA ( no sólo leerla como si se tratase de un catecismo más y en las partes que le conviene la lectura a la ICAR) para SABER DISCERNIR por sí mismos lo que hacen, dicen creer y dicen AMEEEN ( sin saber a qué dicen ” así sea”.)
     
    Puede que si el Papa aconsejase a sus propios adeptos la lectura de sus propios Estatutos ( la Biblia), los profanos y los gentiles tendríamos menos trabajo en el intento de poner un mínimo de COHERENCIA ( gracias, Ana, por la palabra) en los creyentes y, puede que por fín se diese utilidad cristiana a tantísimo derroche de edificios, Universidades catequizando al personal, palacios obispales y casas parroquiales a mogollón, millones de dinero escondido bajo los hábitos de monjitas de clausura y sin clausurar…
     
    Ya lo sabían bien en anteriores épocas y por éso se PROHIBIO la lectura de la Bíblia a los ” gestiles”. En la actualidad, si alguien le invita a una persona, un tanto mayor, ( los jóvenes te mandan a tomar por el culo directamente) a que lea la Bíblia, inevitablemente será considerado como Testigo de Jehová o algo peor aún.
     
    Y por si alguien es llevado por la curiosidad y se pone a leer la Bíblia ( estudiar sus contenidos ya es harina de otro costal) se editan ejemplares donde las partes un tanto comprometidas ni siquiera aparecen escritas.
    Ejemplo:  LA BIBLIA DEL HOMBRE DE HOY. ( y las anotaciones marginales son como para ponerse a mear y no echar ni gota)
     
    Pues éso: ” santo Padre”, eduque y forme correctamente a los suyos y déjenos a los demás tranquilos. Le aseguro que a sus creyentes les hace mucha más falta la formación teológica  que a quienes usted considera perdidos fuera de su ICAR.
     
    Salu2

  • pepe sala

    Lo que dice el Papa respecto al ” Dios desconocido”:
     
    “”Creyentes y no creyentes, presentes en este atrio del Desconocido, estáis invitados a entrar también en el espacio sagrado, a franquear el magnífico pórtico de Notre-Dame y entrar en la catedral para hacer un rato de oración.””
     
    Lo que dice Pablo de Tarso ( recogido en lo que llaman ” Palabra de Dios”) respecto al ” Dios desconocido:
     
    Hechos 17:
     
    23 “Porque mientras pasaba y observaba los objetos de su adoración, hallé también un altar con esta inscripción: ‘AL DIOS DESCONOCIDO.’ Pues lo que ustedes adoran sin conocer, eso les anuncio yo. 24 “El Dios que hizo el mundo y todo lo que en él hay , puesto que es Señor del cielo y de la tierra, no mora en templos hechos por manos de hombres , 25 ni es servido por manos humanas, como si necesitara de algo, puesto que El da a todos vida y aliento y todas las cosas….
    —-
     
    Ya solo falta reconocer la verdad de cada mensaje. Lod dos no pueden ser verdad, puesto que son totalmente contrapuestos.
    Si Pablo de Tarso dice que ése ” Dios desconocido” no habita en templos hechos por manos de hombres, ¿ por qué el Papa ( y toda la ICAR) invita a rezar a propios y extraños a un supuesto ” dios” que no habita en Notre Dame ni en la Iglesia de mi pueblo?.
     
    Si se toman como verdaderas las palabras de Dios ( a través de Pablo de Tarso en la Bíblia), NADIE debería orar a ése supuesto Dios al que invita el Papa, puesto que sería un acto clarísimo de HEREJIA.
     
    Lo cual no evitará que en millones de Templos hechos por manos de hombres se sigan rezando a un supuesto ” Dios” que contradice claramente la propia Palabra de Dios. ( La Bíblia , tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo.)
     
    Conclusión, que en los Templos hechos por manos de hombres se podrían hacer cantidad de talleres para enseñar oficios a los jóvenes, se podrían utilizar como Hoteles para quienes no tienen donde cobijarse y como lugares para trasmitir la cultura. Si ésto se hiciese, se cumpliría PERFECTAMENTE el mensaje de Jesucristo. Mientras se siga invitando a cosas tan raras como ” orar”, seguirán estando muy a gustito quienes lo siguen haciendo desde que tienen uso de ¿ razón?; pero millones de ” gentiles” no queremos profanar la espiritualidad cristiana auténtica y no deseamos traspasar los lugares santísimos para vivir en nuestro propio espíritu.
     
    A mí, por ejemplo, me eleva muchísimo más el espíritu el vuelo magestuoso de un águila real sobre los Picos de Europa que el ” palomo” que muestran en Notre Dame y en milllones de iglesias como el supuesto Espíritu Santo.
     
    Admito que es cuestión de gustos, pero que cada cual respete los gustos ajenos.
     
    Buenos días, pues.

  • ana rodrigo

    Oscar tu apreciación es muy pertinente. Sintonizo contigo porque ya hace tiempo que yo personalmente vengo denunciando este aspecto que creo muy importante. Hablar de Dios sin mencionar a Jesús, lo hace el Papa y lo hacen los obispos (por lo menos los españoles, asi como los movimientos neocon), y pienso que el subconsciente les juega una mala pasada. Dios, por el hecho de no estar a nuestro alcance el conocerlo, compromete menos nuestras vidas. En cambio Jesús, que anduvo, vivió y habló como un ser humano para los seres humanos, como que te habla más cerca del oído que Dios, compromete más saber que el seguirle te obliga a cosas más humanas como el apego a la riqueza, al poder, al abuso de los débiles, a discriminar por razones de sexo, etc.
     
     Así que no pisando tierra, te escabulles más de tu compromiso, y por eso en las autoridades religiosas que tienen el privilegio de hablar urbi et orbi, se endiosan tanto que cuando intentan aterrizar, como lo intenta este discurso del Papa, caen en incoherencias como las que yo mencioné ayer. Decir que Dios no quiere la homosexualidad es decir tonterías, porque Dios no ha hablado a nadie ni nadie lo ha visto. Si Jesús nos manifestó a Dios ¿dónde Jesús condenó la homosexualidad? A la jerarquía actual no les interesa hablar de Jesús, al igual que tampoco les interesa hablar del Concilio Vaticano II. Les incomoda menos hablar de Dios y hablar de vaguedades desencarnadas.

  • pepe blanco

    Marketing de dudosa calidad.
     
    Precisamente por las razones que tan bien identifica Ana Rodrigo en su comentario y por alguna más, sólo parece un ejercicio poco eficaz de marketing publicitario.
     
     “Esta oración será para algunos de vosotros una oración a un Dios conocido por la fe, pero también puede ser para otros una oración al Dios Desconocido. Queridos jóvenes no creyentes, uniéndoos a aquellos que en Notre-Dame están rezando, en este día de la Anunciación del Señor, abrid vuestros corazones a los textos sagrados, dejaos interpelar por la belleza de los cantos, y si realmente lo deseáis, dejad que los sentimientos que hay dentro de vosotros se eleven hacia el Dios Desconocido.”
     
    – ¿Por qué ese señor está tan seguro de que su dios es un dios conocido?
     
    – ¿Por qué está tan seguro de que el dios de los “no creyentes” es un dios desconocido?
     
    – ¿Por qué identifica –una vez más- a los no creyentes en el dios cristiano con no creyentes? ¿Es tan difícil entender que se puede creer y no asumir la teosofía cristiana? Sí, parece que es muy difícil.
     
    – ¿Y cómo se atreve a invitar a los “no creyentes” –que a lo mejor resulta que son mucho más creyentes que él- a abrirse a los textos sagrados, y no les invita a los “creyentes” –mucho de los cuales tal vez no sean, en la práctica, más que lectores aficionados a la literatura clásica hebrea- a que se abran a los textos de la psicología, de la antropología, de la biología, de la etología, de la termodinámica…
     
    En fin, aunque el papa se vista se seda, papa se queda.
     

  • Lo que a mí me llama la atención es que los cristianos hablan de Dios como si no existiera Jesus de Nazaret. Olvidamos que el dijo “quien me ve, ve al Padre”.  Entonces porque no hablar de Dios, hablando de Jesus? En todo el texto del Papa hay una sola referencia y es a Cristo, pero no al Jesus de la encarnación presente y viviendo en medio de su pueblo. Es curioso porque recién publico la parte 2 de su obra sobre Jesus de Nazaret. ¿Por qué no hablar de Dios, hablando de Jesus? Dios viene manifestarse a la humanidad y la humanidad deja de lado esta manifestación de Dios para volver a las ideologías filosóficas y teológicas para hablar de Él.  Yo sé que mi comentario es algo fuera de lo discutido, pero es lo que me inspira lo leído.

  • Carmen (Almendralejo)

    Fácil de hablar palabras y frases hechas, las mismas que él no permite ni siquiera plantearse en los lugares oportunos para debatirse en democracia.

    Eso sí, en la calle lugar abierto y público tiene que alzar la voz para que les oigan los mismos que van a escucharle dentro de los sepulcros blanqueados y dorados con el oro de las espoliaciones a las personas sin techo y con hambre.
    Cuanta demagogia hay en estos hombres de las religiones que se creen tan perfecto y con tanta verdad que osar decir lo que debemos hacer y hasta pensar.

    Ni pude terminar de leer, me revuelven las tripas

    ¡lástimas que unos duren tanto y otros tan poco!

  • ana rodrigo

     
    Efectivamente, este discurso puede ser aceptado por muchísima gente, porque, al ser tan vago y de conceptos tan generales, cualquiera puede reconocerse en esos buenos consejos.
     
    Ahora bien, cuando se quiere abarcar todo sin estar convencido de lo que se dice pueden aparecer incoherencias. Por ejemplo cuando dice: “Las religiones no pueden tener miedo de una laicidad justa, de una laicidad abierta que permita a cada uno y a cada una vivir lo que cree, de acuerdo con su conciencia”. En España estamos viendo que, tanto cuando el mismo Papa viene o sus obispos, justamente están haciendo lo contrario de lo que aquí dice el Papa. El que constantemente estén molestando a tanta gente que actúa según su conciencia (homosexuales, divorciados, abortos, etc.) no tiene nada que ver con que “permita a cada uno y a cada una vivir lo que cree, de acuerdo con su conciencia”.
     
     
     Tampoco tiene mucha coherencia el que por un lado el Papa invite a creyentes y no creyentes a entrar en el templo mientras de facto expulsa del mismo a los colectivos antes citados.
     
     
     
    Otra cuestión ya antigua es la afirmación siguiente: “reconociendo que sólo Dios, en Cristo, libera interiormente y nos permite reencontrarnos en la verdad como hermanos” Dicho de otro modo, “fuera de la Iglesia no hay salvación.  ¿Cómo se puede hacer esta afirmación en un atrio desde donde se reconoce el valor del ser humano per se? ¿Cómo pueden quedar fuera de esa liberación interior y de esa verdad  a millones y millones que ni conocieron a Cristo, ni lo conocen y lo conocerán? La frase queda bonita, pero las consecuencias de tal afirmación son terribles.
     

    Resumiendo, que por muchas apariencias de apertura y modernidad, “se le ve el plumero”. Debe ser que están acostumbrados a que la doctrina vaya por un lado y la vida por otro, que desconocen lo que es la coherencia. Y este defecto puede acecharnos a cualquiera, pero que un Papa, que se dirige públicamente a jóvenes (¡con lo listos que son para algunas cosas), que lo ven y lo escuchan millones de personas, no debiera cometer estos errores de bulto.

Deja un comentario