INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6549 Artículos. - 101933 Comentarios.

Al cielo con los rojos

  La Barranca de Lardero, es un término del municipio de Lardero, vecino a Logroño, donde fueron fusilados y enterrados miles de riojanos durante la guerra civil dee 1936-1939.

  La recuerdo de los años 60, era un espacio llano como de una hectárea, tierra arcillosa y estéril donde solo crecía el tomillo; bordeado por su lado sur por una carretera sin asfaltar, y cortado a pico por el norte por una barranca que da nombre al lugar. Al lado de la carretera, en la entrada al terreno,  había una chabola en ruinas, hecha con adobes; conocí al cura de Lardero que asistió a los fusilados momentos antes de la ejecución, y que se servía de aquel tugurio como confesonario. En la locura de aquella guerra sin sentido, me contó que le había tocado oir en confesión a requetés de comunión diaria que corrieron la misma suerte que los rojos…Los fusilados provenían en buena parte del Beti Jai, un frontón de pelota vasca donde eran hacinados cientos de presos traídos de toda la Rioja y de pueblos de la vecina Navarra. O bien eran traídos directamente a La Barranca desde los pueblos vecinos.

  Desde siempre, es decir desde la misma guerra civil, el Día de Todos los Santos el lugar era visitado y adornado con ramos de flores por los familiares de los que están enterrados en ese lugar. Al principio, y durante toda la época de la Dictadura, vigilado de cerca y con maneras un tanto “disuasorias” por las fuerzas de orden público.

  En los últimos años de la Dictadura, los familiares de los fusilados se asociaron y consiguieron hacerse con el terreno, encargaron un monumento funerario al mejor escultor de Logroño, y convirtieron a La Barranca en el primer cementerio de fusilados rehabilitado y convertido en lugar venerado y respetado por todos. La recuperación de La Barranca de Lardero fue punta de lanza y pionera en todo la movida de rehabilitación de las víctimas de la represión franquista que todavía continúa y choca con tantas dificultades.Hoy, esta asociación vigila el lugar y promueve actividades orientadas a mantener viva la memoria de los muertos.

  Entre estas iniciativas se ha abierto una que permite a los que lo deseen ser enterrados en La Barranca, previa incineración de sus restos.

 

  Cerca de Lardero, formando con este pueblo y con Alberite y Navarrrete un semicírculo en torno a Logroño, está Villamediana de Iregua, pueblo que fue especialmente castigado y que tiene en La Barranca a muchos de sus vecinos enterrados. Este pueblo ha sido atendido por un sacerdote joven, José Luis Alvarez “Cantín”, dotado de un talante profundamente democrático y solidario con todas las causas justas, que además de atender a su pueblo ayudaba en el servicio a los movimientos cristianos obreros de la Comunidad de la Rioja.

  Me tocó cruzarme con él en una aventura un tanto rocambolesca. Con motivo de los 50 años de sacerdocio, el clero de La Rioja organizaba todos los años el 10 de mayo un homenaje a los que cumpliamos esta fecha. Aunque dejé, mejor dicho me obligaron a dejar el ejercicio del sacerdocio por casarme, yo pedí participar en la celebración de nuestras bodas de oro en el año 2005. Y se armó la de San Quintín: el sector más conservador del clero, de La Rioja capitaneado por el segundo de abordo del obispado, se opuso a mi participación en la fiesta. El sector más aperturista reclamó que se me admitiese; el obispo, recién llegado a La Rioja, quedó de espectador y no se definió.

  Y Cantín me llamó en nombre de este grupo: “Tú tienes la palabra. Si decides participar, estaremos contigo; si no te dejan entrar, nos iremos todos contigo”. Participé, hubo sus más y sus menos en las ceremonias, y Cantín estuvo en todo momento a mi lado como un fiel guardaespaldas.

  Cantín atendió en tiempos una parroquia de la montaña en cuya iglesia había, como en tantas otras, un Santiago Matamores queblande su espada reglamentaria. Y Cantín le quitó la espada al Apóstol.

 

  Cantín murió hace unos días. Y ha sido enterrado en La Barranca de Lardero, con todo el rojerío de La Rioja. Lo pidió él en vida, lo aceptaron encantados los familiares de todos los que descansan en aquel lugar. Cantín, sacerdote de la Iglesia católica, ha elegido descansar en un cementerio civil, junto a las víctimas de una guerra civil.

14 comentarios

  • Maite Lesmes

    Otra persona vilipendiada va a tener ocasión de ser rehabilitada públicamente el día 19 en Logroño: Julián Casanova presidirá el tribunal universitario que valorará la tesis de una historiadora sobre la figura de FIDEL GARCÍA,  obispo de Calahorra-Sto Domingo de la Calzada y único, en la cúpula de la jerarquía católica, que se opuso al régimen de Franco.  http://es.wikipedia.org/wiki/Fidel_Garc%C3%ADa  Como represalia, fue objeto de un montaje que le vinculaba con visitas a burdeles.
    Todavía hoy, y salvo al parecer una intervención de Tarancón en su honor y algun artículo en prensa, la figura de este teólogo ilustrado y valiente hombre de iglesia, está bajo sospecha por el silencio de los suyos, entregados al dictador.

  • Maite Lesmes

    Querido Honorio, gracias por informarnos sobre la historia de ese lugar sagrado La Barranca de L.  y por acercarnos a esa buena persona  y sacerdote Cantín,  de quien no había oido hablar. 
    Así que los que se creen buenos o mejores que tú, por permacecer en el sacerdocio,  quisieron excluirte en el 50 aniversario¡ Sin comentario…
    Me ha ocurrido lo que a P. Sala: he tenido que ir a Google para leer lo que el nick ALFONSO, no sé si con buena intención o con vano intento de adoctrinarnos,  quería mostrarnos sobre esa murciana que, caso de ser cierto, habría que incluirla no en la lista de imitables sino en el cuadro de los psicópatas. Por algo sólo sale en webs integristas, que, Alfonso, debería darte pudor no sólo visitar sino, además, recomendar. 

  • MAR Medina

    Gracias, amigo Honorio, por recordarnos esa historia ocurrida tan cerca de donde vivo.

    También me han llegado noticias de la muerte de “Cantín”, aunque solo al leerte he comprendido el dolor por la pérdida de una persona excepcional y querida. 
     
    Es precisa y obligada la memoria.

    Saludos cordiales

  • pepe sala

    El enlace que ha mandado Alfonso no me funciona, pero me he preocupado de buscar información al respecto de lo que nos quiere trasmitir.
     
    me he encontrado con ésto:
     
    “”8 de enero de 2011.- ¿Perdonaría usted a los asesinos de su cónyuge? Más aún: ¿cuidaría a las mujeres de esos asesinos? ¿Alimentaría a sus hijos? ¿Callaría ante los autores del expolio de su casa, mientras disfrutan de los muebles que le robaron? Pues eso es lo que hizo María Séiquer Gayá, una murciana que se consagró a Dios, tras el asesinato de su marido en la Guerra Civil: fundó las Hermanas Apostólicas de Cristo Crucificado y cuidó de las familias de aquellos que fusilaron a su esposo sólo por ser católico.””
     
    http://www.caminocatolico.org/web/index.php?option=com_content&task=view&id=2037&Itemid=1
     
    Bien, así se sigue escribiendo la historia. Resulta que a un señor que fue JUZGADO y condenado por alta traición y por su pertenencia política en la CEDA ( en cargo de responsabilidad y por apoyo al Golpe de Estado), nuestros ínclitos ” historiadores” nos lo tratan de colar como ” asesinado por ser católico”.
    Pues no, oigan, que la Leyes de cada momento histórico se deben cumplir, la pena de muerte era absolutamente LEGAL en aquella época y la alta traición suponía el mayor de los castigos.
     
    Y luego nos tratan de vender la moto con el cuento de la esposa cuidando a los ” asesinos” de su marido y a los hijos-as de tales bestias inmundas. ¡¡ Qué lección de cariad, oigan !!
     
    Lo que se olvidan de contarnos es que la ICAR acaparó absolutamente la labor de enseñanza y que Franco se lo concedió como pago por el apoyo tan importante de la ” santa cruzada”. Y se olvidan de contarnos la forma en que se ” enseñó” en aquel ambiente de posguerra y de dictadura. Y la señora propuesta para canonización, en absoluto fue una excepción a la regla general. ( Aún recuerdo el tortazo que un maestro de la escuela NAZI-onal le dió a un niño. El pobre niño comenzó a sangrar por el oído y el susto que nos llevamos los demás nos aconsejó levantar bien el brazo cuando comenzábamos las clases con el cántico del ” cara al sol”)
     
    El bando ( la banda de canallas) que subió al poder a base de bombazo y tente tieso, pagó a sus adeptos con cargos de todo tipo: carteros, estancos, maestros, boticarios, médicos,etc, etc.
     
    Sería muy curioso que, como tratan de colarnos con la historia de la señora murciana, alguien nos contase que en su pueblo el boticario era una gran persona  digna de canonización y todo, porque vendía medicinas a los hijos de los “rojos” a pesar de que alguien de su familia había muerto en la guerra.
     
    Y lo mismo me vale para los carteros, los médicos, los maestros falangistas todos ellos, los curas que enseñaban en los seminarios, las monjas que robaban los niños a las presas y a las otras…
     
    Es una desvergüenza que en la actualidad se siga contando la historia del mismo modo que se contá durante los 40 años de dictadura TERRORISTA. Y lo peor es el SILENCIO cómplice de quienes callan por no comprometerse.
     
    Buenas tardes, pues.

  • Gabriel Sánchez

    Honorio…a nosotros nos hubiera gustado estar contigo y con Cantin, en esa celebración…y nos gustaria ir a orar a esa tierra sagrada en Galicia…Sin embargo…es necesario encarar el futuro, en ambos ambitos…En España, la reparación y el juicio historico y el rescate de la memoria, para lograr…cerrar heridas que todavía sangran…y en la Iglesia superar…errores humanos…y profundizar el seguimiento de Jesús y volver a la fuentes…como dice Jose Antonio y medio mundo…Gabriel

  • Carmen (Almendralejo)

     
    Querido Honorio, no sé si existe el cielo después de tanto infiernos como vivimos en la larga o corta vida que nos tocó vivir.

    La verdad que tampoco me importa mucho, que exista este después de mi muerte que deseo que sea bien asumida y elegida por mí y no por otros y sus intereses.
     
    Tal cual fui libre de nacer, y sin necesidad de manos que me arrastrarán a esta vida, quisiera partir de ella, libre y sin prejuicios de cielo alguno ¿Sabes por qué?
     
    Pues mira, cada vez, pienso más que ese D*s Justicia no puede aplicarla sin para eso hace un revuelto, con el perdón de última hora.
     
    Creo que ese dios, es un dios inventado por esos Epulones, que ignoran a la persona “hambrienta” de cualquier necesidad.
     
    A las personas que solo han apilados placeres y lujos en sus feudos, y que no les ha costado ni siquiera, un pestañeo o duda en matar a quienes se ponían enfrente de sus entramados, ya fuesen políticos, de braguetas o de género.
     
    Creo que prefiero morir y saber que me quedo, en aquel trozo de Tierra que al llover me empapará, al helar me helará y cuando el sol tórrido de mi tierra extremeña esté bien alto me calentará la calavera.
     
    No quiero cielo..
     
    No quiero ojos en el cielo,
    y mirar aquellos que abusarón
    de la inocencia, no quiero cielo…
     
    No quiero cielo y estar con el aliento de
    Pederasta, y escuchar
    en mis oídos sus oraciones
    sentados en la parte
    de mi cielo
    ¡No quiero, no quiero!
     
    No quiero, sentir latir
    a los que empuñaron sus rifle
    y asesinaron por ser los dueños
    de colores infames,
    los gobernadores de credos
     
    ¡No quiero cielo!
    teñidos de azules, ni rojos, no quiero
    sus alientos en mi cuello
    ¡No quiero!
     
    No quiero un D*s, que se vende
    por el último rezo, ni le quiero
    ni le creo…
    ¡No quiero la misericordia del cielo
    que se vende tan rastrero…
     
    Quiero la Justicia en el Pueblo,
    y en este suelo,
    y si ese D*s no actúa aquí,
    para que Coño le quiero,
    allí donde todos ya somos
    tan buen* muert*s.
     
    No quiero cielo, sino que me dejen
    vivir disfrutando aquí la vida en mi cielo

    ¡Al cielo yo no quiero ir ni de paso,
    ni para el resto!

  • ana rodrigo

    Perdón, mi último comentario debe ir a otro post.

  • ana rodrigo

    Teresa, voy a darte mi, posiblemente torpe, explicación a tus preguntas. Quizá con una similitud pueda expresar lo que quiero decir. Normalmente a un delincuente con el que no nos una nada, ni vecindad, ni lazos familiares y de amistad, lo veamos como delincuente a secas. Pero yo siempre he admirado a esas madres que van a la cárcel a visitar al hijo delincuente con todo el amor y con todo el dolor del que son capaces.
     
    Quizá en Redes y a alguien que nos hemos manifestado en atrio con respecto a Houtart, es que, a pesar de condenar su acto sin matices, seguimos manteniendo el apoyo humano que necesite en este momento tan difícil. Creo que todo el mundo hemos condenado sin paliativos los hechos en cuestión, pero, para quienes le hemos conocido nos resulta muy difícil abandonarlo a su suerte, al igual que una madre o un familiar no abandona a su ser querido por muy delincuente que sea. No tiene porqué ser compartido este criterio, pero es lo que pienso.

  • ana rodrigo

    Alfonso, leyéndote a ti, también he comprendidolo qué es la necedad en su estado puro.

  • Alfonso

    Leyendo a pepe sala comprendo la diferencia entre el odio y el amor, entre el cristianismo y el ateísmo; que gran diferencia entre las mentiras de la memoria historica y la historia de María Séiquer Gayá:
    La murciana María Séiquer dedicó su vida a cuidar y alimentar a los asesinos de su marido

  • pepe sala

    ¿ Al cielo?… no sé, no sé si los  “rojos” estarían de acuerdo con tan dudoso lugar. Yo creo que prefirirían ver a su querida España con un Gobierno más acorde a la idea por la que se sacrificaron hasta la muerte ( asesinato IMPUNE)
     
    Buen ejemplo de sacerdote ( entra dentro de las escasas excepciones)
    Buen ejemplo de cómo se tiene que mantener el recuerdo con DIGNIDAD. ¿ Qué hubiera pasado si se exhuman los huesos de las víctimas sin tan siquiera hacerles  la prueba de ADN?  Pues que se les hubiera dado una caja de huesos a los familiares jugándolas al  ” as de oros”, algunos les hubieran dado un  entierro  “digno” ( con misa de requiem y todo, oiga) como se está haciendo en multitud de lugares, y hasta ahí hubiese llegado el recuerdo del las víctimas del TERRORISMO FRANQUISTA en la Rioja.
     
    Y para vergüenza del PSOE y nuestra, ni siquiera el caso que nos cuenta Honorio ( buen regalo de ” reyes”, Honorio, gracias) ha quedado resuelto 7o ( Ahora ya 73) años después.
     
    Utilizaré las palabras de un poeta de la tierra riojana:
    ——
    Tanta humillación, tanto tener que esconderse, tanto tiempo sin poder hablar de sus muertos ha generado una frustración y un dolor incalculables que sólo la luz y el reconocimiento públicos pueden sanar. Todos aquellos eran hombres honrados cuyo único delito fue pensar libremente y tener sus propias ideas, apostar por un cambio en el modelo de sociedad individualista por otra donde se soñaba en colectivo, con pintadas de hoces y martillos, como nos relataba aquel anciano en “La Barranca” despertando por unos instantes nuestra sonrisa. Aún tenía miedo y no quería que se supiese que había hablado con nosotros. Le dije: “no tiene que tener miedo, ya no pueden hacerle nada.”
    Vi a hombres recios llorando 70 años después….
     
    http://blogs.larioja.com/tiempos/2006/7/28/-la-barranca-70-anos-despues
    ——
     
    ¡¡ Ay!!… si los poetas andaluces, extremeños, Cántabros, Astures, Valencianos, Madrileños y de todas y cada una de las Comunidades, ciudades y pueblos españoles hablasen…
    Dice el poeta riojano: Le dije: “no tiene que tener miedo, ya no pueden hacerle nada.”
     
    ¿ Estas seguro de haberle indicado bien, buen poeta?…Yo no estaría tan seguro, y mi propia madre murió con el mismo miedo que nos cuentas del señor temeroso. Y yo mismo tengo perfecta conciencia de jugarme el tipo por contar algunas cosas que molestan a cierto sector muy poderoso. Y yo mismo he sufrido en mis propias carnes la presión de tales sectores que no quieren ni oir hablar del asunto. Y mi propia familia ha sido insultada y represaliada por estar cerca de mí y de mi lucha por la JUSTICIA, VERDAD Y REPARACION.
     
    Y es mentira que éso ya ha pasado y ahora ya se les reconocen los derechos a las víctimas del franquismo. Seguimos exactamente igual que cuando las viudas de La Barranca comenzaron su heróica actividad para dignificar la memoria de sus seres queridos.
     
    Y lo sé perfectamente, porque llevo denunciándolo y luchando por los derechos de nuestras víctimas desde el año 1990. ( 20 años y apenas hemos avanzado nada.)
     
    Pue éso… y mucho más que saldrá  ” si dios no lo remedia”.

     

  • JESÚS OLLORA OLARTE

    Como buen Riojano que soy, leo todo lo que puedo sobre historia, sobre todo hasta el siglo XIX, algo conozco sobre los Condes de Haro, sobre el Cid  en su lucha contra el conde García Ordóñez de como arrasó La Rioja, sobre el fuero de Logroño y su familia. Lo que se sobre la guerra y la posguerra son recuerdos deslabazados de Briones, en su mayor parte contados por mi madre, sobre los fusilados que hubo, sobre la positiva actuación del cura de Hervías que plantó cara a la falange para que no mataran a nadie (no se como se llamaba), …
    Hay historias terroríficas sobre los paseillos para fusilarlos por denuncias, envidias…
    Ahora  Honorio Cadarso nos habla de Cantín y como no le conocía le agradezco su información.
    Conociendo la historia, espero que nos demos cuenta de lo que hemos hecho mal y no tenemos que repetir.
    JESÚS

  • Sarrionandia

    Honorio, cuidate los humores estomacales, que el día que dejes de digerir vas a tener que ir a la Barranca como cuando fuiste por la fiesta de los 50 años. Halako baten egia ixuri daiteke.

  • ELOY

    Realmente hay personas generosas y valientes cuyo testimonio de vida siempre me causa profunda impresión. 
    Agradezco a Honorio Cadarso que haya sabido condensar de forma tan clara y comprensible la historia que nos narra. 
    Gracias.  

Deja un comentario